Mary stayed out all night, capítulo 14.

Punto de partida: situación límite, con uno de los personajes en peligro, viéndose el otro impotente para ayudarle.

¿Cómo lo resuelven?

Pues no se han complicado la vida, y a mí me parece creíble. Mary (Moon Geun Young) se encuentra con una patrulla de policía (policías hay a cientos, qué digo, a miles en Seoul, así que, que no os extrañe), que comienza la persecución con ella dentro, del coche en el que Moo Kyul (Jang Keun Suk) va secuestrado.

Mientras, todos en el acto de presentación se rompen la cabeza para adivinar dónde se ha metido el cantante de Absolutamente Perfecto (Absolute Moo Kyul, va a ser que nuestro prota se llama Perfecto, ajajajjaaaaaa, que juelte), Jung In (Kim Jae Wook) le llama, y al no contestarle el teléfono, entonces opta por llamar a Mae Ri.

Aquí es cuando mete la pata Wi Dae Han, que le tiene el teléfono secuestrado a su hija, y es quien contesta, y le dice que Moo Kyul debe estar muy incómodo en ese mismo momento, del verbo no volverá a molestar. Jung In se hace una idea de lo que está pasando, y de los nervios por no saber dónde está Moo Kyul, pasa directamente a la preocupación, además de asimilar casi por completo que éste no podrá presentarse.

Sin embargo, y pese a que puede imaginarse lo que ocurre, decide darle más tiempo para que pueda finalmente llegar, así que se pone en marcha el trabajo cooperativo de todos aquellos que intervienen en el drama.

Desde los actores principales, que alargan lo que pueden las entrevistas, hasta el propio presentador, que mete todo el rollo que le es posible, pasando por el propio grupo de Moo Kyul, que también colabora en esto. Todos están cooperando y están también preocupados. ¿Qué ha sido de Moo Kyul?

Debe ser, nenas, que Jung In es buena gente y buen jefe, para que todos sus empleados, sin olvidarnos de uno solo, le ayuden a superar un momento tan difícil.

En lo que respecta a Moo Kyul, sus secuestradores, viéndose perseguidos por la policía, deciden arrojarle del coche en un callejón y continuar la huída. Allí lo encuentran cuando llegan, y mientras que Mae Ri baja del coche para hacerse cargo de él, la policía continúa la persecución.

El brazo de Moo Kyul está hecho polvo. Su muñeca todavía estaba resentida desde el día anterior, pero ahora es todo el brazo el que está lleno de heridas y magulladuras. Pero él se empeña en que tiene que ir a la presentación y actuar.

El espectáculo ha comenzado hace rato, y por más que todos quisieran seguir alargando la cosa para darle margen a Moo Kyul, éste sigue sin aparecer, por lo que hay que tomar una decisión urgente.

Seo Joon (Kim Hyo Jin) decide que finalmente, si Moo Kyul no aparece, interpretará ella misma “Hello, hello”, tragándose las reticencias que tiene con esa canción.

Los componentes del grupo suben al escenario y se presentan, pero las fans allí reunidas saben que falta alguien, y comienzan a gritar el nombre de Moo Kyul para que aparezca, y vaya si lo hace, entre la gente, en el último momento, abriéndose paso entre las chicas allí reunidas, a las que le saca por lo menos una cabeza. Detrás de él viene Mae Ri, que es interceptada por sus amigas, las cuales esperaban entre el público.

Moo Kyul sube al escenario. Todas nos quedamos estáticas en este momento, porque sabemos que tiene que decir algo, y queremos escucharlo, por mucho que sepamos o imaginemos lo que es.

Moo Kyul agarra el micro. Su expresión es solemne.

Ahí van sus palabras:

“Esta canción cuenta que mi corazón ha sido de hielo hasta que llegaste y lo llenaste con tu calor…”

No puede continuar, se emociona y le tiembla la voz. Suspira y mira hacia un lado para recuperarse…

NOS LO COMEMOS.

Pero continua:

“¡¡MERY CHRISTMAS, TE QUIEROOOOOO!!”

Los primeros acordes de “Hello, hello” suenan, entre los gritos de un público totalmente entregado y emocionado por su confesión, y entre la gente, Mae Ri, siendo felicitada por sus amigas, babeante y casi sin poder creerlo.

Moo Kyul interpretará la canción con una sonrisa radiante, y sin síntoma alguno de estar herido, sin dejar de mirarla todo el rato, e incluso guiñándole el ojo (casi me muero cuando lo hace, joer!!) en un momento dado, en señal de complicidad. Mae Ri lo escuchará como si fuera una fan más, pero con la alegría de sus palabras en el corazón, y sabiendo que cada una de las frases que está cantando, están dedicadas sólo a ella. Seo Joon, totalmente impactada, no será capaz de cerrar la boca durante un buen rato. Y Jung In se alegrará secretamente por ellos, aunque esa declaración que ha hecho su enemigo, le separe un poquito más de Mae Ri.

Y también habrá alguno más que se alegre por ahí, jejejeeee, que la declaración de Moo Kyul da para mucho…

QUÉ PEDAZO DE MOMENTO, NENAS.

Más tarde, Moo Kyul despertará en casa de Jung In, en la cama de Mae Ri para más señas, después de tener agitados sueños en los que vuelve a ser secuestrado por los matones. Su novia y su jefe están con él, y le cuentan que se desmayó una vez terminó el concierto, así que lo llevaron allí para que pudiera descansar tranquilo y seguro.

Los tres juntos, piensan en quién ha podido ser el autor de semejante acto. Mae Ri apuesta por la mánager Bang, quien deseosa de vengarse de Moo Kyul y de Jung In, por haberla obligado a liberar de sus garras al cantante, puede haber querido evitar que éste acudiera a la presentación, y perjudicar así a ambos.

Jung In está muy pensativo. Tiene una idea bastante aproximada de lo que ha ocurrido, pero todavía no puede creerlo, así que le pregunta a Moo Kyul si tiene algún enemigo, con la esperanza de que éste le diga que sí, y tirar entonces por tierra sus suposiciones. Pero Moo Kyul no sabe de nadie que pueda quererle tan mal, así que mientras para él y Mae Ri toma fuerza la idea de que la autora sea la mánager Bang, Jung In se pierde en sus propios pensamientos…

“Lo investigaré”, dice… y nos consta que cumplirá con ello. Igual que nos consta también que le hará daño.

Al mismo tiempo, en otra pequeña reunión, esta vez de Seo Joon con Lee An, se está valorando el gesto de Moo Kyul antes de comenzar su interpretación. Lee An ve cielo abierto ahora que está totalmente claro por quién se ha inclinado el corazón del cantante, pero Seo Joon, tozuda e insistente, explica ese arranque como el resultado de un supuesto sentimiento de lástima por parte de Moo Kyul hacia Mae Ri… sigue soñando chica, si Moo Kyul siente pena, es por ti, no por ella, más quisieras tú que sintiera por ella lo que siente por ti, y viceversa, ainsssssssss.

No son los únicos que hablan de él. Moo Kyul está en boca de todo el mundo esta noche. Esta vez es Wi Dae Han, que habla por teléfono con su consuegro el Dictador, quien le cuenta que sus hombres fallaron al capturar al pobre chico. Por lo menos, se deduce de la conversación que sólo quería hablar con él (haberle pedido cita, joer, que estaba ocupado).

El caso es que ya están pensando en fijar (ellos, a su bola) la fecha de la boda, osea, precipitar las cosas todo lo que puedan para cerrar el asunto de una vez.

So Young está allí escuchando, y no le gusta lo que oye “hacerse cargo de Moo Kyul”, “invitaciones”, “convencer a Mae Ri”… Espero que esta mujer nos dé alguna sorpresa final.

Al salir del restaurante, Wi Dae Han va a visitar a su yerno “el bueno”. Pero se encuentra con una imagen que no esperaba: Jung In, Moo Kyul y Mae Ri, juntos, en casa del primero, hablando tranquilamente…

Jung In, que no debería, se hace cargo de la situación, tranquilizando al padre descontrolado, que la emprende con Moo Kyul y Mae Ri, y echándose la culpa de toda la situación después. No es muy justo que digamos… yo a Jung In le veo como una víctima más de la situación creada por estos padres (padres y madre) egoístas.

Al enterarse de toda la verdad, incluido que su hija va de casa en casa como una pelota de ping pong (me encanta este símil), Wi Dae Han se enfada bastante.

Inciso: no seré la única que vea una mentira entre tanta verdad, ¿cierto? Eso de que Jung In sólo quería fingir casarse con Mae Ri para recibir fondos en su empresa es, como poco, una verdad a medias. Es FALSO. Y lo comprobamos cuando añade que sólo quiere que Mae Ri sea feliz, y que tenga la vida que ella misma desee.

La nota divertida dentro del dramatismo de la situación, la pondrá Moo Kyul, al decirle a Dae Han, totalmente en serio, que tanto él como Mae Ri también están hartos de tener que engañarle constantemente.

Pero éste, dado que va pillando la idea de que no puede hacer nada, y que los tres lo tienen todo muy claro, al final se marcha, no sin antes decirle a Mae Ri que se ha quedado sin padre, y por lo tanto, ahora puede hacer lo que le dé la gana.

¿Significa esto que la va a dejar en paz?

No amiguitas. Va directo a pasarle el parte a su compinche. Odio a Jung Suk. Joer, qué tío más… skdlgñsdhf.

Pero vayamos a cosas más interesantes, como son las ñoñerías posteriores de Mae Ri y Moo Kyul poco después, en casa de éste. Ainssss, cómo se aprovecha de que está malito para tomarle el pelo a la ingenua chica, y conseguir mimos extras.

Y cuánto dudaríamos de por dónde empezar a comérnoslo a él, si le tuviéramos a tiro, al verlo ponerse en modo romántico, recordando aquel día en la pista de hielo, y diciéndole lo muy feliz que le hizo que ella fuera allí aquella tarde.

Cuando me cogiste de la mano, mi frío corazón se derritió“.

¿Os dije que en aquel momento Moo Kyul era totalmente feliz? Si es que se le veía de lejos…

Luego ya pasamos del romanticismo a cosas más picaruelas (es un hombre al fin y al cabo, ainssss) cuando le pide a Mae Ri, que en Nochebuena, que es su cumpleaños, le haga un regalo especial: recoger la cortina que hay instalada en la cama.

Pillín, pillín.

De las ñoñerías y picarescas más absolutamente entrañables (yo no habría esperado a que me pidiera que quitara la cortina, la habría quemado la primera noche), pasamos a sentirnos otra vez preocupadas y totalmente dispuestas a consolar al pobre Jung In.

Su mente, aprovechando que durante el sueño las barreras están bajas, y habiendo sido removida por la misteriosa foto en la cartera de Jung Suk, comienza a escarbar en sus recuerdos y a sacarlos a flote.

En sueños, Jung In recuerda una fuerte discusión que presenció siendo niño entre sus padres, y en la que su madre pedía cuentas sobre aquella misma foto. Ella también quedó como Jung In, sin respuesta, pero me da a mí que la desconfianza que surgió entre el matrimonio a raíz de esto, provocó a la larga la separación. Y una cosa, chicas, quizás me equivoque, porque sólo son elucubraciones mías, pero me da a mí que no va a ser lo que todos (incluyendo a Jung In y a su madre) pensamos. Me da a mí que no se trata del amor que imaginamos sino de otra cosa… en fin, no queda mucho para comprobarlo.

El caso es que este recuerdo a Jung In le hace sufrir, y mucho. Y a nosotras no nos gusta nada verle así.

Póbrecito nuestro (no sé por qué, pero me funciona más la empatía con su personaje que con el de Moo Kyul, estoy sufriendo mucho por su culpaaaaaa). No hay derecho. Ni siquiera comprobar que la presentación del drama fue un éxito, o que la canción de Moo Kyul está triunfando más que la Coca-Cola, pueden hacerle sonreír, y eso que el drama es una de sus más fuertes motivaciones.

Pero va a sacar su carácter, y de qué manera.

Recibe la llamada de su padre, que le espera en casa. Dicho sea de paso, este tío (Jung Suk), que no tiene vergüenza ninguna, ya podría ir a visitar a su hijo de vez en cuando no sólo para darle órdenes o para poder ver a su prometida, sino para ver cómo está y eso, como suelen hacer los padres normales…

En fin, Jung Suk sigue totalmente a la suya, dando órdenes a su hijo sobre las invitaciones, la luna de miel, e informándole de la fecha de su propia boda (y le informa porque su presencia es imprescindible, que si no, ni eso). Aunque parezca que Jung In admite su autoridad, gritaremos como locas MACHOTEEEEE, CAMPEÓOOOOOON, cuando finalmente se rebele. Y lo hace ante la amenaza velada que realiza Jung Suk utilizando el drama… Es paradójico que la primera vez que alaba su trabajo, la lectura entre líneas signifique que todavía se lo puede echar por tierra, ¿no creéis?

Jung In le echa en cara el intento de secuestro de Moo Kyul, pidiéndole que no interfiera, y dándole un argumento poderoso: si los separa así, a él Mae Ri jamás querría volver a verle. En su cara, mientras habla con Jung Suk, y no sé si coincidiréis conmigo, al margen del desafío, veo algo más… ¿desprecio?

Y no contento con eso, le arroja a la cara la gran verdad:

Todo este tiempo siempre te obedecí en aquello que me pediste, padre, porque lo importante no era lo que yo quería sino lo que querías tú. ¿No era suficiente con perder a mamá por culpa de tu egoísmo, que ahora quieres que me suceda lo mismo a mí? No nos utilices ni a Mae Ri ni a mí más, por favor.”

BESTIAL. Se gana un guantazo, porque las personas violentas, cuando no son capaces de defenderse con las palabras, recurren a la violencia. Y contra lo que acaba de decir Jung In, pocas palabras pueden utilizarse.

El dolor físico se irá, pero Jung In está comenzando a sacar cabeza, a librarse de la dominación egoísta e injusta de su padre, y yo me alegro por ello. No todas las buenas personas pueden ser padres, ni todos los padres tienen que ser buenas personas…

Así que, niñas, gritemos todas juntas: CAMPEOOOOOOOOON, MAAAACHOTEEEEEEE.

Y no lo veáis como una exclamación de explosión brutal (que también lo es), sino como una manera de darle ánimos a este pobre, porque le van a hacer falta. Si Moo Kyul tuvo momentos de tener que darle explicaciones hasta a las farolas, ahora es el turno de Jung In, y esto le ocurre justo cuando su estado anímico no está en demasiadas buenas condiciones.

Primero es Mae Ri, que lo agobia con sus preguntas sobre las invitaciones y la boda. Vale, Mae Ri, tú eres un hacha para darte cuenta de cuándo la gente está mal. Con Jung In lo venías haciendo de lujo, no me falles ahora. No es el momento, ¿es que no lo ves?

¿No te das cuenta, alma cántara, que él también está tratando desesperadamente de evitar esa boda? Y no creas que es por él, que supongo que se casaría contigo a la de ya, sino para hacerte feliz a ti, que no me riges, te tiene atontá el maromo.

Cuando Mae Ri lo deja, entonces llega Moo Kyul. Su madre le ha contado los retazos de la conversación telefónica que ha oído, y él ha llegado a sus propias conclusiones sobre quién fue el autor del secuestro, así que se presenta bastante guerrero (es Ares, pardiez)  para comprobar si está en lo cierto.

Jung In no se lo niega, y le cuenta cómo lo ha comprobado con su padre. Este chico es sincero y leal como nadie, y sería un perfecto amigo para Moo Kyul si no les separara su común interés por la fémina. Pero éste no puede entender cómo es que lo reconoce sin más, puesto que no conoce su situación personal, así que se muestra implacable y desafiante. Y tampoco es tonto. Le extraña que Jung Suk ponga tanto empeño en forzar esa boda a toda costa. Jung In le pide que triunfe para demostrar que es merecedor de la chica y terminar con el problema, pero Moo Kyul tampoco entiende su sinceridad en ese momento, y sigue con su desafío: “dile a tu padre de mi parte, que vamos a ver quién es el que puede hacer más feliz a Mae Ri, y vamos a ver quién tiene que llorar al final“.

Noto el cambio de guionista… pedazo de frases nos está regalando el guión últimamente…

A Jung In lo veo algo desganado al pobre, sin muchas ganas de responder o de seguir discutiendo. Está totalmente hecho polvo por todo en general. A Moo Kyul… viendo esta escena en movimiento, y su primer plano antes de marcharse, he deseado profundamente verle de nuevo en un papel de malo malote, pero esta vez no en peli, sino en drama, versión superextendida. (¿Qué has hecho conmigo, OPPAZO?).

Pero parece que Moo Kyul sí está triunfando. Publicidad, actuaciones, entrevistas en radio, programas de televisión, fanas estalqueando… incluso hay quien cree que se parece a Terry, el campeón (aunque cobardica al final) de Candy Candy… y también hay demasiada gente convencida de que, aunque él lo niegue, esa novia de la que habla, y a la que llama Merry Christmas, no es otra que Seo Joon (sus ganasssss).

Mae Ri sobrelleva esto como puede, no con la misma firmeza con la que se niega a casarse con Jung In, por mucho que su padre insista. La torpeza de éste, al decirle que Jung Suk utilizará la fuerza si es necesario, como hizo con “ese gamberro” hace que la chica relacione rápidamente sus palabras con el secuestro de Moo Kyul.

Cuando llega a la empresa, dispuesta a investigar, encuentra a su novio y a Jung In discutiendo sobre la agenda del artista. Moo Kyul no quiere hacer un reportaje fotográfico con Seo Joon, y mucho menos si la temática es presentarlos como si fueran una pareja, aunque sea en ficción. La insistencia de Jung In lo saca de sus casillas: “¡Qué! ¿Me vas a llevar a la fuerza como hizo tu padre?” Estas palabras son escuchadas por Mae Ri, que sale dispuesta a enfrentar a Jung Suk de una vez por todas.

Pero esta vez no da con el ahjusshi amable y comprensivo, sino con una cosa que cree tener la vida de todos en sus manos, y ser el único con potestad de decidir lo mejor para ellos. Da igual que Mae Ri le diga que es feliz con Moo Kyul, que le cuente la verdad de cómo le han mentido ella y Jung In sólo para proteger las inversiones en el drama, da igual que ella le asegure que no se casará con su hijo. Jung Suk es implacable, y le da a entender que hará lo que haga falta para protegerla de sí misma.

Esa misma noche, Mae Ri no podrá evitar dar cabezadas mientras espera a que llegue Moo Kyul, que finalmente, y con mucha desgana, ha ido a hacer el dichoso reportaje fotográfico con Seo Joon. Una de las veces que despierta entre sueñecito y sueñecito, ahí le tiene, sonriente y muy cerquita. Ainsss, tremenda visión para despertar una…

Moo Kyul tenía que pasar por allí, aunque fuera sólo para verla un segundo, antes de asistir a su siguiente compromiso. Además, estaba preocupado por saber cómo había ido la conversación entre ella y el Ahjusshi obsesivo. Por lo menos se lleva la alegría de saber que, una vez que Mae Ri ha confesado toda la verdad, ya no necesita volver al apartamento de Jung In.

Así que, se dedican a planear qué harán el día del cumpleaños de Moo Kyul, en Nochebuena. Él tiene un concierto, pero después de éste, podrán tener una celebración especial.

Y después de esto MUERO DE PENA Y DE NOSTALGIA. No lo soporto, y les pido a los editores de esta serie que eviten de ahora en adelante poner imágenes de los edificios de la KBS, y del maldito hall en el que, en la misma pantalla que la mánager Bang mira, y sentada en los mismos sillones donde están esas niñas delante suya, vi el estreno del primer capi de este drama.

Es que no pongo ni foto, me resulta INSOPORTABLEEEEEEE. POR FAVOR, PIEDAD.

*Suspiros incontenibles. Volveré a por los cinco días (no serán tan pocos, claro) que me faltaron para hacer lo que quería…*

PERO PIEDAD NO TUVIERON. ¿TENÍAN QUE SACAR TAMBIÉN LA PUERTA Y ESAS ESCALERAS?

*el corazón totalmente partido. Debo curármelo, y debo curármelo allí… es cuestión de tiempo, antes de un suspiro vuelvo al sitio, lo tengo tooodo planeado…*

Pero sigamos *suspira y se recompone*. Moo Kyul está trabajando como loco, porque quiere recuperar pronto el anillo de compromiso que su madre empeñó, para terminar de cortar cualquier lazo entre Mae Ri y Jung In. Por eso, porque ahora se ha vuelto práctico, más que nada porque tiene un objetivo y una meta, no tiene demasiadas ganas de hablar cuando la mánager Bang lo acosa para que firme un contrato de representación con ella. El rechazo es evidente.

Jung In, por su parte, se acaba de dar cuenta de que Mae Ri no ha vuelto…

Llega Nochebuena, junto con el cumpleaños de Moo Kyul, y Mae Ri está decorando la casa para esa ocasión especial. Espumillones, árbol de Navidad, calcetines para los regalos, luces, la comida, el pastel de cumpleaños, recoger la cortina… nada falta (¿¿muerdago?? nop, Mae Ri es una chica inocente, no es como yo, pardiez, no creo siquiera que las dos entendamos igual eso de “recoger la cortina”…)

Ella está esperando noticias de Moo Kyul, pero quien la llama es Jung In, el cual, en un último intento por recuperarla, finge que no se ha dado cuenta de que su marcha es definitiva, y le pregunta cuándo piensa volver esa noche. Está desesperado y yo ODIO que sufra tanto, en serio. Cuando ella le dice la verdad, que no va a volver, y que ya le ha dicho la verdad a Jung Suk, se nos hunde, por mucho que ya lo supiera. Insiste, pone pegas sobre la premura, le habla de la vigencia del contrato de 100 días, finge calma y utiliza todo lo que tiene a mano para hacerla volver… pero es inútil. Mae Ri se niega.

No podemos culpar a la chica por buscar su felicidad, y mucho menos cuando ha sido sincera y muy clara con él desde el principio a éste respecto, pero nos lo deja totalmente hecho una piltrafa, asolado por la pena en el cuarto que ella utilizaba, y rodeado por sus recuerdos.

No pasa demasiado tiempo antes de que Jung In vuelva a llamar. Sólo quiere hablar con ella una vez más. Mae Ri pretexta la fiesta de cumpleaños de Moo Kyul, pero Jung In conoce bien su agenda, y sabe que tienen tiempo antes de que él llegue… Mae Ri se vuelve a negar. Le cuelga… se siente culpable… llama a Moo Kyul y no le localiza…

Éste, cuando sale del concierto, que para más inri era en el quinto pino, llama a Jung In para abroncarlo (oootra vez Jung In vapuleado, pardiez) por planearle un concierto tan lejano. Allí está Jung In, piltrafilla total, en la misma mesa donde solía desayunar con Mae Ri, rodeado de dulces de Navidad, con la mirada fija en la silla que ella solía ocupar. Los recuerdos le atenazan el corazón.

Es noche avanzada cuando Mae Ri consigue hablar con Moo Kyul. Pretextando un atasco, éste la engaña diciéndole que llegará mucho más tarde, y pidiéndole que no lo espere. Algo está tramando, ¿cuál será la sorpresa que quiera darle?

Pues que finalmente ha conseguido reunir el dinero suficiente para desempeñar el anillo. Ya son libres.

Ella está triste, van a perderse su noche especial, y Jung In insiste de nuevo, esta vez con un mensaje: “todavía no ha acabado el plazo de los 100 días, voy a esperarte hasta que vengas y pueda decirte lo que te tengo que decir”.

Así que, al final Mae Ri se ablanda, no tiene otra cosa mejor que hacer, y ella, que es tan diplomática y le gusta aclarar de palabra y personalmente las cosas, aparece por casa de Jung In, cuando éste ni siquiera la esperaba ya, por mucho que deseara que viniera. El pobre flipa.

Y allí están los dos, sentados juntos como tantas otras veces. Mae Ri permanece callada, dispuesta a escuchar, pero visiblemente incómoda. ¿Será que imagina lo que él va a decirle?

Jung In tampoco sabe como empezar, así que se va por los cerros de Úbeda, parloteando sobre los pasteles que tiene delante, y sobre cuánto le gusta comerlos en Navidad.

Inciso: ¿Dónde está el padre de este chico en Nochebuena, por mucho que estén enfadados? ¿Será esta la primera vez que no la pasan juntos? ¿Por qué creo que la respuesta a la pregunta anterior es NO?

Mae Ri le dice que le entiende, y le habla sobre cómo ella también se consolaba con los dulces cuando su padre no estaba con ella en Navidad…

Mae Ri, ¡espabila! Taaaaan inocente no puedes ser, y a no ser que estés haciéndote la loca, deberías saber lo que está pasando. Todo en Jung In es obvio: su manera de mirarte, su expresión corporal, su cara, sus gestos, la manera en que le tiembla la voz, su sentimiento de soledad…

Es agradable pasar la Navidad con alguien. Es cálido” (¿pero será cierto que también las has pasado siempre solo?)

Pero la respuesta de ella sí que es totalmente inesperada:

Tengo algo que decirte. Por favor, divórciate de mí. Creo que así todo terminará. Me voy“.

¿Por qué llora Mae Ri? ¿Es que es consciente del daño que le está haciendo (sin querer, que conste, insisto en que ella siempre fue muy clara con él)?

Nuestro muchacho está totalmente KO.

Mae Ri se levanta y comienza a andar hasta la puerta.

Y entonces Jung In sufre otra de sus escasas pérdidas de control. La desesperación y el dolor profundo que siente ante la posibilidad de perderla actúan por él.

Se levanta, corre hacia ella, la detiene abrazándola… y llora mientras le suplica que se quede así sólo unos instantes.

Y así están, nenas, cuando el cruel destino viene a torcerlo todo.

Moo Kyul, al salir de la tienda de empeño, no ha corrido al encuentro de Mae Ri, que se suponía que debía estar esperándolo. Nop. Ha ido directamente a devolverle el anillo a Jung In, para que no sea ella la que tenga que hacerlo.

Y como viene siendo normal en este drama, cuando llega, la puerta está abierta, puede entrar libremente, acceder al interior de la vivienda y encontrarse de frente esta estampa, que era lo último que esperaba: su novia, que debería estar en casa durmiendo, está allí, dejándose abrazar por Jung In. Y los dos están llorando…

Vaya cuadro, nenas.

Vaya cara se le queda a Moo Kyul. Renocimiento, sorpresa, dolor, decepción… ni siquiera se enfada. Lo que siente debe estar muy por encima del enfado. Con su cara descompuesta termina el capítulo. Recordemos que él es una persona celosa (como cualquiera lo sería en su situación, aunque un poquito más pasional en la manera de demostrarlo). El ATACAZO de celos que puede tener si Jung In y Mae Ri no se explican bien, puede ser considerable.

Veremos qué ocurre entre estos tres personajes… tengo malas vibraciones. Aquí no hay ira ni rabia, como es costumbre, aquí hay decepción de las grandes, y eso es más grave.

Listado de capítulos: Mary Stayed Out All Night.

Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Doramas coreanos, Dramas, Jang Keun Suk, Marry me, Mary, Mary stayed out all night, Programas de TV, revisión de dramas, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Mary stayed out all night, capítulo 14.

  1. VAINILLA dijo:

    OMG!! Amo y super amo tu narración y descripción de los capitulos, que se compara mucho a verlo. Y es que ya se me ha vuelto complemento.

    Aún no me veo el 14, pero dios como lo espero y me muero, porque sufro porque ya solo falten 3. Me niego a que terminé, me produce un dolor tal que creo que por eso no quiero verlo aún.

    Amoo a Sukki oppa, no hay nadie a mi percepción tan talentoso como lo es él. Y en el papel de Moo Kyul, verlo así de nuevo como el “lider” cuando él deberia ser un verdadero lider en la vida real, no me queda más que nombrarlo como el “lider de las sombras”, amo su voz, sus gestos, cada detalle extra cuidado o espontaneo que tiene en el drama, lo amo y aunque siempre le tocan madres malditas (YAB) quizás ese hecho de verlo renovado cuando estaba tan dañado, es precisamente lo que me atrapa en este drama.

    Pero que pasa con Jun in? al principio para mi no era más que un robot. Pero conforme cambio y comenzo a mostrar signos de humanidad, me ha vuelto totalmente a su favor. Y realmente estoy SUFRIENDO y mucho por él. Que alguien se compadezca y le encuentren una pareja tipo Joon Gu de PK.

    Que el cambio de guinonista ha sido oportuno, pero malo porque lo han hecho cuando más atrapada me encuentro y justo al final. ¿No podrán alargarlo? Aunque sé que son 16 capis, maldigo y guardo la esperanza de que quizás se compadezcan de nosotras y hagan especiales, aunque sean minis como los de Playfull kiss.

    ¿Ya te dije que amo tus espoilers? Y realmente creeme que te comentaria un testamento, pero voy de salida.

    Gracias, ahora estaré más en paz, que traía el pendiente de que talvez le dañarán la manita a Moo Kyul.

    XOXO

  2. aryamkari dijo:

    Hola vainilla ^^ estoy en las mismas q

  3. Nuna dijo:

    Bueno, eso de captar escenas y sentimientos… y sólo reflejo lo que pienso cuando me emociona una palabra y una imagen, y supongo que a todas nos ocurre con las mismas, así que sólo es cuestión de contarlos tal cual como los ves.

    Y a la hora de transmitir, estos tres actores son FANTÁSTICOS. Al margen de ratings, de audiencias, de mejores o peores guiones, la calidad que tienen, la forma en que nos mueven el corazón y nos meten en la historia con sus personajes, haciéndonos empatizar con ellos, es el tesoro de este drama.

    Ainsssssss. Y en este momento, mientras se escribo esto, sé que el drama está tocando a su fin…

  4. Sol dijo:

    Apoyo a la twina “Vanilla”, en verdad que este drama esta buenisimo, los actores fenomenales y la historia oro puro. Que triste que le quedan escasos capítulos y que nos dejen con otro hueco mas en el corazon cuando cada semana ya no tengamos que ver otro capitulo más.
    Sukki doryeonim cada vez mas me deleita con su trabajo, de verdad que me ha movido de pies a cabeza, ni qué decir de Jung In, ay Dios! por que no me metes al guion y me emparejas con el? xD **sol delirando*

    Por otra parte, adoro tus entradas Nuna, adoro como las redactas, nos metes de una manera amenisima, aprovecho para decir que muero por la parte 6 del viaje.

    Abrazos y feliz año nuevo!!!

  5. may dijo:

    ayyy chicas en serio pense que era un drama de 20 capitulos!!!!
    con razon todo ya se estaba cerrando!, acabo de terminar de ver este
    capi y SUFROOOO con el “Director” me muero de la tristezaaaa no se
    merece kedarse solito y rogandole la compañia a Mary en Navidad!, ke
    tristeza de verdad….
    Me esta dando la depre de cuando se termina un Drama que me gusto un monton!, siento lo mismo que cuando acabo PlayFulKiss XD…… Este Drama fue muy bueno, los actores ke decir como dices Nuna nos atraparon con sus personaje y por eso sentimos, lloramos y pataleamos con ellos…..ayyy solo nos keda disdrutar con estos ultimos dos capis y comentarlos al final

    Besos

    • Nuna dijo:

      Nooooooooooooo, es de 16, ya he visto el final (y mi imaginación le ha puesto los subs que no llevaba) Tengo una pena por no tener la dósis semanal de Mary (osea, de Ares) que ni te cuentooooo!!!!

  6. may dijo:

    ya vi el cap. 15 y el final 16,
    pero y ahora??
    estoy triste!, este Ares nos hace adicta a seguir viendolo!,
    por Dios. snirff. snirff
    Nuna cual sera el siguiente proyecto de narracion??
    tienen alguno pensado, acaso sera Dream High o my Princess? o who?
    sufrooooo ^_^

  7. angelic86 dijo:

    La verdad no he visto los capitulos pero me he estado leyendo las revisiones y los spoilers que encuentro por ahi… de hecho me lei un resumen que encontre del epi final…. ya me voy a poner a verlos en orden.. estaba esperando que terminará xk me comen las ancias y me desespero….
    pobrecito de Jung In la vdd es que se gano todo mi cariño.. fue muy lindo nunca actuo de mala leche.. y se sacrifico x decirlo asi por la mujer que ama….. malditos amores no correspondidos que nos hacen llorar lagrimas de sangre……

    cierto cual es el siguiente dorama para el que haras revisiones Nuna? ……
    dios kiero más tiempo que hay varios dramas que kiero ver….. incluido uno que kreo es de taiwan o china no se pero es con mi siwon jeje y la ariel (no me gusta esa actriz no se xk pero nunca me ha caido), la cosa es que es la historia de skip beat… y verán a mi me encanta skip beat… sigo el manga, vi el anime y x supuesto no me puedo perder este drama
    tmb quiero ver Dream High, se ve interesante… además creo (y digo creo xk no estoy nada segura) que en ese va a participar mi queridisimo kim hyun joong…… lo kiero ver….
    My princes tmb se ve interesante… a ver que tal
    y quiero ver Sunshine Angel… xk el prota es Wu Chun… y a mi Wu Chun me gusta mucho

  8. Yazz dijo:

    Me han gustado mucho estos capítulos no se si será porque esta apunto de terminar o por el cambio de guionista. Me muero por saber que pasa… espero que no se ponga celoso ¬¬

  9. Ariane dijo:

    Uh… la verdad es que en estos últimos episodios, Jung In nos está matando a todas… supongo que antes de dar por sentado el final del dorama, quieren que hasta nosotras dudemos de con quién debe quedarse Maeri. Aunque no creo que funcione, jeje. Me da mucha penita el Presidente, cuando lo vi sentado esperándola, con la chaquetita con los renos… casi se me rompe el corazón. Pobrecito.
    En cambio Moo Kyul es tan dulce y amoroso… Tan apachurrable…
    Maeri ha debido de salvar a una nación entera en otra vida, aigo…

  10. anais dijo:

    awwwww de verdad la trizteza m va a matar cuando se termine est drama m enamore lo amooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo perdidament a mi oopa jang geun suk dios solo m faltan 2 capis est drama es demasiado ellos tieenen una kimik fenomenal ojala estuvieran juntos en la vida real ………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.