Jackpot: traidoras y concubinas

Por @Ari2PMAM para Bomba Soju

Choi Jung Yoon y Yoon Jin SeoBueno, seguimos añadiendo personajes a este drama que se estrenará en marzo en la SBS, constará de 24 episodios y que estará protagonizado por Jang Keun Seuk, como ya os lo había contado aquí.

Como ya sabéis, optarán por la heterodoxia para este saeguk y contarán las cosas a su manera inventándose muchas cosas. Algo que a la que escribe saca de quicio un poco bastante, la verdad.

El personaje de Choi Jung Yoon (la de la izquierda. Y tampoco es fija, se lo está pensando), pinta interesante aunque también me da bastante mal rollito, porque a saber por dónde nos sale. Y es que al parecer es más pobre que los ratones y claro, la mujer está más que harte de esa situación y de acabar día sí y día también llorando por no poder tener una buena vida. Así que la vía más fácil para mejorar su situación es a través de la traición.
¿A quién traicionará? Pues no tengo ni la más remota idea, la verdad sea dicha. Eso sí, como los tiros vayan por donde estoy pensando, creo que puede ser hasta divertido.

Y luego, por otro lado, tenemos a Yoon Jin Seo (“Girl who sees smells”), que dará vida a la consorte del rey Sukjong, Choe Suk.
Primero os cuento, así de manera resumida su vida, y luego los cambios que Kwon Soon Gyu, el guionista del drama, tiene pensado para este personaje.
Choe Suk nació en el seno de una familia cheonmin, la más baja de todas las castas que había tanto en Goryeo como en Joseon. Este estatus era hereditario y agrupada a: carniceros, chamanes, zapateros, herreros, prostitutas, magos, hechiceros, carceleros y gisaengs.
Los nobi, los esclavos, también procedían de esta casta y servían a los yangban, los nobles.
Choe Suk entró en palacio con tan solo siete años como musuri, una esclava femenina que se encargaba de llevar agua, encender el fuego y limpiar. Posteriormente acabó sirviendo a la reina In Hyun, que al parecer se comportó muy bien con ella. De ahí, que cuando fue expulsada de palacio por las maniobras de Jang Ok Jeong, fue la única que siguió rindiéndole culto en su pequeño cuarto.
Un día que no podía dormir, el rey Sukjong salió a caminar por palacio y de vuelta a su palacio privado, escuchó llorar a alguien en la zona de los sirvientes. No era otra que Choe Suk, que estaba llevando a cabo un ritual conmemorativo porque era el cumpleaños de la reina In Hyun. Al ser descubierta le explicó la situación al rey y le pidió que por favor la matase; sin embargo éste acabó acostándose con ella y convirtiéndose en una de sus concubinas y dando a luz a tres hijos, aunque sólo sobrevivió el príncipe Yeoning, que posteriormente se convirtió en el rey Yeongjo.
Choe Suk fue ascendiendo en la escala de concubinas: Suk won, Suk ui, Gwi in y Bin.
Cuando alcanzó el rango más importante, se le dio el apelativo de Suk, que significa “pura”. De ahí que se conociese como: Choe Suk Bin.
Al mismo tiempo que pasaba esto, no olvidaba a su gran benefactora, la reina In Hyun, a la que ayudó a volve a palacio y que se restableciera en su posición, mientras mostraba su clara oposición a Jang Ok Jeong.
Choe Suk Bin se mantuvo siempre al margen de las disputas políticas de palacio, ya que no quería saber nada de ellas. Sólo le interesaba su hijo, que fue adoptado por la reina Inwon para que así contase con una madre “apropiada y respetable”.
Y aunque pueda parecer que todo esto podría llevar a que hubiese tiranteces en las relaciones, no es así. Porque resulta que Sukjong sentía una gran predilección por el príncipe Yeoning, al que la reina Inwon consideraba su propio hijo y lo quería como tal.
Choe Suk Bin, a su vez, también se preocupaba mucho por la reina Inwon, que sobrevivió gracias a que ella envió a un sirviente a buscar una medicina especial para ella.
Finalmente, murió el 9 de abril de 1718 en el palacio Inhyeon a la edad de 47 años. Se enterró en Soryeongwon y la tablilla con su nombre está en Chilgung, donde se encuentran las tablillas de las otras seis concubinas que dieron a luz a reyes pero que nunca alcanzaron el título de reina.

Los cortesanos solían atacar a Yeongjo por los orígenes tan humildes de su madre, pero luego se lo tomó como insulto personal, así que procuraban quedarse calladitos al ver que no podrían con él.
También queda claro gracias a los Annales de la dinastía Joseon, que Yeongjo quería a su madre con toda su alma; llegando a dedicarle poemas y luchó con uñas y dientes para que fuese reconocida como su madre oficial, algo que logró tras muchos años de peleas con los funcionarios confucionistas de palacio. Y es que si Choe Suk Bin era reconocida como la madre oficial, Yeongjo podría visitar de manera oficial su tumba cuantas veces quisiera para llevar a cabo las ceremonias reales.

Es irónico que muchos años más tarde, su nieto, el rey Jeongjo (al que se le suele comparar con Sejong el “Grande”), luchase también con uñas y dientes por restaurar el honor de su padre y dejó claras sus intenciones cuando el día de su coronación, nada más sentarse en el trono dijo: “Soy el hijo del fallecido Príncipe Heredero Sado.”

Pues bien, una vez vista, así un poco por alto la vida de esta mujer, y quedando claro que era buena gente, en el drama veremos algo muy diferente.
En esta ocasión será una mujer fatal perteneciente a una familia de la nobleza, pero que acabó casada con un ludópata, lo que le llevó a poner sus ojos en Sukjong, para acabar seduciéndole y convertirse en una concubina y madre del futuro rey.

Como veis, un giro de ciento ochenta grados. Y claro, como esto deja muy descolocado al personal, han tenido que salir a la palestra para dejar claro que lo que se verá en esta ocasión es una versión ficticia alejada de la verdad histórica.

Así que se libra de un marido ludópata para acabar teniendo un hijo que también lo es. Anda, que vaya tela.

Pues nada, de momento esto es lo que hay.

Créditos: Dramabeans, Wikipedia.
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Historia de Corea, Jang Keun Suk y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Jackpot: traidoras y concubinas

  1. Jenny dijo:

    Adoro la historia de Choe Suk, para las que quieran gozar más de esta historia la pueden ver en Dong Yi.cómo me encantooo ese dramaa ohhh

    Bueno yo sigo esperando por la protagonista ya que será quien acompañe a mi adorado Ares en su regreso a dramalandia.

    Saludos!

  2. marluzlopez dijo:

    Pues soy de las que le huye a la historia pero me encanto la historia real de esta mujer en comparación a la del drama. Osea que solo son nombres reales con historia ficticias vaya cosa tan rara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s