Reseña: Whisper (귓속말)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

Whisper 1

Hala, otro drama que aparece por aquí y son dos reseñas seguidas XDDD.

El guión de “Whisper (귓속말)” fue obra de Park Kyung Soo, responsable entre otros, de dos dramas por el estilo: “Empire of gold” y “Punch”.
La dirección corrió a cargo de Lee Myung Woo, director entre otros, de: “Warrior Baek Dong Soo” y  “Punch”. Así que hala, aquí volvieron a colaborar director y guionista.
Tuvo 17 episodios, sí lo alargaron uno, y se emitió en la SBS entre el 27 de marzo y el 23 de mayo de este año.

Respecto a las audiencias, pues la verdad es que le fue muy bien desde el primer momento, ya que debutó con un 13’9 % a nivel nacional y un 16’1 % en Seúl. En cuanto al último, tuvo una audiencia del 20’3 % a nivel nacional y del 21’8 % en Seúl. Ah, el último tuvo un pico del 23 %, ahí es nada XD.

Otros dos datos, Lee Bo Young y Lee Sang Yoon coincidieron como protagonistas en este drama, después de ser también la pareja protagonista en “My daughter Seo Young”.
Lee Bo Young y Kim Hae Sook, vuelven a repetir como hija y madre tras, “I hear your voice”.

A ver, aviso, para mí este drama fue contundente. Fue como comerse un cocido en pleno mes de julio con un calor de justicia que hace que se caigan los pájaros de los árboles.
No es que sea lento y pesado, sino que es algo denso y desde el diez, no hay un momento de respiro y cada final de episodio desde ahí, es un: ¡Necesito el siguiente episodio, YA!
Si superáis los cuatro primeros, que son los más densos y agobiantes, os engancharéis cosa mala, creedme. Yo iba a dejarlo, pero tuve que seguir hasta el final y no me arrepiento.

¿De qué va la historia?
Pues resulta que el periodista Shin Chang Ho (Kang Shin Il) va a reunirse con un amigo y compañero, ya que éste va a entregarle unos documentos que prueban la corrupción de la empresa de Kang Yoo Taek (Kim Hong Pa). Sin embargo, el amigo de Chang Ho es asesinado y él es acusado del asesinato.
La hija de Chang Ho, Shin Young Joo (Lee Bo Young), es teniente de la policía y anda investigando a la empresa de Yoo Taek, porque sabe que ahí dentro hay mucha podredumbre. Cuando se entera de la acusación contra su padre, ya os podéis imaginar cómo se queda.
Pero una vez superada la primera impresión y haberle prometido a su madre, Kim Suk Hee (Kim Hae Sook), que lograría librar a su padre de la cárcel y limpiar su nombre, se pone manos a la obra.

Bueno, el caso del asesinato llega a juicio y le toca juzgarlo al juez más honrado y justo que existe en el país, Lee Dong Joon (Lee Sang Yoon). Sin embargo, las esperanzas Young Joo y su madre, se van por el desagüe cuando su padre y marido, acaba en prisión.

A pesar de semejante varapalo, que es injusto y con razón, Young Joo decide vengarse y lograr rehabilitar el nombre y la figura de su padre por las bravas. Y es que detrás de esto, está la firma más importante de abogados de Corea, Taebak, presidida por Choi Il Hwan (Kim Gab Soo). Este CHP quiere que  Dong Joon se case con su hija, Choi Soo Yun (Park Se Young), para que él herede el bufete, porque la inútil de su hija no logró pasar el examen a pesar de haberse presentado cuatro veces, y que así Kang Jung Il (Kwon Yul), no acabe haciéndose con él gracias a la ayuda de su padre, Kang Yoo Taek.

¿Y qué pasa a partir de aquí? Pues que Dong Joon y Young Joo se odian y se desprecian, pero ella está dispuesta a usarlo para lograr salirse con la suya y hacer justicia y que todo el mundo sepa que hay muuuuuuuuuuuuuuucha podredumbre en las altas esferas de la sociedad coreana, sobre todo en la política, policial y judicial.
Por otro lado tendremos a los malos, intentando hacer todo lo posible por ocultar la verdad y de paso deshacerse de la molesta Young Joo. Sin embargo, poco a poco, Dong Joon irá abriendo los ojos y cambiando para bien gracias a Young Joo. Y de ser enemigos acérrimos, pasan a colegas, compinches, amigos y pareja.

En este drama, la historia principal es cómo unos van saboteando los planes de otros para intentar que sólo salga como ellos quieren; pero claro, los otros no se quedan quietos y contraatacan. Y no se reduce a un solo tema el que tratan aquí, no. Aquí hay temas para dar y tomar y un juego mental entre los personajes, tanto principales como secundarios.
Quiero destacar a uno de los secundarios, Song Tae Gon (Kim Hyung Mook), el secretario de Choi Il Hwan, al que empiezas odiando porque es un pedazo CHP del doce, y acaba cayéndote bien, porque el hombre sabe muchas cosas y bueno, todo eso puede usarlo para bien o para mal XDDDDD.

En cuanto al romance, pues la verdad es que no es lo que predomina y tampoco le dan mucha cancha. Empieza en el trece y a mí, os digo la verdad, me pilló completamente por sorpresa porque no me lo esperaba. De repente, en una escena, nos sueltan la bomba y hala, empieza a hacer tú cábalas de cuándo empezó el tema entre los protagonistas.

¿Cómo acaba la historia? Os tocará verlo para saberlo XDDDDDD.

En este drama tenemos también dos ejemplos de paternidad. Los buenos y honrados padres: Kim Hae Sook y Kang Shin Il.
Y los malos y detestables, que estaban mejor colgando del palo de mesana, porque con semejantes padres, salieron unos hijos, que madre del amor hermoso: Kim Gab Soo y Moon Hee Kyung, como los padres de Park Se Young. Kim Hong Pa, como el padre de Kwon Yul y Kim Chang Wan, como el padre de Lee Sang Yoon.
Ah, Won Mi Kyung, que hace de madre de Lee Sang Yoon, iría en el primer grupo.

Pues eso, que Kim Gab Soo, Kim Hong Pa y Kim Chang Wan, como CHP’s y padres despreciables, miserables, horribles, ambiciosos sin límites, crueles y candidatos perfectos para arrancarles la piel a tiras con el gato de siete colas y colgarlos del palo de mesana, bordan los papeles.
Ahora bien, ¿sería mucho pedir ver a Kim Gab Soo otra vez de bueno, por favor? Que este hombre me conquistó como el padrazo de Moon Geun Young en “Cinderella Sister”, que fue donde lo conocí, después sólo le he visto hacer de malo. Le quiero ver de bueno, YA, o me va a traumar.
En cuanto a los otros dos, pues otro tanto se podría decir. ¿Tanto trabajo les cuesta hacer papeles de buenos? Es que a Kim Chang Wan, desde “Coffee Prince”, nada de nada. Y al otro, pues ahora ando con “Suspicious Partner”, que es el segundo drama que veo donde sale, y hala, otra vez de malo.

Lamenté mucho que no le diesen más tiempo de pantalla de a Kim Hae Sook, a la que creo que desaprovecharon y que la hacían aparecer en escena de cuando en cuando para que no se olvidase de que la protagonista tenía madre.

Entre Lee Bo Young y Lee Sang Yoon hay mucha química, pero a él casi todo el drama, le vi muy contenido y repeinado XDDDDD. Su personaje ata muy en corto lo que siente y apenas logras tener un atisbo de sus emociones. Además, tampoco es que hable mucho, la verdad. Bueno, con ella sí que lo hace, aunque tarda en soltarse.
Me gustaría volver a verles juntos en un drama, como pareja protagonista, pero por favor, que esta vez sea una comedia romántica y él esté más suelto. ¿Estoy pidiendo mucho?

Pues eso, un drama altamente recomendable y que no os hará perder el tiempo.

NOTA: 9

Créditos: DramaWiki
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Opinión, Reseña de dramas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s