My Princess, capítulo 8.

Con la cara de lelo de Hae Young y su posterior arrebato, terminábamos el capi siete.

¿Qué pasará ahora que no tenemos PRE?

Pues lo primero de todo es dormir la mona, así que Park Hae Young (Song Seung Hun) acuesta delicadamente a la Princesa en su habitación de hotel y la arropa. Después la mira un poquito y se apesadumbra antes de marcharse en mitad de la noche… no está contento. ¿Se arrepiente por haberse entusiasmado demasiado o hay algo más?

Sí. Lo hay. Él recuerda perfectamente aquel encuentro que tuvo con ella cuando eran pequeños… recuerda haberle preguntado a su padre quién era, y que éste le dijera que era una princesa. Lo que pasa es que ahora entiende todo lo que significa, y entiende también que lo que le han contado es cierto. ¿Podrá seguir haciéndole daño a Lee Seol (Kim Tae Hee) ahora que sabe que sus desgracias las provocaron tanto su abuelo como su padre?

Lo único que sabemos es que cuando la Princesa despierta, lo hace sola, porque Hae Young está de camino hacia Seúl, y ella es sacada de allí por los guardaespaldas del Presidente Kang, que la retienen en el coche, y le quitan el teléfono. ¿Qué está pasando aquí?

La respuesta llega pronto de mano del propio Park Hae Young, que la llama para explicarle lo que ha pasado. Es parco en palabras, y va todo roto al decirlas: “te he abandonado. No puedes asistir a la rueda de prensa, incluso si te las arreglas para llegar a tiempo, no te dejarán entrar”.

Así que, a la hora fijada para la rueda de prensa, la Princesa no está, y Park Hae Young no sale de su habitación… ¿está retrasando todo a sabiendas, con la última esperanza de que llegue y sea ella misma quien le detenga, o es una estrategia más para poner nerviosa a la prensa?

Por fin sale y se enfrenta a los reporteros. Comienza la rueda de prensa sobre la Familia Real y la entrada de Lee Seol en palacio… pero sin ella. Y dado que ella no puede asistir, habrá una conferencia de prensa más adelante donde esté presente, pero Hae Young aprovechará la ocasión para hacer unas declaraciones… sobre el Emperador Lee Han.

De esta manera, Hae Young deja a todo Ares estupefacto, al confesar que fue el padre adoptivo el que cometió el delito (algo que Lee Seol NO quería que hiciera bajo ningún concepto), y también aprovecha para desligar su presencia en el palacio del emporio empresarial de su abuelo, alegando que está allí sólo como tutor de la princesa.

Ante esto, la pobre Lee Seol no puede hacer nada, porque está retenida por sus propios guardaespaldas, y sólo acierta a enterarse de que la rueda de prensa se ha llevado a cabo, cuando por fin le devuelven el teléfono y recibe la llamada del profesor (Ryu Soo Young) , al que le pide que retrase todo lo que pueda el evento. Aunque no tardará demasiado en ver la comparecencia por internet, y flipará en colores cuando vea lo que Hae Young le ha hecho.

Las reacciones ante lo que acaba de ocurrir de nuestros personajes, son diversas. Nam Jung Woo está sumamente cabreado, por el hecho de que Hae Young haya hablado del padre adoptivo de Lee Seol sin permiso de su familia, y por el hecho de que la haya retenido para evitar que asista a la rueda de prensa.

Park Hae Young responde a sus protestas con cinismo e indiferencia, pero no puede evitar sentirse incómodo con el exceso de celo del profesor hacia la Princesa. Su última frase es lapidaria: “eres genial. Tú sí puedes ayudarla…”

Más tarde, Hae Young tendrá que enfrentarse a Oh Yoon Joo. Ella tiene una visión bien distinta de lo que acaba de pasar. Según ella, no ha hecho más que ayudarla a Lee Seol a limpiar la imagen de la Familia Real, y a que pueda continuar aspirando a ser la Princesa. A esta tía no le importa el débil argumento que esgrime él, y que se basa en el dolor que le producirán al tener a su familia muy mosqueada con ella. Yoon Joo es práctica, y sabe que tras unos días de tristeza, Lee Seol podrá seguir siendo la Princesao, eso si finalmente no consigue recuperar la confianza de los suyos, y todo queda en agua de borrajas.

Tercer asalto, responder ante el abuelo. El Presidente Kang no está del todo conforme con lo que su nieto acaba de hacer, pero aún así, le ha dado cierto grado de satisfacción. El pobre, ha conseguido que Lee Seol le desprecie, algo que para el abuelo es positivo, pues no le gusta nada la estrecha relación que podría desarrollarse entre los dos, y de paso, la imagen de la Familia Real ha quedado inmaculada. Sin embargo, es triste, muy triste cuando el Presidente pregunta dónde está la chica, a lo que Hae Young responde bastante roto: “probablemente ella está llorando en alguna parte” (y yo sin poder evitarlo, parece querer añadir).

La única persona que se muestra totalmente satisfecha con lo que él ha hecho, es el secretario del Presidente. Le felicita por la hazaña y le confiesa que su abuelo debe estar satisfecho… pero como ni el propio Hae Young está satisfecho consigo mismo, le responde que no lance las campanas al vuelo. Quizás él haya seguido los deseos de su abuelo, o quizás tenga un plan alternativo para salirse con la suya y éste sólo sea uno de los pasos a seguir… nadie debe olvidar que sigue siendo hijo de su padre, y de tal palo, tal astilla.

Pero ¿dónde está Lee Seol?

En principio, la Princesa quería llegar a palacio lo más pronto posible para intervenir, aunque fuera tarde, en la rueda de prensa. Pero las declaraciones de Hae Young hace que cambie totalmente de opinión, y que se marque un nuevo destino: la posada de su madre. Lee Seol tiene que ir allí y explicarles que ella no ha tenido que ver nada en ese asunto, tiene que pedirles perdón y aclarar las cosas con su madre y con su hermana.

Pero por más que aporrea la puerta, ellas no le abren. Su hermana, porque está envenenada por el rencor y por la envidia; y su madre, porque ve en lo que acaba de ocurrir la excusa perfecta para que Lee Seol pueda vivir su propia vida como princesa sin tener el lastre de su familia adoptiva.

Lee Seol llora y llama una y otra vez, pero no obtiene respuesta, y es así como la encuentra el profesor Nam Jung Woo, que la conoce lo suficiente como para adivinar que se había dirigido allí.

Jung Woo la monta en su coche, y allí, al margen de consolarla, le da la fuerza necesaria como para tomar la decisión del camino que tiene que seguir a partir de ese momento.

Según él, la princesa tiene sólo dos opciones: salir del coche y volver con su familia, olvidándose de ser Princesa, o volver a palacio y aceptar su condición real con todo lo que conlleva. Desde su punto de vista, como persona, no ha hecho nada malo al dejar todo atrás y acudir a su familia en ese momento límite… pero como Princesa, debería haber llegado a toda costa a esa rueda de prensa, dejando los asuntos familiares para después. Su problema, no es que Hae Young le haya dado una puñalada trapera, o que Oh Yoon Joo tenga todo el control que tiene; su problema es que ha sido ella misma quienes les está permitiendo a ambos tomar las decisiones y llevar las riendas de su vida. Eso es lo que ella debe cambiar, y a partir de ahí, deberá solucionar uno a uno sus problemas.

Gracias a estas palabras, Lee Seol toma conciencia de la importancia de su posición, tanto para los ciudadanos coreanos, como para la propia historia de su país. Y claro está que vuelve. Entra en tromba más bien.

Primero se enfrenta a Yoon Joo, que la está esperando para afearle en todo lo que pueda, y después… va directa a por Hae Young.

Este es el asalto más importante al que Hae Young tiene que enfrentarse. Unos lo felicitan, otros le critican, pero intuyo que a él le importa muy poco lo que los demás piensen, y sí está bastante preocupado por la reacción de Lee Seol.

¿Y qué tiene en la cabeza nuestro Park Hae Young? ¿Por qué ha hecho lo que ha hecho? ¿Es por venganza, por ayudarla, por su plan de evitar que sea Princesa y le arrebate todo?

Yo tengo la teoría de que ni él mismo lo sabe. Su maraña emocional es tan grande, que creo que ha buscado la solución menos mala para ganar tiempo. Hae Young está atrapado entre su abuelo, su padre, Lee Seol y Oh Yoon Joo. Tiene que contentar a todos, aunque sólo quiera contentar a la Princesa. La pérfida no se equivoca al pensar que la ha ayudado. Lo ha hecho. Ha evitado que asista a una rueda de prensa para la que no estaba preparada, y ha desviado la atención de la prensa de ella, al lanzar la bomba de su padre adoptivo, limpiando la imagen de su verdadera familia por el camino. Con esto, le da un golpe que pensaba que aplacaría a aquellos que quieren hacerle daño, aunque con la astuta Yoon Joo la jugada no le haya salido bien. También ha conseguido ganar algo de la confianza perdida de su abuelo, mostrándole que está siguiendo sus órdenes, y también que no existe nada entre él y Lee Seol, dado que acaba de hacerla sumamente desdichada.

Hae Young ya no sabe si debe seguir poniendo piedras en su camino por él mismo, si debe ayudarla para resarcirla del daño que le hizo su padre, o qué debe hacer con ella…

Pero lo que está claro es que sabe que, una vez ella regrese, al primero que buscará será a él, para bien o para mal, y la espera…

Lee Seol aporrea su puerta con rabia, y Park Hae Young, tras unos momentos de vacilación, sale a dar la cara (joooer y qué cara, es que es GUAPO HASTA MORIR).

Lee Seol está fuera de sí, le insulta y le grita, le echa en cara lo que ha hecho, y le pregunta repetidas veces cómo pudo hacerlo, en plan “¿cómo pudiste TÚ, precisamente TÚ, hacerme esto a MÍ?”

Hae Young la deja explayarse, mientras la observa con una mezcla de frialdad y comprensión. Está intentando como puede permanecer impasible, y si ella no estuviera tan enfadada, probablemente se daría cuenta de cuánto le cuesta fingir indiferencia.

Pero cuando por fin habla, es para dejar las cosas claras… o no. Porque que en un principio le diga que fue ella misma la que le dijo que como huérfana estaba acostumbrada a estar sola, vale. Que le diga que nadie, ni él mismo, puede protegerla ahora, vale.

Que sea rudo con ella, o que le pregunte en base a qué ha dado por supuesto que precisamente él la ayudaría, vale. Que le deje cristalino que perder a su familia no es la consecuencia de lo que él ha dicho en la rueda de prensa, sino de su propia decisión de ser Princesa, vaaale.

Pero lo que le dice para terminar con su monólogo, nos deja a todas transtornadas, y a Lee Seol medio loca, así que paso a traducir literal:

¿Quién te crees que eres? ¿Qué valor crees que tienes para mí? ¿Por qué razón tendría yo que ayudarte? ¿En qué te basas para creer que estoy de tu lado? (JOER, EN QUE TE LA HAS MORREADO VIVA, ¿TE PONGO UNA FOTO?). ¿Crees que fui yo el que provocó que perdieras a tu familia? No. Fue tu decisión. Cuando decidiste ser princesa, ellas dejaron de ser tu familia, ¿no es cierto? Muchas más cosas dolorosas y aterradoras seguirán ocurriendo, ¿y tú te hundes por esto?

Lee Seol llora impotente, pero él sigue y sigue… cruel e implacable.

“¿En base a qué estás capacitada para ser una Princesa? ¿Quieres volver atrás? ¿Quieres que tu familia te perdone? ¿¡Quieres recuperarla!? ¡Entonces renuncia a ser Princesa! ¡Si renuncias, entonces puedes volver a ellas!

… Y también volver a mí…

¿¿¿???

¿¿¿???

¿PERO QUÉ NARICES HA QUERIDO DECIR CON ESO? ¿Hemos entendido lo que hemos creído entender?

¿Es esto una expresión de anhelo? A mí me parece que sí.

¿Le está queriendo decir que sólo si renuncia a su derecho de nacimiento, podrá tener alrededor a las personas que la quieren… incluído él mismo?

No sé si Lee Seol entiende el significado amplio de esta súbita declaración (de amor, ¿eh?), pero el caso es que la deja flipada y sin argumentos. El careto de la chica es un poema.

Así que, aprovechando que ha dicho todo lo que tiene que decir, y que la ha dejado totalmente impávida, Hae Young vuelve a su habitación, después de suspirar profundamente. Ha sido muy duro para él. Hacerle daño, mostrarle que no se arrepiente, seguir haciéndole más daño cuando le escupe sus verdades… tratar con todas sus fuerzas de no flaquear en el instante en que ella le confiesa que confiaba en él… y dejarle como colofón esa puerta entreabierta, esa rendijita por la que la luz para ellos todavía puede entrar. No puede explicarle todos sus motivos. No puede decirle que por culpa de su padre ella vivió su infancia en medio de la pobreza y huyendo… hay muchas cosas que no puede explicarle, pero puede darle una solución buena para todos: ella no es Princesa por decisión propia, él no pierde su dinero y su abuelo no tiene nada que reprocharle… los dos pueden vivir felices. Es eso, ¿no? ¿Es ese el plan de Park Hae Young?

Pero si Lee Seol ha entendido sus intenciones, la decisión que él le plantea no es más que otra encrucijada para la Princesa. Si el diálogo entre ellos ha sido intensísimo, la escena que viene a continuación no lo es menos, aunque no se digan una sola palabra.

Lee Seol llora delante de su puerta, y Park Hae Young llama al servicio para que se hagan cargo de ella, pero tiene que hacer verdaderos esfuerzos para no ir a consolarla.

Al final se rinde y se dirige a la puerta, y sólo escuchar a través de ella que el servicio ha llegado, le impide salir a buscar a SU Princesa.

Ainssssssss. Qué grande.

Vale.

¿Y ahora qué? Mientras Lee Seol permanece en su habitación pensativa, tratando de dilucidar cuál serán sus siguientes pasos, Oh Yoon Joo se dedica a investigar por qué se permitió que la princesa abandonara el palacio la noche anterior. Después amenaza al servicio con despedirlas si la Princesa da un solo paso fuera o dentro de palacio sin su permiso… acabáramos, ¿también la va a secuestrar en su propia casa?

El servicio, en concreto su doncella de confianza, y muy a su pesar, no tarda en poner el práctica las directrices de Yoon Joo. Ocurre cuando la Princesa, angustiada porque su familia no atiende sus llamadas, y al recibir un mensaje desde el móvil de su madre (enviado por su hermana), pidiéndole que no vuelva a llamar, intenta salir para hablar con ellas.

Esta muchacha, que suele defenderla y creo que la quiere bien, casi le suplica que no lo haga, aunque sea por proteger sus empleos… y Lee Seol sucumbe, no sin flipar al saber que todo el servicio tiene las mismas órdenes.

Después, es la bruja misma, la que se presenta en su habitación (en este drama nadie llama a la puerta), para marcarle el territorio. Para recordarle que no puede hacer nada sin que ella lo autorice y que no es más que una marioneta en sus manos.

Es increíble la forma en que esta tía se muta cuando no hay gente delante, para convertirse en una copia barata de la Bruja Avería y perderle el respeto constantemente a la Princesa de su país… tremendo.

El problema que tiene es que después de su ausencia en la rueda de prensa, corre el rumor de que la princesa ha muerto. Si tan sólo Lee Seol pudiera aferrarse a esa idea y desaparecer… pero como sabe que no va a aceptar hacer una cosa así, le propone que vaya a un hospital y que finja una enfermedad.

Pero Lee Seol no la escucha. La echa de su habitación y prepara el contraataque. Al poco rato, y siguiendo sus órdenes, todo el personal del palacio está reunido frente a ella. Lee Seol entra en la sala y cruza miradas con los reunidos. Mirada de desafío a Yoon Joo, mirada de aliento entre ella y el profesor… mirada de rencor y desprecio a Hae Young.

Pero son demasiados, así que para que los que están al fondo la vean, se quita los zapatos y se sube al sofá.

Lee Seol se disculpa por no haber asistido a la rueda de prensa (aunque no fue culpa suya), y les asegura que, a partir de ese momento, tratará de actuar de acuerdo a su posición. Ahora ya no tiene miedo de enfrentarse a esa situación tan imprevista como repentina, así que, aunque antes sólo quería entrar a palacio para limpiar la imagen de su padre, ahora, que entiende que él es parte de la Familia Real, y por lo tanto, ella también lo és, está dispuesta y deseosa de cumplir con sus obligaciones, de forma que todos se puedan sentir orgullosos de ella (algunos ya lo están, el profesor babea, y el diplomático se está derritiendo por momentos).

Cuando con sus palabras sinceras ya ha captado la atención y la simpatía de los presentes, entonces suelta la bomba… quiere aprovechar la ceremonia para la instauración de la Familia Real que se está preparando, para realizar su presentación oficial.

Yoon Joo protesta: esa ceremonia es sólo un mero trámite para presentar el grupo que ella dirige, y nada tiene que ver con la Princesa. Lee Seol la rebate con contundencia y seguridad: si no tengo nada que ver en eso, ¿por qué estoy aquí?

Después de pedirles a todos que realicen los trámites lo más pronto posible, da por terminada la reunión.

Y Hae Young, después de esto, se ve interrogado por Yoon Joo. ¿Qué ocurrió esa noche que se fueron juntos, para que ella tenga esa actitud? Ella, con sólo unas pocas miradas que les ha visto cruzarse, ha visto claramente lo que está pasando.

Ha visto que el entusiasmo de Hae Young no es el mismo hacia ella o hacia la idea de mantener en su poder la fortuna que querían disfrutar juntos… y ha deducido que es porque él ha comenzado a desarrollar sentimientos por Lee Seol. Y además de que no lo niega, también responde con demasiada facilidad que si se queda sin dinero no se casará con ella… sólo para hacerle un favor… todas sabemos que es mentira, y que el favor se lo haría a sí mismo.

Pero la pérfida insiste en que no es el dinero lo que le preocupa, sino que sólo quiere casarse con él, incluso si él dice que no tiene los mismos sentimientos por ella…

Y yo creo que esto es MENTIRA, y lo que le más le gusta a esta tía en el mundo después de la fortuna de Lee Seol, es el profesor Nam Jung Woo. Park Hae Young sólo es el medio para conseguir ponerle las manos encima a la pasta…

Pero para su mala suerte, ahora el profesor anda totalmente entusiasmado con Lee Seol, henchido de orgullo al verla tan segura y convincente en su anterior aparición (y él sí tiene la suerte de poder demostrarlo).

Nam Jung Woo está dispuesta a ayudarla, tanto a desenvolverse en el medio difícil en que se ha visto inmersa, como a descubrir quiénes son los miembros de su antigua e importante familia. Así que, comienza a compartir con ella toda la información que ha obtenido en sus arduas investigaciones.

Profesor, piensas que soy adorable“, le dice ella en tono de broma.

Pero el aludido, con esa cara de entusiasmo que lo hace encantador responde: “Sí, estoy emocionado. Algo que sólo existe en textos arcaicos y en la historia, está sonriendo de modo brillante justo delante mío… ¿Cómo crees que me siento? Mi corazón está a punto de explotar, y también me siento muy honrado por ello“…

Vale, no es que yo considerara piropo algo que me dicen como si fuera una reliquia… pero el profesor también cae, os lo digo yo, porque esa forma de preocuparse por ella cuando está herida, y de alegrarse cuando tiene un triunfo es ya el primer síntoma de aprecio…

Es él quien le explica que con ella seguirán la misma costumbre que con el resto de miembros de la Familia Real: la de registrar todos y cada uno de sus movimientos, para que generaciones futuras conozcan los detalles de su vida. Así que, le aconseja que ponga en orden tanto sus asuntos como sus pensamientos, y Lee Seol no tarda en marcharse a su rincón favorito (el coche antiguo) para confeccionar un listado de las cosas que debe hacer, empezando por retirar todos sus comentarios de los foros en Internet… pero algo falla y no es capaz de borrar algunos que hizo sobre una película… mmm… erótica.

Y es Hae Young quien la sorprende en pleno intento, y descubre su problema…

Ella se avergüenza, y a él le gusta verla avergonzada… pero a golpe de teléfono arregla el problema en un plis. Aunque sigue burlándose de ella, así que Lee Seol, intentando fastidiarlo, le recuerda que no sólo es la Princesa, sino la persona que va a quedarse con todo su dinero.

Pero su respuesta es sorprendente por lo inesperada: “gracias a ti, los turistas creen que todas las princesas de este país son guapas“.

Cuando ella, alucinada, le pide que repita la frase, Hae Young lo hace con total convencimiento: “he dicho que eres guapa“. Y se queda muy orgulloso de lo que acaba de decir, esperando su reacción.

Si pensaba que ella iba a sonrojarse y echar unas risillas tímidas tapándose la boca mientras le daba las gracias, anda muy muy muy equivocado.

¿Me dices que soy guapa después de abandonarme?

¿Estás empezando a sentir algo por mí?

¿Me estás poniendo a prueba?

¿Para qué?

La conversación, que podría haber dado mucho de sí, queda en el aire, porque una de las chicas del servicio llega para avisarles de que el Presidente quiere que ellos dos, junto con Nam Jung Woo y Oh Yoon Joo cenen con él…

El abuelo anda algo mosca con eso de que Lee Seol y Hae Young se escapen de vez en cuando juntos. Tampoco está muy entusiasmado con la idea de que circulen rumores sobre ellos, así que ha decidido que Hae Young y Oh Yoon Joo tienen que casarse cuanto antes, y anunciar la fecha de la boda en cuanto la fijen para así acallar a las malas lenguas…

Mientras todos flipan colorines, el Presidente urge a los interesados a responder. Hae Young le dice que lo hará (previa miradita a la Princesa, para ver cómo se le ha quedado el cuerpo), no sólo porque se le ordene o porque convenga, sino porque él lo quiere (careto de Lee Seol). Y aquí es cuando, contra todo pronóstico, resulta que la que se niega es Oh Yoon Joo… joer, ¿entonces qué quiere esta tía?

Pues creo que lo sabremos en el capi siguiente, porque este llega hasta aquí.

Listado de capítulos: My princess
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Programas de TV, revisión de dramas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a My Princess, capítulo 8.

  1. angelic86 dijo:

    OMG nueva revisión!!! gracias Nuna!!!
    Este epi fue como para k nuestros protas se corten las venas con galletas de animalitos… pobrecitos los hacen sufrir tanto
    Los triste dl asunto:

    1ro Hae Young esta entre las espada y la pared… si hace feliz a unos, entristece a la princess y eso le rompe el corazón a él…. y de paso tiene que tener molestandolo a Yoon Joo… quien esta cada vez peor xk ya se dio cuenta que él quiere a la princess y k esta velando x ella

    2do la princess deposito mucha confianza en Hae Young y se sintio traicionada, abandonada y pienso k desprotegida. Luego tenemos a su familia adoptiva, la hna que ya sabemos que es una… xsdjkejs … envidiosa y mala leche (yo insisto esa hna se va a kerer hacer pasar x princesa o la mendiga d Yoon Joo le va a ayudar) que no solo habla mal de Seol sino que le envenena más la mente a su mamá… razón x la cual la madre no sale cuando la pobre de Seol va a suplicarle su perdón (y digo que eso xk la mamá no solo no salio x k kiera que Seol haga su vida aparte… pues ella dijo quisiera salir pero tmb soy humana.. bueno algo asi no recuerdo las palabras exactas… lo que quiere decir que en realidad si estaba enojada por lo que se dijo de su esposo)

    3ro Ainss me arruinaron el final con eso de que Yoon Joo y Hae Young se tienen que casar, afortunadamente la bruja dijo que no jaja… pero bueno ni para saber que esperar xk capaz k se saca algun as de la manga la tramposa……
    Por cierto yo tampoco le crei que en realidad no le interesa el dinero y que solo esta interesada en Hae Young… como dicen en mi tierra “De lengua me como un taco” no le creo nadita… a esta vieja solo le interesan dos cosas el dinero y el profesor… pero ni una ni con la otra se va a quedar

    Lo bueno del asunto:

    1ro Aunque sea a medio regañadientes y con palabras un tanto duras, pero Hae Young ya le dijo sus sentimientos a la princess (Si renuncias, entonces puedes volver a ellas!… Y también volver a mí…) … e incluso le dijo que era guapa, poco a poco pero la cosa va progresando

    2do El profesor se interesa cada vez más por Seol, asi que va a tener un apoyo más dentro del palacio para librarse de sus enemigos y esclarecer el asunto de la familia real, para probar el linaje de Seol (y cuanta falta que va a ser que esclarezcan esto), y como ya habia dicho antes su presencia en el palacio despertará más los celos de nuestro querido Hae Young cosa que me agrada

    3ro k divertida la escena dl borrado de los comentarios d las pelis porno jajaja

    Oigan no saben si de casualidad la piensan alargar… digo xk a como va la historia todavia se me hace un tanto frio el trato entre los protagonistas… estamos hablando k solo son 16 episodios… y esto no ha avanzado tanto que digamos…

    • Nuna dijo:

      Bueno, muchas de nuestras especulaciones ya las tenemos medio resueltas con el capi 9, peeeeeeero ya hablaremos de eso.

      Hae Young en modo celosón no tiene desperdicio, me encanta, jajaaaaaaa. Yo también creo que la hermana va a dar los mismos problemas qu tú dices, ainssss, ayudada por tú-ya-sabes-qué-bruja, peeero me da a mí, que los aliados de Lee Seol van a ir aumentando sin remedio…

      El pobre Hae Young la lleva muy muy clara, no hay forma de salir del lío emocional en que se ha metido sin dejar muy perjudicado a alguien, y espero que ese alguien sea la copia burda de la Bruja Avería.

      Ayer vi el 9, a ver si lo puedo sacar este finde junto con el diez, que veré esta tarde… ainssssssssss.

      • angelic86 dijo:

        jajaja yo soy bien alrevesada me puse a ver el 10 sin haber visto el 9
        Si si que la perjudicada sea Yoon Jo… no es x desearle mal pero no le podría pasar lo mismo k al malo de gloria jejeje……
        bueno no tanto, pero se me hace k se va a quedar sin nada xk siempre ha trabajado para el abuelo y después d k se entere como es, capaz k le hace lo mismo k al papá de nuestro lindo prota… y d amor tmb espero k se quede sola
        alguien x ahi vi k comentaba k el profe posiblement se quede con la hna d la princess… como no he visto lo k sigue no podria opinar… se lo dejo a la hna solo si cambia d actitud jajaja

        • Nuna dijo:

          En España decimos: “el que mucho abarca, poco aprieta”, osea, el que lo quiere todo para él, al final se queda sin nada.

          Mírate el final del nueve, y la conversación que tienen ellas. Ahí verás lo PÉRFIDA que es.

      • angelic86 dijo:

        Ya me vi el 9 y estoy esperando k esten los sub en español para ver el 10 subtitulado… tienes razón las cosas ya estan saliendo a la luz(k bonita palabra me recuerda a mi jajaja Martha “Luz”)….
        cada vez más voy odiando a la bruja….. pero no kreo que sea la unica k merezca ser llamada bruja…… la hna se lo tiene bien ganadito tmb no solo x envidiosa.. sino xk la envidia la ha llevado a cometer maldad tras maldad hacia Seol a lo largo d los años
        Cada vez me encanta más mi oppa…
        mis comentarios completos los voy a dejar para la próxima revisión….. Saludos Nuna…

        PD… me encanta ver gente d México interesada en los dramas y el kpop igual k yo… lastima que parece ser que no somos tantas o al menos no hay un grupo unido como tal… siempre andamos en los d otros paises

  2. nereza dijo:

    Me encantan tus resumenes, de hecho empece a ver el dorama por tu reseña del capi 1 al 6 , esta genial , el esta guaperrimo y me encanta el papel , de repente te odio , de repente me gustas esta intenso, y el capi 10 se quedo mega bueno , esperare los resumenes del 9 y 10 muchos saludos desde mexico

    • Nuna dijo:

      Ainssss, muchas gracias por leer y comentar. Voy un poco lenta porque perdí varios días la semana pasada y no hay forma de ponerme al día, espero hacerlo este finde. Tengo empezada la del nueve, la sacaré en cuanto pueda.

      Un beso para México!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .