Bad Guy 4, o cómo hacer que la mujer a la que has mentido como un cosaco, se enamore de ti hasta las trancas.

Flipante, flipante.

Este tío es flipante.

El capítulo 4 empieza con una reunión de lo más interesante.

Dos mujeres, y el hombre que las tiene locas. Lo cual no sería tan tan interesante, si una de ellas no viviera en la inopia, pensando que es el hermano de la otra… La pobre Moon Jae In está tan metida en su papel de cuñadita, que hasta ve parecido físico entre el Bad Guy y Mo Ne. “¿Nos parecemos?”, pregunta Gun Wook, disfrutando claramente el momento, y sabiendo que está a punto de salir a flote la verdad.

El malentendido dura bien poco, y ante la repentina confesión de amor de Hong Mo Ne, el personaje que interpreta Han Ga In se queda con cara de plato total… ¿pero no era su hermano?

Jejejee, no, guapa. La niña te había engañado. Es su oppa… pero no su oppa-hermano, sino su oppa-machote.

Con la boca abierta se queda la pobre. Y lo mejor de todo, es que Shim Gun Wook (Kim Nam Gil) no niega haberle mentido, es más, parece que considera extremadamente divertida la situación. ¿Se está riendo? Parece que sí, aunque, si nos fijamos bien, no le gusta que Jae In se haya enfadado con él. Le gusta tan poco, que cuando ella abandona el lugar bastante airada, no puede evitar salir detrás… dejando a Mo Ne a dos velas, por cierto.

Y entonces viene la persecución por el edificio. Él haciéndole daño a ella, cuando le dice lo bien que sabía que había provocado su primer encuentro a propósito… pero en este caso ella no se queda atrás, y le confiesa que lo había hecho todo única y exclusivamente para conseguir al hijo pequeño del dueño del Grupo Haeshin. Y aunque a nadie le gustaría que le dijeran eso, Gun Wook ya lo sabía, así que permanece manteniendo la compostura, hasta que ella le da el golpe de gracia, confesando que por un instante, él le había gustado.

Pero como un Bad Guy será siempre un Bad Guy, se recompone estupendamente, finge indiferencia, y le dice que sólo pretendía darle un escarmiento para que no volviera a comportarse así de nuevo. Jejjeeje, lo hizo por tu propio bien, Jae In, no sé por qué te enfadas tanto… madre mía, qué manera de darle la vuelta a las cosas tiene este hombre.

Pero no es tan dueño de la situación como parece, esta vez se ha implicado y bastante. Lo podemos ver más tarde, cuando en una divertidísima conversación con sus amigos en el gimnasio, les habla de la misteriosa mujer que limpió la casa. Su sonrisa y su forma de describir a Jae In, le delatan.

Pues es caro de ver sonriendo, pero también está guapísimo…

Mientras, en la casa Hong, la madre y la hermana mayor, que se tira todo el capítulo replanteándose su vida (por el efecto Bad Guy, por supuesto), se preguntan si el verdadero Tae Sung estará bien allí en Japón, puesto que desde que se fue no habían sabido nada de él. Esto lleva a Hong Tae Ra a acordarse del otro niño, del Tae Sung falso… se pregunta si a él también le ha ido bien… lo cual nos deja dudando si en realidad Tae Ra sabe que ese mismo niño es Gun Wook. Yo todavía no lo tengo claro, si alguna de vosotras lo sabe, ¡¡¿a qué espera para comentar?!!

Bueno pues, seguimos. En un nuevo encuentro con Moon Won In, la hermana de Jae In, Gun Wook y la pequeña nos demuestran el feeling fraternal que se gastan. Me encanta cuando están juntos. Su relación intuyo que va a mejorar y a afianzarse a lo largo de la serie, y las escenas que comparten son frescas, llenas de luz. Además, siempre que esta niña interviene, da un punto de visión distinto y optimista de las cosas. Por el momento, no es un personaje que intervenga demasiado en todo el peso de la historia, pero es un personaje muy fresco, con intervenciones cruciales, que nos libera de la sensación dramática que nos da el resto.

Volviendo a la historia, Shim Gun Wook no puede evitar acercarse a la Galería Didin, ya sea por la relación que este lugar tiene con la familia Hong, o porque sabe que Moon Jae In trabaja allí. Es fantástico el encontronazo que tiene con la matriarca del clan, la señora Shin. Parece que de alguna manera inconsciente ella sepa quién es la persona que tiene delante, y sus sentidos reaccionan dando la alarma y haciendo que sienta un inmediato desagrado.

Pero la proximidad a los Hong que Gun Wook deseaba, la consigue cuando el Presidente, intrigado por conocer a la persona a quien su hija pequeña ama, decide llamar a Gun Wook.

La cara del Bad Guy refleja una mezcla de resentimiento, satisfacción, dolor, melancolía y admiración también, por el hombre que un día creyó su padre. Ambos tienen una reunión en la que el Presidente Hong calibra a Gun Wook y le da su visto bueno, aunque todavía quiere probar sus capacidades, y ver si detrás de su excelente currículum hay una persona capaz, por lo que decide darle un puesto de trabajo en la empresa.

Por cuestiones de la galería, Moon Jae In también se encuentra por allí, y resulta que con quien tiene que tratar los asuntos de trabajo es precisamente con su ex-novio, el hombre que casó con otra persona por conveniencia dejándola tirada. El muy sinvergüenza aprovecha la ocasión para volver a insinuársele… y en eso está cuando aparece Shim Gun Wook, con toda la chulería del mundo, para rescatarla de esa situación, fingiendo que es su novio. Oír al Bad Guy diciendo lo de “uri Jae In” no tiene precio.

Pero esta serie nos acostumbra a reacciones inesperadas. Moon Jae In, en lugar de seguirle la corriente, le dice que no acepta la ayuda de alguien como él para que se haga pasar por su novio, y ella solita le pone las pilas al ex… pero resulta finalmente humillada. Durante todo ese rato, Gun Wook no se aparta de ella ni por un segundo.

Cuando Moon Jae In se dirige hacia su coche, Gun Wook se las ingenia para meterse en el asiento del piloto y quitarle las llaves del vehículo. Ella se niega a entrar y se esfuerza por echarlo, así que él no tiene más remedio que obligarla…

Nenas, esa forma chulesca, ruda, algo cavernícola, e incluso rabiosa, que tiene de meterla en el coche… qué queréis que os diga… casi me da un pasmo. Me gustan los hombres así, esos que lo tienen claro y que van directos al lío. Sin tonterías, sin mieditos. Ufff, madre con el Bad Guy…

Pues para que veáis lo efectivo que es el chico, con paseito junto al mar, con las ventanillas bajadas para que le dé el aire, un poco de música y esa pedazo de sonrisa, se mete a la chica en el bolsillo. Todo ello rematando la jugada con un paseo por una playa solitaria al anochecer, donde pueda decirle palabras melosas y terminar la faena. Bad Guy, he de reconocer que tú sí que sabes…

Primero la ayudará a liberar sus tensiones con el viejo truco de los grititos. Después la llevará a cenar: comida y soju… buen plan, muchacho. A cualquiera de las lobas la tendrías ya ganada con la posibilidad de volver a degustar esas maravillosas obras de arte de la cocina coreana… y el soju… con o sin Frenadol, pero contigo, machote, campeón, que estás para escamocharte sin parar hasta el Juicio Final…

…me entusiasmé, ¿verdad?

Pues en una conversación alcohólica-llorico-emotiva, ella le cuenta sus penas, despotrica sobre su novio, y le deja claro que, del mal concepto que tiene de los hombres, él es el último que se salva, y que no lo volverá a ver… pero en ese momento, él le devuelve la cara pluma que ella perdió, recordándole su verdadero primer encuentro: un rodaje en la isla de Jeju, en el que ella irrumpe sin darse cuenta, y donde él interpreta a un malote que intenta secuestrarla, agarrándola y estrujándola… la parte final, con ella durmiendo la mona en el coche y él mirándola con ojos muy muy malos, es sobrecogedora.

Pues recapitulando. Los dos se van a Japón. Él, a trabajar codo a codo con Tae Sung y a intentar encaminarlo. Si vuelve con éxito, Mo Ne podrá verse con él libremente. Por su parte, Moon Jae In, irá a conseguir una máscara de vídeo para la matriarca Hong. Y es cuando Gun Wook está preparando sus cosas, cuando el drama nos revela algo que nos deja algo inquietas: la fallecida novia de Tae Sung estaba discutiendo con el Bad Guy la noche del suicidio. Ella le llama Tae Sung, y él la llama “hermana”. Flipando me hallo porque no paro de hacerme cábalas en cuanto a esto. Por ahora, simplemente sabemos que el móvil de la chica, el cual anda buscando la policía como loca, lo tiene Gun Wook. Pero debe ser que, o en realidad es su hermana (¿¿adoptiva??) o le tenía cariño especial, porque es el único que vela su tumba.

Ya en Japón (y Moon Jae In también, triángulo servido), comienza a buscara  Tae Sung (Kim Jae Wook), quien se dedica a meterse en peleas y problemas, dándose por entero a la mala vida. Hasta que acaba en la cárcel al ser detenido en una redada, poseyendo sustancias extrañas (ahí el Bad Guy ya va teniendo algo que ver), que luego resultan ser vitaminas.

Con Tae Sung corriendo por la calle tras el proveedor, para meterle la bronca por haberle estafado, y Jae In buscando al profesor que debe proporcionarnos la máscara de vidrio, ocurre en la realidad lo que Jae In fingió en el caso de Gun Wook, que Tae Sung tropieza con ella en un paso de peatones, rompiéndole el bolso, y haciendo que pierda la invitación a una fiesta donde se supone que acudirá el artista. Pero ¿quién recoge la invitación del suelo?

Lo intuyo, lo intuyo, pero no puede ser… a no ser que tenga clones, que les haya puesto cámaras y micros por todas partes… o que sea omnipresente y tenga los dones de la obicuidad e invisibilidad.

El final del capítulo es algo estresante para las que adoramos con reverencia a Gun Wook. La policía detiene a un muchacho que merodeaba por la escena del crímen. Éste les habla de Tae Sung… pero no del Tae Sung que ellos suponen, sino de otro, del que estuvo en el orfanato con la fallecida… del que fue adoptado y luego abandonado por la familia Hong… ¿Lo ves, inspector? Sí había dos Tae Sung.

Por otro lado, y para rematar el capítulo, en la fiesta, que tiene lugar en un barco, Jae In sin saberlo, llama la atención de Hong Tae Sung, que se encuentra presente.

¿Acaso fue él quien recogió la invitación?

Cuando ella se va, harta de su prepotencia (ayss, el Bad Guy se lo monta mucho mejor), una persona cae al agua, y Tae Sung salta para intentar salvarla. Pero dentro del agua se encuentra con una desagradable sorpresa… un buzo intenta ahogarlo… ¿es quizás Gun Wook?

Voy a verme el quinto como las balas, chicas.

Listado de capítulos: Bad Guy.
Esta entrada fue publicada en Actores y Actrices, Bad guy, Dramas, Han Ga In, Kim Nam Gil, revisión de dramas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Bad Guy 4, o cómo hacer que la mujer a la que has mentido como un cosaco, se enamore de ti hasta las trancas.

  1. Nami dijo:

    Ummmm veo que esta vez te has contenido con las capturas!! jejejejejejejejeje…
    Interesante revisión…
    Ya sabes Nuna, pa lo que quieras!!
    He dicho!!

  2. sinai dijo:

    hi hola, te escribo de mexico, estan buenos los comentarios del capitulo (no dejes de hacerlos), es muy divertida la manera en que lo haces, ami tambien me gusta mucho este dorama, adios.

  3. nanahachi dijo:

    Deseando ver el 5!!!! Yo tb estoy a dos velas con lo de la “hermana”??? Me reconcome saber que hay ahi detras! Las escenas con Jae In me encantan….. Dios! Es que el me trae toda loca! Pero que guapo, empotrable, escamochable que esta cuando va a ver al Presidente…… LA MADRE QUE LO PARIO! Y coincido tb, cuando esta con la hermana, es una gustazo ver el rollito que se traen…. No se que mas decir, me voy a ver el 5!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .