Reseña: Kounodori (コウノドリ)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

kounodori

Aquí os traigo este drama que no es un guión original, sino la adaptación del manga homónimo de Suzunoko You, que se empezó a publicar en Kodansha el 26 de julio del 2012 y que sigue aún en publicación.

La adaptación de la historia corrió a cargo de Yamamoto Matsumi (“Yae no sakura” y “Aibu season 15” entre otros), mientras que la dirección estuvo en las manos de Doi Nobuhiro (“Orange days”, “Love shuffle”, “Kono sekai no katasumi ni” y “Biri garyu” entre otros) y Kaneko Fuminori (“Ikebukuro west gate park”, “Kimi wa petto”, “99.9: Keiji senmon bengoshi” y “Dai renai: boku o wasureru kimi to”).

“Kounodori” se emitió en la TBS entre el 16 de octubre y el 18 de diciembre de 2015, contando con un total de 10 episodios.
Por cierto, que la palabra “コウノドリ” o kounodori, significa “cigüeña” en japonés.

Konotori Sakura (Ayano Go) es un ginecólogo / obstetra que en su tiempo libre da conciertos de piano en un pequeño local bajo el pseudónimo de Baby. Sin que él lo sepa, su amor a la música, y en concreto a tocar el piano, le viene de su madre, que murió al nacer él, por lo que fue criado en un orfanato, donde la directora promovió su amor por el piano y la música.
Ahora, como ginecólogo / obstetra, goza del respeto y cariño de sus compañeros de trabajo y las pacientes quieren tenerlo como su médico porque es empático, amable, simpático y el pobre tiene una paciencia infinita.
Por cierto, en el hospital sólo hay tres personas que sepan que toca el piano, el director Osawa (Asano Kazuyuki), su antiguo compañero y amigo que es el booooooooooorde y antipático Shinomiya Haruki (Hoshino Gen) y una de las matronas, Komatsu Rumiko (Yoshida Yo). Ah, y de paso, entre todos ellos tienen que guiar a Shimoya Kae (Matsuoka Mayu), que está en su último año de residencia y no se siente muy segura con lo que hace, por lo que Sakura y Rumiko tendrán que estar siempre ahí para animarla.
Los ginecólogos y las matronas trabajan mano a mano con el departamento de neonatología, donde están: Imayashi Takayuki (Omori Nao), Shirakawa Ryo (Sakaguchi Kentaro) y Arai Megumi (Yamaguchi Sayaka).
Y claro, cuando se complican las cosas y hay que tirar de quirófano, cuentan con la ayuda de Funakoshi Takuya (Toyomoto Akinaga) y Kase Hirose (Hirayama Yusuke).

A lo largo de los diez episodios, vemos que no siempre los embarazos van bien, y tanto los ginecólogos / obstetras como los neonatólogos, insisten siempre que todos los embarazos suponen un peligro y que nunca se puede dar nunca por seguro.

Vemos todo tipo de situaciones que se usan para hacer una crítica social y política a la situación actual de Japón, así como al papel que desempeñan los hombres después de que sus mujeres den a luz… O más bien, de la ausencia de papel, dejando todo el peso de la crianza del bebé en manos de la mujer y ellos pasando olímpicamente del tema con la excusa del trabajo, mientras que ellas tienen que renunciar a su vida laboral.

También se pone de relieve el “matahare”, o acoso laboral a las mujeres embarazadas, a las que se critica por quedarse embarazadas y dejar la carga del trabajo en los hombros de los demás. Además de criticar a la sociedad japonesa por no confiar en las mujeres que son madres a la hora de desempeñar su trabajo cuando vuelven de la baja porque creen que le darán prioridad a sus hijos, por lo que algunas son incapaces de reincorporarse al mundo laboral porque en ningún lado se fían de ellas.

Otros temas que se tratan son el del retraso de la maternidad a la que se ven obligadas las mujeres, por lo que tienen que someterse a tratamientos de fertilidad y el duro camino que supone para ellas; el embarazo adolescente y las consecuencias que puede acarrear para una madre tan joven; las adopciones; las ayudas sociales que pueden recibir las madres sin recursos y la importancia de la ayuda psicológica y familiar para que una mujer pueda recuperarse y salir adelante tras dar a luz.

En algunas otras de las ocasiones vemos cómo tanto los obstetras como las madres y los neonatólogos, se tienen que enfrentar a las peores de las situaciones: muerte de la madre en el parto, muerte cerebral de una embarazada, abortos, malformaciones de los bebés y abortos inducidos porque los bebés no sobrevivirían fuera del vientre materno.
En cuanto al tema de las malformaciones y enfermedades genéticas que pueden desarrollar los bebés, también se le da un toque de atención a la sociedad japonesa, para que no los descrimine como si fuesen apestados y los acepten tal y como son.

Aunque parece que es un drama muy serio y rígido por lo que os digo, es todo lo contrario, es un drama humano lleno de calidez, con muchos momentos tiernos, otros divertidos y sobre todo, con Sakura que es un amor de médico con un corazón tan grande que no le cabe en el pecho y sus momentos al piano que os enamorarán.

Por cierto, en este drama veréis en cuatro episodios a Oguri Shun, pero no os pienso decir de qué hace XD.

Además, si os gustan los bebés vais a ver tantos que perderéis la cuenta jajajajaaja.

A mí desde luego, fue un drama que me dejó con muy buen sabor de boca y deseando ver la segunda temporada que se rodó el año pasado y ya se emitió.

NOTA: 8’5 

Créditos: AsianWiki
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas japoneses, Dramas, Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.