“49 DAYS” capítulo 19. Terminando y la intensidad no baja ni un ápice.

Pues ahí les tenemos, chicas. Mirándose asombrados. Ninguno de los dos puede creerlo. En el último instante, la chica ha hecho pleno.

Sabíamos que no podía terminar con la ella subiendo al ascensor así como así…

Sí, cuando contra todo pronóstico estaba a punto de subir al ascensor antes de tiempo y por decisión propia, vemos que aparecen dos lágrimas más en el colgante de Ji Hyun (Nam Gyu Ri). Ya tiene sus tres lágrimas, y puede volver a su cuerpo.

El Programador (Jung Il Woo) está igual de contento y asombrado que ella. Quiere decirle quiénes han sido esas dos personas que han llorado por ella, pero nuestra chica no quiere saberlo. Teme que esto influya sobre ella, haciendo que sólo quiera a esas tres personas que le han demostrado amor puro. Así que, tras una corta despedida, Ji Hyun vuelve al hospital, donde su madre y Seo Woo todavía siguen llorando por las palabras que les dijo el médico.

Es Il Shik, que llega en ese momento, quien se da cuenta de que la niña ha abierto los ojos.

Y ya os podéis imaginar el pifostio que se monta. Los padres están que se salen, Seo Woo (Bae Geu Rin) también lo flipa en colores, y los médicos… los médicos no son capaces de explicar cómo Ji Hyun ha podido salir de un coma que parecía irreversible. La chica parece estar perfectamente, no hay daños aparentes, y reconoce a todos sus familiares y allegados.

En el Heaven el ambiente es muy diferente.

Yi Kyung (Lee Yo Won), convencida de que acaba de perder a su amiga para siempre, anda toda depresiva al verse de nuevo sola. Decide pues abandonar el lugar y volver a su casa y a su vida de siempre. El chef la sorprende marchándose y le pregunta por qué se va. “No tengo ninguna razón para permanecer aquí“, le contesta ella.

El chef enseguida se huele lo que ha pasado con Ji Hyun, o lo que Yi Kyung cree que ha pasado con ella, así que, llama rápidamente a Kang (Jo Hyun Jae), para avisarle de lo que ha ocurrido.

¡Kang! ¿Qué vamos a hacer? Creo que hemos calculado mal los días“. Y es cierto, pero cómo iban a saber ellos de penalidades o intercambios de días por dones…

A Kang se le cae el mundo a los pies ante la posibilidad de que finalmente Ji Hyun haya muerto.

Justo después de colgarle a su amigo, y cuando todavía se está esforzando por encajar las noticias, recibe otra llamada. Al mirar en la pantalla, ve el nombre de la madre de ella. Su acongoje es instantáneo incluso antes de atender el teléfono. Está totalmente convencido de que le darán una mala noticia que no está preparado para recibir.

Afortunadamente, la voz al otro lado del teléfono, le comunica que Ji Hyun acaba de despertar en el hospital. Ella lo ha conseguido. De alguna manera, lo ha conseguido.

Así que, recién llegado de EE UU como está, se puede decir que pierde el culo para llegar al hospital, donde felicita a los padres de la chica por su recuperación, dado que ella está haciéndose los pertinentes chequeos y exámenes en ese mismo instante. También aprovecha para comunicarles que ha conseguido que su padre realice la fuerte inversión que la empresa necesita para salvarse… uri SuperKang… es bueno para todo.

Junto con Il Shik, como si fuera ya el yerno que todas queremos que sea, visitan al médico, que les da el parte de Ji Hyun. Ella parece estar bien, los resultados de los exámenes médicos no han arrojado nada normal, al margen de la debilidad muscular que sufre debido a todos los días que ha permanecido inmóvil… su recuperación es todo un milagro…

Aunque Kang sabe que no lo es.

Pobre y desafortunado Kang. Él que se lo merece todo, va a ver en breve que las cosas no son tan de rosa como él creía. Está deseando verla vivita y coleando de nuevo, pero su encuentro con ella lo hunde en la más profunda de las tristezas: ella no recuerda nada de lo que han vivido juntos durante sus 49 días.

Al entrar a la habitación, donde Ji Hyun anda cariñoseando y siendo cariñoseada a tope por su madre y por Seo Woo, Kang recibe una respuesta muy fría por parte de ella.

Han Kang, cuánto tiempo sin verte. Pero ¿por qué estás aquí? ¿Has venido al enterarte de las noticias?

EEhhh???

Qué crueldad, qué decepción, qué chasco…

Al ver la indiferencia de Ji Hyun, su propia madre intenta interceder por él y contar las cosas que ha hecho, pero ella ni siquiera presta atención, y pregunta por In Jung (Seo Ji Hye) y Min Ho (Bae Soo Bin), dándole el golpe de gracia al corazoncito de Kang.

Pero es que no hay dos como él. Prefiere que no le recuerde por verla viva. Así que, tanto él como Seo Woo, que de buena amiga tiene un rato también, acuerdan con la madre de Ji Hyun que, por el momento, no le dirán nada de lo que ha pasado con los traidores de su novio y su amiga, ni de lo que ocurrió con Il Shik y su tumor.

Así que, si alguien pensó que la amnesia de Ji Hyun iba a disuadir a Kang, se equivocó, porque más tarde, ya en plan familiar total, ahí está él, compartiendo el momento de la puesta al día de cosas que han pasado, con su niña y con los padres de ésta. Sonriendo como loco y feliz al verla taaaaan bien, pese a que ella no sabe lo que hubo entre los dos.

Claro, a Ji Hyun le extraña que siga allí, y le pregunta frescamente por qué permanece en la habitación. Los padres vuelven a salir en su defensa, claro, contándole que siempre le trajo flores y que cuidó mucho de ellos… pero sólo consiguen que ella le dé las gracias y que básicamente lo eche de la habitación después.

Pero, ¿por qué se le queda esa cara a la niña justo cuando Kang decide hacerle caso?

En fin… lo que está claro es que a Kang le toca poner pies en polvorosa para dirigirse directamente al Heaven, donde será el chef quien lo consuele una vez más. El hombre se lamenta. No quiere ver a Kang sobrellevando su amor en secreto y sufriéndolo en silencio como lo hizo antes, pero Kang repite que prefiere que sea así.

Sentirme triste es ridículo. Lo importante es que ella está viva“.

PACOMÉRSELO.

Pero aunque está que se sale porque Ji Hyun ha vuelto, ¿cómo evitar ponerse triste, al recordar todos esos momentos que han vivido juntos, y que ahora están borrados de la mente de ella?

Y es que ahora es diferente que hace 48 días.

48 días atrás, justo antes del accidente, él no sabía que Ji Hyun alguna vez sintió algo por él, y se esmeraba en esconder sentimientos que creía no correspondidos. Ahora es distinto y mucho más doloroso. Porque Kang sabe que Ji Hyun sí tenía sentimientos por él, que quiso expresar y no pudo, y además tiene también los recuerdos de todo lo que pasaron juntos, cuando él era su único apoyo y ayuda. ¿Cómo va a ser sólo un amor no correspondido como antes? Ahora ES PEOR.

Y claro, no puede evitar sentirse triste. Y no es ridículo sentirse así.

No es ridículo saber que has perdido la oportunidad de escuchar algo que llevas tanto tiempo deseando oír, más cuando sabes que querían decírtelo…

No se puede dejar de estar triste si recuerdas este momento, mucho más cuando lo recuerdas tú solo, ¿no creéis?

Así que, cariño, siéntete triste, porque es legítimo y estás en todo tu derecho, Kang de nuestros amoles.

Pues esta era la reacción de Kang. Pero pasemos a ver qué hizo el malo maloso, osea, Min Ho, cuando se enteró. Ahora que es conocida por todos su traición en la empresa, los compañeros de trabajo demuestran su rechazo abiertamente. Es por ellos que se entera de que Ji Hyun ha despertado.

No sabemos por qué motivo, y debido a la confusión mental YiJeísta que tiene, su primera idea es visitar la casa de Yi Kyung, encontrándose que ella está allí, triste, echando de menos la presencia de su amiga. Pero el rechazo de la chica es manifiesto. Le dice que Ji Hyun se ha ido de allí y que no volverá más. Creyendo que le habla de su repentina vuelta al mundo de los vivos, Min Ho no le comunica que ha despertado, por lo que las palabras de Yi Kyung son mucho más duras, ya que sigue pensando que su amiga ha muerto. Lo único que quiere es devolverle el adelanto del alquiler que él (y no Kang, como yo creía) pagó por la casa, pero Min Ho se limita a devolverle las llaves sin querer tomar el dinero. Sus intenciones de ayudarla más allá de esto, caen en saco roto. Yi Kyung no quiere ser ayudada, y mucho menos por él.

Ella, por el contrario, cree que Yi Soo volverá para llevársela, y espera no estar demasiado tiempo ocupando la casa, por lo que tampoco tiene planes de futuro en los que pueda ser ayudada. Min Ho no se hace de rogar demasiado, así que, termina marchándose. Más tarde irá a ver a Ji Hyun a escondidas, y comprobará por sí mismo que, dada la omnipresencia de Kang al lado de la chica, no es necesario ni se le echa de menos.

Y a partir de aquí comenzará su declive. Primero, cuando su socio le comunique que Il Shik ha conseguido los fondos para salvar la empresa, y le eche en cara que, de haber declarado la bancarrota en su momento, tendrían la victoria en sus manos. Después, cuando hable con el camarero del Heaven, y éste le confirme que nunca traicionó a Kang, quien consiguió el dinero para salvar la empresa, y que estuvo pasándole información falsa.

Tercero, cuando reciba una llamada de la fiscalía que, a partir de la información aportada por Kang, ha abierto una investigación y le ha llamado para declarar.

Con el único apoyo de su cómplice, el chofer, ya que Ji Hyun le deja para irse a Jinan, Min Ho no podrá salvarse de un destino al que estaba abocado en el mismo momento en que decidió ser un malo de drama: el fracaso.

Cuando pasa por el hospital donde reside su madre, la policía le sale al paso. Vienen a arrestarlo. Como favor, le dejan que vaya a visitarla primero, y él la apremia para que guarde cierta carpeta que le confió hasta su vuelta. Suponemos que contiene información importante y relevante del asunto… puede que sea la documentación que tantas veces trató YiJei de encontrar, quién sabe.

Su madre, que anda en total y absoluto estado de demencia galopante, lo reconoce después de un rato. La pobre piensa que acaba de volver de Estados Unidos. Su perorata le recuerda lo mucho que ella se esforzó para pagarle esos estudios con los que sería un hombre de provecho, y que él ha utilizado para convertirse en un estafador… Min Ho empieza a derrumbarse psicológicamente, y la pobre mujer lo remata con la frase “sabía que eras diferente a tu padre“…. Todas aquellas cosas que Kang le dijo, ahora las está escuchando de boca de ella, en uno de sus pocos momentos no ya de lucidez, sino de coherencia, porque está algo desubicada en el tiempo.

Min Ho no puede más que llorar, porque sin que esta pobre alma cándida lo sepa, todo su esfuerzo ha resultado en vano: ni es un hombre bueno, ni es un hombre de provecho, ni es un hombre exitoso, ni es demasiado diferente a ese padre tan mezquino y malvado que tuvo.

Es un tipo frío, calculador, capaz de cualquier cosa (incluso de inducción al asesinato, ojo, que no es moco de pavo), para conseguir su objetivo.

Así que niñas, pena ninguna. Esa imagen de Min Ho avergonzado, escoltado por la policía y ocultando sus manos esposadas de la vista de su madre, no me da pena. Por más que llore y por más que ahora se arrepienta. Ha hecho demasiado daño gratuito y ha tenido la oportunidad de detenerse. Kang, que fue quien llevó las pruebas a la fiscalía, se la dio varias veces. Y Min Ho no quiso aprovecharla.

Y aunque en el interrogatorio posterior, exonere a In Jung de toda culpa y la proteja, pues qué queréis que os diga, ni con ese gesto me convence de que ha sido MALO MALOSO. Y ella, por más que ande en modo emo y desligada del asunto, al ser la mastermind del asunto, como que también se merece una bonita celda con vistas al patio de las reclusas. Pero bueno…

In Jung, por su parte, ha decidido irse a Jinan para alejarse de todo. Después de comunicar su decisión a Min Ho, recibe la visita de Seo Woo, que junto con la madre de Ji Hyun, le piden que vaya a ver a la chica al hospital. Dado que su amiga no sabe nada de lo que han hecho ni ella ni Min Ho, no deja de preguntar por ellos, así que han venido a convencerla de que por una vez, haga el esfuerzo de ir a visitarla.

In Jung se niega. No se ve capaz de plantarse delante de Ji Hyun después de todo lo que ha hecho, pero vamos, con el poco de conciencia que le queda, entiende que debe hacer esta última visita. Cabizbaja y con cara de arrepentimiento, In Jung se pone por fin ante su amiga.

Ji Hyun, a solas con ella, comienza recordando el día de su compromiso, cuando al rompérsele los zapatos, In Jung le dio los suyos, quedándose descalza. Ese gesto, realizado de modo mecánico e inconsciente, parece haber sido lo único auténtico y no calculado que In Jung ha hecho, y es un gesto que su amiga quiere destacar… ¿por qué?

Dicen que los zapatos son el orgullo de las mujeres. En ese momento, tú renunciaste a tu orgullo por mí. Lo olvidaste todo y sólo pensaste en mí. Porque yo soy tu amiga. Tengo sueño… vete…

No me diréis que lo que dice no es raro… ¿por qué le recuerda este momento concretamente? ¿Por qué dice estas palabras tan escogidas, y tan llenas de significado si las relacionas con los 49 días? ¿Por qué parece que le está diciendo que, después de todo lo que ha hecho, sabe que la quiere de verdad? JOER, ¿HASTA QUÉ PUNTO JI HYUN RECUERDA O NO RECUERDA NADA?

Es en este punto, viendo a In Jung llorando desconsoladamente por lo que ella le ha dicho, y viendo también a Ji Hyun desvelada en la habitación del hospital, cuando empezamos a plantearnos si en verdad recuerda o no recuera los 49 días. Volvemos a llenarnos de preguntas. ¿Recuerda o no recuerda? Si recuerda ¿por qué recuerda? QUE ALGUIEN NOS EXPLIQUE QUÉ PASA AQUÍ.

Otra de sus amigas, osea, otra de sus amigas las buenas, Yi Kyung, creyéndola muerta, pasa las horas mirando en el calendario la fecha señalada que marca el día de la muerte de Yi Soo. Yi Kyung permanece esperándole, preguntándose cuándo volverá, sin saber que él, que ha perdido ahora cualquier medio para comunicarse con ella, también espera a su lado.

Mientras sigue con su espera, recibe la visita de Kang, que viene a darle la buena noticia de Ji Hyun… vale, no tan buena. También viene a contarle que no recuerda nada, que no se acordará de ella, y que por eso precisamente viene a darle las gracias en su lugar (Kang piensa en todo). También, aprovechando que YiJei ya no volverá a trabajar en el Heaven, le propone ser su sustituta, ya que está formada para ello, y todos allí la conocen (de alguna manera).

Pero los planes de Yi Kyung no van más allá de seguir esperando a Yi Soo, así que rechaza el puesto, devolviéndole a Kang la pulsera que él a su vez le dio a YiJei, para que ella a su vez se la diera a Ji Hyun. Ahora, será Kang quien tenga que devolverla.

Antes de irse, Ji Hyun me pidió que te devolviera esto. Dijo que pertenecía a tu madre“.

Y él lo flipa… “estás diciendo que esto… ¿era de mi madre?

Flipando está. La relación entre su madre y Ji Hyun era mucho más profunda de lo que él pensaba…

También me dijo que te diera las gracias, y que sentía no poder pagarte nunca toda tu ayuda. Si no te hubiera tenido, no podría haberlo soportado. Me pidió que te lo dijera“.

Kang vuelve al hospital y se decide a cuidar de Ji Hyun, por mucho que ella no recuerde sus momentos juntos, y por más que ahora le extrañe su presencia y sus atenciones. Será el que permanezca a su lado cuando ella realice los duros y costosos ejercicios de rehabilitación que necesita para poner a punto sus músculos desentrenados.

Será Kang quien la saque a pasear en silla de ruedas por el hospital, aguantando estoicamente los momentos en los que ella le pregunte por qué se comporta de esa manera que le hace sentirse tan incómoda.

Me siento maravillosamente, porque conseguiste sobrevivir“.

Al margen de esto, y como no puede decirle todo lo que ha pasado entre los dos, intenta sondear hasta qué punto su corazón o su subconsciente pueden retener recuerdos de sus días fantasmagóricos.

¿Qué pasó durante estos 47 días? ¿Sólo dormiste? ¿Quizás tuviste algún sueño? ¿Por casualidad aparecí en alguno?

Pero ella sigue comportándose tal cual lo hacía antes del accidente, dejándolo con el nivel de esperanzas a cero pelotero. Y él sigue aguantando estoicamente incluso esto. Kang no se separa del lado de su cama, hablando de sus diseños con ella, y preguntándole si querrá verlos todos a partir de ahora y compartirlos con él. Dejándola desconcertada con su actitud una y otra vez. Desconcertada o quién sabe qué… la expresión de la chica ante sus palabras vuelve a tener sentido si y sólo si la contextualizas en los 49 días. Nos volvemos a preguntar hasta qué punto recuerda o no…

Esperamos y desesperamos, mientras que el capítulo se centra ahora en la historia paralela de Yi Kyung y Yi Soo.

El Programador se mantiene pegado a su chica, perdida toda oportunidad de comunicarse con ella, como decía antes, y viendo que no es el único que espera y desespera (como nosotras), puesto que ella, cual león enjaulado, camina de un lugar a otro impaciente, aguardando esa señal suya que todavía no puede darle.

La semana adicional de penalización con que ha sido castigado por ayudar a Ji Hyun hace que su encuentro con Yi Kyung se vea retrasado, y ésta, no entiende por qué no ha aparecido si casi se han cumplido ya cinco años desde el accidente en que murió.

De mala gana, Yi Soo abandona la casa de su novia, para atender la llamada de la abuela-sunbae, que quiere verlo. Las noticias que le trae son buenas. Pese a que debe cumplir esa semana que le resta como Programador, se le permite que cumpla su deseo de ver a Yi Kyung en el quinto aniversario de su muerte. Al día siguiente.

Y al ratito, es cuando Yi Kyung que anda recordándole, rodeada de todas las tarjetas y mensajes suyos que conserva, recibe un sobre, aparecido de la nada, que cae delante de ella. Es una invitación. Una invitación dirigida a ella.

Yi Kyung ni siquiera puede dormir anticipando su encuentro con Yi Soo. Madruga para ponerse guapa, utilizando para ello los productos de belleza que Ji Hyun le regaló, quién sabe si sabiendo que los usaría para ese mismo fin, que va a ser que sí.

Y puntualmente, acude a la cita en el parque, donde él la espera sentado en un banco. Insegura, Yi Kyung se acerca… sí, es él. Yi Soo está ahí.

Yi Soo, que la ve llegar por el rabillo del ojo, se levanta, se vuelve hacia ella, y cinco años después, la mira con los mismos ojos enamorados del primer día, y mientras a ella comienzan a escapársele las primeras lágrimas, le sonríe.

Yi Soo, que a pesar de que ella ha quedado petrificada, camina lentamente hacia ella…

Los pies de Yi Kyung toman vida por fin, y también comienza a acercársele…

… hasta que quedan uno delante del otro.

Song Yi Kyung, ha pasado mucho tiempo. No has cambiado nada“.

¡Yi Soo!

Ella no puede creer que lo tenga delante por fin… como para asegurarse de que no es un sueño y de que él es real, levanta su mano para tocarle la cara. Y el contacto físico, produce un efecto bestial, tanto para él como para ella, que por fin comprueba que lo tiene delante, en carne y hueso.

¡De verdad eres tú!

Y entonces, se estrujan a muerte. Después de cinco años, por fin pueden estrujarse, JOERRRR, ESCENÓN. Escenón que no se puede disfrutar sólo en una revisión, porque hay que verlo en movimiento para disfrutar su intensidad.

Bestial el reencuentro.

Ella lo aprieta llorando, como si no quisiera que volviera a escapársele de las manos, y él está FELIZ, con mayúsculas.

El careto de enamorado de Yi Soo no tiene precio, chicas, qué pedazo de actor.

Tras esto, Yi Soo la lleva a un lugar que a ambos les trae los peores recuerdos: el sitio exacto donde tuvo el accidente. Yi Kyung, si alguna vez tiene que volver allí, ya no lo recordará como el sitio en el que le perdió, sino como el lugar en el que él buscó hasta encontrar y poder darle algo que perdió allí aquel fatídico día: los anillos de compromiso que había comprado para ambos..

En aquel momento, estaba inquieto e impaciente. Quería hacer música y experimentar ese mundo nuevo. Mi antigua vida se me quedaba pequeña y era aburrida. El malentendido entre nosotros era muy grande. Pensé que no podíamos aclararlo. Me comporté y actué como alguien sin escrúpulos. Aunque hice música y pasé el rato con otras chicas, tú eres la única con la que me sentí como si estuviera en casa. Por lo tanto, compré anillos de compromiso“.

Después de intercambiar los anillos, Yi Soo la lleva a un lugar al que siempre habían querido ir juntos, pero que por la falta de dinero nunca habían podido visitar: un parque de atracciones (EL LOTTE NOOOOOOOOOOOO!!!! *recuerdos, recuerdos*), en el que lo pasan pipa durante un buen rato ellos dos solitos, sin gente que moleste. Yi Soo, de esta manera, puede cumplir otra de sus promesas rotas, que es llevarla allí en su cumpleaños.

Tras esto, la envía a comprar comida. Ella, insegura, no quiere dejarle ni por un instante, pero él le asegura que no desaparecerá. Mientras la chica está ausente, Yi Soo se ocupa de su casa. Quiere hacer de ese rincón oscuro en el que se ha escondido durante años, un lugar luminoso y agradable para ella. Está en plena faena, cuando aparece el doctor…

Yesss, yesss, toloco se queda. Entendedlo. Después de todas las cosas raras que han pasado con Yi Kyung, a saber lo que piensa este hombre al encontrarse a un tío desconocido en casa de la chica. Su inmediata conclusión es que ella se ha mudado, pero Yi Soo, en “modo celoso ON”, aclara el malentendido. No, no se ha mudado.

Yo sólo estoy empapelando las paredes. No vuelvas hoy ni mañana… dentro de unos días, puedes volver de nuevo“.

Eso, pírate doc. Tienes el don de la oportunidad y de contarle a quien no debes lo que no debes. Ale, date una vueltecita y vuelve en unos días, que entonces sí vas a a ser útil de verdad. Ainssssss.

El doc se marcha, y Yi Soo sigue en modo celoso unos instantes más.

Este doctor sí que tiene ojo… también viudo… ¿para qué quieres a mi Yi Kyung?

Jejejjeeee.

La susodicha vuelve con la compra, y casi ni repara en todos los cambios que su chico ha hecho, puesto que lo que hace es buscarlo como loca por la casa, temerosa de que él se haya vuelto a esfumar. Pero no, ahí está Yi Soo.

Guapetón. Recién aseadito después del duro trabajo. Con el pelito bien peinado, y sonriente a más no poder. Yi Kyung no entiende por qué ha arreglado toda la casa, porque sigue pensando que se irá con él, y Yi Soo, que no tiene esa intención ni de lejos, no la saca de su error. Quiere que la casa esté bonita para ellos dos, le dice.

Y después pasan la que será su última noche juntos. Cogiéndose las manitas, mirándose, y dándose mucho amor. Pensad lo que queráis, pero viéndoles así, me gusta pensar que hubo más de lo que el capi muestra. Más de lo que las limitaciones del “para todos los públicos” nos deja ver.

Es lo suyo. Llevan cuatro años sin verse y es la última noche que van a pasar juntos. Se quieren y están compartiendo camita. Para mí está claro.

En el capi ni nos lo enseñan ni nos lo insinúan, tratando el tema con la corrección y el pudor habituales, y dejándonos pensar en lo que pasó ahí a nuestro libre albedrío.

Yo creo que sí hubo. Jejjejeee. Más que nada, porque en toda la secuencia, esas imágenes de sus manos llevando los anillos, llevan a mi parecer toda la simbología del momento implícita.

Y luego ya, la despedida particular de Yi Soo. Mientras ella duerme, silenciosamente la mira para empaparse totalmente de ella.

Él no es egoísta. Su amor no es egoísta. Su último deseo ha sido sólo para ella, ¿cómo podía privarla de su vida? Eso Yi Soo no lo haría jamás. No lo hará, lo podemos ver en su cara. Esta expresión es el anuncio de su despedida:

Despedida que tendrá lugar al día siguiente, junto a un acantilado, y que con la actuación de estos dos nos hará llorar non-stop.

Se ve venir con solo mirarles. Yi Kyung está pletórica. Le da igual todo. Sólo quiere estar con él, le da igual si ambos están vivos o si ambos están muertos. Yi Soo, sin embargo, camina junto a ella con cara de circunstancias. Él comienza por recordarle que aunque no lo parezca, sigue estando muerto… y que acaba de cumplir su último deseo. La ha visto, le ha dicho cuánto la quiere y que sólo la ha querido a ella, ha aclarado los malentendidos entre ambos, le ha dado su anillo (en realidad utiliza la palabra casarse, lo cual refuerza mi teoría anterior de que algo SÍ hubo)… todo lo cual, da por terminado lo que ha venido a hacer allí.

Ahora es momento de mirar para adelante y seguir… pero no pueden hacerlo juntos. Por eso, a partir de ahora, él dejará de amarla, y ella tendrá que hacer lo mismo. Él ha venido para despedirse, pero no quiere dejarla como antes, en medio del dolor y la amargura. Quiere que, por el bien de los dos, Yi Kyung también supere su amor, roto por las circunstancias, y que sea feliz en su vida.

Como podréis imaginar, a Yi Kyung, que estaba convencida de que se iría con él, esta idea no le gusta.

Pero Yi Soo insiste. La muerte ya les ha separado, y si ella intentara matarse, tampoco podrían estar juntos. “Necesito que seas feliz para empezar de nuevo en mi próxima vida. Si no eres feliz, mi corazón estará en caos también, y no descansaré en paz. Naceré egoísta y con mal carácter, no podré recibir amor ni amar tampoco. Seré infeliz. Tira el anillo…”

Yi Kyung vacila. La idea de que él no sea feliz por su culpa es lo único que puede convencerla, pero se resiste a deshacerse de ese anillo que él le regaló. Yi Soo insiste. Ahora que todo está aclarado entre ellos, y que saben que tienen que separarse, aferrarse al anillo como símbolo de su unión no tiene sentido. Y dando ejemplo él mismo, se quita el suyo, y lo arroja por el acantilado.

Sabes lo importante que eres para mí. No te abandoné. Para mí tú eras lo más importante. Por eso (llora), te convertirás en alguien importante para otra persona. (Yi Kyung sacude la cabeza en señal de negación). Prométeme que serás feliz por mi bien. Déjame irme sin penas, y en mi próxima vida podré empezar de nuevo“.

Él mismo, se encarga de sacar el anillo de la mano de Yi Kyung y arrojarlo también, mientras ella, ya incapaz de resistirse, le deja hacer.

Me siento agradecido por haber podido conocer a alguien como tú… y fui muy feliz“.

Yi Kyung le pide perdón. Siente que ella siempre fue la que recibió amor y protección sin dar nada a cambio, pero Yi Soo ni quiere oír hablar de eso. Le pide que encuentre una persona a la que amar, y darle todo aquello que cree no haberle dado a él.

Y aunque intenta sonreír, y quitarle tristeza al momento, Yi Soo, que le está pidiendo a la persona que quiere que ame a otro, no puede evitar despedirse de ella con un preciosisísimo, esperado y merecidisísimo beso entre lágrimas. KISSU, KISSU.

Tras esto, una última mirada a la chica, tragarse las propias lágrimas y empezar a alejarse de ella… esto es lo que le toca hacer a Yi Soo.

Darse la vuelta para no ocultar ya las lágrimas, y caminar en dirección opuesta a donde le gustaría, luchando para no volver atrás la vista ni una sola vez, y desaparecer de su vista instantes después.

LA LLORERA EN ESTE PUNTO, ES CONSIDERABLE.

ESCENÓN.

A todas aquellas que pensaron (yo lo deseé siempre) que esta pareja terminara junta, decirles que tal cual están las cosas, uno muerto y otro vivo, esa posibilidad, por más que nos gustara, habría resultado totalmente inconsistente, y se habría cargado todo el drama. Que no acabe bien, no significa que no tenga un final precioso. Y después de esta escena, que nos ha puesto los sentimientos a flor de piel, como para menospreciar estas interpretaciones. ANDWEEE, SHIRÓ.

Pues bien. Tras esto, Yi Kyung, como no es para menos, queda sumida en la pena, aunque ya no es lo mismo que antes. Tiene todo el consuelo y la fuerza que Yi Soo quería darle… y también tiene las palabras que le dijo Ji Hyun para tomar esas fuerzas: “cuando lo estés pasando mal, recuerda los momentos que más atesoras, reúne valor, y vive“.

Ji Hyun… a ella también la echa muchísimo de menos… así que se decide a visitarla.

Insegura, Yi Kyung llega a la habitación del hospital. Ji Hyun no la recordará, pero necesita verla… ya en la puerta duda… se da la vuelta dispuesta a marcharse. Y en ese instante, la propia Ji Hyun sale de la habitación.

“¡Unnie!”

La reconoce…. LA RECONOCEEEEEE. BIENNNNNN.

Yi Kyung unnie, ¿has venido a verme?

¿Me recuerdas?

Y no es que sólo la recuerde, es que se le echa en los brazos.

Poco después, solas en el jardín del hospital hablan. Yi Kyung le pregunta por qué la recuerda a ella y no a Han Kang.

Por fin se nos resuelve la duda… Ji Hyun lo recuerda TODO. Han Kang incluido, pero ¿por qué finge que no es así?

La respuesta nos deja totalmente flipadas:

Porque voy a morir otra vez“.

Fin del capi. Oooootro pedazo de final para el penúltimo de “49 DAYS“, que nos deja otra vez con cientos de preguntas, especulaciones, esperanzas, comeduras de bola… en fin, lo de siempre. Lo que está claro, es que si es cierto lo que Ji Hyun dice, la visita de su unnie le ha venido como anillo al dedo, puesto que ahora parece que ella es la única con la que puede hablar.

Nos vemos en el 20. Hagan sus apuestas.

PD: chicas, mianhé. Decir que ahora voy más liada que la pata de un romano es poco. Esta revisión he tenido que hacerla a ratos, y me sabe fatal por todas vosotras retrasarme con esto, pero no puedo hacer más. Este finde lo tengo liadísimo, pero intentaré sacar la entradita, aunque puede que termine dejándolo para el lunes que viene. Sory, sory.

Listado de capítulos: 49 DAYS.
Esta entrada fue publicada en 49 days, Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Jo Hyun Jae, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a “49 DAYS” capítulo 19. Terminando y la intensidad no baja ni un ápice.

  1. matsumoto dijo:

    OOOOh por Dios,super capitulo… te esperare, no importa cuanto tiempo tardes.

  2. claudia.l dijo:

    Por fin, te alcanzo, te leo y puedo comentar…
    Este capítulo lo lloré lo que no está escrito, que bella escena nos regalan el Scheduler y la Unnie.. preciosa n.n
    La decepción de Kang.. ese fue otro que me hizo llorar (de que manera!!). Tanto esfuerzo, tanta espera, ainssss como se descompone cuando pasa por su mente la idea de la muerte de su Ji Hyun… para luego transformarse en el hombre más feliz al verla viva.. pero poco le dura ante su respuesta fría y distante.. no lo recuerda, lo ha olvidado.. (que actorazo) y sus palabras al chef.. ¿j*der, por qué estoy triste si debo estar feliz ya que ella esta viva y eso es lo único importante? que a mi me amen así por Dios… que me ame uri Super Kang.
    Y como siempre, ese final QUE DIJO???? QUE MORIRÁ DE NUEVO???? POR QUÉ???? QUE PASÓ??? lo juró, quedé O.O
    con el corazón aguado y las uñas mochas de tanto morderlas esperando el siguiente dejo por aquí mi comentario.
    Gracias Nuna y ánimo, falta uno más.. te esperamos, pues lo sabes, leerte es un placer.

  3. thaniayamato dijo:

    amo cada revicion k haces graxias a ti se de el dorama weno lo puedo leer
    pork mi tiempo solo me deja para leer las reviciones aunk lo podria ver jijiji
    pero volviendo a lo importante o por dios ame el beso del porgramador si lo adoraba ahora ams es el mejor woooo me encanto
    y adore k ella recordara tooodo y adore k platicara con su unnie
    pero si lo k dijo al final es verdd me suicido y revivio para terminar de leerlo auna si graxias graxias graxias

  4. Daniela dijo:

    Ya vi el final, y… estoy esperando lo que tienes que decir, porque yo me he quedado…. no puedo decir…

  5. Glas dijo:

    No puedo decir mas que necesito el 20(que ya vi), pero sin tu revisión no es lo mismo, necesito que me lo digas para creérmelo haha .. ok no, pero no te preocupes tomate tu tiempo que al menos yo tambien ando sin un espacio, ahhhhh esos finales de semestre, asi que no te apures te esperaremos.

    Respecto al capitulo como ya habia dicho lo ame mas que el otro, y es que ver de nuevo juntos a Yi Kyung y al hermoso (super actor) Scheduler wooow de los mejores momentos del drama, y aunque tambien hubiera deseado que se quedaran juntos ya me figuraba que no era posible, pero toda esa secuencia es imperdible y lloras en cada fotograma.
    Otro que me hace llorar es mi querido Kang-ahh , el que en todo el mundo merece todo lo que el quiera, por la marvillosa persona que es, no puede tener eso que desea, amo este drama de principio a fin.

    Muchas gracias de nuevo por la revisión ya sabes que me encantan, espero el siguiente con ansias, que la que se nos viene en el 20…….

  6. maii dijo:

    holissss nenas!

    Pues sigo en chock con este CAPITULAZOOO, lo he visto dos veces y ya no puedo mas porke lloro y lloro mas con tanta buena escena, es tan tierno, romantico pero ten real y triste!,………….. XD. nos dice tanto de la vida y la muerte y nos enseña tanto que me ha encantado y puedo decirlo que 49 Days a superado mis expectativas en todos los sentidos que DRAMAA …… este capi nos deja con cara de Whatttttt? ya vi el 20 y como que hubo partes …… no spoleare* …… que no comprendi muy bien, necesito tu revisión querida Nuna, no te preocupes estaremos a pendiente cuando puedas y sea el tiempo, no importa……

    Besos nenas, desde el otro lado del charco’

  7. Kes dijo:

    Hola..ya vi el final y no era lo que yo esperaba. Todo iba muy bien, las escenas te desgarraban el corazón, y los personajes ni que hablar….así que le damos un 7 por que no me gusto su final.
    Saludos.

  8. kaherinei dijo:

    waauu la verdad q espero el 20 con ansiasssss!!! q pasaraaa …….T_T

  9. Craziiier dijo:

    He llorado. Tengo los sentimientos a flor de piel. Pedazo de dorama creo que es el segundo que me ha llegado tan hondo! muchas gracias por compartir las revisiones estaré atenta a la próxima y última. GRACIAS

  10. Melrose dijo:

    Esto es absolutamente CRUEL!!! Andweee como se va a morir en serio omG! pobre Kang 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .