Reseña: Kounodori 2017 (コウノドリ)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

kounodori 2

Y por aquí aparece la segunda parte de este drama, ambientada dos años después de la primera y que reseñé la semana pasada.

En el plano técnico, tenéis toda la información en la anterior, aunque tengo que señalar que con respecto a la primera, cambian algunos nombres en la dirección y todos en el guión.
En cuanto a la dirección, repite Nobuhiro Doi y entran como nombres nuevos, Takeyoshi Yamamoto (“Rookies”, “N no tame ni” y “Reverse” entre otros) y Koichi Yajima (“Busujima Yuriko no sekirara nikki”, “Zankokuna Kankyakutachi”, y “Aino Mating Agency Inc “).
Respecto al guión, no tenemos a Yamamoto Matsumi, pero en su lugar se hicieron cargo del trabajo: Tsubota Fumi (“Heat” y “Onna Michi” entre otros) y Yoshida Yasuhiro (“Cold Case”, “Enoshima Prism”, “Birthday card” y “Plage”).

La cadena que lo emitió fue la misma, TBS, pero en lugar de tener diez episodios como tuvo la anterior temporada, tuvo uno más, once.

En el campo de los actores, algunos de los secundarios tardan muchísimo en salir y no tienen tanta importancia como en la primera temporada, mientras que algún otro desaparece.
De los principales, pues repiten todos: Ayano Go, Hoshino Gen, Matsuoka Mayu, Yoshida Yo, Sakaguchi Kentaro, Asano Kazuyuki, Eguchi Noriko y Omori Nao.
También tenemos dos incorporaciones nuevas: Matsumoto Wakana y Miyazawa Hio.

A lo largo de la serie volvemos a ver diferentes situaciones que se pueden dar a lo largo de un embarazo y todo lo que viene después: nacimientos prematuros, muerte del feto dentro del vientre materno, abortos espontáneos, malformaciones genéticas o físicas que impiden el normal desarrollo de los bebés y que lleven una vida normal corriente, el aborto selectivo a causa de las malformaciones de los fetos, la infertilidad, la indiferencia de los padres hacia sus hijos recién nacidos enfermos ya que los consideran no aptos y cómo no, la depresión postparto.
En cuanto al último punto que os he mencionado, resulta que en Japón hay un 30 % de suicidios de madres diagnosticadas con ese trastorno y se cree que otro diez por ciento también se debe a esa causa pero que por desgracia no fueron diagnosticadas. Así que estamos hablando de una aterradora tasa de suicidio del 40 % y siguen sin tomarse medidas para ayudar a esas mujeres, que se ven solas y abandonadas y que ven en la petición de ayuda, un estigma.
Del mismo modo se hace hincapié en la normalización de tener hijos con síndrome de Down y que aunque pueden tener muchos más problemas que los niños sin esa alteración de los cromosomas, también pueden dar muchas alegrías.
Se habla de las asociaciones de padres con hijos con ese síndrome, de las ayudas sociales que pueden recibir y de que incluso hay niños que pueden ir a la universidad y licenciarse, al igual que los demás.

En el terreno de nuestros doctores y matronas, se indaga más en sus vidas personales, sobre todo en las de Shinomiya y la de Komatsu.
Al mismo tiempo, se denuncia la flagrante ausencia de suficientes ginecólogos / obstetras y neonatólogos que existe en Japón, por lo que los pocos que hay tienen que trabajar casi sin descanso para cubrir las necesidades de las embarazadas y de los bebés.
Pero si ya en las grandes ciudades con buenos hospitales lo pasan mal, imaginaos la situación en las pequeñas islas de Japón y en los pueblos pequeños donde apenas tienen recursos y donde si tienen un médico especialista, ya pueden darse con un canto en los dientes. Algo que se ve en el primer episodio con Ogishima Katsuhide (Sasaki Kuranosuke) que con la ayuda de Konotori Sakura (Ayano Go) consiguen salvar una situación peliaguda.

Se trata el peligro del endiosamiento de los médicos que se creen ya expertos en todo y que lo saben todo, pero que al final acaban metiendo la pata y tienen que aprender a vivir con las consecuencias de sus actos.
Además, vemos cómo cada uno de los personajes quiere seguir su propio camino para mejorar y ayudar a salvar las vidas de todos los madres y los bebés que ayuden a nacer.
Eso no es óbice para que al mismo tiempo se deje claro que al final los que trabajan en el departamento de ginecología / obstetricia y neonatología son una gran familia.
Uy, que casi me olvido, también tenemos al estudiante que está con su internado y que supone un dolor de cabeza para los veteranos. Se niega a ser obstetra porque es hijo de un famoso médico de esa especialidad. ¿Cómo acaba eso? Os tocará verlo jajajajajaja.

Cómo no, también tenemos las escenas felices de embarazos y partos y no podían faltar las escenas de Sakura al piano. Aunque la verdad, yo habría agradecido un repertorio más amplio de canciones.

En resumen, no os podéis perder tampoco esta segunda temporada que merece mucho la pena verla ^^

NOTA: 8,5

Os dejo el tráiler

Créditos: AsianWiki, TBS Global Business
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas japoneses, Dramas, Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.