Reseña: “It’s OK, It’s love (괜찮아, 사랑이야)”

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

It's OK it's loveBueno, este drama dio mucho que hablar y comentar el año pasado, y ahora que por fin lo acabé, pues me toca a mí hablar, hala XDDD.

A ver, “It’s OK, It’s love (괜찮아, 사랑이야)” se emitió en la SBS entre el 23 de julio y el 11 de septiembre de 2014. En cuanto a audiencias, pues no fue un exitazo, pero tampoco fracasó. El índice de audiencia más bajo que tuvo fue de un 9,1 %, mientras que el más alto fue del 15,2 % en el episodio final.

Este drama fue otra colaboración entre Noh Hee Kyung (guión) y Kim Kyu Tae (dirección), tras “That winter the wind blows”. Y mirad por dónde, en ambos dramas el protagonista fue el mismo, Jo In Sung.

Jang Jae Yul (Jo In Sung) es un antiguo escritor de novelas románticas que se pasó al género policíaco, porque se aburrió de escribir sobre el amor. Además, también es el presentador de un programa de radio de gran éxito.

Ji Hae Soo (Gong Hyo Jin) es una residente de psiquiatría en el Hospital Universitario. La razón por la que eligió esa especialidad es porque no tiene la más mínima gana de tener que lidiar con operaciones y ver sangre.

Nuestra pareja protagonista resulta que también tiene sus traumas personales que les llevaron a padecer trastornos: Jae Yul duerme en el cuarto de baño debido a los malos tratos que sufrió en su infancia y pubertad.
Hae Soo es incapaz de intimar con los hombres, después de presenciar cuando era pequeña, cómo su madre, interpretada por Kim Mi Kyung, le ponía los cuernos a su padre con el jefe de éste. De ahí que todas sus relaciones acaben en desastre.

 ¿Y cómo es que estos dos llegan a conocerse? Pues porque un buen día, el compañero de casa de Hae Soo, Jo Dong Min (Sung Dong Il) que también es psiquiatra, no puede asistir al programa de televisión al que estaba invitado porque su mujer que vive en Estados Unidos, está en Corea para visitarle.
El primer encuentro entre nuestros protagonistas no acaba muy bien que digamos. Es más, ver cómo se enfrentan es como presenciar el estallido de un castillo de fuegos artificiales a medianoche.
Jae Yul, que es un mujeriego empedernido, intenta ligársela y como no puede, le pregunta al director del programa por ella. Pero resulta que éste es el novio de Hae Soo. Aunque no sabe que Jae Yul le ha visto liarse con una de las empleadas de la cadena, que además es amiga de Hae Soo.

Hae Soo y Dong Min comparten casa con Park Soo Kwang (Lee Kwang Soo), que trabaja en la cafetería que hay debajo de su casa. Soo Kwang padece Síndrome de Tourette y en situaciones de estrés sufre ataques que Dong Min tiene que ayudarle a controlar.

Ninguno de estos tres sabe que Jae Yul es el dueño de la casa en la que viven y también el dueño de la cafetería en la que trabaja Soo Kwang. Y lo que no se esperaban por nada del mundo, es que su casero acabase viviendo con ellos. Por no decir de que el nuevo inquilino de la casa tiene unas costumbres bastante rígidas que chocan de frente con las de los otros tres.
La relación entre Jae Yul y Hae Soo tampoco es que sea muy fácil que digamos, puesto que ella no está interesada en él en lo más mínimo. Así que entre estos dos empieza un tira y afloja en el que Jae Yul no para de tocarle la moral. Sí, el tío es un borde de tomo y lomo que no se calla una y siempre dice lo que piensa… Algo que saca a Hae Soo de quicio.

La vida de Jae Yul no es que sea fácil que digamos, puesto que su hermano, Jang Jae Bum (Yang Ik Joon) insiste en matarlo puesto que fue su testimonio el que le mandó a la cárcel cuando era un adolescente, acusado de asesinar a su padrastro maltratador.
Y sumadle la presencia de Han Kang Woo (Do Kyung Soo), un chaval aspirante a escritor que no para de darle la brasa a Jae Yul a la más mínima oportunidad.
Ah y casi me olvido, también tiene la tarea de proteger a su madre (Cha Hwa Yun) de la realidad de su hermano mayor y la relación que hay entre ambos.

Tras muchos enfrentamientos con Jae Yul, Hae Soo acepta irse de viaje con él a Okinawa, donde por fin logra que ella supere su trauma haciendo que su relación llegue mucho más allá de donde llegó con otros.
A partir de ese momento, su relación se afianza, aunque claro, no dejan de tener choques porque sus personalidades son muy fuertes y bastante diferentes. Todo parece ir bien, hasta que un buen día Yang Tae Yong (Tae Hang Ho) descubre que Jae Yul no está tan bien como parecía estar.
Este descubrimiento le dejará hecho polvo, al igual que pasará con los demás, sobre todo con Hae Soo, que en un principio se niega a reconocer la verdad. Sin embargo, entre Dong Min y Lee Young Jin (Jin Kyung) le harán ver la realidad por mucho que lo niegue.
Al mismo tiempo, este exmatrimonio ayudarán a Jae Yul, Hae Soo y a su familia con el problema que tienen que enfrentar.

Respecto al final, pues sólo puedo decir que me gustó mucho y no estuvieron dándole vueltas ni usando circunloquios para llamar al pan, pan y al vino, vino.
Un drama extremadamente recomendable, no sólo porque vemos cómo son las relaciones de pareja en la realidad; no se cortan a la hora de mostrarnos abrazos, besos, caricias, broncas, momentos dulces… Sino también porque vemos diferentes tipos de enfermedades mentales tratadas con toda la normalidad del mundo.
Se puede ver cómo los pacientes lo pasan mal, y con ellos sus familias, llegando al grado de incomprensión total. Sin embargo, las charlas con los psiquiatras intentan hacerles ver que son personas que sufren heridas interiores y que necesitan que se curen. Al igual que pasaría si sufriesen heridas que se pueden ver.
No se estigmatiza a los enfermos mentales convirtiéndoles en monstruos aberrantes que tienen que estar separados del resto de la humanidad y ocultos para evitarles la vergüenza a sus familias. Se les intenta dar voz y que la gente vea lo que hay en realidad. Romper ese tabú, que incluso en Occidente sigue existiendo con respecto a las personas con algún trastorno mental.
No hay dramatismo en ningún momento, sólo el enfrentamiento con la realidad y cómo se puede llevar una vida normal y corriente como el resto de las personas.

Me encantó la actuación de Jo In Sung, otra vez dándole una intensidad tremenda a su personaje. Gong Hyo Jin también me gustó mucho. Pero en esta ocasión tengo que decir que quien me sorprendió para bien fue Do Kyung Soo. Sí, no me callé a la hora de mostrar mi descontento cuando lo metieron en el drama, pero me toca tragarme mis palabras y no me duelen prendas en reconocerlo. Las escenas que tuvo con Jo In Sung me gustaron mucho, y hubo algunas que me pusieron el nudo en la garganta y me dieron pena.

El resto de secundarios, geniales. Todos ellos terminaron de hacer que este drama fuese digno de ver de principio a fin. Cada uno con sus penas, con sus alegrías, con sus traumas… Combinando las historias de unos y otros que dieron como un resultado un drama de los que hay que ver sí o sí.

No os he contado mucho sobre el drama porque si lo hago os lo destrozaría por completo y no quiero eso. Lo que deseo, es que si no lo habéis visto, os pongáis YA manos a la obra para que disfrutéis, sufráis y os frustéis, como me pasó a mí. No os arrepentiréis… O eso espero XDDD.

NOTA: 10

¡Uy, que casi se me olvida! Os dejo mi canción favorita del drama, “Best Luck”, interpretada por uno de los compañeros de grupo de D.O, Chen.
Tened cuidado porque hay spoilers del drama.

Créditos: CJENMMUSIC official, Dramawiki
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Idols, Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Reseña: “It’s OK, It’s love (괜찮아, 사랑이야)”

  1. seul_2015 dijo:

    Me alegro de coincidir del todo con el comentario de este drama. Y me alegro de que te haya gustado. Es uno de mis preferidos. Creo que es la historia más bonita sobre trastornos mentales contada en los kdramas, si lo comparamos con Kill me, Heal me, también muy buena y Jeckyll, Hide and me (que tengo que volver a ver para terminar de valorarla).
    Los actores impresionantes y la historia está contada sin culpas, sin dramatismos excesivos, pero con una humanidad conmovedora. Un drama estupendo. Enhorabuena por tu comentario

  2. rosaday dijo:

    Sin duda uno de los mejores que vi , la prota es una de mis preferida .

  3. fankdoramas dijo:

    Estoy de acuerdo me resulto atractivo, pero la protagonista personalmente, no me convence, Jo In Sung me encantó y no entiendo porque no lo llaman para más doramas, también me agradó la actuación de DO, con respecto a las enfermedades mentales todo lo que vemos en las series es parcial no es real, lo toman los directores para hacer una buena obra y la sintomatología que utilizan es la que le conviene al libreto, en este caso es bastante real porque tiene un brote psicótico y nada más, pero por ejemplo Kill Me Heal Me ( Ojo es el dorama que mas me gustó) no existe , así en la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s