Border

por Nuna para Bombasoju

border

Ahí le tenemos. Oguri Shun viene con este drama cuya trama encierra mucho más de lo que se puede esperar de su argumento.

Bueeeeno, Border, o cómo llevarse una sorpresa que no esperabas de una serie que atrae tibiamente por su trama… veeenga y por Oguri.

Pues no sé ni por qué, navegando por el friki-mundo de esa forma en que a veces lo hacemos, en que comienzas con una búsqueda y acabas viendo algo que no esperabas encontrar, fue que me dio por ojear los últimos trabajitos de Oguri Shun.

Desde “Rich man, poor woman“, que me calcé entre pecho y espalda en emisión, y con la típica espera ansiosa por el próximo capítulo, este es el siguiente drama que he visto de este actor, que ya tiene que hacerlo sumamente mal para defraudar. O sea, que no defrauda. Oye, qué bien le ha sentado el matrimonio y qué bien la paternidad. Cada vez lo hace mejor.

Capaz de dar a sus personajes la personalidad que a él le dé la gana, de forma que no encuentres su sucesión de prolíficas interpretaciones en absoluto planas, este último drama, llamado “Border”, ha sido uno de esos que empiezas porque te llama la atención el argumento, y por el que acabas reflexionando cosas muy trascendentales, como si tuvieras más de una neurona sana. Qué bárbaro, oye.

Os voy a contar el argumento.

Ishikawa Ango (Oguri Shun) es un detective de homicidios. Es muy observador, inteligente, meticuloso y entregado a su trabajo. Tan entregado, que prácticamente no tiene vida personal, y creo que ni la necesita, porque vive dedicado a resolver caso tras caso. Es tal su dedicación, que cuando está ocioso entre investigación e investigación, incluso espera con ansia que alguien sea asesinado para poder entrar en acción. Algo bastante cruel, sí, pero recordemos que, desde que llega a una escena del crímen, hasta que resuelve el caso, Ango es totalmente efectivo y se siente realizado.

Un día, acude solo a una escena donde acaba de ocurrir un asesinato. Es tan rápido en llegar, que cuando lo hace el asesino está todavía allí, y a éste le da por hacer un dos por uno. Ango recibe un tiro en la cabeza.

Trasladado al hospital en estado muy crítico, Ango incluso llega a estar muerto durante un leve periodo de tiempo, pero los médicos logran salvar su vida.

border 2Eso sí, la bala ha quedado alojada en una parte muy delicada de su cerebro, y cuando comienza a recuperarse, los médicos le dicen que debería operarse para sacársela cuanto antes, puesto que no saben las consecuencias que podría tener llevarla dentro. El problema, es que las posiblidades de salvación tras una intervención así son del 50%.

Ango decide esperar un poquito para lanzarse a esta operación. Se recupera, con el apoyo de sus compañeros y de su jefe. Y cuando está bien, vuelve al trabajo, siempre con la espada de Damocles encima… ¿Tendré efectos secundarios con esta bala dentro? ¿Si me opero, sobreviviré?

Lo único que tiene claro después de todo esto es que, sin duda, quiere vivir. Y quiere volver al trabajo. Pero ahora, después de haber estado paseando por el filo de la navaja, entre la vida y la muerte, ya no ansía que alguien muera para poder ponerse en marcha. Ahora ya valora de otra manera tanto su propia vida, como la de los demás.

Su vuelta al trabajo le va a traer otra sorpresa. Y es que, directamente, es ver un cadáver y no tarda demasiado en ver al espíritu correspondiente. Ango puede ver e incluso hablar con las personas asesinadas cuyos casos investiga. Ellas le dicen todo lo que saben sobre su muerte, y Ango, disimulando su nueva capacidad para que no le tomen por loco, hará todo lo que esté en su mano para conseguir pruebas y enchironar a los asesinos. Y es que ahora ya no es sólo trabajo, ahora es personal. Les conoce, siente con ellos la injusticia de la muerte prematura. En Ango ha despertado una sed de justicia que la máquina autómata de trabajar anterior no había experimentado nunca tan profundamente.

Y este, sin espoilear, es el argumento en mayor medida.

¿Qué ocurre con “Border” para que sea tan interesante? Pues que te hace pensar. Y mucho. El título no se refiere sólo a la frontera entre la vida y la muerte donde el personaje principal se maneja a su antojo con sus nuevos “amigos”. También hay fronteras de otro tipo que comienzan a aparecer. La frontera entre el bien y el mal, la frontera entre lo justo y lo injusto, y sobre todo, la frontera entre la legalidad y la ilegalidad, y en ésto último hay mucha tela que cortar.

Ango quiere resolver los crímenes, y ahora es para resarcir a las víctimas y darles descanso. Pero no siempre es tan fácil reunir pruebas aunque a veces sepa de antemano contra quién las tiene que reunir. Ango siempre ha sido estricto en lo referente a lo que se puede hacer y lo que no, en la separación entre lo legal y lo ilegal… pero antes era poco menos que una máquina. Ahora, como dijimos, su motivación es más personal, y sus propios sentimientos también están por medio. ¿Resistirá Ango la tentación de hacer justicia utilizando los medios equivocados? Ahí está la lucha interna del personaje, una lucha intensa en la que Oguri nos reflejará con toda claridad lo que pasa por la mente de su personaje.

A todo esto, Ango tampoco se ha olvidado de su incidente. También quiere resolver el asesinato que estaba investigando cuando le pegaron el tiro. Con el añadido de que la otra víctima en aquella ocasión, era un compañero de profesión, pero ahí va sin ayuda sobrenatural, puesto que “lo suyo” ocurrió después de encontrarlo muerto.

En su aventura interior, porque lo más interesante será ver los cambios interiores de Ango, cuenta con su compañero Yuma Tachibana (Munetaka Aoki), que interpreta al típico bromista, y que pone a veces la nota cómica.

También con una recién llegada forense, que aunque joven, es extremadamente eficiente e inteligente, y la primera que se da cuenta de que algo no va del todo bien con Ango. Su nombre es Mika Higa (Haru). Sólo con esta chica, con la cuál forma un equipo formidable cuando se trata de investigar, es que a veces Ango baja las defensas…

Por último, su jefe, Takuji Ichikura (Kenichi Endo). Es la persona que está a su lado durante su recuperación (recordemos que Ango no tiene vida social más allá de su departamento), y tras ella, a Ichikura se le verá preocupado siempre por su estado de salud, no le quitará ojo de encima, y le vigilará y cuidará como lo haría un padre por su hijo.

border 3

 Ahí tenéis el equipo completo. Son buenos, muy buenos.

Pues esto es todo lo que puedo contar sin miedo de espoilear apenas el primer capítulo.

Añadir que me encantó el título, una vez que comprendí que no sólo se refería a la frontera entre la vida y la muerte.

¿Es real lo que ve el detective, o está como una maraca? ¿Cómo hará Ango para “vengar” o dar justicia a sus amigos y/o víctimas? ¿Se operará y se arriesgará a morir, o se arriesgará a morir al no operarse?

Merece la pena responder a todas estas preguntas y a muchas más que os irán surgiendo a lo largo del drama. Además, es cortito, sólo nueve capítulos. Como a mí me gustan.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas japoneses, Dramas, General, Programas de TV y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Border

  1. Heennytha dijo:

    Nunaaaaaaaaaaaaaa!!! que gusto volver a leerte, hace tiempo que no escribías. Me ha encantado la trama de esta serie, me ha recordado la novela que hizo Taecyeon “Who are you” en donde la protagonista podía ver a los espíritus de las victimas de cada caso y la ayudaban a resolverlo. Espero que lleven bien la parte visual porque con este tipo de series en donde tienen que aparecer personas muertas existe la posibilidad de que se vea ridículo el maquillaje o la actuación de los espíritus, pero si esta bien manejado hasta da “miedillo”, pero confío en tu recomendación y le voy a dar una oportunidad en cuanto pueda.
    Saludos a la distancia y no nos abandones tanto tiempo mujer que se te extraña.

    • Nuna dijo:

      No te preocupes por eso. Se me olvidó comentarlo en la entrada, pero los fallecidos tienen aparencia totalmente normal. No dan yuyu ni hay sangre ni nada. Empatizas, no les temes.
      Gracias, me gustaría estar más, Bomba es mi casa, peeero maldita falta de tiempo…

  2. xisca dijo:

    bueno, yo la serie la he visto y me ha gustado bastante, por cierto… Ari muy bien comentada, no creo que pueda añadir nada a tu comentario, la recomiendo sobre todo a las lobas y lobitas que le guste entretenerse con estos temas.

  3. ari2pmam dijo:

    Me apunto esta serie, porque tiene una pintaza buenísima

  4. claudia.l dijo:

    Visto el capi 1 me ha dejado super enganchada. En verdad que Oguri está tremendo! Guapo a rabiar, pero además maduro y desenvuelto en su papel. Y pese a la trama seria y profunda, siempre hay tiempo para un comentario o una escena graciosa, como esa del final cuando saca su identificación para presentársela a la fantasma y al caer en cuenta de su “estupidez” la guarda! casi muero de risa y no es solo por la escena, sino por la absoluta gracia con la que la encarna Oguri! Dije ya que me ha encantado😄
    Mil gracias por la recomendación Nuna, estoy disfrutando mucho de verla. Hace rato nada me gustaba tanto.
    Saludos chingú😉

  5. eli_bcn dijo:

    Habrá que verlo! Tiene muy buena pinta. Gracias, Nuna🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s