Last Cinderella, revisión capítulo 9

Por Nuna para Bombasoju

last cinderella 9.7

Que viene fuerte…

Llegada de Miki (Nene Otsuka) al hospital, acompañada de sus amigas. Los niños, dentro de la preocupación, se muestran contentos de ver a su madre allí. La abuela le informa de que Kohei (Shozo Endo) está en quirófano porque tiene un ataque de apendicitis.

Miki propone quedarse esperando a que salga de la operación, y que la abuela se lleve a los niños a casa porque es tarde, pero sus hijos no quieren irse con la abuela, así que, allí se quedan todos a esperar.

Shima (Naoko Iijima) y Sakura (Ryoko Shinohara) terminan la noche en el Sobar, tomando unas cervezas y contándole lo sucedido a Ken. Shima por fin se sincera con Sakura sobre lo que ocurrió con Kohei. Le conoció y le gustó, pero en cuanto supo quién era, y aunque siguiera viéndole de vez en cuando, la atracción se volatilizó al instante. Kohei es el único amigo del género masculino que tiene, el único con el que no se ha acostado. Es en realidad un amigo para ella. Shima pone como ejemplo análogo a Rintaro (Naohito Fujiki). Sakura protesta y bromea con el concepto “amigo” aplicado a Rintaro, pero Shima le dice que es un muy buen amigo, que lo ha sido durante mucho tiempo, y probablemente lo sea durante toda la vida.

Cuando Sakura llega a casa, encuentra las pizzas y cervezas que Rintaro dejó allí, y se acuerda de que salieron corriendo dejándole todo tirado, así que ni corta ni perezosa, se va a casa de Rintaro con ellas. Rintaro le pregunta por Kohei, y Sakura le informa de lo que le ocurrió y de que la operación fue bien, pero cuando quiere entrar a su casa, Rintaro se lo impide y cierra la puerta detrás de él, quedando ambos en el pasillo. No sólo rechaza la pizza, sino que también rechaza la cerveza, y eso ya sí que no es normal. Rintaro le dice que está cansado y la manda para su casa. Y suspira apoyado en la puerta cuando vuelve a su apartamento.

El leñador del cuento está triste… ¿qué tendrá el leñador del cuento?

Last Cinderella 9.1

No es el único que tiene problemas… En casa de Hiroto (Haruma Miura), el chico está tratando de pedirle perdón a su padre por no ir a la entrevista, pero éste ni siquiera le deja explicarle nada. Cree que Hiroto lo ha hecho para humillarlo en la empresa, le repite lo inútil que es, y lo echa de casa. Vaya tela con los padres extremos. Aquí tenemos los dos… la abuela #hijapucca que no se entera de que su hijo tiene que vivir su vida A SU MANERA y la quiere controlar, y el padre que se quita a su hijo de encima a la primera de cambio, y que dudo de que se haya molestado en conocer ni una mínima parte de él o de sus sentimientos… genial. Hiroto no es mal chico. No roba, no mata, no se droga, no sale de juerga hasta el día siguiente, no despilfarra el dinero… ¿qué tiene de malo para que su padre no le acepte? En fin…

Choko y su madre quedan evidentemente entristecidas por Hiroto, pero está claro que en esa casa están muy lejos de contradecir al padre…

¿Y ahora dónde irá Hiroto? Fácil…

Sakura está en casa comiéndose la pizza que acaba de calentar, cuando recibe una llamada suya. Está hablando con él cuando de repente, simplemente descubre que acaba de entrar en su casa con las llaves que le dio. Qué susto se da. Ella cuelga, pero Hiroto viene enfadado y herido, buscándola desesperadamente porque es lo único bueno que tiene en la vida en ese momento. Cuelga rápidamente y se quita los zapatos mientras la mira fijamente, se abalanza sobre ella, la trinca de la cintura, y le arrea un besacazo que la deja bastante desconcertada (y supongo que con las hormonas bailando el aserejé).

Last Cinderella 9.2

Le pregunta en voz bajita si ha comido pizza, y Sakura quiere ir a lavarse los dientes, pero Hiroto la vuelve a agarrar, la empotra literalmente contra la encimera (caen algunos objetos) y vuelve a repetir el besacazo.

last cinderella 9.3

Sakura le pregunta qué le pasa, pero él simplemente la agarra en brazos, la tumba en la cama, se sienta a horcajadas sobre ella, y otro beso, esta vez más lentito… ayayayayayyyay.

Está claro que lo que le pasa en ese momento es que tiene una necesidad emocional y física de ella que no puede soportarla, así que pasa lo que tiene que pasar, lo que tendría que haber pasado, y lo que es tonto planear, porque en un momento dado siempre surge… y así es más bonito, qué queréis que os diga.

La escena hay que verla. Porque es intensa, es tierna, es hormonal, es preciosa… todo a la vez. La forma en que Hiroto desnuda su torso sin dejar de mirarla, el modo en que empieza a besarla y quitarle la ropa despacito, y sobre todo, la manera en que hace las cosas muy suavemente, despertando los sentidos de Sakura, hasta que en un momento dado ella empieza a responder con pasión, y ambos se sonríen conscientes de lo que va a pasar.

Last cinderella 9.4

Me encantaron. Que el drama tenga esta escena y que estos dos por fin culminen, es lo que me hace tener ahora mismo una duda real sobre si Sakura no se quedará finalmente con Hiroto. Pensé que eso de que no llegaran nunca a terminar lo que empezaban, era una especie de señal para que se viera que no estaban destinados o algo así, pero que duerman juntos me cambia todo el panorama, y de verdad que ahora tengo muchas dudas sobre quién será el príncipe, y quién será el leñador al final de este cuento…

Por ahora Hiroto es el príncipe, ya veremos qué ocurre.

Al día siguiente despiertan juntos, abrazados y felices. Agradezco mucho que nos omitan una escena en la que los protagonistas se despiertan avergonzados por lo que han hecho, ya que me parecen bastante tontas y pusilánimes. Ellos despiertan felices. Susurrándose, sonriéndose y con ganas de repetir antes de que Sakura se vaya a trabajar, jjeejeeejjeeee.

Poco más tarde, se despiden cariñosamente en la puerta del apartamento… y Rintaro, que también está saliendo de su casa para ir a trabajar, les pilla. Vaya cuadro. Sakura pasa por delante de Rintaro, y éste le lanza una mirada seria a Hiroto, mientras que Hiroto le devuelve una desafiante… Aquí va a ver duelo de espadas en breve. Se huele.

En fin… más tarde vemos a Rintaro y a los compis asiduos del Sobar (Ken incluido), que han ido a visitar a Kohei. Todos le animan para que se termine de reconciliar de una vez con Miki, y terminan haciendo juntos los ejercicios de la serotonina. Hombres…

Mientras tanto, Hiroto está practicando con la bicicleta. Hay unos compañeros que le proponen hacer como ellos y marcharse a competir a Estados Unidos, puesto que piensan que en Japón no tienen salida profesional más allá de los campeonatos nacionales, cuya celebración es inminente. Hiroto les contesta que aunque le encante la bicicleta, lo que necesita es encontrar un trabajo y ganar dinero, y se marcha, con sus amigos gritándole si es que se va a casar o algo…

Volvemos al hospital. Ahora Kohei está acompañado por su madre y por Miki, y se acaba de enterar de que tiene diabetes. La #hijapucca, como siempre, también quiere echarle la culpa de esto a Miki, y como no puede culparla por la propia enfermedad, le echa en cara que después de tanto tiempo preparándole la comida, no se haya dado cuenta de que su marido era diabético. La acusa de descuidarle las comidas y de buscarse un trabajo a costa de abandonar a la familia.

Y entonces es Kohei, para sorpresa de ambas, el que interviene y le grita que se calle.

Last cinderella 9.5Le dice que su mujer ha estado siempre preocupándose de la familia, cuidándoles y cocinando para ellos, que nunca ha utilizado cosas precocinadas o comida rápida, y que no hay muchas mujeres que puedan decir lo mismo. Le deja claro que él está muy contento con la mujer que tiene, y que si quiere seguir criticándola, no puede seguir en su casa.

O.O

La abuela, ofendida, se marcha toda digna, y Miki quiere salir tras ella, pero Kohei no le deja. Aprovecha para pedirle perdón, pero Miki también tiene cosas que decirle, así que quedan en tener una larga conversación cuando le den el alta. Kohei le confiesa de sopetón su problema de disfunción eréctil, y también le dice que es uno de los síntomas relacionados con la diabetes, según le acaban de decir los médicos. No se había atrevido a discutirlo con ella antes porque le resultaba difícil hablar de ello…

Miki le dice que va a buscar a su madre, porque le da pena, y antes de salir, le da un besito de despedida… En cuanto Miki sale por la puerta, Kohei se da cuenta de que su pequeño amigo acaba de volver a la vida, jejejeejjeeeee.

Miki llega a casa y es recibida por sus niños. La abuela está llorando y haciendo las maletas. Miki entra a la habitación, dispuesta a hablar con ella y solucionar el problema. La vieja se lamenta de que ninguno de sus dos hijos la quiere en casa…

Pero Miki le pide que se quede. Sabe que su debilidad es no hacerle frente, pero en lugar de poner las cosas en su sitio, se ha dedicado a encontrar la manera de deshacerse de ella, así que le propone que juntas encuentren un punto intermedio en el que poder tolerarse y convivir. Así que, terminan abrazándose todas lloricas ellas, y con los niños presenciando la escena satisfechos.

Y perdonadme la negatividad, pero de todas las escenas pasadas, presentes o futuras, la que menos creíble me parece, es esta, jaajjajajaaa. Vale que la abuela acepte la tregua, porque no le queda de otra, pero este tipo de suegras no son de las que cambian y todo es bonito… la cabra tira para el monte, os lo digo yo. Si os encontráis con una así, HUID. Sin mirar atrás. Ni por amor, ¿eh? No hay amor que las resista, XDDDDD. En serio.

A continuación tenemos una escena en la que se nos muestra que el trío de amigas ha vuelto por fin a la normalidad, sobre todo el en caso de Miki y Shima.

last cinderella 9.6

Esta vez la quedada del trío es en casa de Sakura, y cada una ha llevado algo para cenar. Sakura, supongo que para animar el cotarro ha preparado una broma de la que al final termina siendo víctima, pero lo importante es que vemos que las otras dos han sido capaces de recuperar su antigua amistad, de forma que, en un momento dado, Miki y Shima demuestran una complicidad mucho mayor que la que pueda tener Sakura con cualquiera de ellas, y ésto hace que nuestra protagonista las observe aliviada.

Tras esto, y de repente, tenemos a Kohei en una joyería, claramente, eligiendo algún detalle para Miki. Lo asombroso es que de repente tropieza con Hiroto, que también está allí. ¿Para qué? Pues después del corte inicial que los dos sienten al verse el uno al otro y al reconocerse, Kohei rompe el hielo preguntándole si va a declararse a Sakura, pero Hiroto disimula y le contesta que solo estaba mirando. Hiroto, muy cortado, se atreve a preguntar por qué decidieron Kohei y su mujer casarse, y éste le responde que querían pasar el resto de su vida el uno con el otro. Después, ambos se dedican a curiosear por la tienda y a ver joyas juntos.

Nos vamos al Sobar donde Rintaro, con cara de perro más que de leñador de cuento, está tomándose una cervecita muy pensativo. Ken se acerca para interesarse por él. De sopetón, Rintaro le pregunta cuándo se dio cuenta de que él estaba enamorado de Sakura (por fin lo dice abiertamente). Ni siquiera él mismo había sido consciente hasta que todos empezaron a decírselo, y ahora está confundido. Por más que se había negado a ver sus propios sentimientos, ya no puede seguir engañándose… También le dice que sólo quiere verla feliz, porque alguien con tan buen corazón como ella no merece que le hagan daño (vamos, totalmente enamorado). No puede evitar preocuparse por ella.

Ken le dice que Sakura ni de lejos debe pensar en él en los términos que él piensa en ella. Pero que puede que le esté ocurriendo lo mismo que le ocurre a él… quizás sean dos tortolitos a punto de descubrir que pueden habitar el mismo nido felizmente. Quién sabe…

last cinderella 9.7

De vuelta a casa, se encuentra con Choko, y los dos terminan en su apartamento. Él la trata amablemente, pero se le ve muy incómodo con su presencia, y ya sabemos los motivos que Rintario tiene para tolerarla. Le resta importancia al incidente entre ella y Kasumi, por el que Choko le pide disculpas, y la chica se muestra muy complacida cuando él le confirma que su ex se ha marchado para siempre. De repente, y sin previo aviso, Rintaro se encuentra con que tiene delante a Choko en ropa interior, justo en medio de su sala de estar. Mientras él busca algo con que taparla, ella se da la vuelta y le enseña la cicatriz. Le explica que esa marca ha hecho que nunca se haya enamorado de nadie, y que, aunque su padre buscó un cirujano plástico para operarla, y por más que no pudieran quitarla del todo, ella se negó, porque hubo una persona que la rechazó por ella. Después de conocerle, deseó no tenerla, porque está muy enamorada de él. Choko se tira a sus brazos y se le insinua directamente.

Rintaro la rechaza de la forma más amable que puede encontrar. En realidad a él le importa un webo de pato la cicatriz. No depende de eso que pueda quererla o no, y desde luego, el día que un chico se enamore de ella de verdad, tampoco la tendrá en cuenta. Y Rintaro le asegura que encontrará a alguien que la quiera de verdad.

Sus palabras han sido muy medidas y muy bonitas, pero siguen constituyendo un rechazo, algo que Choko no sabe encajar muy bien. Así que la escena termina con Choko saliendo precipitadamente de su casa, lloriqueando y asegurando que no se va a volver a enamorar nunca.

IT´S UP TO YOU, BABE. Haz lo que quieras, tía.

Nueva sesión de entrenamiento de Hiroto, pero esta vez Sakura está con él. En el descanso, Sakura agarra la bicicleta e intenta torpemente avanzar unos metros con ella. Mientras Sakura se pelea con la bici, Hiroto la mira con dos litros de baba por segundo saliendo por su boca. De repente, le grita: “Sakura-san, si gano el torneo nacional, ¿te casarás conmigo?

Sakura se da la vuelta, y lo mira totalmente impávida. Hiroto rebusca en el bolsillo y se acerca corriendo a ella llevando una cajita en la mano, la abre y le muestra un anillo.

last cinderella 9.8

Si gano el campeonato, haré de la bicicleta un hobbie y buscaré un empleo. Al principio será difícil, pero me esforzaré mucho“.

Sakura, todavía en shock, sólo puede darle las gracias. Sólo por haber recibido esa propuesta de él ya se siente feliz, pero ya sabéis cómo piensa ella. Es mayor que él, no quiere cortarle las alas, ni que renuncie a sus sueños, ni estropear su futuro. Hiroto sabe exactamente lo que ella quiere explicarle, se nota que lo ha pensado mucho también, pero no desiste. Es más, para convencerla, elige las palabras justas y precisas que Sakura debe oír para olvidar sus reticencias:

Quiero tener niños que sean como tú, puros, genuinos y adorables. Y si tú y yo los llenamos de amor, será distinto a la experiencia que yo tuve. Quiero que tengan una infancia feliz. Además, ¡te necesito! Haz mi sueño realidad. ¡Por favor!“.

Mientras pronunciaba estas palabras le vemos muy convencido de lo que está haciendo, y a la vez totalmente aco*onado ante la posibilidad de un rechazo. Tras decirlas, se ha inclinado en una reverencia bestial, y espera con la cajita entre sus manos extendidas la respuesta de Sakura, con el corazón el la boca, apretándola tan fuerte que vemos las puntas de sus dedos volverse blancas. Sakura agarra sus manos entre las propias y le da el sí. Hiroto levanta la cabeza, y la mira, al principio incrédulo… segundos después está saltando de la alegría alrededor de ella, riendo histéricamente y asegurando que le palpita tanto el corazón que parece que le vaya a dar un infarto.

Sakura, aparentemente está tranquila, pero la conocemos lo suficiente como para saber que tiene una tormenta desatada en su interior que no sabe ni cómo canalizar. Sonríe ligeramente y se mueve lentamente hacia él; está a punto hasta de perder el equilibrio y el chico rápidamente la abraza como si fuera la cosita más delicada del mundo, y después se apretujan mientras él sigue con risa histérica y ella con sonrisa de boba… ¡MÁS MONOS!

Last cinderella 9.9

¡QUE SE NOS CASAN! Ainssss… ♥♥♥♥♥

Qué bonito es verles tan felices, y qué chungo por contraste, ver a Choko toda histérica y cabreada, rompiendo todas las fotos que tiene de Rintaro. Y no son pocas…

Necesita desahogarse y descargar la mala baba, así que llama al de siempre, a Hiroto. Pero éste está en casa de Sakura, y parece que han celebrado muy bien su compromiso, jejejejejejee. Ella duerme tranquilamente y él se asoma entre las sábanas al escuchar el teléfono vibrar, pero pasa totalmente de él.

Amanece un nuevo día. Hiroto y Sakura vuelven a despertarse entre mimos y arrumacos. Hiroto la felicita por su cumpleaños nada más despertarse ella. Sakura cumple 40.

Pero es un cumpleaños muy especial, porque además está comprometida. Hiroto la acompaña al trabajo y se despiden en la puerta. Apestan a tortolismo de una manera impresionante. Son preciosos, joer.

Antes de irse, Hiroto intercambia guiños y gestos cómplices con sus compañeros de trabajo. Algo están tramando para su cumpleaños, pero Sakura anda en una nube, toda contenta, mostrando su anillo de compromiso por aquí y por allá. Totalmente feliz.

Afuera, en la calle, Hiroto y Rintaro se encuentran, cuando uno se marchaba y el otro llega. Se respira la tensión. Y mucho más cuando vemos que Choko llega al mismo tiempo y escucha escondida lo que están diciéndose. Hiroto le está preguntando si ha pasado algo con su hermana, ya que tiene el móvil infestado de llamadas y mensajes suyos. Rintaro, sin rodeos, le cuenta que ha sido sincero con ella y la ha rechazado. Aunque su motivo para salir con ella fuera el de proteger a Sakura, no cree que algo así sea justo para Choko. Es una justificación muy sucia. Hiroto se da por aludido. Responde que él lo que más quiere en este mundo es proteger también a Sakura, y que de hecho es lo que va a hacer, dado que se va a casar con ella.

Jarro de agua fría para Rintaro, que sin tener tiempo para encajar todavía la noticia, escucha cómo Hiroto le pide que sea igual de legal con eso que con su hermana, y no se meta a fastidiarlo…

last cinderella 9.10

Vemos que Rintaro sigue su camino hacia el interior de la tienda, y que Choko, afuera y todavía escondida, no tiene pinta de querer bailar de la alegría ni mucho menos. Ahora esta chica es totalmente impredecible. Acaba de enterarse de que si Rintaro salió alguna vez con ella, ni siquiera fue porque quisiera darle una oportunidad, sino porque estaba intentando proteger a Sakura… de ella. Fuertón, ¿no?

Sakura sigue dentro, verborreica perdida, hablando de las maravillas de llegar a la cuarentena. De que la veteranía es un grado más y de que ahora es una mujer decidida y no una adolescente dudosa. Todos la escuchan con una sonrisa en la boca menos Rintaro, con el que al final termina peleando como siempre…

Pero chicas, aquí hay un plan en el que todo el mundo está compinchado. Los compañeros de trabajo de Sakura andan metidos en el algo con Hiroto, como hemos visto antes. Y sospecho que éste es el instigador de que también Miki y Shima estén con Ken en el Sobar, preparando una fiesta sorpresa para Sakura. Shima aprovecha la ocasión para anunciarles que ha decidido sentar la cabeza, y que está organizando un omiai multitudinario, para lo cuál le pide el bar a Ken.

Sin embargo, alguien tiene que distraer a Sakura para que llegue más tarde a su cita prevista allí con Hiroto, y es al pobre Rintaro al que le toca hacer de poli malo, y cargarla de trabajo hasta las orejas para tenerla entretenida. Ella protesta. ¿Cómo le hace eso el día de su cumpleaños, y más cuando ha quedado con su novio? Pero Rintaro se muestra inflexible. Así que, finalmente, Sakura se queda sola en la peluquería haciendo horas extras como loca, porque los demás, uno a uno, han ido poniendo excusas para escaquearse y no tener que ayudarla.

Por lo tanto, mientras ella está trabajando, todos los demás están en el Sobar ultimando detalles. Rintaro llegará un poquito más tarde… está con los jefazos pidiendo el traslado y recomendando a Sakura para su puesto. El pobre no es capaz ya de permanecer cerca de su recién descubierto amor ahora que éste se le escapa de las manos…

Una vez allí, se sienta en la barra con Miki y con Shima, que están discutiendo los detalles del omiai con Ken. Rintaro expresa en voz alta la idea que ya os había comentado con anterioridad: Shima y Ken hacen muy buena pareja. Pero de golpe, se entera con estupefacción (y yo también, no lo había pensado, ajjajajaaa), de que su amigo Ken, ese que conoce de toda la vida, resulta ser gay, y más que tomar el lugar de esos hombres entre los que Shima quiere elegir, lo que va a hacer es darle su opinión sobre ellos, jajajajaa. Nos han pillado a los dos.

Resulta que todo el mundo se había dado cuenta de que Ken era homosexual menos él, que es su amigo (y yo, que estoy en la parra, ¿alguien más?)

last cinderella 9.11

El momento de impavidez de Rintaro, queda interrumpido por la llegada de Kohei con Hiroto, que son los últimos en llegar. Pero Kohei tiene una sorpresa muy especial para Miki. Allí, delante de TOOOOOODOS, se le vuelve a declarar a su mujer, de una manera super romántica, anillo incluido. Quiere que Miki tenga la proposición que nunca tuvo, pero además, quiere volver a casarse con ella otra vez, y tener esa ceremonia por todo lo alto que tampoco tuvieron. Se le declara y le pide matrimonio, y claro, Miki acepta volver a casarse con él. Cuando se abrazan todos estallan en aplausos. Menudo ambientazo, el que no está emocionado hasta los tuétanos, está feliz por extensión… aunque para Rintaro la felicidad es relativa, porque esto le recuerda que también hay otro matrimonio a la vista por ahí, y ese no le gusta nada de nada.

Sakura sigue en la peluquería. Acaba de terminar con todo el trabajo y se dispone a salir para acudir por fin a su cita con Hiroto. Lástima que cuando va a hacerlo, se encuentra a Choko, que se ha colado en la peluquería y la está esperando en el recibidor. Por la cara que tiene, y conociéndola como la conocemos, sabemos que no trama nada bueno.

Es muy tarde y en el Sobar todos siguen esperando, pero ya están cansados, y de la alegría han pasado al bajón, porque Sakura no termina de llegar. Hiroto se impacienta, y justo cuando va a salir a buscarla, Sakura baja las escaleras de caracol, con un careto que no augura fiesta. Todos se esconden para gritarle “SORPRESAAAAA” cuando termina de bajar, pero a ella el careto no le cambia. Sus amigas le preguntan qué le pasa, Rintaro también lo hace, e Hiroto se acerca a ella…

Sakura le pregunta a Hiroto si es verdad que la noche en que se conocieron fingió que estaba interesado en ella porque se lo pidió su hermana, y él se queda sin palabras. Todos los demás están a cuadros, menos Rintaro, que lo que está es cabreado.

La cara de dolor de Sakura, al ver que Hiroto no puede negar lo que le está preguntando, es indescriptible. Parece ser que guardaba una remota esperanza de que no fuera cierto, y la ausencia de respuesta por parte de su novio, acaba de confirmarle lo que Choko le ha contado.

last cinderella 9.12Sin esperar otra respuesta más que su silencio, Sakura se da la vuelta y se marcha.

Rintaro se encara con Hiroto, le recrimina que haya dejado que Sakura se enterara de la verdad, e intenta lanzarle un puñetazo al chico que éste esquiva. Entre dientes, Hiroto le escupe que eso es algo entre él y Sakura, pero Rintaro, antes de salir corriendo detrás de la mujer, deja bien claro que de eso nada, que sí tiene que ver con él. Vamos que si tiene…

Con la imagen de todos los presentes compungidos por lo que acaba de ocurrir, sobre todo Hiroto, y la de Sakura caminando por la calle intentando mantener una postura digna mientras se seca las lágrimas que se le caen, termina el capítulo 9 de Last Cinderella.

Qué desastre… ella se ha enterado de la verdad y de la peor de las maneras. ¿Sabéis cuán de hiriente es la sensación de sentirse utilizada? Sobre todo después de lo que ha ocurrido entre ella e Hiroto en este mismo capítulo. Eso es muy doloroso. Hiroto la ha fastidiado pero a base de bien, y no sabemos cómo reaccionará Sakura, pero lo que sí que sabemos, es que Rintaro moverá cielo y tierra para encontrarla y estar a su lado. ¿Qué hará ahora el príncipe azul para recuperar la confianza de su princesa?

La cosa está muy chunga.

Así que, aquí termino, que voy a tratar de adelantar todo lo que pueda la publicación del décimo, en el que la cosa viene fuerte.

Os dejo el listado de capítulos del drama, y os pido de nuevo disculpas por la tardanza.

Esta entrada fue publicada en Doramas japoneses, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Last Cinderella, revisión capítulo 9

  1. ari2pmam dijo:

    La verdad que ha sido un final muy triste y doloroso para Sakura por culpa de la CHP de Choko que no tolera que nadie sea feliz si ella no lo es. Creo que la persona que la rechazó y de la que está enamorada es de Hiroto. Es tan retorcida que puede que sea eso.

    Lo de la suegra HP me dejó a cuadros y me pareció de lo más forzado, pero ya sabemos cómo son en Asia con este tema.

    Me pareció muy bonita la declaración que le hizo Kohei a Miki y cómo puso a la madre en su sitio.

    Genial la reconciliación de las amigas y lo mejor, la broma que le acaba saliendo mal a Sakura, lo qu eme divertí con eso.

    Fantásticas las escenas de Hiroto y Sakura en casa de ella, cómo llega, cómo la agarra, los besos y todo lo que sigue, me encantó, muy bonito todo, aunque a destacar, cómo la mira mientras ella duerme.

    Rintaro me da mucha penita pero al final será el que se quede con Sakura, eso lo tengo clarísimo, vamos.
    Ah y no fuiste a la única que pillaron con lo de que Ken es gay. Yo le veía el ramalazo, pero no pensaba que lo fuera, así que otra sorprendida.

  2. Creo que en algún lado me perdí, yo entendí que ELLAS piensan que Ken es gay, no que realmente lo sea, o si?, lo que pasa que vi el episodio en inglés y a veces pierdo detalles en lo que yo interpreto y la traducción real.

    • Nuna dijo:

      Pues a mí siempre se me escapan cosas por el despiste también, XDDD, pero entendí que Ken lo corrobora de alguna forma y que está encantado con la idea de tener el bar lleno de hombres en el omiai de Shima.

  3. Daydream dijo:

    Ains… mi Rintaroteam que me da que nos quedamos de toalleros.
    A estas alturas de la serie, sería absurdo que con todo lo que ha pasado, Sakura se quede con Rintaro (muy a mi pesar).

    A mí Hiroto me sigue pareciendo un niño, no lo puedo evitar. Y lo que busca en Sakura es protección. No lo veo en relación de igualdad como con Rintaro. Pero claro, los motivos que tiene cada uno para formar una relación no siempre se basan en el amor, de hecho la mayoría no lo hace. Y por otro lado no veo a Sakura convencida para nada, más bien encuentro que ‘se deja llevar’. Ella no toma la iniciativa para nada, ‘no lo busca’, por decirlo de alguna manera.

    Y la psico… a mí me da… que el que le mola de verdad es su hermano. Y que la ‘venganza’ no ha sido por Rintaro, si no por enterarse que su hermano se casa con Sakura.
    Esta tía está como una soberana cabra, de verdad.

    Yo a Ken lo veía gay, pero habría jurado que en alguna traducción se hablaba de ‘su mujer’… así que pensé que igual era uno de tantos que a mí me parecen gay pero no lo son XDDD

    • Nuna dijo:

      Pues aquí otra del RintaroTeam que piensa también que será el toallero. Si Hiroto y Sakura no hubieran dormido juntos, te digo que Rintaro sería el príncipe azul, pero el detalle de que lo hayan hecho me hace pensar que será Hiroto…
      Respecto a las relaciones de Sakura con ambos, coincido plenamente contigo en lo que dices.

      • Rosa dijo:

        Muy a mi pesar, opino lo mismo que vosotras. Soy muy del Rintaroteam, pero tras este capitulo ya me ido haciendo a la idea que se quedará con la chica para la próxima jajaja.
        Nunca completamene de acuerdo contigo en el detalle que se hallan acostado, creo que en la mayoría de dramas que he visto con el que ella besa primero es con el que se queda, y ya si se acuestan no hay dudas, ya podía equivocarme esta vez…
        Y lo de Ken me ha dejado a cuadros, mi cara era igual a la de Rintaro, cómo diciendo “¿Cuándo ha pasado esto?”, está visto que no me entero xDD

  4. esmeralda mata dijo:

    No te preocuuupes, sabemos q tienes una vida amiguita gracias por tus comentarios de esta novela, tendrás de otras te agradezco el tiempo q te tomas cuidate Dios te bendiga.

  5. melrose dijo:

    Pinche capítulo me llevo de la gloria a darme un porrazo sin previo aviso, casi muero de felicidad al verles por fin juntos yo soy TeamHiroto forever ok!, y va y acaba así, me parece injusto que el idiota de Rintaro (que no es idiota realmente) se vaya quedar con ella solo por como empezaron las cosas con Hiroto. Que triste estoy!! U_u

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .