Conociendo a los coreanos en general III: La AJUMMA

Bueno, bueno, bueno… acabo de encontrar un artículo interesantísimo sobre una palabra que estamos muy acostumbradas a oír en pelis y dramas coreanos: AJUMMA.

ajummas

Y es que, sabemos la traducción, pero ¿qué hay del significado a efectos prácticos y sociales?

INTERESANTÓN el término.

Interesantón lo que significa, pero mucho más las implicaciones sociales que se derivan de pertenecer a este segmento de la población. He encontrado un artículo muy explicativo que paso a traducir íntegro a continuación. Os va a encantar.

Se dice que hay tres géneros en Corea: el masculino, el femenino y la ajumma.

Ajumma en coreano se refiere a la mujer casada o a la señora de mediana edad, pero tiene un significado más profundo que ese. Estas mujeres, son objeto de burla con frecuencia, o consideradas una amenaza por su tendencia a ser agresivas o egocéntricas en su comportamiento público. 

Por ejemplo, es difícil para muchas mujeres jóvenes llevar un saco de arroz sobre sus cabezas, pero incluso la ajumma más débil puede hacerlo mientras aparta a la gente de su camino. 

Sentíos libres de llamar a un hombre maduro ajusshi, pero si una mujer es llamada ajumma por un desconocido, probablemente no se ponga contenta, pensando que su apariencia física, comportamiento o estilismo están siendo criticados. 

Aquí os presentamos las características de una de las figuras sociales con más influencia de Corea: LA AJUMMA. 

MODA.

El pelo es una buena señal. Muchas ajummas llevan la misma sólida permanente e intentan mantener los rizos tanto tiempo como les es posible. La razón detrás de este estilo unificado, se basa en razones prácticas. Cuanto más rizado está el pelo, más dura. Tienen cosas más importantes que hacer. 

Otra característica es su atuendo similar. Para ocasiones medio formales, el atuendo de la ajumma es una simple chaqueta negra con brillantes piedras preciosas y una camiseta brillante y de colores vivos debajo. Pero hay otra prenda que es ubicua: la deportiva. 

Cuando va a dar un paseo o sale al parque del vecindario, la ajumma se pone su ropa de montaña favorita. Deben tener por lo menos un abrigo rojo o rosa fuerte a juego con los pantalones. 

Cuando se lo toman en serio y en realidad van de excursión o a hacer jogging, se visten para ello de la cabeza a los pies. Para proteger los ojos sensibles de los rayos ultravioletas, llevan viseras tipo Darth Vader. 

El polvo es como la muerte para una ajumma, así que una máscara que cubra la cara excepto los ojos es obligada. 

Es casi imposible decir quién es quién, pero la ajumma en el interior de su atuendo puede reconocer perfectamente a otras, independientemente del número de capas que lleven puestas. 

A una ajumma le gusta cubrir su cara con sombreros y bufandas para proteger su piel del sol. 

ajummas

ESTILO DE VIDA.

Como se ha mencionado arriba, salir de paseo es lo que está más de moda entre ellas. Casi todos los fines de semana, las montañas se tiñen de abrigos fluorescentes de excursionistas de edad media. Ellas van plenamente equipadas con trajes de excursionista profesional, desde bastones de senderismo a funcionales botas. 

Pasear por la montaña no es sólo una forma de hacer ejercicio. Para las madres cansadas, las nueras y las esposas, es una manera de conectar unas con otras. Por eso es que se apilan en el metro las mañanas de los fines de semana, para su corto viaje, mientras sus familias todavía permanecen en sus camas. 

Si hacen un viaje más largo con sus amigas para disfrutar el follaje otoñal o las flores en el Monte Seorak, cocinarán gomguk o caldo de carne para que sus familias sobrevivan de ello, puesto que con el caldo se puede hacer una buena comida con un simple tazón de arroz como acompañamiento. Es por ello que los maridos comienzan a preocuparse de que les dejen solos cuando sus mujeres comienzan a cocinar una gran olla de gomguk. 

Aunque no son tan populares como las montañas, los parques públicos son buenos lugares para una salida. La ajumma preocupada por su salud, hace movimientos únicos para mantener un cuerpo tonificado en los senderos que hay en los parques a lo largo del río Han. 

El simple jogging no es suficiente, así que, también suelen caminar a buen ritmo, balanceando brazos y espaldas por lo menos en un ángulo de 90 grados. Algunas más experimentadas caminan atrás, mientras que otras caminan haciendo palmas adelante y atrás. Otro ejercicio muy popular es golpear la espalda contra los árboles. Creen que el impacto les ayuda a mejorar su circulación sanguínea. 

Cuando el tiempo es especialmente malo, las ajummas van al jjimjilbang o saunas coreanas, para tratase la piel. Queman la grasa sudando ante un horno caliente mientras ven los dramas en la tele, o charlan con otras compañeras tumbadas en el suelo con calefacción con las mascarillas puestas. Parece que el deseo de toda mujer en general es parecer lo más guapa y joven posible, al margen de la edad o del estado civil. 

COMPORTAMIENTO.

Los más distintivos rasgos de la ajumma pueden ser resumidos en dos palabras: rapidez y poder. Recientemente, un anuncio televisivo sobre la velocidad de Internet, mostraba cómo una ajumma se mueve rápidamente en el metro. 

Primero, buscan un sitio vacío por la ventana mientras están todavía esperando en la plataforma a que se detenga el tren. Tan pronto como la puerta se abre, se convierten en atletas multi-deporte. Despejan el camino para conseguir el asiento, rompiendo como Usain Bolt, placando como Scott Stevens y esquivando placajes como Michael Vick. 

Si un sitio está fuera de su alcanze, lanzarán su bolso como una bola rápida de Justin Verlander hasta el sitio exacto para asegurarlo. Esto puede explicar probablemente por qué Corea tiene tanto éxito en los Juegos Olímpicos. 

Aunque en el asiento sólo haya espacio para ubicar medio trasero, cualquier ajumma puede apretarse en él y ampliarlo lo suficiente como para sentarse. 

Entre sus muchas habilidades está la de hacer ruido, ya sea masticando y explotando su chicle o gritando por el telégono con una voz aguda. De esta manera, el conductor del atobús nunca se dormirá en un trayecto largo. 

Sus habilidades atléticas sin rival, también son útiles en las tiendas de descuento. En el último día de una oferta limitada, la velocidad y la fuerza son clave. Después de comprar, no parece ser un problema para ellas caminar por toda la ciudad con una tonelada de bolsas de la compra en las manos, y un pesado paquete sobre sus cabezas. 

Mirando sus lados más suaves, la ajumma es un verdadero lubricante social. Muy lejos de ser tímidas, son gregarias y capaces de hacer amistad con todo el mundo. Si estás solo y perdido en una montaña, en una boda donde nadie te habla, o teniendo una pelea por teléfono, busca a una ajumma. Pueden sacarse de la manga una solución y resolver problemas con sus grandes habilidades negociadoras y su sociabilidad. 

Hubo una vez en que fueron tímidas, chicas que se sonrojaban, pero el matrimonio y la edad les dio influencia social y algo de poder. Tienen que ser tan fuertes y a veces intimidantes como son para poder desempeñar sus diferentes roles. La ajumma es juez, jurado, árbitro, mediadora, conciliadora, contable, abogada y general. A menudo se dice que ser madre es el trabajo más duro del mundo, pero intenta ser una ajumma por un día. 

¡Nos quitamos el sombrero por ellas!

By Michelle Kang [michykang@gmail.com]

Fuente: koreajoongangdaily.joinsmsn.com
Entradas relacionadas: 
Conociendo a los… coreanos, así, en general.
Conociendo a los coreanos en general II: la importancia de la opinión de los internautas.
Esta entrada fue publicada en Cultura, General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

27 respuestas a Conociendo a los coreanos en general III: La AJUMMA

  1. Chihiro dijo:

    Vale, lo admito, ha sido leer el título de la entrada y lanzarme a leerla, no tanto por sentirme identificada como porque… bueeeeeno, una se obliga a sentirse identificada cuando le da por mirar la fecha de nacimiento de los coreanitos que le parecen monos, cof, cof…
    Pero ha sido una revelación, porque a tenor de lo que dice el artículo, me libro de ser una ajumma en toda regla ni de refilón. Vamos, que no, que no hay forma, jajajajajaja
    Y el caso es que, en algunos aspectos, no me parece que ser ajumma sea peyorativo ni nada semejante, ir en chandal, caminar y hacer deporte, reunirse con las amigas y cuidarse, ser un as en las rebajas… me parece que son mujeres de lo más competente y prácticas que no quieren quedarse encerradas en casa, caray^^
    En realidad, me recuerda a lo que aquí son muchas señoras de unos 50-60 años…. total, que una revelación, es cuestión de tiempo parecerse… XDDDDDDDDDD

    • Nuna dijo:

      Totalmente de acuerdo. Son todoterreno. Y encima se esmeran en permanecer guaposas, cuidar su salud y en salir con las amigas. Lo que me asombra es que tengan energía después de estar toda la semana cuidando de sus familias, de sus hijos, trabajando y haciendo las actividades normales. ¡¡¡Son un puntazo!!!!

      Comprobado que en Corea nadie descansa. Ni siquiera las ajummas.

      A quitarse el sombrero.

  2. nanita dijo:

    jejejejejej me ha parecido un artículo sumamente interesante y divertido, ya aprendí sobre lo que es ser una ajumma. Asi que , cuando vaya a Corea, ya no meteré la pata nombrando a alguien así jejeje, aunque por lo visto son una gran influencia para su sociedad.
    Gracias Nuna por este tipo de artículos, siempre aprendemos un poquito más contigo!
    Ahhh, que pases tu y todititas las lobitas una Feliz Navidad!

  3. ARI8 dijo:

    Lo siento, no he podido evitar partirme la caja leyendo la entrada porque desde luego, en algunos aspectos, las ahjummas dan miedo en serio, son como huracanes madre mía de mi vida.
    Eso sí, menuda resistencia que tienen y vaya cómo pueden con todo lo que se les pone por delante, además de intentar permanecer como cuando eran crías. En serio, me quito el sombrero ante ellas, son la caña pero eso sí, mejor no cabrear a ninguna de ellas XD.

  4. sami¡¡¡ dijo:

    wow wow gracias por esta entrada esta muy buena, me alegra cada dia conocer o enterarme de cosas de mi amada corea¡¡¡

  5. Keiko dijo:

    Jajajajaaja, qué buenooooo… XDDD Creo que en todas partes hay equivalentes de ahjummas: aquí las tenemos, pero las llamamos maris. Y ser una mari también tiene su dificultad, no vale cualquiera XDDDD. ¿No os ha pasado que al entrar en el vagón del metro, una mari te ha pegado un empujón que te ha mandado a hacer puñetas, para poder sentarse en el único sitio libre que quedaba? A mí sí. Y se me han colado en la fila de la caja en el super, en la del autobús, en el médico, en las tiendas… Y no se te ocurra quejarte, que eres una maleducada y no tienes ningún respeto O_o . Qué miedo dan. Los chandalitos fosforitos también se estilan por aquí… XD
    Yo ya soy una ahjumma por edad, pero no me veo haciendo algo de ésto… Claro que vete tú a saber… 😛 XDDDDD

  6. Qué mujeres más admirables! activas, atentas, vivaces, ruidosas, confiables y preocupadas, gregarias… ya quisieran en nuestras culturas que las damas de esa edad fuesen así… bien por ellas. me reí mucho con lo del asiento para el medio trasero ajajajajajajaja uno las ve siempre en los dramas y creo que puedo afirmar que en vez de provocar rechazo, generan empatía… qué buen artículo!

  7. fullvcia dijo:

    Por no mencionar a nuestras Marujas de toda la vida….¡¡¡me he partido de risa!!!

  8. Eme dijo:

    En realidad te das cuenta de que hay de todo en todas partes, a mí me recuerdan a lo que por ahí arriba han llamado «mari» y yo llamo «señoras» en general y hay millones de coñas por internet sobre ellas («señoras que…» seguido de un sinfín de variantes), solo que las nuestras toman el sol en lugar de taparse hasta la cabeza.

    • fullvcia dijo:

      jajja..Eme..es que por aquí, el levante español, las maris serían más del estilo de las ( que no se me enfade nadie, ¿vale?), serían más del estilo de las Girl’s Generation y ls ajhumas serían las marujas..Nuna, ¿estamos de acuerdo?

      • Keiko dijo:

        ¿Pero una mari vuestra es como una choni o algo más fisno? Es que en Madrid, las que son estilo SNSD tienen otro nombre, que no voy a reproducir para no herir sensibilidades… 😛

      • Eme dijo:

        XD Ah, yo pensaba que «mari» era la típica madre ya en sus años, como las ajhummas; por lo que me cuesta asociar el término a las soshis ¿te refieres a que son como chonis o algo así? no es que piense que lo son (de hecho no me pega nada con ellas) pero no entiendo qué se entiende por mari si se compara con las Girls Generation.

  9. Danni dijo:

    Morí con la entrada! XD
    Son a todo terreno las señoras, golpearse contra un árbol ._.
    yo no haría eso >.<

    Me encanto tu entrada *-*
    tampoco sabía que no se le llamaba a cualquier señora ajumma
    gracias por el aviso

    saludos 😀

  10. sayuri dijo:

    Y yo q pensaba q esas eran solo invencion de los doramas o animes xd, es q muero si veo alguien asi! Jajajaj igual todo el power de la ajumma para hacer de todo.

    En otro articulo lei q decirle ajumma a una mujer joven era un insulto, era decirle q no era «casable» y despues de esto, hay q tener cuidado a quien se le dice ajumma…

  11. akakohappy dijo:

    Aluflipada que estoy porque MENCANTA esta entrada y porque es verdad verdadera!!! (yoigo)
    Lamentablemente o por fortuna, este articulo llega tarde para mi. Yo estuve en Corea el año pasado y llamabamos ajumma a todas las mujeres y nunca nos pusieron mala cara. Es mas, una mujer se sintio orgullosa!!
    Y lo de la visera es incluso peor!!! Es una enfermedad, una epidemia, una plaga…. porque habia tantas por la calle que daban ganas de comprarlo!!! Y lo peor era cuando las veias con la mascarilla y la visera, eso si que era Darth Vader!!!!

  12. kp14 dijo:

    Yo cuando leo «ajumma» inmediatamente pienso en esto:

    Más saladas XDD.

  13. perezosa69 dijo:

    Lo que me impactó fue eso de golpearse contra los árboles, me llegó a doler jajaja.
    Mmmm no sé si entro en la clasificación de las ahjummas… por como las describen, me recuerdan mas a mi mamá…

  14. Seveth dijo:

    Ayer me di cuenta de que el mundo coreano y éste blog me afectan e influyen más de lo que esperaba xD
    Estaba en el gimnasio, vi a una chica y pensé: Tiene cara de ajumma. Me acordé de ésta entrada y sufrí para no reírme mientras seguía corriendo en la cinta (Sobretodo porque podrían haberme tomado por una lunática o peor, haberme tropezado y comido la cinta xD).

  15. Lupemoon dijo:

    Poniéndome al día, con uno que otra entrada que por x o y, no la revisé a tiempo… Jajaja, esta me encantó ♥ XD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.