“비밀” Bimil – secreto. Capítulo 2

por Nuna y @Jeannelok

El equipo de élite del GOSE se reunió en la sala de juntas. Antes de comenzar a hablar, Seungho insistió en que el personal de apoyo estuviera presente. Insanity llegó el primero. Armaggedon y CyberDanger no tardaron más que unos segundos en aparecer también. Mastermind no estaba presente, pero les escuchaba desde su despacho a través del intercomunicador.

Cuando todos estuvieron acomodados, comenzó la reunión. Los agentes relataron cómo había sido el segundo asalto.

– Y ahora, resumen de lo que tenemos… – dijo Seungho.

– Los dos asaltos están relacionados – sentenció Joon.

– ¿Qué te hace pensar eso? – preguntó la voz de Mastermind a través del altavoz.

– Sencillo, jefe… una zona en común, una mujer como víctima, un ataque físico y aparentemente sin armas… por no hablar de lo de las huellas.

– Explícame eso, hijo – la voz del Jefe mostraba evidente interés.

– Encontramos huellas en el primer asalto. Huellas que partían desde la escena del crímen, y que seguimos durante un rato… y de repente desaparecieron, como si el tipo pudiera volar. En el segundo asalto fue todavía más fácil seguirle el rastro. El suelo estaba todavía húmedo y esas malditas suelas sin marcas las podría haber seguido hasta un boy scoutt. Pero también desaparecieron de repente. Busqué y busqué… y si teniendo un rastro tan claro, no pude seguirlo, eso sólo puede significar que no había más, Jefe. Ese tipo vuela…

– ¿Helicóptero con silenciador? – bromeó Mir. Al ver como todos sus compañeros lo miraban, la sonrisa murió en su boca -. Está bien – reconoció -, no me ha parecido gracioso ni a mí. Lo siento, estoy nervioso y confundido…

– Entonces cállate la boca, idiota – espetó G.O.

– El atacante… estaba enmascarado, por lo que no podemos asegurar que se trate de la misma persona – apuntó Seungho.

– Pero el modo de actuar tiene muchos puntos en común – apostilló Mir.

– Estoy de acuerdo en eso – dijo Joon.

– ¿Seguimos sin encontrar rastro alguno de la primera víctima? – preguntó Mastermind.

Insanity de repente pareció interesado en la conversación.

– Jefe… eso es lo más desconcertante de todo – explicó Joon -. Había marcas de lucha, incluso el césped estaba allanado allá donde yació el cuerpo, supongo que después de golpear contra el árbol. Sólo alguien con una fuerza descomunal podría haber lanzado un cuerpo de forma que el árbol quedara marcado, supongo que tiene las fotos que hicimos.

– Las tengo.

– Pues lo más asombroso de todo, es que el cadáver se volatilizó. Desapareció. No hay señales de que haya sido arrastrado. El tío tampoco se lo llevó a cuestas. La profundidad de las huellas no varió. No había peso adicional cuando se fue de la escena del crímen… es un completo galimatías.

Todos se miraron en silencio.

– Debe haber alguna explicación científica… debe haberla – murmuró Insanity para sí mismo.

– ¿Qué hay sobre el sospechoso? ¿Algún detalle que pueda ayudarnos?

– El tipo es algo fuera de lo común – intervino G.O. -. No había visto a nadie moverse tan rápido como a ese c*brón. No es un pringado cualquiera, este tío está entrenado. Su rapidez rayaba la imposibilidad.

– ¿Reconociste alguna especialidad de lucha? – preguntó Armaggedon.

– Ninguna técnica en concreto. Tampoco tuvimos tiempo de observar demasiado. Persiguió a la víctima, la alcanzó con facilidad, el muy malnacido iba riéndose de ella por su lentitud… y cuando nos detectó se movió como un rayo y la knockeó con un puñetazo. Le tenía justo a tiro, y de repente, estaba junto a la mujer.

Seungho escuchaba en silencio. Su intuición le decía que estaba ante algo grande, pero había muchísimas piezas por encontrar y encajar.

– Cyber – dijo -, cuando termine la reunión, busca similitudes entre todos los grupos terroristas que estén activos.

– Entendido, líder.

– ¿Dónde está la chica? – preguntó el Jefe.

– Ahora está en la comisaría central, poniendo la denuncia – respondió Mir -. La llevé al hospital y le hicieron radiografías de la mandíbula, el golpe era tan fuerte y la contusión tan grande, que pensamos que podría tener una fisura. Afortunadamente, ella está bien.

– ¿Su nombre?

– Eun Sun Nyu.

– Discúlpenme un segundo.

Oyeron cómo el Jefe tecleaba un número de teléfono.

– Quiero una comprobación… sí… hoy mismo, otro ataque… Eun Sun Nyu… no aparentemente, pero es muy posible… de acuerdo -. Tras el clic que puso fin a su llamada, Mastermind volvió a hablarles: – Protéjanla también. La quiero en el piso franco con la otra mujer.

– Pero jefe… no podemos buscarle casa a todas las víctimas de asaltos – protestó G.O.

– Obedezcan – lo silenció el Jefe -. ¿Algo más?

– Teniendo en cuenta que no tenemos ni siquiera un cuerpo, poco más se puede hacer – dijo Insanity con evidente decepción.

– No hay cuerpo, pero tenemos una muestra de algo que parece sangre – informó Joon -. ¿Thunder?

El chico tímido del grupo abrió su chaleco y sacó un tubo pequeño. Insanity casi se lo quitó de las manos y salió corriendo de la sala.

– ¡Estaré en mi laboratorio!

– Bueno, es un principio – suspiró Mastermind al otro lado del aparato.

– También está este juguetito que encontré en la escena del segundo asalto – dijo Joon, con los ojos brillantes, mientras depositaba un pequeño objeto negro sobre la mesa, envuelto en una bolsa de pruebas.

Era una especie de transmisor muy pequeño, rectangular y muy sencillo. Tenía una pantalla que estaba rota y un solo botón.

– ¿Qué diablos es eso? – preguntó Armaggedon interesado, mientras lo recogía.

– Esperaba que tú pudieras decirnoslo – dijo Seungho.

– Caballeros… – la voz de Mastermind rompió el segundo silencio incómodo de la jornada.

– Ah, sí, disculpe Jefe – murmuró Armaggedon mientras levantaba el objeto y se lo mostraba a la cámara de seguridad.

No se escuchó reacción alguna al otro lado del intercomunicador. El Jefe también estaba perdido.

– Yo no fui capaz de relacionarlo con nada que conozca. No hay códigos de fabricación, ese trasto está hecho a mano, pero ni siquiera sé para qué sirve – dijo G.O., evidentemente frustrado.

– Es una especie de radar o de dispositivo de seguimiento, creo – murmuró Armaggedon. – Tendremos que investigarlo más a fondo, es imposible que no tenga ningún indicativo del fabricante.

– Compruébalo por tí mismo… pero jamás he visto un radar tan pequeño. O lo han construido los pitufos, o ese cacharro es algo inusitado.

– Eso de los pitufos debí decirlo yo… – suspiró Mir.

Después de la conversación, Seungho se planteó qué posibilidades de movimiento tenían. Hasta que Insanity no diera resultados sobre la sangre seca hallada, o Armaggedon sobre el dispositivo que obviamente, se le había caído al asaltante, no tenían muchas salidas por donde avanzar. Se mordió el labio inferior, decidiendo que era hora de probar nuevamente suerte con Soo Min. Anotó mentalmente que también debía hablar con Sun Nyu cuando tuviera oportunidad, porque de momento ambas eran las únicas personas que podían ayudarlos.

Seungho decidió que solo Joon lo acompañara. Creyó que lo mejor era ir cuantos menos, mejor, para no intimidarla.

Llegó al hospital. Aquella misma tarde le darían el alta para que fuera al piso franco que habían puesto a las tres muchachas. La habían tenido tanto tiempo en el hospital porque al parecer no tenía las fuerzas necesarias y comía menos de lo que debiera. No obstante, cuando llegaron, Seungho creyó verle un mejor color de cara.

En la habitación, de pie en un lado, se encontraron con la agente Seung Min. Al verlos entrar les dedicó un saludo disciplinario y ellos se lo devolvieron. El líder se percató de la mirada inquisitiva que Joon le lanzaba a la chica, como si quisiera adivinar lo que pasaba por su mente.

Ese sería un buen punto, dado que Seung Min no revelaba sus sentimientos ni pensamientos.

-¿Cómo te encuentras, Soo Min?

-Bien, mejor al menos. Gracias.

-Supongo que te imaginas por qué estamos aquí. Debemos interrogarte sobre lo que sucedió la otra noche.-nada más escuchar aquellas palabras Soo Min tuvo un escalofrío y se encogió sobre sí misma. Asintió lentamente con la cabeza.

-Disculpe que me entrometa, pero no creo que sea lo adecuado. Ahora mismo todavía se está recuperando e intentar hablar sobre ello sería un nuevo shock para ella.

-Dado que Soo Min decidió participar en la investigación, la mejor manera que tiene de ayudarnos de momento es esta, agente Seung Min.-Seungho sabía que, aunque le costara, la testigo estaba dispuesta a intentar recordar lo que fuera por el bien de atrapar al culpable que había asesinado, o secuestrado, a su madrastra.

-Pero…-antes de que la agente intentara rebatir las palabras de Seungho nuevamente, el chico hizo un movimiento de cabeza que Joon se tomó como una orden. Al instante estuvo cogiendo las muñecas de la chica y arrastrándola fuera de la habitación. Por más que se resistió, él no la soltó. Intentando no hacerle daño, intento fructífero a causa de las embestidas de ella, logró conducirla hasta una sala a parte.

-Siéntese aquí, agente-prácticamente ordenó, acercándole una silla. Ella se resistió, pero Joon la empujó por los hombros hasta sentarla-. No me obligues a atarte, Seung Min.

-No te he dado el derecho de hablarme sin honoríficos.

-Hasta que no me demuestres que eres una persona y no un animal, no me veré obligado a emplearlos.

Joon sabía que la había atacado en un punto que le dolía, y vio confirmada su sospecha cuando Seung Min se relajó y con una mueca de disgusto, aceptó un café que el chico sacó de una de las máquinas que se encontraban en la sala.

-Os estáis equivocando. Así solo lograréis dañar a la testigo.

-Si tanto te preocupa esa chica, deberías estar más atenta a lo que le conviene y ella pide, que a lo que tú crees que es mejor para ella. Y descuida, nuestro líder sabrá cómo tratarla para no herirla, confía en mí.-al terminar de decir esto, un sonido le sorprendió, haciéndole volverse hacia ella. Por primera vez, la escuchó reírse. Sin embargo, había sido más bien una mofa breve y escueta.

-¿Confiar en ti? ¿Por qué debería hacerlo?

Joon puso los ojos en blanco, hastiado. Podía cortar el odio que se respiraba en el ambiente con un cuchillo. Eso le molestaba, estaba acostumbrado a ser querido por los demás, ¿qué había hecho para que Seung Min le tuviera tanta manía? Aunque en realidad, parecía más bien que los problemas no los tenía con él, sino con el mundo en general.

Fuese como fuera… todavía tenía la mosca detrás de la oreja, diciéndole que Seung Min escondía algo que no quería revelar.

Seungho se sentó en la silla más próxima a la cama, arrimándola al borde todavía más. Contando únicamente con su memoria, decidió prescindir de escribir o grabar lo que la chica le contara, intentando crearle un ambiente cuanto más conciliador, mejor.

-Sabes que esto es necesario-ella volvió a asentir con la cabeza, de manera prácticamente imperceptible-. Soo Min, ¿qué recuerdas de aquel día?

-Fue… fue un día normal. Fui a trabajar a la floristería, como siempre. Como llovía tanto teníamos la tienda algo abarrotada, con todas las flores dentro. A la hora de salir llamé a mi madre para ir a recogerla a su propio trabajo e ir a cenar juntas fuera. Es algo…era algo-se auto corrigió. Seungho vio las lágrimas acudir a sus ojos y tuvo la intención de alargar el brazo y animarla nuevamente, no obstante se obligó a quedarse quieto. Ella estaba haciendo un gran esfuerzo y él debía respetarla- que solíamos hacer. Cenar fuera, quiero decir. A mamá le encanta…ba la carne. Cenamos e incluso bebimos un poco de soju. Una botella entre las dos solamente. Todo parecía normal. Fuimos a pasear un poco por un parque no demasiado lejos de casa y entonces…entonces…-repentinamente, se llevó una mano a la cabeza, dolorida.

-¿Entonces?-la forzó el chico, a sabiendas de que era lo que debía hacer.

-Entonces algo…alguien nos atacó. Fue tan rápido y repentino, que solo recuerdo haber caído al suelo. Escuché un golpe, y luego… yo… estaba sola, completamente sola… Grité, llamando a mi madre… ¿dónde estaba mi madre?-finalmente se echó a llorar- Cuando quise darme cuenta, la agente Seung Min ya estaba a mi lado. No sé qué sucedió, y a la vez sé que…-las lágrimas le impidieron seguir hablando. Algo se atoró en su garganta y solo un suspiro ahogado salió de su boca.

-Está bien, Soo Min. Lo has hecho realmente bien-esta vez Seungho se levantó y colocó la mano sobre el hombro de la chica-. Llora cuanto quieras. Lo has hecho bien, has sido muy valiente. Esté donde esté… seguro que tu madre está muy orgullosa de ti.

Seungho había visto a mucho tipo de gente, de lo más variopinta. También había visto a personas gritar, maldecir, reír, mentir… pero no recordaba haber visto llorar nunca a nadie con tanta pena, lástima y sinceridad.

Se preguntó si era por eso que tenía tantas ganas de consolarla, y evitar que volviera a derramarlas de nuevo.

A Seungho le costó más de lo debido salir de la habitación. Había hablado e interrogado a muchas víctimas, pero en aquella ocasión se resistía a dejar a aquella mujer sola y desconsolada, no obstante tenía que compartir lo que ella le había dicho con Joon. Al alejarse del cuarto, miró de soslayo por última vez al cristal y en su retina se quedó grabada la imagen de Soo Min arrinconada en la cama, ocultado la cabeza entre las manos y sus hombros convulsionándose sin parar.

Mientras regresaban, con Seungho conduciendo el vehículo, Joon escuchó atentamente las palabras del líder. El primer dato que llamó su atención fue cómo había sido el ataque. Nunca había escuchado nada así, y podía creerse las palabras de la chica después de haber visto al asaltante en persona.

Sin embargo, en cuanto escuchó la mención sobre Seung Min, sus músculos se tensaron.

¿Cómo había llegado tan rápido a la escena del crimen? ¿Qué hacía allí? ¿Había avisado ella al cuartel?

-Líder…

-Sé lo que estás pensando, porque pienso lo mismo. Y sé que incluso antes de escuchar todo esto, tu mente ya estaba planteándose que algo raro hay con la agente Seung Min.

-Está demasiado involucrada en el caso, sentimentalmente -fue la respuesta de su compañero-. Y por lo que sabemos de ella hasta ahora, sentimental, lo que se dice sentimental… no parece serlo.

Entraron como una exhalación y se dirigieron rápidamente a la sala de juntas. Mastermind les esperaba en su despacho, con la cámara de seguridad enfocando la sala y el intercomunicador encendido. Le habían avisado por el camino.

Mir, Thunder y G.O. también estaban allí.

– ¿Quieres que avisemos al personal de apoyo? – preguntó Joon, mientras tomaban asiento los cinco.

– Al tipo loco nadie lo separaría de su muestra en este momento – comentó Mir.

– ¿Algo nuevo sobre el dispositivo? – preguntó Seungho, dirigiéndose a G.O. y a Thunder.

– Nada. No tiene marcas de fabricación, no sabemos ni siquiera qué es. Armaggedón está destripándolo e intentando arreglarlo, pero esa cosa es demasiado pequeña, muy delicada. Llevará tiempo- dijo G.O. con frustración.

– ¿Algún avance? – esta vez Seungho se dirigió a Thunder.

El chico se rascó la cabeza, pero su expresión ya era suficiente como para anticipar lo que iba a decir.

– Sobre grupos terroristas, ninguno activo en la zona. Sobre procedencia del dispositivo electrónico, si no hay pistas sobre su origen, es difícil concretar nada, pero seguimos en ello Cyber y yo.

– Estupendo – concluyó Seungho. – Estamos igual que antes.

– No estamos igual – intervino Joon, y a continuación relató las sospechas que tenían sobre la agente Seung Min.

– Hija de p*ta – espetó G.O. – ¿está con ellos?

– No lo creo. Pienso más bien que estaba allí para proteger a las dos mujeres, pero que llegó tarde o no pudo derrotar al atacante – aclaró Joon.

– De cualquier forma ella sabe algo más – aseguró Seungho -. Es demasiada casualidad que estuviera allí. Es demasiada casualidad que esté metida hasta las cejas y asignada al caso… ¿Mastermind?

El jefe era el único que podía aclararles cómo era posible que eso hubiera sucedido. El GOSE llevaba mucho cuidado con la información que daba a sus agentes y al personal laboral. No solían darle más de la necesaria, y a veces, ni siquiera eso.

Al hombre no le dio tiempo a responder, porque en ese preciso instante, Insanity entró corriendo y medio enloquecido a la sala de juntas.

-¡No os lo váis a creer! – gritó -. Es sencillamente inaudito. Científicamente innovador, interesante, un descubrimiento.

– Ya le ha dado un ataque de locura – dijo Mir, con resignación -. Amigo, tienes que salir más.

– ¡Hablo en serio! ¡Nunca bromeo acerca de mi trabajo! La muestra… pertenece a algo que parece humano pero… creo que no lo es.

– ¡Venga, hombre! – protestó G.O.

– Como una cabra… – murmuró Mir.

Joon lo miraba con los ojos entrecerrados, a él no le dio la impresión de que se hubiera vuelto majara, por lo menos no más de lo que ya estaba. Seungho lo invitó a seguir hablando.

-Es su ADN, no sé, no es mi especialidad, pero no cuadra, ¿entendéis?

– Es un extraterrestre. E.T. se ha pasado al bando de los malos – dijo Mir riendo.

Insanity se volvió hacia la cámara de seguridad.

– Jefe, es cierto. Este tío es jod*damente perfecto. No cuadra, no es humano, hay algo en su ADN. ¿Dónde he puesto mis libros sobre clonación?-aquello último lo dijo distraídamente, más para sí mismo que para los demás.

Mientras los agentes especiales del GOSE empezaban a asimilar que Insanity no había hecho honor a su apodo, y se había vuelto completamente loco, Seungho frunció el ceño.

– Joon… esa policía. Habla con ella. Interrógala. Exprímela, utiliza todo lo que tengas a mano. Quiero saberlo TODO – ordenó.

EN EL PRÓXIMO CAPITULO: 

Joon: ” – Considérate fuera del caso. Y considérate detenida, Seung Min

Listado de capítulos.

Anuncios

10 respuestas a “비밀” Bimil – secreto. Capítulo 2

  1. ARI8 dijo:

    Cabritas, cómo sabéis siempre dónde cortar para que nos ataquemos de los nervios esperando el siguiente capítulo XD.

    Me encantó el capítulo pero esa policía me está poniendo de los nervios, no entiendo su comportamiento, no entiendo cómo es que estaba allí, aunque todo me hace pensar que es la hermanastra de la primera testigo e hija de la fallecida y que ese día había quedado allí con ellas tras el trabajo pero que llegó tarde para evitar la tragedia. Esa amargura que tiene me hace sospechar que algo gordo le tuvo que pasar.

    Joon, simplemente maravilloso y me encanta cómo pone contra las cuerdas a la policía y ese final, uf tremendo. Estoy deseando leer el siguiente capítulo.

    Insanity, genial, porque el tío descubre algo muy gordo, pero claro, como le puede la emoción, los otros ya piensan que acabó de chiflar, pero en parte es comprensible con eso que suelta de la clonación XD.

    Seungho, pues maravilloso, simplemente maravilloso. Está en todo y atento a todo pero se va colando por la testigo. A ver qué pasa con ellos dos.

  2. saiquitos dijo:

    Pobre Joon no pueden dejarme así con el Jesus en la boca, el capitulo de hoy maravilloso

  3. Alusiana dijo:

    Estupendo!!!^^

  4. ClAudiaL dijo:

    aigooo me matan las partes de G.O. es que hasta en la ficción me gustaaaaa .. Entonces, cállate la boca.. ainssss es lo primero que suelta en este capi.. y todo por el estilo jajajajajaja… es un *abrón, que ya lo había dicho jajajajajaja
    Que suspenso… me encanta el personaje de Joon, suspicaz, perspicaz tal vez.. uhmm intrigante y misterioso.. como el fic ^o^
    Ya saben chicas, yo las espero sin falta el próximo miércoles. Saludos 😀

  5. clari dijo:

    Me gusto mucho, el unico defecto que veo es que hay muy poco thunder xDDD *fan girl mode ON* Aunque comprendo que por su personalidad introvertida no tenga tantos dialogos, pero honestamente siento que esta alli como un extra *fan girl mode OFF¨*

    Ahora la historia esta excelente! ese criminal es un genio xD y me mato lo de los pitufos y lo del adn de cabra.. me gusta mucho como siempre le ponen el toque comico *-* son lo maximo, ame kojitmal con loca pasion tropical y esta va por los mismos pasos xDD

  6. yunahikari dijo:

    Muy interesante. Me gusta especialmente la riqueza de los personajes aunque estoy deseando conocer algo más al tímido del grupo ^^ Y por alguna razón me da pena Seung Min. Estaré esperando al próximo episodio ^^

  7. min dijo:

    me encanta unnie

  8. cekila85 dijo:

    dios esta cada vez mejor y eso que vamos en el capi 2 esa relació entre joon y seung min me intriga felicidades fighting!!!!!

  9. Alba NKH dijo:

    Todos sabemos que Joon y Seung Min se van a acabar amando xDDD pero me cae mal è.é XDDDD me ha encantado también este capítulo >..<

  10. MORITUS dijo:

    Me gusta mucho su forma de escribir!!! Esta esta muy buena no, quería empezar ha leerla por que sabia que me dejarían muy intrigada , Chicas son mis idolas BESITUS!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s