“거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo nº13

@by Jeannelok y Nuna

Era experto en tratar a mujeres. Las había más salvajes, a quienes les gustaba dominar la situación. Otras preferían dejarse llevar por sus expertas manos que se movían de aquí allá como cálidas caricias del sol. Sun Rae no se podía catalogar en ninguna de esas dos categorías, era la primera vez que una mujer no le encajaba en ellas. Pero era diferente. Debía tratarla con delicadeza, no podía –ni quería- asustarla. Era una incomparable, única y preciosa flor al pie de un acantilado y sus manos debían tener cuidado de no dañarla. Sin embargo, era una flor que soportaba fuertes vientos y se mantenía inmutable. Si intentaba tratarla con demasiado cuidado, ella le atacaría con sus estratégicas espinas, ¿cómo se atrevía a tratarla como si fuera un ser débil?

No, Sun Rae no quería dominar, ni dejarse dominar.

Se dio cuenta por primera vez, que quizá tenía algo que aprender de un humano en artes que él creía estar totalmente hechas para él. Su dulce y pequeña muchacha debía abrirle los ojos y enseñarle cómo debía tratarla.

Se besaban sin descanso. Cortos y dulces besos, uno tras otro como una lluvia. Movían la cabeza desesperados. Al fin ella lo había olvidado todo, quién era él, cuánto miedo le impregnaba y simplemente necesitaba dejarse llevar por el placer de sentirse querida. Necesitaba sentir sus labios sobre la piel, le dejó tantear un par de veces el cuello.

El sofá era incómodo. Cuando quiso darse cuenta, el chico la había agarrado por las nalgas y ella le había rodeado la cintura con las piernas, sintiendo un pinchazo en el tobillo que por un instante hasta le resultó placentero.

No importaba. Lo interesante era seguir sintiéndolo a él.

La espalda chocó contra una pared. Con una habilidosa mano le desabrochó la camisa, dejando el sujetador al aire. Volvió a transportarla, esta vez abriendo la puerta del cuarto, encontrándolo sin problemas. Se acercó a la esquina de la cama y se puso de rodillas, acomodándola en el mullido colchón con suavidad. Ella esperó estirada, ya sin pieza de ropa superior.

Sin embargo, antes de acomodarse sobre ella, KeunSuk se arrodilló e hizo un acto que nunca, en toda su vida como Dios, se habría permitido realizar. Porque sería rebajarse, y en contradicción con aquella idea en esos momentos le pareció un acto sencillamente hermoso incluso viniendo de sí mismo: le besó el tobillo. Con extrema dulzura, vigilando no hacerle daño al apresarlo entre sus dedos.

Finalmente se encaramó a la cama, colocando las manos a ambos lados de ella y volviendo a besarla.

Sun Rae quería llorar. Cuando sintió los labios del hombre acariciando tan cuidadosamente la piel de su tobillo las lágrimas acudieron a sus ojos.

Apoyó las manos en el pecho del Dios para pedirle espacio, y comenzó a sacarle la camiseta. Él quiso aplaudir, decirle “muy bien”, porque jugaba y dejaba que jugase con ella. Los dos se estaban complementando en el placer de hacer el amor, como lo llamaban algunos. Un acto tan animal, tan alejado del amor y a la vez tan cercano, que ayudaba a dos almas a acercarse mediante el tacto de la piel.

Allí estaban ellos dos, un Dios, una humana. Besándose, sintiéndose y deseándose. Nada podía estropear tal pletórico momento.

“-Ella…ha muerto.”

Sun Rae abrió los ojos de repente. Estaba dejándose llevar por Keun Suk, quien recorría el camino desde el hueco del cuello, hasta la separación de los dos pechos todavía cubiertos, para saborear su abdomen.

“-No pudo soportarlo. Lo que ese…-la voz se contuvo en soltar un improperio- Lo que le hizo destrozó su mente y ella no pudo soportarlo.”

-¡No!-gritó de repente, esta vez llorando de verdad, a lágrima viva, mirando asustada a Keun Suk- ¡No, aléjate de mí!-se aferró a la sábana cuando él estuvo fuera, tapándose con ella- ¡Vete!- los ojos estaban tan abiertos que parecían a punto de salirse de su lugar. Ella estaba totalmente desquiciada, llorando como él nunca le había visto. Había pasado de estar entre sus brazos cómodamente y confiando, a odiarle de nuevo, o al menos a necesitar alejarlo de sí.

-Sun Rae…-su propia voz le sonó ligeramente lastimera.

-¡Por favor, vete!-su presencia estaba hiriéndola. No sabía por qué, y sin embargo en vez de quedarse y forzarla a mirarle como tenía ganas de hacer y seguramente hubiera hecho antes, comenzó a vestirse de nuevo, sin apartar la vista de ella.

Sun Rae era totalmente impredecible, cada vez estaba más seguro de aquello. Cuando creía que finalmente la tenía, que se había ganado su ansiada confianza…le rechazaba. Le había recordado un animal salvaje gruñéndole al depredador. Nunca, en todos los siglos de vida y batallas vividas, una expresión le había causado tal desazón. Cuando él desapareció por la puerta, todavía se mantenía inmóvil sobre la cama, cubriéndose la piel desnuda con la sábana como si así pudiera borrarla de sus ojos. La respiración era agitada, estaba sufriendo un ataque de pánico muy fuerte y aunque él quería quedarse para detenerlo, sabía que lo mejor que podía hacer era retirarse para que ella se tranquilizara y lo solventara por sí misma.

Sun Rae veía algo, algo más allá de sí mismo, algo que él no alcanzaba a entender y que ella seguramente todavía no estaría preparada para explicarle.

En el cuarto, Sun Rae se ahogaba en sus propias lágrimas. La sangre le pitaba en los oídos con el latido del corazón veloz como un caballo encabritado. La visión se le nublaba más y más por cada segundo que pasaba, y comenzó a clavarse las uñas en los brazos, dejando resbalar la tela de la sábana y abrazándose a sí misma, sangrando, devolviéndose a la realidad, a su cruda realidad, a la realidad del dolor, la desazón y el desamparo.

Otra vez.

***

Ganímedes estaba contento. Volvía a coincidir con aquella chica para un trabajo, pues al parecer ella había tenido que ir a buscar algo de ropa a aquel recinto. Se le acercó lentamente por detrás con la intención de darle un pequeño susto, sin embargo no hubo reacción de aquel espectro que se giró lentamente a ver quién le molestaba.

-¡Qué ojeras!

-Yo también me alegro de verte-Sun Rae se acarició los ojos, sabiendo cómo estaban a pesar del maquillaje con el que intentó ocultar las manchas oscuras. Llevaba varios días durmiendo mal-, ¿qué te trae por aquí?

-¿No me ves?-le enseñó su vestimenta- Tenemos una sesión de fotos. Vienes a buscar ropa, ¿verdad? Me dijeron que estuvisteis aquí ayer también.

-Sí, y alguien se dejó estas camisas.

-Las camisas nos mantienen unidos-rió el joven, arrancándole una pequeña pero sincera sonrisa-. Prefiero cuando sonríes.

-Esa frase parece sacada de un libro cutre.-en vez de responderle, de repente Joon le dijo que le esperase un instante ahí y al momento reapareció con una agenda telefónica en la mano.

-No tengo teléfono móvil, pero me gustaría saber el tuyo para llamarte alguna vez.

-¿Perdona?-él se acarició tímidamente el cabello. Ella se acordó por un instante del interrogatorio al cual le había sometido Keun Suk y le pareció totalmente descabellado pensar mal de aquel muchacho, aunque… ¿no había sido ella siempre la primera en desconfiar de todo el mundo?

Mas no podía, no con aquellos ojitos de gatos y sonrisa de niño grande. Debía aprender a abrirse de nuevo a la gente, no tenía por qué ser siempre traicionada por la gente que quería…

-Ya es la tercera vez que nos encontramos. Me dijeron que a la tercera vez, es el momento de pedirle el teléfono a alguien, ¿no quieres?-le hizo un puchero que terminó de ablandarle el corazón, y se lo agradeció, porque las piedras que le envolvían desde la noche en que casi se dejó llevar pesaban demasiado. Agarró la agenda telefónica y el bolígrafo que le tendía amablemente.

A partir del día siguiente, Sun Rae pensaría que los días eran más agradables gracias a las simpáticas llamadas del muchacho.

***

Eris maldijo a ese estúpido niñato y sobre todo, a aquella humana. Odiaba comprobar que los dos tipos con los que intentaba jugar la ignoraban y bailaban alrededor de aquella tipeja. No entendían que estaba muy mal no atender a razones, y que si ella quería crear problemas, nadie iba a impedírselo, porque al fin y al cabo, ella era la diosa de la Discordia.

Los corazones de los humanos estaban podridos, eran fácilmente manejables y podía hacer con ellos lo que se le antojase.

Manejando algún que otro maniquí conseguiría que el espectáculo se desarrollara, como siempre, tal y como ella planeaba.

***

Por más que intentara recordarlo, Sun Rae no sabía cuándo fue la última vez que llamó a alguien amigo. Realmente le había costado muy poco perderlos. Se alejaron uno a uno, y ella tampoco quiso hacer nada para impedírselo. Mejor, era mucho mejor estar sola. Pero en los últimos meses, Keun Suk, Ares o como se llamara había tocado a su puerta intentando entrometerse, poniendo el pie cuando ella intentaba cerrarla.

No, a él podía nombrarle entrometido mas no amigo.

La señora que siempre estaba para ella cuando la necesitaba…tampoco era exactamente su amiga. Más bien podía tratarla como una consejera, guía…

Lee Joon estaba más cerca de serlo que nadie. La había ayudado desde el primer instante, divirtiéndose incluso al hacerlo y conseguía arrancarle sonrisas cuando estaba desesperada. Con un par de palabras hacía que se sintiera más ligera en su interior, y todavía nadie había logrado hacer algo así. Comenzaba a querer confiar.

Había quedado con él en esos momentos. Realmente quiso negarse, era peligroso porque podían verles y entonces liarse la de san quintín, pero él había argumentado que no era tan famoso como para no poder quedar con alguien sin que los medios le acosaran, y que en realidad todavía no le reconocían por la calle. La chica aceptó, dándose cuenta de que necesitaba una dosis de sus sonrisas.

Mientras le esperaba la lluvia comenzó a caer. Primero fueron unas pocas gotas, pero cada vez se hicieron más copiosas y él no llegaba. Le esperó metida en una cafetería, sentada al lado del cristal. Él finalmente llegó y atrajo su atención al interior golpeando suavemente la cristalera.

Las gotas resbalaban por la gorra que había protegido únicamente la parte superior de su cabello. Tenía las puntas y el rostro totalmente empapados.

Cuando se sentó frente a ella, disculpándose por la tardanza con aquel típico gesto suyo dibujado en los labios, la chica sacó un pañuelo del bolso y estiró el brazo para secarle el rostro.

Lee Joon no era como los otros. No se sentía en peligro a su lado, ni veía en sus ojos el deseo de hacer ninguna cosa carnal con su cuerpo. Por eso tocarle no le suponía ningún reto, e incluso era agradable. Sentir la piel de otros tocando la propia resultaba agradable y cálido.

Los labios de Keun Suk lo eran. Cálidos y húmedos…

La mano se quedó extendida en el aire, mientras analizaba sus propios pensamientos. No, aquello no podía ni tan siquiera hacer cruzado su mente… ¿verdad?

-¿Estás bien?-la voz del muchacho le trajo a la realidad.

-¡Perdona!-gimió de repente, percatándose de que estaba apretándole el pañuelo contra la mejilla.

-No pasa nada-dijo él, quitándoselo y sacándose la gorra-. Gracias.

Comenzaron a conversar enseguida, mientras él pedía algo para tomar. Le habló de las promociones, de que debería viajar unos días a Japón, de los regalos que las fans le enviaban. Aunque hablaba sobre sí mismo no era egocéntrico, porque la emoción con la cual lo hacía se ganaba el total interés de la chica. Estaba emocionado como un crío pequeño, quería que ella supiera cada detalle y lo disfrutara como él. A veces Sun Rae creía que incluso lo hacía por ella, porque sabía que necesitaba aquel tipo de cosas para distraerse y recordar cómo era vivir.

Joon le prometió que le traería un regalo de Japón, aunque fuera algo pequeño. Y justo en ese instante le entregó una copia de su mini álbum firmada por todos sus compañeros y él mismo, invitándola a disfrutarlo y serle totalmente sincera. Ella se echó a reír divertida y sacó su propia copia del bolso.

-Quería pedirte que me la firmaras- durante unos segundos Joon se quedó sin saber qué decir, sin embargo reaccionó de repente echándose a reír con ganas. Apenas sin darse cuenta, Sun Rae le acompañó. Sintió el aire llenándole los pulmones, entrando por la nariz y la boca y limpiándole la oscuridad, llevándose un poco, alejando los recuerdos, las pesadillas y el dolor que los besos, las caricias y el deseo de Keun Suk habían arrastrado de regreso-.

– Gracias, Joon. De verdad, gracias.- ¿le llegaría al chico el sentido agradecimiento por hacerle confiar de nuevo?

Los minutos se convirtieron en horas mientras conversaban animadamente y finalmente les instaron a marcharse pues debían cerrar el local. Riendo, pagaron y salieron de allí. La noche instalada, las estrellas brillando y ellos dos jóvenes almas divirtiéndose el uno con la compañía del otro.

Ganímedes quería investigarla y descubrir cosas sobre ella, sin embargo en algún punto se olvidó y se dejó llevar por la compañía. Él había sido humano, como ella, con problemas mundanos y alegrías míseras, antes de que Zeus se encaprichara con él y le convirtiera en inmortal para servir a los Dioses. Entonces, dejó de ser quien era y tuvo que olvidarse de cosas como aprender el arte de la pluma y el de la guerra, seguir cuidando ovejas en su exilio de guerrero, enamorarse de una joven muchacha, casarse o tener hijos.

Todo aquello le fue arrebatado. Realmente no se quejaba, no estaba mal ser el copero de los Dioses, sin embargo al estar allí de nuevo y respirar el aire de la tierra, sentía que echaba de menos la humanidad.

Encontraba en Sun Rae un reflejo de aquello que añoraba, y de repente le azotó una necesidad, un deseo…no sabía como llamarlo, sin embargo le embargaba la necesidad de alejarla del sufrimiento que pudieran proporcionarle aquellos seres que al final, serían capaz de destruirla.

La cogió del codo rápidamente, apartándola de acabar empapada por el agua que levantaron las ruedas de un coche. Ella se quedó sorprendida y parpadeando un par de veces, finalmente se volvió y le dedicó una sonrisa. Él se la devolvió cariñosamente.

Llevaba unos días sin encontrarse con Keun Suk. Por suerte la habían mandado a hacer distintos trabajos, sin tener que acercarse a él. Quizá hubiera sido el mismo actor quien lo había preparado así. No lo sabía, sin embargo debía agradecérselo…o disculparse. Aunque fuera un Dios y quizá lo que sucedió a él no le importó lo más mínimo, la verdad es que Sun Rae sentía que había actuado mal. Primero le incitó y estuvieron a punto de hacer el amor, y sin previo aviso ella había reaccionado de aquella manera…

Se auto abrazó como aquella noche, como si pudiera protegerse a sí misma de algo invisible de aquella manera. Bien, debía ser fuerte.

Identificó al hombre a lo lejos y caminó decidida hacia él, notando miradas sobre su espalda que la obligaron a aminorar su paso. Cuchicheos, comentarios…hablaban sobre ella, lo sabía y se detuvo, dispuesta a girarse y gritar que si tenían algún problema con su persona se lo dijeran. Justo en ese momento vio a una muchacha, una de sus compañeras de trabajo, mostrándole algo del teléfono móvil al chico. Él le quitó el aparato de las manos y automáticamente observó a Sun Rae, quien sintió con aprehensión el peso de su mirada encima.

-…liada con un ídol…

-…y tonteando con un actor como Keun Suk-sshi…

-Menuda guarra…cómo los ha engañado…

-… ¡Keun Suk y Lee Joon!

Las voces llegaron cada vez más claras a sus oídos. Lo entendía. Ya sabía lo que estaba pasando, ¿se creían que estaba jugando a dos bandas y que tenía una relación con ambos?

Despiadados, crédulos. Así eran, en vez de analizar la situación resultaba mucho más fácil y atractivo modificarla para sacarle el jugo y hacer sufrir a alguien. No confiaban en ella, y ella nunca había confiado en ellos. Era una presa fácil de aquellos juegos. Le daba igual, ella solo estaba allí para hacer su trabajo.

La mirada de Keun Suk, de Ares, perforándola…

No le importaba que dijeran mentiras de ella, aunque le dolía que metieran a Joon en ellas. Al menos le gustaría protegerle a él…

Se estaba acercando, ¿o quizá era ella quien movía los pies?

El móvil de su mano mostraba una imagen de Lee Joon agarrándola por el codo, desde ese punto de vista casi parecía que fuera a abrazarla.

-Me estaba apartando para que no me mojase-dijo, con voz trémula y sin embargo, diciendo algo que para ella era tan obvio-, ¿qué hay de malo?

-…Mentirosa…

-…Asquerosa, jugadora…

Las voces parecían resonar en su cabeza. Casi le parecía que alguien se las hubiera introducido a la fuerza. No salían de la boca de la gente, su propia mente la taladraba con ellas, para que sufriera. Quizá se lo merecía. Apretó más los brazos contra sí misma. No iba a darles el lujo de verla llorar. Incluso si ni él la creía, ¿qué más le daba? Estar sola otra vez, no era tan importante…

-Sun Rae…-las voces se detuvieron, y solo la caricia de las palabras del chico llegó a sus oídos. Suave, grave, penetrante. Sintió que era una mano recorriendo su rostro, acariciándole las mejillas e instándola a acercarse a él. Dio un paso más. Le miró fijamente. Keun Suk mantenía el móvil en la mano y la vista fija en él. No existía nadie más.

No importaba lo que él pensara sobre ella…pero Sun Rae no quería que Keun Suk pensara lo que no era. No jugaba con él, aquella noche de verdad había deseado que la poseyera, olvidándose del miedo, del dolor y el sufrimiento. Sin embargo era débil, frágil. No quería admitirlo pero tenía miedo de romperse. Y su debilidad hacía sufrir a los demás, lo cual conseguía que al final se odiara más y más…

Quería ser normal, tener una vida como cualquier persona, relacionarse…enamorarse…

-No he jugado-musitó a media voz. Un susurro que no sabía si deseaba que él escuchara o no. La voz quebradiza…no quería que él viera sus flaquezas-. No sé qué pensarán, pero no es así, yo…

-Sun Rae.-repitió él.

-Por favor, créeme, Joon es solo un amigo.- ¿por qué tenía que darle explicaciones? ¿Por qué tenía aquel irrefrenable deseo de que Keun Suk no se sintiera herido, dolido, enfadado, entristecido? No era por sí misma…o en realidad sí.

Necesitaba lanzarse a los brazos del Dios. Y que confiara, creyera en ella.

Keun Suk abrió la boca. Sun Rae cerró los ojos.

Volvía a tener miedo de él. Le daba más miedo que nunca…sentía pánico ante la simple idea de que no pudiera creer en ella.

Listado de capítulos.

25 respuestas a “거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo nº13

  1. La PeTii dijo:

    NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! no no no no y no.. no me dejen así! xD .. Q CAPÍTULO POR DIOSSSSS!!!! me ha encantadooo! estoy salñ´´lañal´ñdla´sñdla´ .. *comentario inchoerente en 3.. 2 .. 1 * … la besó de nuevo! casi hacen el amor! ahora q le pasa? que le paso a la chica? samñkdals´lasñlásla .. La sonrisa de Joon .. sakñslñaklkslñdkaslñdka .. los chismes! .. ella se enamoro de el! asklñalldsñáldál´sd ..
    PD: GRACIAS POR EL FANFICCCCC! ^^,
    *muere* *¬*

  2. La' Vete dijo:

    Ahhhh!!! Que cruel, ¿porque nos haces esto? ¿Que le dira? ¿Que le dira? ¿La abrazara? ¿La besara de nuevo? ¡¿QUE?! creo que no aguantare la semana…
    Deseo que el planeta gire mas rápido, para que el miércoles llegue antes ^^
    Gracias por el fic… XD

  3. urpyi dijo:

    Que capitulo¡¡¡ , siento penita por Sun Rae, mi corazon esta que late rererefuerte. a esperar otra semana Climax¡¡¡ mil gracias por el fanfic@^.^@

  4. Agra dijo:

    Bueno, bueno, primero que nada GRACIAS por introducir comentarios referentes al cambio de ropa de Joon en el capítulo anterior, además muy bien utilizados para mostrar los celos de Ares.
    Sinceramente, no lo comenté en la otra entrada, porque quise esperar a saber que pasaba en la escena que dejasteis a medias. A ver, que tienen que llegar a ese punto, sí, todas queremos, pero es que aun era pronto.
    Y aquí viene la única crítica negativa que os haré, y es que, a las autoras, se os nota el amor y la predisposición que tenéis hacia Ares. Porque digo ésto, pues porque al personaje de ella, hace tiempo que se le huele el trauma que tiene, y vosotras, par de brujillas, aun sabiéndolo, habéis alargado los prolegómenos (que más de una nos hemos puesto a mil revoluciones, alguna habrá muerto por ahí), e incluso le habéis dejado llegar hasta el dormitorio, al tío, y lo habéis frenado en el último segundo, es decir, traumada ella, sí, y nosotras más, XDDD.
    Total que soys geniales, que sigáis así, y que me huelo que en ésta historia voy a terminar adorando al toallero como siempre que se muestran tiernos y ayudan a la protagonista. Ala, a volver a esperar.

    • Nuna dijo:

      Créeme, dejar a Ares con las ganas no es demasiada muestra de amor, ajajjajaaaaaa… si se lo preguntáramos a él, diría lo mismo.

      • Agra dijo:

        Sí, lo sé, pero es que la parte entre el principio de la escena y el NO! era más bien un “recrearse”, tanto para vosotras, como para nosotras, jeje. Vamos que era queja pero no del todo eh xD.
        Bueno y que en el fondo yo me lo miro más desde la perspectiva de ella.

        • Nuna dijo:

          Jajajjajaa me gustaría hacerlo, pero joer, no puedo… normalmente me es más fácil verlo todo desde la perspectiva de él…

          Creo que tienes razón, ahora que lo pienso mejor, ajjajajajaaaaa. Lo queremos demasiado.

  5. tenmachan dijo:

    MAIREEEEEEEEEEEEEEDEDEUUUUUUUUUUUU!!!! Tias genial GENIAL con todas las letras!!! Si ya me encantó el capi anterior, tan emocionante y sosegado a la vez por estar en una sola escena, este, saltando por doquier de una emoción a otra, me ha dejado extasiada!!!

    A ver qué sus digo, que me repito más que el ajo, carallo, pero es que de verdad que cada capi supera al anterior!!! La primera escena casi muero cuando he leido lo del tobillo tias!!! XDDDD Luego ese Joon tan cercano a los humanos por experiencia propia, esa Eris petarda y la escena final… Ainssssss, ese tipo de escenas me ponen la piel de gallina, esas de “Te juro que yo no…”

    Seguid así. Cortando en lo mejor. Y un día de estos se celebrará el primer linchamiento online XDDDDDDD

    GRACIAS!!! *___*

  6. niñoyakuza dijo:

    te odio … te odio 😛 pero con odio jarocho (jajjaja soy de mexico y aqui el odio jarocho es el peor) jajjaa como es posible que nos dejes asi ….. te va quedando genial … nimodo una semana mas a esperar por una parte quiero que se acabe y que ya mi podre ARES deja de sufrir … ke muy sacrificadamente yo me ofresco a consolarlo pero por otra es mi droga de cada semana …. te pasaste te quedo genial esta semana que pasara ……. muy bueno muchas gracias por hacernos felices a muchas 🙂

  7. ARI8 dijo:

    Pero..pero..¿qué carajo pasó? A nada del 14B y de repente todo se rompe por esas voces que ella escucha ¿es algo que realmente lo pasó a ella? ¿Es Eris armando algo con ella y Ares no se entera? Dios, me estáis haciendo sufrir a más no poder condenadas ¬¬.

    Me encanta la relación que estableció con Joon y cómo éste, a pesar de la misión que le encargó Zeus, la deja de lado para centrarse por completo en ella. Creo que será un gran apoyo para ella para que salga adelante y lo suyo con Ares funcione. Aunque puede que estemos con otro toallero. También me gustaría saber cómo actuará respecto a Eris, porque no creo que con el cariño que ya tiene por Sun Rae la deje que sufra de esa manera.

    A Eris, es que le atizaba un fesoriazo encima’l llombo que iban a saber cuántas son dos y dos. Ójala acabe muriendo a manos de Ares, así al menos se desquitará de una parte de lo que llevan pasado.

    Ares, pues me encanta cómo está actuando, con la mayor de las delicadezas y cuidados posibles, tratando de protegerla y esa parte final, es que denota tanto cariño, cuidado y preocupación, que vamos, caes sí o sí rendida a sus pies.

    Pues nada, espero conm ganas el siguiente y a ver cómo actúan tanto Ares como Joon para protegerla.

  8. zhio dijo:

    nnonononononononononononononononono!!!!!!!!!!!!!!!!!!! y mas nooooooooooooooooooo!!!!!!!! no me pueden dejar asi porqué!!!!!!!! ese capítulo se me ah ido en una!! no puede ser .. no aguantaré hasta el otro miercoles T______T!!!!!!!!!!!

  9. fumoffu dijo:

    Pues nada, pues eso, pues venga….si es qué ya no sé ni que decirós..si es que la semana pasada ya pensé que era el mejor y así os lo dije, y va y esta semana plantaís este capítulo..y ¡¡¡siusquedaís tan anchas!!!…encuanto a la espera..pues nada, pues eso, pues venga….si es que tampoco sé ya qué deciros ni qué llamarós… bueno solo diré que con este me he quedado agotada… una montaña rusa….¡¡¡¡subidón!!! y ¡¡¡¡parón!!!,…¡¡¡ala…otra vez “pariba”!!!!….(menos mal que no teneís mucho tiempo que si lo llegaís a tener….¡¡¡de aquí sale un betseller!!!)…Ale…hasta la próxima…si es que me habeís dejado “palarrastre”

    FELICIDADES por esa imaginación..¡¡¡portentos!!!

    • Nuna dijo:

      Nos gustaría ir más rápido. Normalmente se puede publicar dos capis por semana, pero ¿me creerás que te digo que este lo subí en cuanto lo recibí de Jeannelok? Vamos tan pegadas de tiempo que hasta asusta, ajjajajajaaaaa

  10. marybv dijo:

    coincido con todas , cada miercoles creo que es el mejor capitulo y el proximo lo supera, excelente capitulo, como nos dejas asi . salgo muerta y con mas dudas cada dia. jajajaj.
    no paren continuen. quiero que sea miercoles YA.

  11. melysa24 dijo:

    Pedazo de capitulo….. Pido perdón por pasarme recién, es que como mi lista de Dramas se termino estaba revicionando por millonésima vez YAB, estaba tan concentrada que hasta olvide que era miércoles jajaj (que curioso, cada vez que vuelvo a mirar el drama pienso que sera rápido xq ya me conozco cada gesto de el, pero no, me vuelvo a encontrar a mi misma retrocediendo para volver a apreciarlos bien ajajja)

    Apuesto lo que sea a que la “simpatica” de las voces es Eris…….. Sabia que la tonta de Sun Rae actuaria asi, es más, recuerdo que lo dije en mi comentario del miércoles anterior. Tal vez, creo yo, Uri amadisimo y veneradisimo Ares debería ponerse en campaña para averiguar que le pasa a su chica y ayudarla, o vamos, acaso no se dio cuenta que algo malo le paso antes para que actué así? el copero es un sol, pero ya conozco a los toalleros, no me encariñare con el xq lo más probable es que más adelante muestre todas sus miserias (aunque seria bueno que este toallero sea la excepción a la regla no?)

    Y por ultimo, estoy casi segura (que me peguen si no es así) de que Ares creerá en las palabras de su chica, por favor que sea asi!!!!!! PEDAZO DE FOTOS SE MANDARON

  12. thaniayamato dijo:

    wooooo ia dire lo mismo k muchas de las k ia han escrito casi muero en la ultima escena la explicacion y su sufrimiento no kiere k vean su debilidad pero asi afectara mas cosas tengo k pensar eso pork io haria lo mismo ja pero aun asi adore como paso tooodo desde la primera escena me encanto lo del tobillo fue un detalle k nunca olvidare lo ame mas de lo k ia lo amo
    adore cuando joon dice tantas cosas sobre el antes de ser el protegido de zeus ja ame tooodo y ella de verdd me da lastima el pensar k lepasa realmente me imagino k es lo k tiene y tengo dos posibilidades de lo k le asa paro aun asi a esperar y sufrir una semana completa esperando a estas lobas a k sigan ste fic tan genialoso ja me salio l tonto
    grxias graxias graxias por tan buenas historias
    seguid escribiendo por favor no dejarlo nunka

  13. Alusiana dijo:

    Aaaaaaaaa buenisímo!!!^^
    Gracias

  14. cekila85 dijo:

    madre santa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    que el capitulo estuvo…. no de 10, sino de 100, el encontrar a un Ares apasionado y tan enamorado como para quedarse …. con las ganas!?!?!?!?!?!?!?!…… por dios, me estresan que ya quiero saber que le ha pasado a Sun Rae para que rechace a tremendo bombón, chicas por favor no sean así que un día de estos me dará un ataque de no se que, pero me ataco, y es que como se les viene a ocurrir dejar el capítulo justo cuando el hermoso Ares va ha hablar?????????????????
    De verdad que me tendrán una semana pensando, le dirá que no cree en comentarios malintencionados y que confía en ella totalmente a causa de su gran amor????? o será que su bipolar carácter le hará estallar de celos asiéndola sentir peor pero ayudando a que se de cuenta de sus sentimientos???????????? ay!!!!!!!!! no se y eso me pone ansiosa.
    chicas excelente trabajo espero el siguiente capitulo la próxima semana que cada vea se pone mejor FIGHTING!!!!!!!!!!!

  15. Ahhhh, qué maaaal, boba Sun Rae!!!! Hay que ser desgraciada para perder una oportunidad como esa, jajajja.
    Ains, qué ansia por el siguiente capítulo 😛

  16. rosaday dijo:

    Esto no puede ser otra semana mas que me quedo de los nervios .

  17. anais dijo:

    que capitulooOOO!!!!!!! me encanto ..Jeannelok y Nuna las sigo felicitando como en el cap anterior esto no se lee en cualquier parte es genial .,que drama,historia,deseo,suspenso, hahahahah es q es buenaa su historia…. escriban novelas tienen un futuro asegurado haciendolo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s