Last Cinderella, revisión capítulo 5

Por Nuna para Bombasoju

last cinderella 5.10

La princesa Sakura está triste, ¿qué le pasa a la princesa?

Muy fácil y a la vez extraño de narices: el Príncipe ha dejado a la Cenicienta más tirada que una colilla, humillación máxima cuando ya se realiza delante de toda la corte de la princesa…

¿Y qué dragón maldito, qué trampa mortal, qué hechizo malvado ha alejado a Mister Perfecto de su vera?

Una cicatriz. Así de simple. Una cicatriz y el sentimiento de culpabilidad evidente por la mera existencia de esa señal.

last cinderella 4.12

Mientras Sakura Tohyama (Ryoko Shinohara) esperaba y esperaba y desesperaba en el bar de Ken, Hiroto Saeki (Haruma Miura), el Charming de esta historia, estaba cambiando misteriosamente su profesión de piloto de BMX por la de besador de cicatrices.

Ya sabemos que salió zumbando de la misma puerta del bar de Ken, a una llamada de la pirada de Choko, que estaba en plena explosión rabioso-destructiva, y que le montó un número bastante guapo.

Y así, a las tantas de la noche, la princesa Sakura vuelve sola, sin príncipe, sin coche de caballos o calabaza en su defecto, cuando a las puertas de su edificio, en la oscuridad del pequeño templo que hay junto a él, oye voces sugerentes…

Y sorpresón. Las voces sugerentes no son otras que las de su hermano pequeño, Satoshi, y Rie, la novia de éste, que acaban de fugarse juntos. La parejita, pese a conocerse sólo dos meses, está muy enamorada y quiere casarse. La que no haya detectado el puntazo loco irresponsable de Satoshi desde el minuto cero, que ponga el capo desde el principio, jajajjaaaa.

Sakura sin embargo, les da alojamiento en su casa, y escucha flipando la última trastada de su hermano, y sabiendo que su madre, que le había llamado por el camino preguntando por él, va a volver a hacerlo una y otra vez.

Pero esto no es todo, porque la cosa se complica. Llaman al timbre, y al mirar en la pantalla del telefonillo, ahí está Hiroto, que se ha presentado sin avisar también.

Sakura está enfadada con él y no quiere abrirle, pero Satoshi sí quiere saber quién es, qué hace allí a esas horas, y qué relación tiene con su hermana, así que, con el telefonillo descolgado, empiezan a discutir entre ellos, que si abro, que si no abro, mientras Hiroto flipa en colores tras la puerta porque lo está escuchando todo.

https://bombasoju.wordpress.com/

¿Ande me he metido yo?

Al final, aprovechando un descuido de Sakura, Satoshi abre la puerta como las balas, y ahí tenemos a Hiroto, en medio de dos hermanos que hablan como locos. Lo primero que hace es disculparse con una reverencia de 90º, y decir que le ha sido imposible acudir a la cita con Sakura. Satoshi le pregunta la edad sin más preámbulos, y se sorprende al enterarse de la diferencia que hay entre él y su hermana, pero no tarda en arrastrarlo de la mano al sofá para hacer el típico interrogatorio propio de un hermano al novio de su hermana.

Hiroto no tiene ni tiempo de contestar, porque la madre de Sakura llama por teléfono y Satoshi entra en pánico. Le dice a su hermana que conteste ella y que le diga que no piensa volver, porque va a buscar trabajo en Tokyo.

Mientras el teléfono suena, y los dos hermanos no paran de dar voces, tenemos a Rie preparando tranquilamente té para todos, y a Hiroto alucinando colorines por la situación.

Sakura contesta el teléfono, y Satoshi vuelve a centrar su atención en Hiroto. Le intriga saber por qué sale con su hermana, ya que no puede desplumarla porque no es rica. Y como todo hermano que se precie, lanza la típica advertencia: “si estás haciendo el palomo con ella y no vas en serio, ya puedes estar haciéndote humo, chavalín”. Bueno, no le dice eso exactamente pero el significado es análogo.

El careto de Hiroto es para valorar…

last cinderella 5.2

Tras tranquilizar a su madre, Sakura se reincorpora a la conversación. Ha alcanzado un acuerdo: la madre intentará buscarle un trabajo a Satoshi, pero siempre que él vuelva a casa. Y él no está nada de acuerdo con el plan. Sakura se preocupa entonces por la familia de Rie, pero Satoshi le explica que no hay problema con eso, porque los padres de la chica están divorciados y ella lleva tiempo viviendo sola, así que, nadie está en casa angustiado por su fuga.

Sakura le dice a la parejita que se pueden quedar esa noche en casa, y vemos que Hiroto aprovecha que han tocado el tema de dormir para largarse cagando leches, pero Satoshi lo detiene. Quiere aprovechar que están los cuatro para echar una partidita al Othello (juego parecido a las damas). Este tío está como una cabra… Son las tantas de la noche, tiene un problema familiar importante, por no hablar de un futuro incierto, y quiere jugar a juegos de mesa.

A Hiroto le vuelve el color al cuerpo y la sonrisa a la cara cuando Satoshi promete venganza por sufrir derrotas constantes jugando con su hermana en su época estudiantil, y se pone a jugar con ellos.

Nos vamos con Miki Takeuchi (Nene Otsuka). Está llegando a casa después de la fallida reunión con las demás, cuando, al abrir la puerta, se da cuenta de que su suegra ha dejado la cadena puesta con toda la mala baba del mundo, para que al llegar tuviera que despertar a Kohei Takenouchi (Shozo Endo). Miki le señala a su marido la mala leche totalmente explícita del hecho en sí, y él, como siempre, defiende a su madre. Ella le hace saber que está más que harta de tenerla allí, y Kohei le promete que hablará con su hermano para que vuelva a su casa.

Volvemos a casa de Sakura, donde la cosa se pone interesante. Satoshi y Rie ya están instalados en la habitación de nuestra prota, y ella ha improvisado una cama en el salón para ella y para Hiroto, que se relaja y se pone cómodo.

last cinderella 5.3

Qué monos, poldioooo!

Se acuestan uno al lado del otro, y ante el ataque de timidez que les entra a ambos, se ponen a hablar de cosas intrascendentes, hasta que Hiroto se pone en modo nostálgico, y le confiesa que la envidia, porque él no tiene hermanos con los que contar.

Sakura, toda tierna ella, le agarra de la manita, y él entrelaza sus dedos alrededor de los de la mujer. Esto le da alas al chico, que ya entra en modo “estamos juntos y solos” e intenta darle un beso. Y está a punto de conseguirlo, cuando los susurros de Satoshi y Rie los interrumpen. Satoshi está intentando convencer a su novia para darse un pequeño revolcón. Se callan, y es cuando Hiroto vuelve a la carga, pero otra vez los susurros en la habitación los interrumpen (joer, ¿por qué no les motiva en lugar de cortarles?).

En realidad a Hiroto sí le motiva un webo, e incluso le dice a ella que le están entrando ganas de hacer lo mismo, pero Sakura se decide por aporrear la puerta de su habitación con todas sus ganas, pidiéndoles que dejen de hacer el tonto, mientras que Hiroto se parte la caja al escucharla.

Al cabo de un rato, vemos que Hiroto se ha dormido, mientras que Sakura está desvelada. Tiene al chico ahí, a mano, y la situación no está como para conciliar el sueño fácilmente.  Pero cuando lo hace, lo hace a conciencia, porque al amanecer, vemos que la situación es al contrario. Tenemos a Sakura durmiendo como un tronco y roncando, mientras que Hiroto la mira con… ¿devoción?

Ya sabéis lo que opino de cuando alguien mira a otro alguien mientras duerme… Cuando una persona babea viendo a otra dormir, es amor, os lo digo yo. Y ahí tenemos a Hiroto sonriendo mientras Sakura ronca a pierna suelta.

Y están monísimos cuando ella se despierta por fin, porque la situación es super mona, y porque lejos de asustarse por los pelos que lleva ella, Hiroto está encantado de la vida.

last cinderella 5.4

Cuando ella se incorpora y toda tierna de nuevo, le dice que está feliz de despertarse junto a él, y le echa la colcha por encima, Hiroto explota y le entra un ataque de risa. Un ataque de risa que no sé si es por el pelo de Sakura, por su actitud de quinceañera monosa, o porque en realidad está tan nervioso y atontolinado como ella. El caso es que se levanta entre risas, se despide de ella, y se marcha a entrenar con la bici, pues tiene un torneo que está al caer.

Al cabo de un rato, la tenemos en el salón de belleza trabajando. Allí también está Choko, que le pide disculpas a Rintaro Tachibana (Naohito Fujiki) por su arrebato del último día… si no lo recordáis, se trata de aquel momento en que se le echó encima y lo morreó por la jeta:

last cinderella 3.10

Rintaro trata de restarle importancia a lo sucedido, pero Choko, para que la perdone, le regala unas entradas para un importante partido de béisbol. Comentándolo con los compañeros, una de las empleadas afirma que Choko está enamorada de Rintaro, pero él ni siquiera les da bola, aunque parece preocupado por lo que dicen. Estoy lejos de creer que él no se hubiera dado cuenta con lo observador que es. Creo que lo sabe perfectamente, pero que se hace el loco para no darse por enterado.

Al mismo tiempo que esto ocurre, tenemos a Satoshi en la oficina de empleo, rellenando solicitudes para buscar uno, con la ayuda de Hiroto. Satoshi se interesa por la aficción de Hiroto, y éste le cuenta cómo llegó a ser piloto de BMX. Después de asistir a un torneo con su madre, se enamoró de este deporte, y comenzó a practicarlo. Pero Satoshi tiene también curiosidad por saber si con el BMX puede ganar lo suficiente para vivir, sobre todo por la posibilidad de que esto no sea así, y por ello esté saliendo con Sakura… Sin embargo es el propio Satoshi el que recibe una paga de Sakura, y aunque tenga treinta años, y un par de buenos brazos para ganarse las habichuelas (o lentejas, o garbanzos, o la legumbre que queráis, jeejjejejejeee), no parece muy avergonzado por vivir a costa de su hermana.

Volvemos otra vez con Miki, que está haciendo limpieza en casa, mientras su suegra sigue en plan fastidiosa. A Miki sólo le queda escaparse de vez en cuando y esconderse en su propia casa para disfrutar de unos instantes de tranquilidad.

Por otra parte, Shima Hasegawa (Naoko Iijima) está como siempre en el gimnasio, dando clases y ligoteando aquí y allá sin parar, mientras un misterioso hombre (bueno, creo que todas sabemos quién es), la sigue a todas partes e intenta sabotearle las citas. Sí, es Kohei, que la sigue hasta el interior de un hotel y se hace el encontradizo por los pasillos. Pero claro, estamos hablando de Shima, y no cuela. Ella se enfada, y salen del hotel peleando. Shima quiere que la deje en paz, y Kohei insiste en que ella le importa y no puede permitir que se haga daño llevando esa vida promiscua que lleva. Shima le pregunta muy desafiante y enfadada si no estará insinuando que está enamorado de ella, y Kohei no lo niega, añadiendo que de no ser por la existencia de Miki, no sabría lo que habría pasado entre ellos.

Nota: de no ser por la existencia de Miki no, amigo mío, de no ser por los continuos rechazos de Shima, y por la declaración en huelga de tu mini amigo, guapo, que tú siempre andas bien dispuestomentalmente hablando.

En este punto, Shima le pregunta si podría decirle eso a su mujer a la cara, y al ver que él se asusta, le hace ver que su mujer todavía le importa, para después proponerle que se tomen una cerveza en plan colegas.

La situación ha acabado muy bien, ¿verdad? PUES NO. Porque Sakura y una empleada de la peluquería, que pasaban por la puerta del hotel en ese momento, les han visto salir juntos y han presenciado su acalorada discusión.

last cinderella 5.5La cara de Sakura es todo un poema, y cabizbaja por lo que ha visto, llena de dudas por lo que pueda suponer, se dirige al bar de Ken, donde también está Rintaro. Como no sabe qué hacer, les cuenta a los dos hombres lo que acaba de ver, pero omitiendo los nombres de los protagonistas, aunque Rintaro, que es muy espabilado, enseguida se da cuenta de que está hablando de Shima y del marido de Miki, y con su ya permanente rapidez mental y prudencia, le aconseja que no haga suposiciones sin hablar primero con los interesados, porque podría tratarse todo de un mal entendido.

Así que, al día siguiente, en la clase de Shima en el gimnasio, y con Miki al lado, Sakura no puede evitar sentirse nerviosa y preocupada. Miki le está contando cómo Kohei se muta en un niño de cinco años cuando está su madre delante, y Sakura la escucha mientras le echa miradas a Shima, que parece tan normal como siempre.

Al final, sin poder guardarse más lo que sabe, le pregunta a Shima directamente, aprovechando un momento en que Miki no está cerca. Su amiga niega rotundamente que tenga una aventura con Kohei, y le dice que, aunque no puede contarle por qué se ha visto con él, tiene que confiar en ella y no pensar en cosas raras. Sakura decide confiar en ella.

Pasamos a Hiroto, que ahora está acompañando a Choko a comprarse unos modelitos. Mientras la chica está en el probador, él observa con una sonrisa boba una foto suya con Sakura que tiene en el móvil.

last cinderella 5.6

Ella le ha visto, como podéis observar, así que, le pregunta si le va bien con Sakura. Fingiendo indiferencia, Hiroto le responde que sólo está haciendo lo que ella le ha ordenado, pero Choko opina que es posible que esté yendo con Sakura más en serio de lo que quiere hacer creer. Hiroto, sin responder, se levanta y se escabulle fuera de la tienda para llamar a Sakura. Está claro que la echa de menos.

A ella la llamada la sorprende en el templo que hay junto a su edificio, intentando comprar un amuleto que le dé suerte para su torneo. Tienen una conversación corta sobre Satoshi, pero es la típica llamada de enamorados, con frases melosas y vocecitas tiernas. Después de quedar para más tarde cuelgan. Hiroto tiene detrás a Choko observándole con mala cara, y Sakura tiene detrás a un equipo entero de rugby esperando a que termine de hablar y se quite de en medio para que la encargada del templo les atienda… pero ambos estaban tan absortos en la conversación que ni se habían dado cuenta de que tenían público.

Shima, por su parte, vuelve a sorprender a Kohei siguiéndola, y se lo lleva a tomar algo para ponerle las pilas. Está decidida a no verle más, y a que él busque la ayuda con su problema donde debe, que es en el médico. Para convencerlo, le cuenta la historia de su fracaso matrimonial, el cuál reside en que, ante la dificultad para concebir, ni ella ni su marido quisieron ir al médico, hasta que la amargura y el resentimiento acabaron con su relación. Y no es que Shima esté descontenta con su vida de soltería actual, pero piensa que si hubiera puesto medios, y hubiese hecho lo que debía, quizás ahora tendría otra muy distinta.

También le cuenta que Sakura los vio la noche anterior al salir del hotel, y le hace entender que podría haberse tratado de Miki perfectamente. Kohei insiste en que no han hecho nada (aún) de lo que deban avergonzarse, pero cuando Shima le responde si puede decir eso mismo sin sentir nada de culpabilidad, Kohei acaba rindiéndose. Y espero que esta vez sea cierto y no acose más a la pobre Shima. Ella no es sexóloga, y a mí siempre me ha dado la impresión de que él la busca para algo más que para una consulta de sexología.

last cinderella 5.7

Y espero que sea de verdad que no vuelvan a meter el remo ni a verse a escondidas, porque Miki ya ha caído en la tentación de cotillearle el móvil a su marido… menos mal que no ha encontrado nada.

Y nos vamos de Málaga a Malagón. O de Guatemala a Guatepeor, como queráis. Porque tenemos a Rintaro tan tranquilo, viendo el partido de béisbol del que Choko le regaló las entradas, cuando de repente, ésta aparece y se le sienta al lado, como si hubieran quedado y fuera lo más del mundo que estuvieran allí juntos. Síp. La tontería de las entraditas de la disculpa, no era más que una excusa para tener una cita con él.

Pasamos al bar de Ren, donde Sakura y su príncipe están juntos, haciendo planes para el torneo del día siguiente. Tanto las amigas de ella, como Satoshi y su novia quieren ir a verle competir, y pensando en el plantón del último día, Hiroto se propone hacer un buen papel en el torneo para impresionarlas y compensar la mala imagen de él que puedan tener.

Rie llega al local y se sienta con ellos, pero no es la única que llega. También lo hacen Rintaro y Choko, él visiblemente incómodo, y ella como si llevara al lado al mismísimo Brad Pitt (o cualquiera que os guste un chorro en su defecto).

Hiroto y Choko intercambian una rápida mirada, pero deciden fingir que no se conocen. Sakura bromea con Rintaro sobre la posibilidad de que esté saliendo con Choko, y éste, nada contento con la idea, aprovecha la primera ocasión para quitarse de en medio, e irse con la loca de la pradera a una mesa retirada.

Satoshi llega también, y se une a su hermana y compañía en la barra. Está bastante mosqueado porque le está costando mucho encontrar trabajo y se siente muy desanimado. Pero no tanto como para no pedirle dinero a su hermana, con la excusa de que necesita ropa adecuada para continuar su búsqueda de empleo.

Sakura va directa a pegarle la bronca, pero no puede decir ni una palabra, porque es Rie la que, enfadadísima, le cruza la cara con una sonora bofetada.

last cinderella 5.8

Rie le grita que está harta de que se aproveche de su hermana, de que se comporte como un irresponsable y un niñato, y de que no sepa ni tenga la intención de buscarse la vida por sí mismo y sin depender de nadie. Y después de esto, se va enfadadísima, dejando a todo el bar con la boca abierta.

Sakura no tarda en salir tras ella, viendo que el idiota de su hermano ni se ha movido, de lo flipado que se ha quedado por la reacción y por las tres verdades que acaba de soltarle su novia. En casa de Sakura, Rie le reconoce que ella también es culpable por haberle seguido el juego a Satoshi al escapar con él, y que esto pueda arruinarle la vida, pero Sakura la tranquiliza. Rie no es la culpable de que Satoshi no sea capaz de tomar las decisiones correctas, pero lo bueno es que esa decisión de fugarse, ha sido la primera cosa que él ha hecho por su cuenta en toda su vida, y eso, a la larga, también es algo positivo. Y por eso, porque en el fondo Sakura cree que Rie está teniendo una buena influencia sobre su hermano, le pide que si todavía le quiere, tenga un poco más de paciencia con él.

En cuanto a Satoshi, es Hiroto el que termina escuchándole las penas. Ambos pasean por la calle y Satoshi al final tiene que reconocer que todo lo que le ha dicho Rie es cierto. Hiroto, entonces, le pide que lo acompañe a un sitio.

Un sitio que no es ni más ni menos que el trabajo a tiempo parcial que tiene como mozo de almacén por las noches, cosa que responde perfectamente a la pregunta previa de Satoshi sobre si se podía ganar la vida como piloto de BMX. Hiroto quiere respondérsela, y de paso, darle una lección de cómo a todo el mundo le cuesta buscarse la vida y salir adelante. Aunque le pide (por orgullo), que no le hable de ese trabajo a Sakura. En realidad no ha tenido mucha oportunidad de desarrollar su carrera profesional. Poco después de debutar, con 19 años, una edad ya tardía para comenzar en ese deporte, sufrió una lesión que lo ha tenido apartado de la competición hasta ahora, así que, el torneo que va a disputar, es un comeback en toda regla, y puede que sea su última oportunidad en la competición profesional. Su sueño es poder dedicarse profesionalmente a ello, conseguir sponsors y competir en serio, para no tener que buscar ningún trabajo por horas que le ayude a mantenerse, y para poder vivir de lo que más le gusta hacer. Y si por algún casual no lo lograra, no va a ser porque no lo intente con todas sus ganas.

last cinderella 5.9

Al escuchar todo esto, Satoshi sufre un ataque severo de admiración por Hiroto (y nosotras de amor, dicho sea de paso). Ya no sólo por salir adelante incluso haciendo trabajos pesados, sino por no perder su sueño, y por tener un objetivo en la vida del que él carece, porque ni siquiera sabe qué quiere hacer.

Hiroto le pide que no diga tonterías, ya que se puede decir que en ese momento su sueño puede ser perfectamente el de hacer feliz a Rie. Y después de mencionar por encima el divorcio de sus padres, le propone a Satoshi encontrarle trabajo en el almacén… Emocionado, Satoshi le hace una reverencia de 90º y le encarga el cuidado de Sakura. Hiroto, emocionado a su vez, le devuelve la reverencia… Creo que en ese momento está recibiendo una aceptación que no ha recibido antes, y que Satoshi le encarge el cuidado de alguien tan importante para él, le ha llegado bastante.

De vuelta a casa de Sakura, Satoshi hace las paces con Rie, y deciden juntos volver a casa y buscarse la vida allí.

Qué bonito está siendo este capítulo, ¿eh? Todo es sentimiento y confesiones, y momentos de emoción o felicidad… O no todos.

Porque en este cuento, si hay una bruja malvada, esa es Choko, y afortunadamente, no vamos a tener que esperar al final del mismo para que reciba su merecido, o por lo menos, una parte de lo que merece.

Y es que la tenemos ahí a ella con Rintaro en el bar, feliz como una perdiz (las perdices se las comen al final de los cuentos, no digo nada y lo digo todo), totalmente convencida de que Rintaro y ella son novios o algo, cuando, al proponerle una siguiente cita, recibe el golpe sincero y directo de este hombre. Y es que Rintaro, ha dejado de intentar hacerse el duro con teorías tontas machistas, y últimamente, cada vez que abre la boca, es para coronarse más y más. Al oírla hablar de cita, corta por lo sano. Para él, ni la pequeña salida que han hecho es una cita, ni está dispuesto a tener ninguna con ella, porque simplemente no puede verla más que como a una hermana pequeña.

Choko reacciona fatal, diciéndole que, como había pensado, lo que le ocurre es que está enamorado de Sakura, y se larga corriendo sin dejarle siquiera contestar.

last cinderella 5.10

“- Como yo pensaba, estás enamorado de Sakura”.
“- ¿¿EEEEIINGGGG??????

Rintaro flipa por lo que ella le acaba de decir, y lo comenta con Ken como si fuera una burrada máxima. Pero la respuesta de Ken lo termina de dejar KO: “ah, ¿es que no estás enanorado de Sakura?“. XDDDDDD. Parece que todo el mundo opina que sí, pero Rintaro lo vuelve a negar. Y suena sincero… ni se ha dado cuenta de que sí la quiere, chicas… o finge estupendamente, que puede ser.

Amanece un nuevo día, y ahí tenemos a Sakura, Shima, Miki, Satoshi y Rie, que han ido a ver a Hiroto y están en las gradas. Sakura está nerviosísima, y también muy cansada, porque no ha podido pegar ojo en toda la noche por los nervios. Encima, ver la clase de piruetas que están haciendo los chicos, no la tranquiliza, pues ahora está valorando los riesgos de lesión que va a correr Hiroto ante una fortuita caída. Se encuentra tan mal, que hasta tiene el estómago revuelto, así que se va en busca de un servicio.

Por el camino, se encuentra una pelea. Hay varios matones dándole una paliza a un chico que está en el suelo. Y cuando ve al chico en cuestión, y se da cuenta de que es Hiroto, no duda en ir al rescate. Ella no lo sabe, pero esos matones son peligrosos y han ido con la intención de hacerle mucho daño a Hiroto, más que nada, porque son unos amiguitos que Momo (ya decía yo que no se había quedado tan contenta como decía con la ruptura) ha enviado para que le den una lección por dejarla. Y claro, ahí están en ello, cuando Sakura interviene. Consigue alejarlos de Hiroto, y está manteniéndolos a duras penas a raya, pero cuando se enteran de que es la nueva novia del chico, se ponen mucho más agresivos, y están a punto de pegarle a la propia Sakura, cuando unos miembros de la organización del torneo les hacen huir.

Hiroto lo ha visto todo desde el suelo, y cuando ella cae agotada a su lado, la abraza con alivio y hasta desesperación.

last cinderella 5.11Gracias a Dios que no te ha pasado nada“, le susurra, y creo que es totalmente sincero en  todos los sentimientos que nos está dejando ver en este momento. Sakura se vuelve hacia él, a ella sólo le importa saber si está bien o no, pero Hiroto la regaña por haberse puesto en peligro y vuelve a soltar otra frase desesperada y lastimera: “No vuelvas a hacer algo así jamás. Si algo te hubiera pasado, yo… yo….

Sakura se disculpa, y él parece tranquilizarse, porque estaba realmente asustado por ella. Por fin sonríe, y le reconoce que ha sido estupendo verla defenderlo de esa manera, y que está muy feliz por ello. Después de darle otro achuchón y de revisarle por encima y curarle las heridas, Sakura vuelve a la grada porque Hiroto, dolorido o no por la paliza, tiene que competir.

Si antes estaba tensa, saber que Hiroto saldrá todo golpeado a jugarse el físico con la bici, hace que Sakura esté más nerviosa que nunca.

Por fin llega el su turno, y Hiroto, todo chulo él, sale con su bici a ponerse en la salida. Miki y Shima lo ven por primera vez, y se muestran encantadas con él. Cómo no van a estarlo con ese porte y esa pinta y mirada cómplice con sonrisa final que le dedica a Sakura antes de empezar… ÑAFHAÑKSDHKFAÑDSFJAD

Pero si estaban impresionadas por esto, ya alucinan en colores al verlo en acción, porque vaya tela de número que monta el tío, con mención especial al salto mortal hacia atrás que se pega en plena carrera… yo todavía lo estoy flipando.

last cinderella 5.12

Me encanta la expresión de Shima y Miki en el primer contacto visual con Hiroto, en serio. Están EN-TU-SIAS-MA-DAS con el yogurín que se ha agenciado su amiga.

Sakura sin embargo lo está pasando fatal, ha bajado de las gradas y se ha acercado a la pista tanto como las vallas de contención la han dejado, y alterna saltos nerviosos, con llevarse las manos a la cara para no verle, con miradas preocupadas y puños apretados.

Y claro, ahí se queda ella, a pie de valla, hasta que terminadas todas las mangas dan los resultados. Y sí, joer, al doble que hayan pillado para hacer de Hiroto compitiendo, que nos lo vayan subiendo a un altar (joer, ese mortal hacia atrás sigo sin digerirlo), porque el nivel es totalmente BRUTAL.

O sea, en resumen, que Hiroto gana el primer premio. Hiroto sube al podio y recoge con chulería su trofeo, levantándolo para Sakura, que está encantada de la vida en su valla. Pero una vez que él ha conseguido su objetivo, que la tensión, el miedo, los nervios y la adrenalina desaparecen, Sakura sufre un bajón que la deja desmayada en el suelo. Sus amigas y su hermano bajan corriendo de las gradas, pero el que sale también zumbando hacia ella, sin importarle ni el triunfo ni el podio, es Hiroto. La agarra entre sus brazos, y con expresión muy preocupada, se dispone a salir del recinto con ella, cuando le vemos de espaldas pararse… mirarla… acercar su cabeza a la de ella… mantenerse ahí, pegadito unos segundos…

last cinderella 5.13

Y luego volverse, sonriendo, para decirles a los demás que no se preocupen, que sólo se ha quedado dormida, y seguir avanzando después con ella en brazos. Pero eso no es NADA, joer, porque cuando Sakura, en su inconsciencia, y entre ronquido y ronquido, le felicita por haber ganado, esa MIRADA que él le echa, ya no tiene palabra ni descripción posible, para luego terminar con una preciosssa sonrisacazazaañasjdfañkdsfakjñdfañdsfahds!!!

last cinderella 5.14

¿Alguien puede con su vida??? PORQUE YO NO PUEDO, ¿SABÉIS? Esta escena para mí, por cómo refleja todo lo que Hiroto siente (me atrevo a afirmar ya, sin dudar, que está ENAMORAO hasta las trancas, niñas) es mucho mejor que la de la noche juntos, pero de LEJOS. Y esta expresión final, de deleite del chico, es que no puedorrrrrrrrr ñsdfjñadñshfakdshfñkadshfñkasdf.

Seeeriously, me ha MATADO.

Menos mal que estamos hacia el final del capítulo y no nos va a dar más subidones, porque ya no se puede aguantar MÁS.

Bueno sí, nos queda verle irse todo feliz con Sakura mientras la prensa los mata a fotos, y que salgan en los periódicos al día siguiente. Cuando Rintaro llega al bar de Ken, éste no tarda en enseñarle el artículo que claro, está presidido por la foto de Sakura toda sopa en brazos de Hiroto. Lo bueno es que las críticas que han hecho de su actuación son geniales, por lo que el sueño de este muchachote está cada vez más cerca.

Sin embargo, nos queda la puntilla final, ese algo que nos va a matar de la inquietud hasta la semana que viene (no tanto como la MARAVILLOSA preview, por cierto). Y es que en el periódico viene el verdadero apellido de Hiroto, que no es otro que Ogami, además de que se especula con que él en realidad sea el hijo mayor de un importante empresario…

Rintaro se queda pensativo. Acaba de recordar que Ogami también es el apellido de Choko. Y Choko también es la hija de un importante empresario. Rintaro deduce rápidamente que Choko e Hiroto son hermanos… igual de rápido que cae en la cuenta de que fingieron no conocerse cuando se encontraron la noche anterior, y eso es MUY raro.

Pues bien chicas, despejada la duda: SON HERMANOS. Respiremos tranquilas que la besada de cicatriz del capo anterior era fraternal, menos mal. Si ya no aguantaba a Momo, verle liado con Choko en plan romántico habría sido de abandono del drama, XDDDDDD. Son hermanos. Una cosa más que sabemos. Ahora nos queda por saber qué narices pasó para que él renegara de su familia, y qué narices pasó también para que se sienta tan culpable por esa cicatriz que tiene su hermana.

Pero lo más importante, lo más IM-POR-TAN-TE de todo, es contextualizar cuanto antes esas PEDAZO de imágenes que nos ha dado la preview del sexto capítulo, porque MADRE MÍA cómo está el PATIO.

Y así me despido. Ya sabéis, si véis esta entrada fuera de BombaSoju, es que nos la han robado, así que, os pedimos que la leáis en el blog original. Y si por algún casual queréis ver también las revisiones de los capítulos anteriores, os dejo como siempre el enlace aquí.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas japoneses, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Last Cinderella, revisión capítulo 5

  1. ARI8 dijo:

    Otra a la que Hiroto mató durante todo el capítulo, porque sí, ya se ve que está colado hasta las trancas y que no quiere que la ZP lo sepa porque se puede liar parda, porque aunque sea su hermana es como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer.
    Están tan monos juntos que me han podido, en serio, por no hablar de la lección que le da Hiroto al hermano de Sakura, que lo hace madurar de una vez.
    Me encantó el palo que le dio Rintaro a la ZP y lo que me reí con la cara de él cuando le dice que está enamorado de Sakura y encima Ken también apoya eso.
    Esperemos que Shima ya no tenga que aguantar al calzonazos y Miki se plante de una vez por todas con la bruja de la suegra.
    Deseando ver el siguiente porque viene calentito

  2. Daydream dijo:

    Pues yo Hiroto lo veo muy forzado. No sé cómo interpretar sus expresiones, si son de verdad, si son fingidas 😦 Me deja más bien fría… Es decir, el significado se lo doy yo por lógica del guión, pero no noto que me lo exprese él. #nosesimexplico

    Lo de Shima con el marido de Miki ya no se aguanta por ningún lado. Shima ya le ha dado carpetazo (me encanta cómo lo gestiona y lo leal que es a la amiga en cuanto se entera de quién es él). Y él es para darle dos o tres ostias bien dadas. Para mí SÍ hay infidelidad, porque no habrá consumado porque no se le ha levantado… pero bien que le ha comido los morros (perdón por la ordinariez). Vamos, que yo soy Miki y me entero… y se queda sin nada que levantar.
    Por otro lado me desconcierta cómo pueden pintar así al personaje. Lo de estar tumbado con la mamá rascándole los oídos fue una escena terrible. Terrible.

    Y los hermanísimos… esa escena de besarle la espalda era de todo menos fraternal.

    • Nuna dijo:

      Me pasa lo mismo que a ti a veces, sobre todo cuando pone esa típica cara de susto para todo, que no se interpretar. Sin embargo, el final del capítulo, la escena del torneo, ahí sí vi las cosas claramente, también bajo mi subjetividad, claro 😉

  3. Gabriela dijo:

    Así como agarraron a Hiroto voy a agarrar a Momo si siguen pasando esas escenas de cama con Hiroto joder! casi me convierto en la mujer fuego cuando vi los capitulos anteriores…es que esas escenas no tienen perdón! pero lo que ya kiero ver es que..si algún día Sakura cambiará de look! kiero ver la cara de Hiroto cuando la vea toda preciosa, mostrando sus encantos! alguien sabe cuántos capítulos tendrá ste dorama!????

  4. mia dijo:

    hola soy nueva en tu blog, y me encanta. soy de Peru y este actor me encanto desde que lo vi en el dorama samurai high school, tienes que verlo, es con el y es demasiado lindo, tonto, sexy y mejor no sigo porque no paro, espero que puedas verlo antes estaba en sub español pero ahora lo puedes encontrar en ingles, pero con el vale la pena. si la ves espero que te guste

  5. Señora de JKS dijo:

    Esta vez he leído la revisión antes de ver el capítulo, a lo que me pongo ya!!
    Pero antes comentar: el accidente que alejó a Hiroto de la competición sería tb el que le causó la cicatriz a Choko, no? Él conduciría borracho o algo así…

  6. Melrose dijo:

    Estoy enamorada del personaje de Hiroto!!!! Lo amo, lo amo, lo amo, lo amo. ¿Les queda claro? No, pues LO AMO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .