Skip Beat. Episodio 2

Aquí volvemos de nuevo con el segundo capítulo.

Resumen del capi uno… básicamente tenemos:

Una muchacha que de tan buena es tonta, y de tan enamorada estaba cegata. Se dio el gran talegazo contra la pared, y ahora está MUY enfadada y con ganas de venganza.

Un artista emergente vanidoso, egoísta, malhumorado y capaz de cualquier cosa por triunfar. Su especialidad: jugar con los sentimientos de las mujeres y absorberles la vida hasta dejarlas MUY enfadadas y con ganas de venganza.

Un artista consolidado con exceso de seguridad, demasiado rígido, del que poco más sabemos pero que sabemos que sabremos más.

Ah, y dos guardias de seguridad “pegote” que están ahí para hacer de vez en cuando una aparición divertida. Hasta el momento son absolutamente irrelevantes.

Empecemos con el dos.

Gong Xi (Ivy Chen) ha decidido hacer un cambio de estrategia. Irá a la LME, la mejor y mayor agencia de talentos, a pedir que la contraten. Pero antes de eso se cambiará el look que lleva (menos mal).

Dung He Liang (Siwon), ha recibido noticias del presidente de la LME, donde trabaja. El problema está resuelto. El artista cuyo agente interpuso una queja contra él, se ha disculpado tanto por sus acciones como por las de su mánager. No hace falta pedir disculpas, cosa que él jamás habría hecho.

Y es que esta vez Dung He Liang se ha equivocado. Según su mánager le cuenta, este hombre, que dejó de lado su profesionalidad para salir tras él a pedirle un autógrafo para su hija, lo hizo porque para la niña era importante, y era importante porque la cría está muy enferma. Para este padre son irrelevantse las guerras entre su mánager y la LME. Es irrelevante que Dung He Liang le hable de responsabilidad y le afee la conducta… lo único importante para él es cumplir el deseo de su hijita enferma.

La niña se había aislado en sí misma y ni siquiera tenía contacto con sus amiguitos. Gracias al autógrafo, ella ha vuelto a tener relación con el mundo, incluso ha sonreído y ha llamado a sus amigos para hablarles de él.

Este padre está tan agradecido, que acepta la reprimenda de Dung He Liang… poco importa que él lleve razón. Merece la pena saltarse las normas aunque sea una vez por una cosa así.

No siempre se puede ser tan impasible y responsable, ¿verdad?

Pero Dung He Liang permanece impasible y responsable mirando por la ventana, como si la historia que le acaban de contar no fuera con él… hasta que ve algo ahí fuera que le llama la antención.

¿Es un misil? ¿Es un bólido? ¿Es supercoco? No. Es Gong Xi corriendo aceleradamente hacia las puertas de la LME, donde él trabaja, con la esperanza de que la acepten en la empresa.

Afortunadamente, sí se ha cambiado el look, y ahora está mucho más… normal. Pero se da de bruces con la burocracia. Las chicas de recepción le dicen que no pueden hacer nada por ella porque no tiene cita.

¿Alguien pensaba que algo tan estúpido como no tener cita previa iba a detener a Gong Xi? Noooooo. Ella tiene un objetivo, y sabemos lo obstinada que es cuando tiene un objetivo.

Insiste una y otra vez, hasta que uno de los directivos de la agencia, pasa por allí y se interesa por lo que está sucediendo entre la joven que quiere ser actriz y las dos recepcionistas. Gong Xi está de suerte, este hombre está a cargo de las celebridades. HA PUADO.

Por tanto, consigue lo que quería, ser entrevistada por uno de los mandamases… y sin cita previa, jejejejeeeee.

Pero a medida que avanza la entrevista, empezaremos a ver todos los flecos del plan de Gong Xi. Lo veremos nosotras y lo verá sin duda su entrevistador. Ella tiene entusiasmo, pero ni siquiera sabe si se quiere dedicar a cantar, a actuar, a presentar programas, o a domar lagartos del monte… Y es que, recordemos que Gong Xi realmente no quiere triunfar por sí misma, sino por venganza…

Dung He Liang anda por los pasillos de la agencia, algo pensativo por el incidente de la niña y el autógrafo. Ha decicido que su mánager irá a llevarle un osito de peluche como regalo, y a decirle que irá a verla cuando termine de trabajar (a saber cuándo será eso). Allí están los dos, cuando se dan cuenta del escándalo que están formando en las escaleras mecánicas Gong Xi y el directivo Shen.

El hombre está intentando hacer que se vaya, porque cree que le ha tomado el pelo, y que sólo es una fan de Dung He Liang que se ha colado en la empresa con la intención de verle de cerca.

Al escuchar ese nombre, Gong Xi se detiene. No sabía que él trabajara allí. Pero nada puede convencer al hombre de que ella no está allí por él… ÉL… que baja en esos precisos instantes por las escaleras mecánicas por las que ella trataba de subir, y trae un careto de mosqueo que asusta.

Mientras le dan la versión de lo que está pasando, Dung He Liang observa a la chica… ella no parece demasiado entusiasmada de verle aunque sea su fan…

Y eso es porque no lo está. Gong Xi le odia, y ahora cree que él va a estropear sus planes.

Pero, ¿de verdad le odia?

Dung He Liang era su enemigo sólo porque lo era el de Bu Puo Shen (Lee Donghae). Pero ahora es Bu Puo Shen su verdadero enemigo… ¿significa eso que Dung He Liang..?

No puede terminar sus reflexiones, porque se encuentra de repente de patitas en la calle, con Dung He Liang, al que ya podéis imaginar lo que le parece la actitud de Gong Xi, echándole la bronca y diciéndole que ni se le ocurra volver.

Gong Xi se va, o eso parece, pero ya sabéis que no es muy dada a rendirse. Su enemigo (todavía lo es, no se puede cambiar un odio férreo en dos segundos) la ha echado…

Mientras ellos hablan dentro sobre la osadía de las fans con tal de acercarse a los idols, y el constante estalqueo al que les someten éstas, Dung He Liang, que está asomado a la ventana, se da cuenta de que no va a ser él quien sufra el acoso esta vez… sino el director.

Gong Xi sigue abajo, plantada de rodillas enfrente de la puerta, con un gran letrero alrededor en el que pide disculpas y una segunda oportunidad.

 Pasan las horas y Gong Xi no se rinde, permanece en la misma posición. Llega la noche. El supervisor Shen sale con tiento de la empresa, y no la ve donde siempre. Piensa que se ha ido, y avanza felizmente, cuando de golpe, allí está ella, delante de él, pidiéndole la oportunidad que no está dispuesto a darle. Pero ella no se rinde. Le sigue, le suplica, le insiste… Corre tras su taxi montada en su bici, no se le despega. Ha averiguado su dirección y se planta en su casa. Él le cierra la puerta en las narices, claro está… pero Gong Xi sigue sin rendirse.

El director Shen, sin embargo, no podrá dormir esa noche. No ve a la chica afuera, pero la intuye, su recuerdo suplicante le persigue… Se levanta de madrugada y sale al exterior.

Ahí está Gong Xi, sola en la oscuridad y de rodillas. ¿Es de verdad ella o es una alucinación? Esa pequeñaja se le ha metido en el cerebro y no lo deja pensar con claridad.

Pasa un día y una noche y sí, Gong Xi sigue por allí. Ahora parece que está dispuesta a acampar frente a su casa. El director Shen no puede creerlo.

El recuerdo de la chica sigue asaltándole por las noches y su mujer está harta de verle intranquilo y sacudiendo almohadas por las noches entre pesadilla y pesadilla.

Así llegamos a la tercera noche. El campamento de Gong Xi cada vez más parece el de un asedio. Provisiones, baño, hornillo… tiene de todo y no parece dispuesta a irse. El director Sheng va normalizando la situación de las alucinaciones que tiene con ella. Está hasta acostumbrado… ¿comenzará a ceder?

Pues quiera o no, tendrá que hacerlo, porque su mujer está harta de que no la deje dormir por las noches, y ha decidido echarle una mano a la chica que está afuera. Así que, a la mañana siguiente, se encontrará con que es Gong Xi y no su mujer, quien le hace el desayuno… un desayuno estupendo, por cierto.

Así que, finalmente, pueden hablar con tranquilidad. Gong Xi lo enreda con el precio del desayuno que le ha preparado para que le vuelva a dar una segunda entrevista en la empresa.

El director Shen prodría ayudarla sí… pero es que no sólo depende de él… Aún si le deja presentar la solicitud, hay muchísimas más además de la suya, por lo que tampoco es probable que pasara siquiera la audición que tendría que hacer. Sin embargo, Gong Xi, pese a que sólo quedan tres días para dicha audición, se tira a la piscina de cabeza. Se verán en tres días.

Allá que sale del despacho del director, entusiasmada con su solicitud en las manos, cuando de repente, ahí está él. Dung He Liang, que le quita el papel, lo observa, y cuando se da cuenta de lo que es, comienza a meterse con ella. Cómo iba a estar de acuerdo con eso de acosar al director hasta el infinito y más allá para conseguir la solicitud.

Es normal, alguien como él, que se toma tan tan tan tan en serio su trabajo, jamás podría aprobar la actitud de Gong Xi, sobre todo si juzga por lo poco que vio… y Dung He Liang tiene el defecto de juzgar a las personas demasiado rápido.

Para él, Gong Xi no está haciendo otra cosa que perder el tiempo, y haciéndoselo perder a los demás. Es antipático, grosero y hasta cruel con la chica, por no decir que está convencido de que ni en sus mejores sueños pasará la audición… La saca de quicio, y al final a ella se le va la pinza y confiesa: sólo se ha metido en ese embrollo por venganza, porque quiere vengarse de Bu Puo Shen.

Él en principio parece sorprendido por la revelación… después algo descolocado. ¡No sabe quién es Bu Puo Shen! Jajajjaaaaa, ojalá el otro lo supiera, iba a rabiar de lo lindo.

El caso es que lo busca por internet en su movil. Ella intenta explicarle quién es, y claro, debido a años de costumbre, se emociona hablando de sus grandes y abundantes virtudes, hasta que se da cuenta de lo que está haciendo… Bu Puo Shen es el tipo del que se quiere vengar… ¿cómo se le ha olvidado? Mientras ella pasa por distintas etapas emocionales, Dung He Liang la sigue observando.

No parece convencido, así que le dice que hablarán de ello después de la audición. Total, no tiene demasiadas esperanzas puestas en que ella la supere…

Este hombre no conoce a Gong Xi… ella se crece y se encabezona más ante las dificultades. Ahora no sólo quiere vengarse de Bu Puo Shen, sino que la acitud de Dung He Liang, también la anima a demostrarle que está equivocado.

Pero llega el día de la audición y viendo el panorama, Gong Xi pierde su confianza.

No hay nada atractivo en ella… su pelo, su cara… ni siquiera se ha pintado. Nunca ha podido cuidarse, tan ocupada que estaba cuidando de Bu Puo Shen. Está rodeada de gente brillante y con mucho talento. ¿Qué armas puede tener ella para derrotarles y hacerse con la audición?

De repente, una chica preciosa entra en tromba en la sala donde todos esperan, cargando con una niña que alguno de los solicitantes ha llevado a la audición. Para esta mujer, eso no es nada serio, y quiere saber quién ha venido con esa niña. Primero confunde a Gong Xi con esa persona, puesto que ella lleva un muñeco que es la miniatura de Bu Puo Shen. Pero cuando ésta le dice que la niña no es suya, la chica no la escucha. Le da igual. Alguien que juega con muñecas en una actuación no puede ser seria, así que espera que tanto ella como la niña desaparezcan de allí.

Es tan parecida a Dung He Liang que hasta da miedo. ¿Pero quién es y quién se cree para hablarle así?

Sea quien sea, ya sabemos que las palabras desagradables causan un efecto particular en Gong Xi: la animan y la alientan en su rebeldía contra ellas. Nuestra muchacha vuelve a recuperar la confianza perdida. Ya tiene a otra persona en la lista de gente a la que demostrar quién es ella. Y van tres.

Su turno llega, y la chica guapa y malhumorada de antes está en su grupo. También es una de las aspirantes. Gong Xi, y todos los demás, flipan cuando esta tía se queja de que el presidente de la agencia no esté allí para preocuparse por los aspirantes. Pues no tiene leyes la tía…

Pero por más que Gong Xi pudiera sentirse insignificante junto a sus compañeros, no sabe que hay varias personas que tienen sus pensamientos en ella.

El primero es el director Sheng, que también forma parte del jurado. Ha estado a punto de decirle a otro de los miembros que no tomen en consideración a Gong Xi aún habiéndola traído él, pero el recuerdo del acoso de la chica puede más que otra cosa, así que, se decide a que ella participe.

El segundo es el propio Dung He Liang, que aún concentradísimo en el rodaje de sus escenas de acción, no puede evitar pensar en ella mientras tienen lugar sus descansos. Él es el primer sorprendido… pensar en alguien que está en una audición no es su estilo. Pero es que ella tiene un motivo tan absurdo para entrar en la industria, que le parece incluso hasta divertido. ¿Venganza? ¿Se puede prosperar en ese negocio por venganza?

En la audición, el primer número es el de unas muchachas emplumadas occidentales (yo creo que es una imitación al carnaval de Río) que andan piruleando por el escenario moviento sus hombros con vigor (digo lo de los hombros por no decir que andan sacudiendo las lolas como locas). Pero… ¿es una actuación?

NO SEÑORITAS. Es la entrada en escena del excéntrico y poco convencional presidente de la LME, Luo Li, que al final, sí ha venido a la audición, pero ha llegado a su manera especial.

*Vaya cuadro*

Las actuaciones comienzan. Son tan profesionales, que Gong Xi duda de sus posibilidades, y lo único que la mantiene allí, es la confianza que los seres que la aprecian han despositado en ella (los dueños del restaurante japonés, sobre todo el marido, que aún dejándole de hablar debido a que no está de acuerdo con su motivación, la apoya incondicionalmente), así como el orgullo ante aquellos que la han menospreciado.

Por fin le toca el turno a la chica guapa y malhumorada. Se llama Jiang Nan Qin (Blanca Bai).  La tía se presenta con una seguridad pasmosa, y les cuenta que quiere ser actriz. Para demostrar su valía, pide que le den un guión cualquiera. El presidente accede, le da un diálogo teatral, y se muestra interesado. Parece muy segura de lo que hace, aunque nada en su solicitud hable de experiencia previa en interpretación. Mientras una pantalla de televisión le da las réplicas, Nan Qin hace una actuación ESTUPENDA.

Tras ella, le llega el turno a Gong Xi. ¿Qué va a hacer después de la estupenda actuación de su compañera? ¿Cómo podrá superarla? Su inseguridad es manifiesta, más cuando comienza a recibir críticas del jurado aún sin empezar siquiera. Lo que ellos no saben es que esto le da más fuerza y determinación. Y al presidente también le gusta eso de ella, por lo que se muestra también interesado… Es gracias a él que el jurado la deja hacer la prueba.

Su actuación consistirá en… ¿cortar un rábano? VENGA VA, NO ME TOMES EL PELO, GONG XI.

Sí, queridas mías. Gong Xi va a cortar un rábano, con ese cuchillo especial que el dueño del restaurante le ha prestado, y que es un objeto muy precioso (y afilado) para él, porque pertenece a su familia desde hace tiempo. Gong Xi no sólo va a cortar el rábano, sino que va a ir mondándolo, en una tira tan sumamente fina, que mientras lo hace, la tira se va desplegando alrededor de ella como si se tratara de una cinta, que va enrollándose en la fuente que tiene delante, hasta formar una gran flor. Está intentando hacer la llamada Flor Blanca de Rábano, algo que requiere tanta habilidad, y una técnica tan depurada, que sólo hay un maestro cocinero capaz de hacerla.

Ella es otra de las escasas personas que puede hacerla. Lleva practicando desde niña, cuando pasaba las primaveras en el hotel de los padres de Bu Puo Shen, y ella quería impresionarles con esta técnica. El jurado está alucinado e impresionado por lo que acaba de hacer. El presidente, después de permanecer con la boca abierta mientras las tiras de rábano iban formando la flor, sólo puede pronunciar la palabra “bravo” una vez que ella termina. Para él, su actuación ha sido la más interesante y original de toda la jornada, por no hablar de la más difícil.

Ya fuera, Gong Xi se regodea de su buena actuación ante una foto de Dung He Liang. Está contenta, y se pregunta qué dirá él acerca de lo que acaba de hacer. Es posible que la acepten, después de todo. Sin embargo, aparece la arrogante Jang Nan Qin para aguarle la fiesta. Para esta mujer, lo que ha hecho Gong Xi es un número más propio de un circo que otra cosa, así que la menosprecia y le pone un par de apodos especiales: Cerdo con Nariz de Elefante y Señorita Estrella Desgraciada.

La animadversión crece entre las dos. Se miran y saltan chispas de furia. Acaban de declararse una guerra sin cuartel.

Llega la segunda ronda de pruebas. Les darán un móvil y tendrán que improvisar una llamada telefónica en el escenario según lo que escuchen en él.

Jang Nan Quin vuelve a salirse con una muy emotiva actuación. El jurado aprecia que sepa meterse en papel con rapidez y que tenga tanta facilidad para llorar y mostrar emociones muy intensas.

La siguiente es Gong Xi. Al coger el teléfono, oye una voz masculina que se disculpa por su egoísmo, su crueldad y su cabezonería. Ella rápidamente piensa en Bu Puo Shen… incluso puede verle allí, delante de ella…

Y así acaba el capítulo.

No sabremos qué tipo de actuación hará Gong Xi hasta la semana que viene.

En fin. Habrá que esperar. Las que conocemos la historia y las que vean la preview sabrán más o menos qué resultado tuvo esa actuación, pero nos morimos de ganas de verla, ¿verdad?

Pues eso, un capítulo algo lento, no sé si porque en realidad es lento, o porque nos da la sensación, puesto que ya conocemos casi toda la trama de esta historia.

Sin embargo, creo que el manga está bien retratado en esta adaptación. Veremos cómo funciona la cosa en los siguientes episodios. En el de hoy, la interpretación de Siwon me ha encantado. Esta mirada seria y fija que le echa a ella cuando le quita la solicitud no tiene precio.

El personaje de Ivy ha cautivado de alguna manera los pensamientos del gran Dung He Liang. Él, que por su carácter puede formarse una idea no demasiado buena de la actitud de Gong Xi frente al trabajo, está sin embargo pendiente de lo que vaya a ocurrirle en las actuaciones, por más que lo normal hubiera sido que la deshechara desde el principio.

Estoy deseando ver el capi que viene, porque me gustan sus interacciones. Y eso que en este Donghae apenas ha salido unos segundos al final. Pero lo que sí es verdad es que cuando comiencen a aparecer los tres por acá y por allá, creo que esto va a ser divertidísimo.

Nos vemos la semana que viene, chicas.

Listado de capítulos.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Dramas, Idols, Programas de TV, revisión de dramas, Super Junior y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Skip Beat. Episodio 2

  1. yunahikari dijo:

    Yo tb lo he visto hoy a la mñn!!! 🙂 Estaba esperando a que lo subtitularan. Pues nada, a esperar al 3º. (Y q bien q sale San Siwon >.<)

    • yunahikari dijo:

      A lo de lento decir que en si esta parte del manga a mí se me hizo la más lenta tb. Lo mejor está por venir y es q el manga no hace más q mejorar, así q espero q el dorama tb. No puedo esperar a ver cuando ella empiece a actuar y a relacionarse más con Siwon!! ❤ Soy fan de Kyoko 🙂

  2. yoohee dijo:

    venga… lo dije por el face por twitter y lo digo por aca… unnie me he reido a mas no poder…aunque aun no pude verlo, con la forma como lo cuentas es como si lo estuviera viendo en vivo y en directo…. la verdad me agrada mas de esta forma porque mi imaginaciopn vuela a mil por hora…hahahahaha….
    Esperare con impaciencia hasta el proximo cap….Gracias =)

  3. Rachel dijo:

    Ya quiero que se acabe para ahora sì verla seguido y subbed hihihi!!

  4. angelic86 dijo:

    Pues k no me lo he visto a pesar de k ayer tuve tiempo, la vdd es k voy esperando k avance un poco más, xk las partes introductorias no son lo mio, será k como conozco la historia kiero más y más y se me hace tedioso ver esa parte pero bueno a ver k nos logran dar con este drama que a mi parecer tiene muy pocos episodios considerando la gran historia que es, considero que si quieren mostrarnos algo bueno d la relación entre Ren y Kyoko sorry todavia no me aprendo estos nombres xD tendrán que cortar varias partes xk si no nada más nos van a medio emocionar

  5. PK_Sara dijo:

    A mi me intriga mucho como van a terminarlo… porque en el manga todavía no logran que Kyoko y Ren… en fin… lo que no me parece bien… no se si es mi imaginación porque en el manga ya no se comporta así o que, es el enfoque de excéntrico y borde que le dan a Ren… nuse… XD que cada semana lo espero con ansias xD

  6. Señora de JKS dijo:

    13 capítulos tan sólo??? Uffff, me temo que se va a quedar como el anime… Acabo de verme hoy los dos primeros capis, intenté resistirme peeeero nada, así que los veré poco a poco. A mí no me han parecido lentos, sigue tan fielmente el anime que como éste me encantó, no me puedo quejar de esta versión. Lo malo será si acaba igual… Me ha gustado más este segundo capítulo por lo obvio, jajaja, sale más Ren, y como decís, para mí la mejor escena la de su búsqueda en el móvil, muy graciosa y demasiado natural. Y sí, me sorprendió Siwon en Oh, my lady, y aquí me está gustadon aún más. La actriz tb está muy bien, y me han encantando sus fantasmitas, que pensé que no lo iban a sacar en la serie!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .