Reseña: Rurouni Kenshin (るろうに剣心)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

Rurouni Kenshin

Empezamos la historia durante la batalla de Toba-Fushimi (27 – 31 de enero de 1868) durante la Guerra Boshin (27 de enero de 1868 – 27 de junio de 1869), que supuso el final del Shogunato Tokugawa y la recuperación del poder por parte del emperador Meiji.

Himura Kenshin (Takeru Sato), también conocido como Hitokiri Battosai, uno de los mejores espadachines del país, fue contratado por el bando del emperador para que les ayudase a deshacerse de los enemigos de éste.
Será durante la batalla de Toba Fushimi donde conocerá a Saito Hajime (Yosuke Eguchi), que lucha en el bando del shogun y que pertenece al Shinsengumi, la policía del periodo final del Shogunato Tokugawa, conocido también como Bakumatsu. Este hombre retará a Kenshin a un duelo a muerte, pero éste está tan harto de matar y de luchar, que no le dice nada, sólo clava su katana en el suelo nevado y se larga caminando arrastrando los pies.

Saltamos diez años en el tiempo, Japón está en paz con el gobierno del emperador Meiji, mientras sigue su proceso de modernización. Sin embargo, hay un hombre, Kanryu Takeda (Teruyuki Kagawa), que es una rata miserable que en el periodo anterior no habría pasado de esa categoría, pero que sin embargo ahora se lucra con el comercio del opio. Pero para lograr tener un opio cada vez más adictivo, tiene secuestrada a Takani Megumi (Yu Aoi), una doctora perteneciente a un gran linaje de médicos pero que fueron asesinados durante la guerra.
A esto se suma, que este miserable tiene como guardaespaldas a antiguos samurais a los que trata como si fuesen sus perros… Bueno, peor que a éstos, la verdad. Algo de lo que se jacta a más no poder.

¿Y qué ha sido de nuestro Kenshin? Pues anda en plan vagabundo por todo el país y acaba en Tokio, donde se topa con Kamiya Kaoru (Emi Takei), hija y heredera del dojo de kendo de su padre. Ésta lo confunde con Hitokiri Battosai, que sí, que él es ese hombre. Sin embargo, este otro Hitokiri se aprovecha del nombre y de la katana que dejó Kenshin en el campo de batalla, para hacerse pasar por él y matar sin parar. En realidad, este psicópata es Udo Jine (Koji Kikkawa) que participó en la Guerra Boshin y que tiene unos poderes especiales y unos ojos muy raros.
Kenshin acaba en el dojo de Kaoru después de salvarla de morir asesinada por Jine que va dejando detrás de sí un rastro de cadáveres que mete miedo. En el dojo conocerá a Myojin Yahiko (Tanaka Taketo), un niño huérfano que se pasa casi todo el tiempo en el dojo y que está empeñado en convertirse en el mejor practicante de kendo y que deja a Kenshin con un palmo de narices cuando le suelta que él es el senpai.
Ah, mientras sucede aparece en escena Megumi, que se había escapado de la rata CHP con delirios de grandeza, y a la que Yahiko llevó al dojo. Así que ahí los tenemos, a los cuatro viviendo juntos como si fuesen una familia.

Mientras tanto, Hajime Saito, que cambió de bando y es policía, anda a la caza y captura del psicópata y sabe de sobra que no es Kenshin el asesino porque conoce muy bien su estilo y cómo se porta.
Este hombre mantiene con Kenshin que podría describirse como frenesmitad. Ansía tener un verdadero duelo con él pero Kenshin se lo niega, ya que además ahora, usa una sabakato, una espada de filo invertido, ya que juró que jamás volvería a matar a nadie.
El jefe de la policía le pide una vez más que les ayude, pero Kenshin dice que no y al final tiene que dejarlo marchar. Sin embargo, Saito le pregunta que cómo va a proteger a la gente que quiere con esa katana.

Cuando todo parece estar otra vez en paz en la vida de Kenshin, aparece la rata CHP para contratarlo y monta una escena que da asco y que con gusto le arrancarías la cabeza de sobre los hombros a él y a las ratas que le acompañan.
Kenshin se niega, pero aparece en escena Sanosuke Sagara (Aoki Munetaka), un luchador que porta una espada para matar caballos, y que al igual que algunos, echa de menos el otro periodo. Reta a Kenshin a un duelo, pero éste no desenvaina y acaba haciendo que Sanosuke se rinda y acabe poniéndose de su lado.

El caso es que la rata CHP ansía hacerse con el dojo de Kaoru, porque es una de las dos propiedades que le quedan para poder montar su propio puerto y según él, estar un paso más cerca de convertirse en emperador. Así que como mandando a una panda de matones no lo logra, decide envenenar el agua con matarratas y hacer que toda la gente de la zona enferme.
Sin embargo, Megumi, gracias a algo que deja caer Gein (Ayano Gou) que trabaja para la rata, se da cuenta y empieza su trabajo para hacer que todos se recuperen. Aunque la pobre se siente tan mal, que decide regresar con su captor para… Asesinarle, pero no lo logra.

Kenshin y Sasonuke van a rescatarla, pero antes tienen que deshacerse de todos los samuráis vagabundos que están en la finca del CHP. Cuando por fin entran en la casa, no les queda más remedio que seguir luchando contra Inui Banjin (Sudo Genki) y Gein, antes de llegar ante la rata CHP y los otros cobardes, que les esperan con una sorpresita nada agradable. Por suerte para ellos, Yahiko había ido a la comisaría y Saito llega en su ayuda.
Consiguen rescatar a Megumi, pero Kenshin tiene más trabajo todavía, puesto que Jine había secuestrado a Kaoru y allá que tiene que ir él a toda leche a rescatarla. La pelea se las trae y Kenshin a punto está de volver a matar, pero Kaoru logra impedírselo y Jine acaba cometiendo seppuku.

“Rurouni Kenshin” está basado en el manga homónimo de Nobuhiko Watsuki, del que también hay anime, OVA’s y películas de animación.
La adaptación del manga corrió a cargo de Kiyomi Fujii y Keishi Otomo, siendo este último, también el director.

Desde el punto de vista de alguien que sólo vio cuatro episodios del anime y una de las películas de animación, tengo que decir que me gustó mucho esta película y que creo que Takeru bordó el papel y que a mí me conquistó.
Se ve ese cambio de Kenshin desde la guerra hasta el presente y cómo odia verse metido en duelos y peleas. Sin embargo, cuando se trata de proteger a sus seres queridos, allá que se lanza a pelear sin pensárselo.
La historia entre Kaoru y Kenshin, como ahí está empezando, pues no se puede decir mucho, salvo que es muy educada y contenida, con sus puntos divertidos.

Me gustó esa relación tan rara que se establece entre Saito y Kenshin, de enemigos a amigos, pero no del todo. Con ese duelo todavía ahí pendiente entre ambos y con dos visiones completamente distintas del mundo. Kenshin, que ansía vivir en paz en el nuevo mundo y Saito, que echa de menos los viejos tiempos de los samurais.

Las peleas y los duelos con katana son geniales y algo que no hay que perderse. Además, otro punto a favor es la banda sonora, obra de Naoki Sato.

NOTA: 7,5 

Y para cerrar, la canción de ONE OK ROCK, “The Beginning” que suena durante los créditos y que me gustó mucho.

Créditos: Wikipedia, AsianWiki
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Cine, Opinión, peliculas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reseña: Rurouni Kenshin (るろうに剣心)

  1. Como otaku de la vieja escuela, he de decir que ¡¡¡LEJOS!!! este Live Action es la adaptación más increíble y fiel a su original de todo lo que he visto en mi perra vida. Creo que antes de poder verlas, moría por descubrir cómo la producción se las arreglaría con Shishio Makoto y quedé perpleja ante la perfección y el respeto por los personajes de la serie (manga y animé). Quizás, mis únicos peros son, que deberían haber tocado el tema de los Ovas de La Reminiscencia. El entrenamiento del hitokiri batthousai, la explicación de la cicatriz y por supuesto nuestra amada Tomoe…. Su primer amor. Quizás también definir mejor al Juppongatana. Pero en general, EXCELENTE! Sato y la Emi geniales!!!!

  2. tsunai dijo:

    Soy fanática de kenshin. Me encanta el anime, el manga y los OVA (sobre todo los del pasado). A Takeru lo conocía de antes, pero en kenshin y el dorama Tenno no Ryoriban, me ha conquistado.
    Las películas están genial adaptadas. Le tenía un poco de miedo al arco de Kyoto (Shishio) pero lo han bordado. Películas totalmente recomendadas.

  3. mayumire dijo:

    Me he saltado la parte de la trama y me he ido a tu opi ^^.

    Me alegra que te gustara tantisimo esta primera pelicula y espero que las siguientes sean de diez ❤

  4. Lunita dijo:

    La saga entera para mí tiene un 10 y porque no puedo poner más nota. La ambientación, la melancolia de los personajes, la banda sonora, el carisma de los actores tan exagerado y necesario (Saito Hajime en especial), las frases que son más que significativas, las miradas, las batallas, la magia y la explosión de sentimientos que crean con esta película es algo fantástico para los fans, como yo, del gran Rurouni Kenshin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s