“비밀” Bimil – secreto. Capítulo 1

por Nuna y @Jeannelok

El ambiente era húmedo. Había estado lloviendo desde la noche anterior, prácticamente sin descanso durante todo el día, así que se respiraba todavía el agua empapando el suelo. Aquello era una dificultad añadida al caso.

Seungho se agachó para examinar más de cerca el lugar donde un cuerpo había yacido durante un tiempo, aunque ya no estuviera allí.

Les habían avisado del caso de repente. No le explicaron qué era lo interesante del asesinato, qué los diferenciaba de los demás. Sin embargo, después de llevar tres meses trabajando allí, tenía clara una cosa: podía esperarse cualquier cosa de sus superiores. A veces daban indicaciones de más, a veces solo las necesarias. Así que simplemente les ordenaron ir a toda prisa a aquel lugar, proteger a la testigo e investigar el suceso.

Cuando llegaron al lugar les asaltó alguien. Se presentó como la agente especial Go Seung Min: una muchacha alta y delgada, de porte recto y semblante severo. Prácticamente no parpadeaba y llevaba el pelo recogido en un impoluto moño. Vestía el traje negro de las mujeres de “El Cuartel” y le enseñó su placa identificativa, así que a Seungho no le quedó otra que confiar en ella. Al momento, la chica se apartó y le dio visión a otra figura que tenía detrás de sí. Era otra chica, que daba la sensación de ser una niña por ser de por sí pequeña y por lo encogida que estaba sobre sí misma. Iba mal peinada, con la ropa descolocada y temblaba violentamente, con la mirada fija en el suelo y la mente visiblemente lejana. 

Seungho dedujo que aquella era la testigo. Se hubiera acercado más a ella para verla mejor en la oscuridad, pero Seung Min interponía una barrera humana entre ellos y rápidamente le indicó dónde dirigirse. 

Allí se encontraban en aquellos momentos. A parte de a sí mismo, no había perdido el tiempo presentando a sus compañeros, ya lo harían más adelante. Lo que sí hizo fue ordenar a G.O. y Thunder que se mantuvieran junto a la agente alrededor de la testigo y protegiéndola ante el menor indicio de peligro. Los mejores ojos del grupo junto a sí mismo investigaban la escena. Se levantó de nuevo y se volvió hacia la chica.

-Perdona eh…-no sabía su nombre, y viendo el estado en que se encontraba no sabía si respondería ni a aquello ni a su pregunta- ¿Conocías a la víctima, y sabes qué ha sucedido con el cuerpo?-al escuchar su voz la chica tembló más violentamente y un sonido salió de su boca. No fueron palabras, más bien como un quejido.

Mientras intentaba hablar con la muchacha, a sabiendas de que le iba a resultar básicamente imposible de momento, escuchó a Mir suspirar a su lado:

 -¿No hay cadáver? A Insanity le va a dar la rabieta del siglo…-acostumbrado a las bromas sin gracia del chico, decidió pasarlo por alto y seguir investigando, pasando su mirada rápidamente por Joon, quien tenía la vista clavada en la hierba, repasando cada rincón con sus ojos. De repente se movió y se internó entre la hierba. A pesar del barro y la oscuridad Seungho sabía que nada iba a escapar de los avispados ojos de Joon. El chico se inclinó ligeramente en la tierra, sin miedo a ensuciarse, y sacó del cinturón que colgaba de su cintura un aparato que iluminó el suelo con una ligera luz azulada. Al instante se levantó, sonriendo con sorna.

-Son muy suaves, casi imperceptibles y prácticamente borradas en este terreno del demonio pero… están ahí, y son recientes. Solo tenemos que seguirlas…- aunque hablaba en voz alta, parecía hacerlo para sí mismo. Con la luz en el suelo, siguió caminando con la espalda encorvada sin despegar la nariz de la pista que había encontrado. Seungho y Mir iban detrás de él, mientras que los demás seguían alrededor de la testigo.

Cuando llevaban un trecho recorrido algo frío cayó sobre la oreja del líder, quien alzó el rostro con hastío.

No, lluvia otra vez, no. Lo iba a dificultar todo todavía más. Justo cuando las hermanas de la gota que le había tocado comenzaron a caer con fuerza, escuchó algo que no le gustó nada. La testigo se había encogido más sobre sí misma si aquello era posible, y estaba gritando, desesperada y nerviosa. Lloraba de manera desgarradora, y aquel espectáculo ya comenzaba a llamar algunos curiosos cuando por suerte, nadie había asomado por ahí hasta el momento. Maldijo en voz baja.

-Chicos, tendremos que volver mañana-hablaba y caminaba a la vez, acercándose a la testigo, a quien rodeaban sin saber qué hacer sus dos compañeros y la agente Seung Min-. Ahora lo primordial es proteger a la testigo, aunque sea de sí mism…-no había terminado de decir la frase cuando tuvo que alargar el brazo rápidamente para coger el cuerpo de la chica que caía, sin fuerzas y prácticamente sin alma, sobre el suelo. 

Es muy ligera.” Sospesó, cogiéndola en brazos. Algo le decía que aquel era el tipo de caso que habían estado esperando.

***

Mastermind no parecía muy contento con la falta de pruebas, ni con que la testigo hubiera sufrido un ataque nervioso y se hubiera desmayado. La habían llevado al hospital regido por “El cuartel” y la mantenían en vigilancia, esperando que se recuperase.

Seungho sabía que una de las pistas primordiales era justamente aquella muchacha. Thunder se había dedicado a investigarla, y habían descubierto toda su información personal: su nombre era Ahn Soo Min, tenía 25 años —como él— y trabajaba en una floristería. Vivía con su madre adoptiva, la cual estaba desaparecida.

Por el último dato y por la reacción de la muchacha, era fácil deducir quién era la víctima. Suspiró hastiado. Un testigo cualquiera siempre era mejor que uno implicado en el caso. Y por si fuera poco Mastermind había dado órdenes claras y precisas de que debían otorgarle prioridad a la protección de la muchacha. Siendo familiar de la víctima y con lo lejos que estaban de atrapar al criminal, podría tratarse del siguiente (quién sabe si principal) blanco.

Pero había algo en todo aquello que seguía atacando los nervios de Seungho… ¿por qué estaba todo el mundo tan seguro de que había cuerpo? Sin rastro de sangre, cuerpo o palabras de la testigo, ¿quién decía que la víctima estuviera muerta y no, quizá, secuestrada?

-Líder – Joon atrajo su atención y desvió la vista de los papeles que el informático le había proporcionado. Todavía no se acostumbrada a aquello de “líder”-. Tengo algo que comentarte.- al menos había conseguido que lo llamaran de tú.

-Dime.

-Mientras investigábamos la escena del crimen, también adiviné marcas de pelea, sin embargo no me dio tiempo a examinarlas detalladamente, supuse que lo primordial era seguir las pisadas-se quedó callado esperando una reprimenda por tomar decisiones él solo, no obstante Seungho le indicó con un movimiento de cabeza que siguiera hablando-. El árbol más cercano a la escena principalmente investigada tenía marcas de haber sido golpeado pero… debió hacerse con muchísima fuerza, y con algo bastante resistente… o un cuerpo al que se le fraccionó todos los huesos al instante. Hice algunas fotos. 

-Sigue.

-También divisé a lo lejos algo que parecía sangre pero…-enmudeció unos instantes, dudando- No estoy seguro…no sabría qué decir…-durante aquellos tres meses, era la primera vez que Seungho veía dudar a Joon en una de las pruebas que encontraba.

-Esta misma noche regresaremos a la escena del crimen. No podemos hacerlo de día, es una hora punta y demasiada gente la transita, pero por la noche es… totalmente lo contrario. A pesar de eso, ¿te verías capacitado de revisar las pruebas que me mencionas y seguir el rastro a las pisadas?

-¿Hay duda alguna de eso, líder?-preguntó, esbozando por primera vez desde que le había comenzado a hablar una de sus brillantes sonrisas.

 ***

Al medio día Seungho recibió el aviso de que Soo Min había despertado y se encontraba estable. Llegron al lugar y decidió entrar solo a hablar con la chica. En el lugar se encontraron también con la agente Seung Min, quien se quedó a esperar junto a los demás al otro lado del cristal. Al verlos la chica dirigió directamente una mirada cargada de ácido a Mir. A todos vino el recuerdo del comentario poco acertado diciendo que el nombre de ambas muchachas era parecido, ganándose desde entonces el odio de la chica, la cual sin embargo no tenía pinta de ser amigable con nadie.

Seungho se acercó lentamente a la chica, quien permanecía tumbada en la cama. Notó que sus manos, tensas, se aferraban a las sábanas. 

-Soo Min-la llamó suavemente, con voz dulce y relajada. La muchacha se estremeció, al sentir sus palabras casi como una caricia sobre la piel-, ese es tu nombre, ¿verdad? Sé que ahora mismo… lo último de que tienes ganas es de que te pregunte nada, así que no lo voy a hacer, no de momento, ¿de acuerdo? Pero necesito que… que me des muestras de que escuchas y entiendes lo que te digo.

-Te… escucho. Y te entiendo… pero…-sus ojos comenzaron a humedecerse, y dos cristalinas lágrimas resbalaron por su rostro. Seungho se pudo fijar esta vez en ella. Iba mejor peinada que cuando la encontraron, y el pelo parecía un casco de hebras negras graciosamente colocado en su pequeña cabeza. La tez era nívea y los ojos grandes como carbones brillantes. Las demás facciones de su rostro eran chatas como ella misma.

Seungho alargó la mano, inseguro, decidiendo finalmente posarla sobre la de la chica. Ella irguió sorprendida la espada, relajándola al instante, al igual que la mano que el chico estaba tocándole.

-Mi madre…está muerta-musitó con voz queda. Seungho encontró aquello un avance, desde luego-. Y yo… no consigo recordar qué…sucedió…

-No te fuerces. Cuanto más intentes recordar, más lo esconderá tu cerebro-le explicó el chico-. De momento, lo importante es cuidar de ti y que te repongas, por eso vamos a adjudicarte una casa y protección, ¿de acuerdo?

-Pero mi hogar…

-Tu hogar ya no es seguro. Nosotros nos encargaremos de todo, no te preocupes. Lo que tienes que hacer ahora es… simplemente, cuidarte y curar en mayor parte tus heridas.

-No estoy herida…

-A veces las peores heridas no son las físicas.-le sonrió lo más sincera y amablemente que pudo, apretando más la mano que tenía posada sobre la suya.

De momento, era lo mejor que podía hacer por ella.

Mientras esperaban a que Seungho terminara de interrogar a la chica, si es que ésta tenía algo interesante que seguir, G.O. se dirigió a los agentes que andaban tanto en la puerta como desperdigados por el pasillo. Como les dijo, quería asegurarse de que nada extraño había pasado. Thunder lo siguió inseguro. Nada había allí relacionado con su especialidad, así que, le pareció más útil aprender de lo que su compañero estaba haciendo que permanecer estático mirando a una puerta. 

Joon y Mir se quedaron allí. Mir había encontrado el blanco perfecto para volcar la frustración que le producía aquel caso. Como comentó en voz alta mientras se trasladaban al hospital, no entendía por qué un caso de asesinato, si es que no se limitaba a un secuestro o a un simple asalto, tenía tanta importancia para los jefes.

 Era una inquietud que todos compartían. Pero órdenes eran órdenes.

Y ahora Mir se estaba desquitando con aquella policía que tan mala uva se gastaba. No tenía ni que decirle nada, simplemente con mirarla y sonreír socarronamente, a la muchacha le saltaban chispas por los ojos.

 Una más en la lista que no apreciaba las bromas del chico…

Joon los observó, deseando que Mir dejara de hostigar a la pobre mujer. Ella no tenía la culpa de nada… Se acercó a Mir y le pidió con su mejor sonrisa que les trajera unos cafés de las máquinas expendedoras que había visto en la entrada. Estaban lo suficientemente lejos como para darle algo de tregua a la agente.

La chica se relajó en el momento en que Mir dobló la esquina por el pasillo y lo perdió de vista.

 Joon no se había deshecho de Mir por casualidad, ni por un simple sentido de la justicia. O por lo menos no eran esos sus únicos motivos. En realidad, sólo quería comprobar que la ligera intuición que tuvo sobre ella la noche del asalto no estuviera equivocada.

En cuanto se relajó un poco, ella miró con ansiedad la puerta cerrada. Estaba nerviosa, expectante… ¿preocupada?

Sí… sus sensaciones habían sido correctas.

El modo en que la chica protegió instintivamente a la testigo con su cuerpo cuando ellos llegaron. La forma en que, sin acercarse demasiado, la observaba todo el tiempo en previsión de que se desmoronara, la preocupación que había en su rostro en ese mismo instante… Aquella poli estaba emocionalmente implicada en el caso. O era demasiado empática para la profesión que estaba ejerciendo, o algo en ese caso y en esa chica asustada despertaban todos sus instintos de protección. Ahora bien, ¿era eso relevante para el caso?

***

Mastermind decidió que la agente Seung Min se uniría al caso y sería la encargada de cuidar de la testigo, viviendo ambas juntas y reuniéndose con ellos para investigar cada vez que fuera posible. Seungho creyó que era una mala idea tener también a Soo Min en el ajo, pero como el mismo Jefe le comunicó, había sido la misma chica quien pidió participar en la investigación lo que le dejaran, ya que era el caso de su madre.

El muchacho no supo si sorprenderse más por la petición de la chica, o por la aceptación del hombre a hacerlo.

Sin embargo, no era el momento de indagar en aquellos asuntos, así que los apartó de su mente.

Se encontraban los cinco nuevamente en el parque Yeouido para seguir investigando el caso. Joon se acercó directamente al árbol golpeado, de los pocos cuyo tronco era recio. Señaló que cualquiera de los otros árboles enclenques habría quedado partido en dos, por las marcas que encontró. A continuación se dirigió a lo que creyó que podía ser sangre, encontrándose con una pequeña y seca mancha en el suelo debajo de un porche… sabía que seguiría allí, ni siquiera tuvo que utilizar la luz negra. Una mancha que hubiera pasado inadvertida por cualquier otro ojo. Sacó un tubo con un palillo dentro y pasó el algodón por la marca del suelo, guardándolo en el tubo de nuevo. Se lo pasó a Thunder, quien colocó el tubo en un aparato en la parte interior de su chaqueta. Una vez realizadas estas operaciones, se dispusieron a seguir las huellas.

Los otros cuatro se quedaron a la expectativa de lo que hiciera Joon. El chico sacó el aparato con luz azul y lo paseó por el suelo, en el lugar exacto donde lo habían dejado la noche anterior. Las huellas reveladas no fueron pocas, unas más marcadas que otras. Estuvo alrededor de dos minutos así hasta soltar una exclamación.

-Inconfundibles. Suaves, pero recientes. La suela es lisa, sin las marcas que suelen tener todos los zapatos.-siguió caminando, con los demás en pos de él sin dejar de examinar alrededor. Posiblemente no encontrarían al culpable con aquello, no obstante les podía conducir a algún lugar interesante.

Caminaron alrededor de una hora, un trayecto bastante recto y que repentinamente, desaparecía en ninguna parte. 

-No puede ser-murmuró Joon-. No puede haberse esfumado, así sin más. No hay marcas de vehículo, ni siquiera de bicicleta… y obviamente, no se habrá marchado volando. No tendría sentido, aunque pudiese hacerlo.

-Empiezo a entender por qué el Jefe nos ha dado este maldito caso.-gruñó G.O., dejando de acariciar el arma donde había mantenido la mano todo aquel camino. Al instante la desenfundaba, justo tras escuchar un grito proveniente de no muy lejos de allí.

Fueron corriendo hacia el lugar del cual provenía. Seungho se planteó que podía no ser nada, y que aunque lo fuera, podía no estar dentro de sus obligaciones. Mas también podía ser una pista más de aquel caso.

 El grito provenía del otro lado del parque. Parecía que sí, sí estaba relacionado con su caso, y que al culpable le gustaban los parques nocturnos o semejantes.

-¡Allí!-señaló Joon sin levantar la voz. A lo lejos vieron dos figuras, una corriendo y otra caminando sin prisa detrás, con sorna.

-Esto no tardará en llenarse de gente-puntualizó Seungho-. Tenemos que…-no acabó de hablar, cuando Mir salió disparado hacia la escena. Al parecer la segunda figura había atrapado a la primera, no había tiempo para trazar un plan factible.

-No nos enfrentamos a alguien normal.-señaló Joon, refiriéndose al golpe del árbol. Seungho les señaló con la cabeza que fueran en pos del más joven del grupo y que le protegieran las espaldas, mientras Thunder y él se aseguraban de que no hubiera más enemigos alrededor. 

Al verlos llegar, la figura se despistó y soltó a su presa un instante. Cuando quiso recuperarla, se escapó de entre la punta de sus dedos. No pudieron identificar si era hombre o mujer, ni su aspecto, pues llevaba el rostro cubierto. Se mantuvieron apuntándole sin vacilar.

-Ja.-rió de repente, sorprendiéndolos. Al instante lo perdieron de vista y al otro estaba golpeando a la persona que había escapado: una chica. Sin pensárselo dos veces Mir saltó hacia ella y frenó el brutal golpe que iba a propinarse contra el suelo. Rodaron sobre él, pero el muchacho consiguió protegerla con sus brazos. Cuando se detuvieron y fue a preguntarle si estaba bien, ella se desplomó sobre él.

-¡Ocúpate de ella!-exclamó el líder, mientras todos perseguían al sospechoso.

Escuchó voces acercándose y sin perder más tiempo se echó a la chica sobre un hombro —un peso muerto, pero a pesar de todo bastante ligero y soportable para alguien entrenado como él— y corrió a esconderse con ella lejos de miradas ajenas y peligrosas.

Al poco rato su comunicador sonó, así que acercó lo que parecía un simple reloj de muñeca a sus labios.

-Estamos a salvo.

-Y nosotros hemos perdido al sujeto.-gruñó G.O., furioso. Mir se mordió un labio, enfadado también. Ese tipo era demasiado escurridizo. 

Entre sus brazos, la chica se movió, quejándose de algún dolor, lo cual comunicó a sus compañeros.

-Ahora vamos…

-¿Y esto qué es?-escuchó preguntar Mir a Joon, justo cuando cerraba la conexión.

EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO:

Insanity: “– Jefe, es cierto. Este tío es jod*damente perfecto. No cuadra, no es humano, hay algo en su ADN. ¿Dónde he puesto mis libros sobre clonación?-aquello último lo dijo distraídamente, más para sí mismo que para los demás“.

Listado de capítulos.

Anuncios

16 respuestas a “비밀” Bimil – secreto. Capítulo 1

  1. desy dijo:

    AAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!! ya kiero leer el siguiente!!! >.<

  2. ARI8 dijo:

    Simplemente genial nenas, matrícula de honor, porque me tuvo en tensión durante todo el capítulo.
    A ver si lo entendí bien, ¿la agente es hija de la muerta y hermana de la testigo?
    Madre mía, ahora resulta que el tipo ese no es humano y que tiene superpoderes, la leche.
    Joon sabe más que nadie sobre el tema pero calla mucho y al final se cumple lo que él piensa. Es que la leche, me encanta.
    Mir se las trae, porque mira que no parar de darle caña a la agente, se las trae, pero tengo ganas de que haya rifi rafe entre ellos dos y puede que llegue a algo XD.
    GO, pues que está deseando disparar como sea, le va la acción y creo que con ese tipo la tendrá.
    Thunder, pues que se ve que quiere aprender de todos, todo lo que pueda y no centrarse sólo en la informática.
    Seungho, simplemente genial, porque está atento a todo y ya me veo venir historia entre él y la chavalina XD.

    • Nuna dijo:

      XDDDD Ari, se refiere a que las dos se unen al caso, Seung Min como encargada de la protección, y Soo Min para ayudarles con lo que sea que recuerde, si es que recuerda. Hemos editado esa frase para explicarlo mejor… fallo nuestro.

  3. fullvcia dijo:

    no escarmiento…eso es lo que pasa…¡¡¡que no escarmiento!!!

    • Nuna dijo:

      ¿¿??? XDDDDDDDD

      • Jeannelok dijo:

        +1 ¿¿¿¿¿????

      • fullvcia dijo:

        ¿Pues pq ¿¿¿??? va a ser?…Por que otra vez me he enganchado a vuestras genialidades y..¡¡ale!!…otra vez a morderme las uñas hasta el codillo esperando el miércoles que viene…¡¡¡si encima hasta os hará gracias!!!…pues a mi no..a mi no me hace gracia…que con Ares ya dije que no me volvía a pasar. Es como cuando ves un drama al mismo tiempo que la emisión…¿sabéis?…De todas maneras, chatas…como siempre….me ha gustado muuuuucho y me habéis uelto a pillar….¡¡¡ainssss….no escarmiento!!!..

        • Jeannelok dijo:

          XDD Es que estamos hechas para la tentación, y caemos aunque intentemos no hacerlo…

        • Nuna dijo:

          XDDDDD

          ¿sorry?

          • fullvcia dijo:

            ¡¡¡¡jajajjajja!!!…de sorry nada…¡¡¡mira pues…a buenas horas con el sorry…cuando ya no tiene remedio!!!…¿tentación?, eso de intentar no hacerlo., caer en la tentación…..¡¡¡lo que no tengo es voluntad!!!..es que ya ni lo intento…¿pá qué?….

  4. ClAudiaL dijo:

    Iban a ser las doce de la noche aquí y no podía dormir.. pensé.. algo importante debo hacer hoy, pero que es??? claro.. es miércoles de SECRETOS!!! jeje y aquí estoy… muy intenso capítulo, podía sentir el miedo y la expectación en el relato… super!! chicas, he quedado intrigada por saber que pasa en el siguiente. Saludos 😀

  5. Alusiana dijo:

    Wuaaaauuu… buenisímo!!!!… gracias!!!^^

  6. Yuna dijo:

    Muy interesante, muy interesante… Sobretodo me encanta la frase que abre el próximo episodio. Aunque (perdonad, soy algo quisquillosilla con los thrillers porque me gusta el género) si esperan tanto para investigar un lugar tan transitado… ¿no se perderían las pistas?

    Por lo demás muy emocionante. Lo he disfrutado ^^

  7. Alba NKH dijo:

    :O el proximo cap… no es humano >..< jajaja y Seung Min me cae fatal XDDDD Soo Min es muy mona *^*
    Me encanta todo *-* te quedas expectante, he sentido hasta miedo cuando se han encontrado a esa persona persiguiendo a la chica enserio XDDDDD y pobrecito Mir, nadie lo quiere XDDD me da pena XDDDDD

  8. Helen Pomales dijo:

    WAOOOOO Nuna que es esto??? es el resumen de cada capitulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s