“거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo 9

by @Jeannelok y Nuna

El ambiente era húmedo. Desde la azotea del edificio podía olerse el césped húmedo. Alargó el brazo para atrapar una hoja que había llegado volando hasta allí y jugó con ella entre sus dedos. Unos pasos se escucharon.

-Pensaba que no llegarías nunca.

-Lo lamento.-se volteó para observar al muchacho. Era totalmente diferente a su versión original (como él mismo), pero sin duda Zeus le había obsequiado uno de los mejores cuerpos que había encontrado, totalmente a su gusto personal.

Ojos pequeños y subidos, nariz bien encajada y labios de un tamaño ni demasiado pequeño, ni tan grandes como para volver su rostro femenino. Aunque las orejas eran algo grandes se disimulaban bien con la mata de cabello de color castaño claro. El cuerpo estaba bien desarrollado, con fuertes músculos sin ser exagerados. No era demasiado alto, sin embargo sus piernas y brazos daban la sensación de ser más largos de lo que eran. Los dedos de las manos eran largos y bonitos.

Como diría un ser humano, se trataba de una escultura griega… ¡qué irónico resultaba!

-¿Estás disfrutando del mundo del espectáculo humano?- GanÍmedes se encogió de hombros y sonrió. Unas arrugas se formaron alrededor de su boca, otorgándole un aspecto mono que seguramente tumbaría a cualquier mujer.

Ese tipo de encanto siempre había sido característico de copero.

-Sí, es entretenido… ¿No?

-Por eso me metí en él.-ambos se quedaron en silencio. Sabían lo que querían hablar y sin embargo, no hacía falta pronunciarlo en voz alta.

Ares deseaba mandarlo de regreso, ¿para qué le necesitaba? No volvería a cometer ningún tipo de desliz. Se acercó al muchacho, quien se mantuvo estático en el lugar, con aquella sonrisa dibujada en su rostro. No estaba siendo desafiante ni burlesco. Ares lo sabía y sin embargo deseaba borrársela de un golpe.

-¿Me harás de perrito faldero?

-Sirvo copas, pero no soy ningún perro.-parecía divertido por el comentario del Dios, quien suspiró hastiado.

-Entiendo que Zeus te mande para vigilarme, pero supongo que sabes que me gusta ir a mi aire y no voy a tolerar que me molestes, ¿de acuerdo?

-Tranquilo, tengo que mantener mi vida de humano también. Fue fácil engañar a Bi y que me metiera en el grupo sin entrenamiento previo, pero igualmente debo mostrar que necesito practicar…aparecer en programas…esas cosas típicas.-se encogió de hombros.

-Veo que te has informado.

-Obviamente.

-Bien Ganímedes…sígueme el paso, pero no me molestes, ¿estamos?-no esperó respuesta. Antes de que el muchacho respondiera desapareció de allí.

Tenía demasiadas cosas en que pensar y necesitaba darse su tiempo, así que se dirigió a su apartamento, donde se sirvió una copa de vino y puso música clásica de fondo. La música le ayudaba a concentrarse y a relajarse.

Sabía perfectamente que, como mínimo, su padre había percibido el aumento de su poder la noche que tuvo aquel incidente con Sun Rae en el almacén, pero no tenía idea de hasta qué punto Zeus conocía detalles sobre el asunto en sí.

Los actuales, eran otros tiempos. Antes, con los humanos viviendo por y para los dioses, era más divertido estar pendiente de lo que ocurría allá abajo, pero en la época en que vivían, los humanos creían en infinidad de cosas diferentes, y Zeus junto a su camarila no estaban entre las más populares. Los grandes dioses habían quedado reducidos a mitos y fábulas, por lo que Zeus no era tan proclive a atender los asuntos del mundo mortal, y ya no observaba tanto.

A Ares no le importaba ser castigado por revelar parte de su poder; tampoco le molestaba que lo hicieran por mostrarse delante de una humana, cosa que estaba prohibida desde hacía siglos. Pero sí le importaba mucho que alguien (al margen de Atenea, a quien no se le escapaba nada), conociera sus sentimientos. Porque en su mundo, en el mundo al que realmente pertenecía, esos sentimientos eran una gran debilidad. Podría soportar las mofas, no era un dios cualquiera, y aunque estuviera desterrado del Olimpo, tenía un cierto estátus en la jerarquía divina que nadie podía pasar por alto. Gozaba de altos niveles de respeto, así como de muy buenos niveles de temor. Sin embargo, que su familia descubriera lo que sentía por Sun Rae era peligroso para ella.

Los demás dioses se morirían de curiosidad por saber qué podía tener esa humana para embrujar al mismísimo dios de la guerra, y todas las miradas se volverían hacia ella. Algunos lo harían por curiosidad, otras (y no tenía que pensar demasiado para saber quién) por celos y vanidad, y algunos otros, podían ver la existencia de Sun Rae como una bonita herramienta que pudieran utilizar contra uno de los dioses más poderosos. Sobre todo aquellos que tuvieran tendencia a jugar, como Eris, que sabía mucho más de lo que era conveniente para todos.

Tenía que proteger a Sun Rae de todo eso, igual que en su momento protegió a Briseida, aunque esta vez era diferente… Con Briseida no había estado tan desesperado. Quizás porque ella comprendía las diferencias entre dioses y mortales, conocía a las divinidades y sabía de su carácter caprichoso y juguetón para con los humanos. Briseida sabía perfectamente a lo que se enfrentaba, tanto con él como con el resto de dioses. Y lo sabía tan bien, que prefirió apartarse de ello… y ahora no la culpaba.

Sun Rae, por contra, no sabía nada de todo eso. Es más, Sun Rae apenas sabía quién era él realmente. Pudiera ser que no comprendiera en toda su magnitud lo que escuchó en la puerta de su apartamento. No tanto quién era él, como en cambio lo que se derivaba de ello.

Desde que conoció a Sun Rae, había aprendido a observarla a un nivel más profundo. Con las otras mujeres, no le había resultado necesario hacer esto, puesto que cayeron ante él con mayor rapidez, pero Sun Rae se había empeñado en rechazarlo, por lo que se vio obligado a buscar más allá del efecto que podía provocar en ella una sonrisa estudiada. Tuvo que observar más, planificar más, profundizar más… hasta el punto en que descubría ahora que había desarrollado una empatía con ella que era más propia de cualquier cáscara mortal, que de alguien como él. Una empatía que le había llevado incluso a comprender lo que Briseida hizo siglos atrás.

– Con lo que yo era… Ares preocupándose por una mortal – murmuró -. Antes eran los mortales quienes se preocupaban por mí…

Suspiró. Las cosas estaban así y no podía cambiar el hecho de que Sun Rae había terminado operando cambios en él de los que apenas se daba cuenta. ¿Podrían darse cuenta también los demás? Sin duda, Atenea ya lo había hecho. Eris… con Eris había cometido el peor de los fallos al amenazarla con tanto ímpetu. Le había demostrado que Sun Rae tenía cierta importancia para él, pero todavía podía convencerla de que era su orgullo de dios y no a la chica, lo que estaba defendiendo.

Y además, también estaba Ganímedes… no podía consentir que él le descubriera, y dado que lo iba a tener pegado a la suela de los zapatos como si fuera un molesto trozo de chicle, tenía que evitar que viera nada extraño.

Y para eso, necesitaba la ayuda de Sun Rae. Si ella no colaboraba, si no dejaba de morirse de miedo cada vez que lo tenía cerca, pronto todos descubrirían ante quién Ares se había mostrado, si es que ya no lo sabían, y tendrían mucha curiosidad por saber el motivo… si es que ya no lo sabían.

De ser así, con fingir que perdió el control porque una mujer osó rechazarlo (y ahora que lo pensaba bien, eso era lo que había pasado), sería suficiente. Sun Rae captaría la atención de los dioses, eso no se podría evitar, pero no tanto como si se supiera que él… que él… ni siquiera era capaz de aceptarlo todavía.

Tenía que hablar con Sun Rae. Averiguar hasta qué punto había comprendido, y tranquilizarla para que no cometiera errores.

Tenía que protegerla. Quería y debía hacerlo. Eso sí era capaz de aceptarlo.

***

Era imposible que Sun Rae pudiera escapar de él en el plató. Por el momento, ambos trataban de mantenerse alejados uno del otro. Él, para no incomodarla, aunque podía notar su evidente nerviosismo cada vez que compartían espacio. El motivo de ella era obvio: el miedo emanaba de cada poro de su cuerpo.

Keun Suk había observado que Sun Rae estaba utilizando por primera vez los derechos y la jerarquía que su calidad de asistente le daban. Daba órdenes a los empleados para que éstos fueran quienes trajeran y llevaran los distintos vestuarios, complementos u objetos que el actor necesitaba para el rodaje, de modo que nunca estaba cerca de él, y nunca salía de la vista de sus compañeros. Estaba claro que evitaba quedarse sola.

Lo que Sun Rae no sabía, era que no existen puertas ni distancias para un dios, y Ares tenía la necesidad de terminar con aquel juego de atrapar al ratón cuanto antes.

Terminadas las grabaciones, la chica salío precipitadamente del plató.

Andaba por la calle, caminando por la acera mojada, cuando una voz familiar pronunció su nombre.

Sun Rae se volvió y se encontró con una sonrisa madura y afable. Sonrió.

– Me alegro de verte – confesó.

– Yo también, siento haber cancelado nuestra cita en el último momento, pero surgió algo. ¿Cómo has estado? Cuando escuché tu mensaje me pareció que estabas muy alterada.

– Estoy mejor. ¿Quieres un café?

Juntas se dirigieron hasta el primer establecimiento que encontraron abierto, y Sun Rae eligió deliberadamente la mesa más alejada de las cristaleras.

– Pareces una fugitiva huyendo de algo. ¿Tiene relación con ese hombre del que me hablaste? – preguntó la señora.

Con sólo la alusión a Keun Suk, Sun Rae empezó a temblar.

– Ya veo – comentó la mujer -. ¿Quieres hablar de ello?

Sun Rae suspiró.

– Bueno, yo… – murmuró.

La señora se inclinó hacia adelante con evidente interés.

Sin embargo, Sun Rae no podía decirle todo lo que había visto. Cuando la llamó al despertar en su apartamento, estaba lo suficientemente desquiciada como para contarle con pelos y señales lo que pasó en el almacén, pero ahora se encontraba mucho más serena, si es que eso era posible. Sabía que jamás la creerían. Keun Suk lo negaría todo, por supuesto. Si hablaba, lo único que conseguiría sería un billete directo al sanatorio mental más cercano, y de lo que sí estaba completamente segura, era de que no estaba loca, por más que al recordar el incidente se lo pareciera.

– Adelante, niña – insistió la señora con impaciencia -. ¿Tiene que ver con ese hombre?
Sun Rae optó por la versión suavizada del asunto:

– Sí… está… él..

– Vamos, Sun Rae – la animó la señora – ¿No confías en mí?

– No es eso… él… me da miedo.

– Eso ya lo sabía. Por lo poco que me has contado, no es un tipo convencional.

Sun Rae sonrió tristemente al pensar en la razón que la mujer tenía.

– El problema es que… últimamente, después de nuestro último… encuentro… todo ha estado en una calma demasiado extraña.

– ¿Ya no te persigue?

– No, afortunadamente -. La sola idea de que pudiera hacerlo la estremeció. No se atrevería a enfrentarse a él de nuevo.

– ¿Y cuál es el problema?
– No creo que se haya rendido. Puede que después de lo que ocurrió esté…

– Evaluando el terreno. Sí -. La mujer miro a un lado pensativa durante unos instantes, antes de dirigirse a Sun Rae de nuevo -. ¿Qué fue lo que ocurrió? ¿Una discusión? No sería la primera vez. Mírate, estás hecha un mar de nervios. ¿Qué te hizo?

– Nada.

– ¿Nada?

Sun Rae volvió a suspirar. En el fondo, no le había hecho absolutamente nada, sólo hacer volar por los aires el contenido de un almacén, y dejar hechos añicos todos los cristales y bombillas. Sin mover un dedo, además… pero a ella no le había hecho nada.

– No lo entiendo – dijo la mujer -. No te ha hecho nada, pero algo ha tenido que ocurrir, de otra forma tú no estarías así. ¿Hablaste con él sobre lo que me dijiste?

– Sí.

– ¿ Y qué pasó?

– Se enfadó.

– ¿Qué exactamente fue lo que le hizo enfadar?

Sun Rae se obligó a recordar lo que había ocurrido. Él estaba contento, parecía receptivo. Bromeaba, incluso cuando comenzaron a entrar en conversación… ¿qué fue lo que le había enfadado tanto como para convertirse en una especie de monstruo?

Maldito… eres como todos… no… eres el peor de todos…

Se levantó de un salto.

– Creo que ya lo sé. Disculpa, tengo que irme.

Sun Rae corrío hacia su apartamento. Necesitaba estar sola para pensar. Esta vez no tenía miedo. Sabía cuál había sido el detonante que desquició al ser que se hacía llamar Keun Suk.

Mientras caminaba por la calle y tomaba después el metro, pensó con mucho detenimiento en la clase de ser al que se enfrentaba.

Ares… si la memoria no le fallaba, se trataba del nombre del dios griego de la guerra…

¿Crees que eres mejor que yo por ser famoso y tener dinero? ¡No eres más que una maldita y molesta basura! ¿Te crees un dios o qué?

El bello y valiente señor de los conflictos. Alguien iracundo y peligroso.

Eres el peor cabrón de entre todos los que he conocido”.

Él era un ser superior, mientras que Sun Rae sólo era una chica común.

¿Crees que has sido el primero en comportarse como un estúpido animal en celo?

Y ella lo había humillado no sólo con su rechazo, sino poniéndolo al mismo nivel que aquellos a los que consideraba inferiores.

Cada una de las veces que había hecho esto, él había perdido el control. Su vanidad provenía de su naturaleza superior, igual que su seguridad. Su deseo de conseguirla era proporcional a la contundencia de cada uno de sus rechazos. Por eso era incapaz de rendirse. El dios de la guerra no estaba acostumbrado a perder.

Llevo siglos conviviendo con mi fama

Ese hombre, o lo que fuera, la tenía entre ceja y ceja, y la relativa calma que ahora había entre ellos era algo totalmente engañoso. Keun Suk volvería a por ella, y Sun Rae debía estar preparada. Ahora que conocía su punto débil, ahora que sabía que se enfrentaba a algo no humano, por lo menos tenía más armas para defenderse de él.

¿Pero quería defenderse?

Él podía ser brutalmente cruel, terroríficamente inhumano… pero también podía ser cálido y tierno… ¿cuál era el verdadero Keun Suk?

Sun Rae se detuvo justo en la puerta del edificio de apartamentos donde vivía.

Sun Rae… sabes que yo nunca te haría daño, ¿verdad? ¿Lo sabes? Mírame Sun Rae. No tengas miedo. Mírame”.

Los dioses no necesitaban mentir…

Ahora Sun Rae tenía la irracional seguridad de que las palabras que él pronunció no eran falsas. Quizás si le daba lo que quería, Keun Suk se cansaría de ella y la dejaría en paz sin más.

Sacudió la cabeza y negó con toda la convicción que pudo. No. No debía dudar. Tenía que ser fuerte. Sabía que debía enfrentarse a él y conocía su debilidad. Era orgulloso, caprichoso, pura vanidad y egocentrismo… Keun Suk tenía que entender que no todo lo que deseaba podía caer en sus manos como si nada… por más dios griego que fuera. Ahora sabía cómo debía hablarle para que sus palabras no cayeran en el saco roto de su cólera. No debía desafiarlo, no debía humillarlo ni menospreciarlo.

– ¿Sun Rae?

Su inconfundible voz grave resonó en sus oídos. La chica se dio la vuelta lentamente y encontró a ese ser detrás suya.

Sus miradas se encontraron, y Sun Rae retiró la suya en cuanto las primeras oleadas de pánico se apoderaron de ella sin remedio… Su aparente domino, sus sueños de enfrentarse a él sin miedos, se rompieron en mil pedazos en cuanto lo tuvo delante. Era tan difícil controlarse cuando esa poderosa presencia estaba cerca…

– No tengas miedo. No voy a hacerte nada – afirmó él, con mirada serena -. Tenemos que hablar.

Listado de capítulos.

26 respuestas a “거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo 9

  1. Carol dijo:

    OMO! ¿Así nos dejáis? Qué ansia… (y por cierto, me matan las fotos de Ares, jesús)

  2. Pamela dijo:

    pero Nuna niña que me matas !!!!!…. GRACIAS !!!, vale la pena esperar estos miercoles … gracias chicas por este fanfic, me tienen comiendo las uñas… saludos

  3. Sheii dijo:

    Ñaaaaaaa
    Me encanta *.* creo k no he comentado nunca, surry (?) Pero leo desde el principio(en realidad somos yo y una amiga asi k sumale 2 lectoras mas)
    Me gusta mucho el personaje d keun suk y ese orgullo y adoracion a la vez hacia sun rae
    Nos alegras las clases de los miercoles ( revisamos si ha salido cada 15min xD)
    En casa comento mas, lo prometo ^^
    Bye~

  4. ARI8 dijo:

    Osea, no, no nos podéis hacer ésto puñeteras. Justo cuando mejor se pone, va y cortáis. Está visto que queréis ponernos del corazón y ahora nos haréis esperar una semana par de cabritas ¬¬

    Bromas aparte, os felicito, porque os está quedan genial el fic y la verdad, que ando intrigada de por qué Atenea se quiere meter tanto ahora en la historia de ellos dos. Lo de Joon es que me está escamando, porque tengo miedo que se acabe colando por ella y se arme una buena entre los dos por Sun Rae.
    Ya quiero saber qué pasará en la conversación entre esos dos, porque vamos, ella aterrada, él muerto de miedo porque ella le teme y no sabe cómo hacer para que confíe en él. A ver qué le dice para que no la descubran y que además la historia entre ellos pueda llegar a buen puerto sin que los otros metan las narices donde no les llaman, pero claro, aún así tampoco podrían estar juntos, porque él es inmortal y ella mortal, a menos que él renuncie a ser un dios y se convierta en un ser humano, pero no sé si su ego lo toleraría.
    DIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS qué de quebraderos de cabeza me estáis dando puñeteras.

  5. melysa dijo:

    Que pedazo de capitulo, me dejan con la intriga, eso no se hace…….Que Siwon las castigue y no las permita ver otro Oppa en su vida jummmm.
    A mi también me preocupa que GanÍmedes se fleche por nuestra prota, eso seria un sufrimiento innecesario para nosotras he!!!
    Excelente trabajo niñas, las felicito sinceramente
    No se si voy a poder esperar hasta el próximo miércoles como me dejan así? aishhhhh

  6. Summer dijo:

    No pude comentar el capi anterior sorry ! me encanta lee joon como un nuevo personaje .< , ahora que Sun Rae sabe mas o menos por donde van los tiros me pregunto que hara y esa charla que ha quedado ahi en es aire quiero saber como sigue !!!!

  7. Jey dijo:

    Creo que probablemente no sea Atenea la que está tan interesada en “ayudar” a Sun Rae, solo una teoría jajajaa… muy bueno chicas y gracias.

  8. Tamaragua dijo:

    Por qué será q últimemente no me apetece leer?? (leer novelas, digo! ^^)
    Será por culpa de 2 lobillas q me tienen, miércoles tras miércoles, puntual como un reloj, (y tengo la cruz de tener la fama de impuntual! 😄 ), akí en el blog, entusiasmada perdía en busca de su “ración” semanal de Kojitmal. XDDD
    Y me habéis puesto hoy, más q nunca a lo largo de estos 9 capítulos, los dientes mu, mu laaaaargooooss!!! Me he kedao con ganas de mucho, muchísimo más!! Se me ha hecho mu cortito!!! Yo entiendo q haya crisis y q todo sena recortes en esto, en lo otro y en lo de más allá…pero akí no jodías!! Eso no se hace!! ¬¬

    “GanÍmedes se encogió de hombros y sonrió. Unas arrugas se formaron alrededor de su boca, otorgándole un aspecto mono que seguramente tumbaría a cualquier mujer.
    Peeeeeeeeeeeeeerdonaaaaaaaaaaaa, pero “seguramente”?? oO
    Pero tú sabes la de chichones q tengo en la cabeza x la de veces q me he dado de bruces contra la pantalla del pc cada vez q veo a Joon?? oO
    Y la de moretones q llevo en el cuerpo de la de veces q me he caído de culo o me ha tumbado de espaldas un “#Joonazo’sTime”?? oO
    Q sepas q ese comentario no te lo perdono, Maknae!! (pq toy segura d q has sido tú!!) ¬¬ Aish!! 정말로! Cómo es posible q tus deditos hayan escrito eso sabiendo como todas sabemos lo q este hombre te provoca c/vez q lo ves!! XDDDDDDDDDDDDDD

    En fins, kerubins, q cada día toy más y más enganchada a este fic, q es ya no bueno sino lo siguiente…. ^_^ Y q non posso con la mia vita!! v_v Q ahora me toca esperar otra semana más y no sé si llegaré viva al miércoles q viene…q me puede la curiosidad d saber q pasará??
    Esa conver entre Sun Rae y Keun Suk!! A dnd nos llevará?
    Habrá escena donde la tensión sexual se respire por todos los poros de sus cuerpos??
    O habrá escena tórrida pq a Sun Rae le podrán más el humanao Keun Suk y sus verdaros sentimiento q el miedo atroz q siente por su parte diosil??
    Acabará Atenea metiendo demasiado las narices en el asunto y su hermanísimo la mandará a la porra, o bien, el dios cederá a sus consejos de casamentera??
    Cuando Ganímedes descubra la personalidad de Sun Rae hará como ARES y se volverá loco (de amor) por tenerla para le está pasando a KS???
    Las respuestas a todas estas cuestiones y más, la semana q viene akí, en Bomba Soju, de la mano de nuestras artistazas escritoras @SoniaNuna y @Jeannelok (aka Mi Talismán de la Suerte, ^_^)!!!! XDDDDD
    Gracias, chicas!!

    • Jeannelok dijo:

      Qué carcajada me has arrancado tía XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
      Traerme mal a mí Joon, qué va…el hecho de que me pase el día Joomornando no significa nada…

  9. fumoffu dijo:

    Bueno, bueno, bueno, bueno, bueno y más bueno!!!! como siempre estaís que os salís!!! me encanta el nuevo personaje, ahora a esperar a ver por dónde sale, aunque la semana pasada me quedé shoqueda, me quede con cara de ¿Joon?, ¿Why? ¿ y este que pinta?….es mi primer fanfic, ¿vale? y por un momento me despiste de lo que es un fanfic, estaba leyendo como se fuese una novela, pero ya le estoy cogiendo el punto.
    Chicas, lo que yo tengo ganas de saber, además de la conversación que ha quedado en el aire hasta la próxima semana,¿¿¿¡¡¡cómo no!!!??? (ya no volveré a mencionar la ansiedad que esto me crea puesto que no hay consideración), pues eso, lo que quiero saber es quién y cúando le va a meter mano a Eris pq esta claro que este bicho lleva “mú, pero que mú malas intenciones”, también quiero saber la hermanísima en que esta pensando y, tengo cantidad de curiosidad por saber qué es lo que le pasó a Sun Rae para que no quiera saber nada de hombres…al menos de momento ( esta niña no esta bien, que más dará lo que sea ¿es qué no le has visto la cara y el cuerpo?…¡¡¡espabila Sun RAe, que la vida son dos días!!!). Darós las GRACIAS a ambos dos pr el trabajo que estaís haciendo.

    Besitos desde Valencia

  10. bri dijo:

    Ahhhhhhhhhhhhhh, esta muyyyyy buena la historia, ya quiero que sea el proximo miercolessss, felicidades chicas lo estan haciendo excelenteeeee.

  11. La' Vete dijo:

    NOOO!!! NO PUEDEN DEJARNOS ASÍ!! Que malas TT_TT Miren que las lobas del otro lado del charco también estamos aquí los miércoles sentaditas como niñas buenas esperando los muy necesarios capítulos de Kojitmal TT_TT
    Tratenos con amor a todas las lobas (independiente de su lugar de residencia) y no nos dejen mordiéndonos los dedos mientras desesperamos una semana entera por otro capitulo con esas recondenadas fotos de Ares que la dejan a una sin aire…

  12. Jeannelok dijo:

    Gracias por comentarnos, os comería *_*

  13. thaniayamato dijo:

    woooo simplemente increible io tamvien esperare muuucho este fic en una semana
    jajaja llorare peor en tre este fic y el drama de hong gil -dong amo aun mas de el 1 000 000 que ia amaba a Jan Geun Suk ahora ,lo adorare mas no niego k es un niño malo pero cada vez k imagino las escenas tiernas de este fic me vuelve a facinar
    que va a pasar en el sig capitulo no lo se pero no me lo perdere por nadha
    graxais graxias graxias por escribir tan bien

  14. Nolitabb dijo:

    hoo esta demasiado demasiado interesanteeee!! YA quiero q llegue el otro cap 🙂

  15. La PeTii dijo:

    Holasss.. llegando tardeee! xD .. esq me propuse no leer el capi de esta semana hasta el finde.. PERO NO PUDEEE! xDDD … jajaja esta buenisimo, yo tampoco tengo palabras para describir la ansiedaaadddd q me dejan!!! aiiiinsssssssssssss… Chicas de verdad escriben G E N I A L! 😀 .. gracias por tomarse el tiempo de dejarnos este hermoso fanfic ^^, .. saludosss! 🙂

  16. rosaday dijo:

    por favor mi papasote divino tendria que haber sido Zeus y no un simple mortal porque él si que es el dios todopoderoso .

  17. zhio dijo:

    No puede ser dos veces a la semana!!!!!!! =( no eh comentado mucho mi hermana me metió a este mundo jijii xD del cual me eh quedado colgadaaa!!! solo un dia y medio mas U_____U* metienen en angustia!!!!!! T_T

  18. fumoffu dijo:

    Y mañana es Martes….y empieza la cuenta atrás…jajjajajaj¡¡¡¡

    • La PeTii dijo:

      Siiii ! cada martes tenemos una cuenta regresiva! nos traen tolocas con este fanfic xDDD .. saludos!!! 🙂

      • fumoffu dijo:

        pero locas locas locas…..y yo mañana otro examen..hasta por la tarde no podré ver nada…¡¡¡¡¡buah!!!!

        • La PeTii dijo:

          aiinnnss recien lei tu comentario unnie xD .. como te fue en el examen? yo no habria podido hacerlo muy bien (soy bastante atolondrada) habri escrito el capitulo anterior de kojitmal y la sinopsis del siguiente xDDD .. saludos! ^^,

  19. fumoffu dijo:

    ¿¿¿¿¿quéapasao???¿¿¿¿quéapasao???? Nuna,,,¿¿¿queapasao algo y no tenemos hoy capi????…Omo,omo,omo….que me da el tabardillo

  20. franx dijo:

    aaaah! esto es adictivoo! esta buenísimaaa!! guao ese Ares hasta a mi me espanta y me cautiva jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s