“거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo nº 12

by @Jeannelok y Nuna

Sin atender a sus múltiples protestas, Jang Keun Suk la había llevado a casa, y no se había limitado sólo a eso. Había insistido en subir a su apartamento y en ocuparse del hinchazón de su tobillo.

Entró con ella en brazos, y después de depositarla sobre el sofá del comedor de su pequeño apartamento, se había movido con gestos rápidos a la cocina, de la cual volvió con una bolsa de hielo en las manos.

– Déjame ver – ordenó, con voz autoritaria.

Ni siquiera esperó su respuesta. Había sido una orden, no esperaba que ella se negara, así que Sun Rae se limitó a dejarle que le quitara el zapato y el calcetín, sabiendo que si protestara de nuevo, él no le haría caso. Quizás si lo dejaba continuar, acabaría pronto y se marcharía antes.

– Mmmm… sólo es una pequeña torcedura, hemos tenido suerte – comentó, tras observar y tocar algunos puntos, mientras le preguntaba si le dolía y escuchaba atento sus respuestas.

– ¿Desde cuándo eres médico para saber eso? – preguntó Sun Rae. No podía evitar que él se hubiera metido en su casa, ni su forma de querer dominar la situación, así que tampoco pudo evitar evidenciar parte de la rebeldía que sentía con este pequeño comentario.

Él levantó los ojos para posarlos sobre los de Sun Rae con una severa mirada que la encogió en el sofá. A través de ella, la chica pudo ver la inteligencia acumulada durante siglos.

Lamentó haber hecho el comentario. No por el hecho de liberar su rebeldía, sino por haber propiciado que quien estaba detrás de esa apariencia humana, liberara de nuevo parte de su ser.

Sin embargo, percibió claramente a quién tenía delante en realidad, y esto la llevó a recordar que tenía que andar con extremo cuidado. Ares era un dios con mucho carácter, y una vez que desataba sus insitintos, podía convertirse en alguien muy peligroso…

– Olvidas quién soy, pequeña humana… otra vez – dijo él, corroborando sus pensamientos con su tono amenazador -. Si supieras todas las heridas que he visto en mi vida, todos los hombres que he visto morir… no harías afirmaciones tan inconscientes. ¿Es que no has leído el libro que te di?

– Sí… algo…

– Entonces sabrás que he matado MUCHO – dijo, dando especial énfasis a la última palabra. Luego añadió con orgullo -: Sabrás que me he enfrentado a dioses y Titanes con valor. También sabrás que Apolo es mi hermano, y que contrariamente a la visión idílica que tenéis los mortales de él, también es el dios de la medicina… Si te digo que esta nimiedad es solo una pequeña pero dolorosa torcedura, créeme que sé lo que digo.

Sun Rae se rindió y bajó la mirada para liberarse de sus ojos inquisidores de mirada profunda.

A los pocos segundos él estiró sus piernas sobre el sofá y Sun Rae sintió el frío sobre el tobillo.

Después, el Dios de la Guerra tomó una de las sillas y se sentó cerca de ella.

Dios mío, que se vaya, de una vez o me moriré de miedo… – pensó.

– Háblame de Joon – preguntó. Su tono seguía siendo autoritario -. Cuéntame cómo  le conociste exactamente.

– Pero…

– Sun Rae, antes de todo, no es que esté celoso – dudó – bueno, para ser sinceros puede que lo esté un poco. Pero esa no es la cuestión.

Ella levantó una tímida mirada desconfiada.

– No. No lo es – insistió él -. La cuestión aquí es lo que tú llamas “secretos”. Te expliqué hace poco la situación. Debes desconfiar de los desconocidos.

Sun Rae sacudió la cabeza.

– Lee Joon no es peligroso – aseguró.

Ella no vio su sonrisa cínica.

– Puede que no. Puede que en este caso tengas razón, pero ese hombre no me gusta, y te aseguro que tengo una intuición infalible, forjada a base de siglos de experiencia. Lee Joon es un desconocido que aparece de no se sabe dónde y de repente toma confianzas contigo. Yo desconfiaría.

La chica volvió a negar con la cabeza.

– Fue casualidad. Si yo no me hubiera equivocado y no hubiera entrado al servicio de los chicos…

– ¿Qué?

Sun Rae se dio cuenta de su error al mirarlo y ver su expresión. Y tuvo que contárselo todo. Cómo se le ensució la camisa, cómo corrió a limpiarla a los servicios, su error al meterse en el masculino, y la buena predisposición que tuvo Lee Joon al ayudarla.

Keun Suk escuchó en silencio, haciendo alguna pregunta de vez en cuando, como si quisiera asegurarse de que en realidad había sido un encuentro casual y no planificado. Ella insistía en que si no hubiera entrado en la puerta equivocada, jamás se habría encontrado con Lee Joon. Pero por algún motivo que Sun Rae no acertaba a adivinar, él seguía mostrándose desconfiado sobre eso. ¿De qué sospechaba exactamente?

Tampoco se le escapó el detalle de su reacción al contarle el momento exacto en el que Lee Joon le prestó su camisa.

– ¿Se cambió delante de ti? – preguntó -. Tú… ¿le viste?

– Bueno… un poco…

– Me asombra que no salieras corriendo – dijo él con mucho cinismo -. Normalmente, no sueles estar cómoda en ese tipo de situaciones… por lo menos conmigo.

Sun Rae acertó a intuir el rencor en sus palabras, y pudo sentir, tan claramente como las punzadas de dolor de su tobillo, cómo emanaba una cólera fría de todo el cuerpo de Keun Suk.

– No vuelvas a ocultarme nada – dijo al fin, con un tono autoritario y gélido que la hizo tener un escalofrío. El miedo volvía -. Puede que tú no consideres importantes ciertas cosas, pero podrían serlo. De los dos, la que eres mortal eres tú.

Sun Rae entendió la velada amenaza. Recordó lo que él le había explicado la última vez, y esto le hizo ser consciente de que su verdadera situación. Estaba atrapada entre seres poderosos cuya existencia jamás se había planteado antes. No sabía qué esperar, ni sabía cómo luchar contra los peligros que podían derivarse de ello. Comenzó a temblar.

– Te he dicho miles de veces que no tienes nada que temer de mí – afirmó él tras dedicarle una ligera mirada -. ¿Qué tengo que hacer para que me creas? ¿Qué es lo que te asusta tanto? ¿Lo que soy o lo que puedo llegar a hacer?

La expresión perdida de la chica era bastante reveladora para Ares.

– ¿Tienes miedo de hablar? Me extraña que no tengas una opinión formada sobre mí y sobre la situación. Sun Rae, puedes ser sincera conmigo.

– Las dos cosas – respondió ella con un hilo de voz tras dejar pasar unos segundos en los que vaciló – Lo que eres, y lo que puedes llegar a hacer. Me dan miedo las dos cosas.

Tras unos segundos de silencio, en los que Sun Rae no fue capaz de mirarle, él habló.

– Sobre lo que soy, no hay mucho que hacer, creo que no podemos cambiarlo. Y sobre lo que puedo llegar a hacer… créeme cuando te digo que aquí abajo estoy bastante limitado – le dedicó una ojeada escrutadora -. Pero… a veces me asombra la facilidad con que has aceptado esto.

A ella también le asombraba, si lo pensaba detenidamente.

– Supongo que necesitaba algo que explicara lo que vi aquella noche en el almacén – dijo, ahora con más seguridad -. Y la explicación lógica no valía, dado que nada allí fue lógico.

– ¿Cómo te sientes ahora sobre eso?

– Confundida… dices que estás limitado aquí, dices que no eres peligroso, pero aquella noche…

– Aquella noche estaba enfadado, Sun Rae – interumpió él -. Muy enfadado. Y de todas las demostraciones que todavía puedo hacer, una cosa así no tiene demasiada importancia – notó cómo ella temblaba a su lado -. Sólo fue mover un par de cosas, si lo piensas bien.

– Precisamente… la forma en que te enfadas y lo mucho que te enfadas.

Él sonrió.

– Tienes que comprenderme. Es la primera vez que me enfrento al rechazo continuado de una mujer – dijo, con tono pícaro -. Y soy un dios griego. Mi cuerpo es perfecto, soy poderoso, soy hermoso, tengo mucho atractivo, y siempre consigo lo que quiero de las mujeres. Los dioses somos muy orgullosos, Sun Rae, y tú estás haciendo muy difícil que yo pueda seguir siéndolo. Necesitaba acostumbrarme a que una mujer no se rinda ante mí después de algún pequeño asalto. De hecho… todavía no entiendo por qué lo haces, con lo fácil que sería…

Sun Rae lo miró de lado. Su última frase había sido un ronroneo. No quería entrar en ese terreno con él. De hecho, no estaba preparada para entrar ahí con con nadie, y mucho menos con un dios inmortal… lo había aceptado, pero todavía le costaba creerlo. Keun Suk tenía toda la razón del mundo. Era perfecto, hermoso y atractivo. Pero no era sólo lo que fuera, porque por parte de Sun Rae, había otros motivos que justificaran su necesidad de rechazarlo una y otra vez.

Lo había estado pensando mucho últimamente. Quizás no era el hecho de que lo considerara extraño (en el fondo sabía que no era de todo normal, lo intuyó desde el principio), sino la manera en la que solía invadirla lo que había provocado su rechazo. Y quizás no era saber que era un dios y comprender por qué se comportaba así, sino que él dejara de asaltarla, lo que hacía que ahora fuera capaz de convivir con él de manera aceptable… a no ser porque le tenía un poco de miedo todavía. En realidad, había ocasiones en que le tenía mucho miedo todavía.

Ares, o Jang Keun Suk, lo achacaba todo a ese miedo, y a Sun Rae no se le había escapado el detalle de que intentara a toda costa controlarse en su presencia y minimizar sus reacciones para no asustarla.

A veces, viendo lo mucho que se esforzaba, quería contarle que no era sólo eso, que había más, pero no tenía la suficiente confianza con él ni con nadie para explicarle las verdaderas razones, así que, había dejado que él sacara sus propias conclusiones.

– Sería tan fácil, Sun Rae… – repitió él, acercándose un poco más.

Sun Rae necesitaba alejarlo… no podía tolerar su presencia tan cerca, y mucho menos después de leer la necesidad que transmitían sus ojos. Era una repulsión física, una defensa de su llamado espacio vital. Ni siquiera tenía que ver con que fuera Jang Keun Suk quien lo invadiera… habría reaccionado así con cualquiera.

– Sería fácil para ti – dijo, con seguridad -. Pero reconoce que yo puedo tener ciertas dudas. Acabas de jactarte de lo mucho que has matado… – ahora no le importaba enfadarlo, sólo quería que se apartara un poco.

Contrariamente a lo que esperaba, Keun Suk soltó una sonora carcajada.

– Soy el Dios de la Guerra, Sun Rae – contestó, cuando terminó de reír -. No es un secreto, ni mucho menos un misterio, cuál es mi trabajo -. Le levantó el mentón para mirarla directamente y hacer que ella lo mirara también -. Pero hay algo más detrás de todo eso, querida niña: el honor. Los dioses, lejos de la visión literaria que se tiene de nosotros, apreciamos los valores humanos como el honor, la valentía o la justicia. Créeme que nos entristecía ver cómo grandes guerreros íntegros y valientes han ido perdiendo la vida a través de los siglos. Recordamos perfectamente a cada uno de ellos. Vuestra historia está llena de grandes héroes que en realidad no lo fueron, así como de grandes hazañas anónimas que sólo permanecen en nuestra memoria. Pero esto, aunque para vosotros pase desapercibido, puede suponer la diferencia entre llegar a la condición de inmortal, o la de perderse en el olvido junto a Leteo…

Sun Rae se incorporó un poco hacia él, intrigada.

– Recuerdo haber leído algo sobre ese río…

Él sonrió complacido por su interés, y prosiguió con sus explicaciones aprovechando que ella centraba toda su atención en él, algo que le resultaba delicioso.

“Ahora los hombres son distintos. Han dejado atrás esos valores tan preciados y se han especializado simplemente en desarrollar herramientas para matar a un mayor número de contrarios. ¿Qué honor hay en eso? Hace dos siglos, por lo menos los humanos tenían algo de mérito cuando calculaban la trayectoria de una bala de cañón o se arriesgaban al disparar un fusil que podía reventarles en la propia cara… ¿Pero ahora?

Ahora las vidas de miles de personas se deciden pulsando un miserable botón. Ahora los cálculos los hacen las máquinas, y las cabezas que hay detrás de esto, se mueven por intereses particulares o motivos económicos. No hay honor en eso, Sun Rae”.

La chica lo observó sorprendida, al ver que sus últimas palabras tenían un inconfundible matiz de nostalgia.

– ¿Entonces, cuál es tu trabajo ahora? – preguntó, olvidándose de sus miedos, y dejándose llevar por su curiosidad.

Keun Suk volvió a sonreír. Le encantaba que ella quisiera saber más sobre él. Esto le daba la oportunidad de mostrarse como era, de enseñarle quién era realmente.

– La mayoría de las veces, mero observador. Los conflictos los provocáis vosotros, no nosotros. Los dioses han dejado de tener interés en este mundo corrupto, Sun Rae, sin embargo, quieren conservarlo. Os tenemos cariño… por los viejos tiempos, supongo.

“Cuando la balanza se desequilibra, cuando algo o alguien amenaza con cernir sobre vosotros una inexorable destrucción, intervenimos. ¿Por qué crees que en este tiempo he elegido precisamente estar en esta península? Aquí hay muchos más problemas de los que la gente cree… y no hablo sólo del Norte y el Sur… también están los vecinos próximos, y los vecinos no tan próximos que ven un conflicto como una ventaja muy beneficiosa para sus arcas”.

Sun Rae abrió los ojos como platos… lo que él decía era tan importante, que escapaba a su comprensión.

La sonrisa de Ares se hizo más amplia cuando atisbó la admiración en los ojos de Sun Rae.

– Empiezas a comprender… – dijo, con evidente satisfacción.

– Creo que sí…

– No tenemos interés en que os matéis así por que sí. Ni para satisfacer el ansia o la codicia de aquellos que rendirán sus cuentas en el Averno de mi hermano Hades… no nos gusta. Va contra nuestro sentido de la justicia y el honor, lo cual, nos vuelve a llevar al punto de partida. Somos seres de honor.

– Pensaba que eras un tipo peligroso… – comentó ella para sí misma.

– Lo soy – dijo él, sorprendiéndola -. Soy el Dios de la Guerra, y hay ciertas facetas de mi personalidad que están creadas para servir a mi naturaleza. Me enfado con facilidad, mi cólera es temida… todo eso es cierto… Soy un ser belicoso, y no puedo evitarlo. Aquí, la que no pierde el norte nunca, es mi hermana Atenea…

– También es la diosa de la guerra… lo recuerdo.

– Sí, pero a un nivel más racional. Ella es experta en estrategia, es la diosa de la Sabiduría, Sun Rae… ella pone sus capacidades al servicio de lo que cree justo, y en este caso, la estrategia militar es su fuerte. Yo sólo intervengo para corregir las desviaciones indeseadas, y a veces no puedo evitar ser demasiado impulsivo… si leyeras la Ilíada, lo comprenderías mejor. Pero te advierto que esa obra nos dramatiza demasiado. No somos tan complicados ni tan caprichosos en realidad, aunque en aquella época nos gustaba que nos viérais así, para fomentar vuestro temor y respeto.

– ¿No hay dioses malvados? – preguntó ella.

– Los hay – contestó Ares, pensando rápidamente en Eris -. Malvados o traviesos, llámalos como quieras. Sin embargo, os confundís también en esto. Mi hermano Hades, por ejemplo… creo que es el ser más justo que conozco, después de Atenea, pero al ser el Amo de los Infiernos, es temido como un demonio. La gente olvida que también es el Rey de los Elíseos… Él simplemente se ocupa de las cosas de los muertos, y a los mortales la muerte les asusta.

Sus palabras hicieron que Sun Rae entendiera mucho mejor algunas de las cosas que había leído…

Lo miró de nuevo, esta vez desde otra perspectiva. Por primera vez estaba alcanzando la comprensión de que delante de ella no había un monstruo sediento de sangre, sino un ser que se limitaba a hacer su trabajo y a actuar exactamente como la criatura que era. Ares no podía evitar ser como era.

“Un hombre de honor”… vanidoso, plagado de sí mismo, orgulloso, con un carácter difícil y explosivo… ¿quién dijo que los dioses no podían tener defectos también?

Como los humanos…

– ¿En qué estás pensando? – preguntó él, con curiosidad.

– En que los dioses no sois tan distintos de nosotros – respondió ella, en un ataque de sinceridad.

– Sí… también tenemos nuestras debilidades – aceptó él -. Y la mía, en este momento, está justo delante de mí.

Sun Rae lo miró con la boca abierta, y se encontró con sus ojos cálidos. ¿Era calidez lo que había en su mirada?

Ella… ¿la debilidad de un dios?

No sabía si quería ser eso… no sabía si estaba a la altura de cargar con esa losa.

– Afortunadamente para mí– dijo, con mucha cautela -. Esa debilidad tuya será pasajera.

Él se acercó más…

– Eso no lo sabes tú, ni lo sé yo. No somos infalibles tampoco. Hay un Destino marcado para todos, y los dioses están incluidos en ello. ¿Qué harías, Sun Rae, si resultara que mi destino eres tú?

La chica intentó retroceder, pero con una agilidad felina, Keun Suk atrapó su nuca y le impidió alejarse. Estaba muy cerca, sus narices estaban casi pegadas, y la miraba directamente a los ojos con una expresión que Sun Rae no quiso pararse a descifrar.

– No lo sé… ¿qué harías tú?

Él esbozó otra sonrisa inteligente.

– He aprendido que no se puede luchar contra el destino – susurró.

– ¿Y cómo puedo tener la seguridad de una cosa así? ¿Cómo puedo saber que es cierto ese destino del que hablas?

– No puedes… sucederá y punto. Nadie puede evitarlo, y nadie puede anticiparlo, sólo las Tejedoras… por lo tanto, no luches más contra ello, ni contra mí, Sun Rae.

El ser que tenía delante acortó la pequeña distancia que les separaba hasta reducirla con un beso, suave al principio, pero más duro y exigente después…

Sun Rae se echó a temblar.

Pero ya no tenía miedo, ni sentía repulsión…

Anuncios

24 respuestas a “거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo nº 12

  1. Ivet dijo:

    Hermoooooooooooso!!!!! Gracias chicas, hacen muy feliz a esta mujer cada miércoles.
    Saludos.

  2. tenmachan dijo:

    MADRELAMORHERMOSOOOOOOOOOOOOOOO!!!! Qué finalaco digno de todo el capi!!! Qué interesante!!
    Mirale!! Con una misión! Tan comprensivo, meloso, seductor…. Me matais nenas. Porque con la espera semanal me estrujo la neurona para intentar adivinar por dónde van a ir los tiros.

    Y SIEMPRE me acabais sorprendiendo!

    Gracias, joer!!!

  3. ARI8 dijo:

    No, no y no, vamos, no nos podéis dejar así, cabritas, justo cuando viene lo bueno, vais y cortáis ¿sabéis cómo estoy en estos momentos? Me veía venir un 14B y hala, se queda sólo en el beso. De esta me mandáis a cardiología, cabritas ¬__________________¬

    Bueno, en cuanto al capítulo, os doy mi más sincera enhorabuena, porque resultó de lo más revelador. Ares controlándose como nunca lo había hecho ante una mujer y revelando todo lo que no le reveló a nadie. Creo que Sun Rae debería de darse cuenta ya de lo que eso quiere decir. Me encanta esa delicadeza con la que la trata, pero sin ocultarle nada tampoco y exponiéndole la realidad de las cosas pero aclarándole todos los errores que puede haber en los relatos mitológicos.
    Esa visión que da de Hades, pues es bastante atenuada, tratándola de que acepte que él también tiene sentimientos y que su labor es importante y que trata de cuidar lo mejor posible a los muertos pero impartiendo siempre la justicia que se merecen, según se hayan comportado en la vida.
    La admisión de sus celos me encantó y cómo ella le seguía temiendo pero él, hala, vuelta a intentar controlarse. La verdad, que el tío se lo está currando, porque anda, que Ares tener más paciencia que Job, nadie lo diría XDDDDDDD.
    Estoy deseando saber cómo sigue y si al final hay 14B o siemplemente nos dejáis así, puñeteras.

  4. MaDDy dijo:

    aaaa que buen final de capítulo!!!!
    Ya quiero que sea miércoles!!!!

  5. zhio dijo:

    madre miaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!! porque nos deján así no puede ser!!!! ahora esperar una semana mas dios mío!!!1 me han dejado con el beso en duda, eso no se hace U______U* no pueden mandar un adelanto xD por fiestas?? jajaja xD buenooo hasta el miércoles será …. esata muy bueno este capítulo chicas!! =)

  6. Jey dijo:

    Vaya final… y tener que esperar todos estos dias!!!!!!!

  7. Alusiana dijo:

    aaaaaaaaaaaaaaaa……nos dejas con la miel en los labios!!!^^
    Maravilloso!!

  8. fumoffu dijo:

    Bueno,bueno, bueno….este capítulo es uno de los mejores, todos son buenos pero este ha salido redondo….¿cúando nos váis a contar lo que le pasó a Sun Rae? me muero de curiosidad….ale, a esperar al próximo miércoles…¡¡¡paciencia, paciencia!!!! ¡¡¡¡aummmmmmmmmmmmmm!!!!

  9. La' Vete dijo:

    Ahhh!! como les gusta hacernos sufrir… ya venia yo con el corazón en la garganta desde la mitad del capitulo, mientras maldecía a los clientes que entraban cuando no me veían… Waaa!! esto vale que lo vuelva a leer de nuevo o si no me da algo antes de que llegue el otro miércoles. Buen trabajo chicas!!!

  10. rosaday dijo:

    joder , no lo podeis dejar a si , nooooooooooooo hasta la proxima semana noooooooooooooo
    esta demasiado HOT .

  11. melysa dijo:

    Uff menos mal que deje twitter (esta revolucionado con el rumor del romance de siwon con bom de 2ne1…. Oppa Siwon si es cierto pues que seas muy feliz juju) bueno, menos mal que deje twitter y vine a ver que había de nuevo xq con eso del rumor hasta me olvide que era miércoles jajajja, y llego y me encuentro capi biennnnnn.
    Debo decir que me cuesta concentrarme en la lectura con esas fotos que ponen, me tomo minutos interminables para ver BIEN (captar todo he) tanta belleza y después leer y subir a ver las fotos de nuevo y asi.
    Aca yo soy bastante consciente de los sentimientos de el, pero no podría decir que le pasa a ella…… Que siente??? es en verdad solo miedo?? que más hay atras de su forma de ser?
    Me sorprendió que el tan abiertamente admita sus celos, cuando recién empezó esta historia no creí que llegaría el día en que este Dios altivo y seguro de si mismo confiese algo asi.
    La escena final fue un 10, no puedo esperar, ahora, ella reaccionara bien?? porque puede que le guste el beso pero y después?? volverá el miedo?? esta lista ella para tener una relacion con un dios?? y encima no cualquier Dios? Ahhh que me como la cabeza!!!
    Dicho sea de paso….. Como me cortan la historia ahi?? que San Siwon las castigue y no les permita volver a ver un Oppa en sus vidas jummmmm

    • Tamaragua dijo:

      Eins???? oO
      Siwi con Bom??? oO
      2 días sin entrar al twitter y ya me pierdo un BOM-bazo de noticia!! XD
      Con razón el 6-pack andante está tan románticón con las foticos q sube últimamente!! O es cosa mía esto último?? ^^

      • fumoffu dijo:

        Es coña ¿no?…va que si, que si que es coña, ¿no?…¡¡¡kiá!!! ¡¡¡ que es coña!!!…ni con cola,vamos¡¡¡¡

        • melysa dijo:

          El rumor esta……. Ayer todo mi TL hablaba de eso……. Yo tenia entendido que las chicas de 2ne1 tenían una clausula en su contrato que no les permitía tener novio o algo así (cosa de locos), Antes creo que se decía también que BOM tenia algo con Top.
          Pero el rumor es fuerte…… Si es verdad lo sabremos y si no…… Pues también jajaj
          A mi me parece genial….. Mi idea como fan es que sean felices.

          Lo de las fotitos es cierto…… Ya me empalaga con tanta foto dulzona jajajjajaj

          • fumoffu dijo:

            si es que no pegan¡¡¡ si es que no pegan¡¡ pero es que con TOP tampoco¡¡¡ estos dos son guapos, elegantes , tíos con estilo y con unas perchas impresionantes ( = lucen un traje que unos vaqueros) y ella, pues no. Ella pega más con un “rarito”, un bohemio, un tipo un poco dejado y desaliñado,…con alguien así SI. Yo también quiero que sean hapys pero….¡¡¡es que no pegan!!!

          • Nuna dijo:

            Uffff a mí tampoco me pegan, y eso que adoro a la nena.

  12. thaniayamato dijo:

    wooo simplemente increible me gusto kiero cap nuevopewro antes k nadha agradeceer por ete ahora no ponder my reseña de kada parte k adore pero me encanto kel le explicara tantas cosas

  13. Tamaragua dijo:

    Asfagshashahasdgfhasdgfhsdjlfgdhasga!!!
    Ksdfhjkjñfhñshfjdsghfdgashksfdhjlsgfhjsd!!
    Lasjdkñaljdñkjkjskhjafkñhsdkjñfhakjñhfjskak!!!
    ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
    QUÉ-FI-NAL!!!! oO
    Me habéis matao!!! oO Y ahora q hago yo, eh?? Otra semana más a esperar comiéndome las uñas hasta kedarme en los muñones???
    Sois muuuuu perras, q lo sepáis….pero con ♥ !! ^^
    Precioso, de verdad, cada semana me sorprendési más con el fic q más y mejor ha conseguido atraparme en mi vida!!! ♥
    FIGHTING!!! ^^

  14. La PeTii dijo:

    jakldklñasdklañskdlñasklñaksñlaklñkas.. necesito un receso, quizás mañana mi cerebro reactive xDDD

  15. cekila85 dijo:

    estubo genial el capi, no me puedo creer que se me haya olvidado leerlo el miercoles, con tanto trabajo no se ni que dia es…..
    me fascinó que primero acepta que esta celoso y luego se transforma en un tierno, no pero me enloquese la sola idea de imaginarme a Ares tratando de seducir a la chica , que si yo fuera ella ya ubiese caido a sus pies jajajaajaja
    lo que si me mató fue eso de “¿Qué harías, Sun Rae, si resultara que mi destino eres tú?” madre santa!!!!!!!!! me quede buscando mas del capi espero con emoción el proximo miércoles
    EXCELENTE TRABAJO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  16. ¡Cómo para sentir repulsión, vamos!
    Ainssss, qué afortunada es esa chicaaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s