La desigualdad de las mujeres inmigrantes en Corea

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

bandera coreana

Bueno, hoy toca ponerse serias y nos quedaremos en el mundo real, en vez de irnos a frikilandia.

El estudio sobre los sueldos y el nivel de protección que tienen en la Seguridad Social Coreana, fue publicado hace nada por la Revista Académica de Estudios de Género.
La encuesta se llevó a cabo con un total de 226.084 mujeres no coreanas que se casaron con coreanos.

El estudio descubrió que el 52,4 % de las mujeres estaban trabajando desde el 2012. De éstas, el 84,1 %, esperaban poder seguir trabajando o buscar otro empleo en el futuro.

El 35 % de las mujeres tienen un empleo temporal, mientras que el 18.9 % fueron contratadas de día en día, sin tener la seguridad de poder obtener un empleo que les permitiese una estabilidad económica adecuada.
El 9,5 % trabaja de manera gratuita para sus familias políticas, ya sea en granjas o en los distintos negocios que éstos tengan.

El 65 % de las mujeres cobra entre los 500.000 wones al mes, que vienen a ser unos 400 euros (mucho menos del salario mínimo interprofesional en España) y los 1,5 millones de wones, que equivalen más o menos a unos 1.200 euros.
El 17,4 % de ellas cobra menos de 500.000 wones al mes.
Sólo el 2,7 % de ellas cobra más de 2,5 millones de wones al mes, que son unos 2.000 euros.
Mientras que el salario de los empleados novatos de las empresas en su primer año y con estudios universitarios es de 1,9 millones de wones, 1.520 euros.

En cuanto al tipo de empleos que desarrollan estas mujeres, un 30 % de ellas se dedican a la limpieza o al servicio de entregas; el 23,9 % trabaja en el sector servicios y un
13,6 % en fábricas.

Sólo 163 de las 119.922 mujeres inmigrantes están en puestos ejecutivos, lo que representa un 0,1 % del total.

Aquellas mujeres casadas con coreanos que tienen puestos con bajas remuneraciones y que tienen un hijo de 9 años o más joven, así como las de China continental (excluyendo Hong Kong y Taiwán), andan a la búsqueda de trabajo. También este grupo de mujeres son las que más prejuicios y discriminaciones tienen que aguantar. Este grupo representa un 92 % que es más probable que estuviesen trabajando, frente al 8 % de la misma franja de edad que no tiene hijos y que están trabajando.
El 76 % de las mujeres de Hong Kong y Taiwán, encuentran más dificultades a la hora de encontrar trabajo que las de China.

El número de mujeres casadas con coreanos provenientes de: Estados Unidos, Camboya, Japón, Uzbekistán, Rusia y Canadá e incorporadas al mercado laboral coreano, es también significativamente menor que el de las de China.

Las coreanas nacidas en China que emigraron a Corea para casarse con coreanos y que trabajan, es del 31,5 %. Una de las razones más importantes en su tasa de empleo, es el conocimiento pleno del coreano.

La investigación recomendó al gobierno, llevar a cabo campañas de preparación para encontrar empleo, a las mujeres casadas y con niños pequeños, de familias con bajos ingresos.

“El conocimiento del idioma, así como los estudios, lograrán que obtengan unos empleos mejor pagados.” 
“Tienen que existir maneras de que estas mujeres accedan a los estudios que desean cursar (aunque obtener un título universitario puede llevar mucho tiempo, a largo plazo es mejor para sus perspectivas de trabajo), es también conveniente que el gobierno conceda ayudas para la conciliación familiar.”

Hasta 2012, las mujeres provenientes de China, así como las coreanas nacidas en ese país y que acabaron casadas con coreanos, suman un 55,7 %. Las siguen en esta lista: vietnamitas (22,1 %)y filipinas (6,3 %). Casi el 63 % del total, tienen 39 años o menos. El 79,4 % tiene sólo el título de bachillerato, mientras que entre las coreanas, el 74,6 % entraron el año pasado en la universidad.

Como veis, el panorama no es muy alentador que digamos y que las mujeres casadas con coreanos no tienen precisamente una vida fácil, sino todo lo contrario, teniendo que afrontar además, la explotación por parte de la familia política.
Así que aquí, lo más importante, es la educación que es lo que da libertad y así no se tiene que acabar sometida a un hombre y su familia, que pueden convertir tu vida en un infierno del que, o te cuesta mucho salir, o no llegas a salir nunca.

Créditos: The Korea Herald
Esta entrada fue publicada en General, Noticias, Opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La desigualdad de las mujeres inmigrantes en Corea

  1. Chihiro dijo:

    No es nada alentador, pero o bien les han vendido la moto o en su país la situación no es buena, nada buena, y eligen casarse con alguien coreano para intentar salir. Si ya en España, y eso que aquí la cosa ha empeorado por la crisis, los inmigrantes se encuentran dificultades y rechazos pero hay bastante nivel de aceptación, en Corea con lo “puristas” y machistas que son -socialmente hablando-, deben tener que aguantar muchas cosas😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s