Mary stayed out all night, capítulo 15.

Mosqueadísimo. Celoso y mosqueadísimo. Así está Moo Kyul, que llegaba cándido y feliz a devolverle a Jung In el anillo y se encontró lo que se encontró.

Y ni siquiera atiende a explicaciones.

Mae Ri  (Moon Geun Young) sale corriendo detrás suya, dejando al pobre Jung In (Kim Jae Wook) solo de nuevo, y con la única compañía de esa fría piedra preciosa.

Pero Moo Kyul (Jang Keun Suk) no desea escucharla. Esta vez la cosa es bastante diferente de sus arranques anteriores, que le duraron un segundo, y en los que en seguida se aclaró el malentendido.

Moo Kyul ha dicho basta, creo yo, y además de que los celos han tenido mucho que ver, me cuesta creer que haya sido sólo porque les haya visto abrazados. Para mí que es un cúmulo de todo. De tener que compartir forzosamente a su novia (recordemos que el último apaño, ese de vivir un día con cada uno, lo propuso él). De no haber dejado de tener problema tras problema desde que la conoció. De tener que exponerse a las artimañas de un mafioso. De tener que trabajar con el tío que quiere levantársela. De que su padre le recuerde constantemente que no es digno ni merecedor de ella…

De ser un desgraciado.

Pero estoy convencida de que en el fondo, él sabe que Mae Ri no ha podido hacer lo que parecía que estaba haciendo, ¿verdad?

Vamos, que el niño ha reaccionado igual que Mae Ri, quien le creyó, le comprendió y le perdonó, cuando él se dejó besar por Seo Joon (Kim Hyo Jin)… nótese la ironía.

Que digo yo, que no es igual. A Mae Ri la han cogido por sorpresa y por la espalda, como la propia foto indica, pero Moo Kyul, en lugar de dejarse besar, aunque fuera de despedida, podría haber apartado la cara, ¿no?

Así que, espero que sea un poquito justo con ella, porque vamos, la situación en que ha sorprendido a Mae Ri no tiene nada que ver con aquella otra, en la que, al margen de la humillación pública de que todo el mundo pensara que su novio salía con dos chicas a la vez, que fue lo que le afectó por encima de todo, y al margen de que le pidiera que aclarara las cosas con Seo Joon, a Mae Ri no le costó demasiado creer y  comprender ese “beso de despedida”.

En fin. Ella vuelve a casa, con la esperanza de que haya ido allí, pero Moo Kyul no está. Mae Ri recibe la llamada de los amigos de ambos, que están celebrando las fiestas juntos, pero declina, dejándolos algo mosqueados por el tono triste y apagado de su voz.

Moo Kyul no tarda en aparecer, pero las cosas no son fáciles para Mae Ri. Da igual que le explique que ella sí ha aclarado las cosas con Jung In, y que sólo ha ido a pedirle a el divorcio, porque Moo Kyul no quiere creerla (aunque en el fondo pienso que sí lo hace, pero toma esto como excusa para quitarse de en medio de una relación en la que cree que se está pediendo a sí mismo, junto con su música).

Así que, es tan tan solemne y serio a la hora de pedirle a ella que se marche, que Mae Ri no puede más que tomarse en serio su petición, y acatarla.

Moo Kyul anda ya arrepintiéndose, cuando So Young irrumpe en casa (lo de arrepentirse lo veo por su cara de anhelo al escuchar la puerta, pensando sin duda que puede tratarse de Mae Ri). Ha encontrado en casa de Dae Han las invitaciones de boda de Mae Ri y Jung In, y viene con una de ellas para que su hijo la vea…

Moo Kyul defiende a Mae Ri. Eso no tiene que ver con ella, ni cuenta con su consentimiento, además, So Young ya puede salir de casa de su padre, puesto que él ya ha devuelto el anillo.

La Madre Alegre salta de alegría. Ya no tiene que someterse a la tiranía de Dae Han, así que le llama para informarle de la buena noticia, y para echarle en cara que quiera vender a su propia hija.

Las palabras de So Young no tendrán ningún efecto sobre él, pero las de Mae Ri, que llega en ese momento, vencida y triste, despertarán un poquito al Pepito Grillo que debe haber en Wi Dae Han. Ante su enfado al escuchar que ella le ha pedido el divorcio a Jung In, la respuesta de Mae Ri, que denota muy bien lo heridos que están sus sentimientos por culpa de su cabezonería al querer casarla con él, deja a Wi Dae Han pensativo. ¿Se sentirá culpable? Espero que sí, porque por su culpa y por la de Jung Suk, los dos hijos de éstos y Moo Kyul por extensión, están sufriendo lo suyo.

Amanece un nuevo día, y Moo Kyul, muy madrugador, aparece por la productora para aclarar las cosas, esta vez con Jung In.

Según su punto de vista, él lo ha planeado todo para poder terminar casándose con Mae Ri. Moo Kyul cree que forzarla a ponerse el vestido e imprimir las invitaciones, forma parte del plan de Jung In para obligarla a aceptar ese matrimonio. Sin cambiar la expresión, éste le dice que todo eso no es obra suya, sino de los padres de ambos.

Moo Kyul insiste: “¿tú quieres a Mae Ri?”

Es más una afirmación que una pregunta, y Jung In, sincero como siempre, no le niega ese punto, aunque defiende a la chica, explicando por qué estaba en su casa la noche anterior.

Sin embargo, el orgullo de Moo Kyul no le deja continuar trabajando junto a la persona que ha abrazado y que está intentando quitarle a su novia (según su punto de vista, el mío es que Jung In jamás haría eso, más que nada, porque sólo desea, como ya dijo, que ella sea feliz), así que pone punto y final a las relaciones de laborales que tiene con él. No más agendas, no más actuaciones, no más eventos… no más Moo Kyul.

Para Mae Ri, el día no ha comenzado de mejor manera. Nada más abrir los ojos, ahí tiene encima a Wi Dae Han, que no deja de comerle el coco con lo de siempre. Pero ella quiere estar sola, así que se dirige a la librería, hacia su reducto de paz y tranquilidad; allí donde puede coger un libro y olvidarse de todo… o no. Está allí, tiene el libro entre sus manos, pero su mente vuela, descuidando la lectura, hacia el objeto de sus preocupaciones. Tan absorta en ello está, que hasta pasados unos minutos, ni se da cuenta de que Jung In, imaginando que por su estado de ánimo estaría allí, ha acudido a su encuentro, y ahora está sentado al lado de ella.

Su mera presencia es reconfortante, pues sólo con el cruce de miradas la comunicación es bestial. Ella, le transmite toda su frustración y su tristeza, mientras que él permanece callado a su lado. No ha acudido allí para insistir en una posible relación, ni para convencerla de que sigan con el absurdo trato que les ha llevado a la situación en la que están; sólo ha ido a estar junto a ella cuando sabe que atraviesa por un momento difícil, y a ofrecerle su “ahombro” y su consuelo… como un buen amigo haría.

Por una llamada de teléfono que Jung In recibe, tanto él como Mae Ri se enteran de que Moo Kyul está desaparecido. No ha acudido a la grabación de ese día. Jung In se despide de Mae Ri con una reverencia y sale en su busca. No han intercambiado ni una sola palabra en todo el tiempo.

Jung In encontrará a Moo Kyul poco más tarde, en el antro donde toca y ensaya, junto a sus amigos, y donde se encuentra aporreando su gitarra con rabia.

Jung In está dispuesto a afearle la conducta, y yo creo que lo consigue, por más que Moo Kyul sea tozudo y no quiera dar su brazo a torcer. Comienza llamándole irresponsable por abandonar sus obligaciones, pero como sabe por qué lo ha hecho, va más allá. Para hacerle reaccionar, le recuerda sus intenciones de demostrar que era merecedor de Mae Ri y su afán de luchar por la relación que tenía con ella hasta el final. Pero al haberse rendido tan pronto y al presentar esa actitud tan infantil que está teniendo, confiesa que ahora podría arrepentirse de haberse apartado a un lado para dejarles el camino libre, puesto que en realidad parece que Moo Kyul carece de la confianza y la determinación para cumplir con su objetivo.

¿Reaccionará Moo Kyul? ¿Será esto una estratagema de Jung In para ayudarle a él y a Mae Ri o está hablando en serio?

Mmmmmm, si os soy sincera, no tengo ni la más mínima idea.

Lo que sé es que Jung In no es el único que querría ayudarles a reconciliarse. Los amigos de ambos también están deseando verles juntos y felices. Para ello, les llaman inventándose cualquier clase de problemas, y les citan en el mismo sitio y a la misma hora.

El primero en llegar es Moo Kyul. Cuando ve que el lugar está vacío y que la decoración está formada por velas en forma de corazón y un ramo de flores, se imagina con total claridad que le han tendido una trampa.

Por lo tanto, y dado que todavía no quiere afrontar la situación ni hablar con Mae Ri, opta por largarse… pero en la puerta se topa con ella, quien llega directamente desde su casa, donde le ha estado esperando gran parte del día.

Moo Kyul se muestra frío y distante, y se marcha rápidamente. En vista de su actitud, los amigos de ambos intentan consolar a la pobre Mae Ri, que no tarda en marcharse también, aunque le insistan para que se quede a pasar el rato con ellos. No tiene demasiadas ganas de fiesta, está claro.

Mientras Mae Ri vuelve a su casa, donde Wi Dae Han la tiene ya del todo frita con las cosas de la boda, Moo Kyul llega a la suya todavía fuera de sí. Al darle una patada rabiosa a la papelera, el paquete que había dentro de ella queda despanzurrado por el suelo. Contenía el tratamiento capilar que ella le había comprado como regalo… Moo Kyul siempre tiene la mala suerte (o la buena, creo yo, en este caso), de encontrarse constantemente con objetos y cosas que le recuerdan que ella siempre le tiene presente en cada gesto que hace…

Pero decide quedar con Seo Joon para que lo consuele… (me enervo con él por esto). Ésta le cuenta que le ha cubierto en el trabajo, y que lo ha hecho más por lealtad hacia Jung In que otra cosa. Además, también le reprocha su actitud con él, dado que ha sido el que le ha dado la oportunidad definitiva para que pueda debutar en la industria musical, pero Moo Kyul responde con ironías. Seo Joon intenta convencerle de que asista a la convivencia que van a tener todos los compañeros de trabajo al día siguiente, como manera de tener la oportunidad para arreglar las cosas con Jung In.

¿Irá Moo Kyul? ¿Se enfrentará por fin a Jung In, o lo que no quiere es ver a Mae Ri, cuya presencia es casi segura?

Pues no, no va. Prefiere declinar la invitación, y quedarse en casa revolcándose en su miseria, mientras observa los pendientes en forma de gato que le ha comprado a Mae Ri como regalo de Navidad, y que ni tuvo oportunidad de darle. Todavía está en modo cobardica total y no tiene ninguna intención de afrontar la realidad. Todos menos Moo Kyul están en la convivencia, incluso sus amigos de la banda, y las amigas de Mae Ri, que también están presentes, por gentileza de Jung In. Este chico piensa en todo.

Mae Ri está a un pelo de volverse a casa en el último momento, cuando sus compañeros de trabajo la informan de que están empezando a recibir las invitaciones de boda… (Jung Suk y Dae Han se están pasando ya demasiado), pero la llegada de sus amigas termina por convencerla para asistir a la excursión.

Ya en el autobús, sus compañeros, pensando que en realidad van a casarse, les hacen sentarse juntos y les toman fotos. Mae Ri no está muy cooperativa y a Jung In la situación tampoco es que le entusiasme, pero decide disimular y pasar el resto del trayecto sentado junto a ella. No pasa demasiado rato antes de que le venza el sueño, y su cabeza acabe cayendo sobre el hombro de ella. Mae Ri se lo quita de encima con mucha delicadeza, pero la cabeza de él vuelve a aterrizar de nuevo en el mismo sitio, y ella esta vez allí la deja…

Qué monos, por dios.

Una vez que llegan a su destino, todos se disponen a pasarlo bien. Bebida, comida, buena compañía… todo es ideal para que la diversión esté asegurada. Pero hay alguien que no lo está pasando bien. ¿No os ha pasado que cuando estáis algo tristes o deprimidas, da igual que estéis en un lugar super divertido, pues seguís sin disfrutar nada de nada? Y en esas ocasiones, ¿no os arrepentís por no haberos quedado en casa, y a falta de poder volver, buscáis tranquilidad y soledad?

Pues eso es lo que hace Mae Ri. El jaleo y la algarabía no están nada acordes con su estado anímico, así que sale al exterior para estar sola… y allí la sigue Seo Joon.

Esta tía es además de pesada y cansina, es una métome en todo. A ver quién le ha dado a ella la potestad para echarle la bronca a Mae Ri, más cuando no sabe de la misa la media. Vale que pueda resultar sospechoso que le haya llegado la invitación de boda de ella y Jung In, pero esto no justifica que crea ser la única que conoce los sentimientos de Moo Kyul, de Jung In, y de la misma Mae Ri. METEPATAS!!!!!

Pero Mae Ri no tiene fuerzas ni para darle las oportunas explicaciones (que tampoco las merece), así que, herida por sus palabras, decide dar una vuelta sola por el bosque… o no tan sola. Siempre hay alguien pendiente de ella el 100% del tiempo, y esa persona es Jung In, que sale en silencio tras ella, y sin hacerse de notar.

Jung In, niñas. Me encanta la personalidad de este chico. Aparentemente frío, calmado y sereno, es todo lo contrario de lo que parece ser. Es empático, observador, y muy buena persona. Siempre está en el momento adecuado allá donde se le necesita. Siempre tiene la palabra correcta en la boca, o no, esto no es cierto, porque no suele ni hablar. Jung In siempre adopta la solución buena para todos, siempre da la cara para ahorrarles a los demás el esfuerzo, siempre tiene el gesto necesario en el momento exacto… Es un chico que, aunque tenga una carencia afectiva temendamente bestial, suele buscar cariño en los demás sin descanso, pero no exigiéndolo, sino dando el suyo a espuertas, intentando que todos a su alrededor estén bien, y sacrificándose por el camino si es necesario.

Es fiable, siempre está a tu lado, no falla, te protege aunque le hayas engañado u ocultado cosas, es comprensivo ante cualquier situación, no pide una explicación a no ser que la otra persona quiera dársela. Jung In no espera a que se le llame, sino que permanece alerta, y aparece él solito cuando siente que es necesario…

Jung In, chicas, es un TESORO DE PERSONA. Qué difícil nos ponen la elección. Qué difícil, por diosssss.

Mae Ri camina sin rumbo por el sendero del bosque, abrumada por los recuerdos que comparte con Moo Kyul, echándole de menos y con los ojos llenos de lágrimas.

Cuando llega a lo alto de una pequeña colina, respira hondo y vacía su corazón, dirigiendo sus palabras a Moo Kyul, aún sabiendo que éstas sólo las escuchará el viento (y Jung In, pero esto ella no lo sabe).

Es bastante desgarrador este momento. Ella necesita pedirle perdón por todos los problemas que Moo Kyul ha tenido desde que la conoce, por haber complicado su vida. Dado que no ha tenido la oportunidad de decírselo en persona, más que nada porque él no la ha dejado ni explicarse, Mae Ri necesita sacarlo, aunque sea en una colina solitaria donde nadie la escucha.

Una vez que vacía su corazón, también vacía sus lágrimas, encogida sobre sí misma, mientras Jung In, un poco más allá, observa la escena, totalmente apenado por sus palabras, y con dificultad para contener sus propias lágrimas. No sé si se siente culpable, si se siente dolido, o es una mezcla de ambas cosas, pero no pierde el tiempo recreándose en sus propios sentimientos, sino que acude a prestarle de nuevo su apoyo a Mae Ri:

“Volvamos, y después, vamos a poner de nuevo todo en su sitio”, le dice. Ainsssss. MELOCÓMOLOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!

Osea, chicas, no es la típica frase de peli, “tranquila, todo se arreglará”. Nop, Jung In no se conforma con ese consuelo estéril y vacío, él dice: “tranquila, lo vas a arreglar todo, y yo estaré ahí para ayudarte, mano a mano”.

FIABLE, TOTALMENTE FIABLE. Un tío en el que se puede confiar. En este capi ME TIENE TOTALMENTE ENLOQUECIDA.

Fiable, pero no todopoderoso, porque no es capaz de volver con Mae Ri de esa escapada llorica. Llevan horas fuera, no tienen sus móviles con ellos, y todo el mundo está preocupadísimo porque pueda haberles pasado algo.

Seo Joon no sabe qué hacer, así que avisa rápidamente a Moo Kyul. Y aquí levanto un poquito la mano con ella, porque por lo menos tiene la sinceridad necesaria para confesar que le ha dicho a nuestra Mae Ri unas palabras algo duras, y que no sabe si su desaparición tiene que ver con ellas.

Moo Kyul reacciona. No es que su hasta entonces novia haya desaparecido con otro hombre lo que le importa. No siente celos, no puede. Él sólo sabe que Mae Ri ha desaparecido, y que puede estar en peligro, así que, sin plantearse qué puede estar haciendo o dejando de hacer con Jung In, por primera vez se muestra inmune a los celos, y sale zumbando al encuentro de los demás, para unírseles en la búsqueda. No hay enfado, no hay rencor, ni celos, tan sólo una profunda preocupación.

La noche ha caído y hace un frío que pela. Es peligroso continuar vagando por el bosque, y ya han avisado al teléfono de emergencias para que les busquen… tienen que ponerse a cubierto y dejar las cosas en manos de los profesionales. Moo Kyul llega justo en el momento en que todos han vuelto al refugio.

Ni siquiera dice hola… “¿Dónde está Mae Ri?”.

Al saber que no la han encontrado, le arrebata a Seo Joon la linterna, dispuesto a continuar la búsqueda. Ella trata de detenerle. Moo Kyul, con voz muy grave (la grave voz de Aresssskañfgjdñgjadgañfaha!!) le dice:

“Si no voy ahora, quizás me arrepienta el resto de mi vida”.

¿Y qué es lo que ha sucedido con Jung In y Mae Ri?

Pues que se les ha hecho de noche mientras regresaban, y aunque Jung In está seguro del camino de vuelta que deben tomar, el problema es que ellos no llevan linternas, ni están preparados para caminar por el bosque en plena noche.

Todo iba estupendamente genial, hasta que Mae Ri tropieza con una rama partida que hay en el suelo, y Jung In la agarra para que no se caiga.

El resultado es que caen los dos, rodando y rodando, por una pendiente, ale para abajo, hasta que un pedrolo tamaño XXL frena su avance. Lo malo es que frena el avance contra la cabeza de Jung In, quien queda inconsciente.

Uffff, qué hubiera sido de él si no fuera por Mae Ri, que lo abriga todo lo que puede y le da calor con su propio cuerpo. Se nos habría congelado, allí, todo tiradito, inconsciente, sin poder pedir ayuda.

Pero no… qué habría sido de Mae Ri si él no hubiera salido tras ella. Jung In conocía el camino de vuelta, porque ella no creo que, en el estado en que andaba cuando se fue, se hubiera fijado por dónde iba…

¿Qué digo? ¿Qué habría sido de ambos dos si nuestro héroe en este caso, Moo Kyul, no hubiera arriesgado su pellejo, adentrándose en el bosque como un machote campeón, sin siquiera sentir ese frío ante el que es tan débil?

Dicen que el que busca, encuentra. Y Moo Kyul les encuentra. Al principio, cara de cuadro marinero al verles en otro abrazo, después, algo de comprensión cuando ve que Jung In no se mueve.

Así que, después de la excursión, tenemos al pobre niño en coma en el hospital, con la cabeza hecha un cristo por el golpe, y a Mae Ri que se culpa y se culpa por lo que ha pasado. Es ella y no su padre, como sería normal (¿dónde está este tío que no aparece por el cuarto de su hijo?), la que permanece junto a él todo el tiempo.

Moo Kyul por su parte, tiene que esforzarse para tolerar esta situación. Menos mal que en casa, So Young, que ahora vive con él, ha empezado a comportarse como una especie de madre (será porque no hay maromaco a la vista, pero bueno). Pero la comida casera que tanto había esperado probar de ella, ahora sólo le trae más y más recuerdos de Mae Ri. Su forma de comerla es tan rabiosa, que hasta la propia So Young se da cuenta de que está pensando en ella. Le recomienda a su hijo que salga con una chica mucho mejor la próxima vez, y este consejo a Moo Kyul le obliga a poner todo su esfuerzo para no echarse a llorar. Él no quiere a otra, ¿no lo ves?

Y no sólo eso, en la empresa presencia cómo todo el mundo demuestra el esfuerzo que se está haciendo por mantener el barco a flote hasta que Jung In vuelva a coger el timón. Lee An se enfrenta a la mánager Bang, le dice que no piensa marcharse de la producción y que ahora quiere comportarse como un ser humano, no como una estrella Hallyu. Otro que quiere ayudar a Jung In a toda costa.

Y no es el único. La persona que le habría apoyado hasta el fin de los tiempos, osea Seo Joon, es la que realmente ha tomado el control de la empresa en ausencia de Jung In. Y será ella la que realmente le ponga en su sitio.

Cuando vea que ha ido para presentar su renuncia, le dirá que debe dejar de huir de los problemas. No puede irse así como así, dejando el trabajo a mitad, y todo manga por hombro, sólo porque existan trabas. No se puede hacer eso, nenas. Hay que empezar lo que se acaba, joer. Huir es de cobardes.

Seo Joon (inexplicablemente) le hará ver que eso mismo está haciendo en el caso de Mae Ri, y que fue lo que también hizo con ella. Debe dejar de hacer presunciones que no comprueba, pero que cree ciertas a pies juntillas. No puede hacerle eso a Mae Ri. No debe dejar que la historia se repita.

El consejo de ella es esta vez genial a la par que sincero a tope. Ha aceptado (por fin) que entre ellos no hay nada, y también ha hablado como una persona que aprecia realmente a Moo Kyul y quiere que sea feliz, no como alguien que desea retenerlo a toda costa.

Algo que no me gusta en los dramas es que los “malos” al final se conviertan en buenos, pues tal cosa no ocurre nunca en la vida real. El que nace hijo del mal, hijo del mal se queda. Vale, al principio Seo Joon no era tan mala, ¿verdad? Pues pensaré que tuvo durante algunos capis un ataque de amor descontrolado que la desvió de su verdadero ser, y pensaré que esta es la Seo Joon verdadera, la que me gustó al principio.

La mencionada, osease, Mae Ri, sigue en el hospital, donde hace horas extras, al lado de Jung In, angustiada por su estado. Por fin vemos a Jung Suk aparecer, aunque en lugar de preocuparse por el estado de su hijo, la consuela a ella: “debe haber sido duro para ti”…

Amoraver, listo, lo que fue duro duro, fue la piedra con la que tu hijo se esclafó vivo. El enfermo es ÉL, ¿arassó? Ni siquiera sabe los días que lleva en coma Jung In, esto es el acabóse, ¿se lo tienes que preguntar a tu criada, malvado? Uyssss, me enerva.

Por lo menos tiene UN gesto cariñoso hacia él, aunque bien podría haberlo hecho cuando lo necesitaba, no ahora que no se da ni cuenta… en fin.

Han sido tres días. Tres días en los que Mae Ri no se ha movido de allí, así que Jung Suk le pide que se vaya a descansar.

¿Sabéis? Hay problemas y problemas en esta vida. Puedes tener tus reventones por cualquier tontería, pero cuando pasa algo serio (y que tu amor esté perdido en el bosque a punto de la congelación es lo suficientemente serio), algo serio, serio y serio, es cuando ves las cosas con perspectiva cristalina.

Moo Kyul ha estado a punto de perderla, así que, esa sensación ha terminado con todas las posibles reticencias, miedos y tonterías varias que le hacían comportarse con ella como lo estaba haciendo.

Sin embargo, la conoce demasiado bien. Sabe que ella se siente culpable por lo que le ha pasado a Jung In, y sabe que le será muy difícil alejarse de él mientras esté así.

Por fin va a buscarla al hospital para hablar con ella. Ya no le importa por qué estaban abrazándose aquella noche, ni por qué se abrazaban cuando los encontró en el bosque. Sólo quiere recuperarla… pero no se lo va a montar nada bien.

Podéis verlo en su cara… y también podéis ver la sorpresa de Mae Ri, que no esperaba verle allí.

Moo Kyul intenta convencerla de que no tiene por qué guardarle los sueños a Jung In, simplemente porque piense que lo que le ocurrió es culpa suya (ahí tiene razón, sólo fue un accidente, y Jung In se fue detrás de ella porque quiso). Admite también que hizo mal al actuar con ella como lo hizo, y le dice que se arrepiente por haber tratado de evitarla… pero por el bien de ella, debe obligarla a tomar una decisión…

Creo que Mae Ri sabe lo que va a proponerle, así que le contesta que deberían dejar eso para cuando Jung In se ponga bien. Pero Moo Kyul decide que debe liberarla de la carga que está soportando al hacer más horas que un reloj junto a su cama… Vas mal Moo Kyul, vas mal… Mae Ri jamás se sentiría bien consigo misma si le abandonara ahora… y tú tampoco, joer, que te ciega el celo y no te das cuenta de que también estás preocupado por él. No es que sea una carga, ella se siente bien así, su conciencia se siente bien así, y no hace daño a nadie, al contrario. ¿Qué hay de malo entonces? ¿Que simplemente no te place? ¿No has pensado en apoyarla, en estar a su lado en esto, como ella siempre lo estuvo contigo? Ainsssssss.

Nunca hagas elegir a alguien entre otro alguien y tú, porque al margen de manipulables varios, lo más probable es que pierdas. Mae Ri lo hace por buena persona, porque se ve incapaz de abandonar a Jung In en ese estado… yo lo haría por simple y puro vacileo. No me van las amenazas y ni los ultimátums.

Así que, cuando Moo Kyul le pide que elija entre Jung In y él, Mae Ri baja la cabeza… la respuesta es obvia. Elige cuidar a Jung In hasta que se recupere. Pero Moo Kyul no quiere que elija tras la recuperación, él quiere que lo haga ahora (¿por qué? ¿por qué no deja de meter la pata?).

“¿Es esta tu respuesta?”

Silencio de nuevo por parte de Mae Ri. Moo Kyul pierde también este lance, y se nos queda boquiabierto. ¿De verdad esperaba de Mae Ri esa respuesta que él buscaba? Supongo que a la larga, eso hasta le podría haber defraudado.

Pero se siente defraudado ahora. Supongo que porque no se ha planteado demasiado bien a sí mismo lo que iba a hacer antes de hacerlo… el caso es que la abandona allí y se marcha.

Y así acaba el capi. Moo Kyul sintiéndose no postergado, sino rechazado…

Lleva ya dos órdagos guapos en el drama (el primero lo perdió cuando Jung In aceptó su propuesta de vivir los dos con Mae Ri), y los dos han sido faroles en los que la otra parte ha ganado. Moo Kyul, deja de apostar tan fuerte, que no ganas ni una…

Menos mal, que también dicen que desafortunado en el juego…

Veremos que pasa en el siguiente capi…

Listado de capítulos: Mary Stayed Out All Night.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Mary stayed out all night, capítulo 15.

  1. Alyx dijo:

    Hola Nuna, aunque es la primera vez que escribo debo decir que soy una fiel seguidora de tus resúmenes de este drama. Los disfruto mucho, muchas gracias por ellos. Ahora bien, en este capítulo no me gustó la actitud de Moo Kyul, se me hizo muy infantil, hasta cierto punto egoísta, pero como bien dices tú pudo haber sido un cúmulo de cosas lo que lo hizo actuar así. Pobre Mae Ri, pero me da más penita el director, no he visto aún el último capítulo, pero hubiera deseado que el director encontrara a alguien, como lo hicieron en Playful Kiss, pero bueno, veré el último capítulo y esperaré tu resumen.

    • Nuna dijo:

      Hola guapa, gracias.

      Pues tienes razón. Se comporta como un crío y como un perfecto cobardica. No quiere enfrentar la situación, así que, pone pies en polvorosa y se refugia en su cueva…

      Jung In es todo lo contrario. Es MY HERO, mucho más en el último capi que en este, fíjate. Como personaje, me gusta mucho más el suyo, es más estable durante todo el drama, más reflexivo y lo tiene todo mucho más claro.

  2. claudia.l dijo:

    Hola, gracias por el resumen, ya dije que me es INFALTABLE luego de ver un capítulo… solo falta el final… lo he alargado lo más que he podido… pero ha llegado la hora 😦

    Y te secundo en lo afirmado: Jung In es absolutamente irresistible en este final… su carácter, su personalidad son abrumadoras… (voy popr ti, ya lo sabes 😉

    en cambio Moo Kyul… entrará en razón es obvio… y creo que es muy comprensible su actitud, no ha sido fácil lo que ha tenido que pasar desde que conoció a Mary… bueno, comparado con la fácil vida que llevaba… pero eso es vivir querido, con sus altos y sus bajos 😀

    vamos a ver que pasa en el esperado último capítulo…

    Gracias de nuevo!!!

  3. Kim Soo Byung dijo:

    Nunaaaaaaa! c0mo siempre geniales resumenes!!..toy esperando que subas el del finaaal! necesito desahogarme :O!!…pero yo creo que he caido ante del director!!! se ha vuelto mi crush!! :O

  4. angelic86 dijo:

    Fijense que hongo conmigo que ya me vi el final, pero no he visto como la mitad de los capitulos de esta serie jejeje, es como ya les dije me encantan los spoilers jejeje……
    Gracias Nuna porque con tus revisiones puedo imaginarme todo lo que paso….

  5. pinkykar dijo:

    Este capi no me gusto para nada sobre todo por la actitud de MooKyul grrrgrr si hasta le agarré colera a Maeri jeje ainssss Pero al final con quien me amargué en serio fue con la guionista..Cómo podía malograr la historia de esa forma o más a los personajes. Sabían que MooKyul moría en este capi?? Me imagino que por esto lo hicieron comportarse de esa forma para que no nos duela tanto su muerte. En una entrevista de radio KeunSuk dijo que mataban a su personaje en este capítulo pero que él no estuvo de acuerdo con el giro q había tomado la historia ya q se trataba de una comedia romantica y no de una tragedia y por ende modificaron un poco este capítulo y terminaron por reescribir totalmente el cap 16. Si chicas el cap 16 fue modificado por Keun Suk y demás actores…todos metieron mano jeje

    En fin me pregunto como hubiera sido el final con la 1ra escritora???

    Gracias Nuna por la revisión, siempre es un placer leerte!!!

    • angelic86 dijo:

      Orale no sabia nada de eso, pues que mala onda si eso es lo que pensaban hacer, lo bueno que el final resulto feliz, tal cual se espera de una comedia romantica (un hurra para mis queridos actores que metieron la mano al fuego para cambiar la historia), aunque aun asi estoy disconforme con el bendito final en algo, el pobre de Jung In salio perdiendo en toda la extención de la palabra, me lo dejan solito al pobre tan bueno que resulto ser… tan bien que me cayo, es que el no es el tipico antagonista que hace maldades, sino es el chavo que se enamora de ley de la niña (quizá al principio no xk bueno el que se casará con mary fue x imposición), que la cuida y procura a pesar de todo

  6. Ariane dijo:

    Ays, si matan al personaje de Moo Kyul en la serie, dejo de ver doramas para siempre, jajajja. Ha sido tan tierno durante toda la serie, tan monoooooo. Caí en sus redes definitivamente, aunque reconozco que Jung In me atrapó por completo, y hasta me hizo reir en varias escenas, ¡me encantan ambos!.
    En estos dos últimos episodios parece que hayan alargado la trama por vicio porque ese cambio de actitud inexplicable de Moo Kyul me dejó a cuadros, vamos; y la repentina indecisión de Maeri me recordó demasiado a Geum JanDi (BBF).

    • Nuna dijo:

      Prometo que me pondré en cuanto pueda a hacer la revisión del último! Creo que hasta me da pena hacerla porque sé que es el final…

      El pobre Moo Kyul, ainssssss, para reaccionar tiene que llegar a un punto límite. Lo primero que se le ocurre es huir del problema, pero… ¿seguirá comportándose así o hará lo que tiene que hacer??????

  7. angelic86 dijo:

    Voy a hacer huelga x Jung In!!!, xk lo hacen sufrir tanto….

    Nuna cuando hagas la revisión del 16 daré mi comentario + extenso xk como me callo mal como termina Jung In…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .