Reseña: Rurouni Kenshin: The legend ends (るろうに剣心 伝説の最期編)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

Rurouni Kenshin 3

Comenzamos con un recuerdo del pasado de Kenshin siendo niño (Nayuta Fukuzaki). Él cavando tumbas con una katana para enterrar a los muertos que yacían en un carro y que él fue bajando poco a poco para que tuviesen un entierro más o menos digno.
Desde cierta distancia, vemos que le está observando un hombre que termina acercándose a él, Seijuru Hiko (Masaharu Fukuyama). Le pregunta qué está haciendo y cuál es su nombre, y ahí nos enteramos de que se llama Shinta, pero Seijiru lo considera demasiado suave para un espadachín, que es en lo que quiere convertirle, así que le cambia el nombre a Kenshin, que significa: “Corazón de la espada”.

Volvemos al presente y por fin, después de tres días inconsciente, Kenshin (Takeru Sato) despierta y se asusta porque no sabe dónde está y además anda buscando como loco a Kaoru.
Sin embargo se lleva la sorpresa del siglo cuando fuera se encuentra con su maestro que le informa de la situación y el pobre se queda hecho polvo. Eso sí, no tarda mucho en pedirle que le enseñe la técnica final del estilo Hiten Misturugi, “Amakakeru Ryu no Hirameki“, para poder derrotar a Shishio Makoto (Tatsuya Fujiwara), porque en esos momentos no puede derrotar ni a sus subordinados.
Seijuru accede y a partir de ese momento, se dedica a romper física y psicológicamente a Kenshin para hacer que vuelva a ser como cuando era niño y daba igual que le diese estopa hasta en el D.N.I, porque siempre se levantaba y seguía peleando. Y aunque Kenshin es muy bueno, está taaaaaaaaaaaaaaaaaaaan jo*ido que no consigue nada de nada, sólo llevarse una cuera del doce.
Ese mismo día, se ponen a filosofar sobre el sake, que hace su maestro, para que éste le pregunte si él es el famoso Hitokiri Battousai del que había oído hablar. Él se lo reconoce, para preguntarle luego por la cicatriz, pero Kenshin responde muy por alto, sin dar explicaciones.
Como el maestro sabe que Kenshin sigue sin lograr recuperarse le dice que le dará tiempo para pensarlo, pero cuando está solo, suelta que si no sabe qué es lo que le falla, que se encargará de matarlo él mismo. Y tenemos plano con mirada asesina, que a servidora asustó y le dio ganas de salir corriendo a toda leche.
Al día siguiente, maestro y alumno se enfrentan y Kenshin se ve obligado a pelear con una katana normal y no con su sakabatou. Así que empieza la clase y Kenshin vuelve a recibir estopa, pero entonces el maestro le hace ver que no podrá vencer mientras siga sufriendo ese sentimiento de culpa por seguir vivo tras haber matado a tantas personas. Que ha dejado de valorar su propia vida y que para aprender el estilo final, lo primero que tiene que hacer, es aprender a valorar su propia vida y darse cuenta de que él también se merece seguir vivo y ser feliz.

Mientras tanto, en Tokio, Shishio amenaza al gobierno reduciendo la ciudad a cenizas usando su acorazado. El gobierno cede y se reúnen en la playa para una comida. La delegación del gobierno va encabezada por Ito Hirobumi (Yukiyoshi Ozawa), un antiguo rival de Shishio y que ahora no es más que un politicucho cobarde a pesar de ser el nuevo ministro del Interior.
Shishio la lía y se carga a uno de los políticos, además de lograr que Ito acuse a Kenshin de ser un criminal buscado por el gobierno para su ejecución.
Al enterarse de semejante noticia, Hajime Saito (Yosuke Eguchi) se presenta en el cuartel y le dice raso por corriente al jefe, que él no piensa participar en semejante pantomima.

Por otro lado, en Kyoto tenemos a Kaoru (Emi Takei), que sobrevivió a la caída al mar y ha logrado recuperarse, haciendo que tanto Sanosuke (Munetaka Aoki) como Yahiko (Kaito Oyagi) respiren felices y aliviados por tenerla a ella de vuelta. Aunque el bombazo de la acusación contra Kenshin, los deja estupefactos y cabreados, sobre todo a Sanosuke.
Pero es que además, hay otro problema del que se da cuenta el abuelo Kashiwazaki (Min Tanaka), que no se lo dice a Misao (Tao Tsuchiya) a la que manda a buscar a Kenshin, y es que Aoshi (Yusuke Iseya), aprovechando la ruta secreta de los Oniwan, irá a por él.
Así que, cuando Misao logra estar de vuelta con Kenshin, se entera del percal y salen a toda leche a intentar salvar al abuelo… Pero llegan tarde. Aoshi dejó al abuelo al borde de la muerte y se va a por Kenshin, ya que ansía el título del más fuerte. El abuelo, con sus últimas fuerzas, le pide que mate a Aoshi para liberarlo a él de sus demonios y también a Misao.
Así que hala, nuevo duelo, con Misao metiéndose por medio y saliendo mal parada por el maltrato de Aoshi, pero Kenshin ya no es el de antes y lo acaba dejando hecho papilla, al mismo tiempo que ve cómo el abuelo muere. Quiere ir a ayudar, pero Misao, a pesar de estar destrozada, le grita que vaya a Tokio y que los salve a todos de Shishio y no le queda otra que obedecer y allá que se va a toda leche.

Una vez en Tokio, llega al dojo, para encontrarse con que allí sólo está Megumi (Yu Aoi), que le lleva la ropa que le dio Kaoru la primera vez, lo que le hace esbozar una pequeña sonrisa.
Sin embargo, la paz se ve interrumpida por la llegada de una panda de perros cobardes llamados policías. En serio, qué ASCO me dan, porque no se atreven a ir a por él mientras sostiene su sabakatou, que ellos creen que es una katana normal y corriente. Sólo cuando él la depone, se lanzan como perros rabiosos a detenerlo mientras se jactan de haber capturado al hitokiri.

Una vez en el cuartel, lo llevan al despacho del Cobarde, donde le dice que lo ejecutará para atrapar a Shishio. Allí está Saito, que no dice palabra y sólo se dedica a fumar. Kenshin se siente traicionado y se ve en sus ojos, que yo veo llenos de lágrimas, pero mantiene el tipo y le dice que si puede acercarse lo suficiente a Shishio, lo derrotará, y cómo no, el Cobarde, acepta.

Así que hala, sale la noticia de la ejecución de Kenshin y la población se vuelve loca, mientras que Kaoru, Yahiko y Sanosuke, no se lo creen y salen pitando hacia la playa donde va a tener lugar.
Una vez allí, se ve a varios de los Diez Espadas de Shishio, así como una panda de esbirros menores. Y se lleva a cabo el paripé de la lectura de cargos. Sin embargo, el jefe de la policía se ve incapaz de seguir con ellos porque sabe que todo eso no es más que una mentira y una vergüenza por rendirse ante Shishio. Así que el loco con complejo de tapón de Hoji Sadojima (Kenichi Takito), le arranca el papel y pasa directamente a leer los nombres de los quince hombres asesinados por Kenshin, por orden del gobierno.
Mientras, Kaoru, Yahiko y Sanosuke, no paran de gritar que no es justo pero ven que el hombre que va a llevarla a cabo se adelanta, levanta la katana y corta las cuerdas. No es otro que Hajime Saito que suelta que se acabó la farsa. Otro policía le pasa su sakabatou a Kenshin y Saito le suelta que a ver qué puede hacer con ese juguete, pero Kenshin le replica que no es un juguete sino un medio de no matar a nadie.

Kenshin no se queda mucho en la playa y sale corriendo con Sanosuke pisándole los talones, para ir al barco de Shishio, en una lancha manejada por un grupo de policías.
Una vez a bordo, empiezan a repartir estopa, pero el camino de Kenshin hacia Shishio se ve interrumpido por la aparición de Soujiro Seta (Ryunosuke Kamiki), que le había derrotado con anterioridad y se lo recuerda. Sin embargo, en esta ocasión las tornas se cambiaron y el que acaba derrotado es Soujiro, que no entiende cómo ha podido pasar eso, por lo que a Kenji no le queda más remedio que darle la solución. Aunque claro, eso sólo hace que se vuelve aún más loco.
Mientras tanto, Sanosuke anda muy ocupado recibiendo estopa del monje budista, Anji Yukyuzan (Tomomi Maruyama), que le explica las razones por las cuales, tanto él, como Soujiro, como Hoji y como Yumi Komagata (Maryjun Takahashi) se unieron a Shishio.
Finalmente, Sanosuke, con un cascanueces y un capón, logra ponerlo a dormir y sigue camino hacia Shishio.

Mientras tanto, Kenshin ya está luchando con Shishio, que le está dando la del pulpo y él parece invencible (aunque sólo puede luchar durante quince minutos), además de poder echar fuego a través de la espada, lo que dificulta un poquito más la tarea de ganarle.
Pero Kenshin no está solo para luchar, puesto que aparece en escena Saito, al que también conoce Shishio, además de tenerle ganas. Así que hala, mientras Kenshin están momentáneamente fuera de combate, se va a por él. Y ya sabemos todas que Saito es más chulo que un ocho y que cree que lo tendrá fácil, pero no es así. Tan mal lo pasa que si no llega a aparecer Sanosuke en escena, Shishio lo habría matado en menos que canta un gallo.
Por cierto, que a Sanosuke le basta un guantazo para acabar con el loco de Hoji.
Así que hala, Sanosuke le da estopa, pero parece que Shishio no la siente y deja a Sanosuke hecho papilla. Pero si tres ya no eran bastante para ir a por Shishio, aparece también en escena Aoshi, que no está dispuesto a dejar que Shishio derrote a Kenshin, porque tiene que ser él quien lo haga.
Por lo que al final tenemos a cuatro peleando contra Shishio, pero parece que no pueden hacer nada de nada. Llega un momento en el que sólo queda en pie Kenshin y tiene a Shishio a sus pies, pero se interpone Yumi y usándola a ella como escudo, Shishio la atraviesa con la katana para clavársela a Kenshin y la mata. Y la muy idiota, poco antes de morir le dice que se alegra de haberle servido de ayuda. Más tonta y no nace T___T
Nuestro equipo de buenos corre peligro, no sólo por Shishio, sino porque el cobarde ordenó a los del ejército o la policía, no sé qué son exactamente, disparar los cañones hacia el barco, para horror del jefe de la Policía. Claro, lo que pretende el cobarde es deshacerse de paso de Kenshin, Saito y Sanosuke para enterrar todos los problemas del Gobierno que podrían darse en el futuro.
Finalmente, el enfrentamiento entre Kenshin y Shishio llega a su fin con la combustión interna del segundo, que mientras arde, se descojona de risa para horror de los allí presentes.

Aunque parece que vayan a perecer en el barco, éstos se salvan y llegan a tierra, a la playa de donde salieron, y donde aparece el Cobarde y compañía. Sanosuke se va a por él por lo que intentaba hacer, pero éste se pone en escorzo usando al jefe de policía como escudo, para no recibir lo que se merece. Por suerte para él, Kenshin lo detiene y Sanosuke vuelve a su lado, mientras Yahiko a duras penas puede sostenerlo.
Para quedar bien, el Cobarde anuncia la muerte de Battosai y el fin de una era, para luego hacerles a todos saludar a los samuráis. Así que hala, se ponen todos firmes, dejando a Kenshin y compañía, alucinados. Bueno, a Saito no, que lo que hace es esbozar una sonrisa sarcástica y mirar para otro lado, mientras no deja su cigarro.

Tiempo después, con las heridas ya curadas, están todos felizmente en el dojo de Kaoru y vemos una escena donde Kenshin, después de darle una hoja otoñal a Kaoru, le hace algo así como una proposición de matrimonio que la deja a ella preguntándose qué es lo que ha dicho, mientras que él sonríe divertido.

De las tres películas, ésta es sin duda mi favorita. Es la más oscura de todas, la más desesperadas. Vemos a un Kenshin completamente hundido y derrotado que vuelve a resurgir de sus cenizas cual fénix y se da cuenta de que puede ser feliz, que se merece serlo y disfrutar de su vida como los demás, lo que le da la fuerza necesaria para luchar y ganar, mientras mantiene su principio de no matar a nadie.
Las peleas son espectaculares y las he disfrutado muchísimo, sobre todo en la que están todos en el barco, que casi no te da tiempo ni a ver quién está atacando XDDD.
Aquí se ven claramente las miserias del gobierno, que está dispuesto a todo con tal de ocultar lo que hicieron durante la guerra para que nadie los cuestione. En serio, me da asco el Cobarde y toda esa camarilla que le sigue cual ovejas.
Me faltó una declaración en condiciones de Kenshin a Kaoru que no la dejase a la pobre totalmente despistada.
Por lo demás, me encantaron las interpretaciones, sobre todo las de Takeru, Yosuke Eguchi, Tatsuya Fujiwara y Masaharu Fukuyama.

NOTA: 9,5

Os dejo la canción de ONE OK ROCK que suena al final de la película, “Heartache”.

Créditos: Wikipedia, AsianWiki
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Cine, Opinión, peliculas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Reseña: Rurouni Kenshin: The legend ends (るろうに剣心 伝説の最期編)

  1. Me encanta One OK’Rock. La peli va a mi lista.

  2. Lunita dijo:

    Pues sí, coincidimos. Ésta es la mejor película de las tres para mi gusto.
    Te has dejado de comentar una de las escenas que para mí es una de las más significativas y preciosas y que casualmente las protagoniza el bombón de Saito Hajime:
    -Cuando Saito le replica al Cobarde (después de ser testigo del plan malévolo del gobierno a favor de la ejecución de Kenshin para tapar la corrupción interna) que todo cuanto hacen él y los demás políticos es manchar el “orgullo samurai”. Esa frase me mata cada vez que la escucho, por el visible cariño e indignación que muestra hacia Kenshin.
    -(Ésta sí la has mencionado) cuando Saito, vestido de paisano desata a Kenshin y le pasa la espada con el carisma que tanto le caracteriza y le aconseja que deje de jugar con espadas inútiles. (Qué le vamos a hacer, la paciencia nunca ha sido su fuerte)
    – Y finalmente, y creo que es la frase que resume perfectamente la película y que deseo pensar que es real. Es la que le dedica el cabeza del gobierno a todos y cada uno de los protagonistas. “Saludad a los samurais”. Porque en medio de la era Meiji en la que todos éstos fueron tan injustamente tratados, la policia y el “jefe” les reconocen su título, su valía y les muestran el respeto que todos los samurais se merecen. Saito, en su línea de sarcasmo, quiere pensar que verdaderamente van a olvidar a Battosai tal y como ha afirmado el Cobarde, y que van a tratar a su ya amigo Kenshin como el samurai que tanto ayudó al gobierno en un pasado lleno de guerras y sufrimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s