49 DAYS, episodio 10. Vais a llorar un océano.

Vaya sin vivir de capítulo. No nos ha dado tregua. Y yo, que no soy nada amante del género dramático, me he enchufado este episodio de “49 DAYS” unas tres veces. Cuatro ahora, mientras reviso.

Preparad pañuelos, hombros sobre los que llorar o accesorios para el caso, porque nadie sale sin echar unas lagrimillas de este capítulo. Y si pensábais que el final del anterior era insoportable por la intriga, agarráos, que voy ya comiéndome los codos por la espera del 11.

Pues sí. “49 DAYS” es lo que tiene. Situaciones tensas, cada vez más fascinantes y complicadas en su trama. Antes nos dejaban el clímax para el final, con algunos e interesantes picos de emoción por medio, pero con este episodio, como que nos tienen reservados varios subidones brutales, hasta que culmina con algo realmente inesperado. Como siempre. Vale. Pero esta vez es que…

Pero no adelantemos acontecimientos y empecemos la casa por los cimientos, no por el tejado.

Nos quedábamos en el anterior episodio con Han Kang (Jo Hyun Jae) flipando colorines al ver a YiJei tocando en el piano esa canción especial, de modo idéntico a Ji Hyun (Nam Gyu Ri). Repito imagen del momento:

No pudiendo tolerar ni una similitud más sin volverse loco, Han Kang se acerca y asalta a la chica, preguntándole si es Ji Hyun.

Cuando por la sorpresa (y por el temor a haber sido descubierta), YiJei no puede ni articular palabra, Han Kang Insiste: “Eres Ji Hyun, ¿verdad?“.

YiJei se hace la loca, pero Han Kang le cuenta (a gritos, va toloco) cómo aquella vez, en su pueblo natal, la vio tocando esa misma canción, cambiando la escala musical como acaba de hacerlo, con los mismos gestos, la misma forma de cantarla…

¿Me vió?“, piensa ella.

Se pone nerviosa y agarra fuertemente el colgante, temiendo que si se descubre, éste pueda explotar, poniendo fin a sus 49 días. Pero se defiende: la canción es muy popular, mucha gente la conoce…

Kang la interrumpe (sigue gritando, ergo sigue toloco). No se trata de eso, se trata de que él puede sentirlo. Puede sentir a Ji Hyun ahí, delante suya.

Pero la chica no se amedrenta. La canción es popular, ella nunca antes había oído hablar de su pueblo, y además, es ridículo decir que ella es otra persona que no sea ella misma.

Ya lo sé, sé que no es posible. Pero lo siento así. ¡Te digo que lo siento así! Aunque no seas Ji Hyun, ¡¡¿POR QUÉ PARECE COMO SI LO FUERAS?!!

*desquiciado completamente*

Pero YiJei está salvada, porque el chef, que pasaba por allí (y sino lo hubiera hecho, los gritos de Kang le habrían avisado cual alarma de bombardeo), escucha parte de la conversación, y decide que debe poner a salvo a la chica de la explosión de Han Kang. Para ello, entra en escena utilizando una frase que pasará a los anales de la historia por su originalidad:

¡Queeeee bonita es la primaveraaaaaa!

La intervención del chef, rompe el momento. Han Kang se marcha, y una vez sólo con YiJei, el chef le explica algo que llevábamos tiempo queriendo saber: a Kang no le gusta que nadie toque ese piano; es la última y única cosa que su madre le dejó como herencia.

YiJei sale a la calle a pensar en lo que ha pasado. Lo que no sabe, es que tras el muro que tiene al lado, Kang está haciendo lo propio.

Han Kang, ¿cómo lo has sabido? Si Kang sospecha, ¿qué voy a hacer?”, se pregunta ella.

No tiene sentido… debo haber parecido un completo loco“, se lamenta él.

Al final, es Kang el que sale del involuntario escondite, dándose de bruces con ella. Todavía está algo afectado, pero se ha calmado bastante. De pasada, para romper la tensión del momento, ella le comenta que debe parecerse mucho a su amiga, y él le responde que sí, pero que si lo piensa detenidamente, no se parecen en nada. La respuesta deja a YiJei tan satisfecha que decide quitarse de en medio ahora que está relativamente a salvo, pero Kang le pide primero su número de teléfono, por aquello de poder localizarla cada vez que se empeña en hacer que los demás se preocupen por ella.

Todavía recuerda lo triste que parecía el día anterior, pero cuando le pregunta al respecto, YiJei pone como excusa que se sentía mal y se fue a casa.

No estabas en casa“, protesta Kang, en plan: sé que mientes.

¿Viniste a mi casa?” Ahora vuelve a estar sorprendida. Entonces, aquella persona que tocaba a la puerta mientras ella permanecía encerrada dentro, ¡era Kang!

Como para justificarse por llegar a ese extremo, Kang alega que YiJei salió corriendo de una manera que era como para preocuparse. YiJei le da su teléfono y pone pies en polvorosa, dejándolo con la palabra en la boca cuando él le ofrece dinero. Acaba de malinterpretar de nuevo a Kang, y ahora se siente triste. Piensa que él se preocupa sólo por Yi Kyung, que ella le gusta, y que las semejanzas que tiene con Ji Hyun sólo consiguen que se enfade (recordemos que todo el mundo, ella incluida, piensa que Kang la odia). Esto la lleva a convencerse de que, ahí fuera, y al margen de sus padres, nadie la quiere de verdad.

Nada más lejos de la realidad. Kang se retira a su madriguera, y vuelve a sacar la pulsera del joyero, mientras piensa en todo lo que está pasando con estas dos mujeres. Quizás ni él mismo sepa cuál de las dos le preocupa más. Quizás, aunque esto superara cualquier elucubración que pudiera hacer al respecto, sería mejor que su mente se enfrentara al hecho de tener que creer en los “49 días“, antes que decidir por cuál de las dos mujeres se siente más atraído, dado que las dos son en realidad una: Ji Hyun.

Para calmar su tristeza, al tiempo que sacia su voraz apetito, la chica acude al establecimiento donde trabaja Seo Woo (Bae Geu Rin). Inesperadamente, ésta le propone que hablen un rato, y YiJei, que echa de menos sentarse allí a hablar con ella, accede encantada. Seo Woo no tarda en comentar que con sus opiniones de la comida, del entorno, o incluso el lugar que ha escogido para sentarse, no puede evitar recordar a Ji Hyun. YiJei se frota las manos: por fin sale el tema. Ahí puede haber lágrimas.

Pero en su intento de profundizar en el asunto, se da de bruces con las verdaderas intenciones de Seo Woo, que no eran más que interrogarla sobre el termo, y sobre el romance que imagina entre su supuesto hermano e In Jung (Seo Ji Hye). YiJei aclara el malentendido: ella no tiene hermanos. Y lo del termo… eso más bien debería preguntárselo a In Jung.

Seo Woo queda pensativa… “es imposible que ese hombre pueda ser…” *Yes, yes, tontina, LO ES*.

YiJei piensa: “Seo Woo, poco a poco te estás olvidando de mí“…

Y atentas a esta última idea. Mi teoría, es que el hecho de que a Kang le guste Yi Kyung, como ya ha intuido, le ha afectado mucho más de lo que ella misma cree (ahí hay tema por parte de ella, jejejjeeeee, lo que pasa es que todavía no ha entendido las señales y va un poco perdida). Esto la sume en una despecho-tristeza que hace que su mente se negativice a la hora de entender los sentimientos de los demás por ella. Por eso piensa que a Seo Woo tampoco le importa demasiado. La idea de que nadie parece quererla de verdad, se irá afianzando en su mente a lo largo de todo el capítulo.

Pero empecemos con el drama intenso, que será lo que predomine en el décimo de “49 DAYS“.

Para empezar, Il Shik sufre un yuyu en la habitación del hospital de Ji Hyun. Ya no puede negarle a su mujer que algo está ocurriendo.

Este es el panorama que se encuentra YiJei cuando se presenta allí, con el plan de hacerse pasar por su propia amiga:

Su padre, tendido junto a ella, con su madre velándoles a los dos… YiJei se asusta, cómo no. Se siente culpable de haber llevado a su padre hasta tal punto de extenuación (piensa que está cansado, ni se imagina lo que en realidad pasa.. pobre chica).

Entrando en el hospital, y de camino a esa misma habitación, se encuentra Min Ho (Bae Soo Bin). Viene de tener una comida romántica con In Jung. Supongo que para tranquilizarla, ha decidido concederle algo de su tiempo. Pero aunque alegre por tenerle para ella sola, por un rato y furtivamente, In Jung está de todo menos tranquila. Acaba de decirle a Min Ho que va a renunciar a su trabajo al día siguiente. Y lo hará no sólo porque no soporta quedarse a mirar cómo termina todo, sino porque los rumores de que un fantasma impidió la firma del testamento de Il Shik, durante la que sucedieron toda clase de cosas raras, la tienen realmente asustada.

Min Ho, por supuesto, no concede nada de crédito a cosas como esa, así que, después de darle su dosis de amor a In Jung, acude al hospital. Lo que no esperaba era encontrarse por los pasillos a YiJei, que camina cabizbaja, abatida… y está llorando.

Atentas a cómo le afecta eso de verla llorar. Es algo de lo que todas nos habremos dado cuenta. Algunas chingus mías aseguran que lo de Min Ho “noooooo, no es amooooorrrr, lo que tú sieeenteeessss, se llama obsesioooooooon“. Peeero aunque acepto que un punto de obsesión enfermiza hay, esa cara de preocupación cada vez que ella se siente herida o mal, no está demasiado lejos de lo que algo (algo, no alguien, Min Ho para mí no es humano) como él, pueda entender como amor.

Pero sea amor o no, el caso es que la lleva clarísima, porque tiene delante al único ser que sabe en toda su extensión lo maligno que es. YiJei sería la última persona en el mundo que le correspondería. Al toparse con él, que sólo quiere consolarla y ayudarla, toda la amargura y la tristeza de la chica se convierte en un profundo odio. Sin decirle una sola palabra, pero pensando lo peor de él, YiJei intenta marcharse, pero para variar y como es su costumbre, Min ho la retiene cogiéndola del brazo. Tan contundente es ella cuando le dice “suéltame el brazo“, con toda la rabia que siente contra él en sus palabras, que Min Ho, muy a su pesar, la deja marchar.

Tras esto, Min Ho acude a la habitación de Ji Hyun, donde se encuentra el cuadro marinero que hay montado con lo de su padre. La “omoni” está preocupadísima. Esa parálisis, ese yuyu tan extraño… no puede ser sólo producto del cansancio, NO CUELA.

Min Ho, que ya se siente tan todopoderoso como para tomar decisiones familiares donde todavía no es nadie, saca a la madre de Ji Hyun al pasillo y le suelta a bocajarro lo del tumor. La pobre mujer se derrumba, cómo no, tiene un asomo de vahído, y Min Ho la sujeta y la consuela. Todo ello bajo la atenta mirada de YiJei, que no se ha ido, y les observa escondida, preguntándose qué narices le estará haciendo/diciendo Min Ho a su madre. Y lo que quiere este tío no es otra cosa que forzar la operación de Il Shik, no sé si para conseguir su muerte o su salvación, quién sabe… el caso es que no deja de presionar para que se opere. ¿Por qué? Una más a la lista de “apuntada para saber qué es más adelante”.

Así que, si todavía no habéis llorado, la imagen posterior de esa madre delante de su marido e hija medio muertos o en proyecto de muerte, es totalmente desgarradora. Insoportable por triste… y no será la última.

En fin. Al día siguiente, Ji Hyun espera el regreso de su posesa del trabajo, pero ya es muy tarde y ésta no vuelve. Preocupada, llama al Programador, que aunque protestando, acude (a casa de Yi Kyung, jejejeejee), sólo para decirle que por su culpa, por ayudarla, ha sido castigado con una semana más de servicio.

Resultado: el chico no colabora.

Pero, ¿dónde está Yi Kyung? Sencillo. Ha acudido a su cita con el médico buenazo (que no buenorro, lo siento, éste no me va), para ver si tiene el cerebro tan frito como ella cree. Durante la prueba, surge ante nuestros ojos un recuerdo intensisísimo de Yi Kyung. Ella y su novio, EL PROGRAMADOR (por fin un misterio menos en la larga cola, era su novio, no su hermano), compartiendo una tarde de picnic, tumbados, juntos, escuchando música, sonriéndose, dándose besitos, buscando juntos casa… parecen taaaaan felices. Y es tan triste ver el cambio que Yi Kyung ha sufrido desde esa época… porque él por lo menos no se acuerda, pero la chica anda totalmente destrozada por esos recuerdos.

No sé, pero esto, que a vosotras puede que os cause alegría, aunque solo sea por el despeje de la incógnita, a mí me causa una pena profunda. Un sentimiento de pérdida que hace que empatice con esta mujer una barbaridad.

En fin. Para tranquilidad suya, las pruebas le salen niqueladas. No hay ningún problema físico, por lo que la cosa debe ser psicológica. El médico le propone algo que nos hace temblar por la seguridad de Ji Hyun: la hipnosis. Joer, ahí fijo que la pillan, maaadre mía… ¿se someterá Yi Kyung a esta terapia? Ainssss, me estresooooo.

Incógnitas resueltas 2 (esta y la del piano) – Incógnitas no resueltas 1 millón. Gana el estrés por goleada. OTOKEIOOOOOO.

Peeero el capi no descansa. NO DESCANSA. Sigue dándonos caña. DSKFASDLÑFASJK. Volvemos con Han Kang, que más tranquilo, aunque no menos mosqueado, repasa mentalmente la laaaarga lista de cosas en común que tienen Ji Hyun y YiJei. No son detalles pequeños, la verdad. Son un cúmulo de cosas que tienen que ver con la personalidad única e imposible de copiar de cada ser humano. Para postre, es tarde y ella todavía no ha llegado. Han Kang se exaspera. Dado su estado de ánimo de los últimos días, sabe que algo le pasa, y se preocupa… se preocupa muchísimo. Recuerda que ella mencionó a su padre antes de salir zumbando el día anterior… ¿será por eso que tiene que estar en casa antes de las 11? ¿Tiene que cuidar de su padre o de alguien?

La llama por teléfono, cada vez más nervioso y desesperado. YiJei no lo coge… Es la hora del plan B: ir a buscarla. Pies para qué os quiero, en un plis Han Kang se presenta en su barrio.

Y justo cuando baja toooodo enchufado hacia su casa, ella dobla la esquina. Han Kang para en seco, medio aliviado al verla por fin, pero enfadado por su empeño en no dar señales de vida y preocuparle. Ella va toda depresiva, mirando al suelo… ni lo ha visto.

Han Kang la observa… algo no anda bien con ella.

Momento radiografía, escáner o como queráis. Le pasa los rayos de arriba a abajo.

Debe ser que el sentimiento no está ahí… Han Kang no puede sentir a Ji Hyun en ella. No es sólo la actitud lo que es diferente, puesto que ella parece mucho más triste y hundida que nunca. Además de eso, es su ropa, que está toda raída y descuidada. Su pelo tampoco es el mismo… y para colmo de males, ella, cuando al fin se topa con él y lo mira, no muestra ni un signo de reconocimiento. Es como si tuviera delante una farola de la calle, y por tanto, pasa de largo sin hacerle ni caso.

Pero es la misma cara y el mismo cuerpo, así que Han Kang está convencido de que es YiJei la que tiene delante, cuando en realidad se trata de Yi Kyung.

 “Song“, la llama, “¿por qué actúas como si no me conocieras?”

(¿Os quedan uñas, chicas? ¡¡¡BESTIAL!!!)

Yi Kyung lo mira con un pequeño atisbo de sorpresa cansina: “¿Quién eres tú?”

BESTIAAAAAAAAAAL!!!

La chica se marcha dejándolo sin palabras, totalmente asombrado y desorientado (algo que ni JiYei ni Ji Hyun han podido conseguir jamás). La búsqueda de una explicación para lo que acaba de ocurrir, le lleva a la única conclusión lógica que puede sacar: esa chica debe ser la gemela de Yi Kyung.

De vuelta a su coche, Han Kang se come la cabeza cosa mala. Está a punto de volver a buscarla, dado que si ha visto a su hermana, eso significa que en realidad no la ha encontrado. Sin embargo, recuerda que ella una vez dijo que no tenía hermanos… y entonces la vuelve a ver, aunque en este caso sí es YiJei. Ella ha surgido corriendo de ninguna parte y se ha subido en un taxi, escapándosele de las manos…

Mientras tanto…

¡Oh, desastreee! ¡Oh, golpe del destinoooooo! Il Shik acaba de firmar el testamento, poniendo sin saberlo el futuro de su empresa en manos de su peor enemigo. DIOSSSS, dkfjakldflds, OTOKEIOOOOOOOOOOO.

Y ante su negativa a operarse, su mujer llama a Seo Woo y a In Jung. Quiere que ellas intenten convencerle para que lo haga. Las dos, sobre todo In Jung, quedan afectadísimas al saber de la enfermedad de Il Shik. Ésta última, se niega a ir al hospital como propone Seo Woo, y sin embargo corre a buscar a Min Ho. Más tarde, hablando sobre ello, por fin In Jung reconocerá, ante la insistencia de su amiga, que NO aprecia nada a Ji Hyun, y que no quiere ir a verla porque LA ODIA.

Y Min Ho, que está en una reunión con sus socios, por aquello de hundir a Il Shik, parece dar marcha atrás, por lo menos en sus planes de declarar la bancarrota de la empresa. Dado que ahora es como si fuera suya, ya no quiere hacer eso.

Algo me voy enterando ya de lo que pasa aquí. Se supone que Min Ho debería vender sus acciones, dado que el tal Presidente Oh ya ha comprado bastantes, en una operación no legal, claro. No sé por qué el Presidente Oh quiere quedarse con la empresa de Il Shik, ni por qué quiere que ésta entre en bancarrota, intuyo que quizás quieran quedarse el proyecto del resort por un precio muy muy asequible, aunque no estoy segura. Lo que sé es que ahora Min Ho está empeñado en que no haya bancarrota ni de lejos, y para conseguirlo, incluso amenaza con sacar a la luz documentos que prueben sus tejemanejes en la compra de acciones de la empresa.

Tras esto, vuelve a casa, donde ha quedado con In Jung. Pero, oh, sorpresa… allí se encuentra una imagen celestial para sus ojos: YiJei.

Ella, que estaba tratando de probar combinaciones en la caja fuerte de su armario, lo oye entrar, y para disimular se hace la sorprendida cuando lo ve. Y él se come sus mentiras sin guarnición. Es taaaan bonito a sus oídos eso de que ella quisiera terminar el trabajo que dejó a medias sin que él lo supiera…

Pero alguien llega, y está marcando la combinación de la entrada… ¡Es In Jung! Min Ho mete a YiJei en su habitación, y le dice que se esconda allí, guardando silencio.

Preparáos nenas porque estamos ante la que creo que es la escena más intensa y dura de todo el capi.

In Jung viene toloca a pedirle explicaciones a su novio por haber ocultado no sólo que sabía que Il Shik firmaba ese mismo día el testamento, sino el motivo por el que lo ha hecho. La pobre YiJei, que escucha tras la puerta del cuarto, se entera de esta manera cruda y terrible de que su padre padece un tumor cerebral, mientras ellos discuten sobre el tema, para finalizar con la exigencia de la bruja para que declare la bancarrota de una vez.

YiJei tiene que reunir todas sus fuerzas para no estallar en gritos y llanto, para no ser sorprendida por In Jung, a la que Min Ho no sabe cómo hacer callar para que no suelte absolutamente todo, porque ya está dando demasiados (todos) detalles sobre los planes de ambos…

 

DESGARRADOR, chicas. No existe un modo peor de enterarte de la desgracia que sacude a tu familia, que por boca de tus peores enemigos, ni nada más devastador que oír hablar de ella como si no importara, como si sólo fuera un obstáculo. Que su padre, que su empresa, y que ella misma estén al filo de la desaparición, para ellos son sólo circunstancias que alteran sus planes, pero para YiJei, esto LO ES ABSOLUTAMENTE TODO. No hay nada más importante en su vida que saber precisamente todo lo que In Jung acaba de largar allí. Pero ¿era necesario que pasara por algo como esto? DEMASIADO CRUEL. Mucho. Indignantemente cruel.

El odio que podamos sentir por estos dos desvergonzados, acaba de multiplicarse. Y con YiJei sufrimos de lo lindo en estos momentos… y lloramos, ¿verdad?

Pero no derrochéis lágrimas que vienen más.

Min Ho logra controlar a In Jung, y le pide que espere mientras se cambia (osea, mientras se despide de YiJei). Atentas, atentas a esta expresión de la chica cuando Min Ho vuelve a entrar al cuarto (cerrando la puerta bien tras él, no vaya a ser que a la otra le dé por entrar).

¿Hace falta explicar esto? Es totalmente innecesario. Sólo hay que verla para saber lo que está pasando por su cabeza. Min Ho, en sus sueños más locos, puede pensar o llegar a deducir que esta expresión, que mezcla el odio más intenso, con resentimiento y tristeza, puede ser por la decepción que ella acaba de llevarse con él… y ojalá que lo haga. Más dura será la caída que espero que tenga.

Porque si algo espero de este drama, que pudiera dar por cierto, entre todas las elucubraciones que hago constantemente, es que estos dos TIENEN QUE CAER, Y NUESTROS OJITOS VERLO.

En fin. YiJei se controla a malas penas para no estallar. Se retira a un rincón para que él pueda cambiarse, y oye cómo Min Ho marca la combinación de la caja fuerte… espero que con la inteligencia de YiJei sea capaz de recordarla después por el sonido de los números o algo, porque vamos, ya es hora de que ALGO le salga BIEN, joer. También acierta a leer en el sobre el nombre del Presidente Oh, y la empresa HS. Y creo que esto será de importancia en un futuro no muy lejano.

Antes de irse, Min Ho le pide que lo espere allí. Encima… ¿querrá darle explicaciones? Es que aunque no fuera Ji Hyun la que en realidad estuviera allí, aunque fuera cualquier otra persona, escuchar lo que se ha dicho hace un momento, le deja en un MUY MAL LUGAR. Como a una MUY MALA PERSONA, lo que es.

Y cuando éste se marcha, entonces sí, entonces es cuando YiJei se permite el lujo de derrumbarse totalmente y llorar como nunca (y nosotras con ella, que esto no lo aguanta sin lagrimear ni la más dura), mientras llama a su padre a gritos y ni siguiera es capaz de terminar esa palabra tan familiar para nosotras: OTOKEI………!!!!

Mientras veía a esta chica sufrir de lo lindo y más (y soltaba alguna que otra lagrimilla, que ojalá le sirviera para algo, joer), pensaba en cuánto me gustaría que hubiera ALGUIEN junto a ella que la ayudara a sobrellevar este momento. Y sólo pude exclamar mentalmente: “!¿Donde mie*** está Kang, joer!!!!”

Pero claro, Kang no tiene ni idea de lo que está pasando, ni pintaba nada en ese momento en el apartamento de Min Ho como para aparecer en ese instante, así que, al mismo tiempo que lo pensaba, sabía que eso no era posible… qué lástima.

Por supuestísimo, que cuando Min Ho regresa, ella no está allí esperándole. Sus pu*** ganas. YiJei vaga por las calles como lo que es, un alma en pena, rota de tristeza y de dolor, mientras la voz del Programador en su móvil se desgañita informándola de toooodas las llamadas perdidas que tiene, tanto de Min Ho, como de Han Kang.

Sin darse apenas cuenta, sus pasos la han llevado al sitio donde se encuentra “emocionalmente cómoda”: al Heaven…

…a Kang… que sigue en su oficina muerto de la preocupación y pendiente del teléfono, esperando señales de ella. Sin embargo, quien le llama todo azorado es Min Ho, que no consigue dar con YiJei, y le miente al pedirle su dirección, poniendo la excusa de que quiere hablar con ella de un trabajo. A Kang esto no le hace gracia por tres motivos: porque está preguntando por ella (lo cual implica relación entre ambos), porque quiere saber su dirección (para buscarla, lo cual implica un encuentro entre ambos), y porque le ha buscado OTRO trabajo (lo cual implica que se vaya del Heaven). Así que, enfadado, le miente descaradamente al decirle que no tiene ni idea de dónde vive.

Afortunadamente, cuando sale por fin de la oficina, resulta que ella está allí, sentada en su terraza.

Primero suspira aliviado, pero sólo tiene que observarla durante un instante para saber que algo realmente malo ocurre con ella. El chef lo pone al corriente de que ha llegado hace un rato y que no tiene buen aspecto, enviándolo hacia la chica con una bebida caliente (ADORO IRREMEDIABLEMENTE A ESTE HOMBRE).

Kang le entra con una conversación casual, sobre que no ha comido y cosas así, pero en el fondo está estudiándola, intentando averiguar qué le pasa. Hasta la voz de YiJei tiene cero fuerza, todo en ella demuestra que está fatal.

No he venido a trabajar… he venido sin darme cuenta“… y es cierto.

Sé que algo está pasando, así que no me digas que no. ¿Qué pasa? Cuéntamelo“.

Y ojalá que pudiera, porque seguro que YiJei lo está deseando. Kang no sabe lo acertado que está cuando le pregunta si su padre está enfermo. Ella nerviosa, lo niega, echándose mano al colgante. Kang sigue tanteando… ¿es alguno de sus hermanos?

No tengo hermanos“.

¿Entonces, la persona que…?

La pregunta muere en sus labios. Si YiJei no tiene hermanos la persona que vió era ELLA.

Pero insiste, en algún punto ella TIENE que estar mintiendo… ¿será su madre?

YiJei, acorralada, y sin la posibilidad de explicarle nada, se inventa una excusa y sale zumbando de allí. Poco después, se encuentra con el Programador.

La estudiada actitud indiferente de él, ya hace aguas por todas partes. No deja de ponerle las pilas, de intentar ayudarla a su modo, de darle consejos disfrazados de frases irónicas. Le explica que los sentimientos de las personas cambian con el tiempo. Alguien que odia, puede terminar amando, y viceversa.

Pero mientras habla con ella, mientras intenta hacerle entender el por qué de sus constantes fracasos, no puede evitar verse invadido por ese resquicio de emociones humanas que todavía conserva. Pequeño, pero intenso. Este creo yo que es el motivo por el que no pudo evitar ayudarla. Su situación, su desesperación, su modo de intentar sobrevivir, hacen que el Programador recuerde con intensidad su vida anterior. Ji Hyun le hace sentir HUMANO. Por eso lo exaspera tanto como lo emociona.

Ella está abatida, cansada… sólo quiere saber si merece la pena continuar. Sólo quiere que él le diga si existe alguien que realmente la quiere, para rendirse definitivamente si esto no es así (otra vez la idea de que nadie la quiere vuelve a emerger).

Y mientras ella se debate en su propio desaliento, la persona que realmente la quiere anda como león enjaulado pensando en ella. En ella como Ji Hyun y en ella como YiJei. Kang se desahoga con el chef. En algún punto YiJei miente… sobre que no tiene familia, o sobre no reconocerle cuando la vio en su casa… El chef, simplista como siempre, lo envía a buscarla. Enfrentarse cara a cara con todas sus dudas es la única forma de saber si realmente ella miente, si lo tiene en vilo por ella misma o por su semejanza con Ji Hyun, si hay algún otro motivo por el que se siente como lo hace…

Y allí está, en la puerta de su casa cuando ella sale… ¡y vuelve a actuar como si no lo conociera! Han Kang sólo puede seguirla hasta la cafetería en la que Yi Kyung trabaja. Y sí, en realidad trabaja allí. Entra, le pide un café, flipa cuando ella con total indiferencia lo apremia para que lo pague… ALUCINANDO. Y nosotras MUERTAS DE LA INTRIGA.

Kang mira la etiqueta con su nombre. Pone claramente Song Yi Kyung, joer ¡ES ELLA!

Su cara de plato cae sobre Kang como una losa pesada…

Él no se rinde, aunque todo indica que ella le está tomando el pelo de mala manera.

¿Eres Song Yi Kyun?

Sí, soy yo

INCRÉDULO…

¿Eres Song Yi Kyung?“… repite.

También me preguntaste esto ayer… ¿me conoces?

Incrédulo, totalmente fuera de juego, KO en el primer asalto, chicas. Sacude la cabeza en un gesto de negación absoluta, NO PUEDE CREER lo que está viendo y escuchando. ¿Cómo que le preguntó eso ayer? ¿Es que no se han visto hace un rato? ¿Pero qué narices pasa con esta chica?

La única conclusión a la que puede llegar después de esto, es que ella está choteándose de él en sus morros (y no le culpo, madremíademivida, qué fuerrrrrrte), y la consiguiente reacción es salir de allí cual cohete espacial, con un mosqueo de tres pares de webs. Totalmente decepcionado.

Son las tantas de la noche, pero Kang necesita desahogarse, contarles lo que acaba de vivir al chef y a su esposa. Los tres intentan buscar una explicación racional a algo que simplemente no la tiene. Song Yi Kyung es sin duda la mujer que ha visto, pero definitivamente NO es la que ellos conocen. Puede que esté pasando por un mal momento económico y por eso tenga dos trabajos que no quiere mezclar… o algo…

En este momento, sin saberlo, la frase de Kang, mencionando que desde que ella habló acerca de los 48 días le pareció rara, es cuando aflora una pista importantísima, de la mano del chef: él ha oído hablar de los 49 días en sus tiempos de monje, incluso explica en qué consisten, pero nunca escuchó nada sobre 48 días.

Paradójicamente, Kang se enfada cuando le escucha hablar de ello, rechazando esa idea por descabellada… ainssss.

Sé que no es el momento de decir algo así, pero la postura de Kang me parece ponedora en grado "demasié"

En fin. Mientras éstos tres se jalan el tarro, Ji Hyun, encerrada en casa de Yi Kyung, se deja abatir por la tristeza y la resignación: su padre se muere, su empresa está en manos del mismísimo demonio… y ella no puede hacer nada porque sólo es un alma en espera de lo inevitable, dado que nadie la quiere. Por lo tanto, toma una decisión. Arrojar la toalla, pero hacerlo a lo grande. Diciéndo quién es para evitar que su padre confíe en Min Ho, terminando así con sus 49 días, pero dándole a Il Shik la oportunidad de que se opere cuanto antes y agote sus esperanzas de supervivencia.

Al día siguiente, cuando Yi Kyung vuelve de trabajar, y anda comiéndose la olla con la nueva “rareza” en su vida, osea, la aparición de Han Kang, Ji Hyun se despide de ella. Le agradece el tiempo que ha sido recipiente involuntario de su alma, le pide perdón por no haber podido encontrar a esa persona tan importante para ella, y le desea de todo corazón que pueda ser feliz algún día.

Poco más tarde, siendo ya YiJei por última vez, le deja como regalo la única cosa que se le ocurre: una buena limpieza general del antro en el que vive.

Después, le escribe una carta a su padre, en la que le pide que escuche a YiJei, y que crea todo lo que ésta le va a contar, no sólo acerca de Min Ho y sus malas intenciones, sino sobre quién es YiJei, en realidad: su hija.

Mientras lo hace, y sin revelar su presencia, alguien la observa con la tristeza pintada en su cara:

Probablemente esté deseando intervenir de nuevo, y muy seguramente se sienta fatal al comprobar que ella simplemente ha terminado por rendirse. Pero no puede hacerlo, así que desaparece.

La siguiente persona en la que YiJei piensa, la tercera en su orden de prioridades, es Han Kang. Con sus mejores galas, monísima, se presenta en el Heaven, donde primero se despide de sus compañeros, anunciándoles que se marcha y dándole unos pequeños regalos en señal de agradecimiento.

Después, va directa a la oficina de Kang, que a causa del trasnoche anterior, anda pegando cabezaditas delante del ordenata… no sé si cuando lo saluda, él se sorprende más por tenerla allí, como si nada hubiera pasado, o por lo guapísima que está (le pasa otra radiografía completa).

YiJei le habla de modo informal, poniéndole la excusa de que es mayor que él, y de que, no por vivir diez años en USA, puede haber olvidado las costumbres de su país. Pero yo creo que es porque necesita despedirse de él siendo tal cual era Ji Hyun, y ese modo de tratarle, va incluido en el lote.

Han Kang se lo toma relativamente bien: esta tía tiene múltiples personalidades… Está a punto de pedirle explicaciones a grito pelado, cuando ella lo interrumpe, y le pide que la deje hablar aunque sea un minuto…

El diálogo que viene a continuación, chicas, es tremendo. Contiene todo lo que YiJei siente, lo que piensa sobre cómo ha dejado que él piense cualquier cosa porque no podía revelarle la verdad… pero es también la propia historia de Kang, y de los sentimientos que éste ha estado siempre escondiéndole a Ji Hyun. FLIPAD:

Alguien dijo una vez, que el amor es dejar que alguien te malinterprete, porque esto hace menos daño. Si quieres a alguien mucho, a veces es mejor no dar explicaciones si no quieres herir a esa persona. Prefieres que se equivoque contigo antes que hacerle daño… Lo mucho que duele hacer eso… ahora lo sé. Esconder tus sentimientos es mucho peor que no saber de ellos. Así que… este es el fin

Han Kang, que no ha dejado de interrumpirla con sus ironías, ahora escucha con muuucha atención, y contempla cómo ella le presenta una carta de renuncia, al tiempo que se despide, mientras sin que él lo sepa, en su interior resuena la frase “cuídate mucho, Han Kang“.

Después le dice que se va. A algún lugar lejano.

La cara de él es algo así como un “¡¡¡NOOOOOOOOOO!!!” Y la cara de ella se parece demasiado a un “yo tampoco quiero irme“.

Pero claro, ahora sí, Kang reacciona a la tremenda. Lo entiende todo al revés. Ese discurso sobre dejar que la malinterpreten y tal, mezclado con la posibilidad de cuádruple personalidad que él está barajando, y añadido al sentimiento de pérdida, junto con los celos enfermizos, hacen que él se monte un cocktail mental explosivo… En el que sólo se le ocurre la idea de que ella vaya a volar junto a Min Ho. Acabáramos.

Por supuesto que ella lo niega, pero Kang está convencido, por lo de la noche anterior, de que ella miente más que habla, así que sigue en sus trece, gritándole que, si desde el principio andaba tras de Min Ho, sólo tenía que haberlo dicho.

YiJei le pregunta por qué se preocupa tanto por el novio de su amiga, si en realidad ellos no eran íntimos. Y Kang, que en ese momento está siendo sincero respecto a lo que siente por YiJei, le da el mazazo final a la pobre Ji Hyun que hay dentro de ella, al decirle que no está hablando de su amiga, sino de Yi Kyung. Conclusión: a Han Kang también le importa Ji Hyun un webo de pato. No se puede ser más desacertado, tanto uno hablando, como la otra interpretando lo que dice…

Iracundo, Kang la toma con ella, la acusa de ser pura fachada, de haberle mentido fingiendo ser algo que no es… preguntándole quién era la mujer que vio la noche anterior…

Pero ella estalla, y finalmente, muy dolida, le dice lo que quiere escuchar. Satisface su curiosidad, pero no hablándole de YiJei, sino de lo que cree que a él en realidad le interesa: Yi Kyung.

“‘¡¡BASTA!! ¡¿Qué quieres saber?! ¡¿Tienes tanta curiosidad sobre Yi Kyung?! ¡Song Yi Kyung es una huérfana, no tiene nadie con quien desahogarse ni con quien hablar! (habla de Yi Kyung, pero vamos, si lo dijera de ella misma, sería igual). ¡Nadie la quiere! (esta es la idea de la que os decía que se ha ido convenciendo hasta llegar a la plena certeza en este momento). ¿¡CONTENTO!? Así está bien“.

Terminado su monólogo, se va con viento fresco, mientras él, más enfadado si cabe, le grita que le parece perfecto. Que se vaya y no se atreva a volver. Para después encerrarse en su cueva, a debatirse entre el mosqueo soberano y la rabia por su marcha.

No mucho después, saldrá de su escondite y se pondrá a ayudar a sus empleados, que andan moviendo macetas de un lado para el otro en el Heaven. El chef encontrará un objeto escondido en ellas… ¿¿un sello?? Tanto el ahjussi como Kang se quedará totalmente alucinados cuando, al abrirlo, descubran que se trata del sello de Ji Hyun.

Por la calle, YiJei llora, convencida de que Kang no la quiere, de que él sólo ve a Yi Kyung delante suya, de que sólo sus padres la aman realmente… Ahora que se va, que sabe que no lo volverá a ver… cuánta ilusión le habría hecho que él la despidiera con palabras cálidas.

Su próxima y última visita programada, es a su casa, a ver a sus padres. Va a revelarse, terminará con los 49 días que no le han servido de nada, y utilizará lo que sabe para proteger a sus seres queridos, aunque tenga que irse para siempre por ello.

Pero al entrar, sin que ellos la van, les oye discutir sobre el tema de la operación. Su madre, insistiéndole a su padre para que se la haga, y el padre (aquí lloramos otra vez, fijo) desesperado, llorando como un niño, negándose. No queriendo perderse por esa operación o por el 70% de posibilidades que tiene de morir en ella, el momento en que su hija despierte, para abrazarla, o el momento en que ella muera, para despedirla. Pidiéndole a su mujer que no le quite esa oportunidad. Resistiéndose a dejar a Ji Hyun sola durante su operación, luchando egoístamente por su vida, mientras ella hace lo propio por la suya sin él ahí para protegerla con su presencia.

YiJei sale de allí envuelta en lágrimas.

Vaga por las calles, mirando a su alrededor, viendo a la gente corriente caminar de un lado para otro, ajenas a lo valioso de sus vidas. Se toma unos segundos para observar su entorno, como queriendo grabar todo lo que le rodea en su retina.

¿Alguien puede ayudarme? Por favor, Dios, sálvame. Quiero vivir ¡Quiero vivir!

Y de repente, como si de una respuesta de Dios se tratara, se oye un ruido de una gota caer. YiJei, sorprendida, echa mano a su colgante, y llena de asombro, descubre en él lo que nunca, ni en sus mejores sueños, esperó obtener de esa manera (y nosotras TAMPOCO): HAY UNA LÁGRIMA DENTRO.

La chica llora de nuevo, esta vez de la alegría.

YiJei por fin sonríe de nuevo.

Así termina este capítulo 10 de “49 days“, de una manera que JAMÁS podríamos haber imaginado. Llevo desde que lo vi jalándome el tarro sobre quién puede haber llorado esa lágrima pura, y creo que me voy a volver loca, porque toda hipótesis sobre cualquiera de los personajes, es totalmente posible (excepto en el caso de los padres, que no cuentan).

Así que, para terminar, os dejo una encuestita, porque sé que andáis en las mismas. Y os pongo a todos los personajes que se me puedan ocurrir, porque en “49 days” ya sabéis que TODO ES POSIBLE.

Dejaré la encuesta activa hasta que por fin lo averigüemos, y espero que esto sea pronto, o me va a dar un algo de la comedura de tarro con todos los frentes abiertos que tiene este drama.

 

Listado de capítulos: 49 DAYS.
Esta entrada fue publicada en 49 days, Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Jo Hyun Jae, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a 49 DAYS, episodio 10. Vais a llorar un océano.

  1. Jitako dijo:

    Las amo, por hacer tan buen trabajo… como dicen ustedes… flipando de colores… completamente alucinando con el buenorro de Han Kang (donde podré encontrar un hombre así)… esperando el 11, gracias lobitas…

  2. MARITZA dijo:

    NUNA,REALMENTE BRILANTE TU RESUMEN-COMENTARIO NOS HACES VIVIR SUPER EMOCIONADAS LAS ESCENAS COMO SI FUERAMOS PARTE DE LOS EXTRAS,QUE TRISTE LAS HISTORIAS DE LAS DOS MUJERES,CREO QUE Yi Kyung TUVO UNA VIDA FELIZ ,MUY CORTA YA QUE SU NOVIO SE FUE,CREO QUE LA ROSA MARCHITA ES DE EL QUE SE LA DARIA CUANDO DESPUES DE LA DISCUSION SE IBAN A RECONCILIAR,SABIA QUE ERAN PAREJA PORQUE LA MIRADA QUE LE DIO EN EL CAP 8 NO ERA DE HERMANO CON TANTA PASION Y DOLOR.AHORA HAN KANG AMA A YiJei PERO NO LO DICE,AUNQUE TENGO MIS CORAZONADAS DE COMO ACABA TODO ESTO Y CLARO NO LO VOY A DECIR,PORQUE QUIZAS ME EQUIVOQUE,ESPERO QUE ALGUIEN DE LAS DOS SI NO FUERAN LAS DOS SEAN REALMENTE FELICES.GRACIAS POR TODO Y SORRY POR LO LARGO DE MI COMENTARIO,AH SI NO FUERA MUCHA MOLESTIA ESTARAS VIENDO LA NUEVA SERIE DE MBC OYES MI CORAZON?SI PUDIERAS HACER LAS REVISIONES CLARO ES UNA SUGERENCIA LAS ESTOY VIENDO Y ES MUY LINDA PERO TU SABES EN VIIKII NO HAY ACCESO DE VERLA AL ESPAÑOL Y ES DIFICIL ENTENDER,EN FIN,GRACIAS POR TODO,TE LEO EN LA SGT REVISION,UN BESO.

  3. nanahachi dijo:

    La verdad que el capitulo 10 ha sido el mejor hasta ahora. Pasan tantas cosas!!!

    La primera escena, Kang ponedorcisimo to loco pa no variar. Pobre, me da pena porque su intuicion es correcta, pero no puede asimilar que sea verdad. Solo sabe que no sabe nada el pobre…. Y ella desesperada por que no la descubra y se vaya todo al traste. Gracias a que aparece el chef. Creo que el cocinero tiene miga y tengo mis teorias sobre el.Luego fuera, mas calmado, la manera como le pide el numero de telefono me parece super tierna. Esta medio enfadao aun, pero preocupado…. Y ella, que se cree que se pone asi porque la odia. Porque no le gusta que otra persona le recuerde a Ji Hyun…. Vaya dos…..

    Por favor, alguien pude mandar un oculista a esta serie?? LOL ahi nadie ve a nadie eh??? ni aunque lo tengas a dos palmos XDDDDD Yo pensaba en el anterior capi que Seo Woo si habia visto claramente a Min Ho, pero ya veo que no.

    Que pena cuando YiJei intenta ver si con su amiga podria haber una lagrima, pero la otra esta mas preocupada de otra cosa. Creo Sonia que lo que dices sobre tu teoria es totalmente cierto.

    Que pena me dan los padres de YiJei, no se las veces que lo he dicho ya. La escena de el, que no puede ni coger la cuchara es muy fuerte…. bueno todas las escenas de ellos del hospital son de llorar hasta ahogarte TT____TT

    jajajaja Yo creo que le tengo tanta mania a Min Ho que simplemente no puedo concebir que sienta nada bueno por nadie…. puede que sea cosa mia no lo voy a negar, y que realmente sienta algo por ella, pero no puedo verle con esos ojos >_< Y como le odio tanto, de verdad que creo, que quiere que el padre se opere pa quitarselo de en medio y quedarse con todo… Y si digo lo que siento, no me gustaria que hicieran a este personaje bueno en ningun momento XDDDDDDDD Es malo malo y quiero que siga siendo malo malo, pero pagando por su maldad.

    La escena del picnic es… es…. tan bonita, y tan increiblemente triste a la vez…. Verlos tan felices y buscando casa, teniendo un futuro juntos. Y verla ahora a ella asi. Otra escena que me hace llorar cada vez que la veo. Lo que me gusta es saber por fin que es novio y no hermano. A mi por lo menos me gusta mas que sea asi.

    BRUTAL!!!! La primera escena donde ellos se encuentran, ese escena que todas esperabamos…. ella que va a su bola claro, porque no lo conoce. Y el que ya no puede con su vida. Su cara de desconcierto cuando ella le pregunta que quien es….. Su cabeza solo puede pensar en que sea una gemela, una solucion medianamente normal, algo que el pueda entender….

    ¿Porque lo firma? ¿porque? ¿no habiamos quedado que lo de la foto era una señal del destino? ¬¬

    Ufff Uffff!!!! Mi cabreo con la NO amiga diciendole que ODIA a Ji Hyun, a la otra pobre alma cantara, que no se entera de nada y no sabe a que viene esto ahora…..

    TTT_____TTT a llorar otra vez. No puedo con la escena donde ella se entera de la enfermedad de su padre. Siempre que la veo acabo llorando. Es realmente cruel la verdad. Suponia que se enteraria de mala manera…. pero esto es mucho peor que malo. La mirada de ella luego cuando el entra es… BRUTAL! Yo tb espero que ella se acuerde de la combinacion. Porque verla llorar de esa manera al final de esta escena, te rompe el corazon si o si….

    Me encanta que Kang le mienta al ENFERMO. No solo porque parece que espabila con respecto a su "Hyung", si no porque me encanta que Min Ho se quede con las ganas. YESSSSS!!!!

    No se cuando me gusta mas Kang, si ponedorcismo en plan machote. O cuando va hacia ella como un corderito solo por preocupacion. ♥ Genial como el chef le empuja hacia a ella una y otra vez. Para que le lleve una taza o para que vaya a buscarla y se aclare.

    Otro que me encanta. Las escenas del programador siempre son geniales. Bien porque me haga reir con sus cosas, bien porque se ponga emocional. Siempre que parece sabes que la escena va a tener algo.

    Y llega el segundo encuentro. Ese que se veia venir en la preview. El pobre ya no puede alucinar mas. Su cara cuando entra, le pide el cafe y ella le pise la pasta sin mas, es un poema. Es que no lo se puede creer. Y ya despues cuando repite su nombre, y ella solo le recuerda del dia anterior…. se cabrea, se va confundido, no sabe que pensar…. o si. ¿Esta tia me esta vacilando?

    Aisssss el chef…. aisssss el chef…..

    Otra escena de llorar. Por dios que triste cuando ella se esta despidiendo de su recipiente. Me encanta como le pide perdon por no cumplir su promesa, y como le desea de corazon que pueda ser feliz. ¡Que amor de niña! Que triste verla escribir esas cartas, y como cuida de su unnie hasta el final haciendo lo unico que puede. Y no hablo del momento cuando aparece el programador y desaparece porque tela….

    Buffff verla a ella despedirse de Kang Buffff Esa manera de hablarle informal, alegre…. esa frase que ella le dice….. joe, no puedo con mi vida. Y la reaccion de el, celoso y con la cabeza hecha un lio…. Es como el ultimo mazazo que ella necesitaba para creer que nadie la quiere. Como bien dices: "No se puede ser más desacertado, tanto uno hablando, como la otra interpretando lo que dice…"

    Lo flipoooooooooooooo cuando encuentran el sello, lo flipe en serio, creo que tanto o mas que Kang XDDDD. Y buffffffffff la escena de los padres… ooooooooooootra vez a llorar leñe!!!!

    Y esa escena final con ella buscando un motivo por el que vivir… y TOMA YA!!!! consigue su primera lagrima!!!! Yo creo que es de Kang, aunque tb he barajado la posibilidad del programador… pero creo que es mas probable Kang. Aunque con esta serie nunca se sabe la verdad.

    DESEANDO VER EL 11!!!

    • Nuna dijo:

      Nenaaaaaa, este capi, ajjajaaaa, se puede decir que lo vimos juntas. Pero es que lo vuelves a ver y te emociona.

      Yo pensaba que Kang en modo LOST era la leche, pero nena, lo prefiero en plan SuperMachoteCampeón, ainsssss, no puedo con mi vida. ¿Qué estará pensando hacer? Cuál será su reacción ante lo del sello?

      Y ella, creo que por el final que hemos tenido ha cambiado de opinión, y como tú, creo que ha encontrado la energía que necesitaba para continuar.

      Uffff, lo que hemos llorado tía, pero sí, la escena donde se entera del tumor de su padre es bestial. Esa mirada que le echa a Min Ho cuando vuelve… joer me la echan a mí y me acoj*no. Pero bueno, la chica ha espabilado, ya no hay nada peor que le pueda ocurrir (espero), así que, con toda la información, ahora sólo le queda tirar palante y cargar con todo como una burra.

      Y no va a carecer de gente que la ayude. Es más, creo que Kang no va a tardar en buscarla. Primero, porque ella le gusta, y segundo, porque con todas las cosas raras que ocurren con ella, no creo que pueda resistir la tentación de investigar más.

      En fin. Nos queda un rato…

      • nanahachi dijo:

        Nena, yo hasta mañana me voy a quedar con las ganas…. maldita mi suerte leñe!! con lo divertido que es ir viendolo y comentando…

        Esta claro que la lagrimilla le ha llegado en el momento justo. Si pensaba que nadie la queria, ahora sabe que si, sabe que por lo menos hay una persona (a parte de sus padres) por la que seguir luchando. ^^

  4. Yocelyn Gonzalez dijo:

    yo vote por otros. y como pides explicralos… bueno puede sonar muy producido y todo eso, pero que tal si el papa no es el papa, el programador dijo que los lazos sanguineos son inevitables, pero si ella es adoptada, que muestra de amor mas sincero que el papa no quiera operarse solo para ver a su hija, dejar de lado su salud por acompañar hasta el ultimo momento a esa niña que crio y ama aunque no sea su hija.
    son mis conclusiones.

    • makino dijo:

      pero, ellos ya lloraron en los capis anteriores ¿no?, la mamá y el papá de ji hyun , al comienzo de la serie… recien ocurrió el accidente.. .ahkdljflksfls OTOKEIIOOO
      este drama me tiene loca!! 😀

      • Nuna dijo:

        Los padres y familiares no cuentan. Ella tiene que conseguir que tres personas que no sean familiares lloren lágrimas puras.

      • Yocelyn dijo:

        si es verdad que lloraron antes, pero no recuerdo si fue antes de que hiciera el trato, ademas uno muchas veces llora por lo chocante de la informacion o noticia que acabamos de recibir.
        gracias por responder. 🙂

        • Nuna dijo:

          Los amigos lloraron cuando Ji Hyun tuvo el accidente y fueron a verla al hospital por primera vez. Todos, menos Kang, que se aguanta las lágrimas como puede. Y como bien dices tú, fue entes de hacer el trato. Osea, que por lo que parece, no vale, tienen que volver a llorar.

          Que yo recuerde, en ese momento, además de los padres, lloró Min Ho (pero las lágrimas de este tío serían del color que va más allá del negro), In Jung (idem de lo anterior), Seo Woo y sus padres (que no cuentan y que han vuelto a llorar taco de veces).

          Ya tenemos una lágrima después del trato… ¿de quién será? Jejjejeeeee.

    • Nuna dijo:

      Es una posibilidad más. Ya sabes, en este drama siempre ocurre lo inesperado…

  5. Glas dijo:

    Genial sabia que este capitulo tenia tanto.
    Estuvo buenisismo pobre Kang-ah se me va a volver loco por personalidades múltiples, por celos y por sus propios fantasmas,
    Tambien pobre YiKyung si era su novio tambien me da tanta pena ver como no vive cada dia recordando a su amor, que hara el programador….
    Lo de los papas es muy triste…pobre omoni
    Yo creo que la lagrima es de la propia JiHyun (YiKyun ) recuerdo creo que en el capitulo pasado el programador le pregunto si ella podía llorar lagrimas puras, y la pobre anda tan triste pensando que nadie la quería que es posible y si consideramos que el programador excluyo a familiares y no a uno mismo puede ser posible.
    Muero por ver el 11 y claro por leer tu revisión

  6. may dijo:

    ayyy ke MEGA capitulo, como dicen estuvo genial
    pero tengo muchas dudass no se que pasara pero segun yo al pedirle a Dios que la ayude es El kien le da la lagrima o la señal, aunke de igual modo podria ser por medio de papa que no sea su papa-papa, mmmm ayyy yo sufrooo mi Dios! me como las uñas y todo!, estoy en ascuas, segun yo fue una señal divina pero esta se puede manifestar de muchas formas XD….. bueno esta bien esperare a ver el 11

    saluditos

  7. veruki86 dijo:

    !!!!Madre Mia!!!! Esta serie va mejorando por cada capitulo que sacan. Y por cada capitulo que veo se me acorta la vida xD
    Este Capi lleva de todo en el menu. No se le han olvidado nada. Estres, tension, angustia, tristeza, desesperacion y por ultimo esperanza, que combinacion de sentimientos. Simplemente me encanta y me vuelvo loca por las incognitas tambien.
    La revisión magnifica. 😀
    Oh Dios, no se que deparara el proximo capi pero tendre que tomarme un valion o no llegare al final de la serie sin que me de un jamacuco.
    Estoy loca por saber quien le ha regalado la dichosa lagrima a la pobre, menos mal, ya era hora. Creo que ha sido el programador, esa imagen de él en el espejo, mientras que ella escribe la carta al padre, me resultó raro que no se le apareciera y le echara un discursito de los suyos sobre lo que estaba pensando hacer, porque aunque diga que no puede involucrarse al final acaba ayudandola y creo que esta vez tambien se involucro dandole su primera lagrima.
    Madre de dios que nos deparara el proximo episodio. Ah por cierto, Hola a todas jeje : D Tenia tanta ganas de comentar desesperadamente sobre lo que me habia parecido el capi que pierdo hasta los modales, gomen.
    Besikos a todas 😀

  8. Nelly macias dijo:

    esta muy padre te qedas clavado peroporfavor deberian sub ala español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .