“거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo nº18

By @Jeanelok y Nuna.

Ni siquiera el ruido de los platos chocando y rompiéndose contra el suelo, que resbalaron de sus manos cuando escuchó aquel nombre, pudieron sacarla de su estupefacción. No se había equivocado, habían repetido el nombre y no había duda, era el mismo. Un nombre que para ella era sinónimo de maldición y desgracia.

La locutora seguía hablando, contando cómo una vecina había encontrado el cadáver, al asomarse extrañada al interior de la vivienda cuando encontró la puerta abierta. La policía no había tardado en llegar, y ahora estaban esperando que los fiscales dieran luz verde para llevárselo a la morgue después de practicar los exámenes correspondientes.

A todas luces había sido un suicidio, pero las autoridades querían investigar bien todas las posibilidades antes de cerrar el caso, así que la causa de la muerte seguía todavía en el aire.

No quería que fuera él… no quería. Podía tolerar su nombre. De hecho, habría muchas personas con el mismo, pero no quería que se tratara de él. No quería saber nada de esa persona. No le dolería que muriera, de eso estaba segura, y era algo en lo que había pensado muchas veces. Como mínimo, siempre pensó que le sería indifente, pero ahora que cabía la posibilidad de que en realidad hubiese muerto, Sun Rae habría preferido no enterarse. Siempre que deseó su muerte, se sintió fatal. Ella no era así, y no pasaba mucho tiempo antes de que se arrepintiera de sus pensamientos e imaginara entonces miles de castigos para él. Ahora estaba muerta de miedo. Temía que quizás acabaría alegrándose demasiado, que esto la hiciera un poco más mala persona, y con eso él consiguiera romperla por dentro una vez más.

Y por fin llego la confirmación. Una foto suya, debía ser reciente porque lo notó algo cambiando, aunque sin duda se trataba de él. La misma cara, los mismos ojos que ahora sí se le antojaban profundamente malévolos.

Algo más delgado. Había perdido peso y eso le hacía tener los rasgos más afilados. Pero era inconfundible con esa mirada inteligente y la sonrisa de medio lado, incluso seductora.

A Sun Rae se le heló la sangre.

Acababa de ver la crónica de la muerte de su ex-novio.

Sun Rae permanecía irremediablemente clavada frente al televisor. Los reporteros seguían contando el caso, repitiendo aquel maldito nombre una y otra vez, pero en esta ocasión su fotografía permanecía fija en la parte superior derecha de la pantalla. Dio un paso casi a ciegas, para acercarse a la mesa del comedor y apoyar a tientas la mano, buscando algo a lo que sujetarse.

Se esforzó por recobrar el resuello. Jadeaba sin control y pensaba que el corazón le iba a explotar.

***

Un rato después, todavía estaba intentando digerir la noticia. Ese hijo de puta había muerto y ella todavía no sabía cómo sentirse al respecto.

Era ya tarde, no se había arreglado todavía y ni siquiera había recogido los restos de lo que iba a ser su desayuno. Lo había intentado, pero sólo había conseguido andar de un lado a otro por la casa.

Había ido a ducharse, pero se dio cuenta de que no había preparado la ropa que iba a ponerse después. Cuando salió a por ella, se despistó por el camino, y pensó que quizás sería mejor comer algo. Fue a la cocina, pero entonces reparó en que tenía que recoger los papeles que necesitaba para ir a trabajar.

Iba de un lado a otro, con las ideas rondándole la cabeza, incapaz de hacer una cosa antes de que se le ocurriera otra, y otra, y otra…

El único pensamiento que tenía en la cabeza era la muerte de aquel animal…

¿Suicidio?

Si algo lo conocía Sun Rae, y dudaba conocerlo en profundidad aunque había visto lo suficiente, alguien como él, cuyo sentimiento de culpa simplemente no existía, era incapaz de suicidarse. No se le ocurría ningún motivo por el que él lo hiciera, a no ser que le beneficiara, y lo mirara por donde lo mirara, ese no podía ser el caso.

Entonces, ¿por qué?

Recordó que la policía no había cerrado el caso y que iba a seguir investigando, pues el suicidio era sólo una hipótesis.

Sun Rae no pudo evitar sonreír de medio lado, al pensar que había una remota posibilidad de que alguien lo hubiera quitado de en medio… qué habría hecho para encontrarse con un final así.

Probablemente repitió la hazaña con alguna otra chica, y esta vez había dado con un hermano, con un amante, o con un padre peligroso…

Un pensamiento pasó volando por su cabeza… un amante… alguien sin temor, con ansia de venganza… alguien con facilidad para matar y con astucia para ocultar el crimen…

No… Se lo habia prometido.

Pero era tan impetuoso, tan imprevisible. Quizás había tenido uno de sus ataques de cólera y no pudo controlarse…

No. No iba a desconfiar de Ares. Él tenía palabra y era un hombre de honor. No iba a volver a consentir que la falta de confianza entre los dos creara más malos entendidos.

Se sintió culpable por haberlo pensado siquiera. Pero quién iba a culparla… Se trataba del Dios de la Guerra.

He matado mucho…

Siempre en aras de buena una causa.

No, no me hizo daño, pero si me hubiera manifestado físicamente en su presencia, dudo que ahora pudiera decir lo mismo…

Atenea bromeaba, su hermano jamás la habría dañado.

Soy un animal, pierdo el control, me enfado…

Sun Rae sacudió la cabeza. No iba a dejarse vencer por las sospechas, y no iba a desconfiar de él otra vez.

Respiró hondo, centró sus pensamientos en lo que tenía que hacer, y se dispuso a comenzar el día de la mejor forma en que pudiera.

Llegaba tarde.

***

Sun Rae pasó el control de seguridad y atravesó corriendo el parking interno para acceder al edificio por la puerta que daba a él. Así se ahorraba el rodeo hasta la puerta principal, el trasiego de gente en la gran sala de recepción, y la pequeña cola de empleados que a veces se formaba en el control de acceso para pasar la tarjeta. Conseguiría llegar a la hora exacta.

Estaba a punto de entrar al edificio, cuando una voz familar la llamó.

Se dio la vuelta.

A pocos metros de ella, estaba la señora. Atenea.

Paró en seco. Su sóla presencia allí, justo ese día, no auguraba nada bueno. Y por la expresión de su rostro, el motivo de su visita no era cortés.

– ¿Qué pasa? – preguntó, casi con ansiedad, mientras se acercaba a ella.

Atenea la escrutó con su profunda mirada.

– Lo sabes – afirmó. Sabes lo que ha pasado, ¿no es verdad?

– He visto las noticias. ¿Por qué estás aquí exactamente?

– Quiero hablar con él. Supongo que se lo habrás contado ya… – dejó la frase a medias, pero el significado estaba claro, Atenea pensaba que al enterarse, Ares había actuado en consecuencia -. Pensaba que lo vería aquí, pero su coche no está, creo que todavía no ha llegado. Supuse que vendría contigo. No quería alertarle. Mirarle a la cara y ver su expresión será suficiente para mí. Conozco a mi hermano.

– ¿Crees que ha tenido algo que ver con…? – no pudo formular la pregunta. La cuestión en sí era ya un síntoma de desconfianza, y poco antes había decidido que no desconfiaría de Ares.

– Eso es precisamente lo que quiero averiguar.

– Pero… pero ellos dicen… dicen que se suicidó – titubeó la muchacha.

– Sun Rae, no sé lo que ha ocurrido, no estaba mirando porque pensaba que podía dejar de preocuparme por vosotros, pero créeme cuando te digo que ese hombre no se suicidó – afirmó Atenea, con un tono severo.

La chica se apoyó contra el coche que tenía al lado. Las fuerzas iban a abandonarla. Lo habían asesinado, e incluso la propia Atenea sospechaba de Ares.

– No puede ser, él dijo que no lo haría, me lo prometió – dijo, en un susurro.

Notó, más que vio, el movimiento de la mujer, que se le acercó y le puso una mano sobre el hombro.

– ¿Él te lo prometió?

– No exactamente, pero me dio a entender que no le haría nada.

– En ese caso, puede que haya una esperanza. Él nunca faltaría a su palabra, y menos si te la ha dado a ti – su voz sonaba esperanzada.

– Pero… ¿tú lo sabías? ¿Sabías todo lo que ese me hizo? – volvío a preguntar la chica, cayendo en la cuenta de que nunca le había contado nada.

– Sí. Lo sabía. La historia es muy larga, así que no me preguntes cómo, pero lo sabía. Incluso antes de que Ares comenzara a perseguirte, yo ya lo sabía. Por eso no quise que mi hermano te causara más dolor. Pensé que te usaría como a las demás, y sabiendo tu historia, no quise que eso sucediera.

– Otra verdad oculta… – murmuró Sun Rae, entendiendo la situación.

– Lo lamento – se disculpó la diosa.

Sun Rae sacudió la cabeza. Un nuevo engaño. Otra nueva mentira. ¿Alguna vez dejarían de ocultarle cosas?

De repente, se echó a temblar.

– Él… Ares… ¿también lo sabía?

– No – afirmó la diosa.

Sun Rae levantó la vista, y durante unos segundos las dos se estudiaron mutuamente.

– No se lo dije, Sun Rae – repitió Atenea -. Al principio le di a entender que buscara a otra, porque tú habías tenido malas experiencias y no necesitabas añadir otra más. Como podrás deducir no me hizo caso. Más tarde me preguntó por ello, pero yo no podía desvelar un secreto que sólo tú tenías derecho a contarle. No lo vi justo – le levantó el mentón y hundió sus ojos todavía más en los de la muchacha -. Te estoy diciendo la verdad.

Sin embargo, ni siquiera aquello le pareció importante. Ahora ya no importaba. Total, ya todos lo sabían.

Atenea afirmaba que no había sido un suicidio, ¿le diría por lo menos cómo lo sabía?

Se lo preguntó, y esta vez la diosa no dio rodeos:

– Su muerte no estaba prevista. Las Tejedoras están totalmente desconcertadas. No era su destino morir hoy ni de esa manera, pero el hilo de su vida cambió de repente y se cortó – le dijo -. No es obra humana. Detrás de la muerte de ese hombre está la mano de un dios… y ha llegado a oídos de Zeus.

Sun Rae hundió los hombros y bajó la cabeza. Comenzó a sollozar sin control.

– Entonces… al final resulta que sí ha sido él – sus palabras apenas podían entenderse.

La diosa la rodeó con sus brazos. Estaba intentando tranquilizarla, pero las palabras que pronunció a continuación, tuvieron para Sun Rae el efecto opuesto:

– Yo no he dicho eso, niña. Si te dijo que no lo haría, dudo que haya roto su palabra. Y él no es el único de nosotros que está aquí…

Un trueno sonó sobresaltándola, pero Atenea la agarró más fuerte. Después del primero hubo otro, y otro, y otro… cada vez más fuertes y más cerca. Un viento helado comenzó a soplar casi de repente, venido de ninguna parte, y el ambiente se llenó de la humedad que precede a la tormenta.

– Qué extraño – pensó Sun Rae -. Hace un momento brillaba el sol y no había ni una sola nube.

***

Estaba contento y feliz. Llevaba un par de días así de exuberante, exactamente desde que Sun Rae se había confiado a él. Aquella mañana llegaba tarde al trabajo porque había pasado a comprarle un par de libros más sobre la mitología griega, esperanzado de que ella se interesara por lo que él era, al menos desde el punto de vista humano, así fuera capaz de preguntarle cosas y poco a poco ser más cercanos.

Salió del coche tatareando, con la chaqueta sobre el hombro y sorprendiéndose al reconocer dos figuras en el parking.

-¡Sun Rae! ¡Hermana!-las llamó acercándose hasta ellas. Las mujeres se volvieron lentamente, y él se quedó estupefacto al ver sus rostros.

La primera en aproximarse fue Atenea, soltando a Sun Rae a quien mantenía sujeta. La muchacha se quedó en un rincón, abrazándose. Ese gesto comenzaba a exasperar al Dios, porque significaba que algo la atormentaba. Intentó hacer caso omiso de su hermana y acercarse a ella, no obstante sintió que estiraba de sus brazos y le obligaba a quedarse plantado ante ella. Intentó intimidarla con la mirada, instigándola a contarle qué narices sucedía.

Atenea negó con la cabeza, soltándole con un suspiro.

-Ni siquiera sabe qué ha sucedido, Sun Rae.-dijo finalmente.

-¿No?

-Me lo he imaginado nada más verle llegar así de tranquilo. Pero ahora estoy segura…ve, ve con ella. Necesita que la abraces con fuerza.-sin acabar de entender lo que sucedía pero importándole poco en comparación con la idea de que Sun Rae necesitara un abrazo suyo, se acercó a ella y se lo propinó. Al principio apretó suavemente, tanteando, pero finalmente la sujetó como si ella fuera a desplomarse en cualquier momento. Realmente parecía que fuera a suceder, de tan pálida que estaba.

-¿Qué ha sucedido?-preguntó finalmente. Sun Rae se estremeció ligeramente, así que la Diosa tomó la palabra por ambas.

-Se ha suicidado…no, han asesinado al ex de Sun Rae.

La respuesta cayó como una losa sobre él. Se hubiera alegrado, de no saber que aquello le ponía en el punto de vista de su hermana y Sun Rae, aunque al parecer ya le habían descartado… y sobre todo que obligaba a la chica a recordar cosas que eran preferibles mantener en el olvido.

Mantuvo el temple frío y la mente en blanco, mientras su hermana le contaba los pormenores.

Nuevamente un trueno estalló en el exterior.

-Oh mierda, por eso de repente padre…-había estado tan perdido en los pensamientos agradables que ni siquiera le había preocupado aquella repentina llovizna que posiblemente fuera cosa de Zeus. Solía enfadarse con facilidad.

¿También pensaría que había sido él el culpable de aquello?

***

Ganímedes prácticamente se dobló al verle aparecer, aunque no llegó a hincar la rodilla en el suelo. Era una respuesta tanto de respeto, como de debilidad ante él. Porque se encontraba ante el Dios de los dioses, el padre de todos, el gran Zeus. Un Zeus enfurecido, además, y sabía perfectamente por qué.

-¿No se supone que tenías vigilarlo?

-Es lo que he estado haciendo.-se justificó, sin embargo sabía que en el estado en que se encontraba Zeus de poco iba a servirle.

-Entonces, ¿puedes explicarme qué ha sucedido exactamente?-gruñó, golpeando la tubería que tenían al lado. El agua comenzó a escaparse por ella enseguida, confundiéndose con una lluvia que a ellos no llegaba a empaparlos.

Estaba acostumbrado al temperamento del Dios, sin embargo siempre sentía que perdía el aliento cuando le entraban aquellos arranques. Además, incluso había tomado un cuerpo acorde con su magnificencia. Casi un metro noventa, musculoso y con arrugas alrededor de los ojos que en vez de afearlo o envejecerlo, demostraban que era sabio. Lucía un bigote cortado en V invertida y un poco de barba que seguramente habría enloquecido a las mujeres.

Ante todo, Zeus siempre quería lucir bien ante todo el mundo porque no se sabía dónde el Dios podía encontrar una nueva presa, como él mismo fue en el pasado.

-Las Parcas-continuó hablando- se han visto sorprendidas por un corte que no debería haber existido, y esto solo puede ser obra de un Dios…y estando en Corea, ¿quién nos queda de opción a parte de Ares? Tenías que vigilarlo, justamente para que no sucediera algo así.

-Pero yo…de verdad, estoy seguro de que no ha sido él.

Un nuevo relámpago rompió el aire. Zeus respiraba furioso, esperando una explicación a sus palabras. Ganímedes sabía que en parte era culpa suya que aquello hubiera sucedido, porque debería haberlo previsto y no fue capaz.

-Él no ha sido.-reafirmó.

No, porque sabía que la muerte de aquel hombre dañaría a Sun Rae, y desde luego Ares nunca permitiría que la muchacha volviera a llorar, al menos no por su culpa

Listado de capítulos.

21 respuestas a “거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo nº18

  1. Carol dijo:

    OMO! Zeus chulazoooooo, jajajja, qué buenorro…
    Ains, se complica la historia, pero me alegra de que el gran capullo haya muerto, ¡se lo merece!

  2. Pamela dijo:

    OPPA!!!!……. *LLORA DE EMOCION AL TENER A ESTOS 3 HOMBRES JUNTOS* OPPA!!!… * SE DESMAYA DE LA EMOCION AL VER A MR CHA *. O.O

  3. La' Vete dijo:

    Aigoo! Pero que cuerpo se viene a agarrar… con todos del lado de Ares ya se le armo a Eris. Gracias por el capi aunque sea tarde ^^

  4. Usako Chiba dijo:

    Opazzzzoo tremendo Zeus, mira que si esto era imperdible ahora no se como llamarle, amo profundamente este fic, y es que cada dios que sacan me hace pedir a todos los cielos conocerlos en persona.
    Millones de besos

  5. ARI8 dijo:

    OPPAZOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    Ya tenemos a Zeus en la tierra y resultó ser él nada más y nada menos, pero claro, no podía ser otro MUAJAJAJAJAJAJAJAJA. Además, con el carácter que se gasta en la vida real, por lo que pudimos leer en esa entrevista que tradujiste, más el que muestra en todos sus personajes. Ese malo de Athena cómo me encantó, por no hablar de 71 Into The Fire. Dios, ya quiero ver las que arma estando en la Tierra, pero sinceramente espero que no les haga nada a Sun Rae y Ares, que se merecen ser felices y a ver si Joon le dice que la Discordia anda por medio y armándolas muy gordas y se soluciona todo de una vez.

    Pobre Sun Rae, que no se lo pasaba a creer, hasta que finalmente se confirmó que no fue él, pero claro, ahora tiene miedo por lo que le dijo Atenea de que Zeus lo culpe a él. Dios, Ares, Atenea, haced algo carajo y proteged a Sun Rae de la ira de Zeus y Joon, leñes, mete baza por medio y descubre que la asesina fue la Discordia.

    Nenas, enhorabuena, pero por Dios os lo pido, no sigáis poniéndome del corazón que me lo hacéis pasar muy mal y esos dos se merecen un final feliz de traca.

  6. saiquitos dijo:

    Hayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy chicas ni que ntuvieramos transmisión de pensamientos, desde que apareció el gran Zeus en mi mente se aparecia esa divina figura, perfecta para representar al DIOS de los DIOSES encima le pega perfecto a la personalidad de Zeus,.
    Gracias, Gracias, Gracias………………….sera hasta la próxima semana soñando con un encuentro cercano de cualquier tipo con estas tres linduras.
    PD: sería bueno iniciar una campaña para nombrar a Corea como el nuevo Olimpo(se me vienen a la mente nuevos dioses)

  7. niñoyakuza dijo:

    no oye jajajjaa nos quieres matar de un infarto o ke jajajajajjaja porke no hay hombres asi en mi pais jajajajaj exelente amo a ARES y a ZEUS jajaja y a todos y ………. gracias por el cap ….. ahora a esperar a ke sea miercoles 😦 ke triste jajajajaj pero graias

  8. Tamaragua dijo:

    OPPAZOOOOOOOOOOOOOOO!!!!! Jajajjajajjjajajaja!!!
    Acabaréis haciendo q este Chulazo me guste y tó, q ya sabéis q yo no termino d verle ese algo, lo q sea q atrae… XDDD Ale, a la porra la típica imagen griega d Zeus o la romana de Júpiter, ahora lo q se viene es el Olimpo Coreano, con Oppazo a la cabeza del Reino, jajajja!!!
    Yo solita me peto por lo condenadamente buenas q sois..!!!! ♥♥
    Ahora q la cara q le habéis puesto a Atenea…pos como q no caigo quién es…pq conocerla la conozco pero no caigo….se aceptan aclaraciones a esta, mi duda!! ^^

    Y ahora sip, tras un capo 17 más q suculento y con el q calmásteis a más de una la ansiedad del fic entre las q me encuentro 😄 y desvelásteis ese gran secreto q escondía la profunda desconfianza q Sun Rae demostraba hacia ARES, ahora lots of Surprises, again, XDDD
    Y nuevo cap q nos introduce en una nueva situación q nos va a volver a producir ansiedad x un tubo, #LoVeo XDDDDDDDDDD Pero adoro este tipo de ansiedad (ya fueran todas igual d agradables =P), a la espera de mi nueva ración de KOJITMAL el próximo miércoles ^^

    Gracias chicas, sois unas crakas, la BOMBA de escritoras.
    Q sepáis q guardo como un tesorito en un archivo d word todo el fic, q semana a semana voy haciendo un copy&paste del nuevo capi, q una vez finalice convertiré en pdf y guardaré como oro en paño. Los 18 caps publicados ya ocupan la frilera de 170 páginas, así q está a punto de convertirse en una verdadera novela, nenas!! ^^ Q a su vez tiene todas las papeletas para coronarla como my number one…..bah!!! En realidad ya lo es, nop?? XDDD

    Gracias, Sonia & Inma!! ♥♥

    • Nuna dijo:

      Tama, has visto Cinderella Unnie? Pues es la que hacía de madre. La que salió en las fotos con TOP en aquel reportaje famoso. Se llama Lee Mi Sook, y a sus 52 tacos está de estupenda como la ves.

  9. rosaday dijo:

    xddd ZEUS no podria ser otro , se hiceron esperar chicas todo el dia pensando hoy es MIERCOLES.

  10. thaniayamato dijo:

    aaaa pero k bonito esta esto me encanta ja estoy = k muchas mas apenas describian a zeus dije ja ia se kien es este y aora ya no odiaba a zeus entro en mis favoritos jajaja
    zeus (pork el otro ia estaba9
    ja mi niño ares ja el pensando en libros y sun rae y atenea pensando en k se divirtio matando pobrecito imagino su cara de what?

  11. MaDDy dijo:

    OMMAAAAA es q ZEUS!!!!! oh mi Zeus o sea Oppazooooo! no si ahora mi imaginación ha quedado al tope pero es q es como anillo al dedo! el oppazo es Zeus no hay por donde!
    Q excelente va esta historia!!!!!
    (Y lo mejor es q acá aún es miércoles!)

  12. marybv dijo:

    jajajaj ese OPPAZO quien mas puede ser Zeus que el Sr CHA , amo a ese hombre. esto no es el olimpo esto es el Paraiso donde yo quiero estar.
    Mira y Park shi hoo no puede aparecer haciendo un cameo .
    Pues esto no se puede, mejor dicho no se debe dejar de leer.
    Gracias chingus se han currado. cada capitulo es inmejorable.
    a esperar prox miercoles .
    Pd quiero un nuevo capitulo el sabado. quien se une a la peticion?

  13. nanita dijo:

    guauuuuu ahora cada vez mas personajes tienen rostro definido , me sorprenden cada dia mas:…
    como nos tienen enganchadas chicas!!!

  14. larosae dijo:

    Oh Diossss quiero estar en el Olimpo y que los ángeles digan amen, AMEN!!! Esto cada vez está mejor que nunca, con cada personaje que aparece Kojilmal en enreda mas y mas en su trama, cada miércoles me desespero por prender la compu , chicas son un éxito total. ^^

  15. lolipop dijo:

    hahahahha q bajen esos dioses x aqui q zeuuuuuuuuuuss fue lo q mas m gusto del cap, de verdad un dorama con estos m encnatariaaa

  16. fumoffu dijo:

    ¡¡¡SOIS LA LEEEEEEEEEECHE!!!..y si,Nuna, si te estoy gritando…¡jajajaaj!!!

  17. tenmachan dijo:

    ausiyfauisdfhasjdflasdfafsd OPPAZZZZZZZZZZZZEUSSSSSSSSS!!!! adfhadlkalsdfasdfa *muelta*

    Tolocas nos teneis…!!!! A vosotras si que habría que subiros al Olimpo tias!!! Las #DiosasExpertasEnPonerteElEstómagoDelRevés!!! aldfjhadlfjkaldfhasdf Buenísimo el giro argumentativo, y loca, de verdad, loquisima con OppaZeus tias!!!

    Gracias por patrocinar mis babeos desde hace 18 capis!!! Por otros 18 más!!! XDDDDD

  18. cekila85 dijo:

    de verdad que se cargan un elenco mas que celestial, primero el precioso Ares, luego como regalo Lee Joon y para venir a rematar ese Zeus es incomparable Cha Seung Won!!!!!!!! nadie mas adecuado, gracias por recrearnos la pupila un rato con las imágenes.
    Continúen así que va de maravilla!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1

  19. Nativa dijo:

    CHICAS !!!!! solo me queda felicitarlas por escoger tan bien pero tannnnnnnnnnnnnn bien el cast , ya hasta se parecen a las hermanas Hong ….le han atinado a todas y si debo admitir que me gustaria ser como Unnie MI SOOK cuando llegue a su edad tan Reeeeeeeeeeeeeegia que dan ganas de maldecirla , inteligente y con un angel y carisma que da envidia y Zeus ..¿¿¿¿¿¿¿ les juro que ya habia algo que decia si Zeus tiene cara pos seria el opazzzzzo del Mr. Cha ..aigooooooooooooooooooo solo falta que mi oppa Rain sea otro Dios y ahi muero , bajo a los infiernos y al tercer dia resucito, jajjajajjajja ….espero la llegada de nuevos dioses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s