“비밀” Bimil – secreto. Capítulo nº 21

por Nuna y @Jeannelok

No podían dejar pasar más tiempo. Desde que se habían llevado a So Yeon habían pasado ya dos días, en los cuales lo que habían hecho era adelantar todos los planes que ya tenían de por sí en preparación. Un entrenamiento más riguroso había comenzado, e incluso Seungho que todavía no estaba plenamente recuperado había abandonado la maldita silla de ruedas totalmente y había comenzado a prepararse para lo que se les venía encima.

Todo comenzaría al día siguiente. Primero enviarían los dos inmortales para comprobar cómo estaba la situación allí dentro, y una vez confirmada la posición de So Yeon para no ponerla en peligro (Mastermind no quería decir delante del equipo que no era totalmente seguro que la muchacha siguiera con vida) entrarían y comenzaría la batalla más dura en la vida de los agentes.

Aquella tarde, después de todo el día siguiendo las instrucciones de la pareja Min y escuchando sus consejos y avisos, el jefe los ordenó llamar a la sala de investigaciones de Insanity, pues al parecer el investigador loco tenía una propuesta que hacerles a Seungho y el resto.

Cuando llegaron, sus inteligentes ojos los repasaron de arriba para abajo, analizando su físico y fuerza, creando en segundos complicadas operaciones mentales para acabar de ultimar algunos detalles de la idea que iba a proponerles.

Se colocaron todos en posición para escuchar lo que tenía que anunciarles el hombre, o al menos lo intentaban. Podía respirarse en el ambiente un aire cargado, sobre todo por parte de Seungho, Thunder y Soo Min. La última estaba preocupada por el estado del primero, quien no dejaba de auto culparse del secuestro de su mejor amiga y que además, estaba cargando su cuerpo más de lo que debería. Ni siquiera ella podía hacer el milagro de que se recuperase totalmente de golpe. Por otro lado, Thunder hablaba menos que normalmente, que ya era de por sí poco, se encontraba taciturno y solo aceptaba que G.O. le dirigiera un par de palabras sin ponerse de mal humor.

Que el líder y el más calmado del grupo estuvieran en aquel tétrico estado, sin duda pesaba como una losa sobre todo el equipo.

-Bien, os he traído aquí porque tuve una idea. La he comentado con Mastermind y aunque no está del todo de acuerdo… acepta que sería una buena baza para nosotros.

-¿De qué se trata, Insanity? Vamos algo justos de tiempo.-lo apremió G.O.

-Antes de que diga nada, quiero recordaros que esto es totalmente opcional. No estáis obligados a aceptar. Bien, después de decir esto…Insanity.

-Gracias Jefe. Después de mucho analizar la sangre y los cuerpos de los inmortales creo… sé que puedo conseguir algo. Si me dejáis, puedo daros el poder y la fuerza que tienen. Es decir, convertiros también en inmortales o al menos, en algo parecido.

El silencio fueron la continuación a esas palabras, como si ninguno estuviera seguro de hacer escuchado bien lo que acababa de decir el investigador.

-Como he dicho…-Seungho avanzó un paso, interrumpiendo a Mastermind.

-Hazlo, pero hazlo rápido y que tenga efecto inmediato.

-Eso no es problema, pero también quiero deciros que los efectos secundarios…

-¿Cuáles son?

-No lo sé, Mir. Por eso os quería avisar de que puede pasar cualquier cosa, cada cuerpo reaccionará diferente. Sin embargo he tenido en cuenta cada uno de vuestros ADN, tipo sanguíneos y-se interrumpió al darse cuenta de que iba a comenzar a hablar con fórmulas que los demás no iban a comprender-. En fin, no hay de qué preocuparse porque la posibilidad de aparición de problemas colaterales es de un 2%.

Seungho esperaba fuera de la sala, tumbado sobre las piernas de Soo Min mientras ésta aplicaba su poder en él. Sus compañeros estaban descansando en diferentes cuartos después de que Insanity fuera “convirtiéndolos” (a falta de palabra mejor, empleaban aquella) y él era el último. Por su precario estado, todavía con la herida de la barriga en curación, había decidido dejarlo para el final y así Soo Min podía seguir aplicando sus poderes en él para dejarlo en el mejor estado posible.

La sensación que le transmitía la chica, apenas sin tocarlo, eran tan cálida y agradable que prácticamente podía abandonar su cuerpo y viajar lejos de los problemas, regresar con su madre y…

No. Ya había caído en aquello una vez y no quería ni debía volver a hacerlo.

-Seungho, a mí esto no me parece buena idea. No sabemos qué…

-Un 2% de posibilidades de que vaya algo mal, y ya sabes que los doctores siempre se ponen en el peor de los casos.

-Pero ya es un 2%, e Insanity no es un doctor.

-Te equivocas. Insanity tiene tantos títulos referentes a este ámbito, que quizá no podrías ni contarlos con los dedos de las manos. Quizá está un poco loco, pero es un genio único.

-Pero…-Seungho se levantó, mirando fijamente a Soo Min. La chica fue incapaz de sostenerle la mirada: por primera vez, no encontró un resquicio de cariño en los ojos del chico. Estaba siendo duro, pero ambos sabían que era necesario serlo.

-Soo Min, mi mejor amiga está en peligro. Tú has decidido luchar por nosotros, y yo me prometí hace tiempo protegeros, pero sobre todo ella es alguien a quien no puedo ver sufrir. Lo que tu hermana pueda llegar a ser para ti… So Yeon lo es para mí. Cuando perdí a mi madre, cuando no soportaba estar con mi padre, cuando me sentí perdido y la vida no tenía sentido… ella estuvo ahí. No preguntaba, no se quejaba, no se burlaba… simplemente, estaba allí a mi lado. Posiblemente, de no ser por ella ahora no estaría aquí hablando contigo. Estaría en la calle, robando o algo, todo por renegar de la idea de estar en un lugar oscuro como mi propia casa. So Yeon es mi mejor amiga, mi hermana y mi apoyo.

Los ojos de Soo Min se llenaron de lágrimas. Se había prometido ser fuerte, luchar, no rendirse. Eso era fácil, pero… ¿cómo podía escuchar esas palabras por parte de Seungho sin sentir que el corazón se le rompía en pedazos?

Esa chica… tenían que salvar a esa chica… significaba tanto para Seungho…tantísimo… No podía sucederle nada malo.

-Pero Seungho-no pudo evitar que una lágrima resbalase por su mejilla y sentir la garganta atascada, obligándole a hacer un esfuerzo sobrehumano para hablar-, yo estoy segura de que… da igual como pero… te habría conocido. Porque me es totalmente imposible imaginar cómo podría vivir sin tu esencia y calidez.

Lo había dicho. Sin decirlo, lo había dicho. No era el momento oportuno, pero le había salido totalmente solo. Tenía el pecho lleno de calor y dolor, necesitaba soltarlo, decirle a Seungho cuán importante era para ella, igual que para él podía serlo So Yeon.

-Soo Min…-de alguna manera, cuando levantó la cabeza y los ojos de ambos se encontraron, perdieron la noción de aquello que les rodeaba. Como si una cuerda o un puente se extendiera, fueron acercándose poco a poco. Los ojos de ella quedaron húmeros, sin embargo había dejado de llorar y también se le estaba olvidando lo que era respirar.

Sabía lo que iba a pasar, y no estaba preparada. Pero no quería evitarlo. Quería que sucediera, ¡lo ansiaba!

-Siento interrumpiros, pero Seungho ya puedes pasar.-se separaron al escuchar la voz de Insanity. El chico se mostró confundido, y cuando los recuerdos acudieron todos de golpe a su cabeza su rostro se congeló.

Soo Min sabía que se estaba odiando. No a ella, pero sí a sí mismo, por lo que había estado a punto de suceder.

Ahora mismo solo había una preocupación en su mente, otra mujer, y no era ella. Debía aceptarlo y aferrarse a la idea de que si había estado a punto de besarla, quizá también la consideraba alguien importante en su vida.

***

Fue abriendo los ojos poco a poco, acostumbrándose a la tenue luz de la sala. Intentó recordar qué hacía allí, y cuando un pinchazo en el brazo le rememoró los últimos segundos de conciencia antes de que la anestesia hiciera efecto supo que en su cuerpo ya estaba corriendo la sangre de un inmortal.

Se levantó despacio y bajó de la camilla. Al salir al exterior se encontró con otro agente que en seguida le preguntó cómo se encontraba. Joon le dijo que bien y le preguntó si Insanity le había dado alguna indicación para él, como estar en observación o algo semejante. El agente negó, alegando que Insanity había dicho que campara a sus anchas y volviera en tres horas para saber qué tal estaba. Por su manera de responder supuso que ese hombre no sabía nada de lo que se cocía allí dentro realmente. Tenía sentido: los agentes escogidos para enfrentarse a los inmortales estarían reunidos y entrenándose.

Joon se levantó y decidió ir a su cuarto a cambiarse y ponerse a entrenar también. Cuando llegó al piso que compartían en el Cuartel, Seung Min le salió al paso. Llevaba el cabello húmero cayéndole sobre los hombros.

-¿Ya has despertado? Me he marchado hace un rato de allí y eras un oso invernando.

-Oh, ¿has ido a verme?

-A veros. Pero como llevaba todo el día entrenando estaba todasudada, así que he ido a pegarme una ducha con la intención de cenar algo y más tarde practicar…bueno… el control de mis poderes.

-¿Has conseguido avanzar?

-Puedo… puedo usar mi luz-parecía avergonzada al decirlo-. Antes no me veía capaz. Más allá de mi fuerza, no había nada que delatase una gumiho en mí. La ayuda de Min Ah está siendo imprescindible.

-Me alegro mucho, Seung Min-sonrió Joon amplia y sinceramente-. Si te soy sincero-comentó acercándose a ella y agarrándole un mechón de pelo-últimamente temía que te sintieras inferior o desplazada al haber tantas gumihos. No sé cómo explicarlo… a ti te gusta defender a los demás y ellas… uff… déjalo, déjalo.

-Sé lo que quieres decir. Por eso quiero aprender a controlar los poderes que puedan nacer de mí, para poder ser igual de útil que ellas. No puedo dejar todo en sus manos.

-Estás muy guapa ahora mismo.-apretó con fuerza el cabello entre sus dedos, estirando ligeramente.

-Sabes que las palabras dulces no funcionan conmigo, agente Joon. Y tampoco estoy deprimida como para que intentes animarme con zalamerías.

-Estás arrebatadora, me embriagas. No quiero ser dulce contigo, Seung Min. Y jod*r, ahora mismo me estás provocando mucho.

-No sé qué pretendes, pero sería mejor que te tranquilizaras y comprobaras si hay algo de inmortal en ti.-intentó zafarse de la mano que sujetaba su cabello y lo logró, pero cuando quiso darse cuenta se encontraba en el suelo, con el cuerpo de Joon ejerciendo peso sobre el de ella. Le agarraba las manos por encima el cuerpo y tenía la vista clavada en ella.

-Lo estoy comprobando. Con tu fuerza, te será fácil librarte de mí. Obviamente, si es que quieres liberarte.

-No sé a qué viene todo esto, pero se te está escapando de las manos.

-Deja de huir de la realidad. Desde la primera vez en que nuestras pieles se rozaron, nuestros cuerpos se han buscado. Cuando hemos peleado, cuando nos hemos abrazado… se complementan perfectamente, y lo sabes. Llevo demasiado tiempo resistiéndome a esto. Incluso cuando sospechaba de ti a la vez quería…- se calló, dejando las palabras en el aire- Pero no voy a forzarte, Seung Min, eso nunca. Por eso, decide. Es nuestra última oportunidad antes de ir a jugarnos la vida.

-No voy a jugarme la vida, porque no se trata de un juego. La vida de nuestras hermanas e incluso de los humanos depende de esta lucha.-respondió, elidiendo lo que realmente interesaba a Joon.

Tenía que soltarse. Podía hacerlo perfectamente. Sí, tenía que poder.

Los segundos pasaban, y Joon fue bajando la cabeza. De repente, los labios del chico rozaron su cuello y se acercaron a su oído.

-Creo que ya me has dado tu respuesta.-y le mordió el lóbulo de la oreja.

-Joon…-jadeó ella, incapaz de resistirse ya a la obviedad. Se arqueó hacia arriba y abrazó al chico.
-Como se te ocurra empezar nada aquí, juro que te mato.-musitó, antes de separarse del chico y unir sus labios con él, besándolo con rabia.

Porque entre ellos solo podía haber pura pasión y desenfreno.

***

La puerta del cuarto se abrió y por ella entró la persona con la que más se había permitido intimar desde hacía… ya ni recordaba lo que era tener un amigo hasta que encontró a G.O.

Thunder se incorporó para quedar sentado en la cama, y G.O, dando traspiés, fue a tumbarse en la de al lado.

– ¿Cómo te sientes? – preguntó, una vez que se desplomó sobre el colchón.

– Aturdido, mareado, extraño… – murmuró Thunder -. Me he despertado así, y he tenido un sueño profundo. ¿Y tú?

– Igual… Insanity mencionó que era normal, ¿no?

El chico asintió.

– ¿Por casualidad te enteraste de algo de lo que explicó?

– Bueno… intuitivamente… Creo que es una especie de virus – explicó Thunder -. Creo que actúa sobre el metabolismo y sobre las células sanguíneas a no sé qué nivel, y que potencia las facultades humanas o algo así.

G.O suspiró. Él también había entendido aquello, pero seguía pensando que era demasiado absurdo todo lo que les estaban haciendo, por mucho que al tomar la decisión de someterse al experimento hubieran estado de acuerdo. ¿Convertirse en inmortales? Era increíble… aunque si servía para patearles el culo a los que se habían llevado a la chica, bienvenido fuera.

– Insanity cree que los inmortales no son humanos evolucionados – siguió diciendo Thunder -. Cree que son una raza híbrida entre gumiho y humano, así que, aisló no sé qué, algo que encontró en los cadáveres de los más jóvenes, los que él piensa que fueron transformados y no nacidos, y es lo que nos ha inoculado.

– Y si fueron una raza creada a partir de un cruce, ¿cómo es que sólo nacieron hombres?

Thunder se quedó pensativo.

– Mmmmm, no sé… lo que está claro es que ellos sólo convierten a hombres. Min Woo dice que eran muy quisquillosos en cuanto a la estructura patriarcal… probablemente en los primeros nacidos incluso hubiera mujeres. Quién sabe.

– ¡Jod*r! La cabeza me da vueltas.

– ¿Quieres que llame a la enfermera? – Thunder agarró el pulsador y miró a su amigo.

– ¿Te da vueltas a ti también?

– Sí.

– Entonces no llames. Maldita sea, ¿cuánto durará esto?

Hubo un largo silencio en el que Thunder suspiró profundamente.

– No han llamado – murmuró, al fin.

– ¿Quiénes?

– Esos tipos. No han llamado para decirnos qué quieren a cambio de So Yeon.

G.O se asombró al escuchar el tono preocupado de Thunder. Se suponía que no tenía ningún tipo de interés en ella.

– Min Woo opina que es para aumentar la tensión. Dice que llamarán antes o después y que si quisieran hacerle daño, la habrían matado allí mismo.

– ¿Qué pretenderán?

– Mmmmm… no sé. Min Woo y Min Ah creen que es por las hermanas. Piensan que las quieren a ellas.

– ¿Y cómo saben quiénes son?

– ¿Y cómo sabían dónde estábamos y cuál de todos nosotros era el único civil?

– Dios… pobre So Yeon… seguro que no entiende nada y está muerta de miedo.

– ¿Tanto te preocupa?

– Sí… bueno, no es lo que crees. Me preocupa, claro, no es una desconocida, y además, Seungho…

– Thunder, tú no tienes la culpa de que la hayan secuestrado, ¿vale?

– Lo sé… pero me siento responsable de alguna manera. Creo que le hice daño y…

– ¿Desde cuándo te ha preocupado eso? – le interrumpió G.O. -. Se supone que precisamente la dejaste para evitar hacerle daño. Además, nunca le prometiste nada, ni le juraste amor eterno… ¿verdad?

Thunder rió amargamente.

– Sabes perfectamente que ese no es mi estilo.

– ¿Es posible que So Yeon haya cambiado algo en ese estilo?

– No – la respuesta fue rápida y tajante -. Eso no cambiará jamás. Sabes la vida que llevamos, esto a lo que nos dedicamos… es incompatible con cualquier cosa parecida a tener familia o una pareja. Seria vivir una mentira constante.

G.O. rió ruidosamente.

– No te ofendas, pero tú vives una mentira constante.

– ¿Te refieres al Jinete? – preguntó Thunder.

El tono inocente del chico le hizo reír de nuevo.

– Obviamente – respondió.

– Bueno… más que una mentira… el Jinete es otra faceta de mí. Mi lado salvaje, extrovertido, arriesgado… es una forma de sacarlo. Él me da seguridad, me recarga la autoestima… no sé explicarlo, pero sé que le necesito.

– Hablas de él como si fuera otra persona. ¿Has pensado en ir a un loquero? – bromeó G.O.

– Lo hice… estamos trabajando en ello, pero no se trata de un desdoble de personalidad ni nada parecido. Soy yo mismo, ya sea como Thunder o como Jinete, o por lo menos eso es lo que me dice mi terapeuta… dice que somos un equilibrio, y que hasta que no encuentre por mí mismo ese equilibrio, el Jinete es una buena solución temporal… ¿por qué te estoy contando todo esto? Nunca se lo había dicho a nadie…

G.O cruzó las manos debajo de la cabeza a modo de almohada y sonrió mirando al techo de la habitación.

– Pues porque soy tu amigo… y porque la desaparición de esa chica te tiene las emociones a flor de piel, estúpido.

***

So Yeon había dejado de llorar hacía ya muchas horas, ¿o días? ¿Cuándo tiempo llevaba encerrada allí? ¿Y dónde narices estaba?

Solo les veía cuando le llevaban comida, y no respondían ninguna pregunta. La miraban como si se sintieran superiores a ella, podía ver en sus ojos una risa mal disimulada. Había algo en aquellas personas que hiciera que se le erizase el cabello de la nuca. No legu staban.

¿Qué querían de ella, por qué la habían llevado hasta allí?

Se acercó más al rincón donde estaba y escondió la cabeza entre las piernas. Comenzaba a tener frío y sueño. Quería salir de ese lugar, ¿y Seungho, dónde estaba Seungho? Le echaba tanto en falta…

Tenía que hablar con el Jinete, quería decirle que no necesitaba que la amase… que su existencia era maravillosa…

-Humana-no sabía a quién iba dirigido aquello, pero levantó la cabeza, sobresaltada. Un hombre, alto y atractivo pero con ojos fríos como la escarcha le estaba hablando-, en realidad tú no nos interesas nada. Pero eres sin duda el mejor método para atraer a aquellos patanes hasta aquí. No hay lugar mejor para acabar con sus vidas.

¿Humana? ¿De qué narices estaba hablando?

So Yeon quería preguntarle qué tonterías estaba diciendo, que la sacase de allí, que era un mamarracho, un sinvergüenza, que iba a denunciarles, que… nada salió de su boca. En dos días parecía haber olvidado lo que era hablar.

-Es tu culpa, por hacerte amiga de ese humano. Agentes especiales… Van a pagar muy caro haberse inmiscuido en nuestros asuntos y habernos separado de las gumihos. Oh… seguro que no entiendes nada de todo esto, pero da igual-se inclinó, hasta ponerse a su altura-. Total, solo te necesitamos para atraerlo a los agentes y a las gumihos hasta aquí. Una vez vengan a nosotros…-alargó el brazo, atrapando la nada, y apretó con furia hasta que las venas se marcaron en su piel- Tu final será bastante deprimente. Al menos intentaré que no duela.

***

Mir lo sabía. Que cuando despertase, Sun Nyu estaría a su lado. Que quería seguir entrenando, pero que mientras él estuviera en un estado precario, ella no sería capaz de concentrarse en otra cosa.

Por eso, cuando abrió los ojos y ella prácticamente saltó sobre él para ver cómo se encontraba, antes de dejarle preguntar nada ya le dijo que estaba bien, solo algo mareado. La chica le ayudó a enderezarse y le comunicó que según Insanity podía hacer vida normal y regresar a las tres horas para ver qué tal estaba reaccionando.

Ambos caminaron hacia fuera en silencio. Últimamente podía estar junto a la chica sin ponerse de los nervios cada cinco minutos y eso era sin duda un paso. Ella también parecía más calmada, y no le atosigaba tanto… acaso fuera que se había acostumbrado tanto a su presencia, que ya no le molestaba verla cada dos por tres. En realidad, incluso notaba que le faltaba algo si no la veía al menos tres o cuatro veces al día.

-¿Tienes miedo?-preguntó ella de repente, cuando estaban cerca de la sala de entrenamiento, deteniendo su paso. Él la imitó.

-¿Miedo? ¿En serio me preguntas eso, Sun Nyu? Si tuviera miedo, desde un principio no estaría trabajando en esto. Y tú, ¿tienes miedo?

-Obviamente tengo miedo. Podría pasaros algo. Podrían herirte. Sobre todo temo porque te hagan daño. Creo que me volvería loca si vuelvo a verte en una cama malherido.

-¿Cómo va a sucederme algo teniendo a mi lado a la salvadora de todo el equipo?

-No estoy bromeando, Mir.-él suspiró al ver cómo los ojos de la chica se humedecían lentamente. Caminó hasta encontrar una escalera, y se sentó en un escalón de la misma, invitando a Sun Nyu a hacer lo propio a su lado. Una vez ambos sentados, habló:

-Ya sé que no bromeas, pero Sun Nyu es inútil que vayas a luchar con miedo. Ya sé que los demás se creen que soy un bromista sin sentido pero… tampoco quiero que os suceda nada a ninguno de vosotros. Y a ti, Sun Nyu, te debo tanto que ni siquiera concibo que pueda pasarnos nada, no al menos hasta que te devuelva todo lo que creo que debo devolverte.

-Pero Mir, tú no tienes que devolverme nada.

-Salvaste a mis amigos, me has salvado a mí… Te debo vidas. Me da igual cómo lo veas, pero te debo demasiado.

-¡Pero no quiero que me devuelvas nada! ¡Solo quiero que estés a salvo!

-¡Por eso no pasará nada! Sun Nyu, no va a pasarnos nada. Simplemente, porque no. Por eso, no tengas miedo.-sin darse cuenta, había agarrado una mano de la chica entre las suyas.

-Esa es una explicación muy vaga, Mir.

-Pero es la que tenemos, y con eso me sirve. Eso, y la idea de cuando volvamos quiero tomarme unas vacaciones o algo. Quiero comer comida extranjera, pero en su país no en un restaurante de aquí.

-Puedo aprender a cocinarlo para ti.

-Eso estaría bien-rió el chico-. Y a ti te iremos a comprar ropa. A las chicas os gusta eso, creo. Y siempre sueles usar lo mismo. Creo… imagino que… te sentaría bastante bien un vestido. Pero no blanco. El vestido blanco ese lo usaste demasiado tiempo.

-Te dejaré escogerlo a ti.

-No se me da bien la moda…

-Pero quiero llevar algo escogido por ti.

-De acuerdo… ¡ah! ¡Helado! Desde que te conozco, creo que nunca hemos comido helado. Una amistad no lo es del todo si no compartimos un helado.

-Nunca…nunca he probado ninguno. Oh… hay tantas cosas que nos quedan por hacer.-al escucharla decir eso, Mir apretó con más fuerza la mano que sujetaba. Aunque ahora estaban sentados el uno al lado del otro en el escalón y tenían las manos sobre éste, no se habían soltado.

Unas manos cálidas y agradables que les escuchaban hablar de sus planes juntos para el futuro.

Anuncios

11 respuestas a “비밀” Bimil – secreto. Capítulo nº 21

  1. makino dijo:

    Omoooo….. que capitulazo. Estoy en shock! “Porque entre ellos solo podía haber pura pasión y desenfreno.” Moriiiii. *0* me encantan las interacciones de esa pareja.
    Que pasará? El jinete/thunder se siente confundido, será que es pura preocupación o siente algo mas por So yeon? Lo veremos en los siguientes capis(que espero sean muchos,muchos mas)xD
    Asdfgdassdfg me encantó 🙂

  2. fullvcia dijo:

    Como siuscargueís a alguno siusmato..(o tenía q estar ya durmiendo)…

  3. Sin duda esta es mi diversión de las noches miercoles/jueves.Buah, me a encantado (vaya con la parejita de Joon y Seung Min…que se van a “mojar” XD)¡Ahora se han vuelto inmortales! esto se pone interesante… Y yo diria que Thunder siente algo por la chica, eso no puede ser solo preocupación (¡¡¡la quiereeee!!!) Pues eso, que a estado genial,pero se me a hecho muy corto ;3; (mi kokoro llora por que quiere más Bimil)Hasta la semana que viene chingus,esperare por más de este maravilloso fic >3<

  4. ARI8 dijo:

    Mierda, mi comentario se fue al garete pero se puede resumir en:

    Odio a la que va tras Seungho, me parece vomitiva, asquerosa, patética y no la aguanto. Estoy deseando que la palme porque cada vez que aparece en escena necesito primperán.

    Sun Nyu está siguiendo el camino de la anterior pero creo que la palmará pronto por la escena de las escaleras.

    Sung Ming me encanta cómo trata a Joon de tú a tú, sin miramientos, sin pucheros, sin nada, tal y como es, para acabar teniendo un Game Over en medio del pasillo.

    So Yeon me da mucha pena porque por culpa de Seungho al no haberla puesto al corriente de lo que era para que así tuviese cuidado con todo y por su deseo egoísta de no perderla, ahora está a punto de perder a la persona que más ama en la vida, lo que jodió sobremanera a la otra y yo disfruté a lo grande viéndola sufrir mientras Seungho le hablaba de So Yeon.

    Thunder, que deseo de todo corazón que acabe con So Yeon porque todo parece indicar que se está enamorando de ella y que lo de Seungho y sentirse culpable es sólo una excusa.

    Pues eso, que espero con ganas el siguiente y deseando ver morir a la vomitva XDDDDDD

    • Makino dijo:

      Aiinsss, que mala eres… pobre vomitiva xD.
      A mi no me cae mal, curiosamente, (porque detesto el agyeo) tal vez porque siento que su actitud es sincera, no es de esas que fingen ternura. Ella es mona/insegura/timida de verdad 😀
      PD, me encantan tus comments, al leer cada capi bajo a los comentarios, en plan “vamos a ver que comentó Ari”, Jajajajaja

      • ARI8 dijo:

        No veas lo que me has hecho reír con tu comentario en respuesta al mío, me encantó, de verdad.
        Pues creo que vas a seguir viendo en los siguientes comentarios que le daré mucha caña a la vomitiva XDDDDDDDDDDD

  5. Mercedes Casiano dijo:

    OMG!!!! Hasta ahora el mejor capitulo que he leído!!! Realmente esto se esta poniendo bueno, como que el AMOR ronda por ahí kekeke…. Al parecer el grupo cada quien con su parejita Seungho/ Soo Min (Como detesto a Insanity por haber echado a perder el momento mágico grrrr! CASI SE BESAN!!!!), Joon/ Seung Min (No pude evitar gritar por ese beso TANNNNNNNN APASIONADO!!! o(^o^)o ME MUERO! / No que no agente Seung Min??? ^^v), Mir/ Sun Nyu (Me encantan parecen unos niños ^^), Thunder/ So Yeon (no es 100% seguro pero me encantaría que terminasen juntos) y G.O??? A nuestro biG.Otudo no me lo pueden dejar forever alone eso noooo por fis se los ruego!! *;*

    En fin los esperaré hasta el próximo miércoles o jueves de Bimil si Dios quiere, espero que el siguiente capitulo me sigan sorprendiendo como hasta ahora, son geniales las adoro!!! Con esto me iré feliz a la facultad (Si es q encuentro carro ya que por culpa del paro de transportistas no hay mucho bus, micro, combi como se llame aqui en Peru) a ESTUDIAR!!! xD

    Salu2!!!!! ^^

  6. Alusiana dijo:

    Woooowww está muy bien^^
    Adquiriendo poderes…. que les pasará?…. y ese 2% …. no sé porque me preocupa^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s