Reseña: Good Doctor (グッド ドクター)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

good doctor 2

Hace ya cinco años (Dios, cómo para el tiempo sin que te des cuenta) os traje la reseña del drama coreano, “Good Doctor”, donde los personajes principales fueron: Moon Joo Won, Moon Chae Won y Joo Sang Wook.

Pues bien, hoy aparece por aquí la versión japonesa, que yo pensé que iba a ser difícil que me gustase los suficiente para que apareciese en esta sección, pero oye, que aquí está.

Mientras que la versión coreana tuvo 20 episodios de una hora casa uno, esta versión tiene diez episodios de 45 minutos cada uno, salvo el final, que dura casi una hora.
La cadena que lo emitió fue Fuji TV entre el 10 de julio y el 12 de septiembre de este año.
La adaptación de la historia original corrió a cargo de Tokunaga Yuichi (“BOSS 2” y “Kuragehime” entre muchos otras) y Okita Haruka (“Sukina hito ga iru koto” y “Detective Yugami” entre otros).
La dirección estuvo en las manos de Kanai Hiro (“Galileo”, “Galileo 2”, “Bitter Blood” y “Sukina hito ga iru koto” entre otros) y Aizawa Hideyuki.
En cuanto a la audiencia, pues la media fue del 11,23 %.

Shindo Minato (Yamazaki Kento) es un chaval autista que además tiene síndrome del Sabio, por lo que su memoria es prodigiosa, capaz de memorizar las cosas con leerlas una sola vez y con una visión espacial inigualable.
Debido al fallecimiento de su hermano mayor, que era el que cuidaba de él, decidió convertirse en médico para salvar a todos los niños y que estos pudiesen convertirse en adultos.
Gracias a su empeño y al apoyo del doctor que lo salvó de pequeño, Shiga Akira (Emoto Akira), Minato consigue licenciarse como el número uno de su promoción en la Universidad de Tokio y entrar a trabajar como residente, en el hospital donde el director Shiga Akira, es el director.

Por desgracia para Minato, encontrará un fuerte rechazo en la junta directiva, encabezada por el CHP, Inoguchi Ryunosuke (Itao Itsuji), que hace ver como que merece ver que Minato merece una oportunidad, pero que quiere usarlo para quitar de delante al director y deshacerse de la unidad de Pediatría y convertir el hospital en un hospital especializado en gerontología.

Otro que tampoco quiere a Minato en Pediatría, es su director, Takayama Seiji (Fujiki Naohito), que es un genio en esa especialidad pero que carece de la empatía necesaria y de la compresión para admitir a Minato como un igual. Según él,  no sirve para ser cirujano, carece de las capacidades necesarias.

La única que lo acepta desde el primer momento, aunque le cuesta llevarlo al principio, es Seto Natsumi (Ueno Juri), otra cirujana pediátrica que se convertirá en la mentora de Minato y quien le enseñe a lidiar con las personas que no aceptan su manera de hacer las cosas. Aunque como ella le reconocerá después, él le enseña muchísimas cosas que ella no sabía.

Otro que lo trata con cariño es Hashiguchi Taro (Hamano Kenta), un enfermero de pediatría que pone el punto gracioso a la historia y que en varias ocasiones casi chifla porque no puede controlar a Minato cuando este se pone nervioso.

Aunque Minato al principio se tendrá que enfrentar una y otra vez, no sólo con los padres de los pacientes, sino también con Seiji, poco a poco se los ganará y reconocerán sus habilidades como doctor y cirujano.

Al contrario de la versión coreana, donde se ve lo mal que lo pasa el protagonista, aquí no vemos casi nada, y prácticamente nada de la parte de quirófanos, sino que se centra más que nada, en las historias de los pacientes y cómo Minato logra con su actuación, que todo acabe bien y se comprendan unos a otros, poniendo paz familiar y de paso, curando a sus pacientes.

Si habéis visto la versión coreana, os daréis cuenta de los muchos cambios que hay aquí y de que faltan muuuuuuuuuuuuuuuuuchas cosas, por lo que es mejor que os olvidéis de ella y simplemente disfrutéis de Yamazaki Kento dándole vida a Shindo Minato, que os robará el corazón para los restos.
Vemos su inocencia, su bondad, su amabilidad, su preocupación por los niños, su gran capacidad de empatía, su aceptación de los malos tratos por ser diferente y sus sonrisas maravillosas.
Su interpretación es diferente, pero vemos sus tics, sus muletillas, su mirada huidiza, su manera diferente de ver el mundo y cómo ese continuo recuerdo de la pérdida de la única persona que le quería de verdad, le lleva a convertirse un magnífico doctor que hace todo lo posible para salvar la vida de sus pacientes. Es el único capaz de leer a los niños sin problemas, algo que los adultos “normales”  no pueden hacer porque se creen superiores y que lo saben todo.

NOTA: 9

Créditos: AsianWiki, DramaWiki
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas japoneses, Dramas, Opinión, Reseña de dramas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Reseña: Good Doctor (グッド ドクター)

  1. laq ua dijo:

    Tengo pendiente la versión coreana, pero creo que a este lo veré primero. Me entusiasmó la reseña 😀

  2. Mar Lop dijo:

    Me gusto mucho el drama a pesar que ya había visto la versión coreana. Algo que tengo que destacar de esta versión es que en varios episodios me hizo llorar. Es muy emocional el drama. Eso si, si buscan romance mejor vean la coreana. En lo que si creo que gano en cuanto a la versión coreana es la forma en que trataron al padre. Cuando vi la versión coreana me enojé cuando pasó el padre, por más que sea su padre me parecía que alguien tenía que ponerlo en su lugar y al final resulto ser una carga para el prota. En cambio en esta versión fue protegido y ayudado por las personas cercanas a él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .