Reseña: “Bubblegum (풍선껌)”

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

Bubblegum

 Hala, que hacía tiempo que no aparecía por aquí un drama reseñable y le tocó el turno a esta historia coral.

“Bubblegum (풍선껌)” contó con 16 episodios y se emitió entre el 26 de octubre y el 15 de diciembre del año pasado en la tvN.
En el tema de las audiencias, teniendo en cuenta los bombazos que ha tenido esa cadena, no le fue muy bien, ya que la máxima audiencia que tuvo fue del 1,73 %.

La historia de este drama fue obra de Lee Min Ah (que creo que fue su trabajo debut), mientras que la dirección corrió a cargo de Kim Byung Soo (“Queen In Hyun’s Man”, “Nine: Nine Time Travels” y “The Three Musketeers”).

Park Ri Hwan (Lee Dong Wook) y Kim Haeng Ah (Jung Ryeo Won) se han criado juntos desde que eran unos retacos que no levantaban un palmo del suelo. Además, la madre de Ri Hwan, Park Sun Young (Bae Jong Ok) y el padre de Haeng Ah, Kim Joon Hyuk (Park Chul Min), son amigos desde hace años. Aunque lo que no saben nuestros protagonistas es que esa historia de amistad esconde algo más.

Pero es que la historia es más enrevesada, porque resulta que Sun Young es madre soltera (un escandalazo en Corea) y se largó de su casa cuando se quedó embarazada. Para que conste, ella provenía de una familia de médicos ricachones. Ah, y ella también es médico.

En cuanto a Haeng Ah, se queda huérfana de madre siendo muy pequeña, y como la madre de Ri Hwan trabaja casi todo el día, pues éste casi que vive con nuestra protagonista y su padre.
Para Ri Hwan, la persona más importante de su vida, después de su madre, es Haeng Ah, a la que quiere mucho. Aunque eso sí, con los caracteres que tienen, siempre acaban chocando y teniendo discusiones. Bueno, más bien por causa de Haeng Ah, que es de agárrate que hay curva.

El caso, es que pasan unos años y el padre de Haeng Ah muere y ésta acaba viviendo con Ri Hwan y su madre.
A ver, de esta parte de la historia os vais a ir enterando a trozos, aunque hay un episodio dedicado a los Haeng Ah y Ri Hwan adolescentes que es de lo MEJORCITO del drama. Cuando lo vi, le dije a @Susispooky, que estas versiones adolescentes les daban unas cuantas vueltas a sus versiones adultas.
Y es que ahí quedan claras algunas cosas, sobre todo por parte de Ri Hwan. Siendo la más importante de ellas, que está colado de Haeng Ah, hasta las trancas, así de claro.
Sin embargo, la vida para Haeng Ah no es fácil, ya que la madre de Ri Hwan la trata siempre con mucha frialdad y hasta sientes que la detesta con toda su alma. Y claro, la pobre acaba hecha polvo y Ri Hwan destrozado por verla tan mal.

Pasan los años y Ri Hwan es un médico de medicina oriental, mientras que Haeng Ah es la productora de un programa de radio que se emite por las noches. Además, está saliendo con uno de los jefazos de la emisora, Kang Suk Joon (Lee Jong Hyuk), aunque la relación no va muy bien que digamos, porque además, la mantienen en secreto.
Por cierto, permitidme que haga una acotación. Qué bien le sientan los trajes al digno y qué bien los luce. ¿Sabéis lo que es no ver los subtítulos porque el tío te distrae llevando traje? Pues es lo que me pasó a mí.

En fin, que la relación entre Haeng Ah y Ri Hwan sigue siendo de amistad y pique continuo por parte de él, mientras que Sun Young quiere mantener alejada a Haeng Ah de su hijo y se lo advierte, que no se enamore de él, porque ya le ha buscado futura mujer: Hong Yi Seul (Park Hee Bon).
Tengo que decir que a este personaje quise partirle la cara unas cuantas veces. Aunque lo bueno de verla en escena, es que de vez en cuando aparecía su hermano, Hong Jung Woo (Kim Sa Kwon), que me encanta y es la caña. Es un hermano que todas querríamos tener.

La historia va evolucionando y pasan una serie de cosas que hacen que Haeng Ah y Ri Hwan acaben siendo pareja, para gran alegría de él, que como quien se dice, lleva toda la vida enamorada de ella. Sin embargo, en contra de esta relación están: Sun Young y Noh Tae Hee (Kim Ri Na), que es la mejor amiga de Haeng Ah y directora del programa de radio, porque sabe cómo se las gasta Sun Y0ung y cómo ha tratado toda la vida a su amiga.
A favor sólo tienen a Gwon Ji Hoon (Lee Seung Joon), amigo y compañero de trabajo y casa de Ri Hwan. Ah, y exnovio de Tae Hee, que a su vez está colada de Jo Dong Il (Park Won Sang), que es uno de los productores veteranos de la cadena.
Por cierto, que casi se me olvida, atentos a la presentadora del programa, Oh Se Young (Kim Jung Nan) y el maknae del equipo, Ye Joon Soo (Ahn Woo Yeon), que os vais a divertir con ellos.

Y cuando por fin todo parecía sonreírles a nuestros protagonistas, a Sun Young le detectan Alzhéimer. Ya os podéis imaginar cómo cae el bombazo en nuestros protagonistas.
A partir de entonces se complican las cosas y vamos descubriendo más cosas sobre esa fría y cruel Sun Young, que con la enfermedad, también va cambiando y volviéndose más dulce y comprensiva.
En el papel del cuidado de Sun Young jugarán un papel importante tres personas: la tía Princesa (Seo Jung Yeon), que es la mejor amiga de Sun Young, el tío No (Lee Moon Soo) y la hija adoptiva de éstos, No Dong Hwa (Ko Bo Gyeol).

No os pienso contar más de la historia. El resto, os dejaré que lo descubráis vosotras mismas XDDDDDDD.
Os puedo decir, eso sí, que el episodio final de este drama es muy bonito y que lo vais a disfrutar mucho.

A ver, sé que os puede tirar mucho para atrás el hecho la enfermedad de Sun Young, pero dadle una oportunidad, en serio. Que sí, que hay momentos muy duros y tristes y acabaréis llorando y hechas polvo.
Sin embargo, esos momentos son pocos y quedan compensados por otros divertidos y tiernos. Que de paso, también sirven para aligerar y acelerar los momentos lentos XDDD.

“Bubblegum (풍선껌)” es una serie MUY CORAL. No se centra única y exclusivamente en la pareja, sino que vemos las historias de los demás personajes y los que estaban destinados a quedarse solitos, al final se ve que vuelven a ser felices. Y no digo quiénes XDDD.
Tampoco se centra en la enfermedad de Sun Young y cómo el avance de esa enfermedad va destruyendo a la persona que la padece y a su familia. Lo que transmite este drama es un mensaje de esperanza, de disfrutar de la felicidad a tope, de aprovechar al máximo cada día, de perdón, reconciliación, amistad y madurez.
Esto último está personificado a la perfección en el personaje de Dong Hwa, que empieza siendo un personaje inmaduro y malhablado, que cree que nadie la quiere de verdad por haber sido adoptada de mayor, a acabar convertida en una joven madura, centrada y segura de que hay muchas personas que la quieren de verdad. Y ese cambio, se lo debemos a Sun Young.
La verdad, fue una de las relaciones más bonitas del drama y me encantaron todos sus momentos.

Otra cosa que se agradece del drama, es ver a Lee Dong Wook abandonar su papel de carapalo característico de todos sus dramas anteriores XDDDDDDDDDDDD.

En fin, que espero que si no lo habéis visto, lo hagáis y luego me contéis qué os pareció. Y si ya lo habéis hecho… Pues hala, no os quedéis calladitas y decidme qué os pareció.

NOTA: 8

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s