Skip Beat. Episodio 7

Emoción a tope en los primeros instantes del séptimo.

Ahí tenemos a nuestra prota, pasando un mal momento.

Le han echado la bronca, la han despedido, y en sus intentos de vengarse de Bu Puo Shen (Lee Donghae), la única perjudicada ha sido ella misma… la moraleja es obvia.

Cuando consigue librarse de su encierro, y todavía con el traje de pollo puesto, acierta a ver a su mayor enemigo ejecutando su actuación en el escenario. Y oye, por más que le odie, tiene que reconocer que el tío brilla con luz propia, y que ella, si quiere vengarse, tiene que trabajar muchísimo para conseguir una buena posición en la industria. Superarle artísticamente, es la única manera de conseguir hacerle algo de pupa, porque siendo una novata, nunca podrá contra alguien que vende discos como churros y que está en todo lo alto en el panorama musical.

Así que, triste y vencida, Gong Xi (Ivy Chen) abandona el edificio… o intenta abandonarlo, porque se pierde por los distintos pasillos y salas.

Menos mal, porque al terminar su actuación, Bu Puo Shen está buscando como loco al pollo para darle lo suyo y lo del vecino.

Cuando le dicen que era una chica, y que no formaba parte del staff habitual, sino que estaba sustituyendo al pollo real, él no tarda en imaginarse lo que ha ocurrido.

Enseguida deduce que sólo Gong Xi podía saber las cosas que han salido a la luz en el programa, y que debe ser ella quien le ha intentado perjudicar. No podrá encontrarla, pero el muy ÑDJFHAÑDSFHASK, se regocijará cuando se entere de que la han despedido por ello, y con la idea de que, a partir de ahora, ella sólo podrá observarlo desde lejos, sin ninguna posibilidad de alcanzarlo…

Ajena a esto, Gong Xi sigue perdida por el edificio, cuando de golpe, en una de las salas, en medio de la oscuridad, se topa con Dung He Liang (Siwon), que está absorto y super concentrado con un guión.

Cuánta suerte la suya. Se ha encontrado con sus dos enemigos en apenas unos minutos.

Afortunadamente él no la ve, menos mal, así que opta por la escapada rápida, aunque al hacerlo, tropieza con unos trastos, y finalmente Dung He Liang la descubre. Gong Xi tiene el tiempo justo de ponerse la cabeza del pollo para que no sepa quién es en realidad.

Su sorpresa es grande cuando él, lejos de lo que pudiera esperar, le pide ayuda. Osea, el gran Dung He Liang pidiéndole ayuda a una desconocida que se oculta tras un disfraz… Y claro, por más que sea su enemigo, ya sabéis que Gong Xi no es de las que niegan ayuda.

Resulta que él necesita un teléfono móvil. Ella no lleva su móvil encima, peeeero al ver su cara de decepción (otra cosa que no esperaba de él) se ofrece a ayudarle con lo que quiera que le pase. Ella sabe de antemano su costumbre de resolver sus dudas por sí mismo. Se imagina que tiene un problema de interpretación con una de las frases de su guión, y quiere hacer una busquedita en Internet, y así se lo expresa. Dung He Liang intenta negarlo, pero…

Aunque te escondas detrás de esa sonrisa, no puedes engañarme. Cada vez que quieres ocultar algo, o que haces un comentario cruel, siempre muestras esa sonrisa brillante“.

A través de su disfraz, Gong Xi ve la reacción del chico.

Woooow, parece enfadado, pero en realidad lo que está es sorprendido por lo que acaba de decir ella, más que nada, porque es verdad. Así que, mientras el pollo se deshace en disculpas, Dung He Liang sonríe, esta vez con una sonrisa verdadera. Incluso se ríe.

Gong Xi lo observa flipando. Es la primera vez que ve su verdadera sonrisa. Además, no está enfadado. Y no sólo eso, sino que reconoce que estaba tratando de ocultar su debilidad.  Gong Xi flipa más… ella también trata de negar sus debilidades frente a él cuando se las echa en cara… debería aprender a aceptarlas como él lo hace.

Aunque claro, otra cosa muy diferente, nenas, es que Dung He Liang hiciera esto sabiendo a quién tiene delante, y me da a mí, que en ese caso sería que NO.

Pero el caso es que el ambiente se distiende, y finalmente él le enseña la frase del guión que le está causando problemas y que no sabe cómo interpretar. Gong Xi entiende rápidamente que Dung He Liang la ha interpretado de manera literal, así que, intentando evitar la risa, le aclara que es un doble sentido, y le da la clave para comprenderla.

Alguien abre la puerta, y la luz entra en la sala, sorprendiendo a Gong Xi, que al levantarse precipitadamente, cae hacia atrás. Dung He Liang corre presto a ayudarla, y cuando ella le ve así, a contraluz, su imagen se superpone con la que acaba de ver de Bu Puo Shen, brillando en el escenario.

La persona que los ha interrumpido se va cerrando la puerta, y vuelve a imperar la oscuridad, pero la impresión se mantiene…

Ellos dos… tanto Bu Puo Shen como Dung He Liang son… BRILLANTES. Gong Xi no podrá competir con Bu Puo Shen a no ser que consiga brillar como ellos lo hacen.

Pero ese pequeño encuentro con Dung He Liang no ha terminado de sorprenderla. Él le pide que se quite la cabeza del muñeco, quiere saber con quién está hablando, pero para salir del paso, Gong Xi le dice que no lo hará, porque le da vergüenza que la vea alguien tan importante como él, ya que acaban de despedirla.

Vale, reflexionemos sobre lo que diría Dung He Liang si fuera Gong Xi la que le dijera esto. El cachondeo duraría semanas, meses, años… se reiría de ella y le saldría con frases ácidas cada vez que tuviera la oportunidad.

Peeeeeero él no sabe que es ella, sólo sabe que tiene delante una chica que ha descubierto su corazón y le ha ayudado, así que, es totalmente sincero, osea, es él mismo. Para consolarla, le responde que no se lo tome a la tremenda, que incluso él fue despedido alguna vez cuando empezaba, y que en cada una de las ocasiones en las que esto ocurra, lo que debe hacer es aprender de sus errores.

Y eso, es algo que JAMÁS reconocería ante Gong Xi, que está FLIPANDO en colores y continuamente.

La conversación se ve interrumpida cuando el mánager Du llega para buscar a Dung He Liang, que tiene que continuar con el ensayo del rodaje. Más sorpresas para Gong Xi; el la presenta como amiga suya. Mientras ella se pregunta si ha escuchado bien, Du también se asombra… ¿desde cuándo su protegido tiene amigos?

Dung He Liang se despide y se va… pero en cuanto Du se pierde de vista, vuelve para darle las gracias a su amiga-pollo, y decirle que le ha ayudado mucho…

Ante la sonrisa, la sinceridad, la actitud incluso cariñosa, y la nueva faceta de Dung He Liang que acaba de descubrir, el corazón de Gong Xi se acelera. Está emocionada.

No podrá dejar de pensar en lo que acaba de ocurrir. Gracias a él, ya no se siente tan mal por haber perdido el trabajo, y ve un pequeño rayo de luz en su arisca relación con él.

Es la primera vez que no tengo que apoyarme en Corn“, piensa… Buenísimo… no en el Corn abstracto, no, sino que lo ha hecho en el real, ajjajajajajajjaaaa. Lástima que no lo sepa.

Sin embargo, el encuentro ha sido muy intenso para ella. Incluso sueña que él sabía quién era y viene a vengarse de ella junto con Bu Puo Shen y Jiang Nan Qin (Blanca Bai), por haberle enseñado el dedo la última vez que se vieron… ¿se siente culpable? Jajajjajajjajaaa.

Al día siguiente, a encontrárselo en la empresa, temiendo que le guarde rencor por su último encuentro en el garage, lo evita, pero Dung He Liang, ante la mirada escrutadora de Du, que no deja de alucinar por el interés de éste en la chica, la sigue por los pasillos hasta que la alcanza.

La actitud de él es totalmente diferente a la que tenía cuando ella era el pollo, claro. Ahora lleva la sonrisa-chunga, y sólo quiere hacerle pagar por el gestito del dedo. Salvada por el mánager Du, los tres caminan juntos por los pasillos. Gong Xi, pensando en la actitud tan diferente que tiene él, Dung He Liang preguntándose por qué está tan ensimismada, y el mánager Du, disfrutando del espectáculo. Todavía no se habitúa a que Dung He Liang muestre tanto interés por la chica. Porque eso de estar constantemente hostigándola, no es más que otra forma de manifestar interés, y Du lo sabe.

El caso es que se da cuenta que ella no tiene su uniforme puesto y la regaña por eso. Ella le dice que es demasiado cantoso, pero Dung He Liang le aconseja, sinceramente, que si quiere triunfar en el mundo del espectáculo tiene que hacerse notar. Gong Xi se tira al rollo y les enseña publicidad sobre una audición para un anuncio. Ellos le animan, sobre todo Dung He Liang. Y por primera vez en mucho tiempo, Gong Xi se da cuenta de que, detrás de su tono y de sus maneras, en realidad él la está intentando ayudar.

No cesa el buen rollo. Cuando la chica acude al despacho del director Shen para hablarle de la audición que piensa hacer, se entera por éste de que ha sido contratada como pollo porque después de su intervención, la audiencia del programa se disparó.

Sin embargo, no quiere que nadie sepa que es ese pollo. Su excusa, que no hay nada de lo que estar orgullosa, en realidad su papel sólo es el de un pollo… la verdad, es que no quiere ni que Bu Puo Shen ni que Dung He Liang sepan que ese pollo es ella.

Así que, poco después, Gong Xi acude a su audición, y es aquí cuando el capítulo da un giro de 180º, y la temática pasa a centrarse en la amistad entre ella y Nan Quin.

Al llegar, Gong Xi se encuentra con una situación que no esperaba. Su compañera de Love Me está allí, y además, está siendo molestada por otra de las chicas que se presentan a la audición.

Esta tía, a la que llamaremos en adelante Arpía, es una vieja conocida de Nan Quin. La historia es simple. Se conocieron cuando estudiaban en el mismo colegio, y desde entonces, Arpía se la tiene jurada a Nan Quin. Es la hija de un importante empresario, y aunque algo de talento tiene, ella prefiere asegurarse de ganar sus audiciones a golpe de talonario y usando el nombre de su familia para persuadir, y suele tener la costumbre de dedicarse a perseguir a Nan Quin en todas las pruebas que ésta hace.

Lo más sorprendente de todo es que, contrariamente a lo que se esperaría de ella, a Nan Qin le afecta esta tía demasiado, y es por esto que Gong Xi le declara su apoyo incondicional, ganándose también la antipatía de Arpía.

Gong Xi se asombra cuando ve que Nan Quin está a punto de marcharse y abandonar la audición, eso no es propio de ella, así que intenta convencerla para que no se rinda y se quede. Finalmente la audición comienza, y ambas están entre las aspirantes. El director del anuncio no está presente, así que no podrá evaluarlas, pero las grabarán para que él pueda verlas más tarde.

Comienzan las presentaciones, y la de Arpía es espectacular, con un número de baile clásico y un atuendo en plan cisne negro precioso. El jurado presente ya está todo biaseado con ella, no sólo por lo que acaba de hacer, sino porque ha puesto de manifiesto el apellido de su familia. …

Las demás chicas se dan cuenta, y al ver que antes siquiera de actuar, algunos ya tienen preferencias, se monta un gran pollo de aspirantes histéricas que ven escapar su oportunidad. Gong Xi y Nan Qin se mantienen al margen observando y alucinando en colores por la violencia de las chicas y las ganas de ser elegidas.

Por fin la cosa se calma y la audición sigue. Les informan que deben promocionar un refresco gaseoso, y que el concepto central del anuncio giraría en torno a la amistad.

Así que, lo primero que tienen que hacer es contar cuál fue su momento más emocionante y especial… y ni Nan Qin ni Gong Xi son capaces de recordar alguno que encaje con esto…

El jurado se reúne para deliberar. Siguen biaseados con Arpía, y es más, a ellas las descartan ya de entrada. La cosa se pone chunga, y lo saben, así que, cuando están juntas en la sala de espera y solas (a no ser por un extraño hombre con aspecto de turista en Hawaii, que las observa con mucha atención sin que se den cuenta), el estado de ánimo de las dos, es bastante bajo.

Gong Xi está extrañada de ver así a su amiga… no es propio de ella estar decaída, ni mucho menos rendirse antes de intentarlo. Nan Qin confiesa que no quiere ir a la audición programada para el día siguiente porque, al fin y al cabo, ella sabe que ganará Arpía. Además, ante la insistencia de Gong Xi, le cuenta cómo Arpía la persigue a cualquier actuación que va, pisándola con su nombre y su dinero. Nan Qin sabe cómo acabará esta vez… igual que las otras. ¿Para qué molestarse?

Pero esto, lejos de convencer a Gong Xi, la pone todavía más aún en sus trece. Para ella, eso es motivo más que suficiente para no consentir que Arpía vuelva a ganar. Además, ella confía en que el director del anuncio no se deje influenciar por el dinero o por su familia poderosa.

Y siguen una que sí y la otra que no. La discusión sube de tono. En un momento dado, la impotencia puede con Gong Xi, que ya no sabe qué hacer para convencer a Nan Qin, y opta por darle un guantazo, de esos que vemos en las pelis que se le dan a las personas que están histéricas para hacerlas reaccionar. Sí. Gong Xi le da un hostiazo del tipo anti-histeria, pero con todas sus ganas. Osea, un sonoro guantazo, que hace que ese hombre que las está observando se dé un buen susto y derrame todos los snacks que se está comiendo.

Ellas siguen a lo suyo, sin saber que tienen testigos. Se miran y se fusilan con las miradas. Gong Xi grita que no importa el dinero, porque el talento no se puede comprar, y que si Nan Qin se rinde ahora, sin luchar, también estará poniendo su talento a la misma altura que el dinero.

Nan Qin no le devuelve el guantazo (raro, raro, raro), sino que, al fin, se ve emocionada por las palabras de su amiga (lo es, por más que se niegue a admitirlo) y ambas sueltan unas lagrimillas del amor fraterno.

Al final, con sus argumentos, y poniendo como ejemplo su propia audición para entrar a la LME, Gong Xi termina por convencerla. Nan Qin le pregunta cuál es su plan para triunfar esta vez… y Gong Xi recuerda las palabras de Dung He Liang. Tienen que hacerse ver en primer lugar, causar impacto… Tienen que ir con el uniforme cantoso de Love Me…

Por su parte, Dung He Liang está teniendo problemas en el rodaje debido a su compañera, que no se centra. Ella acude a su camerino toda agobiada para pedirle disculpas.

Lejos de reprenderla por su actitud, como antes lo habría hecho, él la tranquiliza, se muestra comprensivo, e incluso le da algunos consejos. Du lo presencia todo bastante asombrado. ¿Dónde está el Dung He Liang asertivo e hiriente?

Una vez solos, Du comparte con él sus pensamientos. Está siendo muy amable con todo el mundo últimamente… sobre todo con Gong Xi. ¿Es que ya se le ha olvidado que no estaba de acuerdo con sus motivos para entrar en la industria?

A Dung He Liang, sólo con la mención del nombre de la chica, le cambia la cara. Sabe que es cierto. Pensar en la pequeña Gong Xi que conoció cuando él era Corn, debe haberlo ablandado. En su respuesta se limita a pedir disculpas y a afirmar que volverá a ser el mismo de antes, ante el impávido Du, que insiste en que su nueva actitud con ella no está mal en absoluto.

Pero Dung He Liang está convencido. En su fuero interno, no quiere volver la vista hacia un pasado que quiere olvidar y que a causa de Gong Xi ha estado recordando. Cree que eliminando la simpatía que ahora siente por ella, logrará de nuevo alejarlo. ¿Lo conseguirá?

Amanece un nuevo día, y las dos chicas de Love Me se presentan a la segunda parte de la audición, enfundadas en su uniforme rosa. Cantosas totales.

Vienen animadas y se han propuesto luchar.

Y OHHHHH sorpresas de los dramas (la mayoría ya os lo imaginábais), que el director sí está presente esa vez, y no es otro que el hombre que las observaba en la sala de espera mientras discutían. Si querían hacerse notar, nuestro par de amigas no saben que ya lo han hecho.

El jurado está reunido con el director, cuando reciben la visita de los esbirros de Arpía, que llegan con una maleta cargada de dinero, y no es para hacer una donación, sino para comprar la audición para ella.

El director se pone echo una fiera… no es alguien a quien se pueda sobornar. Esta vez, Arpía y compañía han pinchado en hueso. Ahora tendrán que luchar sólo con la fuerza de su talento, y vencer la mala impresión que ese maletín de dinero ha causado sobre el director, que anda biaseado con la pareja de chicas de la LME, aunque sea sólo por la curiosidad de saber lo que van a hacer. Y cuando entra a la audición y las ve, flipa con el uniforme.

Llega el momento de la prueba, y a las chicas las sortean por parejas. Quiere la casualidad que a Nan Qin y Gong Xi les toque juntas. El director les indica que, con la compañera que les ha tocado, deberán representar, en tan solo un minuto, una pelea intensa entre dos amigas que se han enamorado del mismo chico. Tienen que demostrar, tanto el rencor que esto les produce, como los profundos sentimientos de amistad que hay entre ellas a pesar de todo. Habrá dos papeles para el anuncio en juego, pero eso no significa que necesariamente las elegidas tengan que formar parte de la misma pareja.

Les dan unos minutos para ensayar, pero Arpía, que no sabe qué hacerse para perjudicar a la pareja de Love Me, protesta. Ellas trabajan juntas, se conocen y les sería más fácil ponerse de acuerdo a la hora de actuar. Ella sostiene que es injusto que partan con esa ventaja frente al resto. La alternativa para solucionar ese agravio comparativo, es que se vuelvan a sortear las parejas… o que las dos hagan la prueba sin previo ensayo.

Nan Qin acepta el reto. Harán la prueba juntas y sin ensayar. Mientras todas las demás se dedican a prepararse, ellas dos permanecen separadas en habitaciones distintas.

Cuando llega el momento de la prueba, Arpía y su compañera salen muy bien paradas, con una escena muy intensa y un diálogo muy bien escenificado entre las dos amigas que se pelean. El director tiene que reconocer que pese al resbalón del maletín de dinero, Arpía tiene talento, y además es muy guapa. Pero sigue muerto de la curiosidad con las chicas de rosa. Ahora es el turno de ellas…

Se plantan delante del jurado. A Nan Qin se la ve muy segura, pero Gong Xi es un manojo de nervios. Nan Qin la tranquiliza. Sólo tiene que seguirla y reaccionar a lo que ella haga.

Cuando el tiempo comienza, Nan Qin se limita a mirar a su compañera con un odio profundo en la mirada. Gong Xi hace lo mismo. Los segundos pasan, y ninguna ha dicho una sola palabra. Simplemente se están mirando como si pudieran matarse con los ojos.

De repente, Nan Qin le da una bofetada que asusta al miedo…

Siguen sin decir una palabra, pero el gesto de Nan Qin ha sido tan violento e inesperado, que los presentes se quedan sobrecogidos. Alguno hasta ha dado un bote en su asiento por la sorpresa.

Gong Xi mira a Nan Qin con una mezcla de ira, sorpresa por el gesto de su amiga, tristeza, pena… justamente lo que la escena necesita. Dos amigas que en el fondo se quieren, mostrando tanto su profundo nexo, como la ira que sienten en ese momento. Todo es super intenso, sin diálogos y a base de niradas y expresión.

Así acaba el capítulo, dejándonos con la duda de cuánto ha impresionado esta interpretación al jurado o de cómo ha terminado.

¿Conseguirán impresionar al jurado y al director? ¿Se llevarán la prueba?

Lo que sí sabemos seguro es que impacto han causado… sobre todo Nan Qin en la mejilla de Gong Xi.

Como apunte personal, destacar la pericia de los actores de esta serie cuando interpretan a actores que están interpretando… es brutal cómo lo hacen. Bianca, Ivy y Siwon están que se salen en este tipo de escenas, y eso que deben ser super difíciles, porque están metiéndose no sólo en el rol de su personaje, sino en el rol del personaje que éste interpreta en cada momento. Tienen que expresar diferenciadamente, para que el público los perciba, perfiles y sentimientos de varias personas a la vez.

Me parece extremadamente dificultoso, y era algo sobre lo que tenía mis dudas a la hora de que supieran plasmar en pantalla las escenas del anime.

Así que, sigo sintiéndome satisfecha con la adaptación hasta el momento, y cada vez más.

Listado de capítulos.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Dramas, Idols, Programas de TV, revisión de dramas, Super Junior y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Skip Beat. Episodio 7

  1. nanita dijo:

    De acuerdo contigo , nos tienen enganchadísimas, y eso que por las dificultades en el tubo yo la estoy viendo sin subtitulos, trato de enternderrrrr…y por eso espero con ansias tu reseña. Gracias Nuna!!

  2. mval hyun dijo:

    me esta encantando el drama
    y eso q me dije q no lo veria hasta q estuviera terminado x eso d q una se desespera de q
    tiene q esperar tanto tiempo
    adoro las actuaciones de siwon e ivi
    y quiero un celular como el del manager du °w°
    eso no tiene nada q ver pero lo tenia q decir jijijijiji

  3. Señora de JKS dijo:

    Ya he dicho que me está encantando esta serie, pero tb debo decir que me encantan igualmente estos revisionados en Bomba Soju. Es como volver a ver el capítulo pero comprendiéndolo mejor paso a paso con los comentarios. Respecto al capítulo, no tengo mucho que decir, que me ha gustado de principio (sobre todo ese principio con los Sujus y esa sonrisa, ESA SONRISAAAAA de Siwi, jajaja) a fin.
    Estoy totalmente de acuerdo en lo de las actuaciones, debe ser muy difícil actuar actuando, además que en esta historia las emociones expresadas no con palabras se llevan gran parte del drama, y todos ellos lo logran. A las chicas no las conocía, y me han enamorado, Ivy está que se sale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .