Arang and the Magistrate, episodio 4

por @Ari2PMAM

Comenzamos con Eun Oh (Lee Jun Ki) buscando desesperado a Arang (Shi Min Ah). Llega a la casa de la chamán pero ésta no está y se empieza a preguntar dónde se habrá metido. Mientras está pensando, llega la chamán a la carrera y bañada en lágrimas y va corriendo al altar que tiene montado a rezar y decir que no hizo nada malo. Como no vio a Eun Oh, cuanto éste la llama, el susto es tan fuerte que acaba despatarrada en el suelo, aunque al final se recupera enseguida.

Eun Oh le pregunta por Arang pero la chamán le dice que estuvo allí pero que ya se fue, así que Eun Oh empieza a preguntar dónde y se ve que está preocupado.

La chamán le dice lo que pasó y que Arang debe de estar loca para hacer lo que hizo y claro, Eun Oh, con cara de no entiendo nada de lo que está pasando.

Arang va siguiendo a Moo Young (Han Jung Soo) y le dice que sólo hizo una jugada para lograr lo que quería porque estaba desesperada.

Se pone a interrogarlo sobre su vida, pero éste sólo le dice que los shinigamis también mueren y que ellos al morir simplemente desaparecen. Arang se mofa de esto, lo que hace que Moo Young la mire de manera reprobadora y se intente contener.

La expresión de tristeza de Moo Young cuando está con Arang me hace pensar que estos dos estuvieron de alguna manera relacionados en el pasado.

Al final llegan a su destino y al caer la lámpara, muestra un hermoso paisaje.

Moo Young le dice que una vez que cruce ese río no será capaz de volver y aquí es cuando se tira de Mitología Griega, porque viene a ser La Laguna Estigia, la cual hay que cruzar acompañado de Caronte, al que hay que pagar, para que te lleve al otro lado y puedas entrar al Hades. De ahí que en la Antigua Grecia pusiesen una moneda en cada ojo del difunto cuando moría, para pagar al barquero. A veces también se les metían en la boca. Siento la pequeña disertación, pero la Mitología Griega me encanta.

Moo Young le pregunta si se arrepiente de algo y ésta le contesta que de no haberse despedido, pero enseguida entra otra vez en modo agresivo para decirle que recuerde mantener su promesa.

Sigue un momento de silencio y vemos aparecer una barca que en su parte delantera, a mí me recuerda a las barcas del antiguo Egipto.

Moo Young le dice que suba, con algo que no sé si será cariño y preocupación, la verdad. Una vez dentro empiezan el viaje hacia el otro mundo.

Arang no puedo evitarlo y mira hacia atrás preocupada, no sé si sólo por la posibilidad de no volver y aclarar lo que le pasó o de no poder ver de nuevo a Eun Oh. Creo que es una combinación de ambas.

Sigue el viaje y de un lago lleno de algas, pasamos al blanco y negro, donde no hay nada en el agua y luego a unos rápidos que desembocan en una cascada. Arang, claro, está aterrorizada, mientras Moo Young la mira con superioridad y luego vuelve a una expresión impasible.

Al final caen por la cascada y también a varios muertos más. Una vez dentro del agua, vemos el cambio del blanco y negro al color, para un momento después, cuando pasa el revuelo del agua, encontrarnos a Arang en una cueva por donde va con los ojos cerrados, hasta que escucha a Eun Oh llamarla, pero es todo una ilusión y sigue con Moo Young.

Un momento después aparece un ser vestido de blanco, con capucha negra y hecho creo que de tela si no vi mal, lo que hace que Arang se gire y le pregunte cabreada si le mintió pero Moo Young sigue callado, mientras ese ser se acerca a ella, para acabar con un enfrentamiento cara a cara, donde ella está aterrorizada, mientras ese ser, con ojos de fuego la examina.

De nuevo con Eun Oh y la chamán, ésta se pone a contarle los castigos que sufrirá Arang por sus pecados pero calculados por separados. Por un lado, su vida mortal y por el otro su vida como fantasma. Pero que el pecado que cometió al hacer lo de anoche la condenará sin remisión.

Eun Oh se desespera, se muestra escéptico con lo que ella le dice y le echa en cara que no tenga poderes sobrenaturales. Así que ella le abronca diciendo si cree que el libro que tiene es una broma. Eun Oh cede y le pide que le explique en qué consiste ese infierno.

Cuando empieza le suelta que en realidad hay diez tipos de infiernos y los castigos que se infligen en cada uno de ellos. La verdad, eso me hizo pensar en “La Divina Comedia” de Dante.

Al acabar de contarle cómo funcionan las cosas en infierno, Eun Oh, no cabe en sí de preocupación y le cuesta articular de manera coherente las frases. Le pide que si puede hacer algo por ella, pero la chamán le dice que es imposible y que él tampoco puede ayudarla ni ponerse en su lugar. Así que tras eso, la preocupación y tristeza de Eun Oh, aumentó más si cabe.

Cambio de escenario y nos vamos con Dol Soe, que abre despacio la puerta de la habitación de Arang y empieza a hablar con su cuerpo, lamentándose por lo que tuvo que pasar y que además, no tenga padres. Aunque para mí, lo más bonito es cuando le suelta que verla así hace que le duela el corazón.

El Trío del Ataúd, como buenas sabandijas que son, abren las puertas de la casa del magistrado a los matones del CHP, que quieren llevarse el cuerpo, pero Dol Soe a pesar de estar asustado por estar solo ante tantos, se pone a repartir estopa para defender el cuerpo de Arang y que se quede allí.

El espía del CHP saca un cuchillo, porque dice que si lo mata no le pasará nada, así que va a clavárselo pero Dol Soe consigue poner en medio la estera y cuando saca el cuchillo para un nuevo intento, recibe un zapatazo en la nuca que lo echa a un lado. El artífice de esto es Eun Oh, que sabía que iba a pasar aquello y se enfrenta al espía del CHP que sigue en plan chulo y encima hablándole de manera informal a Eun Oh, un noble, algo que no se podía hacer.

Como ese cerdo no ceja en su empeño de salirse con la suya y se niega a ver la verdad del asunto, creyendo sólo en el CHP, al que considera el amo del mundo, Eun Oh le deja muy claro de quién es hijo y lo que le sucederá si algo le llega a pasar a él.

Su expresión en esos momentos es impagable, porque creo que desea que lo intente y así deshacerse de él para echar fuera el cabreo que lleva y lo que intentaban hacer.

Luego situación divertida y emotiva, porque Dol Soe estaba muerto de miedo y rompe a llorar de felicidad porque Eun Oh llegó a salvarlo. Mientras, éste, lo felicita por haber protegido el cuerpo de Arang.

Eun Oh se pasa la noche velándola y al día siguiente encarga al Trío del Ataúd que organice un funeral adecuado para ella, lo que les deja estupefactos y hace que se miren entre ellos porque no se lo creen. Además les encarga un buen ataúd y que hagan saber la noticia entre la gente del pueblo, para que vengan a presentarle sus respetos y pedirle perdón. Ante todo esto, no les queda más remedio que acatar las órdenes.

El chivato oficial del Trío del Ataúd, va corriendo a casa del CHP a contarle lo que está pasando y éste se muestra feliz por lo de la incineración y que Eun Oh no vaya a investigar el caso, por lo que me parece a mí que está envuelto en la muerte de Arang.

El cerdo del espía del CHP le sugiere que lo llame al orden de manera muy dura, lo que le hace sonreír mucho más feliz. Qué asco de tío y todo porque no soporta la lección que Eun Oh le dio la noche anterior.

Siguiente parada, los aldeanos, que se ponen a hablar sobre el tema, pero el temor que sienten ante el CHP es demasiado para que se atrevan a ir, aunque lo desean y además quieren denunciar la explotación monetaria que sufren por culpa del CHP.

La conversación se acaba cuando ven que allí está el hijo del CHP, por lo que todos ponen pies en polvorosa, mientras él observa el cartel.

Dos días más tarde, por la noche, Eun Oh se lamenta de que nadie fuese a verla y que hubiese vivido en ese tipo de pueblo, mientras el ataúd con su cuerpo y rodeado de una tela roja con letras blancas se nos muestra detrás de un biombo.

Luego la felicita porque no se hubiese encontrado con el hijo del CHP, que ni siquiera recordaba su cara y tras un breve silencio, le pregunta si está en el infierno. Su cara de tristeza dice mucho más de lo que expresan sus palabras y podemos notar, que ya Arang era importante para él.

Llega el día del entierro y sólo se presenta su criada a presentar los respetos y tras irse, Eun Oh termina de prepararse, mientras Dol Soe se cabrea por la situación.

Vemos aparecer a una muchacha de espaldas que entra en la casa del magistrado y cuando Eun Oh sale de su cuarto y se empieza a dirigir hacia la salida, su expresión de sorpresa es tremenda.

Ante él está nada más y nada menos que Arang con ropas nuevas. Ésta se burla de su expresión para decirle luego con cariño que es bueno verlo otra vez.

Aunque Eun Oh, flipa aún más cuando Dol Soe la ve y le pregunta quién es y si está allí para dar las condolencias.

Dol Soe quiere cogerla para llevarla al funeral pero Eun Oh le dice que se adelante, aunque como no hace caso, se tiene que cabrear y gritarle para que obedezca. Cuando obedece las órdenes de su señor, al cruzar hacia donde están los demás, se da cuenta de que es una mujer y que se enfada porque su señor lo mantuvo en el desconocimiento de que tenía una relación.

Eun Oh, sigue sin poder articular palabra, aunque logra enlazar un par de frases para que ella le entienda y se pone muy feliz cuando se da cuenta de que él la estuvo buscando y que estaba preocupado por ella.

El pobre Eun Oh acaba rematado cuando Arang le suelta que se convirtió en humana, lo que hace que se tambalee porque no lo cree. Pasa a tocarla para ver si es verdad, ver si lleva el tatuaje, pero ella le quita las manos de encima, así que la agarra de una mano y la lleva a la carrera a su habitación. Al preguntarle que cómo fue eso posible, le pasa a contar la historia, así que volvemos atrás en el tiempo.

Estamos en el infierno y el coso ese raro de fuego en los ojos no para de observarla, mientras Moo Young asiente despacio y con cara de preocupación. Tras eso, el bicho raro ese se desaparece y aparece una luz muy brillante. Moo Young se adelanta para guiarla y tras verlos desaparecer, los vemos volando a través del cielo, lo que la asusta bastante. Al final consigue poner pie sobre una roca circular y al preguntar qué lugar es ése, se escucha una voz preguntándole cuál es la razón por la que quería verlo.

Lo siguiente que vemos es una imagen espectacular del Emperador de Jade (Yoo Seung Ho) sonriéndole con benevolencia y a Yeom Ra (Park Joon Gyu) más bien molesto.

Arang alucina en colorines, mientras que Yeom Ra se inclina hacia el Emperador y se pregunta si se puso perfume, replicándole que usó la fragancia del cielo para saludar a una mujer. Lo siento, a mí me dio la risa, porque el tío va en plan ligón XDDDD.

Arang confunde a Yeom Ra con el Emperador y cuando éste la saca de su error, ella vuelve a alucinar en colorines, mientras que el Emperador le dice que deje de decir eso de “anciano”. Nos resultó bastante vanidoso el Emperador XDDDDDDDD.

Aún así, Arang sigue en sus trece de llamarlo viejo, mientras que Moo Young le dice que controle sus maneras, pero claro, ella en modo rebelde es la leche, porque le dice que si él se preocupó por sus maneras cuando ella murió. Como la discusión no tenía visos de acabar, el Emperador dice que es suficiente y la conmina a continuar con su petición.

Arang continúa con ella y le dice que quiere saber por qué murió y por qué estaba enterrada en aquel lugar. El Emperador entra en modo no sé nada y se hace el ofendido cuando ella le dice que si no lo sabía. Le suelta el sermón de que tiene mucha gente y asuntos de los que ocuparse, como prestar atención a una sola persona en particular. Aunque todas sabemos que el Emperador quiere que ella lo sepa todo y se resuelva como debe todo el asunto de su muerte.

Entonces entra en escena Yeom Ra, que deja al descubierto las verdaderas intenciones del Emperador, lo que hace que se avergüence. Le dice que por sus pecados tendría que ir de inmediato al infierno pero que le van a dar otra oportunidad. Aunque el Emperador enseguida se apresura a ser él quien lo diga, en vez de Yeom Ra.

Arang flipa en colorines, Moo Young tres cuartos de lo mismo. Aunque la vuelta a la vida tiene truco, porque si ella no puede descubrir cómo murió y por qué estaba allí, será llevada al peor de los diez infiernos, donde sufrirá diez millones de años de una tortura inimaginable.

Momento tenso al soltar Yeom Ra esa sorpresa final y es reto. Y en esa parte quiero destacar cómo el Emperador inspira profundamente y levanta la cabeza de manera orgullosa confiando creo yo en la fuerza de Arang para lograr lo que se propone.

Nuestra protagonista acepta el reto y finalmente, tras el relato del Emperador sobre la creación del mundo y la combinación de los poderes de las dos divinidades, Arang desaparece y en su lugar, el Emperador se muestra feliz por la aparición del Cristal del Alma.

Yeom Ra protesta, pero el Emperador lo tranquiliza y empieza a hablar al Cristal, que resulta ser Arang, a la que le da consejos y ánimos.

Tras lanzarla, va a parar al lago que vimos en el primer episodio y en el tercero, donde vemos “el renacer” de Arang, que está cabreada porque la hayan enviado sin ropas, lo que provoca que les grite y les llame viejos pervertidos.

Así que sale del lago y corre desnuda hasta encontrar una casa de donde roba ropa y al salir se encuentra con un fantasma femenino que le pregunta si es humana o fantasma. Arang le muestra orgullosa su cuello sin marca y le ordena que vigile bien todo lo que guarda para que tenga buen sabor, dejándola con un palmo de narices.

Ya por la mañana, Arang aparece en el pueblo y se pregunta si de verdad vuelve a ser humana. Que si tuviese un espejo allí mismo lo sabría, pero no hay problema, tenemos a un niño para solucionar los problemas. Así que se acerca a él, le pregunta si la ve, y al responderle de manera afirmativa, le dice que cómo luce y al soltarle que muy bonita, ella se pone extremadamente feliz y se va.

Aunque se pondrá más feliz aún al ver que Eun Oh le organizó el funeral. Y de esa manera, vuelta al presente.

Cuando Eun Oh se entera de que el Emperador de Jade fue quien la envió de vuelta y como humana para descubrir lo que le pasó, no se lo cree y se empieza a reír. Entonces a preguntarle por qué, le dice que le debió de dar pena y se cabrea por haber parecido penosa.

La conversación se ve interrumpida por Dol Soe, que lo apura para el entierro, pero también está celoso de no saber nada sobre la supuesta relación de su señor y esa mujer. Amenaza varias veces con entrar, algo que pone nervioso a Eun Oh, que acaba saliendo deprisa y ordenándole a Arang que no se mueva de allí.

De momento Arang se está quietecita, pero no le dura mucho el modo obediente, porque va a su habitación y le dice a Lee Seo Rim que está de vuelta. Se acerca al lugar donde solía sentarse a leer y coser y abre la caja que contiene el espejo, pudiendo por fin verse y ahí se termina de creer la verdad.

Tenemos problemas, el Emperador de Jade le dio sólo tres meses para descubrir la verdad y si no lo logra, Yeom Ra le suelta que irá derechita al infierno. Ella se molesta por eso, porque no sabrá si lo que descubra será verdad o no y entonces el Emperador le suelta que si lo logra, sonará una campana.

Arang se cabrea por lo pequeña que es y dice que así no podrá escucharla, así que el Emperador tira de poderes y la convierte en una campana digna de una catedral y le dice que recuerde ese sonido, porque sonará cuando encuentre a la persona que la mató.

Yeom Ra se muestra muy ufano, porque cree que no lo logrará y le dice que le va a ir preparando un infierno por adelantado. Eso saca la mala leche de Arang, que le dice que va a lograrlo y que si lo logra, cejará en su empeño de querer arrastrarla al inframundo y la dejará vivir en el Cielo. Los dos flipan en colorines, se miran y al final el Emperador le sonríe y le dice que si eso sucede, lo pensará.

De nuevo en el mundo de los mortales, Arang sigue desafiándoles diciendo que sólo necesitaría una luna llena para solucionarlo, vamos, un mes y que ahora es alguien diferente de la inocente Lee Seo Rim. Les sigue echando el perro y les suelta que van a sorprenderse tanto cuando lo descubra todo que van a tener que hacer sonar la campana un montón de veces. Y tras esta última baladronada, sale de su habitación.

Hala, que volvemos a subir al cielo, donde Yeom Ra y el Emperador siguen discutiendo sobre Arang y su futuro. Lo mejor de toda esa parte llega cuando el Emperador le pregunta a Yeom Ra sobre qué querrá si gana y al saber que su deseo es el de intercambiar los cuerpos, el susto del Emperador es monumental y su cara todo un poema XDDDDDDDDDDDD.

Aunque se acaba recobrando y miedo me da cuando le dice a Yeom Ra que si gana, lo que quiere se lo dirá al final y que tendrá que mantener su promesa.

Las partidas que juegan al final sabemos que son partidas con las vidas humanas y que no sé si se dejó ganar para que se confíe o qué. Al final las respuestas a sus preguntas, es que para que otras personas puedan nacer, otras tienen que morir y el mundo no colapse. Algo en lo que el Emperador le da razón.

Por fin vemos al cortejo fúnebre y ahí se puede ver el poder del CHP, porque sólo están Eun Oh, los portadores del féretro, Dol Soe, la criada, el Trío del Ataúd, pero no de buena gana y tres personas más creo.

Eun Oh se sigue preguntando qué es lo que está pasando en el tema de Arang y mientras Dol Soe, anda muerto de celos.

¿Hacia dónde mira el hijo del CHP tan desesperado? ¿Qué es lo que quiere pero no se atreve a abrir esa cerradura? ¿Quién es esa mujer tras la tela? Espero que pronto obtengamos respuestas.

Desde luego, se nota que no tienen vergüenza, el cerdo-espía por darse tantos aires dando productos podridos a la gente y diciendo que eso es algo muy grande que hace el CHP y luego el CHP, quejándose porque se llevan lo podrido en vez de dejarlo allí y cabreándose porque uno de ellos se lleva un saco donde todos los alimentos están sanos.

También vemos el nivel de corrupción en el que vive y el alcance de su poder al pasear por su bodega. Todos le envían cosas por miedo a morir a sus manos.

También se muestra feliz porque Eun Oh se irá justo después del funeral pero el tiro le va a salir por la culata XDDDDDD.

Llega el hijo del CHP y éste no se le ocurre mejor idea que preguntar a gritos si no es mañana la luna llena, ante lo cuál el hijo se gira para mirarlos, pero no soy capaz a descifrar lo que piensa o siente y eso no me gusta, la verdad.

Reunión padre – hijo, donde el primero vuelve al tema de la luna llena, que mira que me trae a la retortera, el misterio de una chica que quiere encontrar, las burlas hacia Arang. Se está haciendo el superior y trata de humillar a su hijo, pero el contraataque de éste lo cabrea sobremanera y la expresión de desprecio que le dedica me encanta y hace una fantástica salida de escena dejando al CHP muerto de la rabia.

Desde luego Arang es alérgica a las órdenes y parece que no se da cuenta de que alguien por alguna casualidad podría reconocerla y meterse en muchos problemas. Así que ve los trajes en la armería y se transforma en una Mulán coreana para poder asistir a su entierro y ver si descubre la verdad, en vez de esperar a Eun Oh y trazar planes para encontrar al asesino.

En el entierro, Eun Oh no para de darle vueltas a las novedades de Arang y está preocupado, mientras Dol Soe sigue muerto de celos porque no sabe nada del tema.

El Trío del Ataúd está feliz porque se va a ir y así el CHP seguirá “reinando” en el lugar y ellos no tendrán problemas, aunque uno de ellos es ave de mal agüero y los otros enseguida le tapan la boca.

Efectivamente, Arang no tardó en meterse en problemas, porque yendo despistada se choca con el hijo del CHP, que la agarra para impedir que caiga y la atrae hacia él.

Vale, los problemas se convierten en problemas MUY GRAVES, porque el anillo del hijo del CHP empieza a brillar y éste lo mira muy sorprendido. Arang le pregunta por el lugar del entierro pero él es incapaz de reaccionar. ¿Qué es lo que le señala el anillo? ¿Se dio cuenta de que es su antigua prometida? ¿Por qué Arang no lo reconoció? Quiero respuestas a todas esas preguntas.

Eun Oh sigue dándole vueltas a todo el tema y se va a quedar, porque ayudándola, podrá encontrar la verdad sobre su madre. Me gusta que confíe en que Arang descubrirá toda la verdad pero no sé si también está feliz por estar algo más de tiempo a su lado y su expresión viene a ser la de que ella no es más que un buen instrumento para sus fines.

Arang llega a su entierro, el hijo del CHP la sigue a cierta distancia y la observa, Eun Oh la observa y ella mira cómo la entierran. Lío con el Trío del Ataúd, Eun Oh la reconoce, se cabrea, ella huye, él se cabrea y todos van tras ella a la carrera.

Momento serio, tenso pero a la vez cómico.

Al final la pilla el hijo del CHP y ella le pide que la ayude a escapar. Él alucina en colorines y tarda en reaccionar pero al final la ayuda y justo cuando la consigue subir al muro y ella le sonríe, él se queda totalmente ido.

Se entretienen tanto hablando, que al final Eun Oh da con ella pero le da tiempo a saltar al otro lado y el capítulo acaba con el enfrentamiento de los dos machos alfa y a Eun Oh no le hace ni puñetera gracia que ella le sonría al hijo del CHP, que por el avance del siguiente episodio, la mata por orden de alguien.

Listado de capítulos

Esta entrada fue publicada en Doramas coreanos, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Arang and the Magistrate, episodio 4

  1. Nuna dijo:

    Bueno, bueno,bueno, mucha tela que cortar en este cuarto episodio, cosas que se resuelven del anterior y otras nuevas dudas que nos asaltan… y un giro en la condición de Arang que todavía no me termina de convencer.

    En primer lugar, tenemos a Eun Oh que ya va dando visos de lo que siente por ella. El jepeto que se le queda cuando la ve de nuevo es para valorar, y se pone tan nervioso que acaba a gritos con el pobre criado, que ya le vale, con lo fiel que es, podría tratarlo mejor. Pero bueno, le perdonamos, porque hay cierto instante cuando el criado resuelve el problema del intento de robo del cadáver en el que pensé: “qué diferencia joer, Eun Oh abraza y felicita a Dol Soe por haber hecho un buen trabajo, y mientras tanto, el CHP maltrata y trata a ladrillazos a los que le sirven cuando se siente contrariado…”

    En cuanto al tema de Arang, no me encaja que vuelva como humana. Por más que lo pienso, no me encaja nada, más cuando puede ser reconocida por los que sí consiguieron verle el careto, y está claro por la reacción del CHP hijo que, o ha tenido un flechazo con ella en ese instante, o sabe quién es. Puede que le mintiera a Eun Oh sobre no haberla visto siquiera, y dado el interés que tienen él y su padre porque no se investigue su muerte, esto sería muy probable.

    Los dioses… me encantan sus tiras y aflojas, porque simbólicamente están representando la eterna lucha entre el bien y el mal, y cómo el bien a veces tiene que ceder inteligentemente sobre el mal para lograr un propósito más grande. Y ese propósito es Arang… El Emperador de Jade tiene un interés en ella que no es normal. Muy gracioso el hecho de que se arregle y perfume para impresionarla cuando se ven por primera vez, jajajajaaaa. Pero no me trago que no sepa su historia, y algo hay ahí que hace que todos la traten de manera especial, incluso el Ángel de la Muerte, que más bien la trata como a una hermana pequeña que como a un fantasma descarriado. Vale, Yeom Ra lo hace porque ha perdido la apuesta, pero el resultado es que con ella hacen una excepción que no habían hecho jamás, y no creo que sea la única muchacha asesinada injustamente en la historia de la humanidad… Por no hablar de que ambos, en sus conversaciones hablan sobre el tema de Arang como si se tratara de un experimento importante y en cuyo resultado el Emperador de Jade tiene mucho interés. En fin… el drama para mí se va un poco de madre con este retorno a la humanidad, aunqeu sea temporal, pero me gusta tanto que le daré un voto de confianza.

    • ARI8 dijo:

      Me encanta tu comentario y desde luego el tema Arang es muy serio, tanto para los CHP como para las dos divinidades. Tiene que ser algo muy gordo para que en cierta manera estén los dos de los nervios, aunque no lo digan y Moo Young, algo tiene con ella también.
      Que volviese como humana chirría, la verdad pero a ver cómo lo desarrollan y cómo acaba el tema. Lo malo va a ser con Eun Oh, que está coladito por ella, pero ella está muerta, aunque ahora esté viva. Por lo que final feliz no habrá me parece a mí.

  2. ClAudiaL dijo:

    Hola Ari, que buena revisión. Yo en verdad quedé O.o con lo que sucedió.
    Lo primero, nuestro emperador…. Jesús.. se pasa de hermoso y gracioso yyyy vanidoso >.<
    me encanta su papel, me encanta él XD
    Nuestro Saatoo, muerto de preocupación, tristeza, rabia e impotencia.. pasa a.. modo celos ON
    Impagable la escena del final frente a frente con el hijo del CHP
    Y nuestra prota que no puede ser más rebelde e imprudente… es la llamada a buscar los problemas 😀
    Creo que detrás de la muerte de Arang hay bastante… sacrificios de mujeres para mantener un poder oculto y oscuro, q encarna la mujer encerrada? del que hace uso el CHP? del que es pieza clave su hijo?? uhmmm .. puede ser que el "caos" que intentan detener los dioses tenga que ver con ello.
    Mención especial al hijo del CHP. no se xq pienso que conocía bastante a Arang y la reconoce de inmediato.. lo del anillo que brilla, tal vez un detector de algo.. no sé. Pero creo que él no es el asesino, pero si tuvo que ver con la muerte de Arang, hecho que lo atormenta y que explica el constante reproche a su padre. En fin, a ver que pasa en el 5to xq esta serie está imperdible!!! Gracias de nuevo por la revisión y saludos 😉

    • ARI8 dijo:

      ¿Sacrificios humanos y en concreto de mujeres jóvenes para mantener el poder? Mira, eso no se me había ocurrido pero suena interesante, la verdad. Me gusta esa idea que se te ocurrió.
      A ver qué pasa con el hijo del CHP, porque en el 5 las cosas pintan negro azabache para nuestra protagonista.

    • Nuna dijo:

      Eso de los sacrificios parece que es la mejor explicación, porque le buscan chicas a la tía que está encerrada, y me tiene super intrigada ese tema.

      • marybv dijo:

        Para mi la chica encerrada es la madre del prota, que debe tener los poderes de el de ver muertos y asumo que algun poder debe controlar, ademas en el episodio hablaron algo de que debia encontrar a quien la habia matado y matarla y sonaria la campana y ahi se me vino a la idea que le iba a costar matarla.
        Esta interesante y con muchas intrigas quiero el 5to

        • Nuna dijo:

          Mmmmmm… lo había pensado, pero entonces la madre del prota sería la mala de todo el drama, qué fuertón, ¿eh? Sobre todo por lo que tú dices, porque él tiene la capacidad de ver fantasmas, entonces no sería raro que ella algo extraña también fuera. Es igual que la chamán, que hereda sus poderes de su madre y ésta de su abuela…

          También entendí que tenía que matar a su asesino y la campana sonaría, pero ahí me parece un poco fuerte, porque el Emperador de Jade se supone que es la divinidad del bien, ¿y mandarla matar a alguien? Eso no es propio, ¿verdad?

          • claudia.l dijo:

            Eso es lo otro Nuna, aunque yo no entendí que lo matara, sino que la campana sonaría cuando quien la mató muriera.. sutil, pero diferente, no?? así que.. tenemos un final sangriento O.o
            Podría pensar que es un llamado a la venganza por parte del Emperador de Jade (uhmm preciosoooo) ^.^ pero vulevo y digo, creo que este tema de las muertes de las chicas tiene que ver con el “caos” y la muerte del que lo provoca será el fin de ese caos y por eso su mención.. en fin.. que interesante especular… q buen drama, no?? Saludos

          • Nuna dijo:

            Está ese tema algo confuso, a lo mejor el problema que tienen que resolver tiene que ver con esa mujer encerrada, que tiene pinta de ser lo más malo que pisa la capa de la tierra, y Arang es la llave para conseguirlo. ¿Qué os parece?

          • marybv dijo:

            si tambien pienso lo mismo, gracias a claudia por darnos las palabras exactas del emperador si realmente fue asi como lo dijo y es muy diferente, esta muy interesante y me encantan las comparaciones con la divina comedia y los dioses tema que me facina

  3. Chihiro dijo:

    Para mí también ha sido una sorpresa que la vuelvan a traer como humana, porque se supone que la base de la historia es que ella es un fantasma y el magistrado tiene que investigar su asesinato, y el protagonista lo hace porque puede verla y oírla, y ahora la ven y la oyen todos. Pero claro, hay más misterios y una se pone a elucubrar como loca, jajajajaja
    Porque el CHP y su hijo andan emperrados en cumplir sendos papeles que si no los hacen bien se les cae el pelo, y todo eso antes de la luna llena. Y el hijo del CHP va buscando a una mujer, y tiene que ver con el anillo, es como si el anillo tuviera que elegir a la doncella en cuestión, y como al final de este capítulo el anillo se ilumina con Arang, ¿es acaso Arang la mujer destinada a su proyecto? Con lo que les vendría al pelo que la hubieran devuelto a la vida….

    Lo de los sacrificios también lo había pensado desde el capítulo uno. Se me ocurrió que el CHP era la reencarnación de un demonio o ser malefico o algo así, luego que el hijo del CHP estaba poseido por algo semejante, y con lo del templete y la mujer encerrada, que es el espíritu que les da poder a su familia y cada X tiempo tienen que hacerle un sacrificio, y los sacrificios siempre son mujeres….. porque no creo que eso tenga que ver con la madre del protagonista, que anda desaparecida. No tenía pinta de ser algo así, pero podría ser la causa de que dejara a su hijo con su padre de aquellas formas y desapareciera de su vida, porque no quería que su hijo se enterara de su verdadera naturaleza… lo sé, lo sé, se me ha ido la pinza XDDDDDD

    La parte del viaje al Inframundo que luego resulta ser Cielo, yo también me acordé de la mitología griega, Ari^^. Y lo de la barca, es verdad, parece egipcia.
    Lo de los infiernos creo que es más bien influencia budista, aunque la idea se repite en casi todas las religiones. Estuve mirando y tanto el Emperador de Jade como el Dios del Inframundo YeomRa son deidas chinas -que a su vez suelen tener su base en la mitología hindú-. Perdón, es que me encantan estas cosas…

    El papel de los dioses me encanta, de acuerdo con lo que ha dicho Nuna más arriba. Supongo que su papel en la historia no es sólo como hacedores de destinos humanos, básicamente por las conversaciones misteriosas que tienen entre ellos sobre espíritus perdidos, el fallo del Emperador de Jade que lleva 400 años sin subsanar y esas cosas.

    Estoy deseando ver el siguiente a ver si arroja más luz sobre alguno de los misterios, y a ver que pasa con la pareja de protas, que ya me habéis confirmado que en los saeguk hay más lágrimas que alegrías, así que, ainsh…

  4. saruchi dijo:

    mmm quiza estoy siendo demasiado esperanzada en un buen final pero la verdad es que de verdad creeo que puede haber un buen final. a ver a mi no me importa que vuelva como humana aunque si que es algo complicado ya que ¿no lo reconoce nadie? quiza los otros lo ven en otro cuerpo menos ella y el prota o algo asi porque sino no entiendo esa parte. Aun asi el dios este(lo siento no me acuerdo como se llama) dijo al viejote ese que si ganaba que tendria que cumplirle un deseo…¿podria ser que el deseo sea que le permita que la prota pueda volver a ser humana para siempre? porque ademas el cuerpo no esta ni dañado por el tiempo ni ella ha estado blanquecina como los demas fantasmas,ni tampoco han permitido que le clavasen un cuchillo…asi que todo esto me hace pensar que quiza pueda volver a su cuerpo (de forma magica ya que en la realidad eso seria imposible debo decir)si logra saber quien lo mato q por otra parte no se supone que cuando viera a su asesino una campana sonaria?¿ porque entonces no sono cuando vio al raro ese del hijo del malvado?…bueno todas son suposiciones.

  5. Cris dijo:

    En el reparto dice que la madre del protagonista es una chamán…asi que es la señora que esta encerrada podria ser ella

  6. Cris dijo:

    En una serie de historias de terror coreanas, contaban la historia de una familia poderosa por varias generaciones pero era porque tenian que hacer sacrificos de mujeres gumihos y darle el higado a el ancestro que estaba encerrado en un templo….supongo que algo asi es en esta historia, la mujer encerrada les da poder a cambio de que cada bisiesto de luna llena tienen que matar a una mujer virgen….chance y el anillo detecto a la nueva victima

  7. maby dijo:

    Comenze recien a verla y me tiene metidisima tbn… creo q la mujer encerrada puede ser su madre y q tiene algun poder q el heredó y x eso ve y escuxa fantasmas… tbn lo del hijo del. Chp que su anillo brillara al ver a arang me da q tiene q ver con los dioses.. pero no c xq aun no lo pienso.. fuera q x algo quieren a arang q supongo q su nombre significa algo, xq no es su nombre… quizas arang es otra doncella xq dicen q x las cosas atroces q hizo debe irse directo al infierno pero.. q cosas hizo para eso si pasaba encerrada… son muxas cosas … me voy a volver loca… jjajjaja.. pero eso si.. amo a dol seo, lo encuentro un dulce, me cae super bien, tiene cara de simpatico… muero x ver el proximo capitulo, haber si puedo ahora ya….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .