“I NEED ROMANCE”, capítulo 10.

El capítulo comienza con la felicidad extrema. Jejejjejeeeee. Nuestra protagonista por fin sonríe y sonríe.

Pero es un capítulo lleno de situaciones que van dando la vuelta a la tortilla una y otra vez.

Empecemos por el principio, donde se nos ofrece una serie de imágenes preciosas de la nueva relación que hay entre nuestra prota y su jefazo. Y no me negaréis que tener al lado a un maromo como Bae Sung Hyun (Choi Jin Hyuk), no es motivo más que suficiente como para estar llena de júbilo.

La relación de los dos va viento en popa a toda vela, por más clandestina que sea. Salen por ahí, se divierten, bromean, hay complicidad…

Pero no es oro todo lo que reluce. En esta relación hay una persona que, al margen de todas las sonrisas y todo el buen rollo, está poniendo mucho más que la otra, y esa persona es Sung Hyun. No se le pasa por alto que ella va a medio gas, y se queja por ello.

Pero Sun Woo In Young (Jo Yeo Jung) simplemente no puede. Tiene todavía enquistada en el corazón su relación con Sung Soo (Kim Jung Hoon). Yo la verdad la comprendo un poquito, porque no se puede dejar atrás un noviazgo así de largo tan fácilmente, y porque uno no manda sobre el propio corazón.

En la posterior reunión de amigas, y consultando los respectivos problemas amorosos de nuestras tres mosqueteras, Seo Yeon (Choi Yeo Jin) es (otra vez) la que dice las cosas claras: In Young no quiere aceptar sus sentimientos (por Sung Hyun), y Hyun Joo (Choi Song Hyun) no sabe lo que quiere (en referencia a Duk Soo). Por otra parte, sobre ella misma, piensa que eso de andar con uno y con otro, no es ni mejor ni peor, sino que sólo es una manera distinta de amar. ¿Qué hay de malo en que la forma de entender el amor o las relaciones no sea homogénea?

Esta tía, por las cosas que dice, es mi ídola, y a su modo, es feliz. Va donde quiere y con quien quiere, es un espíritu libre, que no tiene ataduras ni compromiso. Lo mismo está con Alex (Ricky Kim), que le da el puntazo y se va a buscar a Seo Joon Yi para intentar seducirle.

Cualquier excusa es buena. Que le enseñe cómo funciona su cámara nueva, ver juntos las fotos del último reportaje que hicieron… cualquier cosa. Y la verdad es que estas dos personas, que tan sólo algunos días antes no se podían ni ver, tienen mucha química.

Mientras Seo Yeon avanza a marchas forzadas, tanto con el cámara, como con Alex, Bae Sung Hyun también está intentando que In Young venza esa obstinada manía que tiene de pensar constantemente en los últimos diez años de su vida. Hay que mirar para adelante, joer.

Pero se lo monta fatal, y es que estas cosas no pueden ser forzadas. Cualquier cosa puede roper la frágil calma de la chica, incluso una llamada romántica en la que él le pone música… porque viene a elegir una de las canciones especiales de ella con Sung Soo, con todos los recuerdos añadidos que esto conlleva. Sin embargo, a In Young aún le queda el suficiente cerebro, como para reconocer que, después de todo lo que ha pasado, los momentos felices de esos viejos recuerdos no van a volver. Menos mal.

Y Sung Hyun, apercibido de la situación, echa mano de toda su comprensión.

¿Tantos recuerdos tienes?“, pregunta.

Pero este chico es un amor, porque se traga sus celos y su humillación (es humillante que tu chica llore pensando en otro), e intenta que ella lo pase bien a su lado. A ver si esta niña se da cuenta de la diferencia que hay entre un novio con el que lo pasas mal, y otro que hace que te diviertas. YA.

Así que, al día siguiente, eso de que Sung Soo esté rodando en el hotel, y tenga que verlo por fuerza, ella se lo toma con bastante filosofía. Ahora es más nostalgia por los momentos vividos, que dolor y rabia por haberlos perdido para siempre.

Y claro, aquí los que venían siendo los toalleros, osea, Sung Hyun y Kang Hee (Ha Yun Joo), son los que tendrían todas las de perder. En el caso de Sung Hyun, no hay nada claro, y nos da la sensación de que va avanzando a pasos agigantados, pero Kang Hee no puede decir lo mismo.

Por más que finja desenfado e indiferencia, está enamorada hasta las trancas de Sung Soo, tanto, que no puede soportar que él la regañe cuando falla en una escena, y mucho menos que lo haga a grito pelado cuando In Young, que casualmente pasaba por allí,  está delante.

Ésta, no puede más que acordarse de las palabras de Kang Hee, cuando le dijo que tendría muchas más oportunidades de llevarse el gato al agua, puesto que iban a trabajar juntos otra vez. Así que, In Young, súbitamente molesta por esta posibilidad, busca excusas para llamar la atención de su ex (qué PAVA).

Primero, lanzándole un mensaje, con la excusa de que tienen que finiquitar la relación, empezando por sacar sus pertenencias de la casa de ella. Y Sung Soo, que no quiere ni oír nada sobre finiquitar, le dice que las puede tirar si quiere. In Young ataca de nuevo, ahora es ella la que también quiere sacar sus cosas del apartamento de él. Y Sung Soo, que se merece de sobra la situación en la que está, después de consolar las rabietas de Kang Hee, al final tiene que terminar enfrentando la situación.

Ella, tras recoger todas las cosas de Sung Soo, intentando recordar ya por última vez los recuerdos que le traen cada una de ellas, acude al apartamento, y lo encuentra en la calle. Su decisión es firme: los recuerdos no tienen la culpa, ni son buenos ni malos, son sus vivencias. Tiene que aceptar que lo suyo con Sung Soo es un punto y final, sin escudarse en el pasado para evitarlo.

Y él, que va viendo cada vez más cerca la posibilidad de perderla, la recibe con esa cara de cordero degollado que ya no engaña a nadie (bueno, a In Young un poquito sí).

La chica va con toda la intención de cortar definitivamente con todo lo que les une, pero se encuentra con una férrea resistencia. Él, que antes esperaba que a In Young se le pasara el cabreo para volver a estar juntos, está viendo que ella ha rehecho (o lo parece) su vida, y que tiene otra pareja con la que parece estar feliz. Esto ha hecho que se plantee por primera vez la posibilidad de perderla para siempre. Así que, no está dispuesto a que eso ocurra. Y es más, incluso piensa que la relación que ella mantiene con Sung Hyun, sólo es una forma de castigarlo y hacerlo sufrir. QUÉ PRESUNTUOSO.

Pero lo que está claro es que ahora este hombre se da cuenta de lo que tenía, y también de que a In Young no le valen para nada sus palabras. Sung Soo le dice que si quiere recoger sus cosas, que lo haga, pero cuando él no esté. Y se larga a su casa.

Para In Young la discusión no ha terminado, así que, sale tras él, y entra a su apartamento con la contraseña. Las palabras de él le han afectado. Está dispuesta a volver con Sung Soo, siempre que él deje de trabajar con Kang Hee. Él se niega, la necesita en la película, pero promete que no va a volver a caer en la tentación de liarse con ella. Están discutiendo cuando Kang Hee llega al apartamento. Ella también ha entrado marcando la contraseña…

In Young quiere irse, pero Sung Soo la detiene, y se da prisa en explicar que sólo van a ver unas películas, y que tiene que ver con trabajo nada más. Ya sabéis… “Excusatio non petita, accusatio manifesta”, es decir, que aquel que da explicaciones sin que siquiera se le pidan, está sólo escondiendo su propia culpa. Ahora no nos extrañará que Sung Soo estuviera esperando a In Young en la calle, que se fuera de esa manera tan dramática e inesperada, o que pusiera esa cara de tonto cuando ella entró en el apartamento: estaba esperando a Kang Hee, y trataba de evitar que ambas mujeres se encontraran.

Yo creo que esto ya es definitivo para que la tonta de In Young deje definitivamente de tenerle en consideración, y su forma de abandonar el apartamento de Sung Soo parece que viene a ponerlo de manifiesto. Porque se va, claro que se va. Ya no se puede consentir tanta humillación y tanto engaño. Kang Hee también se lleva lo suyo. No sólo porque Sung Soo le pide que se marche y les deje solos, sino porque cuando In Young se pira, él no tarda en seguirla, dejándola sola como siempre.

En el pasillo, la intercepta. Pero claro, ya habría sido para reírse de In Young si hubiera creído en sus palabras. Esta vez Sung Soo lo tiene muy muy claro, porque ella se va, dando por terminado todo entre ellos, y aunque la chica no puede evitar llorar por ello, por lo menos no se ha dejado engatusar por este mentiroso.

No tarda en llamar a sus amigas, que hacen un gabinete de crisis urgente en casa de Hyun Joo. Con la intención de animarla y bromear sobre el asunto (y un poco en serio también), ellas le dicen que se case con Sung Soo de una vez, y que si les va mal, se divorcien. Como podéis suponer, para ella, que anda en modo SUPERCABREO, esta posibilidad es una burla. Cambian de tema pues, y se ponen entonces a analizar la historia con Bae Sung Hyun, pero en ese instante, llaman a la puerta.

Es Duk Soo (Kim Hyung Min), ¡el pingponero! Pero lo de las relaciones no son el fuerte de Hyun Joo, que aunque conoce el listado ordenado de los múltiples novios de Seo Yeon, no se aclara con los pocos propios.

Resulta que se le ha ocurrido que debe dejar al chico, y para despedirse de él, no se le ha ocurrido otra cosa que dejarle en su taquilla del club de ping pong un regalo. Se trata de un reloj muy muy caro, con una tarjeta en la que ha escrito: “Gracias por todo. Adiós“.

PAMATARLA.

Y claro, Duk Soo viene bastante mosqueado. Primero, porque después de lo que ha pasado entre ellos (y que fue Hyun Joo quien lo provocó, no lo olvidemos), los mínimos exigen que estas cosas se digan a la cara. Y segundo, porque el detalle del reloj le hace sentir como si el regalo se debiera a una especie de pago por los servicios prestados. Se ha dado cuenta de que fue la primera vez para ella, y se siente fatal por lo que Hyun Joo le está dando a entender con su gesto.

Se pelean bastante. Hyun Joo le dice que no siente nada por él, Duk Soo responde que hizo lo que hizo porque ella le gustaba, la conversación sube de tono, incluso él le propina un sonoro bofetón (esto le quitó puntos a tutiplén en la escala, que lo sepáis), ella reacciona con más orgullo… y acaban como el rosario de la aurora.

Una lástima. Esta pareja creo que sería estupenda, pero los prejuicios de Hyun Joo lo están estropeando todo. En fin. La vida sigue. Y la de In Young continua al lado de Sung Hyun. Ella ha decidido seguir los consejos de Seo Yeon, quien piensa que, a riesgo de hacer daño o recibirlo, siempre elegiría amar a alguien antes que no hacerlo.

Lo siguiente que vemos es a la parejita feliz jugando al tenis. Andan los dos felices allí, a lo suyo, cuando llegan Sung Soo y Kang Hee, que también querían echarse un partidillo. Al final terminan jugando a dobles, parejita contra parejita, jugándose una cena. Pero el partido termina convirtiéndose para Sun Soo en una rencilla de machos, red por medio, en la que el juego comienza a ponerse muy agresivo, sobre todo por su parte. Es incapaz de disimilar, y demuestra sin lugar a dudas lo mucho que detesta a su contrincante.

Y es que, aunque Sung Hyun e In Young vayan perdiendo, Sung Soo no puede soportar verles tan cómplices, y mucho menos digerir que él dé manifestas muestras de cariño hacia la chica.

Así que, traicionero como es, y bajo también, aprovecha que Sung Hyun está despistado para hacer un saque con todas sus fuerzas, dirigido directamente a él, que ni siquiera está mirando. La pelota le golpea fuertemente la cabeza, y Sung Hyun cae inconsciente al suelo.

MALDITO SEA. In Young, preocupadísima, le pone la cabeza sobre su regazo, mientras le llama a gritos para que despierte. Sung Soo y Kang Hee se acercan a la carrera, y ahí es cuando In Young empieza a gritarle también a su ex, cabreadísima por lo que acaba de hacer.

Pero Sung Hyun no solo no está inconsciente, sino que está encantado por la preocupación que ella demuestra, así que, sin previo aviso, hace esto:

Muajajajaaaaaaa, mirad el careto que se le queda al repelente. DISFRUTO. Bae Sung Hyun es especialista en revertir las peores situaciones a su favor, y no sabe hasta qué punto…

Porque In Young, que hasta ahora ha permanecido impasible ante sus sentimientos, y ha seguido saliendo con él por pura diversión y distracción, descubre, en este mismo instante, que probablemente, toda esa preocupación que ha sentido, y la forma en que quiere responder a ese beso, puedan deberse a que comienza a tener sentimientos por él.

Ese fue el momento en que mi corazón empezó a latir“. Oímos que su voz pronuncia estas palabras de fondo, después de que Bae Sung Hyung la abrace fuertemente y le diga lo mucho que la quiere. Y Sung Soo, cabreadísimo, sólo puede abandonar la pista de tenis ca*ando leches. Jejjejejejeee.

El amor ha vuelto otra vez. Esto es amor“. Son las últimas palabras que In Young pronuncia en sus pensamientos.

PRECIOSO FINAL.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a “I NEED ROMANCE”, capítulo 10.

  1. OMG!! ESTO SE PONE CADA VEZ MÁS BUENO!!!!

    TUS REVISIONES (TAN BIEN HECHAS) HACEN KE PUEDA ESPERAR LOS SUBS EN ESPAÑOL JAJAJA (floja de no kerer verlos en inglés)

  2. ARI8 dijo:

    Pues la verdad, que este capítulo fue un sin vivir, porque vamos, la de ganas que pasé deseando repartir guantazos a diestra y siniestra salvo a la que hace lo que le da la gana, que me encanta.
    El pingponero, pues de acuerdo que esté cabreado pero vamos, pegar a una mujer es de cobardes y en ese momento lo hubiese colgado del palo de mesana junto al repelente, que vamos, cada vez me da más asco.
    El pipiolo, pues simplemente magnífico, es que es el hombre perfecto y no sé cómo ella es tan tonta para no valorarlo pero ese beso me encantó y cómo disfruté.

    • Nuna dijo:

      Yessss tía.
      El repelente no puede ser más repelente. Joer, es que es un PRESUNTUOSO. El pingponero cayó en picado en valoración con eso que hizo, joer, QUE NO, que él es gentil y caballeroso, NO LE PEGA NADA. Esperemos que se haga perdonar, porque no nos ha gustado nada.

      Y sobre el pipiolo… ÑSDHFAÑFHDADHFAÑFHAHFAS, como siempre!!!

  3. mar dijo:

    Gracias por las revisiones me encantan..

  4. *Isa* dijo:

    Nuna una pregunta: …. esto… el pipolo es el protagonista principal?? decimeee que siii T_T my English is so bad! y creo que entendi mal el cap 14 (T_T) waaaaahh no digo mass xD seguire esperando tus posts! tus revisiones son mejor que ver el drama!! xD o al menos me parecio a mi despues de ver el cap 13 en Ingles y captar el 30% y para colmo de males hasta creo que no entendi T_T xD jajajajaj

  5. zhio dijo:

    pleaseeee!!! sigan con los post’s T_T

  6. Violet dijo:

    Hola!!!en primer lugar muchas gracias por todas las revisiones pero… por qué ya no las siguen??? 😦 son muy buenas y me ayudaban a entener por completo el drama ya q mi ingles no es 100% bueno XD… por favor continuen con ellas!!! gracias 😀

    • Nuna dijo:

      Jajjajja nos hemos atascado en el once, que está empezado, porque lo estamos haciendo entre dos personas y joer, no encontramos el momento de estar las dos en faena, ya sabes. Peeeero gracias por recordárnoslo, tenemos que seguirlas y lo haremos 😉

  7. TERESA dijo:

    Me llamo TERESA soy de Buenos Aires, encanta el relato, y me encantan las novelas coreanas, soy admiradora de KIM JEONG HOON, cuando leí (repelente) me reí muchisimo no vi esta novela y espero que en la ARGENTINA, la pasen pronto, voy a seguir estos capitulos.

    ¡¡¡¡¡¡VIVA KIM JEONG HOON !!!!!!!!!!!! ES LO MÁS!!!!!!!!!!

  8. Mei-chan dijo:

    Yo también echo de menos vuestras revisiones T_T
    Con este drama me pasa que aunque es en general muy bueno, las ganas de repartir leches entre varios de los protagonistas de vez en cuando me quitan las ganas de seguir viéndola, o por lo menos hacen que no esté muriéndome por ver el siguiente capi. Pero las conversaciones entre las tres mosqueteras y la forma de mostrar las relaciones (y el pipiolo, he de confesar) hacen que entre directamente en mi top ten. No he decidido todavía si es uno de los que voy a guardar por los siglos de los siglos, o si ni siquiera pasará por el disco duro…
    Y me encannnnnnnta la banda sonora, más porque entiendo las letras ^_^

    • Mei-chan dijo:

      Por cierto, ¿podríais meter los enlaces de las revisiones de los capítulos 9 y 10 en la lista que aparece en la página principal del drama? Como las habéis hecho ya hace tiempo no me había dado cuenta de que habíais llegado hasta el 10, porque en la lista están sólo hasta el 8. He encontrado los dos últimos capítulos haciendo una búsqueda en el blog.

      • Nuna dijo:

        ¿No los puse? Ayayayyayayayaayyy que tengo este pedazo de drama abandonado, no tengo perdón. Pues a ver si algún día de estos seguimos con el capo 11, que tiene tanta tela, que cada vez que nos ponemos Tenmachan y yo con él, nos alelamos con el Pipiolo y no hay manera de escribir más de dos frases con sentido, XDDDDDDD.

        To be continued…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .