“거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo 8

by @Jeannelok y Nuna

Capítulo 8

Él lo sabía, debía aprender a controlarse o terminaría por destruir a Sun Rae. Quizá la muchacha fuera mucho más débil de lo que pensaba.

Ante la pregunta que la chica le hizo no respondió nada, simplemente la atravesó con la mirada hasta que finalmente cayó fulminada en sus brazos. La había levantado con dulzura, admirando su rostro asiático milímetro por milímetro, disfrutando por primera vez de una Sun Rae tranquila y relajada. Dejarla durmiendo plácidamente sobre la cama de su apartamento era lo más agradable que había hecho seguramente por ella desde que la conoció.

Dejó caer la camisa carmesí sobre la silla y se puso la camiseta de cuello caído, haciendo que quedase al aire la clavícula. El tipo de ropa que le hacía verse más asexual que nunca y en cierto modo, sensual a la vez.

-Tú siempre lo estás.-se dijo en voz alta, divertido.

¿Empiezas a hablar solo?

No respondió a su hermana. Quizá era cierto lo que decía la pequeña Sun Rae, y había enloquecido. A veces a las bestias en plena caza les sucedía. Se cegaban por conseguir a su presa y enloquecían. Cuando la presa huía, aquello era lo que ocurría.

Yo de ti seguiría usándolas a placer, al menos así no sufren.

-¿Desde cuándo te interesa con quién me acuesto, Pepito Grillo?

¿Pepito Grillo?

-Como la película de dibujos. Haces la misma función que el bicho ese, ¿no?

Intentar distraer a una Diosa con estupideces…Dime, Ares, ¿cuándo comenzaste a jugar juegos de humanos?

-Estoy aburrido.-y se echó a reír.

¿Y Sun Rae? Con ella nunca se aburría.

Salió al exterior y regresó a grabar el anuncio. Hacía dos semanas desde que no veía a la chica, y al principio pensó que sería lo mejor, dejar que durante unos días la muchacha descansara.

Sin embargo ya era demasiado tiempo. El manager le había dicho que la pobre estaba enferma, y que iría a verla aquella tarde porque tantos días enferma no eran normales, sobre todo en ella que no tendía a enfermar y que vivía sola.

Keun Suk le había dicho que iría él mismo a verla. El manager quiso oponerse, sin embargo una fuerza mayor, que no supo de dónde provenía, no le dejó hacerlo.

-No te negarás a mi petición, ¿verdad? Al fin y al cabo, ella es mi…amiga.

Por eso terminó de grabar el anuncio lo antes posible, y realizó todas sus tareas de manera impecable para poder terminar pronto y por lo tanto, dirigirse al hogar de Sun Rae.

Se vistió de manera sencilla y cómoda, para no incomodarla cuando se vieran y que se asegurase de que él era totalmente normal, y le compró un gran ramo de rosas rojas. A las mujeres humanas les gustaban los ramos de rosas.

El edificio donde vivía la muchacha estaba bastante apartado del centro, seguramente debía madrugar mucho para llegar a la hora al trabajo. Con lo fácil que sería para ella dejarse amar por él y así conseguir todo tipo de comodidades.

Al entrar en el edificio, automáticamente sintió la presencia de alguien que no le era grato en el lugar. Estaba seguro de que él no había sido detectado, y comenzó a subir lentamente por las escaleras, apretando con furia las rosas en su mano.

¿Qué hacía allí? Parecía estar clamando por una muerte prematura…

Cuando llegó al piso donde estaba la casa de Sun Rae, se encontró allí a Eris y deseó arrancarle la cabeza. Nada bueno podía esperarse de la discordia.

-Tú por aquí.-dijo al verle. Cada piso era solo para una casa, y ella se encontraba apoyada frente al ascensor de donde vivía la muchacha, prácticamente como si le estuviera esperando. Sus labios carnosos, sus senos casi al aire, sus ojos afilados y astutos.

-¿Qué has venido a hacer aquí, Eris?

-Simplemente…quería charlar con nuestra pequeña amiguita.-sonrió de aquella manera que tan nervioso le ponía, una sonrisa de superioridad y petulancia que le quería hacer creer que era mejor que él.

-Será mejor que te marches…
-… ¿O…?

– No me cabrees, Eris, no lo hagas…

***

Sun Rae dejó la bandeja preparada con dos tazas de té calientes para ella y su amiga, con la cual había quedado allí. Justo en ese preciso instante escuchó voces provenir del exterior de su hogar y se acercó a la puerta de entrada para ver si era ella, sintiendo que su corazón se cortaba al reconocer la voz de Jang Keun Suk al otro lado.

Se apoyó contra una pared cercana y se dejó resbalar contra ella, totalmente acongojada.
¿Qué hacía él allí?

No, no, no, no, no podía estar allí. No. Si llevaba dos semanas sin acudir al trabajo era porque le daba PÁNICO encontrarse con él.

No recordaba cómo había terminado durmiendo en casa pero sí…sí a él…persiguiéndola…

“Soy un animal, pierdo el control, me enfado… pero nunca te haría daño, lo sabes, ¿verdad?”

Sun Rae no podía confiar en aquellas palabras. No después de lo que había visto.

Su mente la tentó a ir a esconderse a algún lado, huir de él…sin embargo, el cuerpo no le obedeció. Las extremidades se mantenían inmóviles, no se sentía capaz de ponerse en pie.
Las voces seguían allí fuera, y por lo tanto, los dueños de ambas.

-¿Qué está pasando por tu cabeza ahora, señor actor? ¿Quieres agarrar mi terso cuello entre tus manos y retorcerlo? Sabes que eso no servirá de nada…

-Desgraciada…

-Insúltame todo lo que quieras. Estás perdiendo tu talento, cada vez eres más humano y menos…

-¿Sabes qué? En realidad me da igual lo que digas de mí o cuánto intentes cabrearme. No eres nadie importante en mi existencia. Pero te lo advertí, ¿recuerdas? Que no te acercaras a ella.

-¿Me amenazas? Sabes que en realidad no puedes tocarme, o te las cargarás. Ya estás castigado.

-¿Crees que me importa?-se escuchó un golpe seco- Sí, retorcerte el cuello puede ser deliciosamente placentero…Aunque no sea efectivo, sí es doloroso.

Sun Rae sintió el corazón latiendo violentamente. Tenía que detenerle, estaba totalmente pirado, no era normal, e iba a matar a una persona. Logró levantarse tambaleando y dirigirse a la puerta. Se apoyó en la pared y cuando estuvo lo suficientemente cerca apoyó la mano en la cerradura.

Tomó aire. No había tiempo que perder. Una vida estaba en peligro.

-Venga, hazlo…mata a mi cuerpo humano, ¿qué más dará? ¿Doler? El dolor es efímero, y hasta lo disfrutaré…-¿qué estaba diciendo aquella mujer? Comenzó a abrir la puerta- ¡Venga, Ares, hazlo! ¡Compórtate como el Dios griego que eres!

Abrió la puerta y las palabras llegaron golpeándose unas a otras hasta sus oídos. Soltó la puerta, con la respiración acelerada.

¿Qui… quién eres? ¿¡Qué eres?!” le había preguntado ella.

-¿Có…cómo?-su boca se movió sola, sin que el cerebro mandase ninguna orden.

Keun Suk notó que su mano ya no agarraba ningún cuello. La muy asquerosa se había escapado aprovechando su distracción.

Porque lo único que hubiera podido distraerlo en aquel momento era justamente lo que había sucedido. Estaba tan centrado que no había notado a Sun Rae acercándose y escuchando…escuchando algo que no debería haber oído.

Esta vez, la diosa discordia había ganado al dios de la guerra.

-Sun Rae, yo…-antes de poder terminar la frase, se encontró de rodillas en el suelo al lado de la muchacha sujetándola para que no se golpease con la cabeza en el suelo.

Keun Suk dejó a Sun Rae en el sofá y esperó a que la chica despertara. No podía volver a dejarla sola, o al final se volvería loca a causa de las dudas (a menos que lo tomara todo por un sueño). Además, no se fiaba de Eris, ¿quién le decía a él que no volviera y le hiciera algo a al chica?

Alargó el brazo hasta el rostro de la muchacha y dudó. Ares, el Dios de la Guerra, el Dios que adoraba la batalla y disfrutaba con el dolor ajeno…dudó. Porque temía herir a Sun Rae, romperla entre sus dedos.

Cerró el puño y se levantó.

-Mm…-revolviéndose, la chica finalmente abrió los ojos, encontrándose con su espalda. Se volvió para verla, preguntándose cómo actuar para no espantarla. En todos sus siglos de vida era la primera vez que se encontraba en una situación como aquella.

-Sun Rae…-musitó. Al escuchar su voz ella pareció accionarse mediante un resorte y saltó, acurrucándose en un rincón medio escondida por los cojines, con os ojos abiertos como platos, esperando que él hiciera un primer movimiento.

-No…no te acerques a mí.-logró decir.

-No voy a moverme. No te haré nada. Sé que debes tener dudas.

-Sabía que no eras normal, pero…no me esperaba…-era cierto, ella tenía tan seguro que algo raro había en él que ni siquiera dudaba de que fuera un Dios. Podía leerlo en sus ojos- Yo… ¿qué quieres de mí?

Fue a responder, sin embargo se calló, ¿qué iba a responderle? Realmente, ni él sabía qué quería de ella.

-Voy a marcharme. No te preocupes. Ni yo, ni nadie va a hacerte nada.-no dijo nada más. Comenzó a caminar en dirección a al puerta. Fuera estaba el ramo de rosas, lo cogió y se lo dejó en la entrada.

Cerró la puerta tras de sí y subió a la azotea, vigilando que ningún otro dios o diosa pudiera acercarse hasta ella.

En casa, Sun Rae recibió un mensaje al teléfono móvil:

Lo siento pequeña, no podré acudir hoy a nuestra cita.

Se encogió todavía más en sí misma, preguntándose si aquello la alegraba o la angustiaba (no quería ver a nadie, pero a la vez ver a la señora la tranquilizaría). Sin poder evitarlo, se echó a llorar.

Ella era el tipo de mujer que se guardaba las más ardientes y dolorosas lágrimas, y sin embargo desde la llegada de Keun Suk había derramado tantas que perdía la cuenta.

-Un dios… ¿puede ser? ¿Puede ser un dios?-sabía que sí, pero era tan impactante que todavía no era capaz de asimilarlo.

Ella no era nadie.

Simplemente una chica con ganas de trabajar y aprender de la vida.

Pero un dios…un dios griego se había introducido en su existencia.

No podía ser. Era un cuento de locos.

***

Te ha descubierto.-la voz en su cabeza, siempre incordiándole.

-¿Qué quieres que haga, Atenea? Ha sido culpa de Eris.

Si tú no hubieras estado jugando, no habría sucedido nada.

-¡Maldita sea, hermana! No quería que ella me descubriera, sólo quería…que ella…

¿Qué ella, qué, Ares? Dilo. Ten el valor.

-Ya sabes lo que quiero decir. No me fuerces.

Lo que ha sucedido llegará a oídos de Zeus.

-Lo sé. Estoy preparado.

No le hizo falta esperar demasiado. Poco después de la conversación con Atenea, el teléfono móvil sonó. Una costumbre que divertía a Zeus era ser lo más humano posible en aquellos aspectos.

-Pensaba que serías más rápido, padre.

-Te he dicho muchas veces que no me llames así en el mundo humano…-le reprendió la voz al otro lado del teléfono. Suspiró, arqueando una ceja- ¿Algún humano te ha descubierto? Bien… no me lo dirás… -no abrió la boca, ¿qué iba a hacer, culpar de nuevo a Éris? Aquello sonaría humano e infantil. Optó por hacer algo que no se le daba muy bien, pero que era lo único adecuado para aquellos momentos. Zeus pareció meditar algo durante unos instantes, porque también tardó en ponerse de nuevo al aparato para decirle cuál había sido su decisión- Dado que no te puedo castigar porque ya lo estás…haré otra cosa. Enviaré a alguien para que te vigile un poco. No puedo dejarte ir así como así, Ares.

-Lo entiendo, padre…-quería preguntar a quién se refería…a su hermana Atenea seguro que no, pero… ¿quién más…?

-Ganímedes ya se está preparando, en un par de días seguramente ya tendrás noticias de él. Lo meteré en el mundo del espectáculo, así que empieza a acercarte a él como puedas para que te vigile sin problemas.

Colgó.

-Ga… ¿Ganímedes?-no se lo esperaba… ¿el copero vigilándolo? Eso es lo que hacía Zeus…rebajarlo hasta ese nivel…

***

Sun Rae había vuelto al trabajo. Aquella noticia le interesaba muchísimo más que estar pendiente de por dónde le saldría Ganímedes y tener que dejarse vigilar por él, ¿qué clase de estupidez era aquella? Otro castigo hubiera sido mejor…

La vio a lo lejos, inclinarse ante sus compañeros ligeramente para agradecer y disculparse por la falsa preocupación por su salud. En realidad él lo sabía, que nadie de las personas que mostraban una falsa apariencia para demostrar simpatía para con ella recordaba a duras penas su nombre.

Seguramente…seguro que en muchos metros a al redonda, él era el único que se preocupaba por ella…

Apartó la mirada. No podía hacer eso. Se rompía, Sun Rae se rompería si seguía clavando sus inquisidores ojos sobre su nuca. El Dios de la guerra rompía personas, sin embargo había veces en que realmente, no quería hacerlo. Briseida había sido lo suficientemente inteligente en el pasado para huir de él…y aunque le dolió, aunque quiso destruir el mundo, él la dejó libre…

En aquel entonces creyó que había alcanzado a sentir algo que un Dios no debería permitirse…el enamorarse, aquel estado enfermizo que volvía débiles y fuertes a la vez a los humanos, pero que nada tenía que ver con las divinidades…el sentimiento era semejante, pero no tenía nada que ver con lo de aquella vez.

Apretó los puños, queriendo destrozar lo primero que se el cruzara por delante, objeto o persona.

Mientras intentaba buscar una distracción antes de comenzar a grabar, un muchacho se acercó a él. Parecía un simple repartidor, y le entregó un paquete, a parte de pedirle un autógrafo ya que estaba allí. Accedió con una sonrisa, preguntándose qué sería exactamente aquello.

Se sentó en la silla más cercana y apoyó en paquete entre las piernas, abriéndolo. Extrajo una revista, publicada exactamente aquel 21 de setiembre. No había remitente, no obstante supo enseguida quién se la enviaba.

Pasó las páginas y se detuvo en un interesante anuncio que hablaba sobre un nuevo grupo de música, con cinco integrantes, entrenados por una de las estrellas coreanas más famosas en aquellos momentos.

Un anuncio sobre el grupo entrenado bajo la mano de Bi debutando próximamente, e imágenes de los chicos…

Con chándales de colores… imágenes en blanco y negro…

-Así que aquí estás-sonrió de medio lado, desganado y en cierto modo, molesto. Buscó el nombre que había tomado el copero-. Lee Chang Seon…Lee Joon.

Listado de capítulos.

21 respuestas a “거짓말” kojitmal – Mentira. Capítulo 8

  1. Alusiana dijo:

    Ummmmm…. emocionante!!!!

  2. OMO! Lee Joon! el que nos faltaba pal duro.
    Se está poniendo TODAVÍA mejor ^^

  3. Sorry, el comentario era mío, pero se envió con la cuenta de WordPress. Siento que tengo múltiples personalidades.

  4. ARI8 dijo:

    MADRE MÍA DE MI VIDA QUÉ INTENSIDAD. Vale, me encantó este capítulo, es que sois geniales armando la historia pero lo que me pone de los nervios es que me dejéis siempre así, con la miel en los labios, en el mejor punto, vais y hala, hasta el siguiente miércoles, espera sentada. No es justo ¬¬
    Vale, se me pasó el berrinche y os tengo que decir que me está empezando a dar mucha pena Ares, porque el pobre está enamorado hasta las trancas, le cuesta admitirlo o identificar los síntomas, ella huye de él y no me extraña, por lo que no sabe cómo tratarla. Atenea no la ayuda, Eris lo estropea todo, Zeus vuelta a dar caña y ahora aparece Ganímedes encarnado por JOON. Creo que la pobre no podrá descansar un momento, porque me veo venir que él seguirá sin dejarla ni a sol ni a sombra y que Joon puede acabar metido en esta historia porque se fije en ella.
    Me encantó la parte en que él la coge en brazos esas dos veces y la deposita primero en la cama y luego en el sofá pero es tan bruto que le da miedo acabar con ella XDDDD

  5. Agra dijo:

    Jooooooon!! Bueno ésto ya va siguiendo el nombre del blog, va a ser la Bomba!!
    Me estoy emocionando sólo de pensar en lo que vendrá, XDDDDDD.

  6. Jey dijo:

    Ay! Esto se pone mejor si cabe!!!!

  7. Omo!!!! Lee Joon entra en escena….esta historia se pone cada mas interesante….me encanto esta capitulo…..q ansias q llegue el próximo miércoles ¬¬…..Muchas gracias @Jeannelok y Nuna por compartir esta historia con nosotras de verdad q es un gran relajante ;)…..besotes desde Peru

  8. Otoke!!!! Como es posible que esto se ponga cada semana más bueno!!! Creo que moriré lentamente durante la espera de cada capitulo porque por si no me bastaba con Ares ahora entra en escena Lee Joon ÑSFHAKDJHSDKFSDA.
    Chicas de verdad que sois increíbles, muchas gracias por todo su esfuerzo y dedicación, y no me queda nada más que agregar que me voy a seguir comiéndome los dedos mientras espero que de nuevo sea miércoles 😄
    Saludos desde México ^o^

  9. JeSsiKa dijo:

    Waaa pero si es lee joon, cada ves se pone mejor
    no puedo esperar por el siguiente capitulo….
    Ya quiero saber que hara lee joon, y sun rae tambien quiero
    saber que va a hacer 😄
    Mucho suspenso…. Pero m encanta jajaja
    Gracias por subirlo esperare hasta el miercoles por el siguiente capitulo

  10. thaniayamato dijo:

    simplemente increible estoy muy contenta leyendo este fic cada miercoles estoy enamorada a mas no poder cada parte es increible me fascino cuando menciones que la acomoda en la cama y el sofa con tanta delicadeza esa es una persona increible aaaa solo Ares logra k me ponga tan sentimental y feliz leyendo graxias por este fic tan intersante mirire esperando otra semana paera leer pero no importa lo vale pork cada veza esta mas buena la historia.
    Ahora si woooo le joon mi favorito de mblaq feliz feliz y con esa foto aun mas me lo imagino en esta historia woooo este fic seria genial como drama jajaja pido mucho o lo se pero k kierren soy ina loka fan de estos niños
    por favor sigan escribiendo tan buenos fics k sequire leyendo con ganas

  11. marybv dijo:

    cuando leo ¨el grupo entrenado bajo la mano de Bi¨ la primera imagen en mi mente fue Lee Joon , pero chingus ustedes quieren matarnos. mi madre toy muelta mueltisimaaaaaa. es que esperar al proximo miercoles por ARES y por JOON eso es de muerte lenta.
    Excelente . ya ni uñas tengo, que uñas ni dedos… pues que me queda solo esperar.
    Graciassss.

  12. Tamaragua dijo:

    Lee Joon?? oO Peo q peeeeeerraaaas tásis hechas!! XDDDDDDDDDDDDDDDD
    Ese hombre tb debería de ser pecado! ^^ Y……a ver, espera q adivino d quién es la idea de sacarlo a colación!! 😄 Maknae (mi amuleto de la suerte), a q si?? 😄
    Q sepáis q sois unas crackas y q si la semana pasada me quedé más pegá q un chicle a la pantalla de mi ordenador, esta semana ya, habéis acabado con mi kokoro.
    Al principio, en los primeros caps tenía la sensación de estar metida en una especia de novela de las de la Kenyon (Sherrilyn Kenyon), aunq sin llegar al punto erótico, pero por lo del rollito de dios del Olimpo venido al presente en forma humana para dar placer carnal a las mujeres sip, juasjuas!!! Pos en principio me lo recordaba y esto tb se lo comenté a Jeannelok cuando nos vimos. Pero q vá, según habéis ido desarrollando capis la cosa ha ido cambiando y creo q la historia tiene un punto más fresco a parte de q es muy original. ^^
    Q lo q quiero decir con todo esto es q me está gustando horrores, y q me voy a dormir con el gustazo de no haberme dejado el capi pa leérmelo mañana, auqn igualmente me habéis dejado subiéndome por las paredes del ansia tan grande d saber q pasará próximamente. Ahora mismo, “Kojitmal” es un vicio, una especie de droga, si me permitís, en fin q engancha mucho.
    Ánimos para continuarla, chicas!! ^^
    Y yo seguiré esperando hasta el próximo cap, el miércoles q viene si dios quiere!!
    Gracias y un besito, hermosas!! =)

  13. Yuna dijo:

    Muuu interesante. Introduciendo nuevos personajes… Me habeis alegrado el tener q comer sola en la uni. Gracias! Esperando el siguiente! 😉

  14. MaDDy dijo:

    Q bueno el fic! la verdad es que en el momento que dijeron que enviarían a este personaje a vigilar a Ares…me imaginé a Lee Joon jajajajaja….acerté. Excelente trabajo

  15. rosaday dijo:

    porque nos dejas a si una semana mas , xddd que interesante y mas guapones .

  16. fumoffu dijo:

    Ayayayayay¡¡¡¡ toy “pa” ke me encierrren¡¡¡ he entrado corriendo pensando que hoy era miércoles y tocaba nuevo capítulo…..¡¡¡buah!!! que corte!!!!…resulta que AUN es martes……¡¡¡cachis!!!!!… esto ya no es normal pq encima mañana tengo un examen de inglés y aquí estoy pensando que toca capítulo nuevo y sin darme cuenta ke todavía no he hecho el examen…¡¡¡¡chicas!!! ¿estoy mal o no estoy mal?….miedo me da ke me contesteís…

  17. fumoffu dijo:

    me voy a estudiar…..*guiño*

  18. Waaa si es lee joon, cada ves se pone mejor. jajaja yo seguire esperando los capitulos de la novela ,para ver . besotes desde el Peru.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s