Arang and the Magistrate, episodio 9

por @Ari2PMAM

Empezamos con el enfrentamiento dialéctico entre Eun Oh (Lee Jun Ki) y el CHP que trata de ir primero por las buenas y queriendo que Eun Oh crea que esa tumba la conoce todo el mundo pero que nadie habla de ella porque es de los muertos que hubo en la última guerra y que por eso quiso echar tierra sobre el asunto, para que la gente pueda olvidar y seguir adelanta, porque para él lo más importante es el bien de la gente de ese pueblo.

Ahora bien, Eun Oh no se lo cree ni por un momento y sus caras de escepticismo lo dicen bien a las claras pero además no se corta y carga contra el CHP poniéndolo contra las cuerdas dejándole bien claro que él no es un títere de nadie y que allí la autoridad es él.

Aunque como ya me temía en el capítulo anterior, poco le dura la alegría porque el CHP hace que todos se enteren de los orígenes de Eun Oh, dejando a todo el personal sorprendido, sobre todo a Eun Oh, porque no dice sólo que es un hijo ilegítimo, no, sigue con el ataque y dice que es el hijo de una esclava y nieto de un traidor. La impotencia de Eun Oh es tremenda y tiene que aguantarse las ganas de acabar con el CHP allí mismo, mientras lucha para que su impotencia, su rabia y su tristeza no salgan a relucir, aunque sin conseguirlo.

El CHP no se calla y cree que el mundo está por acabarse viendo que el hijo de una esclava y nieto de un traidor se convirtió en magistrado, que no piensa respetarlo y que no hay lugar en Joseon donde alguien como él pueda actuar de manera tan altiva mientras se descojona de risa y Eun Oh tiene que aguantarse, soportando además que Arang (Shi Min Ah) se vaya con el Asesino. No sé si le molesta más lo que el abuelo viperino le está diciendo, o el hecho de que ella esté presenciando su humillación. Qué duro. 

Este CHP espero que pague muy pronto por todo lo que hizo y está haciendo, porque es lo más malvado que parió madre junto con la psicópata, aunque de cerca les sigue el Asesino. Ahora si me disculpáis me voy a por el gato de siete colas y la soga para empezar la faena.

Mientras, fuera, Arang va paseando con el Asesino, pero mientras ella se muestra cabizbaja y pensativa, el Asesino está disfrutando y habla por los codos tratando de mostrarse poético y encantador, pero ella no hace caso de todo eso y se acaba parando para decir con un juego de palabras que todas las personas son iguales tras morir porque acabarán convertidas en lo mismo y dejándolo allí plantado vuelve con Eun Oh.

En el interior del tribunal sigue la tensa reunión en la que el CHP le ordena a Eun Oh que vale más que se marche, porque no puede seguir siendo magistrado y actuando como un noble teniendo en cuenta sus orígenes. Además, lo amenaza diciendo que no podrá prever cómo reaccionará el Trío del Ataúd al saber todo lo que ahora saben sobre él, haciendo que Eun Oh los mire con desconfianza. El CHP se levanta para irse pero antes le advierte que teniendo en cuenta la posición del padre, lo mejor es que se vaya de una manera tranquila, haciendo que Eun Oh lo mire con MUCHO ODIO.

Eun Oh se levanta muy cabreado para darle su merecido pero entonces aparece Arang que se dirige a él llamándolo viejo y sin educación ninguna y aprovechando el juego de palabras para hijo ilegítimo y occidental empieza a darle caña, diciendo que esas leyes infantiles no las estableció el Emperador de Jade, alguien a quien ella conoce muy bien.

El CHP intenta reprenderla tras recuperarse del primer impacto que le supone ser tratado así, pero no puede hacer nada, porque Arang sigue dándole hasta en el carnet de identidad atacando su nacimiento usando el juego de palabras, lo que saca de quicio al CHP pero Arang no para y sigue, yendo a por la casa en la que nacióy usando la orientación para llamarlo por ese nombre.

El CHP la insulta pero no hace mella en ella, porque además empieza a tartamudear, lo que hace que ella siga haciéndole mucho más daño usando lo que le está pasando en ese momento. Le dice que sólo las personas con reclamaciones inútiles se portan como él, lo que hace que el CHP la amenace con cortarla en pedazos pero ella, con una seguridad aplastante le dice que sus manos sólo podrán herirla.

En ese momento, el CHP estalla de ira y trata de pegar a Arang pero entonces Eun Oh entra en acción y lo detiene.

Aunque tenemos más sorpresas porque el Asesino entra y aparta a Arang del CHP que se sorprende al verlo allí.

Eun Oh mira primero al Asesino y mide a ver cómo está el tema y luego pasa a Arang para ver su reacción y por la mirada que le lanza queda bien claro que le está diciendo que ni se atreva a irse con el Asesino.

Al final Eun Oh sólo suelta de mala gana y mala manera al CHP cuando el Asesino le repite varias veces que se ocupará de llevarlo a casa y al verse suelto, trata de ir a por Eun Oh pero es detenido por el Asesino que le grita que se vayan a casa, aunque deja el regalo envenenado de que volverá otro día para acabar lo que habían empezado ese día, haciendo que la mala leche de Eun Oh aumente.

Eun Oh y Arang por fin tienen un momento a solas y él se muestra muy inseguro ante ella porque no sabe qué hará ahora al saber sus orígenes, así que utiliza su enfado para decirle que los accidentes siempre ocurren en cuanto ella empieza a moverse y cómo se atreve tan a la ligera por ahí.

Pero ella, que es un amor, sabe que en esos momentos Eun Oh lo está pasando muy mal, así que le dice que a diferencia de él que no mueve un dedo cuando está viendo que alguien está siendo maltratado, ella sí que toma cartas en el asunto.

A Eun Oh le pareció vergonzoso lo que hizo pero ella dice que sabe que lo dijo sobre lo de las direcciones es una tontería pero que él tiene que actuar como si no supiera de qué va el tema con las personas ignorantes aunque estas sean nobles. Al final él le dice que no debió de haber dicho nada y se va pero no lo hace. Se da media vuelta y le pregunta por el lugar al que iba a ir con el Asesino pero ella le dice que no lo sabe por su culpa.

Ella le dice que si debe ir a averiguarlo pero él maldita gana que tiene de que se separe de su lado y vaya con el otro, así que no le deja y recurre para ello al código de conducta del Confucionismo entre hombre y mujer que según él le dice, estos no pueden estar juntos y solos a partir de los siete años.

Ella le mira extrañada y luego se burla de él diciendo que por qué tiene tantas cosas que ocultar, que tampoco es un noble y que por lo tanto pueden vivir sin todas esas reglas, lo que hace que él la mire sorprendido ante lo que acaba de escuchar y se marche cabreado pero ella lo remata diciéndole que no se entristezca porque entre los hijos ilegítimos hay muchas personas inteligentes y que él está genial con las ropas de magistrado.

De toda esta escena resaltar, justo al principio, antes de que se pongan a hablar, cómo él la mira intentando adivinar hasta qué punto lo que el abuelo ha dicho, ha estropeado la imagen que Arang tiene de él. 

Reunión del CHP con la psicópata a la que echa en cara cómo ha estado manteniendo la seguridad de esa casa por ella y poniendo al Asesino de vuelta y media ante la psicópata a la que le dice que si sólo va seguir actuando de manera ociosa y viendo cómo van las cosas pero ésta, cabreada le ordena que se vaya y que ya se ocupará del tema.

El Asesino vuelve a casa y en su habitación se pone a reflexionar sobre lo que le dijo Arang que tras morir serán todos iguales.

Vuelta al CHP que es informado por el cerdo – espía de que la gente del pueblo ha estado dando vueltas por la oficina del Magistrado pero no sabe por qué, así le dice que si quiere que lo averigüe pero el CHP le ordena que antes reclute a gente fuerte porque hay un bastardo al que quiere escarmentar y mandar al infierno. Le ordena que no pueden cometer un solo error y el cerdo – espía está claro que disfruta de esa misión, porque sabe que tienen que matar a Eun Oh.

El Imbécil, mientras tanto, anda tras la chamán y usa como excusa los problemas de Eun Oh para buscarla y verla.

Ella, mientras, está en el jardín de su casa haciendo una ofrenda de arroz y kimchi y pidiendo tener pronto amigos cercanos al Kimchi que creo que es como llama al Imbécil, para que así su gran dios esté complacido pero que para eso necesita salir y ganar algo de dinero. Tan ensimismada está en sus pensamientos que no nota que allí está el Imbécil hasta que la llama y acaban dándose los dos un buen susto.

Vuelta a Eun Oh, que sigue pensativo en su cuarto y Arang molesta en el suyo.

Aunque no aguanta mucho y enseguida sale a ver cómo está Eun Oh y comprueba que sigue encerrado en su cuarto y que incluso se saltó la comida. Así que su solución es convertirse en espía, hacer un agujero en el panel y ver lo que está pasando. Aunque al verlo tan preocupado hace que ella también se preocupe pero luego, volviendo a Eun Oh, en realidad no es que esté pensando, si no que el tío se ha quedado sopa en esa posición.

El Imbécil llega al Tribunal con la chamán para deshacerse de Arang, porque la cree un fantasma o una gumiho y le pregunta si ella podrá reconocerla y ella vacilante le dice que sí y debe de mantener su promesa de preparar un gran banquete para su General. El Imbécil le dice que no eso no es nada porque es por el bien de su joven maestro.

Al llegar a la habitación de Arang él se pone a llamarla pero la chamán se da cuenta de que no hay zapatos, así que él corre a buscarla y ella entra en modo pánico por lo que está sintiendo cuando tiene al Imbécil cerca.

Sus elucubraciones no duran mucho porque allí aparece Arang que está a punto de descubrirse pero se calla a tiempo, aunque va hacia ella con una gran sonrisa, mientras que la chamán entra en modo celoso y empieza a maldecirla, lo que hace que Arang la empiece a mirar extrañada y preguntándose qué está pasando, cuando llegan dos del Trío del Ataúd para darle estopa por lo de Eun Oh pero ella escapa y cuando están a punto de cogerla, el Imbécil los atrapa y ella puede huir.

Momento del otro mundo que me encanta. El Emperador de Jade (Yoo Seung Ho) y Yeom Ra (Park Joon Gyu) están de nuevo jugando pero el Emperador está aburrido porque Yeom Ra lleva un tiempo sin decir nada y sólo sabe estar con el ceño fruncido y le dice que eso no es divertido pero éste le dice que suponga que perdió a su dama celestial, ante lo que el Emperador le contesta que siga así, con el ceño fruncido y que si puede que lo haga más profundo, lo que molesta sobremanera a Yeom Ra, que le echa en cara que los consideran fáciles por culpa de alguien, aunque a él sólo le hace gracia eso.

Pasa a un tema más serio preguntándole cuándo le va a hablar del tema a Moo Young  (Han Jung Soo) si piensa dejarlo que siga así pero él se limita a colocar una ficha en el tablero sin decir nada y piensa en el tema.

Llega la noche y Arang va a espiar a Eun Oh pero ambos se asustan cuando éste sale del cuarto y le pregunta qué hace espiando pero ella le suelta que no tenía nada mejor que hacer.

El momento es tenso para ambos y ella, como quien no quiere la cosa, le propone ir a ver los árboles en flor de los que le habló el asesino. Nena, se te vio el plumero XD.

A él no le hace gracia ir a esas horas de la noche a ver árboles en flor y se burla pero ella le dice que así se despejará y se pone en modo monoso cerquita de él que como no se puede resistir a ella y está feliz porque siga a su lado acepta con una sonrisa y se van a ver los árboles, aunque antes se ocupa de que ella tenga ropas limpias.

Así que ahí tenemos a nuestra parejita paseando de noche por entre los árboles florecidos, cuando ella le pregunta si no tenía otras ropas pero él le dice que cuando era fantasma estuvo tres años con las mismas, lo que la lleva a ella a preguntarle si pidió que la expulsasen pero él no tiene ni idea de lo que le habla y pasa preguntarle que por qué está insistiendo tanto en ir a ver flores tan tarde. Ella le cuenta que fue el Asesino quien le habló del lugar y que no podía esperar a verlas, algo que a Eun Oh no le gusta nada pero ella sólo presta atención a las flores que le parecen preciosas, lo que hace sonreír a Eun Oh, junto con lo de que quiere renacer como mariposa, pero al nombrar de nuevo al asesino y su buen gusto, se le va la sonrisa y no me extraña.

Eun Oh quiere tocarle las narices diciéndole que durante sus tres años como fantasma estuvo vagando por allí y que si no las había visto ya pero ella le suelta que sí y que estaba cansada del paisaje pero que estando él allí por primera vez y con ella, el lugar parecía diferente y con eso lo deja fuera de combate, así que él trata de tomar las riendas del asunto pero ella se acerca a él y lo pone muy nervioso.

Aunque enseguida todas sus ilusiones se vienen abajo porque ella le dice que le dé algunos melocotones, ya que lleva todo el día sin comer porque él estaba en ese estado, volviendo a sorprenderlo pero termina de besar el suelo cuando ella le dice que si creía que había otras razones, haciendo que él reaccione molesto y un carraspeo ante la petición de ella de comida.

De regreso al Tribunal ella está enfada porque él no tiene los melocotones y él le suelta que debió de habérselo dicho con anterioridad para llevarlos, porque no aparecen de repente porque ella los pida.

Ella se dedica a maldecirlo mientras él escucha asombrado pero no se calla y le dice que quién enloquece a quién y si salió para ver las flores o para comer melocotones. La discusión sigue y él decide dejar el tema y ponerse delante de ella, que aprovecha para preguntarle por qué busca a la madre con tanto ahínco. Le dice que al no tener recuerdos de sus padres a veces no puede entender su comportamiento.

Eun Oh pasa a contarle la historia, que su madre desapareció por su culpa y que ella, como hija de un traidor vivió toda su vida maldiciendo al hombre que la marcó con ese estigma. Todos los días hacía lo mismo con alguien a quien no podía ver ni encontrar, lo que hizo que nunca se preocupase por él.

También le dice que en el mundo de su madre no existían ni él ni su padre y que él vivió compadeciéndose de ella por ser así. A Arang le extraña que lo que sienta sea compasión y no odio pero Eun Oh le dice que lo que odiaba era el mundo y a su madre a quien compadecía pero que duró poco tiempo porque por una vez odió a la madre y que no se pudo controlar, dándose cuenta entonces de que llevaba tiempo odiándola.

Arang al verlo tan mal le pregunta con cuidado si no es bueno que alguien a quien odiaba desapareciese pero él se asombra y con sarcasmo le dice que sólo alguien como ella diría algo así.

Vamos a ver si he entendido bien el tema, ¿entonces sólo busca a la madre para limpiar su conciencia y no porque la quiera? Si es así, menuda sorpresa que me acabo de llevar.

Pocos pasos más en paz pueden dar nuestros protagonistas porque el grupo de matones los está esperando para mandarlos al otro barrio por orden del CHP.

Arang le pregunta si él los llamó pero Eun Oh está atento a lo que les espera. El líder de los matones y se acerca para decirle que si tiene dinero tiene que darles un montón, lo que provoca que Eun Oh ría con desprecio, así que les lanza una moneda a los pies y sigue su camino pero el tío va a por él y entonces se lía parda, porque Eun Oh empieza a repartir hostias a diestro y siniestro impidiendo que toquen a Arang, mientras cuenta con unos dos observadores, el cerdo – espía y Moo Young, que parece muy orgulloso de lo que ve.

Uno de los matones muere y en vez de llevárselo Moo Young se lo llevan los dos espíritus malvados, algo que ven Eun Oh y Arang, pareciéndoles muy extraño, así que ella se pone a seguirlos, lo que hace que Moo Young se preocupe y vaya tras ella.

Arang consigue detener a los dos espíritus a los que les pregunta qué son y a de qué grupo vienen.

Victoria aplastante de Eun Oh que enloquece al no ver a Arang a la que empieza a llamar a voces para después salir a la carrera a buscarla.

Nuestra protagonista está tirada a un lado de la calle y es amenazada por uno de los espíritus malvados con una de esas dichosas espadas malditas pero Arang no se arredra y lo abronca, aunque el miedo se nota pero lo que ella no sabe es que si le hacen algo con esa espada, todo se acabará para ella. Y eso está a punto de pasar, cuando aprovechando la intervención de un muy cabreado Eun Oh, Moo Young aprovecha también para meter baza y dar algo de caña y entre los dos consiguen deshacerse de los espíritus, aunque pasa algo extraño con el abanico de Eun Oh, que creo que lo que lleva pintado le confiere poderes especiales y deja a Moo Young con cara de no creerse lo que está viendo.

Arang se pone en pie y pregunta qué eran esas cosas pero Moo Young la mira muy cabreado y le dice que por su culpa todo fue mal y se marcha con un señor cabreo mientras Arang maldice por lo bajo porque ninguno de los dos sabe dar las gracias.

Eun Oh se acerca a ella corriendo y la agarra con fuerza por el brazo mientras le dice muerto de la preocupación y enfadado si no le había dicho que no se moviese. Que si le dice que no se mueva, que haga el favor de no moverse. Arang le dice que nunca le dijo eso, que sólo se quedase a un lado pero él le grita que no le haga buscarla ni preocuparse por ella y su cara de desesperado dice bien a las claras que está coladito por ella y que no quiere perderla, que la quiere a salvo a su lado, donde la pueda ver. Por cierto, que no me vayáis a matar pero me recordó al momento en que Hwang Tae Kyung le dice a Go Min Nam que se mantenga siempre cerca de él, donde pueda verla XD.

La psicópata se dio cuenta de lo que pasó y sabe quién fue, lo que me lleva a preguntarme cómo es que lo sabe y algo grave pasa con ese espejo que a lo mejor sirve también para ver cosas como la bola de Yeom Ra y el Emperador de Jade.

El CHP vuelve a lanzar el trozo ese de madera al cerdo – espía por haber fallado en la misión.

Yeom Ra en acción en su trono y por la escalera que lleva a ella van ascendiendo las almas a las que observa mientras juzga y el castigo es el Bal Seol, uno de los infiernos de la mitología budista.

Arang y Eun Oh llegan al Tribunal y entre los dos se nota mucha tensión y apenas son capaces de decirse un par de palabras antes de irse cada uno a su cuarto.

Arang se pone a recordar lo que le dijo Eun Oh pero trata de negar lo que vio diciéndose que ella es la única que tiene que estar preocupada y por qué Eun Oh dijo eso. Se da cuenta de que Eun Oh siente algo por ella pero sigue intentando negarlo y no quiere darle importancia pero acaba medio chiflando por eso.

Moo Young se presenta ante el Emperador de Jade en la zona de pesca y le pregunta si cogió a muchos de los fugitivos. Ante la respuesta afirmativa le ordena que se los lleve inmediato a Yeom Ra, porque cuando está ocupado su enfado es menor.

Moo Young se marcha a cumplir con la tarea pero sorpresa, Yeom Ra se presenta allí con la caña de pescar pero no viene precisamente en son de paz, si no que lo primero que suelta es que Moo Young fue a cazar fantasmas pero al final escaparon, por lo que pregunta de dónde viene.

El Emperador le dice que trató de seguir a los espíritus malvados y descubrir “su” identidad, vamos, la de quien maneja todo eso pero usan el masculino sabiendo ellos dos quién es pero Moo Young cree que es un hombre.

Yeom Ra protesta diciendo que actuó por voluntad propia, sin permiso y que si eso significa si descubrió “su” identidad. El Emperador de Jade lo niega pero le dice que debe de ser algún tipo de ansiedad instintiva y le pide a Yeom Ra que si no querría comprobarlo pero éste le dice que estando allí sentado lo puede ver todo con claridad y por qué debería de preocuparse pero el Emperador le dice que no conoce el punto crucial, el corazón humano, lo que hace que Yeom Ra lo mire extrañado y repita en modo pregunta lo que él le acaba de decir, así que le explica que como tiene tantas capas que es imposible para él saber lo que hay dentro, lo que provoca que Yeom Ra lo mire como si estuviese loco y le pregunte que por qué querría saberlo, así que pasa a explicarle su punto de vista y le dice que sólo hay dos tipos, la gente buena y la mala, así de simple, aunque luego añade a los que son extraños y dentro de estos si son buenos o malos. Le pregunta si cree que Moo Young es un buen tipo y como se pone pensativo enseguida le dice que no importa porque no es humano y que no tiene que preocuparse por nada y así, el Emperador se relaja y los dos siguen pescando.

Cambio al mundo mortal y nada Arang, nada más salir de su habitación se encuentra a Eun Oh esperándola en ropa de dormir. Éste se acerca a ella y le dice que estuvo pensando en lo que le dijo anoche pero vemos que está bastante nervioso pero ella le suelta que también estuvo pensando sobre eso, algo que molesta mucho a Eun Oh. Arang le suelta que se lo dijo porque estaba pensando en su madre, dejándolo a él con cara de ¿me estás vacilando? Pero enseguida aprovecha esa oportunidad al vuelo para no decir la verdad, haciendo que ella sonría de manera sarcástica y le clave un puñal diciéndole que si podría haber algo además de eso, dándose cuenta él de que metió la pata hasta el corvejón.

A pesar de que sabe que ella está molesta porque cree que no se preocupa por ella de verdad, le suelta que tiene que encontrar una manera para poder preocuparse menos por ella. ¿Y qué método utiliza nuestro magistrado? Pues nada más y nada menos que enseñarle artes marciales pero ella le dice que ya sabe por sus tiempos de fantasma, aunque Eun Oh le dice que se olvide todo, que lo que le enseñará será lo que de verdad le sirva, que eso serán verdaderas artes marciales. Aunque tenemos a la mosca cojonera del Imbécil espiando y de mala hostia por eso. Mira tío, pégate un tiro y déjanos tranquilas sin tus escenitas de esposa celosa y con cornamenta puesta, porque das asco.

Eun Oh quiere empezar a enseñarle algunas cosas pero Arang reacciona por instinto y él acaba en el suelo con un serio caso de “joyas de la corona dañadas” XDDDDDDDD.

Cambio de táctica, así que le hace darse la vuelta para enseñarle cómo tiene que hacer si la intentan agarrar por la espalda pero justo en ese momento ella se gira y quedan los dos muy cerquita provocando que Eun Oh se quede estupefacto y como no puede más, se hace el cabreado y da la lección por concluida.

Entre que ella que no se entera o no quiere enterarse y él que está en modo posesivo pero que no quiere que lo sepa, tenemos un buen jaleo armado.

Arang sale de su habitación y se pone a pensar en voz alta, considerándose a ella misma culpable de todo lo que pasa y de las muertes de los anteriores magistrados, así que les grita que cuando vaya al otro mundo les rogará por su perdón.

El cerdo – espía entra en acción en su faceta de matón, dándole caña a un pobre señor por haber estado rondando la zona del Tribunal, aunque éste no le dice el por qué, lo que le exaspera y no para de pegarle. El hijo del señor está fuera rogando que liberen al padre pero todos sus ruegos son inútiles y se queda esperando desesperado por un padre que posiblemente no salga de allí con vida.

El Asesino llega a la casa y con una sonrisa recuerda lo que le dijo Arang al CHP pero enseguida se pone serio al mirar hacia la cabaña de la psicópata. Lo que no sabe es que el CHP lo está espiando mientras se pregunta por qué sigue con vida y la otra no hace nada, así que llega a la preocupante conclusión de que deben de tener otro plan en mente del cuál él está excluido.

El Asesino se presenta en la cabaña de la psicópata a preguntarle algo aunque ésta le dice que ese día no está de buen humor y la pregunta le sorprende porque quiere saber cómo es que puede existir un ser inmortal y cuál es la verdadera identidad de Arang que si tampoco es humana, a lo que ésta le responde que no debe de preocuparse por lo que es esa muchacha y cuando él va a seguir preguntando, ella ya se cabrea, le dice que haga lo que le manda y lo echa de allí mientras ella se parte la caja porque la hayan creado para atraparla.

Arang se pone a hablar con ella misma, llegando a la conclusión de que Eun Oh tenía razón y que no hay otro excepto el Asesino.

Que alguien me explique esta parte porque yo no pillé nada.

Confrontación entre Eun Oh y el Asesino. Al primero no le hace gracia ver que el otro está allí buscando a Arang y no hace nada para disimular su enfado.

Le pregunta qué es lo que quiere pero el Asesino le dice que es algo privado y que no le importa, por lo que ahí Eun Oh ya entra en modo totalmente despectivo y le diga qué tipo de asunto privado tiene el prometido de la hija del anterior magistrado con una empleada pública, a lo que añade que un hombre entrando en la zona de una mujer tampoco es algo cortés pero el tema no puede continuar porque llega Arang, así que el Asesino se acerca enseguida a ella con una falsa sonrisa y le dice que está allí para finalizar el asunto que no pudieron terminar ayer, por lo que le pregunta si puede salir.

Arang mira hacia un muy cabreado Eun Oh que al escucharla decir que llega justo a tiempo porque iba a ir a buscarlo, va hacia ella, la agarra y se la lleva con un señor cabreo.

Cuando llegan a su destino, él le dice que no necesita salir, que no vaya, a lo que ella le pregunta qué está haciendo pero él vuelve a sus trece y le dice que no vaya, aunque ella es muy cabezota y no quiere ver lo evidente, soltándole que hará lo que quiera cuando quiera y cuando no quiera que no lo hará y que es algo por lo que no debe de preocuparse. Él le vuelve a recordar que le dijo que no le hiciese preocuparse por ella, porque cuando la ve con él se siente intranquilo y que es sospechoso que el Asesino siga husmeando a su alrededor.

Ella no entiende qué puede haber de sospechoso y le dice que irá porque quiere saber cómo es que no recuerda ni su cara ni su nombre cuando estuvo prometido con ella y si es verdad que no sabe nada o está ocultando que sabe cosas y así se va dejando a Eun Oh muy preocupado.

El Imbécil entra en escena llamando a voces a Eun Oh y tratando de que acepte que el Asesino y Arang están hechos para estar juntos. DAS ASCO TÍO.

Eun Oh sale a la carrera para seguir a Arang y al Asesino pero su camino se ve interrumpido por la llegada del niño que viene a rogar que salven a su padre pero Eun Oh está más interesado en Arang, así que deja todo en manos del Imbécil pero éste le dice que no funcionará si va él, mientras que el niño no se suelta de su pierna implorando que salve al padre pero él no hace caso y manda al niño a otro lugar a preguntar y que lo ayuden pero cuando inicia su carrera para seguir a Arang se da media vuelta porque la conciencia entró en acción.

¿Eun Oh por fin dejando de lado su apatía e interesándose por otros problemas que no sean los suyos? Desde luego, menudo cambio que logró Arang en él.

Listado de capítulos

Esta entrada fue publicada en Doramas coreanos, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Arang and the Magistrate, episodio 9

  1. Deisy dijo:

    QUE LES PARECIO ESTE CAPITULO???

  2. ClAudiaL dijo:

    Ari, q mega resumen jejeje, me he repetido ya varias veces esas escenitas de nuestro Saato al que se le sale el gusto fantasmil por los ojosssss… que lindoooo XDDDD
    Un capítulo que me gustó y mucho y que JunKi lo hizo completico!! cada mirada y expresión suya no necesitaba palabras. Los subs de nuevo estaban incompletos, pero él era todo lo que se necesitaba para saber que estaba pensando. Esa escena en el árbol de flores… durante la pelea… cuando la está esperando fuera de su habitación para “explicarse”…. cuando casi pierde las “joyas de la corona” jajajaja que me parto de risa con Jun Ki… espectacular… y ese celoso “mode on” que no disimula nada de nada cuando llega el Asesino.. y aquí mis reclamos a Arang, y de antemano digo que soy su fan.. pero creo que ha perdido cierta fuerza, cierta agresividad…. peleaba de lo lindo cuando era fantasma y ahora que es inmortal, Saato siempre tiene que llegar en su rescate.. bueno.. esta reiterada idea de la doncella en peligro.. que le vamos a hacer :@
    Lo otro.. es SUPER evidente que Saato se muere por ella, se lo ha dicho, y que a nuestra fantasmita Saato no le es de ninguna manera indiferente, entonces que pasa??
    Creo que ese diálogo suyo o es un.. él Asesino era mi prometido, no debo pensar en nadie más (cosa que dudo) o, ve la falsedad del Asesino y cree que él puede darle respuestas, es decir, se acerca interesada a él, y creo más en esta opción.
    Pero también creo que es conciente de los sentimientos de Saato hacia ella y visceversa, pero sabe que tiene sus días contados y se lo niega así misma y se lo niega a Eung Ho… pero con ese trailer del 10, creo que nuestro Saato va a reventar pronto XDDD
    Con ansias esperando poder verla mañana y desahogarme contigo Ari. Saludos 😉

    • ARI8 dijo:

      Claudia pero es que creo que ahora él siempre va al rescate porque ella al ser lo que es, tiene que protegerla mucho más, ya que aunque no pueda morir, la gente no puede enterarse de lo que pasa en verdad con ella porque habría muchos más problemas y debido a la ignorancia de la gente podría haber una tragedia griega que creo que al final, tarde o temprano tendremos, pero sólo con los protagonistas y no metiendo al resto del personal en el tema.
      Eun Oh, pues sí, está enamorado hasta las trancas pero es lo que dices, ella sabe que no le queda tiempo y no quiere que él sufra por ella pero por el 10 a lo mejor tenemos la suerte de que estalle ya y se le confiese, por lo que podrán aprovechar el tiempo que les queda juntos.
      También creo que después de lo que le dijo, al Asesino sólo lo quiere para lograr información, porque ya sabe hacia quién se decantan de verdad sus sentimientos.

  3. Tsunade dijo:

    Yo quiero ver la cita de Arang con el asesino, es que aunque es un HP en toda la regla
    yo a el lo miro muy guapo y me gustan los triángulos amorosos XDDDD LOL no lo puedo
    evitar, este drama es buenisimo tiene un ENORME encrucijada con esto de los fantasmas
    el otro mundo, las brujas malvadas, las almas, el emperador jade, los cazadores, todo ese rollo
    esta muy bueno.

  4. marybv dijo:

    algo lento pero con muchas escenas significativa,
    que es ese abanico dios quede OMG cuando vi esa escena.
    junki loquito por arang hermoso.
    Bueno ahora a la sra bruja la entiendo mas, para los que han visto chuno o the princess man sabrán lo que es ser esclavo y traidor, es decir todo por política y gente que sufrió todas las vejaciones por ser convertidos y caer en esa situación. entiendo su odio y rabia y asumo que ese odio la carcomió y termino siendo poseída por ese espiritu de 400 años , por q para mi esa es mi teoría. para mi el espíritu la utiliza a ella para conseguir su fuerza y ella para conseguir vengarse, y ella a su vez utiliza a los otros dos (nadie a pensado que por ahí ella se esta vengando del viejo que tiene algo que ver con la traición que la acusaron) bueno sigo con mis teorías, eso si tiene este drama nos tiene toda loca pensando cuales son los secretos que trae.

  5. Chihiro dijo:

    Visto el capitulo al fin, que voy con retraso, jajajajaja ^___^
    Vale, este capítulo ha tenido algo más de acción y me ha gustado bastante. No obstante, se ve que el ritmo ya se lo han tomado con más calma y todo va a ir más lento XD
    Adoro a Arang. Simplemente, ese personaje me encanta. Cómo se planta delante del CHP y le suelta el consabido “la muerte no distingue a nadie” aplicándolo a la vida real, en una sociedad tan jerarquizada, solo por defender a Eun Oh… adoro a esta muchacha y su caracter.
    Con respecto al joven Choi, sigo pensando que a ella le llama la atención, que se aferra al hecho de que fue su prometido y que tiene que ser alguien especial para ella, aunque al mismo tiempo le quiera preguntar cosas. Pero no creo que se acerque a él solo para sacarle información. Otra cosa es que ella sienta más cariño por Eun Oh, pero como no puede leer en el corazón de Eun Oh y él se comporta como se comporta, no quiere pararse a pensar en ello.
    Eun Oh… vamos a ver, muchacho, si estás colado por ella, pero que perra con no reconocerlo, jajajajajaja, qué celoso se le nota cuando el joven Choi anda cerca, excudándose en que es sospechoso que ande merodeando en torno a Arang -que lo es, jajajaja-
    Me encanta cuando va con ella a ver las flores por la noche, aunque Arang se cargue el momento pidiendo comida, jajajajajaja, me parto con ella.
    También me encanta la escena en que él la regaña tras la lucha por haberse ido y perderla de vista… qué bonita, cómo se preocupa por ella. Aunque creo que en ese momento no es tanto amor por ella como el hecho de que su madre desapareció y no quiere que nadie más desaparezca así de su vida, la quiere proteger y le importa Arang. Respecto a su madre, creo que se siente culpable por haberla odiado aunque sólo sea un momento, teme que le haya pasado algo y sea por su culpa, se autoculpabiliza por no poder hacer nada por ella o algo así.
    Ah… y la escena de lucha *___* Me encanta. Típica escena de “hoy no tengo un buen día para encontrarme con vosotros, pero me alegro, porque me voy a despachar que tengo ganas de arrear a alguien” jajajajaja
    Qué bien pelea*__* , y además en esa escena tenemos otro misterio más, el abanico.
    Y ya empiezo con mis disquisiciones… ¿por qué Eun Oh tiene ese abanico? Un abanico con el que puede matar espíritus. Porque una cosa es que vea muertos y otra que pueda vencerlos así, ese abanico es mágico o como lo queráis llamar. Si es el hijo de la demonia/hermana del shinigami, debería tener poderes innatos, pero el abanico, ¿es herencia familiar? ¿A través de él podrían reconocerlo Moo Young o su madre? ¿Los signos pintados en él son divinos, como los tatuajes que llevan los fantasmas? ¿Puede ser un regalo de su maestro, aquel que le enseñó artes marciales en el monte? ¿Es ese maestro importante para la historia -tipo Emperador de Jade transformado o algún tipo de espíritu divino que vive en la tierra- una ha leído mitología occidental y a los dioses griegos les molaba mucho eso de disfrazarse de humanos e ir por la tierra XDDDDDD?

    El Emperador y YeomNa siguen con sus misteriors. Por cierto, me encantan las escenas celestiales, y la del puente pescando cuando Yeom Ra explica cómo es el corazón humano para terminar diciendo que Moo Young no responde a eso porque no es humano…jajajajajaja
    Por cierto, tengo una duda ya desde hace capítulos, ¿es mi oído o aunque le llamen Yeom Ra al Emperador de Jade le oigo siempre decir Yeom Na? U___U Es que había leído que el rey del Inframundo en coreano se llama Yeomna, pero como lo llaman Yeom Ra…
    Sobre el Sirviente paso de hablar ¬¬….jajajajajaja
    Ah, la escena de “enseñanza de autodefensa” es tronchante. Pero Arang ya podía haber usado esas habilidades en la cueva contra el “zampa-higados” o contra los espiritus malignos, que desde que es pseudo-humana es un poco más florerillo y siempre la están rescatando XDDDD
    Deseando ver el siguiente capítulo, lo que ocurre entre los protas y a ver si esta vez Eun Oh va a rescatar al padre del pobre crío y le pone firme al CHP. jajajajaja

    • Nuna dijo:

      Yo estoy de acuerdo en que Arang tiene algún tipo de interés en el Asesino, pero creo que es más bien vanidad femenina, en plan, yo estaba ilusionada con nuestro compromiso, y tú ni sabías quién era. Así que, quiere comprobar que por lo menos su existencia como mortal no pasó desapercibida para su futuro marido, y el problema es que así fue.

      Creo que está colada por Eun Oh, pero claro, como tú dices, él se comporta de la manera en que lo hace, y esto disuade a cualquiera. Aunque ahora que él está mostrando más amabilidad, y muchísima preocupación por lo que a ella pueda sucederle, quizás el efecto alejamiento que causa en ella, vaya desapareciendo.

      En cuanto a las luchas, precisamente hoy salían noticias en las que mencionan que no utiliza dobles para las escenas de acción, pero que vamos, viéndolas ya lo imaginas. Reparé en ello en la primera lucha que tuvo contra los fantasmas en aquel granero. Era una secuencia super larga, que no tenía cortes, por lo que la coreografía fue grabada toda seguida, y en la que a las claras se veía que era él todo el tiempo. En las siguientes escenas del mismo tipo, no he podido evitar fijarme, y sí, es cierto, no utiliza dobles. Es todo un campeón.

      Yo creo que su madre es una persona del cielo, y que no es que haya sido poseída por un espíritu malo, sino de algún modo tomó forma humana, y las desgracias por las que ha pasado la han hecho así. Y es por eso que ese abanico debe ser de ella, debe ser una especie de herencia, así como ese “despertar” que tuvo él cuando se dio cuenta de que veía cosas. Eso debe ser porque es hijo de alguien como ella. Heredó algo de sus facultades. Y esto me hace deducir que a lo mejor, el final de este drama no termine con ella en el cielo y él en la tierra… es probable que los “poderes” de Eun Oh sirvan en un futuro para ayudar a los dioses a hacer su trabajo, y que acabe también siendo alguien del cielo. Aunque no ahora, claro, porque ahora es mortal, y los dioses no tienen modo de influir sobre las personas, sino sobre las almas. Tooooodo es elucubrar.

      Sobre la “R” y la “L”…

      Pues cuando la letra ㄹ, que es la que corresponde a este sonido, se coloca al final de sílaba y la siguiente letra es una consonante, se pronuncia como “L”. Si está al principio de sílaba, o si estando al final, la letra que sigue es una vocal, entonces se pronuncia como “R”. Más o menos esta es la regla general, así que, lo volveré a escuchar, que puede que haya alguna excepción gramatical o algo que yo no conozca y por ello el cambio de pronunciación…

      • ARI8 dijo:

        Pues entonces que alguien me explique todo el rollo de la familia materna y el abuelo acusados de traición y asesinados, porque ellos tenían pinta de ser meros mortales, por lo que algo está fallando en ese tema.

        • Nuna dijo:

          Eso espero, que vayan aclarando. De todas formas la teoría de que la malosa y el Reapper eran hermanos ya sabemos que viene siendo cierta, así que, paciencia a ver qué nos van contando en adelante.

          • Chihiro dijo:

            U__U Que no os había leído, gracias por responder, Sonia,con lo del nombre. Sí sé que el sonido es R/L dependiendo, pero no N, es por lo que me chocó, pero tampoco he encontrado explicación.
            También lo he pensado que si su madre es del cielo y por eso él tiene esos poderes de alguna manera Eun Oh podría acabar con Arang pero no en la tierra sino en el cielo, jajajajajaja, -pro happy end forever ^^-
            La cuestión es si los que rodean a los dos dioses son almas convetidas en damas celestiales o shinigamis o seres creados para tal fin… ondié, que poco sé de mitología coreana XDDD
            Eso, eso, que vayan aclarando que cada vez lío más las suposiciones XDDD

      • marybv dijo:

        no se si has visto el programa de lee jun ki JGstyle de la Mnet (creo) ahi se ve todo lo que entreno y que no usa dobles , lleva varios programas van por el Ep 13 y esto paso en el 5 te paso el link http://www.youtube.com/watch?v=X5sD2_ddgZI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .