Arang and the magistrate, episodio 18

por @Ari2PMAM

Ahí tenemos a un enfurecido Eun Oh (Lee Jun Ki) ya fuera de su oficina, exigiendo saber qué es lo que está pasando, cuando llega el cerdo – gobernador preguntándole por su identidad pero él pregunta quién es ese tipejo que le exige que le diga quién es, para que el esbirro del cerdo – gobernador lo identifique.

Eun Oh no se arredra y le exige de muy mala que le diga qué es lo que hace allí sin haberse anunciado y llegar armando todo ese lío.

Entonces, el cerdo – gobernador lo acusa de alta traición usando su puesto como magistrado, por lo que está allí para arrestarlo y dejar al descubierto todos sus crímenes sin dejar uno sólo. Esto, deja a Eun Oh estupefacto pero no dice nada mientras se lo llevan, para ser acompañado del Imbécil, al que el cerdo – gobernador acusa de lo mismo.

Mientras, el Trío del Ataúd, flipa en colorines y andan con ellos de corbata por lo que está sucediendo, aunque claro, el que se puso de lado de Eun Oh no se cree nada de lo que dice el cerdo – gobernador.

Ya en la cárcel, el Imbécil se acerca a Eun Oh para preguntarle de qué va todo eso, que qué es eso de rebelarse y cometer alta traición. Quiere saber quién pudo maquinar esas acusaciones, porque no hay manera de que suceda algo así si no es porque alguien conspiró contra él. Un muy enfurecido Eun Oh, le dice claramente que fue cosa del CHP.

Y ahí aparece el CHP, al que el cerdo – gobernador le pregunta si lo que le puso en la carta que le envió era verdad, pero el CHP se mantiene en sus trece, revelando los orígenes de Eun Oh y que lo que hizo fue ir contra las órdenes del Rey. Que todo lo que le escribió era la carta era verdad y sin una sola mentira.

El cerdo – gobernador tiene miedo, porque es hijo de Lord Kim Eung Boo, para preguntarle a continuación si después no tendrán algún problema. El CHP se ríe seguro de sí mismo, sugiriéndole que eso es algo bueno, porque pueden unirse para acabar con los dos de un plumazo.

Cerdo – gobernador le dice que el resentimiento que tiene contra esa familia es muy grande, porque fue el padre de Eun Oh quien le hizo renunciar a su posición y acabar en ese pueblo. El CHP respira hondo para decir que no los dejará ir de ninguna manera, que acabará con ellos.

PAPÁ DE EUN OH, ENTRA EN ACCIÓN, LEÑES, Y ACABA CON EL CHP DE UNA MALDITA VEZ.

En la cueva, la Psicópata le da la bienvenida a Arang (Shi Min Ah), para luego ordenarle que se siente. Nada más hacerlo le pregunta qué es lo que quería preguntarle que fue a verla, así que Arang va al grano, quiere saber qué es lo que quería la madre de Eun Oh a cambio de su cuerpo. La Psicópata en vez de responderle, le pregunta que por qué siente curiosidad pero no la deja responder, sigue con las preguntas. Ahora pasa a cómo de grande fue lo que dio a cambio del cuerpo, que dónde en el mundo puedes encontrar algo más precioso que uno mismo. Si siente curiosidad sobre eso pero Arang no responde, por lo que la Psicópata le cuenta que lo que quería era vengarse del CHP. Arang sospecha y quiere saber por qué está todavía vivo, así que la Psicópata le explica que la madre de Eun Oh no quería matarlo, sino que quería que pasase lo que le quedase de vida arrodillándose a sus pies, algo que le haría vivir una agonía a causa de esa sumisión e indignidad. Ya que el CHP se arrodilló ante ella, no necesitó usar ningún otro método. Todo lo que necesitó hacer fue entrar en el cuerpo de esa mujer.

Arang no se cree que esa fuese la razón por la que la madre de Eun Oh le diese su cuerpo.

El Asesino, por su parte, está paseo arriba, paseo abajo por delante de la entrada a la cueva, hasta que al final reúne el valor para entrar, pero se detiene al verlas hablando. La Psicópata le está preguntando a Arang, que querría a cambio de su cuerpo pero ésta no responde, así que la apura que responda, aunque sigue callada, por lo que le pregunta si es venganza contra la persona que la mató o protección para las personas que ella quiere.

La apura a que le diga qué es lo que quiere a cambio de renunciar a ella misma. Arang parece que va a responderle pero se levanta y se va.

El Asesino sale tras ella y la agarra para detenerla y recordarle que no debe de olvidar lo que le dijo antes. Arang le pregunta que qué palabras, por lo que ella se pone a recordar la conversación en la taberna donde él le aconsejó que nunca se le ocurriese renunciar a ella misma por nada que desease. Que lo que sea que suceda, nunca renuncie a quien es ella, que se lo prometiese.

De vuelta al presente, ella le pregunta por qué está con la Psicópata, pero él no le contesta y Arang se va.

El Asesino entra en la cueva, donde la Psicópata empieza a poner de vuelta y media a Arang, para luego ordenarle que no mate a Eun Oh, que lo deje seguir viviendo porque cambió de opinión tras encontrarse con Arang. A continuación lo mira con desprecio para explicarle que la razón por la que no pudo conseguir el corazón de Arang cuando le dijo que lo hiciese, que la entiende ahora, algo que deja al Asesino fuera de juego.

Llegada del CHP a la cárcel con una sonrisa de oreja a oreja, para tener la desfachatez de preguntarle a Eun Oh si está cómodo en esa celda, pero Eun Oh sólo lo mira con desprecio.

El CHP mira hacia la celda del Imbécil para decirle que ya que su esclavo está también allí encerado, que no tendrá a nadie que le pueda proveer de nada y que si él debería de darle a una persona. Eun Oh apenas hace un mínimo gesto de rabia pero en el momento en que el CHP le hace saber que conoce la identidad de Arang, entonces sí que se pone en guardia. El Imbécil salta pero Eun Oh, muy controlado, creo que a duras penas, le ordena que se quede callado.

El CHP se sigue burlando, ya que según él, que un fantasma le lleve cosas debe de hacer que tenga algún sentimiento especial. A continuación lo amenaza de muerte y con lo que le pueda suceder a Arang. A Eun Oh empieza a temblarle el párpado, pero el CHP sigue diciendo que ya que ella tiene un cuerpo que no puede morir, no serán capaces de encontrarse en el otro mundo.

Eun Oh sigue callado pero el CHP que quiere que salte, pasa ahora al tema familiar, a preguntarle si es el nieto de Seo Joon Soo, lo que hace que Eun Oh sospeche por dónde pueden ir los tiros. El CHP le cuenta que su abuelo fue desmembrado y que murió delante de su madre. Que le puede dar todos los detalles también, para preguntarle que si los quiere escuchar de una vez.

Eun Oh está iracundo, quiere matarlo, vengarse de lo que les hizo, restituir a su familia pero se contiene, a duras penas pero lo hace. El CHP lo llama arrogante bastardo para informarle de que no podrá hacer nada, al igual que su loca madre tampoco fue capaz de hacer nada y eso sí que ya hace saltar a Eun Oh, que está rabioso, iracundo, con deseos de derramar sangre, la del CHP en concreto.

Arang llega al tribunal y al ver a esos otros tipos se pegunta qué está pasando. El Trío del Ataúd, en cuanto la ve, se va corriendo hacia ella.

El que se puso del lado de Eun Oh le pregunta dónde estuvo que llega tan tarde. Arang pregunta qué fue lo que sucedió, por lo que otro del Trío le informa de que el tribunal fue puesto patas para arriba, para que el Líder del Trío le cuente que Eun Oh fue encerrado en prisión.

Esa noticia deja a Arang sorprendida, no se lo cree, por lo que quiere saber qué fue lo que pasó para que Eun Oh acabase así. El Líder le informa de que fue acusado falsamente de alta traición, lo que empieza a atacar de los nervios a Arang que quiere saber por qué lo acusaron de semejante cargo. El partidario de Eun Oh empieza a explicarle que fue cosa del CHP pero no puede continuar porque ella sale pitando, supongo que a ver a Eun Oh.

En el pueblo, la Chamán va toda loca de preocupación alucinando con las noticias, mientras se dice a sí misma que ante el cargo de alta traición ni siquiera se pararán a preguntar, sólo lo matarán y que cómo pudo suceder eso.

Arang llega a las celdas y empieza a llamar a Eun Oh a voces, porque no puede acercarse hasta su celda. Él se levanta y la mira preocupada, para que llegue en ese momento la Chamán que se echa a llorar.

Eun Oh le ordena que se quede en casa de la Chamán porque no saben lo que puede suceder. Ella no quiere dejar así a Eun Oh pero el Imbécil la apura a que se vaya con la Chamán, porque si el CHP la ve, no saben lo que podría hacer, así que apura a la Chamán a que se la lleve. Ésta va a obedecer pero llegan los carceleros y las echan de allí a empujones, dejando a Eun Oh muerto de la preocupación.

En la entrada del tribunal, está puesto el cartel con los cargos contra Eun Oh, haciendo que la gente del pueblo alucine en colorines pero les queda más que claro que es una conspiración. Otro de ellos les pregunta si se van a quedar allí mirando sin hacer nada, por lo que les anima a que vayan todos juntos, para al menos presentar quejas pero otro lo acusa de querer tener problemas, porque si personas como ellos van como un grupo y dicen algo así, entonces el Magistrado se verá acorralado de verdad acusado de ser el líder de los rebeldes, por lo que les aconseja que no hagan demasiado ruido y que vean cómo se van desarrollando las cosas. Al final le hacen caso y se van.

En casa del CHP, el Asesino se entera por el cerdo – espía de los cargos contra Eun Oh, que está encerrado en prisión y que ese día dará comienzo el primer interrogatorio. El Asesino se queda completamente fuera de juego, pero bueno, para él, con los planes que tiene para Arang le viene de perlas.

El cerdo – espía parece estar preocupado por Eun Oh, así que continúa hablando. Le informa de que cree que todo fue urdido por el CHP. El Asesino enseguida le pregunta por la gente del Magistrado, por lo que el cerdo – espía le informa de que su esclavo está encerrado con él en prisión pero no puede continuar porque sale a toda leche para ver qué fue de Arang.

Ahí estamos, en el tribunal, donde el cerdo – gobernador está sentando en la silla de Eun Oh para presidir el interrogatorio, al que llega el CHP precedido del cerdo – espía número uno. También están Arang con la Chamán para acabar de completar el cuadro con la llegada del Asesino que aliviado ve que Arang está bien.

Al momento, el cerdo – gobernador ordena que traigan a los criminales y allí que llevan a Eun Oh y al Imbécil a los que obligan a arrodillarse.

Eun Oh ve que Arang está allí y el contacto visual entre ambos es bestial, porque él, está iracundo y preocupado porque ella esté allí, mientras que ella está desesperada porque no sabe lo que le podrá suceder.

El cerdo – gobernador empieza con los cargos, haciendo saber a todo el mundo de que es hijo de una esclava y que durante ese interrogatorio estará temporalmente desposeído de su posición. Que él llevará a cabo el interrogatorio en el que se revelarán todos sus crímenes de manera clara.

Arang empieza a atacarse de los nervios cosa mala pero ve cómo Eun Oh, orgulloso y furioso contraataca preguntándole que si a causa de esos cargos infundados, encerró a gente inocente en prisión acusándola falsamente de alta traición y que si la justicia es tan mezquina en ese país. Eso hace saltar al cerdo – gobernador que pasa a preguntarle si admite que logró que la gente se librase de los trabajos de construcción en la Villa Real, para disfrazarlos de guardias para su ejército privado.

Eun Oh le grita que nunca hizo eso pero el cerdo – gobernador sigue con que cubrió las plazas de guardias con gente de la clase baja sin tener en cuenta la identidad de las personas, para luego preguntarle sobre la ocasión en la que dijo que daría a esas personas posiciones en el tribunal del gobierno. Que eso es una relajación en la disciplina del país y una decepción para la benevolencia de la Familia Real y la Corte y que si admite todo eso pero Eun Oh, furioso, dice que no reconoce nada de eso.

El cerdo – gobernador sigue preguntando que si no le dio a su esclavo una posición en ese tribunal y ahí Eun Oh ya alucina colorines, porque ve que van a intentar ir a por el Imbécil, la pieza más débil de esa partida.

El otro sigue dale que te pego con que no tuvo en cuenta los status, convirtiéndolo en un oficial del gobierno sólo porque le dio la gana. Le pregunta que si no sabe que eso va contra las leyes del país y que es un equivalente a Alta Traición.

Ahora lo ataca diciendo que sabe que es el hijo que de una esclava y que para alguien como él, ir a esa villa importunándolo de esa manera para castigar a alguien como él que no merece la pena, no es su verdadera intención.

No sé qué dice a continuación porque me faltan subs pero cuando vuelven a aparecer, lo que vemos es que lo que quiere hacer es usarlo para dar ejemplo y que no dudará en hacerlo, para luego apurarlo a que admita los cargos que hay contra él. Que si lo hace, al menos le perdonará la vida.

Eun Oh no dice nada, la gente del pueblo está muy preocupada, el Asesino no le quita ojo a Arang y ésta, quiere liarla parda pero el Trío del Ataúd le pide que no se meta, porque si lo hace, se meterán en problemas. La Chamán la abraza y le pide que piense en el Magistrado.

Eun Oh ve lo que está pasando, algo que lo hace sentir impotente y arder de rabia, así que le grita que le ha informado de unos delitos que él no cometió y de los que no tiene la menor idea, algo que hace revolverse en sus sillas al CHP y al cerdo – gobernador.

Un desafiante Eun Oh, les dice que si lo encierran en una celda o lo cuelgan, que hagan lo que les dé la gana. El cerdo – gobernador se sorprende ante eso, por lo que Eun Oh continúa diciéndole que si de verdad cometió algún crimen no lo evadirá y que recibirá el castigo.

Semejante desafío hace que el CHP se levante para preguntarle si lo soportará, así que levanta la vista hacia la gente del pueblo e insultándolos les dice que miren y vean lo que sucede si tratan de quebrantar las leyes. Que tienen que saber qué tipo de hombre es en realidad. Eun Oh lo mira rabioso, iracundo al ver que el CHP se está saliendo una vez más con la suya.

El CHP ordena al cerdo – espía que agarre a Arang que trata de soltarse pero no puede. La sube a uno de los escalones y la pone ante él que ahora pasa a estar muerto de preocupación por ella. El CHP sigue insultando a la gente del pueblo a la que le dice que fueron engañados por un magistrado que está hechizado por un fantasma. Que ni siquiera pueden distinguir entre la mierda y el estofado, sólo reír.

Los hombres de antes se preguntan de qué está hablando, para que el CHP diga que le quitará esa máscara de astucia que lleva. Acusa a Arang de no ser humana, haciendo que ella lo mire primero sospechando y luego asustada.

Todo el personal, salvo los que conocen la verdad alucinan en colorines, mientras que el cerdo – gobernador le pregunta al CHP de qué está hablando.

Arang trata de contraatacar pero el CHP les dice que les mostrará la evidencia de que es un fantasma, así que coge una espada dispuesto a matarla cuantas veces hagan falta para que se den cuenta de la verdad. Eso hace gritar desesperado a Eun Oh, al que los esbirros del cerdo – gobernador tienen que reducir. El Asesino se adelanta unos pasos pero no hace nada.

La gente del pueblo está asustada, el Trío del Ataúd sorprendido, la Chamán preocupada y Eun Oh le grita que no se atreva a ponerle una mano encima pero el CHP se burla de él diciendo que tiene que haber estado desesperado. Sobre quién está diciendo la verdad y quién está mintiendo, la tendrán ante sus ojos.

Eun Oh trata de levantarse pero no le dejan, el Asesino quiere salvarla pero no le dejan pasar, el CHP está loco por matar a Arang pero no puede porque Eun Oh le grita que espere, para a continuación decir que reconoce todos los crímenes. El CHP quiere seguir adelante con lo de Arang pero el cerdo – gobernador le ordena detenerse, aunque el CHP pasa del tema y sigue insistiendo en que Arang es un fantasma y quiere matarla, por lo que el cerdo – gobernador tiene que gritarle de nuevo que se detenga, no quedándole más remedio que hacerlo.

Al final, lo que tenemos, es un intercambio de miradas desesperadas y llenas de tristeza entre Arang y Eun Oh que lo dicen todo.

Una vez acabado el juicio, el Trío del Ataúd está atacado de los nervios. El Líder se pregunta qué es lo que sucede, para luego soltar que eso es como ser fulminado por un rayo. Otro de ellos le dice que eso es lo que quiere decir, porque una vez que eligieron de qué lado de la línea querían estar, Eun Oh fue encarcelado junto con el Imbécil. El Líder se lamenta por haber cambiado de bando, para luego decirles que desea que el CHP acepte de nuevo su lealtad, lo que hace saltar al partidario de Eun Oh, que se pone en pie de un salto para preguntarle de qué está hablando, que en ocasiones así deben de actuar juntos. Que pueden usar esa oportunidad para tratar de salvar a Eun Oh. Ante la pregunta del Líder sobre cómo deben hacerlo, le dice que deberían de ponerse máscaras e ir a sacarlo de prisión pero eso cabrea al Líder, ya que si hacen eso, acabarán en prisión también.

El tercero en discordia que se mantenía callado salta con que tiene que idear algún plan que pueda salir bien, hasta que al final, tras darle un poco a la pelota tienen la genial idea de ir a llamar al papá de Eun Oh para que ayude a su hijo y a toda leche, envían a un mensajero que entrega la carta en casa del papá.

Ahí tenemos a Arang y a la Chamán, sentadas fuera de la casa mirando al cielo y una luna en cuarto creciente que anuncia el poco tiempo que le queda a Arang.

La Chamán le pregunta a Arang que no puede entender porque es alguien que no sabe gran cosa el hecho de que sea algo malo que el Imbécil lleve un uniforme de oficial. Que nunca ha pensado en eso desde que lo vio llevarlo. Le pregunta por qué tiene que haber gente de clase alta y gente de clase baja, que es algo que no sabe. Que todos tendrían que ser iguales bajo el cielo mientras la luna brilla sobre ellos.

Arang le contesta que tampoco lo sabe. La gente que debería haber vivido se convierte en fantasmas errantes, mientras que el CHP que debió de haber muerto hace mucho, sigue vivo y convertido en un demonio.

Le pregunta si tiene que haber una razón para todo. Luego sigue diciendo que quizá el Emperador de Jade (Yoo Seung Ho) fue el primero al mandarlos a un mundo equivocado, diciéndoles tanto a humanos como a fantasmas que cambien tanto como puedan.

Al día siguiente, el CHP y el cerdo – gobernador siguen juntos en el tribunal, cuando Eun Oh y el Imbécil son llevaos ante ellos y puestos de rodillas.

El CHP se acerca a Eun Oh, al que le dice que desde el primer momento en que llegó a Miryang no hubo un día de paz pero que cree que finalmente podrá leer algunos libros. Eun Oh se ríe despectivo, para preguntarle si con esa boca está diciendo que está engañando y decepcionando al mundo, para luego gritarle la pregunta de si dijo está llevando una máscara de astucia. El CHP sólo lo mira y Eun Oh continúa con sus andanadas. Le dice que él le cierra la boca a la gente con sus palabras para matarlas y que exprime a la gente hambrienta para llenar sus propias despensas. Que todo eso lo recordará hasta que sea sólo huesos. Sin embargo, el Cielo no es sólo algo que está allí como un paisaje, por lo que sería mejor que se preparase para su castigo por parte del Cielo.

El CHP se cabrea y le da una patada que lo lanza al suelo, mientras le dice que él es la ley y el cielo y que será él quien reciba ese castigo, porque será él quien le aplicará el castigo del Cielo, comenzando a patearlo, lo que ataca al Imbécil y al Trío del Ataúd.

Pero entonces alguien grita que se detenga, porque… AHÍ HACE SU ENTRADA EL PADRE DE EUN OH MUAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.

El CHP le pregunta que cómo los detiene cuando se están ocupando de asuntos nacionales, que aunque esté en la cima del poder ahora, está diciendo que voluntariamente cometería el delito de obstrucción a la justicia.

El padre de Eun Oh no le dice nada, sólo mira a su hijo, que a su vez lo mira a él muy preocupado.

El padre de Eun Oh finalmente habla para preguntarle cómo es que se atreve a llamar al cerdo – gobernador por un asunto personal y tratar de sacrificar a personas inocentes.

El CHP se ríe, para decirle que incluso aunque sea su hijo, cómo es que pone del lado de los rebeldes, para preguntarle si es que también está metido en el grupo de esos rebeldes, lo que le gana una mirada iracunda del padre de Eun Oh.

El CHP le dice al cerdo – gobernador que ya que Lord Kim Eun Boo parece estar conectado con ese caso, por qué no preparan un interrogatorio para él también. El cerdo – gobernador lo mira para empezar a dar las órdenes para que se lleve a cabo pero el padre de Eun Oh les ordena que reciban la Orden Real que tiene que darles, lo que acojona bastante al CHP y al cerdo – gobernador haciendo que se les pongan de corbata, si es que acaso los tienen, que ése ya es otro tema.

Mientras, Eun Oh alucina porque el padre haya ido a ver al Rey para salvarle y el resto del personal acaba de rodillas ante el padre para recibir la Orden Real, CHP y cerdo – gobernador incluidos MUAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.

El cerdo – gobernador debe liberar al ex – Magistrado de Miryang de inmediato. Que su posición le fue dada por Orden Real diciendo que no se preguntaría la clase social. En cuanto al nombramiento de un esclavo como oficial, la contratación de su propio ayudante, es uno de los derechos otorgados al Magistrado por lo que tampoco se le acusará por eso.

Por otra parte, con respecto a la acusación que le hizo, creó un sentimiento público de ansiedad con la que el pueblo no estaba de acuerdo y que incluso hay parabienes sin fin sobre que el pueblo se convirtió en un lugar pacífico y que la vida de los habitantes del pueblo mejoró mucho más desde que él es el Magistrado, por lo que tampoco es culpable de ese cargo.

Por el cargo de unir a Eol Ja y Seo Ja para crear su ejército privado es encontrado también no culpable ya que no hay evidencias suficientes.

Y ya que los actos malvados llenos de mentiras del CHP fueron revelados claramente, y sus verdaderas intenciones para todas esas acusaciones son sospechosas, Kim Eun Oh es declarado no culpable.

Por lo tanto el Rey ordena el perdón para Kim Eun Oh y la restitución en su puesto.

Todo esto, hace que Eun Oh acabe llorando dándose cuenta de cuánto lo ama su padre.

MARAVILLOSO, SIMPLEMENTE MARAVILLOSO, CÓMO EL PADRE LLEGA INCLUSO HASTA AL REY PARA SALVAR A SU HIJO, AL QUE CONSIDERA TAN HIJO COMO LOS LEGÍTIMOS Y AL QUE AMA COMO TAL O MÁS.

DE VERDAD, ESPECTACULAR, FANTÁSTICO, IMPRESIONANTE CÓMO CON UNA ORDEN REAL HUMILLA A ESOS DOS CHP.

REVERENCIA DE NOVENTA GRADOS Y APLAUSO.

Arang y la Chamán están esperando a que los liberen y cuando esto se produce, la Chamán va corriendo hacia el Imbécil, que la coge en brazos y se ponen a dar vueltas, mientras que Eun Oh y Arang sólo se abrazan en silencio.

De nuevo con su uniforme puesto, sabiendo lo que pesa la responsabilidad que carga ahora sobre sus hombros y cómo su padre se la jugó por él, creo que Eun Oh decidió seguir el camino de ese gran hombre.

Fuera, reunido con él, éste le dice que para ese caso, la mayoría de los cortesanos admitieron que se sentían culpables por haber cerrado los ojos a lo que le sucedió a su abuelo materno.

Le cuenta que el informe detallado que escribió sobre las maldades cometidas por el CHP, jugó un papel decisivo. Entonces, un muy seguro Eun Oh le informa de que eso es sólo el comienzo, que llegará hasta la putrefacta raíz de todo eso para revelarlo al mundo entero. El padre se muestra de acuerdo, para luego preguntarle si encontró a su madre pero él le dice que encontrará el paradero de su madre. Tras eso, el padre le dice que una vez se arrepintió por no hacer que se asentase en lugar de que estuviese vagando por ahí. Sin embargo, cree que él mismo no quiso ver cómo su hijo echaba de menos a su madre mientras desempeñaba el trabajo de oficial. Que incluso si se sientan en la Corte, hay algo que no pueden ver y eso es el sentimiento público. Que una vez que el agua fluye, su camino se hará según la ley de la naturaleza, por lo que ya que se ganó el sentimiento público y lo dejó manifestarse, que si no cree que debe de ver hasta el final cómo se hará su cauce.

Eun Oh le pregunta que cómo puede decir que conoce cuál es el sentimiento público. Sin embargo, que no permitirá que ningún inocente muera en vano nunca más, ni uno solo de ellos.

El padre suspira y lo observa con detenimiento para decirle a continuación que está muy demacrado y al ver esa preocupación por él, a Eun Oh se le vuelven a llenar los ojos de lágrimas.

Y ahí tenemos a Arang, sentada en su cuarto, pensando en Eun Oh y todo lo que éste tiene: Un padre, una madre, al Imbécil, ese tribunal de Miryang, una casa en Gimhae y que en esa casa hay gente que lo conoce.

Que él tenía su propia vida, para a continuación pensar en lo que le dijo la Psicópata.

VOY A ARREARLE TANTOS PESCOZONES A ARANG QUE NECESITARÁ DIEZ KILOS DE TROMBOCID PARA SANAR. ¿CÓMO PUEDE SER TAN TONTA?

Vemos que la Psicópata por su parte está sufriendo por los ataques de la madre de Eun Oh, que la debilitan y hacen que el cuerpo se deteriore.

Empieza a llamar a Moo Young (Han Jung Soo), que justo en ese momento hace su aparición en la boca de la cueva.

Una vez dentro, ella se acerca a él pidiéndole que la ayude pero él sólo aprieta una mano en un puño muy fuerte y se va.

En el tribunal, Eun Oh está con el Trío del Ataúd, a los que les dice que han pasado por momentos muy duros durante ese tiempo por su culpa, pero le dicen que no es nada. Luego se gira hacia el Imbécil, al que le dice que deben de ir a finalizar las cosas. Éste le da la razón y cabreado dice que no dejará escapar el CHP.

Y ahí los tenemos, a ellos dos viendo cómo los guardias reparten estopa entre los esbirros del CHP que se asusta cuando el cerdo – espía número uno le informa de que todo ese ruido se debe a que el Magistrado está allí junto con todos los guardias. El CHP quiere saber por qué razón están allí pero el cerdo – espía sólo quiere sacarlo de allí rápidamente, algo a lo que el CHP se niega porque quiere llevarse todas sus riquezas. El cerdo – espía sigue insistiendo en sacarlo de allí pero el CHP sólo se dedica a menospreciarlo, para ordenarle que salga a detenerlos. El cerdo – espía lo mira decepcionado y se larga.

El Asesino está impasible en su cuarto, cuando llega el cerdo – espía número dos para informarle de que cree que el Magistrado fue allí a arrestar al CHP y lo azuza a que escape, obedeciendo el Asesino y saliendo sin causar problemas.

Fuera sigue la lucha, logrando el Imbécil detener y reducir al cerdo – espía número uno, mientras que Eun Oh observa satisfecho todo eso.

Dentro de la casa, el CHP está intentando embalar todo el oro y plata que pueda, cuando aparece un muy satisfecho Eun Oh que acojona al CHP que deja caer el cofre.

El CHP, arrinconado y aterrorizado trata de arredrarlo gritándole cómo se atreve a entrar allí pero ahora ya se le acabó la suerte y el poder.

Eun Oh le dice que está allí porque hay algo que TIENE que decirle, por lo que hizo todo el camino hasta allí para encontrarlo. El CHP lo mira asustado y expectante, mientras que Eun Oh va de un sobrado que no veas. Le cuenta que ese así llamado, tiempo en prisión que él experimentó, es soportable. Y que incluso allí había un sitio de honor al que él, de manera especial, lo escoltará, por lo que le sugiere que se relaje. El CHP está aterrado, porque no se cree que su suerte se haya acabado, mientras que Eun Oh ordena a los guardias que se acerquen para que lo detengan por instigar el asesinato del ama de llaves del tribunal y organizar un ejército privado, algo prohibido por la ley. A todo eso hay que añadir la explotación de la gente del pueblo con intereses abusivos mucho más altos de lo marcado por la ley por los préstamos para las granjas, el apropiamiento indebido de las propiedades de la gente del pueblo acusándolos de falsos crímenes y que continúan pero sus crímenes son tantos que no hay manera de poder enumerarlos todos hasta el final.

Podemos ver cómo el CHP es encerrado en prisión mientras el pánico hace presa en él y cómo su casa es desmantelada por completo.

BRAVO EUN OH, BRAVO, ASÍ SE HACE, A MACHACAR A ESE CHP MUAJAJAJAJAJA.

En el tribunal vemos cómo el Trío del Ataúd está todo feliz repartiendo el arroz entre la gente del pueblo que está que no caben en sí de la alegría por tener alimentos y haberse librado del CHP.

Y SÍ, POR FIN, AHÍ ESTÁ, EL EMPERADOR DE JADE .

Pues ahí tenemos a las dos divinidades observando lo que pasan y satisfechas por el resultado.

Yeom Ra (Park Joon Gyu), todo satisfecho dice que por fin ese humano ha sido encarcelado, mientras que el Emperador de Jade le dice que aunque no sea un demonio convocado por la Psicópata, no es diferente de un demonio.

Yeom Ra, por su parte le dice que como pensaba, la Psicópata creó otro humano esclavo de sus deseos, haciendo que el Emperador de Jade entre en modo reflexivo. Según él, no todas las así llamadas fuerzas son necesariamente malas, a no ser que les des ese uso, momento en que se convierten en algo malo. Algunas veces, el deseo puede ser la fuerza que mueve el mundo. Que si todos los humanos tuviesen un buen juicio y discernimiento, entonces, dioses como ellos no habrían tenido dolores de cabeza, algo que hace reír a Yeom Ra y que el Emperador de Jade vuelva a mirar lo que está pasando.

Dios, qué poquito sale mi Emperador, leñes, con lo que me gusta verlo en acción.

Y cambiamos al pesado del Asesino, que entra en la habitación del CHP que parece una leonera pero es sorprendido por un furioso Eun Oh, que lo primero que le suelta es que al fin se encuentran. Avanza hasta quedar cara a cara con el Asesino, al que le dice que fue el único que se llevó al monstruo, para preguntarle a continuación su conexión con él y cómo fue su madre poseída por el monstruo.

El Asesino no contesta, por lo que Eun Oh le ordena que le diga todo lo que sabe pero el Asesino le cuenta que Arang fue a encontrarse con la Psicópata, algo que lo sorprende y le preocupa. El Asesino le pregunta si ya sabe que la Psicópata quiere poseer el cuerpo de Arang. Le cuenta además que una vez que la Psicópata elige algo nunca lo deja huir. Le dice que no sabría lo que Arang está pensando en ese mismo momento pero que tiene que asegurarse que ella no renunciará a sí misma por él, vamos, por Eun Oh.

Macho, no sabes lo equivocado que estás. Ella planea entregarse para salvar a Eun Oh.

Eun Oh regresa al tribunal, donde se encuentra con Arang, para preguntarle de inmediato si se encontró con la Psicópata. Ella no dice nada y acaban en el dormitorio de Eun Oh, que le vuelve a preguntar por qué se encontró con ella y encima yendo sola. La estudia y le pregunta sospechando si quizá cree lo que la Psicópata dijo. Ella sigue sin decir nada, por lo que él llama al orden. De esa manera Arang empieza a hablar, le dice que si va al Cielo, no será capaz de recordarla y que si va al infierno, no será capaz de recordarle.

Eun Oh le pregunta de qué está hablando, por lo que ella le cuenta que eso fue lo que le dijeron, que así es cómo funciona y que lo que le gustaría es que se pudiesen recordar el uno a la otra. Eun Oh se sorprende ante eso y le pregunta incrédulo si está usando eso como excusa pero ella no contesta, así que él suspira tratando de reunir paciencia, para decirle después que si todo eso es por su madre, que lo deje, para decirle enseguida que sea por lo que sea, que lo deje. Ella sólo lo mira en silencio, mientras que él la mira preocupado al decirle que ni siquiera quiere saber lo que está planeando hacer, por lo que debe detenerse, olvidarse de todo.

Arang le cuenta entonces que el momento en que se dio cuenta de que fue su madre quien la mató que descubrir la verdad no tenía significado, por lo que su verdad no es matar a su madre, sino salvar a su madre para salvarlo a él, que fue de eso de lo que se dio cuenta, para acabar pidiéndole que le permita hacer algo adecuado para ayudarlo.

Él, con el corazón roto por lo que acaba de soltarle, le pregunta si sabe lo cobarde que le está haciendo parecer ese mismo momento. Que si pensaba que querría que hiciese algo así.

Al final, Eun Oh la mira un momento en silencio, ella no dice nada, él se levanta y se marcha enfurecido dando un portazo, mientras que ella se queda allí suspirando.

Vamos a ver alma cándida, ¿es que no lo conoces ni siquiera un poco? ¿Estás ciega? ¿No sabes que queriendo hacer eso a él lo conviertes en nada? Que es un hombre con todas las letras leñes y además enamorado de ti y tú lo estás machacando.

¡¡¡DAMA CHOI, JANG BIN, VENID A DARLE CLASES A ARANG, POR FAVOR!!!

Llega la noche, Arang está pensativa en su cuarto y molesta con Eun Oh, de verdad, le voy a pegar cuatro voces a ver si así desarrolla algo de sentido común, mientras que nuestro pobre Magistrado se está pillando un ciego de los gordos en la taberna. Y nada más bajar la taza en la que estaba bebiendo fue como verlo caracterizado de Iljimae.

Arang se pone a escribir, supongo que una carta de despedida antes de darle su cuerpo a la Psicópata. La hostio, os juro que la hostio, porque se ve que las voces no le van a hacer efecto alguno.

El Asesino recibe una carta, que hace que sufra un ataque de nervios.

Arang anda metida por la cocina preparándole a Eun Oh una comida de despedida y nuestro Magistrado está encerrado en su cuarto muy pensativo.

Al momento aparece Arang con la comida, para decirle que quería prepararle la comida con sus propias manos porque no queda mucho tiempo antes de la luna llena.

Sí, espera, que voy yo y creo que es por eso, SO IDIOTAAAAAAAAAAAAA.

Eun Oh sólo la mira en silencio, sin decir nada, está MUY CABREADO y Arang con una sonrisa no para de decirle que coma, que deje de lado todas sus preocupaciones, que hará lo que él desea.

A otro perro con ese hueso maja, que no hay quien te crea.

Eun Oh vuelve a mirarla en silencio y ella, sin mirarle a los ojos, le dice que volvió a pensar sobre eso y que como esperaba, era una locura. Le pide que disfrute de la comida, él sonríe, el muy tonto se tragó el anzuelo con todo el sedal, y se pone a comer.

Ella le pregunta si está delicioso y él con una sonrisa le dice que sí, que lo está, algo que a ella le alegra mucho.

En una taberna, el Imbécil les agradece al Trío del Ataúd el haber enviado un mensajero a casa del padre de Eun Oh y que por eso los está invitando a esa comida.

El Líder del Trío del Ataúd le pregunta qué es, para olerlo a continuación pero el olor es tan repugnante que le dice que a causa del pestazo de esa carne, no come ese tipo de cosas. Pero el Imbécil le explica cómo comerlo, haciendo que el Líder caiga ante esa comida y diga que está deliciosa, algo que anima a los otros dos.

Y al día siguiente, LA MAYOR IMBÉCIL DEL REINO HECHA UN MAR DE LÁGRIMAS SE VA A ENTREGAR A LA PSICÓPATA PARA PROTEGER A EUN OH, COMO SI NO PUDIESE HACERLO ÉL CON ALGÚN CABLE QUE LE ECHA EL PADRE.

SO MEMA, IDIOTA, IMBÉCIL, TONTA, ESTÚPIDA, TEN DOS DEDOS DE FRENTE, LEÑES.

La Chamán está acicalándose en su casa cuando la sorprende Arang, que con una sonrisa y carta en mano, le pregunta qué está haciendo. La Chamán en voz baja, rezonga preguntándose por qué tuvo que ir en ese momento. Arang quiere saber qué dice, así que la Chamán le cuenta que de qué le sirve mirarse a un espejo y maquillarse todos los días, cuando no puede echarle el guante a los que nacieron de esa manera. Arang le pregunta de qué está hablando, para a continuación acariciarle la cabeza y decirle que es una belleza, lo que hace que se muera de vergüenza y le diga que está mintiendo, aunque se ve que el piropo le encantó.

La Chamán le pregunta qué es lo que hace allí a esas horas, para creer enseguida que es otra sesión de espiritismo, negándose en redondo antes de que ella diga nada. Arang sólo sonríe y le pide que le entregue esa carta a Eun Oh, lo que sorprende a la Chamán.

Arang luego le coge una de las manos para decirle que la molestó mucho durante ese tiempo pidiéndole que hiciese esto o que hiciese lo otro. Luego le dice que es una buena persona y que incluso ahora le está pidiendo un favor por última vez, para acabar deseándole que tenga una buena vida y luego marcharse.

Como la Chamán se quedó mosca, salió corriendo a ver a Eun Oh carta en mano. Él, al verla así, le pregunta qué sucede, por lo que ella le entrega la carta diciéndole que Arang le dijo que era por última vez, eso hace saltar sus alarmas, saca la carta a toda leche y se pone a leer, quedándose totalmente destrozado ante lo que pone, para luego salir desesperado a su búsqueda, mientras escuchamos la voz de ella en off y vemos algunos de los momentos que pasaron juntos.

En el bosque se encuentra con el Asesino que le pregunta si de verdad va a ir pero Arang, como es GILIPOLLAS ELEVADA A LA ENÉSIMA POTENCIA, le dice que irá, haciendo que él la mire un momento en silencio, haciendo que ella le diga que si no la quiere guiar, irá ella sola.

El Asesino se interpone en su camino para decirle que es realmente cruel, vaya hombre, mira, coincidimos en eso. Al borde del llanto le dice que no se preocupa en absoluto por lo que él piensa, incluso aunque sepa cómo se siente, que cómo puede hacerle eso.

Arang le dice que no es así y que si no se siente cómodo con eso irá ella sola. Así que ella inicia su camino, pero él la agarra atrayéndola hacia sí mientras le dice que no lo haga, para que veamos de nuevo, el recuerdo de la muerte de Arang y así nos demos cuenta de que él lo recuerda todo, algo que lo deja estupefacto.

Arang se aparta y se larga corriendo mientras que él se queda allí llorando y diciendo el nombre que ella tenía cuando estaba viva, Lee Seo Rim.

La Psicópata, satisfecha, se da cuenta de que Arang volvió y allí que entra LA MUY IDIOTA.

Eun Oh, por su parte, va corriendo por el bosque tratando de dar con ella e impedir que se entregue a la Psicópata.

Y así acaba el capítulo y encima sin avance del siguiente. Juro que como la Psicópata se haga con el cuerpo de Arang, va a arder Troya. Quedan dos capítulos y como los guionistas coreanos tienen tendencia a la tragedia griega, me veo venir una señora tragedia en estos dos finales por la decisión de Arang.

En fin, esperemos que los guionistas no fastidien una muy buena historia.

Listado de capítulos

Esta entrada fue publicada en Doramas coreanos, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Arang and the magistrate, episodio 18

  1. ClAudiaL dijo:

    Hola Ari, mil gracias por la revisión y la verdad, te sigo en la petición que elevo a súplica a los guionistas para que no perjudiquen más la serie.. Es que estos dos últimos capis, fueron desesperantes, por decir lo menos… Saato que se sale de bueno, de intrépido, de hábil.. De tooodo lo,que quieras, pero el papelón de Arang, quita fuerza a la trama, y gusto por ver los capis…. Me siento muy triste por decir, de una serie que me atrapo en sus primeros capis, menos mal que sólo faltan dos para que termine 😦
    Saludos y nos leemos la próxima con el final.. A ver que pasa.

    • ARI8 dijo:

      Creo que el guionista no supor llevar el papel de ella, no lo desarrolló en condiciones, le quitó toda la fuerza del principio cuando era fantasma.
      Lo de la lentitud, pasar de ver Faith, donde no hay un momento de respiro a ésta, es como pasar del día a la noche.
      El final la verdad es que me da miedo y no sé por dónde pueden acabar saliendo.

  2. Keiko dijo:

    Gracias Ari por las revisiones; por ti me voy a enterar de cómo acaba la cosa. Tienes razón, las comparaciones son odiosas, y se me estaba haciendo muy pesado ver el drama. Jun Ki está que se sale, pero no ha bastado para tenerme interesada desde más o menos mitad de serie. Una lástima que le hayan quitado fuerza al personaje de Arang, que era lo que lo hacía más interesante 😉

    • Nuna dijo:

      Totalmente de acuerdo con las dos. Nos han descafeinado demasiado a Arang. Era más interesante cuando era fantasma que ahora.

      • ARI8 dijo:

        Es que en serio os lo digo, yo me pongo con los capítulos y estoy deseando acabarlos cuanto antes mejor, porque no me llenan como lo hace Faith, con el que me muerdo las uñas y quiero tener todos los capítulos.

        • Keiko dijo:

          XDDDDD Lo de Faith vamos a tener que hacérnoslo mirar todas, porque ya empieza a ser preocupante… XDDDD Lo que no se nos ha ocurrido es: y después del Taejang ¿qué va a ser de nosotras? XDDDD

  3. marybv dijo:

    de acuerdo con ustedes 100% en todo, jun ki se la come , su papel increible, pero ella quita fuerza a la trama igual que el imbécil , ambos personajes estan estancados y no avanzan la historia muy buena pero falto mas desarrollo en los personajes, una gran decepción. En cambio Faith se fue desarrollando y ha avanzado a pasos agigantados cada capitulo mejora.
    Pues respondiendo a keiko, para mi despues de Faith esta Park shi hoo y moon geun, ellos seran suficiente aliciente, ademas que los guionistas son los de Queen Seon Deok, Deep rooted tree esto no lo pierdo. y bueno estoy con Nice Guy aunque estoy sufriendo mucho, me recuerda un poco a bad guy (claro nada con los hervores que causaba kim nam gil)

    • Nuna dijo:

      Jajjajajajajajajaa, Kim Nam Gil era muuuucho más malote, seeeeh…
      Aquí tenemos a Maru que es todo lo malo que le dejan ser, dado que no está en posición de luchar contra alguien tan poderoso… eso al Bad Guy se la soplaba bastante bien, jajajajaaa, no tenía pegas en atraer iras, porque tampoco tenía familia a la que proteger o cuidar, a diferencia de Maru, que tiene a su hermana.

      Peeeeeero por lo menos aquí tenemos a una prota con un par, ¿eh?, que la Ga In hizo que terminara biaseando a la hermana mayor locamente para él…

    • Keiko dijo:

      Yo también estoy con Nice Guy, y no sé si me arrepentiré, porque es un dramón y me da que voy a llorar a mares con Maru…
      A lo que me refería es a la sensación de vacío que te queda cuando acaba un drama tan adictivo como Faith, que es un no parar. Espero y deseo que las que vengan sean iguales o mejores, pero ya me he llevado unos cuantos chascos este año con algunos que prometían por su casting: Big (¬¬), Dr. Jin, Arang, The King 2 Hearts, Love Rain (aj), y no me fío yo ni de Siwon (nunca mejor dicho XDDDD)

      • ARI8 dijo:

        A mí lo de vacío me pasó con Chuno y Warrior Baek Dong Soo, que no me acostumbraba yo a ningún otro drama pero lo de Faith supera a los dos juntos, es demasiado, en serio.

        Arang, para mí, me decepcionó MUCHÍSIMO y eso que la pareje protagonista se las trae pero el guión es flojo de narices, madre mía de mi vida.

        Nice Guy estoy con ella y me temo que nos tocará llorar mucho como dices por culpa de Mar Ru

        • Nuna dijo:

          A mí me pasó con 49 y con Bad Guy, y mucho con YAB… con Faith va a ser más de lo mismo. Me tiraré un tiempo sin entusiasmo para empezar cualquier otro… Estos últimos capítulos están siendo mortales. Cada escena de cualquiera de ellos es un TESORO y un subidón-bajón emocional…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .