Reseña: “Suspicious Partner (수상한 파트너)”

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

Suspicious Partner

Aparece por aquí uno de los dramas que más me ha gustado este año, que si por algo se está caracterizando, es por darme muchos disgustos.

“Suspicious Partner” se emitió en la SBS entre el 10 de mayo y el 13 de julio, contando con un total de 40 episodios, o lo que es lo mismo, 20, cortados en dos.
La guionista fue Kwon Ki Young (“I remember you”), mientras que la dirección corrió a cargo de: Park Sun Ho y Jung Dong Yoon (“You who came from stars” y “Six flying dragons”. Aunque fue director asistente de ambas).
En cuanto a la audiencia, pues la verdad es que tuvo episodios en los que ni siquiera logró entrar en la lista de lo que se veía cada día. Eso sí, cuando entró en ella, anduvo entre el
6 y el 10’5 % a nivel nacional, y entre, el 6’1 y el 11’7 % en Seúl.

No Ji Wook (Ji Chang Wook), es un fiscal conocido por ser uno de los más duros que jamás muestra piedad ni compasión por ningún acusado, dando igual el delito que hayan cometido. Por eso y por su forma directa de ser, ya que no se casa con nadie y dice las cosas a la cara sin importarle quién tenga delante, se lleva cada año el “premio” a peor fiscal de la fiscalía. Algo que por otra parte, a él le da exactamente igual. No quiere hacer amigos allí, sólo quiere igualar a su padre (Jo Seung Yun), que fue también fiscal y que murió junto con su mujer (Jin Hee Kyung) en un incendio.
Ji Wook sólo se lleva bien con su investigador, Bang Eun Ho (Jang Hyuk Jin), que es el único que lo soporta y le entiende. Además de no callarse tampoco nada y siempre que puede, le dice las cosas a la cara.

Por otro lado, tenemos a Eun Bong Hee (Nam Ji Hyun), una licenciada en Derecho que quiere ser fiscal y a la que le costó MUCHO sacar la carrera, porque eso de estudiar, como que no se le da nada bien y le cuesta mucho.
Bong Hee tiene un novio, Jang Hee Joon (Hwang Chang Sun), que resulta no ser trigo limpio porque le pone los cuernos con otra. Bong Hee se entera y claro, se la arma como es lógico y normal. Sin embargo, él se burla de ella, haciéndole daño, pero resulta que ella decide devolvérsela y allí está Ji Wook, que le sigue la corriente y decide ayudarla para sorpresa de ella, de Hee Joon y de Byung Young Hee (Lee Duk Hwa), un abogado amigo de sus padres, con el que estaba reunido.
Además, resulta que Ji Wook y Bong Hee tuvieron un encontronazo en el metro que… Bueno, que hay que verlo, de nada sirve contarlo XD.

Al día siguiente, Bong Hee se presenta en la fiscalía, donde también está Hee Joon en prácticas, y resulta que su jefe y tutor resulta ser Ji Wook.
En fin, que Ji Wook se venga de ella dándole trabajo sin parar, tanto, que la pobre casi ni tiempo para dormir. Esto hace que se abandone y que la higiene y las pintas pasen a ser un desastre, algo que a Ji Wook saca de quicio, ya que es un maniático del orden y la limpieza.
Sin embargo, cada vez que Bong Hee tiene un encontronazo con Hee Joon y su nueva novia, Na Ji Hae (Kim Ye Won) que también es fiscal en prácticas, Ji Wook acude a su rescate haciendo como que está interesado en ella, dejándolos alucinados, ya que conocen su fama.

Cuando todo parecía ir bien para Bong Hee en el plano profesional, ya que además Ji Wook, empieza a reconocerla, la desgracia llama a su puerta. Una noche “ve” algo que no debería ver y Hee Joon, que había ido a hablar con ella, muere asesinado en su casa, mientras ella estaba comprando… En una noche de apagón.
Claro, la detienen y la acusan del crimen, mandándola a prisión, donde Ji Wook va a verla para interrogarla. No le gusta esa situación y ella confía en él.
Ji Wook, como sabe que el tema está muy negro para Bong Hee, le pide al que fuera su mejor amigo, Ji Eun Hyuk (Choi Tae Joon), que la defienda porque sabe que es el único que puede librarla… Aunque sea él el fiscal, ya que nadie se ha escapado de la cárcel cuando él encargó de llevar a cabo la acusación.

La situación de Bong Hee empeora, porque resulta que el padre de Hee Joon, Jang Moo Young (Kim Hong Pa), es el fiscal jefe y quiere a Bong Hee en la cárcel a cualquier coste, aunque no sea la culpable. No le interesa investigar, tiene una culpable a mano y quiere venganza por su hijo.
El caso, es que durante el juicio tooooooooooooodo pinta muy mal, porque no hay pruebas que demuestren la inocencia de Bong Hee, hasta que aparecen dos cuchillos con la sangre de Hee Joon.

Pasan tres años, Bong Hee apenas sobrevive trabajando por su cuenta como abogada y tiene a los clientes más raros que os podáis echar a la cara.
En cuanto a Ji Wook, trabaja como abogado para el bufete de Byung Young Hee y tiene como compañero de despacho a Eun Hyuk. A Ji Wook no le hace gracia trabajar de abogado, ya que para él, todos son culpables. Además, en el bufete no le aguanta nadie, sólo los dos mencionados anteriormente.

Un buen día, Ji Wook y Bong Hee se reencuentran y a pesar de que él no quiere tener nada que ver con ella otra vez, no puede evitar acabar metiéndose en su vida, ayudándola y preocupándose por ella.
Además, ambos quieren atrapar al verdadero asesino y limpiar así el nombre de Bong Hee y que él pueda volver a la fiscalía.

Por si Ji Wook no tuviese ya bastante no trabajando en lo que quiere, reaparece en su vida su exnovia, Cha Yoo Jung (Kwon Nara), que resulta ser fiscal y que quiere reabrir el caso del asesinato de Hee Joon para demostrar que Bong Hee lo mató… Y así recuperar a Ji Wook.

Y ya, como guinda añadida al pastel, aparece en escena un cliente muy particular, Jung Hyun Soo (Dong Ha), que pondrá las vidas de todos los personajes, patas arriba.

¿Cómo acaba todo esto? Tendréis que verlo y apenas os he contado un par de cosas.

Tengo que decir, que el drama me gustó mucho, aunque hubo episodios lentos y con mucho topicazo de por medio que le quitó ritmo a la historia.
Eso sí, también hay giros que te dejan con los ojos como platos e historias que no son como alguno pensaba que eran.

La relación entre Ji Wook y Eun Hyuk, aunque empieza siendo tirante, acaba siendo divertida y ya normalizada.
La relación de Bong Hee con Ji Hae y Yoo Jung, que empieza siendo de todo, menos bonita, sobre todo con la primera, acaba también en una bonita historia de amistad que es divertida de ver.
Quiero destacar también la actuación de Jang Hyuk Jin, que viene a ser algo así como el secretario, pero sin serlo y cuyo papel es adorable y divertido.
No me olvido tampoco de Lee Duk Hwa, al que me encantó ver haciendo de bueno, después de no sé cuántos dramas viéndole hacer del mayor CHP que os podáis echar a la cara.

Lo mejor del drama, es que aquí, el romance, la relación de pareja de los protagonistas, fue normal. Nada de vergüenza, nada de disimulos. Hay muy buenos abrazos, muy buenos besos y mucho contacto físico y tonteo sin cortarse un pelo. Una relación normal y corriente.
La química entre los protagonistas es tremenda y es de los que quieres ver juntos en la vida real, sobre todo, cuando ves los detrás de las cámaras y lo bien que se llevan.

No consigo entender cómo este drama no fuese el líder de audiencia los miércoles y jueves, y en su lugar reinase desde el principio, “Ruler:  master of the mask”, que es un despropósito de drama, y donde ya te ríes por no llorar de lo inútiles que son los protagonistas.
“Suspicious Partner” es un muy buen drama, de los que merece la pena ver… A pesar de esos momentos de lentitud y topicazo que te hace poner los ojos en blanco.

Ah, como nota anecdótica, Ji Chang Wook y Nam Ji Hyun volvieron a coincidir en este drama, después de “Warrior Baek Dong Soo”, aunque en aquella ocasión, no tuvieron escenas juntos, ya que ella dio vida a la protagonista en su versión adolescente.

NOTA: 9’5

Créditos: DramaWiki
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2PM, Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Idols, Opinión, Reseña de dramas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reseña: “Suspicious Partner (수상한 파트너)”

  1. Nora V. dijo:

    Mmmm lo encontré lento, a ratos hasta aburrido, pero lo vi entero sólo por ver todo el rato al hermoso y talentoso Ji Chang Wook, sin duda el salva el dorama, muy buenas escenas y actuación.

  2. Akima dijo:

    Muchas gracias guapa me la apuntó y así ya no te pregunto 🤣🤣😉

  3. niiicaa dijo:

    Holaaa 😆
    ¡Madre mía todo lo que has contado! Espero que no hayas contado mucho spoiler porque me lo he leído enterito 😂
    Este drama a todo el mundo a gustado y se que a ti te ha conquistado por completo y me encanta, tu corazón necesita más corazoncitos❤️
    A Ji Chan Wook aún no lo he visto en nada, aún que el drama que más me interesa es este y Healer.
    A Nam Ji Hyun la conocí en Ángel Beats haciendo el papel de joven de la protagonista y me conquistó completamente 💕
    Los actores parece que tienen mucha química juntos, he visto alguna escena detrás de cámaras y se nota que tienen cierta complicidad.
    ¡Me ha encantado la reseña!
    Un beso enorme.

  4. Bárbara dijo:

    Amé la pareja principal, pero a todas luces mi favorito era el “cliente especial” Jung Hyun Soo, adoraba su rostro, sus ojos, su historia de amor me encantaba e intrigaba (hasta que supe la verdad–> shock total :O).
    Qué decir, adoré la última media hora, pero también el juicio a mi carita gorda de Hyun Soo jajaja, ojalá le den mas papeles!! desde ahora no le sacaré el ojo de encima ❤
    Primer drama de Ji Chan Wook y lo amé, estoy que comienzo la maratón con sus demás dramas 😀
    Saludos Ari2pmam y Nuna 😀 Sois geniales!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s