Reseña: Kimi ni todoke (君に届け)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

kimi ni todoke

Bueno, seguimos en Japón tras el primer especial de la guía para novatas en dramas japonesas. En este caso toca esta película de más de dos horas que se pasa en un suspiro… Al menos, en mi caso.

Kimi ni todoke está basada en el manga homónimo Karuho Shiina, que fue publicado por la editorial Shueisha en el magazine Bessatsu Margaret, entre el 25 de mayo de 2006 y el 13 de noviembre de 2017, contando con un total de 30 volúmenes.
Hay también dos novelas ligeras escritas por Kanae Shimokawa y Kanako Shirai, que comenzaron a publicarse respectivamente el: 1 de agosto de 2009 y el 1 de marzo de 2011 y que a día de hoy siguen en curso.
Este manga también fue llevado al terreno del anime, emitiéndose un total de 38 episodios entre el 6 de octubre de 2009 y el 30 de marzo de 2011.
Por cierto, esta película es del 2010, por lo que el final ya os podéis imaginar que se queda ahí colgando porque el manga no estaba acabado.
En cuanto al anime, no os puedo hablar puesto que no lo he visto, aunque tenía intenciones de hacerlo, pero una amiga me dijo que era lento, aburrido y que se dormía, y como más o menos solemos cuadrar en gustos en cuanto a animes se refiere, pues pasé. Además, para que no me den un final cerrado y bien atado como se merece esta historia, pues me voy al manga y así no tengo problemas… O eso espero XD.

Kuronuma Sawako (Mikako Tabe) nació el día de Nochevieja, poco antes de que cambiase el año, lo que hace que su cumpleaños sea algo extraño, la verdad. Bueno, al menos a mí me lo parece.
Su es “hacer una buena acción una vez al día” y lo cumple a rajatabla… Haciendo a veces incluso alguna más.
Sawako no siempre fue extrovertida, más bien tiraba hacia la introversión, pero resulta que un día, siendo una niña, en el parque, un compañero la vio saliendo de uno de los tubos que había allí y le recordó tanto a Sadako que la llamó así en voz en grito y claro, todos los demás le pillaron miedo.
Bocachanclas desde pequeños y por todos sitios, como podéis ver. Ah, si alguna anda perdida, lo de Sadako va por la prota de “The ring”, una película de miedo que no he visto pero conozco la famosa escena y me pone la carne de gallina.
En fin, volvamos a lo que estábamos. A partir de entonces, la pobre Sawako tiene que soportar que digan que trae mala suerte si la miras a los ojos tres segundos y que puede convocar a los fantasmas. La pobre está tan acomplejada, que no habla con nadie y siempre mantiene la cabeza gacha, por no hablar de que se disculpa a cada momento si pasa algo relacionado con ella, aunque no tenga culpa.
Por otro lado, tenemos a Kazehaya Shota (Miura Haruma), es un chico extrovertido, popular, simpático y buena gente.

¿Cómo se conocen estos dos? Pues el primer día de instituto. Shota está perdido y no sabe por dónde tiene que ir, por lo que Sawako, a pesar de su extrema timidez e introversión, le ayuda diciéndole por dónde tiene que ir. Shota, al contrario que los demás, no le tiene miedo, le sonríe, le da las gracias y se queda un rato con ella bajo un cerezo en flor y tiene lugar una escena muy bonita.

Una vez en el instituto, Shota y Sawako coinciden como compañeros de clase. Él está siempre rodeado de gente y ella, siempre sola y silenciosa, teniendo que aguantar que le digan siempre que trae mala suerte y que puede convocar fantasmas. Sin embargo, Shota, al contrario que los demás, sabe que no es verdad y siempre está pendiente de todo lo que ella hace. Y cuando digo todo, es todo; no se pierde absolutamente nada y siempre sonríe gracias a ella. Ve la dulzura, amabilidad y bondad que nadie más quiere ver. Busca cualquier excusa para hablar con ella, pero la pobre Sawako está tan acostumbrada a estar sola y ser dejada de lado, que no entiende lo que pasa y siempre sale huyendo; aunque Shota JAMÁS se rinde con ella.

Poco antes de las vacaciones de verano, planean una actividad de toda la clase, y ahí es cuando Sawako escucha a Yoshida Chizuru (Renbutsu Misako) y Yano Ayane (Watanabe Natsuna) comentando entre ellas que sería genial que Sawako hiciese de fantasma para asustar más a los compañeros. Así que, ella creyendo que será una buena manera de deshacerse de su sambenito, se ofrece voluntaria, por lo que Chizuru y Ayane alucinan colores, pero aceptan de inmediato.
Shota era el encargado del juego en el cementerio, pero en vez de seguir la ruta, se queda con Sawako sin importarle nada más, sólo estar con ella.
Es gracias a este juego que Chizuru y Ayane se hacen amigas de Sawako, y de rebote, entrará en este grupo el desastre con los nombres, Sanada Ryu (Haru Aoyama), al que no le importa en lo más mínimo lo que digan de Sawako. Aunque la verdad, parece que a él sólo le importa dormir en clase, el béisbol y… No os lo pienso decir XD.

¿Cómo evoluciona la historia entre Sawako y Shota? No os lo pienso decir, eso tendréis que verlo.
Os juro que disfruté mucho de esta pequeña joya del cine japonés. Es una película muy sencillita, no es la gran historia, pero manda un fuerte mensaje sobre la importancia de la amistad, sobre aceptar a los demás tal y como son, sin forzarles a que cambien y se adapten a ti, a ignorar los rumores que se lanzan sobre la gente por el mero hecho de hacer daño.
La amistad de Sawako con Chizuru y Ayane es muy bonita. Ellas le dan una gran confianza en sí misma, la enseñan a quererse y a enfrentar lo que siente, aunque en esto también jugará un papel importante Ryu sin pretenderlo XDDD.
Chizuru y Ayane se convierten casi en las hermanas mayores de Sawako, decididas a cuidarla, defenderla y protegerla; aunque ellas se sorprenden cuando ven que ella está dispuesta a hacer lo mismo por ellas.
En cuanto a la historia entre Sawako y Shota, es PRECIOSA, en serio. Los dos son tan pero taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan adorables, cuquis y preciosos que dan ganas de apachurrarlos en un abrazo de lo buenazos que son, sobre todo ella, que es la imagen de la pura inocencia y bondad.
A ver, la nena es bastante torpe en cuanto a los sentimientos se refiere. No entiende su corazón y le cuesta mucho decir lo que siente porque jamás ha tenido experiencia alguna.
Respecto a Shota… Ains, este chico es puro amor, en serio. Se nota enseguida que se queda colgado de ella desde el primer momento, pero tiene una paciencia a prueba de bombas con ella. No la fuerza en ningún momento a aceptar lo que siente por ella, espera su oportunidad y aunque ella no se da cuenta, sigue ahí, al pie del cañón, siempre a su lado, siempre dispuesto a protegerla, a cuidarla y seguir demostrándole con pequeños detalles lo importante que es para él. De esa manera espera y espera hasta que ella está preparada para corresponderle.
Sí, puede llegar a haber momentos muy frustrantes que te dan ganas de meterte dentro, cogerlos a ambos y decirles lo que sienten por el otro y ayudarles a arreglarlo todo para que quede todo claro, sin malentendidos y puedan disfrutar de su vida como pareja XD. Vale, puede que me supere un poco la impaciencia y que necesitan mucho tiempo para avanzar un poquito cada vez, sobre todo ella, pobre mía.

Pues hala, ya estáis tardando en poneros a verla XDDD.

NOTA: 8’5

Créditos: DramaWiki
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Cine, Opinión, peliculas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reseña: Kimi ni todoke (君に届け)

  1. Luna dijo:

    Haruma Miura 😍😍😍😍😍😍😍

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s