Last Cinderella, revisión capítulo 4

Por Nuna para Bombasoju

last cinderella 4.7

La semana anterior teníamos a Sakura Tohyama (Ryoko Shinohara) disfrutando de lo suyo…

last cinderella 3.12

Y también teníamos a Rintaro Tachibana (Naohito Fujiki) llevándose una sorpresa ante el arranque de Choko.

last cinderella 3.10Desafortunadamente, no hubo continuidad, ni en el caso de él, que no sabemos cómo reaccionó (por el momento), ni en el caso de ella, que sí sabemos que acabó con Sakura ensayando besos en el espejo del baño, después de su #EpicFail al tratar de besar a Hiroto, y clavarle la dentellada por un fallo de puntería. Que alguien le diga a esta mujer que la mejor persona para ensayarlos ahora mismo, no es otro que el mismo Hiroto Saeki (Haruma Miura).

Y empezamos con el cuarto.

Acabáramos… qué principio de capítulo. ¿Es una prueba de embarazo eso que ha comprando Sakura en la farmacia?

SÍ, LO ES. Allá va ella, pensativa, con la prueba de embarazo en las manos, en medio de la oscuridad de la noche, cuando Rintaro la sorprende por la calle, y ella apresuradamente la esconde de su vista guardándola en un bolsillo de su gabardina. Él confunde la caja que ha escondido con una de profilácticos, y bromea con ella: no tienes de qué avergonzarte, es lo normal en una sexualidad sana, etc…

Sakura habría querido no encontrarse con él jamás en esa situación, y da estufidos cual gato mosqueado, pero sólo consigue que Rintaro le tome el pelo preguntándole si está en pleno síndrome pre-menstrual.

Pero claro, son vecinos, van hacia el mismo edificio, y viven en la misma planta, así que, van en la misma dirección también, y Rintaro no se le despega ni con lejía. Es así como, discutiendo en el ascensor, Sakura, que está enrabiada buscando las llaves del piso por sus bolsillos, saca accidentalmente de nuevo el test de embarazo que había guardado en el bolsillo de su gabardina, y esta vez Rintario sí la ve bastante bien.

Acaban en casa de él, donde Rintaro, con su tono de siempre, le pregunta por el control de natalidad que se supone que debe llevar una persona, pero claro, Sakura estaba borracha cuando durmió con Hiroto, así que, no se acuerda de nada. Pero lo importante es qué va a hacer si da positivo, y Sakura no lo tiene claro. No sabe qué pasará con su trabajo cuando esté en avanzado estado de gestación, no sabe si podrá tomar un permiso de maternidad… Rintaro le pregunta si no va a pensar en casarse con el padre del niño o algo parecido, pero lo único que sí que tiene claro Sakura, es que no puede cargar con la responsabilidad de un niño o de un matrimonio a un chico de 24 años.

Y la respuesta de Rintaro es ESPECTACULAR, a la par que cierta: si tienes edad para tener relaciones sexuales, tienes que tener también edad para asumir la responsabilidad si algo falla, incluso tomando precauciones, que puede pasar perfectamente. Aunque también tiene que reconocerle a ella, que a los 24 años no pensaba tampoco de esa manera…

El caso es que está intrigado, quiere que se haga el test para saber el resultado, y Sakura se marcha a su propio apartamento buscando un poco de intimidad. Y ahí se queda él, que detrás de toda esa fachada de amigo-enemigo fastidioso, esconde a un hombre que se preocupa por ella.

last cinderella 4.1

Sakura vuelve a casa a enfrentarse con la decisión de tenerlo o no, y de saber si tendrá la capacidad de criarlo sola o no.

Al día siguiente, la vemos en una cita con Hiroto en el bar de Ken. Ella está revisando folletos sobre hoteles para ir de viaje con los compañeros de trabajo, porque el premio que ganó Rintaro en el concurso era un viaje y no dinero. Así, como de soslayo, Hiroto le pregunta si Rintaro también irá, y con toda naturalidad, ella responde que sí… Pero es evidente que al chico no le gusta la respuesta, así que Sakura le vuelve a asegurar que no siente nada por su compañero de trabajo, nada en absoluto. Para Hiroto, el problema es lo que pueda sentir o dejar de sentir Rintaro por ella y no al contrario… ¿Habemus celos? ¿Finge o los siente de verdad?

Dejando el tema a un lado, piden la comida, y entonces Sakura, viendo una imagen de bebés en una pantalla de ordenador, recuerda que puede estar embarazada de él (no sabemos si finalmente se hizo la prueba o no la noche anterior), y se pone de los nervios ella solita. Le pregunta si le gustan los niños, y él contesta que sí, aunque también quiere saber por qué le ha preguntado eso. Sakura se arma de valor para intentar contarle todo, se atasca, tartamudea, lo intenta, él la anima repitiendo la primera sílaba con ella… y al final se va por la tangente y no le dice nada. En un momento dado hasta parece que Hiroto ha descubierto por su actitud lo que está pasando, peeeeero no, terminan bromeando y él tonteando con ella y gastando bromas sobre sexo.

last cinderella 4.2

Amanece el día del viaje de empresa, y Sakura sale de casa dispuesta a irse… pero con un fiebrón de cuidado. Rintaro en seguida se da cuenta de que está enferma y es quien la disuade de salir de casa, ya que podría estar embarazada, y con su irresponsabilidad podría causar algún mal irreparable. Él también se olvida por un momento del viaje, y la lleva al hospital. Sakura vuelve a casa cargada de medicinas con una gripe diagnosticada, y Rintaro se preocupa porque no tiene nada de comer en casa. Sakura le dice que se puede ir tranquilo, porque si tiene algún problema, llamará a Hiroto. Rintaro le exige que lo haga en su presencia, y es entonces cuando ella le dice que no quiere que la cuiden como a una cría, y menos que nadie Hiroto. Rintaro sale con otra tremenda verdad (está que se sale este capítulo): en una pareja ambos tienen que mostrar sus debilidades y recibir apoyo del otro en ellas… Si Sakura insite en no mostrar su lado débil, entonces Hiroto pronto sentirá que no le es necesario y su amor irá derecho al fracaso. Susurrando, Sakura reconoce que hace diez años un hombre la dejó diciendo precisamente lo que él acaba de decirle… Suspirando, Rintaro asegura que todo ser humano se siente así, inútil cuando no es necesario para su pareja… Todo el mundo menos él, claro, ajajjajajajajaa.

No sin antes insistirle en que deje que el hombre que la ha dejado preñada cuide de ella, y que tiene que tomar puntualmente sus medicinas, Rintaro se va a unirse a sus compañeros, dejando a Sakura muy pensativa y mirando desde su cama la caja del test de embarazo (no se lo hizo, joer, que lo haga ya que nos tiene a nosotros también en ascuas).

Poco después veremos a Rintaro en plena fiesta con sus subordinados, pero no está disfrutando. Está serio y preocupado, tanto, que hace el amago de llamar a Sakura por teléfono. Tiene la cabeza tan llena de pensamientos de Sakura, que hasta le parece oír su voz metiéndose con él.

last cinderella 4.3

Al final termina arrastrado por sus compañeros al centro de la sala, y cantando al micro como los demás están haciendo (y ponéos los tapones, porque la canción no es para nada lo suyo)

Cambiamos de tercio y nos vamos al gimnasio donde trabaja Shima Hasegawa (Naoko Iijima). Ella está tonteando y flirteando con todo lo que se menea, pero por allí anda también Kohei Takenouchi (Shozo Endo), el marido de su amiga, que no duda en entrar en modo celoso y en interrumpir cualquier posible ligoteo que pueda tener ella.

Él la invita a tomar café, pero Shima, muy seria, le dice que se van al hotel pero ya. Kohei acepta encantado, aunque me da a mí que Shima no tiene las intenciones que él espera que tenga.

Vuelta a cambiar a la pista de entrenamiento de Hiroto, donde éste está practicando con su bici. Está desconcentrado por algo, y se cae, así que, se acuerda de Sakura y le envía un mensaje para preguntarle qué tal la fiesta y desearle que lo pase bien. Vale, ya podéis imaginar qué es lo que le tiene desconcentrado, porque tiene nombre. Un nombre que empieza por Rin y termina por Taro, jajajajjajjaa. CELOS.

Sin embargo no sabe que ella está hecha polvo en casa, y Sakura, cuando lee su mensaje, tampoco tiene ninguna intención de deshacer el malentendido. No tarda en quedarse sin agua, y tampoco tiene comida, así que se obliga a vestirse para salir a comprar. Afortunadamente, encuentra la bolsa de víveres que Rintaro le ha dejado en la puerta, y al mirar dentro también encuentra la caja de preservativos que ha añadido a la lista de la compra por su cuenta, ajjajajjaa. Qué grandote es Rintaro.

last cinderella 4.4

Después, vemos a Kohei gimiendo como loco sobre una cama de hotel. No nos preocupemos, no están haciendo lo que parece que están haciendo. Shima está dándole un masaje en los dedos de los pies, supongo que como parte de algún tratamiento contra la impotencia. Sin embargo, el hombre está más interesado en que le cuente por qué anda tonteando con hombres todo el día (y no con él, claro, XDDD), pero ella le responde que después de su divorcio sólo busca cosas placenteras y sin compromismos ni problemas. Para ella eso del matrimonio, que dos personas se enamoren y puedan vivir juntas, es un verdadero milagro, y ser bendecidos con niños para ampliar la familia, es otro. Así que le pide que cuide del milagro que tiene con Miki Takeuchi (Nene Otsuka). Sin embargo, mientras ella está ahí toda sentimental, hablando a corazón abierto, Kohei anda retorciéndose, no sabemos si de placer o de dolor (o de ambos, que a gustos colores), y no ha escuchado ni una sola palabra de lo que le ha dicho.

Cuando vuelve a casa, su mujer le pregunta por qué lo ha hecho tan tarde. Kohei responde que ha estado en el gimnasio y que viene con muchísima hambre. Miki le dice que no tiene sentido matarse a hacer deporte si luego se va a poner a comer y beber como un burro, y añade que, ahora que tienen a la suegra #hijapucca en casa, lo menos que podría hacer, es intentar llegar a casa antes para estar con SU madre, y acto seguido le cuenta lo que le escuchó decir a ésta por teléfono. La suegra, cual si hubiera sido invocada, hace su aparición, quejándose de que estén dando voces tan tarde, y luego le ORDENA, porque es una orden, que sea agradable con su marido al volver a casa, y que después de trabajar tanto, le ofrezca un sitio tranquilo y placentero al que regresar. Cuando la bruja se marcha, Miki observa en voz alta que Kohei lleva los calcetines al revés. Al ponerse éste muy nervioso y dar excusas tontas casi a trompicones y tartamudeando, Miki comienza a sospechar.

last cinderella 4.5

Al día siguiente, vemos que Sakura despierta sin fiebre y en perfectas condiciones de salud.

*INCISO: quiero esa medicina, sí. Quiero ese milagrito que toman en Asia y que te quita un gripazo de caballo en horas*.

También vemos que Rintaro llega del viaje y lo primero que hace es pasar por casa, llevarle una infusión que le ha traído, y aprovechar para preguntar por el test de embarazo. Sakura lo hace pasar y le confiesa que ha estado retrasando la prueba porque tenía miedo del resultado. También le confiesa que no se tomó las medicinas contra el resfriado para no hacer daño al posible bebé, y finalmente, con la mirada de APOYO BRUTAL de Rintaro (que creo yo que sospechaba que a Sakura le hacía falta un empujón para decidirse a hacer el test y ha ido a dárselo), decide ponerse manos a la obra.

Vemos más tarde a Sakura histérica, que no quiere mirar el resultado ni quiere que lo mire él. Por fin, después de mucha indecisión, lo miran a la vez… es negativo. Y Sakura, que debería sentirse alegre, no puede evitar mostrar su decepción, detalle que a Rintaro no puede escapársele, pero que ella niega totalmente. Rintaro se apresura a dejarla sola con su decepción, no sin antes echarle una última mirada preocupada desde la puerta.

Y Sakura retoma su vida normal, y la vemos con sus amigas Shima y Miki que han ido al salón de belleza, hablando sobre embarazos, métodos anticonceptivos, aventuras… Sakura les cuenta que va a ir al médico porque no tiene el periodo y tampoco está embarazada, y las chicas bromean incluso con una posible menopausia, algo que a ella no le hace gracia ninguna…

Mientras tanto, Rintaro está en el bar de Ken, y Kohei, que ya hizo migas con ellos en el capítulo anterior, está también. Andan en una entretenida conversación sobre emisiones gaseosas corporales (no sabía ni cómo poner esto), cuando Ken comienza a hablar de la menopausia masculina, explicando que tiene lugar alrededor de los 40, y que se caracteriza porque el olor corporal cambia y tiene cierto aire a vejez. Kohei acaba confesando que a él, con la edad, ha dejado de funcionarle su amigo pequeño.

Volvemos con ellas. Shima está deseando conocer a Hiroto, y cuando bromea con que él juega con su bici, Sakura se apresura a defenderlo, diciéndole que es un profesional. Miki también insiste, y al final Sakura lo llama, convencida de que estará practicando y no responderá. Pero él lo hace rápidamente, aunque no está entrenando como ella supone, sino revolcándose con Momo.

Sakura le dice que sus amigas quieren conocerle, pero no puede decir nada más, porque Shima y Miki le quitan el teléfono para presentarse ellas mismas. Cuando por fin lo recupera, Hiroto acepta la propuesta encantado y le anuncia que ha arreglado las cosas con Momo, quien en ese instante lo acaba de agarrar por detrás después de vestirse tras el lance.

last cinderella 4.6

Qué fuerte la estampa, joer.

De hecho, y mientras se viste, de verdad está dejando a Momo, pero ella no le toma en serio, y mucho menos se cree que vaya en serio con Sakura. Momo no protesta, no le hace una escena, y parece aceptar la ruptura con normalidad, pero cuando él se va y se queda sola, su cara no es precisamente de alegría. Para nada. Esto promete guerra.

Cambiamos de tercio y vemos a Kohei visitando a una clienta para diseñar un plan de seguros. Es una mujer y tiene un niño pequeño, así que él, muy amablemente, se acerca al niño para ver qué está dibujando y jugar unos momentos con él. El crío le mancha la camisa con pintura roja en la espalda, y él ni se da cuenta. Pero la que sí se dará cuenta será Miki, cuando vaya a lavarla y descubra esa mancha que, para más inri, tiene una sospechosa forma de labios femeninos. Jajajjajaa, está a punto de pillar a su marido, y lo más gracioso de todo es que éste, aún siendo todo intenciones, todavía no ha hecho absolutamente nada con otra mujer. Cuando Miki acude al salón de belleza y comenta su descubrimiento con Sakura, ésta sale con la posibilidad más inverosímil, y que para más coña es cierta, o sea, que sea pintura de ceras o algo. Pero Miki lo rechaza de plano e insiste que es barra de labios. Además, si a eso añade que él llega muy tarde a casa, y que ha encontrado extraños recibos por sus bolsillos, Miki está totalmente segura de que su marido la engaña.

Sakura le propone que revise su móvil, pero Miki es incapaz de espiarle así. Ella piensa que ha conocido a alguien en el gimnasio, y afirma que si les viera, le entrarían instintos asesinos.

Y de repente, Rintaro, aparecido de ninguna parte (pero siempre pendiente de lo que se cuece), entra en tromba a preguntar a cuál de los dos mataría, porque a él le resulta curioso que en esos casos, las mujeres la tomen con “la otra” y no con su marido, que es el que realmente tiene la culpa. Otra GRAN VERDAD de Rintaro, y en este capítulo está demostrando más neuronas que en todos los anteriores juntos.

last cinderella 4.7

Miki le responde que puede ser porque es más fácil aceptar que fue la otra persona quien provocó la situación, que el marido de una; es más fácil si se quiere arreglar la relación y seguir con la relación. Sakura le dice que no se rinda con Kohei, y Rintaro se ríe de que dé esos consejos cuando no tiene casi experiencia en esas cosas, y además añade, y atentas que viene otra PERLAZA de Rintaro, que en el amor, no se acaba llegando al matrimonio, sino que una vez ahí, es cuando todo empieza realmente.

Pol dió, que alguien le proponga para Nobel de Filosofía. Ya sé que no lo hay, pero joer, que creen la categoría sólo para él, porque se lo lleva mereciendo desde el minuto cero del capo.

Sakura y Rintaro ya están discutiendo, pero entonces Miki hace una afirmación que nos deja heladas: antes de casarse, era feliz con la idea de hacerlo, pero después, nunca se sintió feliz realmente durante su matrimonio; por eso, no perdonaría a Kohei si él la engañara.

Más tarde, Sakura está con Hiroto en la pista de entrenamiento, contándole que no fue al viaje porque estaba enferma, pero que no era gran cosa, y que Rintaro la había llevado al hospital. Hiroto oye el nombre del otro tipo y se pone nervioso. Sakura aclara que fue casualidad y que Rintaro supo que estaba enferma sólo porque salieron del apartamento a la vez, pero Hiroto la interrumpe, y le echa la bronca por creer que a él no le importa que hable sobre otro tío. Después, muy de mala leche, le pide que deje de contarle lo muy amiguitos que son ella y Rintaro, y tras esto, vuelve con cara de pocos amigos a su práctica. Práctica que, debido a la desconcentración por el mosqueo que lleva, será un desastre en el que no pare de caerse una y otra vez.

last cinderella 4.8

 En fin. Volvemos con Miki, que tiene que ir a recoger a su hija mayor al colegio porque está en la enfermería. Resulta que la chica ha tenido su primera regla. Ya sabéis cómo avergüenzan estas cosas. Saki le pide a su madre que no se lo diga a su padre, pero cuando llegan a casa, la suegra entrometida ya está manos a la obra, preparando una fiesta y cocinando platos típicos de celebración. Saki corre a esconderse a su habitación, y la fiesta se da por suspendida, XDD. Pero claro, este tipo de cosas no se le ocultan a un padre, y cuando están ya solos por la noche en su cuarto, Miki se lo cuenta a Kohei, pidiéndole que finja no saberlo.

Poco más tarde, mientras él toma un baño, Miki busca en su americana hasta encontrar otro recibo de hotel. Este hombre no razona, ¿quiere deducirlo de la declaración de la renta o qué? ¿Para qué narices guarda esos recibos? Hay que ser lelo…

Cambiamos de tercio. Tenemos a Choko estalqueando a Rintaro, cuando ve que él, de camino a casa, se para en un campo de béisbol donde hay niños jugando un partido. Se acerca porque ve que Sakura está sentada en uno de los bancos observando el juego.

Sakura le pregunta qué ocurrió con su sueño infantil de ser profesional del béisbol, y Rintaro contesta que cuando iban a debutar en una liga importante, algunos de sus compañeros fueron sorprendidos fumando y les prohibieron participar.

Cuando él le pregunta por sus sueños infantiles, Sakura, de bajón evidente, le responde que simplemente quería encontrar a un buen hombre, formar una familia y tener niños. También le confiesa que, después de ir al médico le han dicho que empieza a tener desequilibrios hormonales, y que le sería difícil quedar embarazada si quisiera más adelante.

Rintaro comparte con ella la comida que lleva en la bolsa después de sentarse en el banco de al lado.

last cinderella 4.9

Le cuenta con nostalgia que pasó por algo parecido con su ex. Una vez ella pareció quedar embarazada pero finalmente el test resultó negativo, y él se sintió decepcionado por ello, mucho más cuando vio que ella se sentía aliviada. Le pregunta si cree que eso fue uno de los motivos por los que no quiso casarse con él. Sakura piensa que simplemente puede que no fuera el momento para ella todavía.

Rintaro deja la nostalgia y vuelve a ser él mismo. Le dice que todavía tiene oportunidad de tener niños, ya que la vida da muchas vueltas. ¿Quién le iba a decir a ella un año atrás que en ese momento estaría saliendo con un chico 15 años más joven?

Están dándole vueltas a esto, cuando los niños batean una bola que va directa a Sakura, pero Rintaro, en un espectacular acto de heroicidad y, sobre todo, en un alarde de reflejos de antiguo jugador, se interpone rápidamente para ejercer de escudo humano.

La pelota le da a él en la cabeza, y le deja KO sobre el césped.

Sakura, muy asustada, lo sacude para intentar despertarlo y le llama a gritos mientras palmea sus mejillas para hacerle volver en sí. Él está bromeando, porque se levanta de repente, como si no hubiera pasado nada, quejándose de sus gritos. Comienzan a discutir, hasta que los niños se acercan a ellos para disculparse por esa bola perdida, y al final, acaban ambos jugando con ellos.

Ha sido un momentazo de Sakura y Rintaro, la verdad. Él, con esa actitud distendida, bromista, a veces ofensiva… pero certera. Rintaro siempre consigue decir la palabra precisa en el momento preciso, aunque lo haga de forma que ni siquiera parezca que le está dando consuelo.

Y claro, la espectadora o espía de toda la escena, o sea, Choko, no está para nada contenta con la complicidad que los dos tienen.

last cinderella 4.10Vamos, que lleva un mosqueo de tres pares, es evidente.

Se marcha furiosísima, y ya os podéis imaginar a quién va a llamar para culparle de la situación.

Sí, llega la noche, y Sakura, Shima y Miki, están en el bar de Ken, esperando a que llegue Hiroto para conocerle. Por supuesto, Rintaro también está allí cuando ellas llegan. Las chicas eligen una de las mesas, no antes de que Miki le cuente que están esperando a Hiroto. Rintaro le pregunta si ya ha descubierto algo más sobre la infidelidad de su marido, y Shima enchufa la parabólica, porque se acaba de dar cuenta de que su amiga se huele algo raro. Miki aprovecha para interrogarla y saber si ha visto algo raro en el gimnasio, pues Kohei se comporta de un modo extraño desde que empezó a ir allí, pero claro Shima niega que haya visto nada, y le asegura que ella no cree que Kohei le esté siendo infiel. 

Técnicamente no es así. No han hecho nada, y Shima sigue teniendo muy claro que Kohei queda fuera de su coto de caza, pero creo que Kohei no piensa lo mismo, y si ella le dejara, se lanzaría a la piscina.

Sakura, en modo romántico, opina que si le preocupa tanto esa infidelidad, es que todavía está loquita por él, y Shima rápidamente la apoya.

Shima, tras esto, tiene un pequeño tonteo con Rintaro, están a punto de quedar para tomar algo juntos, cuando Sakura se mete por medio y le prohíbe al hombre que se acerque a su amiga (aunque dada la capacidad de caza y despiece de Shima, debería ser al contrario, XDDDD). El caso es que no sé si Sakura actúa ahí por mero instinto de protección con su amiga, o simplemente es un pequeñísimo y levísimo ataque de celos… quién sabe. Por ahora Rintaro está muy lejos de estar en sus quinielas para posible compañero de romance, pero desde luego no va a tardar en ganarse un lugar en su corazón por ser el que está siempre a su lado.

last cinderella 4.11

Las chicas se sientan en la mesa a esperar, y vemos en el exterior que Hiroto está llegando con un ramo de flores, cuando recibe una llamada telefónica. Es Choko, está histérica, y además borracha. Hiroto debe creer que en ese estado (o sin ese estado, esta tía da yuyu) puede hacer cualquier cosa, porque se asusta, tira el ramo al suelo, y sale corriendo a su encuentro.

Acaba de dejar tirada a Sakura… y delante de sus amigas… Y DELANTE DE RINTARO.

Allí se quedará ella esperando, después de llamarle y que le salte siempre el buzón de voz. Sus amigas intentarán excusar a Hiroto inventando mil motivos, pero luego se quedará sola en un rincón bebiendo, mientras las otras dos mujeres bromean y se divierten con Rintaro y con Ken.

Hiroto ha llegado hasta Choko, y sí, ella está borracha, y aunque sonríe al principio, no tarda en entrar en modo bruja psicótica. Le llama “mi sirviente”, ¿no es raro? Estoy deseando conocer qué historia tienen estos dos…

Hiroto intenta quitarle la botella de vino que lleva en la mano, y le dice que “no puede beber alcohol” (¿se estará medicando contra la pera mental o algo?), forcejean, y la botella se estrella contra la pared, rompiéndose y dejando una marca. Ella grita que no puede quitarse a “esa mujer” (Sakura) de la cabeza, mientras que él intenta calmarla.

Choko se queda mirando la mancha de vino, y murmura que la forma le recuerda algo. Vemos cómo se quita la chaquetilla y vemos en su espalda una cicatriz justo en uno de los omóplatos, que lo recorre de arriba a abajo. Bueno vemos sólo parte, el resto está oculto por el top que lleva puesto. Le pregunta a Hiroto si no son parecidas las dos marcas, y él entra en modo horror, susto y… ¿culpabilidad?

Choko vuelve a gritar, culpándole por ser quien le ha quitado la posibilidad de amar (no sé si a Rintaro en particular, o es que Hiroto tiene que ver con esa marca y se refiere a la gente en general, a que los chicos no la quieran por ella). Ella le pega y él la abraza intentando calmarla, siguiéndola por toda la habitación. Y entonces ocurre algo que nos deja bastante flipadas. Mientras Hiroto, super compungido, no deja de pedirle perdón, va besando de arriba a abajo (bajando el top por el camino) la cicatriz de Choko, hasta quedar de rodillas a sus espaldas.

last cinderella 4.12¿¿¿¿??????

La pobre Sakura sigue esperándole, y Rintaro por fin se va a casa, no sin suspirar profundamente antes de marcharse. Ha estado fingiendo que no le importaba lo que estaba sucediendo, pero le fastidia ver a Sakura triste, y ella no es buena ocultando sus sentimientos. Se la ve decepcionada y de lejos.

Al salir, ve el ramo de flores en el suelo, y lo observa unos segundos antes de seguir su camino.

Y así termina el cuarto capítulo de “Last Cinderella“.

La última escena de Hiroto y Choko a mí me ha dejado loca y media. Pero creo que lo tengo claro. Creo, y esto es una suposición, que Choko tuvo alguna especie de accidente, que Hiroto tuvo que ver con él, y que como resultado a ella le quedó esa marca. Hiroto, está clarísimo que se siente culpable, mientras que Choko, amargada y algo mal de la cabeza, tiene la neurona bífida suficiente como aprovecharse de esa culpabilidad y sacarle partido.

Le llama “su sirviente”.

Ya era raro que un chico aceptara así como así seducir a una mujer sólo por quitarla de en medio… Hiroto seguro que se siente totalmente obligado a hacer todo lo que ella le ordene. El caso es saber qué ocurrió exactamente, y ahí entra en juego la intriga para engancharnos más a esta serie.

Pues eso, nos vemos la semana que viene chicas. A ver cómo le explica Hiroto a Sakura eso de haberla dejado en evidencia delante de todos sus amigos.

Y como siempre, ya sabéis, si queréis ver las revisiones de episodios anteriores, os dejo el listado de capítulos aquí.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas japoneses, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Last Cinderella, revisión capítulo 4

  1. ARI8 dijo:

    Otra a la que ese final dejó descolocada, porque desde luego el asunto tiene que haber sido muy gordo para que Hiroto acepte someterse a todo lo que la loca diga. Ahora bien, ella pudo haberse sometido a cirugía para poder quitar esa cicatriz, digo yo, ¿no?
    A mí me parece que se está escudando en esa cicatriz para no arriesgarse a tener una relación.

    Me pareció fatal que Hiroto dejara tirada a Sakura y se fuese corriendo a por la loca sin avisarla y encima, que Rintaro sabe que el ramo que se encontró allí tirado es el de Hiroto.

    En este capítulo Rintaro se salió en todo momento y me encantó porque acertaba de lleno en todo lo que le decía y aparecía en el momento justo.
    La mirada que le lanza cuando se va tras lo del test de embarazo es tremenda y luego, en el campo de béisbol, estuvo sembrado, porque está visto que no la puede dejar ni a sol ni a sombra y que la busca como sea aunque no sepa lo que quiere de verdad.
    Estoy deseando que lo de estos dos progrese y acaben juntos porque hacen muy buena pareja.
    Ahora bien, a ver cómo lidia Sakura con Hiroto y sus aparentes celos por ser rechazado y después, si él se enamora de ella y el descubrimiento de la verdad.

  2. Daydream dijo:

    Qué gran capo de Rintaro, la verdad es que está sembrado en todas sus apariciones. ❤ Team Rintaro mode on ❤
    La carita de Rintaro mirando el ramo de rosas en el suelo… me huele a flashback de cuando le rompieron el corazón. Estoy esperando con ansias que nos expliquen la historia de la ex.

    Lo de Hiroto y la Psyco me ha dejado toa loca. Yo apostaba quinielas a que eran hermanos. Pero… por mucho que Hiroto sea el causante del accidente… uno no se pone a besarle toda la espalda a su hermana… así que al traste mis quinielas (o aquí hay incesto del gordo).
    De todas formas, este chico no me convence mucho. Creo que le falta un hervor (no sé todavía si al actor o al personaje, pero no me transmite suficiente).

  3. Makino dijo:

    #TeamRintaro! ❤ TODO EL CAPO 😀 Que genialoso estuvo, comprensivo… intuitivo… honesto… Eso es lo que necesita Sakura, a un MACHOTECAMPEÓN como el. 😀
    El final del capitulo fue el momento WTF de la serie… ¿Si son hermanos? no se, me pareció muy bizarro (yo no tengo hermanos hombres, pero no me imagino la situación, es muy Ewww!)

  4. Nali dijo:

    Este capitulo estuvo genial, cada vez mejor. Estoy amando a Rintaro, y consternada por la relación entre Chokp y Hiroto. Por cierto, mil gracias por hacer estar revisiones, debe ser algo pesado, y por supuesto que invierten tiempo en ello; pero resultan muy divertidas de leer y sumamente desestresantes para leer en la oficina.

    De nuevo mil gracias, chicas por tomarse el tiempo de hacer estas revisiones.

  5. •♪Fernanda Villagra♪• dijo:

    Nuna me podria por favor contar acera de We Got Married que no lo entiendo.Hice un comment en tu blog pero no me respondiste.Es de vdd?? si es de mentira porque los integrantes tienen que cuidarse afuera del programa?? no pueden tener una relación fuera del programa??Es super raro…
    Lo e visto un par de veces pero solo me deja mas confundida…

    • Nuna dijo:

      Lo preguntaste? Se me escapó, estos días ando bastante liada. Pues no, no es cierto. Las parejas son elegidas por el programa y tienen que fingir todo lo que ves… Pero es un juego de expectativas, es estar viéndolo y plantearte si en realidad las parejas llegan a tener algo o no en la vida real, o si se están enamorando en el program, etc.
      No sé si puedan tener pareja o no al margen del programa por contrato, pero si la gracia del programa consiste en estar como tú, sin saber en realidad si es cierto o si son muy buenos actores (y no te quepa duda de que es lo segundo), pues que tengan pareja fuera del programa ya le quita toda la gracia y la gente deja de verlo. Las cosas en Corea son así, no hay mucho más que explicar.

  6. Señora de JKS dijo:

    Como a todas, la escena final de Choko y Miura me dejó de piedra. Creo que lo que sí nos están dejando ya más claro es que aquí va a ganar lo más lógico, que la prota se quede con Rintaro, que es más acorde con ella en edad y tienen más en común. No me importa, la verdad, aunque espero que pasen muchas cositas y puede que nos sorprendan, aunque por ahora Hiroto no ha hecho mucho para ganarnos.
    Espero que nos vayan aclarando más su historia y nos gane más el personaje.

  7. Melrose dijo:

    Y yo pensando que la choko esa era hermana o medio hermana de Hitoro y en este capo, casì me da el yuyu viendo el caminito de besos que le estampa espalda abajo. omG!…Me pasa algo curioso y es que el prota me parece guapo (me recuerda a Jin Hyuk) y me agrada como interactúa con la protagonista, pero me mueve más el toallero. Esperemos esto cambie pronto.
    Las leo en las siguientes reviews!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .