Last Cinderella, revisión capítulo 6

Por Nuna para Bombasoju.

last cinderella 6.12

¡Tenemos chico nuevo!

Primera escena del capítulo 6: muy interesante, y nos va a dar muchas pistas sobre la relación que tienen Sakura Tohyama (Ryoko Shinohara) y Rintaro Tachibana (Naohito Fujiki), que básicamente, y así para resumir, consiste en que cada uno no sólo se muestra tal cuál es, sino que acepta al otro tal cual le ve. Y además, son capaces de hablar de cualquier cosa, incluso de sexo, y libremente.

El caso es que domingo muy de mañanita, Rintaro saca literalmente a Sakura de la cama. Ella, con unas pintacas que alucinas, y él tan feliz, presenciando cómo se corta las uñas de los pies y peleando como siempre con ella, que ni siquiera se ha lavado la cara.

Pero la visita de Rintaro tiene un motivo, y es que su madre le ha preparado un omiai. ¿Qué es un omiai? Pueses una cita formal con una chica (y normalmente también con los padres) con fines de matrimonio. Y ya sabéis que Rintaro esta muy lejos de desear casarse…

Así que, como problemas desesperados requieren medidas desesperadas, Rintaro ha ido a pedirle a Sakura un gran favor… Como para evadir el omiai le ha dicho a su madre que ya tiene novia, necesita que Sakura se haga pasar por ella y así tener a alguien a quien presentarle a su madre.

Sakura en un principio se niega, ya que sabe que a su novio, Hiroto Saeki (Haruma Miura), no le sentaría nada bien, peeeero Rintaro le recuerda todas las veces que la ha ayudado: cuando estuvo enferma, cuanto pensó que estaba embarazada, cuando tuvo problemas con Hiroto, etc. Y claro, Sakura no puede negarse.

last cinderella 6.1

Mientras tanto, Hiroto ha ido a ver a su hermana, la cuál anda toda deprimida por el rechazo de Rintaro. Ella le cuenta también cómo le conoció. Y es que siendo tan sólo una adolescente, fue objeto de burla en la escuela porque su cuerpo se desarrolló de forma temprana, y comparada con sus compañeras, era una “giganta”. Él le gastaba bromas para animarla y era amable con ella cuando todo el mundo la rechazaba.

De alguna manera, hablar sobre Rintaro y desahogarse con su hermano, termina animándola y por lo menos no tenemos que presenciar otro de sus ataques de histeria.

La que debe estar a punto de rozar el tope del histerismo, es la pobre Miki Takeuchi (Nene Otsuka) con el agobio por nombre suegra que tiene en casa. A parte de que la tiene campando a sus anchas por la casa, se permite el lujo de opinar sobre la conveniencia o no de que Miki busque trabajo. Y como habréis imaginado, la suegra está totalmente en contra, porque prefiere que Miki se dedique a su marido y a sus hijos. Pero no. Miki está decidida a buscar trabajo, así que, se pone guapa (muy guapa, por cierto), prepara sus currículums, y se lanza a la calle a buscar ese empleo que la haga sentirse totalmente realizada. La pena es que lleva la friolera de 13 años siendo ama de casa, y no tiene experiencia laboral, por no hablar de que es ya una mujer adulta. La búsqueda va a ser más difícil de lo que ella había pensado en un primer momento.

Rintaro, que se ha tomado muy en serio eso de que vayan a presentar a Sakura como su novia, ha pensado en todos los detalles. Le ha traído a Sakura un bonito vestido negro, y unos zapatos de tacón, porque no quiere que ella quede mal, y hay que ir con cuidado con la madre de Rintaro, porque regenta una tienda de modas. Sakura es más feliz que una perdiz con sus zapatos de diez centímetros de tacón (o más, ¿eh?), porque siempre quiso tener unos así… y que se los regalen le hace sentir como Cenicienta, la prota de su cuento de hadas infantil favorito.

last cinderella 6.2

Otra cosa es que sea capaz de llevar puestos esos zapatos, y el primer intento fue algo aparatoso.

Pero eso no es todo. Y es que la madre de Rintaro es muy especial, y le van los restaurantes de comida occidental, así que, él le ha llevado a Sakura un vídeo para que aprenda a comer con cubiertos. Y ella lo intenta, de verdad que lo intenta, pero se queda totalmente sobada delante de la tele.

Volvemos con Miki, que ha terminado el primer día de búsqueda sufriendo rechazo tras rechazo. En casa, comenta lo que ha ocurrido con su marido, Kohei Takenouchi (Shozo Endo). Como os podéis imaginar, el hijo va del mismo palo que la madre. Le dice que qué esperaba, que ha sido demasiado crédula al pensar que encontraría algo fácilmente en sus condiciones. Se regodea en que ha sido una inocentona, diciéndoselo una y otra vez, ya de cachondeo… así que Miki se cabrea, y después de plantarle un cuenco de arroz tamaño XXXXXXXXL (para que se atragante y se calle, supongo), se pira a su cuarto.

Al día siguiente, Shima Hasegawa (Naoko Iijima) está en la peluquería con Sakura, cuando reciben un mensaje de la pobre Miki. Ha vuelto a ser rechazada en todas las entrevistas que ha hecho. Y a Shima se le ocurre una idea para animarla… aprovechar la reunión de chicas de la noche siguiente, e ir juntas a un host club… qué grande es esta mujer.

Por supuesto, mientras Shima se desenvuelve de maravilla y es conocida de los chicos, Sakura, y sobre todo Miki, parecen algo más tímidas.

En seguida tienen a los chicos alrededor, portándose galantemente y tratándolas como reinonas, aunque claro, ellas pagan todo, como es costubre en estos sitios.

last cinderella 6.3

Obsérvese lo bien que lo está pasando Miki. Shima está de ligoteo loco, Sakura por lo menos entabla conversación, y a Miki la pobre parece que la hayan teletransportado a una dimensión alternativa, porque no se integra para nada.

Peeeero de repente, un encantador rubiales guapísimo, uno de los chicos del club, pide permiso amablemente para sentarse junto a ella. Ni siquiera se molesta en disimular, porque su objetivo es Miki, es con ella con quien quiere entablar conversación y es a ella a quien se presenta y hasta le da una tarjeta.

Por su actitud ha adivinado que es su primera vez en un lugar como ese, y su objetivo es hacer que se sienta más cómoda.

Chicas… una cosa que siempre se dice de los host clubs es que los chicos son encantadores, guapísimos… están preparados para enamorar y para hacerte creer que pueden enamorarse de ti, pero siempre es paripé. Simplemente es su trabajo, hacer que estés a gusto, que te sientas en las nubes y que pagues copas. Pero es engañoso, y no hay que caer en la trampa de que algo pueda ir más allá de eso.

Pero es que este chico que se sienta junto a Miki, interpretado por Yamamoto Yusuke, parece incluso tener un interés real en ella, ¿no os parece?

Pues sí, para entretenerla decide hacerle un test psicológico, pero a modo de juego más que de otra cosa. Sin embargo, algo que iba a ser un mero entretenimiento, termina desestabilizando a Miki, porque cada una de las preguntas y respuestas del test, le van recordando las frustraciones que tiene en su vida.

last cinderella 6.4

Miki de golpe se echa a llorar y el chico entra en pánico. Sólo quería entretenerla. ¿Qué ha pasado? Él no entiende nada. Sakura la ve llorar y cree que él le ha hecho algo; Shima también aparece y le pregunta qué le pasa, pero Miki sale corriendo y llorando sin dar ninguna explicación, seguida rápidamente por Sakura.

Confundido, el host se queda pensando qué ha hecho o qué le ha ocurrido, y entonces, justo donde Miki estaba sentada, encuentra algo: uno de sus currículums, que debe habérsele caído. Y con todos sus datos personales.

Pero nos vamos con los chicos porque hay un interesantón encuentro brutal en el Sober. Rintaro está allí como siempre, tomándose algo, cuando aparece por allí Hiroto, que ha quedado con Sakura. El más joven entra, baja las escaleras, ve a Rintaro, ambos se miden con la mirada, se saludan con cierta tensión… Hiroto se sienta también en la barra, pero en el taburete más alejado que encuentra, como si quisiera poner toda la tierra por medio que le fuera posible.

Pero Rintaro no se anda con chiquitas, y tiene una duda que quiere despejar. Después de preguntarle si el apellido que leyó en el periódico es su apellido real, Hiroto le cuenta que en un principio lo era, pero al divorciarse sus padres adoptó el de su madre y así se quedó. Rintaro ataca de nuevo y le pregunta si tiene relación con Choko. Hiroto no lo piensa demasiado y directamente le dice que ella es su hermanastra (lo han traducido como sister in law, que aquí significaría que no tienen relación sanguínea, sino que son hermanos porque sus respectivos padres se han casado).

Pero claro, ahora está eso de que Choko y él hayan fingido que no se conocían, y eso es extremadamente extraño, y Rintaro sabe que debe haber un motivo para ello, y es más, sospecha que el motivo no es nada bueno. Le vuelve a preguntar por qué Sakura no sabe nada de eso.

last cinderella 6.5Hiroto trata de quitarle importancia, diciéndole que tampoco es necesario que lo sepa, pero Rintaro no está de acuerdo. Choko, además de ser una clienta suya de la peluquería, es una persona que Sakura aprecia. Ocultarle una cosa que en realidad no tiene importancia, puede dar la sensación de que hay un motivo detrás no tan poco importante y, por supuesto, nada bueno si es que debe mantenerse en secreto (de hecho Rintaro sospecha que algo hay, claro). Hiroto sigue sin querer darle importancia al tema, y responde que no sabía que Choko era clienta de ambos y que se lo contará a Sakura cuando tenga la oportunidad. Rintaro acepta la explicación, pero sabemos por cómo mira al otro hombre que la desconfianza le puede y mucho.

A continuación vemos llegar a Miki a casa, donde es saludada en la oscuridad por la suegra #hijapucca, que la está esperando cual aparición fantasmal para echarle la bronca. Es demasiado tarde para estar buscando trabajo, y además, Miki huele a alcohol y a tabaco. Le dice que tiene que ser más responsable. Es una madre de familia y no puede estar por ahí de juerga. Enfadada, Miki le responde que ya lo sabe y se marcha, dejando a la suegra alucinada por su primer atisbo de rebeldía. Al entrar a su habitación, Miki se encuentra a su marido durmiendo a pierna suelta en la cama y ocupándola por completo. Ni siquiera tiene sitio en su propia cama…

Mientras tanto, Sakura acaba de llegar al bar, y allí se reúne con Hiroto. Éste le pregunta qué tal les fue en el host club, provocando la sorpresa en Rintaro y Ken. Sakura les cuenta que la salida acabó mal, porque Shima había escogido el lugar para animar a Miki, y parece ser que consiguieron todo lo contrario. Hablan sobre ello, y en un momento dado, Hiroto y Sakura comienzan a tontear, bajo la mirada de Rintaro, que no está nada cómodo con lo que ve, y menos cuando sabe lo que sabe.

last cinderella 6.6Vamos, que su cara lo dice todo.

Hiroto y Sakura se van a una de las mesas buscando más intimidad, y empiezan a ponerse más melosos. Hiroto le hace cosquillas en la orejita, Sakura entra en modo “aynomehagasesooooo”, Hiroto le pregunta dónde puede hacérselo… Y Rintaro, que no ha perdido detalle, simplemente no puede evitar que le siente todo a cuerno quemado y que le cabree en exceso verles así. Por lo tanto, opta por pagar la cuenta y largarse .

¿Y qué ha sido de Shima? Pues ella se ha quedado de picos pardos en el club, y ahora está en un hotel montándoselo con uno de los chicos, pero no se la ve concentrada en lo que está haciendo, y opta por dejarlo estar. Parece ser que las palabras de Kohei han hecho mella en ella y esa vida de aquí te pillo y aquí te mato está dejando de ser divertida.

Sin escuchar las quejas del chico, que protesta porque le han dejado a medias, Shima se viste y se va por donde ha venido.

Y entonces, así, sin previo aviso, de sopetón, cuando no estamos naaada preparadas para defender nuestras cándidas mentes (irónicamente hablando, claro) de cosas que impresonan a lo bestia, van y nos sueltan esta imagen:

last cinderella 6.7Sep, es Hiroto, que está en casa de Sakura dándose una ducha. ¿Por qué? Pues imaginadlo y tal. De hecho, cuando él termina, ella también se va a dar un baño. ¿Por qué?

Pues porque van a… a ver, digamos que Sakura va a dejar que Hiroto le haga cosquillas donde a él le dé la gana.

O sea, que van a pasar un ratito a gusto…

Es decir… whatever, una imagen vale más que mil palabras, XDDD.

last cinderella 6.8Sin embarbo, de golpe Sakura comienza a quejarse de que le duele. Hiroto, sorprendido, le aclara que todavía no ha hecho nada, pero no es la falta de engrase de tuberías (o la existencia de telarañas en ellas) lo que hace que ella se queje, es que de golpe le ha entrado dolor de muelas. Así que, se les fastidia la noche, y Sakura tiene que acudir al dentista con urgencia al día siguiente.

¿Qué tipo de conjunción astral hace que estos dos no puedan volver a ejecutar? Qué mala suerte…

 Al día siguiente, vemos a Hiroto llegar a la casa familiar. Todos se sorprenden al verle por allí, y su madrastra parece gratamente sorprendida. Le ofrece compartir la mesa y cuando él acepta, ella se apresura a servirle amablemente. Choko le lanza una mirada interrogante, y el padre permanece indiferente. Pero hay cierto grado de tensión que nos indica que la situación es un tanto atípica.

Choko, aprovechando la situación, alaba el triunfo de su hermano en el último torneo de BMX delante del padre de ambos, pero ahí es donde tenemos el problema. Mientras para Hiroto es un deporte al que quiere dedicarse por entero, el padre lo considera una tontería adolescente, y básicamente le pregunta cuándo va a dejar de jugar con su bici y dedicarse al negocio familiar.

Lo más sorprendente de todo es cuando Hiroto acepta pensar en ello y da a entender que por fin lo considera una opción factible. En ese momento alucina hasta el apuntador.

Mientras tanto, Sakura ha vuelto del dentista y se pone guapa para la cita con Rintaro y su madre. Y está tan mona con su vestidito, su chaquetita, sus zapatos, el maquillaje, y el pelo peinado, que al verla, Rintaro se queda de esta guisa:

last cinderella 6.9O sea, alucinado. La primera impresión que se lleva su madre, una señora muy guapa y muy estilosa, es que Sakura es una mujer muy guapa (precisamente lo que está pensando el hijo, aajjajaja). Todo ha empezado muy bien… pero a partir de aquí, será todo un completo desastre.

En primer lugar, el restaurante. Rintaro pensó que irían a uno occidental, y sin embargo su madre ha elegido uno totalmente tradicional. Welcome back, palillos! Sakura anda a trompicones, intentando apañarse con los tacones, y antes siquiera de sentarse a la mesa, la “suegra” ya ha detectado el carrerón que se ha hecho en las medias. Pero esta mujer lo tiene todo controlado, porque ella sí lleva uno de repuesto que le presta rápidamente. La señora es cantidad de amable, para que nos entendamos, es el polo opuesto a la suegra de Miki. Comienza la comida, y en el primer brindis, por el efecto de la anestesia del dentista, a Sakura se le derrama fuera de la boca más líquido del que se le derrama dentro. Primer manchurrón. Mientras Rintaro intenta ayudarla a limpiarse, su madre observa. Con la comida, ocurre un tanto de lo mismo, más manchurrones de variados colores, y Rintaro ya desesperado vuelve al ataque con la servilleta. La madre sigue observando, pero reacciona con frases amables todo el rato. Llegan más platos, y si de una señorita recatada se espera que coma como un parjarillo, Sakura deja las espinas del pescado porque ya son totalmente imposibles de tragar. La señora observa que te observa.

Por fin la suegra saca el tema del matrimonio, y mientras Rintaro le deja claro que no tiene prisa para eso, Sakura se pelea con un cuenco que al final sale volando… Rintaro se levanta para ayudarla a recogerlo, mientras ambos entran en uno de sus típicos piques, y la señora observa todavía más. Finalmente reprime una carcajada y sigue comiendo como si nada. Termina la comida y ella propone que vayan a un karaoke. Todos se levantan. Bueno, todos menos Sakura, a la que se le han entumecido las piernas por la posición y no puede levantarse. Rintaro acude a ayudarla ya extremadamente fastidiado… Y es entonces cuando su madre por fin explota y deja ver lo que los repetidos incidentes de Sakura le han parecido. La tía da rienda suelta a su… RISA. Se parte de la risa.

last cinderella 6.10Vemos a Sakura y Rintaro totalmente avergonzados, mientras la suegra-que-todas-quisiéramos-tener explota en carcajadas. Le ha encantado todo lo que ha visto. Los despistes, la torpeza y la forma de ser de Sakura le recuerdan a ella misma cuando era joven, y está muy satisfecha con la novia que Rintaro le ha presentado. Ha aceptado a Sakura como es, de hecho le ha gustado muchísimo, y también ha aceptado que no tengan prisa en casarse, aunque sí expresa que le gustaría tener un nieto. Así que, mientras la parejita (sobre todo el hijo) flipan por su reacción, ella sale toda feliz del restaurante camino del karaoke. Rintaro y Sakura la siguen despacio, porque ella todavía no puede estirar las piernas.

Choko y su hermano también están por ahí tomando algo. Ella está bastante extrañada porque Hiroto haya aceptado así de golpe trabajar en la empresa familiar, y él le confiesa que le fastidia tener que ir a trabajar por la noche después de una cita con Sakura. Choko comenta lo que ya viene intuyendo hace tiempo, y es que Hiroto va en serio con Sakura.

Hiroto calla y otorga. Pero lo que sí que le pide, es que nunca le diga a su novia el motivo real por el que se acercó a ella al principio.

La reacción de Choko es entrar en modo niñata de nuevo, y lamentarse de que Sakura termina llevándose todo (a los hombres de su vida, ajjajjaa, uno tras otro). Se enfada, pega un grito, y sale corriendo de la cafetería, con la mala suerte de que tropieza con la madre de Rintaro, que camina por la calle en ese momento. Choko se detiene, se disculpa, mira hacia adelante, y ve a Rintaro y a Sakura. Él va ayudándola a caminar por su problema con los tacones. Lo que le faltaba a Choko, sin decir nada, sale zumbando en modo llorica, y deja a la fingida pareja bastante preocupada por su expresión. Lo peor de todo, es que Rintaro en ese momento también ha visto a Hiroto, que está dentro todavía, y el cruce de miradas de los dos hombres es bestial. Sobre todo para Hiroto, que tiene que tragarse ver a Sakura con Rintaro, sin poder revelar su presencia para que ella no sepa que estaba con Choko.

last cinderella 6.11

La expresión de Hiroto es para valorar. Se lo comen los celos y no puede hacer absolutamente NADA. Sakura sigue caminando porque no le ha visto, y Rintaro finalmente también sale andando tras ella y tras su madre, ante la impotente mirada de Hiroto.

Ha sido un escenón guapo guapo.

La suegra-que-todos-queremos-tener canta feliz en el karaoke momentos más tarde, y Sakura también se está divirtiendo mucho. Rintaro y ella comentan por debajo el encontronazo con Sakura. A ella le preocupa que Choko haya malinterpretado la situación, recordemos que tiene novio, pero Rintaro le asegura que se hará cargo de aclarar cualquier malentendido que surgiera. Pero sabemos que Sakura no es dada a las mentiras, así que, llevada por sus valores morales, termina confesándole a la suegra cañera que ella y Rintaro no son pareja, y que todo forma parte de un engaño. Le explica que sabe que se les está pasando el arroz, pero que aunque Rintaro la engañó para no acudir al omiai, ambos esperan encontrar sus verdaderas medias naranjas y poder formar sus propias familias con ellas. Termina pidiéndole que tenga un poquito más de paciencia con su hijo hasta que eso ocurra.

Pero el caso es que no la habían engañado. Desde el principio ella se había imaginado que no eran novios, pero el arranque de sinceridad de Sakura hace que ella le guste todavía más. La suegra sabe que Sakura es lo opuesto a lo que Rintaro (se supone que) busca en una mujer, pero le pide a su hijo que si hace algo así para escabullirse de un omiai, entonces busque rápido alguien con quien casarse. Sakura apoya totalmente a su no-suegra y al final ambas mujeres hacen equipo, dejándonos a un Rintaro bastante fastidiado, XDDDD. Tras las acusaciones de Rintario de traición a Sakura (pero con la boquita pequeña), las dos mujeres siguen disfrutando del karaoke.

Volvemos con Miki, que está dale que dale a la búsqueda de trabajo, mientras sigue siendo rechazada una y otra vez. Para más inri, hay alguien siguiéndola por la calle allá donde va. Finalmente, esa persona le da alcance y toca su hombro para llamar su atención. Miki se da la vuelta y se encuentra delante de un chavalote muy guapetón. Ella no le reconoce, porque lleva el pelo de otra manera, pero no es otro que Masanori, el chico del host club.

last cinderella 6.12

Aunque lleva un rato siguiéndola, se hace el encontradizo, y no para hasta que la convence para que tomen algo juntos. Miki le cuenta las dificultades que está sufriendo para encontrar un trabajo de media jornada, y le confiesa que se siente vieja e inútil. Masanori le responde que si no la contratan, es porque es demasiado guapa y distraería a sus compañeros (OLE, OLE Y OLE) y despertaría las envidias de sus compañeras.

Entonces sale con algo que ella no espera. Le dice que se dedica a la compra-venta de acciones, pero como por su trabajo no tiene oportunidad de hacerles seguimiento, necesita a alguien que lo haga por él, y le propone a Miki que sea esa persona.

Miki rechaza la oferta. No tiene ni idea de acciones y no sabe manejar un PC, sacudiendo las manos para darle más énfasis, y Masanori aprovecha para tomarlas entre las suyas… “estas manos están dando lo mejor de sí…me gustaría protegerlas” Ay que nos derretimos todas…

Miki se sorprende mucho, porque no esperaba ni la respuesta ni el contacto físico, y menos cuando él mira esas manos que tiene entre las suyas totalmente embobado… y luego a ella.

Last cinderella 6.13

Masanori le dice que la enseñará a utilizar el PC y a comprender el movimiento de las acciones, y añade que puede trabajar en ello mientras encuentre otro trabajo. Incluso le hace una oferta de salario. ¿Aceptará Miki? Y lo más importante, ¿alquien duda de que a Masanori le iporta un webo de pato si sabe o no utilizar el ordenata o comprende las fluctuaciones bursátiles? No. Este chico tiene un plan, que tiene más que ver con las manos que estrechaba entre las suyas hace un momento (todo el tiempo hasta que ella reaccionó y las retiró), que con la compra y venta de acciones.

Ya de noche, vemos llegar a Hiroto al edificio de Sakura, y allí se encuentra con Rintaro, que sale de él. Otro encontronazo bestial. Hiroto se mosquea sólo con verle, insisto, se lo comen los celos. Rintaro tampoco está encantado de haberse encontrado con él. Y sabe que ha ido a ver a Sakura. Hiroto decide por pasar de largo, pero el otro hombre le pregunta por qué no salió del bar cuando se encontraron, y ya directamente le pide que le diga qué es lo que le está ocultando a Sakura. Hiroto le dice que si quiere arreglar la situación, sólo tiene que empezar a salir con su hermana, puesto que ésta se muere de celos de Sakura y de la relación tan cercana que tiene con él.

Rintaro no tarda ni medio segundo en entender por qué Hiroto se acercó a su amiga, y se indigna. Tanto, que agarrando a Hiroto por el cuello de la chaqueta, le exige que JAMÁS permita que Sakura se entere de eso, y que la deje de modo suave lo antes posible.

Hiroto se suelta de manera violenta, y le deja bien claro que no va a obedecer órdenes suyas. Y es más, le pide que le aclare qué narices tiene con Sakura.

last cinderella 6.14

Rintaro contesta que sólo es un compañero de trabajo, pero Hiroto le dice que ningún compañero de trabajo es tan amable ni se preocupa tanto por una compañera, y añade que la mejor forma de protegerla sería saliendo con Choko. Rintaro no puede creer lo que oye. Hiroto le ha dado la versión totalmente cabrona de la historia. Le ha dejado saber sus verdaderos motivos para acercarse a Sakura y acaba de quedar como un sinvergüenza, y todo por echarle un cable a su hermana. Y por supuesto, no le da la versión completa, que es que ha terminado coladito por Sakura.

Rintaro lo mira flipando por su desfachatez mientras el chico se dirige al interior del edificio.

Más tarde, en casa de Sakura, tanto ella como Hiroto están jugando una partidilla al Othello, pero los dos están tensos y nerviosos. Ella, porque le prometió distanciarse de Rintaro y resulta que ha pasado la tarde fingiendo ser su novia. Y él, pues porque sabe que debe confesar sí o sí el modo en que entró en su vida.

Ambos intentan comenzar a hablar con el otro a la vez, pero finalmente es Sakura la que hace su confesión la primera, y vemos cómo Hiroto respira tranquilo al darse cuenta de su sinceridad, y esto toca su corazoncito, mientras ella se deshace nerviosamente en explicaciones y le pide perdón en varias ocasiones.

last cinderella 6.15Hiroto está MUY aliviado al ver que ella no le ha ocultado su cita con Rintaro, aunque ésta fuera falsa… pero también está aco*onado porque ahora le toca hablar a él, y lo suyo comparado con lo de Sakura, es bastante más grave.

Le responde que él también debe disculparse con ella, y con mucha dificultd, le confiesa que ha estado mintiéndole en algo desde el principio…

Con la mirada de ella sorpendida, y la de él todavía más aco*onado, termina el sexto capítulo de “Last Cinderella”.

¿Se atreverá realmente Hiroto a confesarle toda la verdad, o se arrepentirá en el último momento? ¿Cómo reaccionará Sakura? Si habéis visto la preview del séptimo, estaréis ansiosas por responder a estas y muchas otras preguntas que os hayáis hecho. Yo realmente lo estoy, ajjajajaaa.

Como siempre, os dejo el listado de episodios anteriores aquí.

En cuanto a las próximas revisiones, ya os habréis dado cuenta de que ésta sale el mismo día en que se ha emitido el capítulo siguiente. Esto ha ocurrido por dos motivos. El primero, que esta serie tarda más en tener traducciones de lo acostumbrado, y el segundo es que voy cortísima de tiempo en estos momentos, y dado que una revisión lleva su tiempo y la tengo que hacer a ratillos, no puedo ir más rápida. Pero ya sabéis que lo que se empieza se termina, y las revisiones de este jdrama saldrán contra viento y marea, sed pacientes que no la voy a dejar. Está cada vez más interesante, así que, como para dejarla, ajjajajajaaa.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Last Cinderella, revisión capítulo 6

  1. ARI8 dijo:

    Lo de Hiroto se está poniendo muy negro, pero estoy deseando que se descubra todo el pastel de una vez, que ya va siendo hora.

    La madre de Rintaro me encanta, es la leche esa señora y desde luego sabe mejor que nadie que lo mejor para su hijo es Sakura, sin duda alguna.
    Y al hijo, es que se lo comen los celos cuando ve a Hiroto y sobre todo, cuando sabe que Sakura está con él. Además, me encantó cómo se quedó de embobado al ver a Sakura arreglada.

    A la suegra y el marido de Miki, es que me los cargo, dan tanto asco que ni enchufándote el primperán en vena, al igual que pasa con la petarda.

    Y estoy deseando a más no poder que Miki acabe liada con Masanori, que desde luego el chaval tiene un piquito de oro a la hora de dejarla fuera de juego. Pero de esa manera, el marido de Miki sufriría lo que no está en los escritos y con un poco de suerte a la suegra le da un chungo muy chungo y se libra de ella.

  2. Muchas gracias por tus revisiones!!!! Por el momento sigo este drama por acá ya que no se ingles y las traducciones en español tardan muchísimo!! así que te estoy totalmente agradecida!!! y que lindo que es Yamamoto Yusuke!!! justo ahora estoy viendo Ouran High School Host Club con el de prota!!!!

  3. Daydream dijo:

    Jajaja yo a este chico ya no puedo sacarlo de su papel en Ouran Host Club y me lo ponen también de Host aquí XDDDDD Lo que no estoy segura es que vaya a jugar papel de ‘bueno’ aquí… mala espina me da a mí jajaja

    Qué grande la madre de Rintaro. #RintaroTeam foreva.

    La escena de cama entre Hiroto y Sakura… os juro que pensé que era un sueño de ella y que se despertaba en el dentista XDDDD Es que era ‘tan preparado’ que me parecía irreal. Ya sé que es la costumbre/ritual que se estila allí pero… jajaja es que cuando lo pienso jajaja…
    – ‘atenta que voy, eh?’
    – ‘vale venga, a ver qué tal’
    jajaja será que a mí me puede el calentón, no sé XDDD

    • Nuna dijo:

      Jajjajaja toda la razón del mundo. No se puede ser más rígido y más frío en un momento donde prima la pasión y el descontrol. Eso tendría que haber sido un revoltijo de miembros, pero parece que estén ahí de charla o algo. No me quejé porque viene siendo fácil en un drama japonés que ni beso haya y en este han metido dos escenas de cama ya (la primera infinitamente mejor, vamos), pero si a mí se me comporta así un tío, juraíto que mínimo pienso que es la primera vez o algo, ajajjajajajjaa.

  4. elbitagin dijo:

    GRACIAS POR ESTE MARAVILLOSO TRABAJO! FIGTING!!!! Dios te bendiga.

  5. melrose dijo:

    Me da, no puedo de tanto amor, estoy brutalmente enceguecida, haga lo que haga solo puedo ver el lado dulce de Hitaro, cada gesto suyo para Sakura para mí es invaluable, de hecho hasta siento un poco de pena que en la preview veo que los protas¿? se besan, primera vez que me pasa. Nos leemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .