Reseña: Let me eat your pancreas / Kimi no suizo wo tabetei (君の膵臓をたべたい)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

let me eat your pancreas

Hay un dicho en español que dice: “La excepción que rompe la regla.”, y es lo que me pasó a mí con esta película. En cuanto veo que la cosa acaba en tragedia, huyo en dirección contraria porque no quiero acabar hecha un mar de lágrimas y con mal cuerpo.
Sin embargo, aun sabiendo lo que me esperaba con esta película, me lancé a verla, y mirad por dónde, acaba apareciendo por aquí.

Esta película está basada en la novela homónima de Sumino Yoru, y a pesar de que el título da muy malas sensaciones, tiene su explicación.
Antes se creía que si estabas enfermo y comías la parte correspondiente de un animal, te podías curar. Aunque las tribus canívales creían que si te comías a tu enemigo, o incluso a un ser querido, sus poderes, su fuerza y su alma se quedarían dentro de ti.
De ahí el título de la novela y la película, y que esa frase, se convertirá en un código entre los protagonistas.

Hakata Shiga (Kitamura Takumi) es un estudiante de instituto que pasa olímpicamente de relacionarse con los demás compañeros de clase. No le interesa para nada, le gusta estar solo, leyendo, o en la biblioteca organizando los libros.
Yamauchi Sakura (Hamabe Minami), es la chica más popular de la clase. Se lleva bien tanto con las chicas, como con los chicos y todos la quieren. Sin embargo, lo que nadie sabe, ni siquiera su mejor amiga, Kyoko (Karen Otomo / Kitagawa Keiko), es que a Sakura le queda, como mucho, un año de vida debido a un cáncer de páncreas.
Shiga y Sakura se conocen en el hospital, donde él coge su “Diario de convivencia con la enfermedad” y empieza a leerlo, descubriendo así el secreto de su dueña. Sakura se acerca a él con una sonrisa y le habla como si nada, pidiéndole que le guarde el secreto.
Es así como estos dos chavales, sin nada en común, comienzan a relacionarse, más que nada por la insistencia de Sakura, que encuentra en Shiga alguien que no la mira con pena, ni la trata con condescencia, ni con pena, ni como si fuese una figura de porcelana.
Ella es extrovertida, alegre, divertida y quiere vivir la vida al máximo el tiempo que le queda. Es así como envuelve a Shiga en todos sus deseos por realizar.
Shiga, al principio, se muestra muy reticente y no le gusta verse metido en medio de todo eso, pero poco a poco, sin dejar de ser como es, acaba ayudándola. Aunque lo que él no esperaba es que ella calase tan hondo en su corazón y lograse sacarlo de su propio mundo.

En el presente, Hakata Shiga (Oguri Shun), es profesor de literatura en el instituto en el que estudió, y se ve metido en la nueva catalogación de los libros para trasladarlos a otro lugar. Es en la biblioteca donde conoce a un estudiante a cargo del trabajo, Kuriyama (Morishita Daichi), y es gracias al índice que él creó y ese nuevo trabajo, que acaban hablando de cómo pasó todo y nos enteramos todos de su historia con Sakura.
En la parte del presente hay algo de magia, gracias otra vez, a Sakura que “vuelve” para despertar y espabilar, una vez más, a Shiga, que sigue queriéndola tanto como la quiso en el pasado.

La película, a pesar de que te acaba haciendo llorar, y cierta escena que no me gustó nada de nada, tiene un final muy positivo y bonito: “No te rindas, sigue luchando y vive al máximo tu vida.”
Oguri sale poquito, la verdad, aunque lo que se ve, nos deja claro que vive a medio gas, porque le falta la persona que una vez le hizo aprender a vivir.
Todo el peso de la película recae, en mi humilde opinión en Hamabe Minami, que nos muestra a una Sakura, que a pesar de estar asustada por el poco tiempo que le queda de vida, vive a tope, disfrutando de cada momento y sin perder, casi nunca, la sonrisa y la alegría. Creo que hizo muy buen trabajo y disfruté de su interpretación.

Y no digo más, que no quiero destriparos toda la película XD.

NOTA: 8

Créditos: 東宝MOVIEチャンネル, AsianWiki, Mydramalist
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Cine, Opinión, peliculas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reseña: Let me eat your pancreas / Kimi no suizo wo tabetei (君の膵臓をたべたい)

  1. Kasialov dijo:

    Una pelicula muy bonita, 100% recomendable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .