Reseña: Rurouni Kenshin: Kyoto Inferno (るろうに剣心 京都大火編)

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

Rurouni Kenshin 2

1878, un día por la noche en Settsu Mine, en la prefectura de Hyogo, Saito Hajime (Yosuke Eguchi) lidera un grupo numeroso de policías para detener a Shishio Makoto (Tatsuya Fujiwara), un antiguo asesino contratado por el gobierno para derrotar al shogunato, y que luchó en la batalla de Toba-Fushimi. Sin embargo, poco a poco, todos los policías son asesinados por los hombres de Shishio, quedando sólo Saito Hajime para enfrentarse a él y detenerlo, pero sus planes se ven frustrados por que Shishio ya tenía planeada su huida interponiendo entre ellos estructuras de madera ardiente.

Nos vamos a Tokyo, Kenshin (Takeru Sato), Kaoru (Emi Takei), Sanosuke (Munetaka Aoki) y Yahiko (Kaito Oyagi) están disfrutando de la tranquilidad, bien merecida, viendo una obra de teatro donde el protagonista es Byakkusai, aunque todos saben que en realidad es Battosai.
A la salida del teatro, Kaoru le dice a Kenshin que se ha convertido en una vieja leyenda y él sonríe al mismo tiempo que se muestra pensativo. ¿Quizá no quiere serlo? ¿Quizá no le gusta que se le trate como material de cuentos? No lo sé, pero su sonrisa no termina de ser del todo feliz.
Todos ellos viven juntos en el dojo de Kaoru, junto con Megumi Takani (Yu Aoi), que ahora lleva su propia clínica, y con bastante éxito, por cierto.

Sin embargo la paz se ve rota por la llegada de un oficial de policía y su subordinado. Van a buscar a Kenshin, ya que el ministro del Interior, Toshimichi Ookubo (Kazufumi Miyazawa) vuelve a reclamar su presencia (fue el hombre que lo contrató para luchar contra el shogunato). A ninguno le hace, gracia, sobre todo a Sanosuke, que es demasiado exaltado. Aunque al final Kenshin acaba aceptando ir, pero no va solo, el cabeza loca de Sanosuke va con él.
Una vez en la oficina de Ookubo, éste les da las malas nuevas. A Kenshin maldita la gracia que le hace, pero Sanosuke no sabe de quién hablan. Así que ahí nos enteramos de la historia de Shishio y cómo éste fue asesinado y su cuerpo quemado, para que nunca pudiese revelar los trabajos sucios que hizo para el gobierno.
A ver, que el menda no era como Kenshin, sino un maldito psicópata al que le encantaba matar sin parar.
Kenshin no está convencido, pero Ookubo y Saito Hajime lo llevan a un patio donde ve a todas las familias de los policías asesinados, llorando a sus seres queridos. Al final acepta el trabajo de deshacerse de Shishio y abandona el lugar para ir a despedirse de Kaoru, que no quiere la deje, pero él está decidido.

Así que tenemos a Kenshin camino de Kyoto, pero resulta que una noche, en la orilla de un río donde había parado para pasar la noche, se topa con una muchacha, Misao Makimachi (Tao Tsuchiya), que le roba su sakabatou y sale a toda leche. Sin embargo, Kenshin le corta todas sus vías de escape y acaba recuperando su katana después de pelear por ella y explicarle que es una espada de filo invertido.
Su charla se ve interrumpida por la llegada de un nene que está hecho un desastre y a punto de caer desfallecido del esfuerzo de correr. Les pide casi sin poder respirar que ayuden a su hermano mayor, que está en un campo cercano. Cuando llegan allí, se encuentran a un joven ensangrentado y moribundo. Éste, con sus últimas fuerzas, les explica que es un policía y que fue descubierto por Shishio cuando volvió a su pueblo al no tener noticias de sus padres y les pide por favor, que cuiden de su hermano pequeño. Por desgracia para el nene, muere poco después.

Al llegar al pueblo, se encuentran con los padres de los hermanos, asesinados y colgados de un árbol, algo que destroza al pequeño, que ve que se ha quedado solo en el mundo.
Pero no va a ser fácil recuperar los cadáveres y enterrarlos, puesto que los matones de Shishio entran en acción, pero Kenshin les da estopa hasta en el carnet de identidad.
Cuando creía que iba a poder darles por fin sepultura a los padres del crío, aparece en escena otro psicópata, Soujiro Seta (Ryunosuke Kamiki), otro espadachín que además, es el responsable del asesinato de Ookubo.
En serio, este chaval da mucha grima y miedo, porque su sonrisa no logra ocultar su deseo de ver sangre derramarse. No tiene alma ni corazón.
El caso es que hace que hace que Kenshin lo acompañe a ver a Shishio. La reunión entre estos dos no dura mucho, porque Shishio se larga acompañado de su ¿amante? Yumi Komagata (Maryjun Takahashi), mientras tiene lugar un duelo entre Soujiro y Kenshin que acaba con la victoria del primero al romper la katana del segundo.
De vuelta al pueblo, Kenshin logra parar a tiempo al nene antes de que mate a los asesinos de sus padres. Y la verdad, lo que le dice es muy bonito y usa un tono de voz muy dulce y comedido.

Kenshin llega a Kyoto, donde se ve arrastrado por Misao hasta la posada de su familia, mandada por su abuelo, Nenji Kashiwazaki (Min Tanaka), que le revela que en realidad ellos son Oniwaban (literalmente: “guardias del jardín”), los espías del shogun, que tenían como tapadera esa posada y que tras la derrota de su señor, se convirtió en su medio de vida.
El señor también le informa que uno de ellos, Aoshi Shinomori (Yusuke Iseya), al ver cómo sus hombres eran asesinados, después de matar a los asesinos, juró encontrar a Kenshin para matarlo. Que por cierto, le da una señora cuera a Sanosuke en Tokio cuando va en busca de Kenshin.
El abuelo también le informa, que Aoshi era el mejor en el bando del shogun, al mismo nivel que Kenshin.
También le dice que están allí para ayudarlo y que puede recurrir a ellos en cualquier momento, por lo que éste le pide que si puede localizar al maestro que forjó su katana, Arai Shakku (Tatsuya Nakamura). Por desgracia para él, el maestro murió, por lo que Kenshin sólo puede recurrir a su hijo, Arai Seiku (Dai Watanabe).
La mala suerte sigue burlándose de Kenshin, puesto que al reunirse con Seiku, éste le dice que no forja espadas porque las que forjó su padre segaron muchas vidas, y que ahora sólo hace utensilios de comida, mientras lleva una vida feliz y tranquila con su mujer y su hijo, que es tan solo un bebé.

Lo que Kenshin no sabe, es que hay alguien detrás de la última espada forjada por Arai Shakku, Cho Sawagejo (Ryosuke Miura), que había sido convocado por Shishio para llevar adelante su plan.
Cho está como una cabra y es el típico matón que sólo usa la fuerza bruta y que carece de las más mínima educación. En resumen, otro maldito psicópata. Lleva con él, varias espadas (no recuerdo el número exacto), entre ellas, las dos últimas espadas para matar que forjó Arai Shakku.
Para logar hacerse con la última espada de Arai Shakku, se presenta en casa de Seiku y secuestra a su bebé, algo de lo que se entera Kenshin al ir a llevarle un molinillo al bebé.
Así que hala, se presenta en el templo para recuperar al bebé, pero para ello no le queda más remedio que luchar contra el matón loco. Eso sí, tiene que hacerlo con la vaina, ya que no tiene su sakabatou para llevar pelear.
Seiku llega al templo y se encuentra con la pelea de estos dos y al escuchar lo que dice Kenshin, sale a toda leche a por la espada de su padre. El duelo sigue y desde luego, ambos reciben a base de bien. Por suerte para Kenshin, Seiku llega a tiempo para lanzarle la espada de su padre.
Kaoru y Yahiko también están allí viéndolos pelear y cuando ella ve a Kenshin desenvainar, le grita que no lo mate, porque ella teme que una vez que vuelva a hacerlo, regrese a ser Hitokiri Battosai. Pero Kenshin va a por el cuello de Cho y éste cae derrotado. Yahiko se acerca y grita que no está muerto y ahí es cuando se da cuenta Kenshin de que esa espada es otra sakabatou.
Posteriormente vemos a Kenshin y Seiku juntos en casa de este último, y entonces nos enteramos de que cuando se forja una espada para los dioses hay que hacer dos, la verdadera, que es para los dioses, y la sombra que se le tiene que dar a alguien. Keiku le pide entonces que se quede con la espada de los dioses, porque así lo habría querido su padre.

Mientras tanto, Saito anda interrogando a Cho y así se entera de que el plan de Shishio es convertir Kyoto en un mar de llamas, algo que ya se intentó con anterioridad pero que no se logró. Aunque ambos saben que hay algo más detrás de todo eso, pero por el momento no pueden hacer nada más, sólo esperar a que esa medianoche puedan frustrar los planes de Shishio.

El CHP, por su parte, ha reunido a los Diez Espadas para derrocar al nuevo gobierno y además, Hoji Sadojima (Kenichi Takito) le consiguió armas occidentales modernas para llevar adelante sus planes.
Así que un minuto antes de medianoche, hace que todos sus hombres, salvo los Diez Espadas, salgan a repartir estopa y matar a cuantos pillen por delante. Además de encargarle a Soujiro que se acuerde de llevarle su “recuerdo”.

Mientras, Kenshin y Saito están con los policías esperando el ataque. Aunque los oniwan, ayudados de Kaoru y Yahiko, también están preparados para detener el ataque. Y un minuto antes de medianoche… Se desata el infierno.
Peleas, incendios, duelos, disparos, muertes… Vamos, todo el festival que podría esperarse en un caso así.
En medio de este caos, aparece Aoshi en busca de Kenshin. Se ha enterado de que el abuelo le ha ofrecido alojamiento y no está nada contento, así que lo que hace, es pelear con él para acabar dejándolo moribundo ante los ojos de Misao, que hasta ese momento lo tenía en un pedestal, y creo yo, que estaba coladita por él.

La policía gana la pelea, pero Kenshin y Saito saben que falla algo gordo, porque resultó demasiado fácil, pero Sanosuke cree que no pasa nada más (por cierto, la reunión de Kenshin y Sanosuke es de lo más… peculiar XD) , pero los otros dos suman dos y dos y saben que Shishio quería distraerlos para acabar con la ciudad de Tokio.
Kenshin sale corriendo a por Shishio, pero justo en ese momento ve cómo Soujiro lleva en su caballo a una Kaoru inconsciente. Así que coge un caballo y se va a toda leche a rescatarla.
Lo que no se espera Kenshin es ver cómo en ese momento es botado el barco de guerra de Shishio, pero corre a subirse a él para rescatar a Kaoru. Pero no lo tiene nada fácil, porque primero se enfrenta con dos de los Diez Espadas y luego con Shishio, pero su duelo no dura mucho porque Hoji lanza a Kaoru por la borda en medio de un mar tempestuoso y Kenshin se lanza a rescatarla.

Al final vemos a Kenshin inconsciente a la mañana siguiente en una playa y a un hombre que llega, se lo echa al hombro y se lo lleva junto con su espada.

Esta película me gustó mucho más que la primera. Se ve a un Kenshin más oscuro, más pensativo, más resuelto a luchar, a pesar de no querer hacerlo. Y también se ve a un Kenshin con unas dudas muchos mayores sobre su capacidad para luchar, un Kenshin con miedo, aunque trate de ocultarlo.
Casi toda la película tiene un tono más lóbrego, más adulto, con menos momentos para la relajarse y disfrutar. Vemos un gobierno que está todavía asentando sus bases y que hará lo que sea para ocultar sus trapos sucios con tal de impedir que vuelva el antiguo régimen.
Los personajes buenos no son tan buenos y los malos, muestran una maldad descarnada. Sólo se sentirán satisfechos viendo correr ríos de sangre y todo lo que les rodea, asolado y destruido para construir un mundo basado en el terror.

Lo mejor de esta película son las escenas de acción que son buenísimas, y que al menos yo, disfruté muchísimo.
La relación entre Kenshin y Kaoru va profundizándose un poco más y se van mostrando más sentimientos, aunque tampoco es para lanzar cohetes, la verdad.

NOTA: 8,5

Os dejo la canción de ONE OK ROCK, “Mighty long fall”, que suena al final, en los títulos de crédito y que me gustó mucho.

Créditos: AsianWiki, Wikipedia
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Cine, Opinión, peliculas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Reseña: Rurouni Kenshin: Kyoto Inferno (るろうに剣心 京都大火編)

  1. Lunita dijo:

    La película es de 10 en todos los sentidos. No sé si habrás visto el manga, pero los que somos muy fans percibimos el desarrollo de los sentimientos de Kenshin hacia Kaoru de una forma preciosa. Para entender mejor al protagonista y su manera de actuar aparentemente poco afectiva te aconsejo que mires los OVA del manga 😋

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s