Arang and the Magistrate, episodio 20. FINAL

por @Ari2PMAM

Vale, Arang (Shi Min Ah )consigue rechazar a la Psicópata que es apresada por Moo Young (Han Jung Soo). Se vuelve hacia él pidiéndole que no la mate, que no quiere morir pero éste, sólo le pide perdón por haberla dejado sufriendo sola tanto tiempo, ella empieza a negar de manera frenética con la cabeza, aunque Moo Young no le hace caso, le dice que desaparezcan juntos, la abraza fuerte para continuar diciéndole que la conexión entre ellos acaba ahí y justo después apuñalarla en la espalda. La Psicópata por fin desaparece pero la cosa no acaba ahí, porque nada más suceder eso, Moo Young se apuñala y desaparece también para siempre, mientras Arang recuerda su conversación con él sobre si los ángeles de la muerte morían. Lo vemos desaparecer mientras ella mira con tristeza la escena.

Llegada del Asesino, que se encuentra con el percal de la muerte de la madre de Eun Oh, mientras éste no para de llamarla llorando.

Vemos también, cómo la orquilla se esfuma, algo que deja estupefacto a Eun Oh (Lee Jun Ki), que se encuentra además con que la madre recuperó la consciencia un momento para volver a perderla luego. Eun Oh la carga a sus espaldas y se la lleva de la casa a la carrera seguidos por Arang.

Él le pide que aguante un poco más, que la llevará al médico pero la madre lo detiene pidiéndole que la baje, algo que él acaba haciendo. Mientras la sujeta y llora pidiéndole perdón, ella lleva una de sus manos a su cara, dándole un momento después las gracias. Luego se gira hacia Arang, a la que sonríe con cariño, mientras le pide con la mirada y asintiendo que cuide de Eun Oh, algo que Arang acepta hacer.

Vuelve a girarse hacia su hijo y un momento después muere, haciendo que Eun Oh la abrace desesperado, llorando y llamándola.

Vemos durante un breve el bosque donde estaba la fosa donde hay mariposas volando, indicando así que se acabó toda la maldad y las cosas vuelven a la normalidad.

El Asesino por su parte, no para de repetirse que la Psicópata murió preguntándose qué debe hacer.

Al llegar a su cuarto se quita el sombrero, se sienta y acaba apoyando los brazos y la cabeza sobre la mesa que hace las veces de escritorio, para un momento después levantar la cabeza con mirada aterrada, para pasar a ver que recuerda cómo se deshizo del cuerpo de Lee Seo Rim lanzándolo desde lo alto de un acantilado, algo que empieza reconcomerle, mientras le dice que hasta el final él la trató muy cruelmente y que no lo sabía. Sigue con que aunque no está seguro de si puede ser perdonado por lo que hizo y no sabía, que de verdad no lo sabía.

Llorando se pregunta cuántos más recuerdos volverán de nuevo, que eso lo asusta para preguntarse a continuación cómo podrá vivir a partir de ese momento, para acabar de nuevo echado sobre el escritorio llorando amargamente.

En el Cielo, Yeom Ra (Park Joon Gyu) y el Emperador de Jade (Yoo Seung Ho) observan cómo se desarrollan los acontecimientos, mientras el primero le dice que Moo Young al final salvó a la hermana pero el Emperador de Jade sigue observando cómo transcurren las cosas muy serio. Yeom Ra le dice que debió de enviarla de inmediato al fuego del infierno pero el Emperador de Jade le contesta que el poner fin a la vida por uno mismo se convierte en la salvación, lo que es una triste ironía pero que Moo Yeon hubiese querido el fuego del infierno. Ante eso, Yeom Ra ya se empieza a mosquear, por lo que el Emperador de Jade, divertido, le pregunta si no lo sabía, que ella dijo que estaba harta del Cielo donde no se permite ningún deseo, por lo que al menos tendría que haber querido soportar el dolor producido por el fuego del infierno, ya que al menos estaría sintiendo algo.

Yeom Ra entonces le dice que para ella, que le pusiesen fin a su vida debió de ser su mayor castigo pero el Emperador de Jade, llevándose un dedo a los labios, le dice que quizá, que quién sabría los pensamientos que rondaban en su mente.

Cambio de tema y es que el Emperador de Jade tiene preparado a alguien más, jugó un papel muy importante en todo eso, provocando que Yeom Ra se ría, recordándole que su juego todavía no ha acabado, algo en lo que el Emperador de Jade le da la razón, pero ahí no acabó nuestro cascarrabias, está seguro de que Arang no descubrirá la verdad sobre su muerte, por lo que debe de ir preparándose para intercambiar los cuerpos, pero el Emperador de Jade sólo lo mira sonriendo sabiendo que una vez más, Yeom Ra perderá.

 Qué rápido crece la hierba en la tumba de la madre de Eun Oh, ¿no?

Pues nada, ahí tenemos a nuestra parejita visitándola y mientras Eun Oh presenta sus respetos, Arang está pensando que la campana no sonó y que después de todo, la verdad sobre su muerte no estaba tras lo de la madre de Eun Oh. Que aunque no pueda encontrar la verdad sobre su muerte y tiene que ir al infierno, estará bien porque yendo a ese lugar podrá recordarlo.

Durante ese tiempo, Eun Oh la agarró fuerte de la mano, para acabar sorprendiéndola al revelarle que Moo Young le reveló la manera de poder encontrar la verdad sobre su muerte y vemos justo el recuerdo de Eun Oh de ese momento.

Lo que necesitan es ver el “Libro de la Vida y la Muerte” que hay en el otro mundo, porque en él está escrito la vida y muerte de una persona y que en el de Arang, tiene que estar el nombre del verdadero culpable que la condujo a la muerte.

Eun Oh quiere saber cómo puede leerlo, por lo que Moo Young le contó que el “Libro de la Vida y la Muerte” de la gente viva está en el Cielo, pero que el de la gente muerte se guarda en un almacén que se encuentra en el bosque de Hwang Chun, vamos, en el otro mundo.

De vuelta al presente, ella le pregunta por esas dos cosas extrañadas, explicándole Eun Oh que mientras su tiempo no llegue a su fin, no puede ir a ningún lugar relacionado con el otro mundo, por lo que irá él, que él se ocupará de eso y que no se preocupe, pero Arang le dice que no, para preguntarle si sabe qué tipo de lugar es ese bosque, que está justo delante del río Hwang Chu, vamos, el río para llevarse a los muertos. Le dice que sólo puede ir allí cuando muere, para preguntarle si está planeando morir pero Eun Oh le pregunta quién está planeando morir, que Moo Young le dijo cómo hacerlo pero no puede continuar porque la necia de Arang no quiere sabe nada más del tema, algo que a él le extraña y se lo pregunta, contestándole Arang que estará bien si no va al Cielo, provocando que Eun Oh le pregunte de qué está hablando, que por qué ese cambio tan repentino cuando le dijo que la enviaría al Cielo pero ella le contesta que ya no quiere ir a ese lugar, por lo que Eun Oh, cabreado le pregunta si repentinamente le gusta la idea de ir al Infierno, contestándole ella que sí, soltándose de paso de su mano y marchándose sin hacer caso de Eun Oh que no para de llamarla y que se queda allí totalmente fuera de juego.

Arang va paseando por el pueblo, mientras recuerda lo que le dijo la abuela, para de vuelta al presente, llorando decir que si tiene que ir al Infierno, quiere recordar a Eun Oh.

Reunión de Eun Oh con la Chamán que le está diciendo que es posible sacar el alma del cuerpo y enviarla al bosque de Hwang Chun, al menos en teoría. Eun Oh le pregunta por el método, la Chamán le contesta que está escrito en uno de sus libros pero que aunque se pueda hacer, hay un problema y es que no conocen bien el camino hacia ese bosque.

Originalmente son los ángeles de la muerte los que guían a las almas allí pero que él le está diciendo que iría solo por lo que hay una alta probabilidad de que se pierda, aunque enseguida le dice que hay otra manera. Le pregunta si Arang ya estuvo allí pero Eun Oh le cuenta el problema que tiene ella con ese viaje y las condiciones de su vuelta al mundo mortal.

La Chamán se pone a pensar para acabar diciéndole que pueden enviar a Arang allí pero tan sólo su consciencia, haciendo que él el pregunte por eso, por lo que la Chamán le explica que la consciencia de Arang acompañaría a su alma y lo guiaría en ese lugar, aunque le dice que eso sería en teoría y dejándolo a él pensativo.

Ya con Arang en el cuarto de ella, le pregunta si quiere ir al infierno porque así no lo olvidará, para acabar tachando esa idea como una locura. Él trata de convencerla diciéndole que es el tipo de persona que incluso estando en el Cielo lograría recordarlo pero que sentarse sin hacer nada esperando ir al infierno, no pega con ella. Le pide que piense de nuevo cuidadosamente por qué volvió al mundo humano, le agarra la mano y le pide que vayan a encontrar la verdad sobre su muerte y que ya pensará en el resto después.

Y de nuevo vuelve Arang a su antiguo cuarto, donde recuerda cuando le habló a su cadáver y la promesa que le hizo.

Llega la noche, la luna casi está llena, Eun Oh pasea preocupado arriba y abajo por el tribunal, cuando los fantasmas lo agarran por la manga para detenerlo y le ponen pucheros.

Y ahí lo tenemos en la oficina, reunido con ellos, dispuesto a apuntar qué es lo que tiene que hacer por ellos. El que hizo de guía en el bosque le pide que le dé un buen nombre a su hijo que nació después de que él muriese y no lo tiene. El siguiente le pide que encuentre su cuerpo que fue arrastrado por el río y lo sepulte pero que si no lo hace, con una pequeña lápida de piedra será suficiente. El tercero le pide que le diga a su madre anciana que murió y que se fue al otro mundo porque ella no sabe que murió y la petición del último es la más extraña, que le permita casarse.

Vemos cómo Eun Oh cumple todas las peticiones y al final, los cuatro fantasmas le hacen una reverencia, se ponen en pie, le sonríen felices y por fin se van al otro mundo.

Ya con el nuevo día, vemos a Eun Oh en un cenador, mientras escuchamos su voz en off decir que ya que lo finiquitó todo allí se pregunta qué puede hacer.

Luego lo vemos paseando con Arang por la orilla del río, a la que coge de la mano mientras le dice que la brisa de ese día es buena pero ella lo sorprende contándole que cuando cruzó el río Hwang Chun, era como ése. Le sigue diciendo que aunque ya pasaron dos lunas llenas, siente como si hubiese pasado mucho tiempo, que incluso cuando se vaya, el tiempo seguirá pasando en el mundo mortal sin detenerse.

Se paran a observar el río, momento que Eun Oh aprovecha para decirle que las palabras que más odia son: “El tiempo vuela como una flecha”, porque los mementos duros siempre pasaron de manera muy lenta. Además, ese momento que está pasando con ella está pasando tan rápido que está resentido y que no puede creer que el tiempo que les queda sea tan corto.

Al final, escuchamos la voz en off de Arang que está contando lo que pasará, mientras ellos mantienen sus manos unidas y se miran.

Luego pasamos a la voz en off de él, que le dice que gracias a esos sentimientos la encontrará, que si ve a un chico en la calle que se para de manera repentina al verla peinarse, cuando llore, cuando el corazón de nuevo lata, entonces, por favor, que lo reconozca, para luego ya volviendo a la charla, decirle que la ama, agarrarle la cara y besarla.

“Arang, saranghanda”… ñhfñsfhahfakhfkfñhakfh su tono… añdsfhñdhfdaskhfdkhfñk

Y aunque la escena es preciosa, cargada de emociones y en un entorno precioso, él le pone más ganas que ella.

Llega la noche, el Asesino se termina de preparar para salir pero no ve que el cerdo – espía número dos lo ve marchar, ya que él se va con sus bártulos a otro lugar y de manera triste le desea que esté bien, le hace una reverencia y se va.

Él, mientras tanto, va montaña arriba mientras escuchamos lo que está pensando, que por fin abrió los ojos después de los días de oscuridad que se los cubrieron, que la vida que tenía llegó a su fin esos días, que los cobardes pasos que dio con un corazón agitado han llegado a su fin.

Sigue diciendo que era una persona que estaba perfectamente bien después de atravesar los corazones de las personas y que a esa persona es a la única a la que no puede perdonar. Llega al mismo lugar desde el que se deshizo de Arang, observa el paisaje, luego se queda pensativo y vemos que recuerda su encuentro con Arang vestida de guardia, cómo la mató, cómo trató de impedirle a la cueva, cómo lo salvó de morir acuchillado, cómo la lanzó por el acantilado, luego su paseo por el mercado y él comprándole comida y esa vista de ella siendo Lee Seo Rim.

Al final le dice que si se vuelven a encontrar de nuevo, si le permiten tener ese tipo de vida, estará justo detrás de ella, desde lejos, como una sombra que la protegerá y soportará el dolor, que no se atreverá a amarla, para tras esas palabras, saltar al vacío.

Ale, tira, mal bicho…

La verdad, era lo más decente que podía hacer, porque anda que no segó vidas para mantener su posición y privilegios, no tiene manera de redimirse después de todo lo que hizo.

Nuevo día en el que vemos a Eun Oh terminar de arreglarse para luego mirar el uniforme de magistrado que no volverá a llevar.

Al salir y llegar a la oficina del tribunal, salen el Imbécil y el Trío del Ataúd a recibirlo, alabándolo por lo bien que está y si se va de picnic con Arang.

Eun Oh les da las gracias por ayudarlo y ocuparse de los asuntos del tribunal, para pedirles que sigan así a partir de ese momento. El Imbécil le pregunta por qué está actuando así, si es que tuvo una pesadilla la noche anterior, le pregunta por qué les está dando las gracias, mientras que el que se puso de su lado, le pregunta que por encima de todo eso, por qué está actuando como si se fuera a marchar.

Eun Oh le contesta que es tiempo de que se vaya, porque todo su trabajo allí ya está completado, para darles las últimas instrucciones, que anuncien a toda la gente de Miryang que ya que la Orden Real para el puesto de magistrado no cuestiona la clase de la que se procede, cualquiera que aprecie ese pueblo, sirva a su gente y mantenga su confianza, puede convertirse en magistrado, por lo que la gente de ese pueblo puede recomendar a otras personas y elegir al magistrado ellos mismos.

Paseo del Imbécil con la Chamán, a la que apura para que se acerque, poniéndose a tontear en el mercado para mientras siguen su paseo, cogerse de la mano, aunque ella se escandaliza pero él lo proclama a los cuatro vientos, para acabar llevándola a que les hagan unos retratos. Ella quiere llevar los tubos con los retratos pero él se niega a que cargue con nada. Miran anillos y él acaba cogiendo el que a ella le gustaba dándoselo por la noche mientras están en casa de la Chamán después de ver los dibujos que les hicieron. Ella se pone feliz de la vida pero él saca otro anillo para que ella se lo ponga, pidiéndole luego que se case con él, algo que ella acepta.

Bueno, vámonos a lo importante, ahí tenemos a nuestra pareja echada junta mientras la Chamán les ata las muñecas con unos cascabeles para unir sus almas en el viaje al bosque de Hwang Chun.

Tras acabar de atarlos y explicarles cómo funciona, Arang le pregunta si está segura de que lo hizo bien, haciendo que la Chamán le pregunte cuántas veces tiene que decírselo, que aprendió sobre poderes espirituales leyendo libros, por lo que sabe bien cómo manejar esas cosas.

Eun Oh le pregunta a Arang que si recuerda bien el camino del bosque de Hwang Chun, haciendo que ella le diga cómo podría olvidarlo, porque si él hubiese estado allí una vez tampoco lo olvidaría.

Luego levanta sus muñecas unidas para preguntarle a la Chamán si funcionarán los cascabeles, por lo que ella los agarra y le dice que sí, que en cuanto el tiempo se acabe, los hará sonar para darles la señal, para acabar recordándoles que tienen que salir del bosque antes de que llegue el nuevo día. Va a decir que si no, el magistrado morirá pero se calla, para añadir en su lugar que los hará sonar con fuerza.

Arang le coge la mano para darle las gracias pero la Chamán la avisa de que aunque otros espectros la tienten, tiene que vencerlos y correr mirando sólo hacia delante.

Intercambio de miradas en silencio de Eun Oh y Arang que están asustados y no me extraña pero él le acaba dando la señal a la Chamán para empezar con todo eso.

Y ahí los tenemos, en el bosque de Hwang Chun, algo que sorprende mucho a Eun Oh. Empiezan su carrera contra el reloj, teniendo que evitar a muchos fantasmas, hasta que aparece el ama de llaves que consigue llevarse a Arang, mientras Eun Oh la llama a gritos.

Vemos una casa, donde hay una mujer moribunda y una niña a su lado, que no son otras que Arang y su madre. Está viendo de adulta la muerte de su madre, algo que la vuelve a romper pero Eun Oh, consigue traerla de vuelta, contándole ella lo que vio mientras llora. Él le limpia las lágrimas para decirle luego que necesitan mantener su mente despejada, por lo que se deben de apurar a ir rápido.

Arang lo guía a través del bosque llegando por fin al almacén, aunque la visión no es muy halagüeña y ahí tenemos al que hizo de rey en King 2 Hearts, haciendo de guardián, que les pregunta quiénes son, por lo que Eun Oh le contesta que van a leer el “Libro de la Vida y de la Muerte”, el guardián les dice que allí están los de los muertos, Eun Oh le contesta que ya lo saben, por lo que el guardián quiere saber por qué están allí para leer el libro de una persona muerta, cuando él está vivo y quiere ver el de una persona muerta.

Le dice que él es el primero en hacerlo pero Eun Oh está imparable, le cuenta que hay una razón por la que ha llegado tan lejos, que necesita descubrirlo y que por favor le deje entrar. El guardián le dice que si entra tiene un tiempo límite y que si falla en la misión de encontrar lo que busca dentro de ese tiempo, nunca será capaz de regresar al mundo mortal, que si aún así quiere hacerlo, pero Eun Oh sólo asiente. El guardián lo mira con ojos de loco por lo que Eun Oh le dice ha llegado muy lejos y que no es como si no hubiese pensando en eso, por lo que no tiene que preocuparse y que le deje entrar. El guardián acepta y le ordena que le siga, por lo que Arang se queda fuera mientras él entra a investigar.

Una vez dentro se sorprende al ver tantos libros, mientras que el guardián le dice que ser capaz de entrar no significa que pueda verlo todo, que sólo puede ver la respuesta que está buscando. Eun Oh le pregunta dónde puede encontrarla, por lo que el guardián le dice que en el fondo de su corazón, que se pregunte por lo que siente curiosidad y que entonces el “Libro de la Vida y la Muerte” le responderá y que el tiempo que tiene es hasta que los cinco puntos en el dorso de su mano hayan desaparecido, dando comienzo la búsqueda.

Eun Oh empieza a buscar pero no encuentra nada, mira su mano y ve que dos de los puntos ya desaparecieron, por lo que cierra los ojos para concentrarse mientras se repite que lo encontrará, que puede hacerlo. Al final abre los ojos porque percibió el libro, da con él, lo abre, pone la mano encima, cierra los ojos y no para de pedirle que le deje saber quién es el culpable de la muerte de Arang y la culpa de la muerte de Arang la tiene Lee Seo Rim, vamos, la propia Arang, algo que lo deja estupefacto.

Fuera, una inquieta Arang se pregunta por qué no sale, por lo que se decide a entrar pero una barrera de energía la rechaza, haciendo que se ponga a llamar a Eun Oh a voces.

Dentro, Eun Oh, deja el libro y todavía impactado por la revelación inicia su camino de vuelta hacia Arang pero, sorpresa, ve su propio “Libro de la Vida y la Muerte”, algo que lo deja todavía más impactado.

Se pregunta por qué está en un lugar como ése, lo abre, ve lo que pone, que murió a los seis años y entonces recuerda su encuentro con el Emperador de Jade. Acepta el haber muerto una vez pero le pregunta por qué lo salvó, que si no es el propietario de su tiempo, entonces quién lo es, provocando que le grite llamándolo, para ver a continuación a Eun Oh en los dominios del Emperador de Jade donde está éste junto con Yeom Ra.

El Emperador de Jade le dice que le pregunte qué es lo quiere saber, por lo que Eun Oh le pregunta de inmediato por qué lo salvó, contestándole el Emperador de Jade que lo hizo porque era un humano al que necesitaba. Eun Oh, que está cabreado, le pregunta si lo usó como una herramienta para atrapar a la Psicópata, por lo que el Emperador, le dice que por eso también pero que no fue sólo por eso, haciendo que Eun Oh, le suelte que sería él, vamos, el Emperador de Jade, quién empezó todo eso, pero que fue su voluntad, la de Eun Oh, la que le puso fin. Clavarle la orquilla en el pecho a su madre, provocando que el Emperador de Jade lo mire divertido, mientras Yeom Ra trata de reunir toda la paciencia posible.

El Emperador de Jade, divertido, le dice que debe de haber otra razón para encontrarse con él.

Eun Oh, sujetando en corto su genio, le cuenta que descubrió que la culpable de la muerte de Arang fue ella misma. Entonces, que como el cuerpo de Arang no puede morir, no puede hacer sonar la campana de la verdad de ninguna manera. Y entonces Yeom Ra mete baza dándole la razón y riéndose satisfecho le dice además que por eso le dijo a Arang que no sería capaz de resolver ese problema. Eun Oh le pregunta cabreado por qué le dieron a Arang unos sufrimientos tan brutales. El Emperador de Jade lo mira en silencio pero Eun Oh continúa diciéndoles que le dieron un problema sin solución, mientras que ellos, allí arriba disfrutaban viendo cómo ella luchaba. Que deberían de haberle dado un problema que al menos tuviese una solución. Les pregunta que si no deberían de ser justos.

Yeom Ra le da la razón pero le dice que jugó relativamente limpio, pero que su maestro va y viene. El Emperador de Jade entra en juego para contarle que originalmente Arang no fue ahí para ir al Cielo, que el conocimiento sobre la verdad de su muerte y que fue ella misma quien lo provocó, por lo que le permitió conocer lo que quería saber. Si Arang supiese que fue ella misma quien provocó su muerte, eso significa que de cualquier manera recibirá su recompensa.

Le dice que el siguiente tema después de eso, es el asunto sobre el Cielo o el Infierno, para exigirle que le diga cuál es la verdadera razón por la que fue allí.

Lo siguiente que vemos es a Eun Oh saliendo a toda leche del depósito de libros, coger a Arang y sacarla de allí a la carrera mientras ella le pregunta por qué tardó tanto y si pudo ver su libro y quién fue el culpable de su muerte pero él le dice a la carrera que se lo dirá más tarde y desaparecen de ese lugar.

La Chamán no para de hacer sonar los cascabeles muerta de miedo porque ellos no vuelven al mundo real. En el bosque de Hwang Chun, Arang se cae y desaparece, mientras que Eun Oh no para de llamarla a voces y escuchar cómo ella lo llama una vez.

La Chamán por su parte sigue agitándolos para hacerlos volver. Arang se despierta y se encuentra con la pregunta de si no volvió junto con el Magistrado pero ella no responde, sólo se gira hacia Eun Oh pidiéndole que despierte, para un momento después, desaparecer, aterrorizando a la Chamán que le grita que despierte porque algo sucedió con Arang, a la que vemos siendo absorbida por el agujero al otro mundo, mientras le pide a Eun Oh que despierte y le diga que está bien.

Dentro del dormitorio, la Chamán no para de agitar a Eun Oh mientras le grita que algo malo sucedió.

Arang, fuera, le dice que todo lo que le pasó a él fue por ella, dándose cuenta que fue ella misma quien provocó su muerte y que por eso Eun Oh no se lo quiso decir, que de todas maneras no puede morir y al final iría al Infierno. Vuelta de Eun Oh al mundo real, sale a toda leche a por Arang, la echa a un lado y es él quien acaba en el Infierno.

Vemos que el trato que hizo en el Cielo, fue que por coger a la Psicópata que ellos querían atrapar, permitan que Arang haga sonar la campana de la verdad, que por favor cambien de opinión, haciendo que el Emperador de Jade le pregunte qué hará si él cambia de opinión, por lo que Eun Oh le contesta que dará su vida. Yeom Ra mete baza para decirle que no sólo eso, le pregunta si ocuparía el lugar de Arang en el Infierno y vemos que lo hizo, dejando a una destrozada Arang en el mundo mortal.

Desde luego, muy injustos ambas divinidades, que desde el principio jugaron sucio sólo para conseguir arreglar algo que ellos mismos estropearon, llevándoles a destrozar las vidas de dos humanos inocentes, teniendo encima uno de ellos que ir al Infierno.

Totalmente injusto. Arang ha cumplido el trato que hizo con ellos de principio a fin, y Eun Oh ha hecho el sacrificio máximo, que es el de entregar ya no su vida, sino su alma a Yeom Ra por Arang… ¿pero esto qué es? 

Al final vemos cómo Arang se desvanece mientras sube al Cielo.

Cambio de escenario, el Imbécil se convirtió en magistrado, el Trío del Ataúd sale a recibirlo, les pregunta si sucedió algo pero el líder le contesta que cómo sucedería algo allí, dándole otro la razón y diciéndole al Imbécil que gracias a él el pueblo disfruta de paz todos los días. Siguen dándose coba, momentos de mal rato por la metedura de pata del líder y los otros dos que hacen que todos vuelvan al trabajo.

La Chamán le da a probar la combinación de la carne con el kimchi a la posadera que le propone que sean socias, algo que a ella le extraña pero la posadera le dice que con ese sabor, conseguirá un gran éxito si lo vende. Y cómo no, ahí tenemos el gran negocio montado con el Trío del Ataúd ocupándose de la cola de gente esperando para probar sus platos.

Sorpresa, el cerdo – espía y el CHP no fueron al otro mundo, se convirtieron en fantasmas y se pelean por la comida que les da la Chamán.

¿Y ESTOS DOS QUE SE MERECÍAN SER CASTIGADOS POR YEOM RA NO LO FUERON? ¿EN QUÉ CARAJO PENSARON LOS GUIONISTAS?

En el Cielo, vemos al Emperador de Jade tomando té, cuando llega Yeom Ra a hablarle de Eun Oh, al que por sacrificar su vida permitieron vivir en el Cielo pero molesto le pregunta por qué insistió en volver al mundo humano, para luego seguir preguntándose por qué los humanos quieren vivir en el mundo humano tan desesperadamente, contestándole el Emperador de Jade que porque son humanos.

Yeom Ra cambia de tema para decirle que pensó que esa vez tendría su cuerpo, por lo que el Emperador de Jade le replica que podría haber una próxima vez, haciendo que Yeom Ra diga que es un desperdicio. El Emperador le dice que con su corazón pesaroso por no poder intercambiar cuerpos, le preparó un regalo, algo que alegra a Yeom Ra. Se giran y el Emperador de Jade llama a la cabra por el nombre del antiguo ángel de la muerte, algo que divierte a Yeom Ra, que pasa a felicitarlo porque de todas las cosas que ha hecho, esa es de lejos, la mejor. Venga va, ¿convertir a nuestro Moo Young en cabra-maceta? ¿Lo mejor? 

Entonces le cuenta que hizo que Moo Young se reencarnase en la cabra, porque parecía echarlo de menos, aunque eso vaya contra sus principios. Yeom Ra le contesta que no es una mala idea que pague en el Cielo sus pecados por no ser capaz de cortar sus lazos con el mundo humano y que necesitará volver allí a menudo.

Luego le pregunta si los nuevos ángeles de la muerte lo están haciendo bien, para que justo cuando vaya a contestar, aparezcan estos en escena y sorpresa, el Asesino es ahora un ángel de la muerte.

En el mundo mortal vemos a una niña en un campo lleno de flores, llegando poco después un niño que al ver a la niña se acerca a ella todo feliz mientras la Chamán lo llama. Es su hijo y le puso de nombre Eun Oh. Él agarra a la niña, los agacha y le hace el gesto de que guarde silencio, para luego decirle que aunque suene un poco grosero, siente como si no fuese la primera vez que se vieran y que es por eso que le está hablando. El niño es un ligoncete porque le suelta que conoció a muchas otras pero ninguna que fuese tan bonita como ella. Le pregunta si puede saber su nombre pero ella no contesta, así que exasperado se lo pregunta en voz más alta. Ella, con toda la tranquilidad del mundo le dice que es Arang, dejándolo a él momentáneamente fuera de juego. Ella le grita llamándolo magistrado, que le dijo que no bebiese del agua del olvido, para luego preguntarle si lo hizo, ella se exaspera y le pregunta qué van a hacer, y que de qué sirve que sólo ella recuerde. Le pregunta si no recuerda, si de verdad no recuerda nada, luego le grita llamándolo Amnésico, que qué va hacer, haciendo que él se caiga de traste asustado ante su genio.

Ella empieza a contarle sus vidas anteriores desde que ella era un fantasma, pero enseguida se desespera y dándose golpes en el pecho se pregunta que por dónde y cómo debería de comenzar esa larga historia, mientras se lamenta porque no sabe cómo hacerlo.

Ya de adultos, los tenemos a los dos en la misma situación que de niños y en el mismo lugar, mientras ella le pregunta qué va a hacer, si todavía no recuerda. Él sonríe divertido, para que ella acabe emprendiéndola con él a puñetazos mientras le pregunta por qué bebió del agua del olvido cuando le dijo que no lo hiciese. Eun Oh le contesta que ya lo sabe, que se lo dijo tantas veces que ya lo memorizó pero ella, cabreada, le pregunta si recordar y memorizar es lo mismo, pero él vuelve a sonreírle y le dice que ese momento es el más importante en su historia, algo que a ella le hace sonreír y se lance a besarlo.

Y así, entre charla y nuevo beso, esta vez por parte de él, acaba el drama.

Pues nada, un drama que empezó de manera trepidante y adictivo, pegó un frenazo descomunal, estropeó el papel de Arang, se lió la historia de mala manera, los que tenían que pagar por sus delitos no lo hicieron y los que no tenían que pagar por nada lo hicieron.

Ese final, con los dos reencarnados y él como hijo de la Chamán y el Imbécil, pues como que no me pega, la verdad, aunque supongo que eran las dos únicas personas capaces de aceptar todo eso sin volverse locos.

De los nuevos padres de Arang, nada se sabe, salvo que parece que lleva una buena vida y es feliz y que ya desde pequeña se encontró con el hombre que amó desde su vida anterior y por fin pudieron ser felices de una vez por todas.

Las escenas de besos, que a los dos se les dan genial y ella no es una estrecha, se vieron estropeadas creo que por el guión, que nos privó de grandes momentos entre ellos.

Eché de menos más contacto físico, porque tal y como iba él, todo loco, era lo menos que podía pasar y ella estaba loca por él, aunque tardó en reconocerlo.

Pues nada, a esperar a sus siguientes trabajos, que espero no nos decepcionen como lo hizo éste y eso que era la vuelta de Lee Jun Ki a la pequeña pantalla después de la mili, algo que esperábamos todas como locas, pero que como en el caso de Gong Yoo, por lo menos para mí, me acabó decepcionando, sobre todo el segundo.

Al menos Arang consigue el aprobado raspado, cosa que la de Gong Yoo se quedó muy lejos de lograr.

Listado de capítulos

Esta entrada fue publicada en Doramas coreanos, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas, Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Arang and the Magistrate, episodio 20. FINAL

  1. maby dijo:

    Personalmente me gusto basatante la historia y me gusto muxo el final.. de niños y ella enojada xq el no recordaba… me hubiese gustado que detras de la cabra apareciera moo young de vdd.. pero bueno parece q ahora daba algo bueno para el “te” del emperador jade… x otro lado q quedaran de fantasma el viejo choi y su secuaz me parece bien, q vea q no existen las clases sociales y q no le sirve de nada el estatus que tuvo en vida… ahora q pase hambre no mas y sea uno del monton… me agrado ver al asesino de cazador de almas, su personaje al final me dio mucha lastima fue miserable y bien merecido.. pero uyyy q pena con el…

  2. marybv dijo:

    Pues a mi el drama si me gusto, la historia muy buena y si creo que pagaron los malos, claro me estraño mucho lo q dicen del asesino, es decir en su cultura si tu acabas con tu propia vida por que lamentas lo que hicistes tus pecados vas al cielo? con razon tantos se suicidan muy diferente a nuestra cultura o religion , entendi bien? . Ahora ame el final la niña hablando como arang mori de risa.
    Pero cual fue el problema , me paso como con Rooftop Princes , esperaba mas de ella. crei que el emperador de jade iba a ser mas activo en el drama (aunque realmente el cielo nunca interviene son solo observadores, pero igual yo queria que actuara mas), realmente me gusto mas arang siendo fantasma. la relacion de ellos fue en retroceso desde que Eun Oh le midio el traje y la super quimica, a los besos luego donde el daba el 1000% y ella se quedaba en nada horrible (para mi estos ultimos los 2 gran fallos de la serie),
    Igual para mi la actuacion de Lee jun ki como siempre excelente, solo viendo sufria con el, asi q no me defraudo. Igual Big con Gong Yoo ellos no me defraudaron, lo malo fue el guion .
    Gracias po tus revisiones Ari como siempre excelentes,. gracias por tu esfuerzo que sabemos que no es facil

    • ARI8 dijo:

      Sí, allí es diferente de nuestra cultura el tema del suicidio.

      Coincido en que estuvo mejor la parte en la que ella era fantasma, ahí era fuerte, decidida y comiéndose el mundo pero luego el frenazo ese fue bestial y no tuvo la misma emoción.
      Ahí fue cosa de los guionistas, ese cambio de Arang y que los besos no tuviesen tanta fuerza fue todo cosa de ellos, que ella no es de las pacatas.

      De nada nena, gracias a ti por comentar ^___^

  3. Nuna dijo:

    A mí el drama también me gustó, que conste, pero es que no sé qué les pasó. Empezó fortísimo, era mi drama preferido, pero cuando Arang vuelve como “humana” ahí pegó un bajón importante. Arang pasa de ser una chica fuerte e independiente, a ser una muchacha a la que hay que proteger (¿cuántas veces la matan, poldió?). No sé, bajaron muchísimo las revoluciones, y creo que han desaprovechado el potencial de Shi Min Ah, que te puede hacer escenas míticas.

    Pero bueno, en líneas generales, la pérdida de interés no fue tal como para abandonar el drama, porque nos moríamos por saber cómo acababa y cómo iban a resolver las incógnitas.

    Respecto al final, bien, final feliz que es lo que casi todas queríamos, y le agradezco a los guionistas que, ya que tiran de reencarnación, por lo menos no les hayan borrado los recuerdos, que eso sí habría sido para rasgarse las vestiduras. Además, los niños son preciosos y la escena final muy bonita.

    Respecto a los malos, el CHP tendrá su merecido, porque mientras sea fantasma se va a tener que buscar la vida, e irremediablemente, algún día, será cazado por el Asesino, e irá donde tiene que estar, y Yeom Ra encantado, ejejejjejejeeeeeeee.

    En cuanto a lo de Moo Young, joé, ahí sí que no. ¿Cómo me lo convierten en cabra? Vale que eso es mejor que la inexistencia total, pero ¿con todo lo que ha sido él, acaba convertido en cabra sólo porque tenía sentimientos de piedad y compasión? Que alguien me lo explique, porque su final no lo entiendo… ainsssssss…

    • ARI8 dijo:

      Yo las veces que mataron a Arang perdí la cuenta y la verdad, que fue como si volviese a ser Lee Seo Rim. Otra vez humana y ni rastro de la antigua Arang.

      Toda la razón en que desaprovecharon el potencial de Min Ah y que si le llegan a dar al personaje la fuerza que tenía en su etapa fantasma, habríamos estado si no como en Faith, casi.

      Los niños fueron una ricura, sobre todo la nena, que cuando se exaspera y se da esos golpes de pecho estuve por apachurrarla en un abrazo.

      Lo del CHP, me hubiese gustado ver el juicio de Yeom Ra, fue lo que me faltó.

      Lo de Moo Young, sí que no, por ahí no paso, no lo entendí tampoco, ¿tan mal estaba que tuviese sentimientos humanos y por eso fue castigado? La verdad, que prefiero un ángel de la muerte como él y no un maldito bloque de piedra que es lo que las dos divinidades querían.
      Convertirlo en cabra, inaudito, de verdad, inaudito.

  4. Keiko dijo:

    Pues nada, me alegro de que el drama haya terminado bien, que para ser un sageuk ya es bastante… Volvemos a lo que decíamos un par de episodios atrás: si no hubiera coincidido con Faith, probablemente yo me lo hubiese visto hasta el final, porque, sobre todo al principio, tenía muchos puntos buenos, y entretenía bastante.
    Pero no sólo coincidió con el drama más adictivo de este año, sino que además empezó otro que también es muy interesante: Nice Guy. Nada menos que Song Joong Ki, en un dramón, sí, pero que está bastante bien. Y ya me despisté. Adoro a la pareja protagonista, y quería saber el final, así que gracias por las revisiones, chicas, me han encantado 😉
    Un final bastante… no sé… extraño. Reencarnación, muy bonito… No se me ocurre qué más decir. Lo de Moo Young hecho cabra me deja o_O . Ha habido varias momentos en el drama en que se me ha quedado esa cara, porque Arang se ha muerto no sé cuántas veces y ya parecía cachondeo. A lo mejor más adelante, para quitarme el mono de otras cosas (Hottie, te cojo y te ajfjkfjskjkgk), me lo veré tranquilamente.
    Otra vez gracias por vuestro trabajo, es estupendo 😉

    • ARI8 dijo:

      Supongo que eso también pesó mucho, que Faith anduviese por medio y lo de Song Jong Ki, es que se las trae, madre mía de mi vida y mi corazón.

      Gracias a ti por comentar siempre nena ^___^

      • marybv dijo:

        cuantas veces desee revisiones de Nice Guy jajaja pero entiendo lo liada que tienen que estar ambas, aunque ojala aunque sea una entrada especial , por fisss

  5. sivap0s dijo:

    Aunque no comente en las demas revisiones si me gustaria comentar en este ultimo capitulo, aunque el drama comenzo grande en el camino se me hizo tan pesado de ver y hasta aburrido y me apena porque este era el regreso que habia estado esperando de LJK, con otra actuacion impecable, no fue malo, pero sabiendo el potencial que tenia y lo innovador que era este tema, con el cast que se gastaba, no puedo dejar de pensar que en mi caso no lleno las espectativas que tenia, mi enojo mas grande fue con el personaje de Arang y tambien pienso que Shin Min Ah estaba para mas, porque donde quedo esa protagonista de los primeros episodios, con lo que me encantaba y lo harta que estoy de las protas tipo cenicientas o que a medio camino se desvanecen, tantos capitulos haciendose sufrir a ella misma y a Eun Oh, pero por lo menos el final me deja con un buen sabor de boca y creo fue bastante coherente exceptuando lo de Mo Young que es para no creermelo acaso no podia habia mejor final para el, tambien descubri a Yun Woo Jin que aunque lo habia visto antes este papel de tipo miserable que le toco realmente me llego a pesar de todo lo que hizo

  6. ClAudiaL dijo:

    No me canso de agradecer tus revisiones, y te confieso que el final, no me disgustó pero tampoco me gustó, y la verdad no se si este sin sabor es mejor que un dulce o un amargo jejejeje
    Sin embargo no me arrepiento de verlo, porque esperaba con muchas ganas ver a Lee Jun Ki y para mi valió la pena.. como lloraba.. como sufría.. como amaba y yo.. como lo amaba a él, como sufría con él.. (y como me irritaba Arang).
    Bueno, espero que se tome un receso, coja unos kilitos de más y se aventure no muy lejos en un nuevo proyecto, que nos de mucho más de él, que talento le sobra.
    Lo de Shin Min Ah lo quiero olvidar.. no digo más..
    Lo de los dioses.. no sé si es que mi comprensión es limitada… pero no entendí que pitos flautas O.o a que jugaban?? lo saben todo?? no saben nada?? nos usan?? los sorprendemos?? no tenían otra forma de solucionar el problema de la bruja?? es su manera de matar el tiempo “eterno”??, volver a Moo Yeong cabra es gracioso?? Bueno, no es que sea antropocéntrica, que le jalo a la cosa del conservacionismo y tal.. pero.. una cabra florero?? en fin… me doy con este par.. me quedo con el caldo de ojo que me dí viendo al pequeño Ji Sub XDDD
    Saludos chicas

    • Nuna dijo:

      Pues lo saben, pero por lo que parece no pueden controlar el destino, aunque sí influenciar sobre él. Llamémoslo libre albedrío. Lo de la cabra no tiene nombre…

  7. el final ha estada pasable…auqnue io hubiera querido que ninguno de ellos muera, no me gusto que tuvieran que esperar a reencarnar, para poder ser felices, auqnue me gusto que arang recuerde todo, pero no eunho, jajjjaja, como trata de hacerle recordar pero este olvido todo….XD
    Tuvo sentido de que el magistrado de fuera al infierno, así los de la tierra lo olvidarian, por eso cuadno resucito como hijo de la chaman, no se sorprendieron tanto…pero me imagino que cuadno vean ha arang, si se van a sorprender, jajajjajaja
    Me dio pena el asesino, pero creo que pudo encontrar la apz que necesitaba como angel de la muerte T____T
    Me dio risa cuando jade le regalo a yeon ra la cabra…pobre mo young jajajja
    Lee Junki ha estado muy bello en su papel como magistrado, aunque creo q el rating no lo acompaño mucho , pero a mi si me ha gustado, shinminah a sido el algunas escenas un poco sosa, pero todavia es una ade mis actrices favoritas….espero poder volver a verlos a los dos en un nuevo drama sea juntos o separados XD

  8. sarucho dijo:

    bueno comentare…a mi la serie me ha gustado mucho. Aunque reconozco que el personaje de shin min ah en los ultimos capitulos llegaba a hartar. y si que me di cuenta que se moria mucho yo al final hasta me partia de risa. No se porque estropearon un personaje que pintaba pero que muy bien. y el me ha encantado no tengo ninguna queja.Me enfade un monton con los del cielo¿pero que es esto un cachondeo? osea que la respuesta era un mal truco sin solución a la que no podia ganar arang? perdonnn y se han pasado la serie jugando con ella¬¬ buahh que es esto??? pero bueno les perdono porque les reencarno a los dos así podran estar juntos(por cierto las escenas de los niños me han encantado voy a seguir a esa niña que desparpajo muestra para ser tan peque).que hayan dejado al malvado como fantasma no me preocupa porque se que sera atrapado. y me alegre de volver a ver al asesino ya que aunque al principio me daba miedo, luego un asco que no veas la verdad es que al final le habia cogido cariño y me daba penilla. Me gusto que le dejaran ser angel de la muerte….pero que paso con el angel de la muerte original!! le convirtierón en una cabra???? venga yaaa ahí lo estropearon de verdad. pero que hace un angel de la muerte siendo una cabra. Joe esto no tiene ni pies ni cabeza…bueno exceptuando esto lo demas me encanto ^^

  9. María Casado Gonzáalez dijo:

    A mi me ha gustado mucho, la trama, la historia todo
    pero el final me ha dejado plof nose me esperaba otra cosa ademas no he entendido el final hasta que he leido este articulo pero nose no me convence.

  10. lu dijo:

    recien la he visto y la verdad q el final no lo entendi y x eso tratae d buscar algo q m lo explique y encontre tu pag 😀 gracias x las revisones! bueno la verdad q si opino casi igual respecto a arang pero en general me pareció entretenida siempre había algo q t sorprendía y x eso noo m despegaba y la llegue a terminar en fin a mi si me encanto una d mis preferidas igual gracias x las reviciones

  11. Patricia dijo:

    este fin de semana vi este drama y me encantó la música, los paisajes, la fantasía, los protagonistas, la historia, que para mi no era tan predecible como otras, pero no se hay algo que me desagrada en los doramas coreanos, esa falta de pasión cuando le ponen todo y uno esta que se para para ver como el la toma se besan y hacen lo que deberían hacer dos personas enamoradas, y pasa lo que vemos en todos los dramas el prota con toda la intensidad y la estatua que tiene por delante, en ese momento los odio tanto, que tiene de malo que se den un beso con pasión, esos besos ñoños que nadie se da!! por favor, no creo que en la vida real los coreanos sean tan fríos en esos momentos, si estas por perder al amor de tu vida lo único que quieres es aprovechar cada minuto con esa persona, de amarlo con intensidad y pasión y hacerle de todo (LJK OMG) bueno con este pensamiento mio creo que espantaría a los coreanitos. Tampoco me gusto el final, pero bueno que mas se puede pedir si casi todos los finales son arruinados perdon abiertos.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .